God’s Toys Capitulo 6 Los dioses por primera vez todos juntos.

Cap 6 Los dioses por primera vez todos juntos.

-¿Tan agotado estaba? Realmente me cuesta creerlo pero en fin, no hay mucho de hacer… este es uno de esos sueños vívidos ¿No? Aun cansado prefiero soñar cosas extrañas.-

El alrededor era blanquecino al igual que la primera vez que llegue a este mundo, con la excepción de que no estaba esa extraña puerta decorada con joyas y metales preciosos.

-¿Llegaste? Eso es bueno…-

Al mirar tras de mi tres personas estaban de pie, solo a uno reconocí, el dios tartamudo.

-E-estabas p-pensando algo gro-grosero ¿N-no es así?-

-No estaba pensando en nada… y bien ¿Quiénes son? Conozco a aquel pero no a ustedes.-

-Permíteme presentarnos, aunque no tenemos nombres para hacerlo, así que puedes llamarnos como quieras, en fin, el que tartamudea es el dios de la casualidad, esta chica hermosa de aquí es la diosa del amor y yo soy el dios de las guerras.-

-N-no me gusta qu-que me digan ta… ta ta… tarta… –

-Ya es suficiente, lo entendí.-

-¿Es así? Bien supongo que eres un Administrador, de otra forma no estarías aquí.-

Expreso el musculoso hombre con mala cara mientras sonreía pícaramente, su estatura era cerca de los 190 a 200 cm y su cuerpo se parecía a cierto actor que al que le gustaba dispararle flechas explosivas a los helicópteros, claro sospecho que en su caso no hay “Medicinas extrañas” ya que es algo así como un Dios.

-¿Qué es exactamente un administrador?-

-Quien sabe…- respondió la linda señorita.

Su estatura ronda los 160 o 165 cm de altura, su cuerpo delgado y escultural desprende una sensualidad abismal, grandes pechos cuelgan de un ligero vestido, que si tuviera un poco más de delgadez seria transparente.

Su piel bronceada cual chica del trópico y sus largas pestañas sobre un par de ojos color plata y cabello negro la hacían resaltar como un pulgar dolido.

-Entonces estoy aquí y ni siquiera ustedes saben porque.-

-M-más  o… o- o menos…-

-¿Por qué estoy aquí?-

-Te dijimos que no sabemos…-

-Me refiero a “Aquí y ahora” este lugar… ¿Porque estoy en este lugar?-

-Oh como eres el nuevo administrador debes saber algunas cosas, de otra forma no podrías hacer lo que sea que tengas que hacer en este mundo. Pero no tenemos idea de cómo entraste aquí, nadie te trajo o invito realmente, aunque dado el caso puede ser provechoso.-

-¿Es así? Supongo que no importa en realidad ¿Qué clase de cosas debo saber?-

-Bien, es posible que estallen algunas guerras de aquí a unos meses no sé exactamente cuánto tiempo, pero lo seguro es que tres países hagan su movimiento y los otros dos que se mantienen al margen también se unirán en lo que se llama guerra mundial, no sé si estas familiarizado con tal tipo de actividad pero creo que sería la primera de gran tamaño de este mundo.

Aunque los países pequeños tal vez no participen, siempre estarán aquellos que busquen sacar provecho de estas situaciones.-

-Entiendo, aun así no sé qué debo hacer en esta tierra y para sumar, este planeta es 20 veces más grande que el mío. No puedo cubrir toda esa distancia… y tampoco me apetece hacer algo al respecto.-

-Lo sabemos, nadie aquí espera que hagas algo irrazonable.-

-Podría morir si lo hiciera ¿Sabes?-

Cuando dije eso los tres comenzaron a reír a carcajadas mientras me miraban, paraban de reír y comenzaban de nuevo.

-¿Qué es tan gracioso?-

-Eres muy bromista, como si eso fuera posible… hahaha… haha… Ufff  no recuerdo cuando reí tanto por última vez.- respondió el dios de la guerra.

-Dejando eso de lado… ¿No eres muy lindo? Te gustaría divertirte un poco…-

-No gracias, no me gustan las diosas que se entregan tan fácilmente, si fueras algo más reservada en lugar de una zorra, tal vez lo pensaría de otra manera.-

-Zorra eh… no estoy segura de que significa, pero por como lo dijiste suena a un insulto.-

-Más o menos…-

-¿Es una expresión de tu mundo?-

-Sí, supongo que no hay zorros y zorras en este mundo, pero son conocidos como una especie animal en el mío.-

-No existe tal ser vivo aquí.-

-C-como se-sea… el tiem- tiempo se terminó… de- debes irte ahora.-

-¿Cómo hago eso…? Huh… no respondan, ya lo he ent…-

Antes de poder terminar la frase volví a desvanecerme ¿Esta maldita cosa sucederá cada vez que me obliguen a verlos? Es una molestia más grande de lo que imagine. No, el tipo grande dijo que no fueron ellos… ¿Entonces quién? ¡Demonios! Solo me dan más incógnitas.

Pero aun así… guerra eh y no un simple conflicto. Una guerra que haga a todas las partes participar. ¿Cuántas vidas se perderán en ello? Nunca he quitado una vida pero estoy seguro de que no será tan fácil, estoy seguro que este mundo no conoces el terror de una guerra a gran escala.

Si lo pienso científicamente solo somos carne, sangre y muchas porquerías juntas… pero como seres vivos… tenemos familia, amigos, recuerdos y valores… realmente borrar todo eso del mundo. Quitar todo eso a una persona, es duro y una guerra se llevara consigo cientos de miles de esas cualidades únicas.

Sin importar que tan malvada sea la persona o que tanto quiera asesinarte, una vida es algo más que nada… si necesito tomarla no podré evitarlo en su momento, pero no quiero tomar una vida que no deba ser tomada… ¿Por qué es así? Porque no me siento tan reacio a tomar una vida…

¿Soy alguien frio?

Realmente no sé si quiero responder esa pregunta.

¿Me asusta?

No es particularmente miedo… es difícil de describir, solo siento que no sería difícil tomar una vida. Pero me parece más difícil salvar una.

Entonces así lo hare… Salvare lo que pueda ser salvado y aniquilare tanto como sea necesario.

Como juzgar uno y otro lo veré cuando llegue el momento, no sirve de nada planear algo que no sé cómo va a suceder ni conozco la forma en la que sucederá.

Solo espero poder hacer lo que deba hacer y sin dudarlo.

———————————-

Abrí los ojos solo para encontrar el alba mostrando sus rayos solares a través de algunos tablones flojos.

A mi alrededor varios todavía seguían durmiendo, seguramente son los que tuvieron guardia anoche y los que terminaron su guardia ahora.

Me levante y fui a lo que llaman “Cocina” aunque la mayoría de este lugar está lleno con galletas y pescado no hay mucho más para comer, este lugar es lo que menos se parece a una cocina real pero no hay muchas opciones en realidad. Después de todo es esa época en el mundo.

Siento que si tuviera mi embarcación podría comer más sabroso.

Ah un congelador… podría poner carne, pollo y verduras, condimentos y otras cosas… sería realmente un sueño…

Por ahora solo debo limitarme a terminar esta prueba.

El caldo de pescado venía con algunas galletas para combinar, el único sabor era a pescado mal cocinado y sal… la galleta, también era salada.

Solo dan ganas de beber agua en grandes cantidades, pero mantener la sal del cuerpo es realmente importante.

Como fuere cuando Salí a la cubierta los tripulantes estaban en su mayoría relajados, algunos inspeccionaban las sogas y los nudos para cerciorarse de que no se fueran a soltar o romper, otros solo deambulaban por aquí y allá disfrutando la brisa marina.

A nuestro lado venia la Carraca “Sea Goblin” y varios de sus tripulantes podían verse con facilidad, la distancia no es mucha realmente, tal vez unos 150 o 200 metros de distancia entre uno y otro.

Cuando note algo extraño en la tripulación del “Sea Goblin” fui a preguntar al capitán. Me intrigaba porque esas personas llevaban en su mayoría un extraño collar negro con un perno grueso para fijarlo.

-Instructor…-

-¡Capitán! Aquí en la nave soy el Capitán ¿De acuerdo?-

-De acuerdo… entonces capitán.-

-¿Qué sucede muchacho?-

-Solo tengo una duda, esos de allí, los tripulantes del “Sea Goblin”-

-Si ¿Qué ocurre con ellos?-

-He visto que muchos tienen un extraño collar ¿Es una especie de tradición?-

-No chico… esos son esclavos. Veras es muy común que los mercaderes tengan una gran cantidad de esclavos. Después de todo no pueden desobedecer, deben aceptar cualquier clase de pedido por obligación ¿Sabes? y hacen el trabajo que nadie quiere hacer sin la necesidad de un pago.-

-Entonces son esclavos eh… ¿Es difícil conseguir uno?-

-¿Estas interesado? Normalmente un mercenario no estaría muy interesado en ello por los impuestos y la necesidad de mantenerlos pero… ¿Qué importa? Un esclavo es fácil de conseguir, en la mayoría de las ciudades los encontraras excepto en la Santa doctrina, ahí solo asesinan personas… si alguna vez te atrapan huye si tienes la oportunidad o córtate el cuello, créeme será lo mejor que podrías hacer.-

-Huh… gracias, lo tendré en mente.-

-Bien, volviendo a los esclavos. Puedes conseguirlos fácilmente, el tema es el precio de cada uno, tal vez un esclavo barato pueda costar entre 200 y 800 monedas de oro pequeñas pero suelen morir rápidamente por enfermedad o desnutrición. Por otro lado los esclavos que pueden usar la magia, tienen un buen estado físico o conocen de esgrima o navegación son caros… pueden salir tanto como un bote pequeño… tal vez unas 2000 piezas de oro costaría uno barato, lo que no es poco, uno regular sin nada especial pero saludable costaría la mitad de uno especializado, alrededor de 1000 creo…

Ahora si buscas una belleza, debes estar dispuesto a pagar incluso 5000 monedas de oro, ya que suelen venderse rápidamente entre aristócratas, comerciantes ricos y los pocos mercenarios de alto rango que tienen el dinero suficiente para pagar una, claro que mientras más linda sea mayor será el precio.-

-Muchas gracias, realmente no conocía toda esa información…-

-Es natural, no muchos piensan en comprar esclavos, pero pueden ser un incentivo para aquellos que desean ganar mucho, después de todo… si tienes suficientes esclavos no sería extraño empezar tu compañía de mercenarios.-

-¿Una compañía propia?-

-Exacto, algunos luego de comprar un barco pequeño o heredarlo de algún familiar comienzan a buscar reclutas mercenarios de bajo rango o tripulantes que estén dispuestos a arriesgar un poco por una aventura y algo de dinero. Claro que en su mayoría solo el capitán y algunos oficiales solo están registrados en el gremio de mercenarios, por lo que ellos reciben la recompensa y la distribuyen, en caso de que la tripulación sean todos esclavos… no hace falta pagarle a nadie, solo mantenerlos saludables y listos para la acción.

Pero si tienes dinero para comprar entre 50 y 100 esclavos para navegar entonces debes tener dinero para su sustento.-

-Entonces es así… creía que sería más difícil conseguir una nave.-

-Oh conseguir una nave es difícil, no muchos astilleros las construyen y hacerlo toma mucho tiempo por lo que aun así no siempre hay naves disponibles. Un bergantín pequeño como este puede costar tanto como 50 o 60 mil monedas de oro pequeñas, eso si tienes suerte de encontrar uno primero.-

-Es una gran cantidad de dinero.-

Aunque creo que podría pagarlo fácilmente, después de todo tengo el dinero del arma que vendí.

-Y que lo digas, aunque se paga solo en cuestión de unos años… ya que los contratos de caza, escolta y vigilancia son muy bien remunerados.-

-Entiendo.-

-Mejor entonces, ahora … vuelve a tus deberes oficial.-

-Si señor.-

Mientras volvía a la cubierta superior descendiendo de lo que se denomina timón seguí dando las instrucciones que normalmente manejaba, es claro que  ya me había acostumbrado, repetir las mismas ordenes durante una semana entera no es broma, es 100% seguro que recordaras los deberes.

Sinceramente esa charla me dio que pensar.

Podría conseguir una nave ya fabricada para que nadie sospeche y artillarla por mi propia cuenta, claro que las modificaciones serian difíciles de hacer y tomaría tiempo.

También podría conseguir una con mi habilidad, pero la tripulación sería difícil de conseguir y también existiría la posibilidad de un motín a bordo por las prestaciones de las naves modernas.

Sin duda si usara ese método necesitaría algunas cosas… lo primero una base apartada, en una isla lo suficientemente grande para que haya una pequeña población. Lo segundo seria adquirir suficientes esclavos como para sustentar una “Base propia” con granjas, animales y todo lo necesario.

Por ultimo las defensas, aunque estas serían lo más fácil de resolver, el problema es capacitar a los esclavos que las utilizarían, la ventaja de esto es que como no soy de este mundo puedo darles un trato humanitario sin sentirme mal o creer que es una perdida. Pero no permitiré vagos de ser así.

Hay mucho que hacer y no sé cómo lograrlo…  lo resolveré de alguna forma.

Una vez que llego el medio día y el sol estaba en lo alto el puerto de Maraduque en la ciudad de Maraduque se hizo visible, como un puerto comercial era realmente inmenso, probablemente unos 100 barcos de varios tamaños estaban fondeando en sus costas, aunque como puedo notar. El fondo no es tan profundo como para permitir a navíos como la carabela tocar puerto, en estos casos echan ancla en el mar y descargan poco a poco en los botes auxiliares.

El “White Siren” del gremio toca puerto y amarra las cuerdas para comenzar el descenso, también deben reportarse al gremio al igual que yo mismo para dar por completa la prueba…

Cuando pregunte ¿Cómo es que ellos están al tanto de la prueba? El instructor menciono unas esferas que sirven para comunicarse, pero utilizan mucho mana y son exclusivas de los nobles de alto rango y los gremios importantes.

-Fuaaaa~ ya extrañaba estar en tierra firme… ¿Cómo vas Dee?- pregunto Heck mientras estiraba el cuerpo.

-Estoy bien, no fue tan duro como creía.-

-¿Mert? ¿tú lo llevas bien verdad?-

-Buhooo~ (vomitando)-

-Hee~ tu sí que te diviertes… ¡Oh! ¡Oficial! ¿se encuentra bien usted?-

-¿Mm? Heck eres tu… si estoy bien, debo ir al gremio ahora, ¿Qué harán ustedes chicos?-

-Nosotros también iremos al gremio… ¿Quiere venir con nosotros?-

-Claro, porque no.-

Antes de irnos el instructor nos dijo la ubicación del gremio, aunque básicamente es el primer edificio luengo de cruzar las murallas.

Incluso en puerto la ciudad de Maraduque tiene unas inmensas murallas que separan el puerto interior del puerto exterior. Esto para evitar invasiones por mar, al parecer Maraduque tiene cierta cercanía a zonas de conflicto y en muchas ocasiones piratas errantes llegaron a este puerto, a veces por alcohol y otras para cometer robos, esas ultimas siempre con muchas víctimas.

-Alto… Identifíquese.-

-Sí, somos del gremio de mercenarios, aquí esta nuestra identificación…-

La tarjeta que el gremio emitía era de algún compuesto similar al acero inoxidable, por la dureza pero aun así conservaba cierta flexibilidad, un material curioso ciertamente.

-Está bien lo he confirmado, ahora pasen.-

-¿Tan rápido?-

-¿Tienes algún problema con eso chico?-

-N-no… disculpe usted.-

Heck dejo ir el asunto fácilmente, es mejor no meterse con los soldados. Aunque la causa de la rápida verificación era algo simple en realidad, los porteros son elegidos por poder utilizar un poco de mana, las tarjetas de los distintos gremios tienen un sello único que no puede ser falsificado y reacciona al mana con señales luminosas, por ello identificar un miembro real es “Rápido”.

-Eso fue tonto Heck…-

-¿Por qué lo dices Dee?-

-Es posible que te vigilen de ahora en adelante.-

-¿Por qué lo dices?- interrumpí rápidamente.

-Esto… eh…-

-Tranquilo solo es una pregunta, a mí me gustaría saberlo también.-

-Oh… hum sí, claro… como decía, es posible que lo vigilen por la posibilidad de que haya robado la tarjeta, esta no puede falsificarse pero si alguien se reporta utilizando el nombre del dueño podría pasar desapercibido en un lugar que no conozcan al verdadero dueño, es imposible fijar al verdadero dueño a la tarjeta, aunque hay rumores de que el gremio lo está investigando.-

-Oh ya veo, como un robo de identidad.-

-S-Si… eso es.-

A todo esto Hoz nos seguía desde detrás sin decir una sola palabra, incluso los guardias palidecían en lugar de pedirle su tarjeta de identificación, al verlo solo le decían “Pase” y se hacían a un lado.

Si uno prestara atención se podía oír como traqueteaban sus armaduras, estaban literalmente orinándose en sus botas.

El gremio de Maraduque era similar al gremio de Ciudad Escudo, aunque una gran diferencia es que la altura del edificio se asimila con la altura de la muralla y sobre la estructura había balistas y Arbalestas preparadas para disparar en dirección al puerto, no hay duda alguna de que están preparados para una invasión, probablemente los Dioses no estén tan mal al respecto de su advertencia ya que este equipamiento no parece viejo.

-Buenas tardes, soy Alexa ¿En qué puedo ayudarle?-

En este gremio hay solamente hermosas mujeres, ya sea por conveniencia o por un alto índice de natalidad femenino, este gremio está lleno de ellas.

Muchas de las recepcionistas son lo que llamaríamos “Bellezas únicas” cada cual con su respectivo encanto y una figura realmente envidiable para las mujeres comunes.

-He venido a entregar este documento que certifica el cumplimiento de las pruebas para la tarjeta APTT.-

-Ciertamente ha llegado uno de nuestros barcos escolta… ¿El instructor a bordo?-

-No tengo idea, él estaba en la nave, pero ahora no sé dónde podría estar.-

-Entiendo, bien aguarde un momento.-

Tomando la tarjeta fue a un cuarto trasero detrás de la recepción y se sumergió dentro de este. Aunque no tengo idea de cómo se procesan estas tarjetas, tengo mucha intriga al respecto.

Al poco rato llego con la tarjeta y una especie de medalla.

-Bien, aquí tiene su tarjeta. Tiene un sello nuevo que indica que usted es un Mercenario APTT y esta medalla es la insignia en caso de empezar una compañía, si tiene una nave y desea registrarla debe traer consigo esta medalla.-

-Entiendo, ¿Qué necesito para registrar una nave?-

-Bien, primero que nada el título de propiedad, en caso de ser construida por usted mismo los planos de la misma, claro de ser un navío innovador es posible que el gremio quiera comprar los planos pero usted tendrá la última palabra.-

Está claro que no voy a entregarles los planos de ninguna lancha o destructor, solo avivaría las llamas del infierno entre países.

-Así mismo debe contar con al menos un segundo miembro del gremio como oficial, y claro está la nave en si misma tocando puerto en donde desee registrarla. No puede registrar una nave que no esté en el puerto.-

-Muchas gracias.-

-No es nada… ¿Desea tomar alguna solicitud?-

-Estoy más interesado en navíos que estén reclutando.-

-Huh… eso es difícil, ya que los mercenarios suelen consultarse entre ellos por este tipo de asuntos.-

-Ya veo, en ese caso agradezco por su tiempo.-

-No es nada, puede volver cuando lo desee.-

Antes de retirarme vi a Heck y a su alegre grupo rondando las mesas para finalmente tomar una en un lugar apartado.

-OOOIIII ¡Oficial!- grito Heck al verme.

Todos los que estaban alrededor de él comenzaron a reírse ligeramente, está claro que eso de “Oficial” es solo en el barco y se usa para mantener la disciplina, pero fuera de él solo causaría problemas en los mercenarios que eran amigos.

Lentamente me acerque observando a los alrededores para cerciorarme que ningún “Tipo listo” quisiera causar problemas, aunque poco probable, nunca falta el idiota que quiere verse bien ante las recepcionistas y sus amigos.

-¿Qué sucede Heck? Se ven muy contentos.-

-Claro, hemos arreglado para poder unirnos a la tripulación de la Compañía Mercurio son un grupo de rango bronce que tienen prospecto para seguir adelante con esfuerzo, hasta ahora han cazado exitosamente a 4 barcos piratas.-

-Wow, felicitaciones… entonces ¿Van a partir pronto?-

-Aun no lo sabemos, ¿Qué hay de usted?-

-Yo tengo otros planes… pienso quedarme aquí por un tiempo, tengo asuntos que resolver.-

-¿Es así? En cualquier caso podríamos ver si alguien más puede unirse a la compañía, si está interesado ¡No dude en hablar con nosotros!- dijo alegremente Heck mientras bebía una cerveza.

Dee estaba comiendo tranquilamente mientras Mert solo trataba de no estar enfermo todo el tiempo.

Por su parte hoz estaba arreglando el plato para que luzca más “Lindo” haciendo que la pasta y las patatas se vieran como un conejito. Es muy hábil a pesar de su desproporcionada apariencia.

-Te agradezco la oferta, lo tendré en mente… Ahora debo marcharme, adiós Heck te veré otro día si se da la oportunidad.-

-¡Humu! Tenga cuidado usted oficial, esperamos verlo pronto y saludable.-

Mientras me despedía de los chicos, estos a su vez me despidieron agitando sus manos.

Aunque jóvenes ciertamente son excelentes personas, si en algún momento tienen problemas me asegurare de que salgan tan ilesos como sea posible, después de todo puede que haya más gente como ellos que se sientan atraídos por las buenas intenciones, aunque es una tonta especulación es mejor que pensar que todos son malos… si es mejor sin duda.

Índice