A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

 

Dawn Infinity

Volumen 1

Capítulo 15: Plan

 

La propuesta de Hao era impactante.

En el caso de cualquier persona ordinaria, lo primero que se les ocurriría sería escabullirse lo más discretamente posible, esconderse aquí y allá de forma segura sin alertar a los alienígenas y contactar con el ejército o algún grupo de gente que los ayudara.

Para personas como Ares, J y Osage, ellos no pedirían ayuda a ningún grupo porque sabían que las multitudes serían un problema. Es más probable que actúen solos o se dejen acompañar por unos pocos élites, intentando hallar un refugio y manteniendo un perfil bajo.

Pero en este momento… la decisión de Hao los sorprendió, porque era completamente diferente de la que ellos abrían tomado. No era un discreto plan de escape, sino que, por el contrario, pretendía crear una gran explosión. ¿No temía llamar la atención de un montón de alienígenas?

Hao pareció notar sus dudas tras explicar los arreglos específicos, así que dijo directamente, “Sobre tener o no miedo, esto es simplemente lo que hay que hacerse. ¿Cuál es el propósito de hacerlo y si merece el riesgo…? Bueno, para decirlo de un modo que entiendan; la ganancia es lo que determina la acción, ya que para cosas peligrosas, el capitalista incluso se enfrentaría a la muerte por un beneficio del trecientos porciento…”

“En primer lugar, no podemos quedarnos aquí y esperar nuestra muerte. Este es un callejón sin salida, y cuanto más tiempo nos quedemos, más peligroso será. En segundo lugar, inevitablemente habrá peligro esperándonos en cuanto salgamos a la calle; ya sea por tropezarnos con bioarmas de patrulla, dispositivos de monitoreo o porque nos estaremos demorando demasiado, resultando en una sobreabundancia de bioarmas en el área. Estas son posibilidades peligrosas, y siguiendo su idea previa de una escapada discreta al refugio, sin mencionar el índice de éxito, solo una cosa; ¿quién de ustedes está seguro de ser tan afortunado como para ganar la lotería tras comprar un solo billete, o tan afortunado de poder sobrevivir cuando todos los demás hayan muerto? Nadie, ¡ninguno de nosotros está seguro!”

“Es precisamente por esa necesidad de encontrar el mejor método de escape, que esta es la única manera en la que puedo pensar… ¿No están siempre los extraterrestres pendientes del movimiento, buscando personas? Entonces será movimiento lo que les daremos. Por supuesto, no hace falta demasiada gente para eso, con solo una bastaría. Mientras pueda llamar la atención de todas las bioarmas circundantes, seremos capaces de escapar con tiempo hasta el refugio. ¡Y ese es nuestro plan!’

Hao hizo una pausa después de decir esto, luego continuó, “De acuerdo con mi propuesta anterior, primero, J y Ares, ustedes son responsables de llevar a los protagonistas al refugio, así como de su seguridad. No solo estarán allí para protegerlos, sino para vigilar sus movimientos y que no escapen. No traten de escapar, estos dos pueden matarlos fácilmente. Créanme cuando les digo que para ellos las vidas humanas no son mejores que las de los perros o los gatos.”

“El siguiente equipo somos Osage y yo. Seremos responsables de preparar la explosión, así como del cebo. Es un trabajo peligroso, ¿no es así? ¿Entonces vas a hacerlo, Osage?”

Osage se quedó en silencio por unos consistentes diez segundos, y entonces dijo seriamente, “Está bien, trabajaré contigo, pero tengo una petición… Espero que cuando te lo pida, puedas usar tu inteligencia para ayudarme. No te pediré que asesines, solo necesitaré tu ayuda para idear un plan; es en lo que eres mejor.”

Hao no dudó, y dijo con calma, “Siempre y cuando no sea demasiado problemático, estará bien.”

Hasta entonces, Jenny dijo con una voz temblorosa, “Hao, Hao… no te estaba culpando antes. Es solo que… no estoy acostumbrada. Era una vida humana después de todo. Este equipo no había hecho nada como eso antes, así que… No me abandones, te lo ruego, no quise desafiar tu posición. Sé que eres uno de esos genios, escuché a los veteranos hablar de lo increíbles que son. Creo en tu juicio, por favor no me abandones…”

Dicho esto, Jenny parecía estar llorando. De hecho, Hao no la incluyó cuando asignó los roles, lo que la hizo entrar en pánico. Aquí nadie conocía mejor el horror de la Dimensión de Dios que ella. Aunque sobrevivió dos películas, fue por cosa de suerte, por lo que no ganó muchos puntos y tampoco sabía nada de las recompensas clasificadas. En vez de decir que es una veterana, lo correcto sería llamarla una novata en piel de veterano. Ella entendió que ser abandonada por su equipo era casi como una sentencia de muerte en esta Dimensión de Dios.

“Qué estás pensando, cómo podría abandonarte…” Hao respondió inmediatamente después de oír sus palabras. Entonces sintió que había algo mal con esta respuesta, así que añadió, “Tu misión es la más importante. Ya sea que podamos sobrevivir con seguridad, y ya sea que lleguemos al refugio, dependerá del todo en tus acciones.”

“Contando desde el momento en que Osage y yo partamos hacía el lugar de la explosión, una vez que la primera explosión ocurra, de inmediato dejarás la alcantarilla e irás por el cuerpo de la mujer que quedó afuera, en definitiva sigue allí. Asegúrate de tomarlo y llevarlo a esta ubicación.”

Hao volvió a sacar el encendedor, señalando una marca en la pared después de prender el fuego. “Tienes los lanza-telarañas. No corras por el suelo cuando tengas el cuerpo, sino que intenta trepar por sobre los edificios todo lo que puedas y únete a nosotros cuando lo traigas. Durante ese tiempo deberás usar tu velocidad más rápida, ser sigilosa y no alertar a los alienígenas. Esta es tu misión.”

Jenny se esforzó por recordar cada palabra dicha por Hao. Cuando terminó, ella dijo en un susurró, “¿Por qué necesitamos un cadáver?, ¿servirá de algo?”

Hao se rió y dijo, “Así es, y que tal si… cargas todos los cadáveres que veas en el camino. Mientras seas lo seas suficientemente fuerte, está bien incluso si traes cien cuerpos. ¿Qué opinas?”

La cara de Jenny se oscureció de repente, pero no podía asegurar si fue debido al miedo o si estaba considerando seriamente la sugerencia de Hao. Se quedó en silencio mirando fijamente el mapa en la pared, hasta que el encendedor de Hao se apagó y la alcantarilla se sumió una vez más en oscuridad.

“La secuencia es así: Osage y yo saldremos primero. Cuando llegue la primera explosión, Jenny comenzará su misión, y después de la explosión más violenta, el resto de ustedes partirá, pero la ruta debe cambiar… Ares, ¿recuerdas lo que te mencioné ayer por la tarde?”

Ares se distrajo, pero de inmediato respondió, “¿Te refieres a eso?”

“Es bueno que lo recuerdes”

El diálogo entre Hao y Ares confundió a los demás, pero esta vez no preguntaron. Vieron que Hao volvió a prender el encendedor, miró su reloj y comenzó la cuenta regresiva.

“Osage, ponte en marcha después de treinta segundos.”

“Diez segundos…”

“Cinco segundos…”

“¡Ahora!”


Traductor BryanSSC

Editor Lykanos