No soy el Héroe Cap 14: Primera misión como aventurero normal. (Parte 1)

Cap 14 Primera misión como aventurero normal. (Parte 1)

Luego de un par de semanas Eli aprendió la habilidad “Ojo de la mente”, esta habilidad le permite sentir el mana ambiental y ampliar todos sus sentidos, reemplazando la vista, ella ahora puede ver como si todo a su alrededor estuviera frente a sus ojos, ella ya no tiene puntos ciegos a pesar de ser invidente.

-¿Qué haremos hoy maestro?-

Como era temprano aun estábamos desayunando, Eli pidió prestada la cocina de la posada ya que dice que es “injusto que no pueda cocinar” entonces todas las mañanas trae té y pan para ambos y desayunamos en la habitación.

-Hoy iremos al gremio, te registrarás y veremos si encontramos alguna misión para entrar en el Dungeon.-

-¿el dungeon?-

-Es una especie de cueva bajo tierra infestada de monstruos, donde podremos entrenar y fortalecernos al mismo tiempo que conseguimos materiales para ganar dinero.-

-¿Maestro necesita dinero?-

-no me sobra, pero tener más ahorros es bienvenido.-

-¿acaso quiere comprar una ciudad maestro?-

-N-no precisamente… hehe~…-

Luego de un par de triviales conversaciones y un intento de seducción por parte de Eli salimos directo hacia el gremio, a pesar de su apariencia es mucho más carnívora de lo que parece ser.

Al ingresar estaba tan lleno como de costumbre, muchos comienzan su jornada muy temprano y la mayoría más o menos a este horario, lo que podría llamarse “Hora pico” del gremio.

-¡Oh Kyle, por aquí!-

-Buenos Días Mia.-

-Buenos días ¿Qué puedo hacer por ti hoy?-

-¿dejarme tocar tus orejas?-

-No, a menos que tomes la responsabilidad.-

-De acuerdo… no lo haré.-

-Entonces ¿Qué te trae hoy?-

-Vine a por una solicitud para el dungeon.-

-mmm no hay buenas solicitudes pero puedo conseguirte un permiso para entrar y si consigues buenas piezas podrás venderlas por una buena cantidad.-

-ya veo, eso suena bien.-

-De acuerdo.-

-¡EJEMM! Maestro…-

-¿Quién es esta niña?- Preguntó Mia mientras entrecerraba los ojos analizando de pies a cabeza a Eli.

-Soy Elizabeth, soy la esclava de Maestro ¿Quién podría ser esta mujer gato?-

-Oh… eres la rumoreada esclava eh… bien soy Mia, la encargada de Kyle en los asuntos del gremio… por lo que lo conocí antes que tu.-

-¿están compitiendo?-

-Oh con que es así, no me preocupa ya que todas las noches duermo con maestro.-

-Quiero aclarar que es la misma habitación pero distintas camas-

-Tch… no me molesta, tarde o temprano haré lo mismo, si toma la responsabilidad.-

-¡¿Qué dices?!-

-¡Ha! ¿quieres ser la compañera de maestro? No puedes darle hijos al igual que yo.-

-Creo que esto se está desviando…-

-Eso no importa, si la felicidad es suficiente, entonces no me molestaría que otra le de los hijos que desee.-

-¿nadie va a preguntarme si quiero hijos?-

-Hoo… esa es una buena respuesta, terminaremos esto por aquí pero no te dejare ganar.-

-Bien dicho.-

-Esto… chicas.-

-¡¿Qué?!- dijeron ambas al unísono.

-N-nada… solo… ¿Podrías registrarla? Por favor Mia, también… el permiso.-

-Oh sí estaba eso, dame un momento por favor.-

-S-si…-

Fui completa y unánimemente ignorado.

-Maestro esa mujer no me agrada.-

-Puedo notarlo.-

-¿Puedo matarla?-

-No puedes…-

-¡¿Porque?!- pregunto refunfuñando mientras apartaba el rostro.

-aunque pongas esa cara suplicante, no puedes matar a Mia, Ella es quien me ayuda en el gremio, por eso no puedes matarla.-

-Tch… que suerte tiene.-

-Oi… tu enano, que linda chica traes ¿Por qué no la compartes?-

Un enorme tipo vestido como un exhibicionista está parado detrás de mí cargando en su espalda una espada de más o menos mi tamaño, el tal vez tenga poco más de dos metros de altura. Su ropa era más que ropa algunas tiras gruesas de cuero que cubrían el pecho y las partes nobles, su corte de cabello como una escoba cruzaba su calva cabeza, como un Punk de una realidad post apocalíptica.

-Disculpa, no te oí bien…-

-Oh no te preocupes, solo dije que tomare a esa chica lagarto y a la de orejas de gato por ti.-

-¿solo eso? Ha.. no es problema…-

-Es bueno que lo entiendas este gran yo es rango B por lo que…-

Jamás pudo terminar de fanfarronear ya que lo golpee en el estómago con gran fuerza enviándolo a estrellarse contra la pared más alejada del gremio, al impactar destrozo parte del revoque de la pared y causó algunas resquebrajaduras en los ladrillos, así mismo el escupió bastante sangre antes de quedar inconsciente.

-¡¿Alguien más quiere pasarse de listo con mis compañeras?!- grite por el fervor del momento.

Algunos miraron al bruto clavado a la pared y desviaron la mirada siguiendo sus asuntos.

-Aquí está el permiso y esto es una lista de materiales bien pagados… que ¿Qué sucedió aquí?- dijo Mia mientras observaba lo que sobró de la conmoción.

-Oh nada realmente.-

-Maestro se enfureció porque ese bruto dijo que quería Tomarnos a mí y a ti, entonces lo envío a volar…-

Sin leer el ambiente Eli explico lo sucedido incriminándome directamente a un ejecutivo del gremio. ¿Alo guardias? No me lleven por favor.

-Oh está bien, entonces como decía este es el permiso y ésta una lista de materiales y cómo extraerlos, así como los pisos donde pueden encontrarse estos monstruos.-

¡¿Vas a hacer la vista gorda?!

-G-gracias.-

-Buena suerte en el dungeon.-

Salimos del gremio y encaramos el camino al exterior de la ciudad, no sé por qué pero aún tengo el caballo que le quite al soldado durante el ataque de la fortaleza, estoy considerando nombrarlo.

-Maestro, el caballo desea que comparta su mana con el.-

-¿Cómo dices?-

-Digo que él quiere que le suministre mana.-

-¿puedes saberlo?-

-Vagamente puedo.-

-Wow…-

Pongo mi palma sobre el caballo y emito una leve pero constante cantidad de mana sobre él y abruptamente comenzó a acelerar el galopar.

-Maestro, el caballo es feliz.-

-¿de verdad? Eso es bueno, toma tu arma a partir de aquí podrían aparecer monstruos.-

-De acuerdo maestro-

-¿deberíamos desmontar?-

*(Relinchar) (Relinchar)*

-Él dice que algunos monstruos no son problema, los pasara por encima.-

-es muy confiable ¿no? Es un buen caballo…-

*(Relinchar) (Relinchar)*

-Dice que quiere un nombre.-

*Nueva actualización: Compañeros añadidos.*

-¿Huh?-

-¿Algo le molesta maestro? ¿Tal vez estoy muy pegada a usted? Creía que la sensación se transmitiría más o menos bien, pero esta armadura de acero es muy dura por demás.-

-no es eso, no te preocupes solo algo llamo mi atención, desmontemos, necesito algo de tiempo.-

-Entendido.-

Bajamos del caballo y caminamos un poco mientras analizaba mi estado.

Kyle | Lvl 52

Fue 72320

Agi 3350/ 450000

Res 6850/ 50000

Des 6530/ 50000

Vit 5820/ 65000

Int 23860/ 720000

Hp: 58.200/ 75.382.689

Mp: 238.600/ 235.578.976

Hab: “Manipulación de mana Lvl 20” “Sin restricciones Lvl 9 ” “Aumento de velocidad Lvl 12” “Aumento de destreza Lvl 12” “Potenciar Mana Lvl 30” “Movimiento 3D Lvl 4” “Artes marciales Lvl 6” “Esgrima Lvl 40” “Lanzamiento Lvl 22” “Entrenar Lvl 10”

Hab esp: “Bendición de la diosa”

Magia: “Aptitud de fuego Lvl 10” “Aptitud de Agua Lvl 10” “Aptitud de viento Lvl 10” “Aptitud de Tierra Lvl 10” “Magia no convencional Lvl 32” “Aptitud de Rayo Lvl 25” “magia de luz Lvl 6”

Títulos: Caballero del puño de León. | Mago meteoro Carmesí.

Estados alterados: Sello divino.

*Bendición de la diosa*: Permite compartir la bendición del “Estado” con los compañeros que superen cierto nivel de afecto.

-Ya veo… entonces lo intentare.-

-¿Qué cosa maestro?-

-necesito que hagas algo.-

-¡solo dígalo!-

Esa deslumbrante sonrisa es algo que quiero mantener a toda costa, su dulzura es mi mayor tesoro a día de hoy.

-quiero que te concentres y digas “Estado” en voz alta.-

-¿para qué es eso?-

-si lo haces lo veras.-

-¡estado! Oh… ¿Qué son esos números?-

-Veras… te diré la verdad, vengo de otro mundo, la diosa de este mundo me permitió reencarnar aquí por ciertos motivos, esta es mi habilidad y parece que ahora puedo compartirla con quienes son cercanos a mi.-

-¡OH maestro es el héroe!-

-Ni por casualidad… si alguna vez se necesita un héroe la diosa lo enviará o eso es más o menos lo que me dijo.-

-Ya veo, ya veo… entonces ¿Por qué está aquí maestro?-

-Es una buena pregunta… y no sé qué responderte.-

-¿no lo sabe?-

-No lo sé.-

-ya veo, entonces ¿Qué son estos números?-

-Bien, básicamente son tu potencial, como verás no hay un límite escrito, solo números. Los que aparecen son Fuerza, Agilidad, Resistencia, Destreza, Vitalidad, Inteligencia, HP y MP.

La fuerza es simple, indica tu fuerza actual, resistencia te dice cuanto tiempo puedes estar en batalla, aunque no estoy seguro de cómo se mide en tiempo, agilidad es la velocidad de tus movimientos, Destreza es la capacidad que tienes para desenvolverte en batalla o cuan bien puedes llevar a cabo una acción, vitalidad el estado de salud de tu cuerpo, mientras más alta sea mayor tu HP, por cierto si este llega a 0 morirás.

La inteligencia está estrictamente ligado con la cantidad de MP, lo que limita la magia que puedas utilizar o sea el mana, mientras mayor sea, mejor podrás concebir planes en batalla y tu conciencia será más veloz en reaccionar, así mismo más cantidad de mana tendrás, es como una estadística multipropósito.-

-Oh, entonces por eso maestro es tan fuerte…-

-Sí y no… te lo mostrare.-

Saque una hoja y escribí mis estadísticas, habilidades y magias, así como el sello divino y su explicación.

-Tch… Maestro tramposo. Pero ¿Por qué hay tantos números separados? No lo entiendo-

-No es mi culpa, culpa a la diosa. Veras mi poder está limitado por la diosa, hasta que sea necesario dijo.-

-entonces ¿la diosa dio este poder a maestro? Pero… ¿Cuánto es ese poder?-

-Es correcto, aunque como seguro entiendes está limitado por ciertas cuestiones. Para que puedas entenderlo más claramente, imagina a una persona muy fuerte, luego duplica esa persona unas 136.000 veces y todo ese poder en conjunto es más o menos el mío.-

-No sé leer las palabras comunes, solo entendí las estadísticas maestro, pero ¿eso no es absurdo?.-

-Oh básicamente mi poder está limitado por algunas condiciones y aun así no deja de ser absurdo como dices… ponerle atención al detalle es una pérdida de tiempo con total certeza.-

-eso tiene sentido, si maestro pudiera ejercer su poder se convertiría en el rey demonio tal vez.-

-eso no es posible… ¿no lo es verdad?-

-No importa, si maestro se vuelve el rey de demonio seguiré a su lado.-

-eso me consuela bastante pero no quiero ser el rey demonio.-

-está bien, lo que sea que quiera el maestro lo seguiré sin dudarlo.-

-Gracias.-

-¿Qué país planea destruir primero?-

-¡que no quiero ser el rey demonio!-

-Oh maestro la entrada del dungeon.-

Desvió el tema perfectamente. Quizás ¿es más hábil de lo que parece?

Índice