A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

 

Dawn Infinity

Volumen 1

Capítulo 17: Puntos de recompensa

 

“¿Sabes lo caro que es? ¡Se necesitan 2000 puntos para cada uno! Puede defenderte de todos tipos de daño, ya sean espirituales o físicos, ¡lo bloquea todo! ¿Así que cómo vas a darme diez? ¡No podré saldar esta deuda ni aunque te venda!”

Jenny se secó las lágrimas y le dijo a Hao con fiereza. Entonces pensó en ello, y volvió a decir, “”Y, ¿no habías dicho que ustedes dos eran la carnada? ¿Ya sabías que me encontraría con tantos alienígenas? Estuve a punto de que me atraparan y removieran mi cerebro, yo abría terminado…”

“Calmate, solo confía en mí, todo está bien.”

Tras un momento, Hao entonces se giró hacía el cadáver de la mujer. El cráneo estaba completamente separado por el medio, la incisión siendo excepcionalmente limpia y sin que hubiese residuo alguno de cerebro o tejido nervioso en su interior. El método que empleaban para extraer los cerebros podría hacer que esos neurocirujanos sintieran mucha vergüenza.

Jenny había estado demasiado ansiosa por llevarse al cadáver que no tuvo tiempo de reparar en él. Ahora, tras haberle dado una mirada, de repente le dolió la garganta y casi vómito, pero tuvo la suerte de poder contenerse. Esta visión era suficiente para hacer que se sintieran enfermos y asustados, o al menos lo sería para la gente común.

“Muy bien, aunque debe procesarse con cuidado, no está mal.”

Hao recogió el cadáver, entonces pensó un poco y le sonrió a Jenny, “No necesitas entrar para ver el proceso, quédate aquí. Estos explosivos ya están listos y son con lo que escaparemos, no vayas a tocarlos o podríamos volar en pedazos.”

Jenny naturalmente asintió a medida que Hao y Osage desaparecían hacía la cocina, quedándose en el vestíbulo. La habitación estaba lleno con barriles de aceite, aparte de otras cosas que aunque no las entendía, sí pudo sentir lo peligroso que eran. No se atrevía a moverse sin cuidado, así que se quedó quieta.

Después de un corto tiempo, Jenny vio a Hao y Osage regresando, pero lo que la extrañó fue que mientras Hao tenía su habitúal sonrisa, la cara de Osage se mostró algo irónica con una expresión seria.

“El siguiente paso es nuestra ruta de escape.”

Hao sonrió y dijo, “De hecho, nos será relativamente más fácil escapar una vez que ocurra la explosión.”

“¡¿Más fácil?!” Jenny sintió que le picaban los dientes queriendo morder a Hao, pero gritó en su lugar, “Estamos acorralados aquí, rodeados de extraterrestres con este lugar lleno de explosivos, ¿acaso no estamos iguales que terroristas suicidas? ¿Cómo escaparemos?”

“Está bien, confía en mí.”

Hao giró la cabeza y dijo, “No te mentiría.”

Jenny solo pudo suspirar, “Espero que no lo hagas… de nuevo… pero ¿por qué me siento tan incómoda?”

“Ja, ja, ja ,ja…”

Hao dejó escapar una risa, y fue entonces que dijo, “La explosión se completa en tres pasos. El primero es para abrir el camino de nuestra supervivencia, el segundo es crear una oportunidad de escape, y el tercero es el evento principal; darle a este mundo de Skyline una apertura de fuegos artificiales…”

Ni Jenny ni Osage sonrieron; este asunto se relacionaba con sus pequeñas vidas. Ahora mismo estaban en una situación muy grave, y necesitaban saber con urgencia cómo escaparían.

“Son aproximadamente unos trescientos metros hasta el refugio. Seremos descubiertos en cuanto salgamos si este lugar explota, por lo que es imposible exponernos directamente en la calle, aunque esto era algo que nosotros esperábamos.” Hao aún sonreía ligeramente.

De inmediato Osage se dio cuenta del significado, y preguntó, “¿Nosotros? ¿Tú y Ares?”

“Fui responsable de la selección, y él de conseguirlo. Las características del refugio fueron elegidas por mí; la ubicación, alrededores, facilidad para entrar, número de entradas y salidas, cuán oculto está, instalaciones subterráneas y la capacidad de monitorear el exterior, etc. Y él lo hizo posible, no es fácil conseguir un refugio tan ideal en poco tiempo.”

Osage asintió y no dijo nada, Hao no lo tomó seriamente. “Puedo decirles que el refugio tiene otras dos entradas y salidas aparte de la principal, y es una de ellas por donde escaparemos.”

“Ahora escúchenme atentamente. Cuando la primera explosión ocurra, se derrumbará o al menos agrietarán dos paredes. Una será nuestra ruta de escape, y la otra está en dirección por donde entró Jenny. Me di cuenta que hay varios edificios conectados en sucesión, y la planta baja de uno de ellos es nuestro objetivo.”

“¿Y luego?”

Jenny y Osage preguntaron casi al mismo tiempo.

“Y… ¿crees que una vez que las paredes caigan, las bioarmas de afuera no se moverán? No, ahora mismo ya están buscando métodos para entrar. Cuando atraviesen la pared destrozada, harán que detone la segunda explosión, y será con el estallido que saldremos directamente de aquí. Claro, tendremos que sufrir algunas heridas, pero es nuestra única forma de escapar.”

Después de eso, Hao señaló un gran colchón en el suelo y dijo, “Agarren el colchón y párenlo detrás de ustedes, hacía este lado, eso es, todo está listo, listo para el choque.”

“¿Choque?”

Jenny y Osage preguntaron de nuevo al unísono.

Mientras hablaban, ambos vieron a Hao salir corriendo sin saber qué hacía. Sus miradas fueron bloqueadas por el colchón. Cuando Hao regresó, parecieron extrañarse al ver que los ataba a los tres al colchón con una cuerda. Aunque solo era un nudo corredizo, hizo que las dos personas se sorprendieran.

Justo cuando iban a cuestionarlo, hubo un destello de luz, y de pronto se produjo el estruendo de una explosión. Aunque no fue demasiado grande, hizo que ambos cerrarán los ojos a la vez. El tiempo no les esperó, cuando volvían a abrirlos, hubo otra explosión mucho más intensa que hizo temblar todo el vestíbulo.

El colchón fue empujado hacia el frente por la onda de presión. Las tres personas no pudieron reaccionar en absoluto debido a la gran velocidad, terminando estrellados contra la pared. Fuego junto a un denso humo negro irradiaban desde el lugar donde acaba de ocurrir la primera explosión, así como un sonido apagado. Las tres personas con sus espaldas contra el colchón quebraron la pared al golpearla, creando un gran hoyo por donde atravesaron volando hasta la pared del otro extremo.

Cuando chocaron con ella, se abrió un gran agujero en la pared tras el colchón, y más allá de este conducía a un callejón. Dos máquinas octópodos entraron al vestíbulo a lo largo de la pared lejana destruida, pero cuando acababan de entrar, el fuego causado por la explosión terminaba de recorrer el suelo del vestíbulo, incluyendo a la multitud de explosivos dispuestos en su interior… Y los gasoductos también estaban allí.

Una enorme explosión…

Después de unos minutos, en la casa junto al restaurante, la cual parecía ser un almacén semicolapsado. Podía decirse dada la gran cantidad de ladrillos y rocas, y la mercancía apilada bajo los escombros. Tras un tiempo, los escombros se derrumbaron, y tres figuras salieron de abajo. Daban respiraciones profundas, y se veían muy antiestéticos con polvo y sangre en sus cuerpos.

Estos tres eran Hao, Jenny y Osage. Vieron que Hao salió primero, examinando su cuerpo junto a las manos y pies, y tras tocar un rasguño en su cabeza, fue solo entonces que sonrió y dijo, “Todo bien, no hubo mucho problema, el plan sigue en marcha.”

“… Mi pierna está rota, ¡¿cómo es que todo está bien!?” Jenny se sentó en el suelo mientras sostenía su pantorrilla, recriminandole mientras lloraba.

En contraste, Osage pareció haberse golpeado la cabeza. Sangre fluía de su herida y no había hablado aún. Parece ser quien recibió lo peor.

“La situación es mejor de lo esperado.”

Hao los miró a ambos con cuidado y sonrió ligeramente, recogiendo a Jenny y palmeandole el hombro a Osage simultaneamente, “Vamos hombre, no puedes quedarte aquí. Debes tener una pequeña contusión pero solo estarás a salvo en el refugio.” A medida que hablaba, ya estaba yendo hacía el otro lado del almacén.

La visión de Osage estaba ligeramente borrosa, pero apretó los dientes y tras un momento se obligó a levantarse, yendo detrás de Hao. Los tres se esforzaron en atravesar la gran cantidad de mercancías y salieron del almacén, lo que les llevó a un pasillo que parecía el piso de un apartamento.

En ese momento, de pronto se oyó una violenta explosión detrás de ellos, con la intensidad de esta incluso excediendo a la anterior. Los tres fueron derrumbados al suelo.

“Diablos…”

Hao cayó, y debido a que llevaba a Jenny en la espalda, no pudo equilibrarse y cayó en un ángulo extraño que resintió su tobillo. Frunció el ceño tras oír un leve crujido, pero no dijo nada.

Al mismo tiempo, una voz resonó en la mente de los tres, transmitiendo un abrupto mensaje…

“Dos pequeñas máquinas octópodos han sido eliminadas, se reciben 1500 puntos por cada una.”

“¡Total… 3000 puntos de recompensa!”


Traductor BryanSSC

Editor Lykanos


BryanSSC: Los Chu están locos.