A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Capítulo IV

 

Despiertas a mitad de la noche por un estruendo en el piso de abajo.

-¡Tum! 

Tratas de ignorarlo para volver a dormir y casi lo consigues, pero poco después vuelves a escuchar el estruendo esta vez en repetición.

 -¡Tum! ¡Tum!

Tratas de ignorarlo otra vez pero este no se detiene.

-¡Tum! ¡Tum! ¡Tum!

Finalmente te rindes en dormir y te levantas a revisar lo que sea que esté ocurriendo, conforme terminas de despertarte, te das cuenta que el sonido proviene de la puerta y no de dentro de la casa, por lo que gritas:

-¡Ya voy!

Pero aún así no obtienes más que otra oleada de golpes como respuesta.

-¡Tum! ¡¡Tum!! ¡¡¡TUM!!! 

Pareciera que cada vez golpean la puerta con más fuerza, rápidamente te vistes con algo con lo que te sientas cómodo de ser visto, en los pocos minutos que te tomó cambiarte, lo que sea que estuviera golpeando la puerta no se detuvo, una vez acabas de cambiarte bajas a revisar la puerta, pero te encuentras con una montaña de muebles y sillas en la entrada.

-¡¿Quién demonios hizo todo esto?!

Parece que estás tan adormilado que te olvidaste de todo lo que paso ayer.

-¡Me tomara horas volver a acomodar todo en su lugar!, ¿Qué mierda pasó aquí?

-¡TUM! ¡¡TUM!!

-¡Deja de golpear, ya dije que ya voy!

Conforme tratas de avanzar por la montaña de muebles empiezas a irritarte más y más, y el hecho de que no han dejado de golpear la puerta no ayuda. Cuando finalmente superás la montaña de muebles empujas todo hacia atrás haciendo algo de espacio para abrir la puerta.

-¡¡¡TUM!!! ¡¡¡TUM!!! ¡¡¡TUM!!!

-¡Ya deja de golpear, a este paso vas a romper la puerta!

Torpemente agarras las llaves que están colgadas en la pared y tratas de desbloquear el seguro superior de la puerta mientras está se sacude por los golpes, en cuanto lo consigues vuelves a colgar las llaves para poder abrir la puerta; apenas mueves un poco la manecilla eres empujado hacia atrás por la puerta, la cual fue abierta por uno de los golpes.

Mientras tratas de recuperarte del golpe en el suelo, alcanzas a ver al que estaba haciendo esos golpes todo este rato,es una persona… una persona muy enfada y aparentemente bastante hambrienta, su ropa estaba hecha jirones y se le distinguen las costillas bajo la piel, la cual se veía pálida y quebradiza, sus ojos estaban inyectados con sangre y su mirada perdida solo comunicaba ira.

– ¿¡Que demonios wey!? ¿¿Que pasa contigo?? ¡Son como las 2 de la mañana! ¿¡Que haces golpeando mi puerta y tirándome al suelo!?

La persona parada parece haber quedado desorientada tras haber golpeado la puerta con todo su cuerpo, pero esto solo dura unos segundos, en cuanto se recupera clava su mirada en ti, un momento después se lanza hacia ti apuntando a tu cuello con sus manos, consigue agarrarse con fuerza y sientes como se escapa el aire de tus pulmones al recibir la fuerza del impacto, poco a poco sientes tu conciencia nublandose conforme pasan los segundos pero consigues reunir suficientes fuerzas para agarrar uno de los objetos cercanos que estaban desparramados y golpearlo en la cabeza dejándolo ligeramente aturdido. dándote así el suficiente tiempo para levantarte y alejarte un par de pasos.

Tratas de recomponerte y recuperar el aliento, pero tu atacante no parece estar dispuesto a darte tiempo e inmediatamente vuelve a atacar pero esta vez puedes esquivarlo, pero solo por poco, finalmente reunes suficiente aliento para hablar.

-Que mier.. *huuhh* mierdas fue es… *huuhh* eso..

Pero tú atacante no hace caso a tu pregunta, simplemente vuelve a intentar tumbarte y ahorcarte, nuevamente consigues esquivarlo esta vez más sencillamente que antes, todo este alboroto tan temprano reactiva tu mente y de pronto recuerdas todos los eventos de ayer en la mañana, puede que el sea uno de esos “infectados”, por lo tanto será mejor si puedes neutralizarlo, no sabes nada sobre la “enfermedad” que podría estar haciéndolo actuar así, ni sobre cómo se propaga, pero si es como la rabia se podría propagar por una mordida.

Decides que lo mejor será echarlo de la casa o atarlo y llamar a la policía, con ese objetivo agarras una silla de la barricada y la usas para distanciarte de tu atacante, y atraparlo contra la pared, pero éste opone resistencia y es difícil mantenerlo ahí, será imposible de controlar mientras llamas a la policía por lo que será mejor echarlo de la casa.

Usando la silla para empujarlo echas al atacante de tu casa y cierras la puerta, inmediatamente este vuelve a golpear la puerta desde fuera, más fuerte que antes, puede que se haya  molestado, decides ignorarlo mientras llamas a la policía, marcas rápidamente y esperas a que conecte.

– “Gracias por llamar a la estacion de policia, esta es la respuesta de emergencia de clase G, una crisis de magnitud #12 está generando una insuficiencia en el suministro de policías y ambulancias, el tiempo que ha pasado desde el inicio de la crisis es de: 16 horas, y el tiempo estimado para la normalización del servicio es de : información no computable, si su emergencia es de menos de 3/12  favor de colgar y llamar más tarde, si su emergencia supera 4/12 de magnitud manténgase al teléfono,  si su emergencia supera 6/12 presione 1 para asistencia inmediata, si su emergencia supera 10/12 evacue la zona de inmediato y diríjase el refugio general público o privado más cercano y espere instrucciones”

-“Gracias por llam//”

Cuelgas en cuanto el mensaje se repite, esto es… malo, ha habido ocasiones en las que escuche el mensaje antes, pero ninguna crisis a superado la magnitud 6/12, pero está crisis incluso rompió el sistema, quien sabe que tan mala debe ser la situación para que eso pase, tengo suerte de vivir en un condominio cercado, uno  diseñado para ser semi independiente del resto de la ciudad; a todo esto, sería muy difícil que una crisis en la ciudad nos afectará directamente, pero aun así varios de esos “infectados” se las arreglaron para entrar, ayer hicieron un desastre en la calle y parece que los guardias no han sido capaces de atrapar a los responsables, ¿Cuántas personas tienen que volverse locas para que la situación llegue a este nivel?

Pero si ese es el caso, ¿Por que alguien que supuestamente se está ocultando vendría a mi casa a intentar ahogarme?, mientras continuas deliberando sobre todo lo que pasa, tu atacante continúa golpeando la puerta, ahora con mucha más fuerza que antes, de repente escuchas un ruido diferente, pero aún más preocupante que los golpes, el crujir de la madera quebrándose.

Volteas rápidamente hacia la entrada para encontrar que los golpes están generando grietas en la superficie de la puerta, sin poder hacer nada para evitarlo, vez como lentamente la puerta se agrieta mas y mas hasta romperse por completo, permitiendo a tu atacante  entrar sin problemas, miras con horror, no solo por el maniatico frente a tí, si no también por las casas en llamas y puertas rotas que ves detrás de él, sin mencionar los parches de oscuridad total en el cielo nocturno artificial por encima tuyo, los cuales por un corto momento puedes ver expandiéndose rápidamente conforme las baterías se acaban, antes de que el atacante te alcance eres sumergido en una oscuridad abismal.