A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Punto de vista de Hel

 

 

Los enemigos no tardaron en ponerse en formación, como era de esperar solo parecían una horda desordenada, aun así mostraban ser realmente despiadados, toda su primera fila de tropas eran unidades conocidas.

 

Todos son hombres y mujeres, niños y ancianos, todos hombres monos amarillos.

 

Pude contemplarlos, temblando y llorando, en harapos y sin siquiera un arma, los querían utilizar para aplacar el primer choque de fuerzas, donde más soldados suelen morir en el menor tiempo posible.

 

También teníamos otros problemas, su superioridad aérea era bastante grande y lo peor de todo, facciones monstruosas.

 

Las facciones monstruosas son aquellas que su raza tiene más semejanza con las bestias que por los sapiens, en otras palabras grandes masas de musculo y estadísticas locas, todo esto como intercambio de su racionalidad y casi la imposibilidad de obtener sabiduría ni inteligencia, estas facciones eran normalmente utilizada solo por los jugadores, porque aunque tu raza sea una estúpida, ellos lo podían utilizar como si ese efecto no estuviese presente, obviamente porque el mundo no perturbaba la mente de los jugadores.

 

Entre las razas enemigas se podía encontrar mucha variedad, desde a monstruosos reptiles bípedos a razas más estilizadas, como amazonas guepardo, una raza rara pero muy efectiva y ágil, obviamente las razas de tortugas, tigres, pájaros rojos y reptiles azulados, eran en cierta parte una mayoría, obviamente de la facción china.

 

Ambos ejércitos nos miramos, pero ninguno hizo ni un movimiento

 

Al par de minutos, una tortuga grande, de un negro intenso se adelantó un poco.

 

Alzo su garra derecha y señalo hacia nosotros, como era de esperar quería un espectáculo y le daría uno terrorífico el cual recordara.

 

Di un asentimiento a mis compañeros, tanto a la derecha como a la izquierda.

 

Solo entonces le di un aviso a Gwent.

 

  • Ha llegado el momento, recordad, no me miréis bajo ningún concepto, si alguien lo hace que se atañe con las consecuencias –

 

Y sin esperar una respuesta lleve mi mano izquierda a la cara.

 

Entonces Gwent grito – Todos, mirad al frente, no apartéis la mirada de vuestros enemigos bajo ningún concepto – Esta orden fue realmente una astuta, el enemigo aunque la escuchase solo pensaría que realmente es un golpe de atención, incluso motivador, nunca se les pasaría por la mente que era un aviso sobre su seguridad.

 

Cuando leva y los generales escucharon a Gwent, todos nos miraron por un segundo y cuando vieron donde estaban nuestras manos, rápidamente miraron hacia delante y traspasaron las órdenes a sus capitanes y tenientes.

 

También, para mi sorpresa e incluso un toque de admiración por su sabiduría, los esclavos monos, cargaban con los ojos cerrados, los adultos tenían a los niños en brazos y todos agarrados por los brazos como una cadena, era una imagen muy extraña pero nadie pareció darle ni siquiera una pizca de interés.

 

La magnifica carga de miles de soldados era como una marea de gritos y carne.

 

Pero yo me volví en una presa que la detuvo con un único gesto.

 

Cuando la marea había recorrido el 10% del camino mis compañeros se retiraron las máscaras y con ello un mensaje llego.

 

[ Las máscaras de la compasión han sido retiradas, ya no tiene restricciones en su propia mascara]

 

Me prepare mentalmente para lo que iba a pasar y a sufrir, pero sobre todo, para darles mi primera y mejor sonrisa en esta nueva vida.

 

Con un suave gesto, mi mascara fue agarrada y alejada de mí, dejándoles ver mi sonrisa y con ello toda la marea de enemigos se detuvo por completo.

 

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Autor~ Verith

Editor~ Max d. Wargen