No soy el Héroe Capítulo 13: Ciudad Trosk (parte 2)

Cap 13 Ciudad Trosk (parte 2)

Luego de que me regañen por un rato me dispuse a salir del gremio, con esta cantidad podré asegurar ropa y equipo para Eli y unirla a mi grupo.

De vuelta en la posada pude notar que la atmósfera era pesada.

-Oh cliente, gracias a dios que volvió.-

-¿sucedió algo?-

-Bueno, la señorita que trajo bajo por algo de agua y algunos hombres trataron de pasarse de listos, intente detenerlos pero eran aventureros.-

-¡¿Ella está bien?! ¿Dónde está?-

-tranquilo por favor, ella está bien, de hecho… los aventureros necesitan ayuda.-

-¿Cómo dice?-

-Si… la señorita los golpeo hasta que quedaron inconscientes, diciendo algo como “Solo maestro puede tocarme” y se fue a la habitación con una jarra de agua.-

-Oh… entiendo. Bien entonces voy a subir.-

-C-claro, pero los aventureros…-

-Ellos se lo buscaron, que los culpen por disturbios, si los lleva a los guardias probablemente lo recompensen por ello.-

-¡Es una magnífica idea!-

Luego de dejar al dueño de la posada subí a la habitación y antes de que pudiera abrir la puerta esta se abrió por su sola y del otro lado, Eli haciendo una reverencia.

-Bienvenido de vuelta maestro.-

Su voz se oía rasposa y desabrida, probablemente su garganta esté dañada.

-Dime Eli ¿Te encuentras bien? Oí lo que sucedió.-

-¿No… está enojado?-

-Claro que no… de hecho quería golpearlos aún más.-

-Maestro… amable.-

-Dime… ¿te duele la garganta?-

-Siempre… ellos… obligarme a… beber… veneno.-

-ven, siéntate.-

Siguiendo mis instrucciones Eli tomó asiento en la cama ya que no había sillas, toque su cuello y este se sentía duro, como si la carne en su interior hubiera sido curada forzosamente y de mala forma.

-Te curare, pero dolerá ¿entiendes?-

-Estoy… en manos …. De maestro.-

-Muerde esto.-

Coloque un paño en su boca y lentamente comencé a esparcir magia de rayo débilmente destruyendo la carne sobre endurecida, claro el dolor que le produjo fue inmenso. Lágrimas caían de sus ojos y algunas gotas de sangre llegaban a su boca.

-Ahora viene la parte sencilla, terminará enseguida.-

Aplique magia de curación poco a poco haciendo que las heridas nuevamente abiertas se cierren de inmediato como si jamás hubieran estado ahí, incluso las estrías causadas por el veneno que eran visibles sobre su cuello desaparecieron, ni una sola cicatriz quedo en ella.

-¿Cómo te sientes?-

-¡no duele!-

Su voz ya no es rasposa, de hecho es encantadora y armoniosa ¿sabrá cantar?

-¿Ves?, ahora tienes una linda voz también… mañana vamos a comprarte ropa.-

-Maestro…-

-¿si?-

-¿Maestro es dios?-

-mmm, no lo creo… al menos no me lo parece ¿Por qué?-

-Normalmente, mi condición… no podría ser curada.-

-Eso es porque todos son inútiles que no pueden curar lo que no entienden… nada más.-

-Maestro… el sello.-

-Oh… ¿me apruebas?-

Agitando la cabeza de arriba hacia abajo asiente con determinación, saco el sello de la bolsa dimensional y lo coloco sobre su mano, un círculo mágico aparece y dejo caer una gota de mi sangre sobre él o eso decían las instrucciones que debía hacerse. Algunas chispas de color violeta surgieron y alguna clase de dolor ataco a Eli gravando sobre el dorso de la mano alguna especie de símbolo mágico.

-¡¿Estás bien?!-

-S-si… ahora yo le pertenezco, Maestro cuide de mi por favor.-

-Claro que si Eli, vamos… cambiemos el ambiente.-

Por la mañana salimos de la posada donde un par de guardias acompañaban a el dueño de la posada llevando un carro con unos cuantos aventureros inconscientes amarrados e ignorando esa escena fuimos a la zona comercial, aunque es recién entrada la tarde probablemente haya tiendas abiertas aun.

Poco a poco Eli pierde el temor a la gente y deja de sesearles pero no se despega de mí, aun con su pequeño tamaño sus copas son una D tal vez una E, por lo que es sumamente agradable.

Justo cuando estábamos por llegar a la zona comercial de los modistas pasamos por la calle de los herreros que se encontraba antes.

-¡M-Maestro!-

Eli señaló una vidriera donde exhibían una serie de lanzas de todo tipo, algunas puramente perforantes, otras con cuchillas, algunos tridentes e hibridas entre alabardas y lanzas.

-¿Te gustaría tener alguna?-

-Si… quiero pelear con el maestro. Esas armas… están llenas de mana.-

-¿Por qué quieres pelear?-

-Mi raza es fuerte, si no peleo para el maestro ¿Qué hare? No soy humana y no puedo darle hijos al maestro.-

-D-Dejemos ese tema de lado, veamos las armas ¡¿Si?!-

Acentuando la afirmación mi sangre abandonó mi rostro y antes de que me descompense prefiero ver lo que le guste a Eli.

Entramos en la tienda donde un barbudo hombre con mala cara estaba aguardando clientes, los músculos en sus brazos eran como troncos, su cuerpo era inmenso y sus ojos estaban Inyectados en sangre lo que lo hacía tenebroso.

-¡Bienvenido a la casa de las lanzas! ¿En qué puedo ayudarle?-

La gruñona y tosca voz de este hombre contrastaban con su amable actitud, claramente es extraño.

-Oh Hola… vengo por equipo para ella.-

-¿Planeas hacer pelear a una esclava?-

-No, enviarla tal cual sería llevarla a la muerte, primero entrenara.-

-Ya veo… tiene sentido ya que es una lizardkin ¿Qué clase de equipo está precisando?-

-veamos Eli ¿Qué piensas que podrías usar?-

-Armadura ligera como la del maestro, una lanza de filo de dos veces mi tamaño, la hoja debe ser resistente pero flexible, el cabo debe ser lo menos flexible que se pueda.-

Mientras el dueño de la tienda observa con una expresión de sorpresa a Eli, ella solo evalúa el armamento tocando las armas con sus manos.

-O-oi… ¿estás seguro que era una esclava?-

-Costo una moneda de oro solamente.-

-Oh… era “Ese” tipo de esclavo.-

Cuando supo el precio entendió que se trataba de aquellos que no iban a vivir por más tiempo por uno u otro motivo. Probablemente crea que la utilizare como carnada y huiré de ser necesario.

-bien entonces, para la armadura el presupuesto es de 60 monedas de oro, 20 para la lanza.-

-¿Es usted un noble quizás?-

-No, no lo soy.-

-¡Maestro!-

-¡¿Qué Pasa?!- dije un poco asustado, el grito de Eli me exalto repentinamente.

-Es demasiado dinero, no puede gastar tanto en mi…-

-¿Ehh? Pero si es lo que gaste más o menos en mi equipo.-

-¡Con más razón aún!-

-No puedo descuidar tu seguridad, por favor traiga el equipo.-

-Enseguida.-

-Maestro… tal cantidad, a pesar que no puedo darle hijos.-

-¡Deja ese tema ya! ¿Qué edad tienes?-

-Tengo 19 años.-

-¿Eh?-

-¿Qué edad tiene maestro? Los humanos no suelen ser tan altos… ¿23 años tal vez?-

-Tengo 15 años…- aunque es cierto que soy un poco más alto que el promedio, según mi madre era por herencia de mis parientes en el norte.

-Fufufufu~ maestro es apenas un adulto.- reía sarcásticamente tapando su boca.

19 años… ella es mayor que yo por varios años, a pesar de su complexión de niña pequeña. Eso… es un golpe inesperado.

-Entiendo ahora como sabes sobre tener hijos y demás…-

-Oh no se preocupe ¡Aun soy virgen!-

-¿Eh?-

-Así es maestro. Aun soy virgen, puede tomarme cuando desee… ¡NO! Que desconsiderado de mi parte, discúlpeme, estoy segura que no querrá poner sus manos en una semi-humana.-

-Ese no es el problema…-

-¿entonces?-

-No te pondré las manos encima de cualquier manera.-

-¿le gustan los hombres?- dijo ladeando la cabeza.

-¡Claro que no! ¡Ni en un millón de años!-

-si no le molesta que sea semi-humana y le agradan las mujeres ¿Por qué no quiere tomarme?-

-Sabes… ayer por la tarde te conocí, no sé nada sobre ti y me desagradaría tomarte porque eres mi esclava, si fuera a hacer algo como eso te liberaría…-

-¡Ni en sueños! No quiero ser libre. Si va a tomarme hágalo y ya, lo dejaría aunque no fuera su esclava.- interrumpió prontamente inflando sus mejillas.

-¿no estábamos comprando armas?-

-Hohoho… Joven, debe entender que los Lizardman son muy tercos cuando se deciden, le recomiendo hacer lo que la señorita dice.-

-no, no… aun no es tiempo.-

-Ejem… esta armadura es de escamas de dragón de viento, no poseo ninguna de mithrill, pero esta tiene una excelente movilidad y rivaliza con las mejores armaduras de rango 5 en cuanto a resistencia, su precio no es elevado ya que no muchos la usarían en general, cuesta tanto como 35 monedas de oro, es la mejor armadura de la que dispongo ahora mismo, aunque es solo el peto.-

-Añada brazales y protectores para las piernas, así como ropa cómoda y resistente.-

– una falta corta también, una con placas de acero.-

-¿Qué?- ambos dijimos al mismo tiempo, tanto el dueño como yo quedamos totalmente descolocados por la petición de Eli.

-Con todo lo añadido serian 50 monedas de oro, los brazales son de Acero damasquino, están encantados con un encantamiento de que aumenta la fuerza del usuario, los protectores para las piernas también son de acero damasquino, el encantamiento de estos es de viento, aumentando la velocidad del usuario.-

-Bien me lo llevo, en cuanto al arma… ¿Cuál es la mejor que tiene?-

-Oh, esa sería esta…-

yendo a la parte de atrás de la tienda vuelve con una gran lanza roja con un filo en en punta con bordes semicirculares como si la punta de un Gladius fuera, solo que más fino en cuanto a la hoja, una cinta está atada en el extremo del cabo donde se une el filo, el cabo era completamente rojo y la hoja emitía cierto resplandor color plata.

-Esta lanza es antigua, fue forjada por los enanos en la Santa ciudad de la herrería Gimle, la capital enana. La adquirí hace años atrás, no estoy seguro de sus capacidades pero si garantizo su calidad.-

-¿puedo tomarla?-

-Adelante obsérvela.-

Al tomarla en las manos un mensaje apareció ante mis ojos.

-*Evaluación desbloqueada*-

[Lanza de Bigote de Dragón Eléctrico.]

Daño punzante +6 | Envenenamiento severo | Parálisis | Daño a Dragones x2|

Magia: “Centella” “Relámpago encadenado” “Cañón Gauss”

*Centella: produce una descarga de alto daño en un instante para incapacitar o eliminar al objetivo en cuestión, Causa daño mágico *

*Relámpago encadenado: dispara un rayo que produce una secuencia entre objetivos cercanos ampliando el número de bajas, causa daño mágico*

*Cañón Gauss: Disparo de energía altamente concentrada, causa tanto daño mágico como físico y es poco probable bloquearlo o esquivarlo sin magia de igual potencia*

*Al adquirir esta arma también puede adquirir la magia*

-Está definitivamente es una buena arma ¿Cuánto cuesta?-

-no la dejare ir por menos de 100 monedas de oro.-

-Hecho.-

-¡Maestro!-

-No voy a cambiar de opinión Eli.- dije seriamente.

-S-si…-

Pagando el conjunto de 150 monedas de oro estaba a punto de retirarme de la tienda con la ropa y equipo de Eli cuando vi algo que sentí que realmente necesitaba.

-¿Esas son esferas de Acero verdad?-

-Lo son ¿tiene un carruaje con ese sistema?-

-No, pero me son útiles ¿Cuánto cada una?-

-Veamos. Le doy un cajón con 50 por 5 monedas de oro, en esta ciudad abundan.-

-Aquí tiene buen hombre.-

Luego de reabastecer los “Meteoros” salimos de la tienda y volvimos a la posada.

-Gracias maestro.- dijo Eli en un tono bajo y constante mientras bajaba la cabeza y alzaba la vista.

-No es nada, eres mi compañera ahora, ¿Cómo sientes la lanza?-

-Es como si fuera parte de mi cuerpo, puedo moverme muy libremente con ella, pero ¿Qué hay de maestro? Esa espada no se ve muy bien.-

-Oh ¿puedes sentir algo de esta espada?-

-Sí, levemente pero es como si estuviera agonizando.-

-¿Se te ocurre alguna idea de cómo repararla?-

-Bueno… ¿si la llena de mana?-

-no lo he intentado aun, por lo menos no en grandes cantidades, cuando supera los 100 MP comienza a brillar en color turquesa dejando destellos pulsantes a su paso, me da miedo que explote.-

-Maestro ¿Qué es el MP?-

-Oh, no es nada, pero bueno… lo intentare.-

-¿Qué es el MP?- pregunto de nuevo.

-No tiene importancia.-

-Si usted lo dice… esa espada no explotara aunque maestro coloque la mitad de su mana en ella.-

-¿tú crees?-

-¡Si! El alma de esa espada es fuerte…-

Alma eh… una espada con alma es nuevo para mí.

-Volvamos.-

De vuelta en la posada cenamos y fuimos directo a la habitación, el día de hoy fue realmente agotador.

-Maestro, gracias nuevamente.- dijo suavemente Eli.

-No es necesario que agradezcas todo el tiempo.-

-No es verdad, gracias a maestro estoy viva, gracias a maestro puedo hablar, gracias al mana de maestro que inunda todo el lugar yo puedo ver.-

-¿Cómo puedes ver el mana?-

-Es complicado de explicar, es como si muchos puntos flotaran brillando en el aire, es cálido y alegre, es un mana muy amable de un color hermoso, vuela en ráfagas desde el maestro hacia todas direcciones.-

Ya veo… mi mana se escapa como un sonar… eso es peligroso alguien podría encontrarme fácilmente si tiene la capacidad de ver o sentir el mana. Concentro mi mente para evitar eso, imagino mi mana dejando de esparcirse, como si pusiera una tapa a una botella.

-¡Maestro! ¡¿Maestro?! ¡¿Dónde fue?!- grito desesperadamente Eli mientras buscaba con sus manos donde yo debería estar, a causa de un ligero tropiezo con sus propios pies, ella trastabillo.

-WOO… cuidado Eli, estoy justo aquí.-

-YO… no puedo verlo maestro, el Mana, ¡el mana no está!-

Ella me abraso fuertemente y algunas lágrimas llegaron a ella rápidamente, grandes gotas caían de sus ojos y su cuerpo temblaba un poco, la preocupe solo por intentar algo, Debo tener más cuidado, ella sufrió mucho y hacerle pasar más miedo del que ya vivió no me sienta nada bien.

-Tranquila, te enseñare algo nuevo.-

-¿Qué es?- dijo tratando de encontrarme con sus ojos, aun cuando no puede verme.

-Te enseñare a ver todo de nuevo.-

-podre… ¿poder ver?-

-Sí, solo has lo que te digo ¿de acuerdo?-

es momento de intentar «Ver el mana» del ambiente, después de todo es el que más abunda en todo el mundo. no creo que sea muy difícil si ella puede verlo normalmente.

 

Índice