A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Master Hunter K

Capítulo 181: Los Elegidos – Parte 6

 

“Parece que todos estaban a salvo esta vez también”

Durante la cena en Noventa y Nueve Noches, todos los Elegidos se reunieron y brindaron con sus copas de champán. Hasta ese momento, todo era casi exactamente igual al sueño que la súcubo le había mostrado. Sungjin miró a Mahadas mientras se aferraba a su propia copa. Mahadas estaba, como siempre, sosteniendo una taza de té en lugar de una copa de vino.

Al ver esto, pensó para sí mismo:

(Parece que sin querer me he vuelto descuidado porque las incursiones se han hecho más fáciles últimamente. Si tardaba en darme cuenta de que era una ilusión, podría haber sido peligroso para los otros compañeros)

Sin embargo, mientras meditaba, Sungjin se encontró con la mirada de Serin e inconscientemente desvió sus ojos. Por alguna razón, se sintió culpable. Se dice que los sueños son reflejos de la mente inconsciente después de todo. A pesar del hecho de que era un sueño creado por la súcubo, la súcubo definitivamente había personalizado el sueño de su propia mente inconsciente. Como Franz había soñado con Nada, y Hiroaki había buscado a su Meguri-sensei.

(Dicho esto, ¿estarán bien los chicos que fueron avergonzados?)

Sungjin miró a Franz y Hiroaki. Los dos comían en silencio, mientras mantenían sus cabezas inclinadas como si hubieran cometido un pecado. Probablemente fue porque se habían comportado de manera antiestética frente a sus compañeras. Sungjin pensó para sí mismo-

(Tuve la suerte de que mi compañero fuera Mahadas)

Baltren, que no sabía las razones de esto, miró alrededor de la mesa algo tranquila y preguntó,

“Oy, mirad aquí. ¿Por qué está todo el mundo de mal humor? Todos regresamos vivos. ¡Estás actuando como si alguien hubiera muerto!”

Tenía razón. Normalmente, en la mesa eran estos dos, Franz y Hiroaki, eran los que hacían ruido, pero ahora estaban sentados mucho más tranquilos y decían muy poco. Serin y Nada también estaban normalmente en el lado hablador, pero hoy no hablaban tanto, quizás porque habían visto el punto más bajo de sus aliados hoy. En cuanto a Mahadas y Mustafá, originalmente no hablaban mucho. Incapaz de aguantar más, Sungjin se levantó y empezó a hablar.

 

“La incursión de hoy no fue fácil, y el Jefe Oculto fue especialmente único. Había unas pocas personas que había salvado del peligro, pero deben ser más cuidadosos la próxima vez, ya que los Jefes Ocultos usan este tipo de extraños trucos. Los súcubos, por ejemplo, no son particularmente los mejores oponentes para los hombres.”

Los ojos de Baltren se abrieron de par en par cuando preguntó,

“¿Súcubo? ¿Eso era el Jefe Oculto esta vez? ¿Esas cosas que te hacen tener sueños eróticos? ¿Esos demonios sexys?”

Parecía que Baltren no pudo encontrar a la súcubo. Sungjin asintió con la cabeza mientras respondía,

“Sí”

Baltren sonrió ampliamente como dijo,

“Entonces debería haberme esforzado más para tratar de encontrarlo. Cierto. ¿Cómo fue para los que la conocieron?”

Baltren no pudo leer el estado de ánimo mientras seguía preguntando a sus compañeros de equipo. Debido a esto, Franz y Hiroaki inclinaron aún más sus cabezas. Sungjin se entrometió y dirigió la conversación en otra dirección.

“No seas tan codicioso para luchar contra los Jefes Ocultos. Aunque es bueno ser capaz de mejorar recibiendo buenas puntuaciones, lo más importante es llegar juntos a la última incursión. ¿Entendido?”

“Sí”

“Sip”

Franz y Hiroaki asintieron con la cabeza. Sungjin continuó,

“Entonces distribuiré los artículos hoy. Operadora”

Sungjin buscó dentro de su Cubo. Sungjin sacó los artículos que había recibido de las recompensas de hoy y los compartió con sus aliados.

“Este es un anillo legendario… Parece que será adecuado para la señorita Nada.”

Sungjin le entregó un anillo con una perla negra a Nada. La información del artículo apareció entre los dos.

 

 


El Llamado de Tánatos de la Oscuridad
Anillo legendario

Habilidad pasiva
Necromancia (IV) – Aumenta las estadísticas de las invocaciones por Magia Negra en un 40%.

Habilidad activa
Antojo de Muerte (III) – Reduce la salud de tu invocación convocada por Magia Negra a 0 en 10 segundos. Durante este tiempo, tu invocación gana 3 veces sus estadísticas normales.

Cuando la última luz de esperanza se haya apagado…
Los humanos abrirán sus ojos a un nuevo deseo.


 

 

Nada abrió bien los ojos cuando leyó la descripción.

“Vaya, las habilidades son geniales”

“Sabía que sería un gran ajuste para la señorita Nada desde el momento en que la vi.”

Sungjin le entregó el anillo a Nada sin pensarlo mucho. No se dio cuenta de que Serin, que estaba mirando, giró la cabeza infelizmente.

“Gracias, Kei. Le daré un buen uso.”

Nada sostuvo el anillo mientras decía-

“Equipar”

Pronto el anillo que había estado en la palma de su mano se envolvió perfectamente alrededor de su dedo anular. Sungjin entonces procedió a sacar un par de botas de su cubo.

“Eh, este es un par de botas con resistencia mágica…”

El tranquilo Franz levantó la mano.

“¡Oh! Si ese es el caso, entonces creo que los necesitaré.”

“… Echa un vistazo.”

Sungjin levantó las botas. Otra ventana de información apareció.

 

 


Nihilan Las botas del incrédulo
Botas Legendarias Armadura 44%

Habilidad pasiva
Sin Fe (IV) – Aumenta la resistencia mágica del usuario en un 40%. Disminuye todos los efectos mágicos del usuario en un 40%.

Habilidad activa
Certeza (IV) – Elimina todas las debilidades. Elimina todos los buff.

Aquellos que creen comenzarán a dudar,
y los que dudan comenzarán a creer.


 

 

“Pero hay un castigo para cuando se usa la magia.”

Habiendo leído las habilidades hasta el final, Franz se sentó de nuevo en su asiento.

“Oh… ¿Es así? He estado usando más magia hasta ahora…”

En su lugar, Hiroaki levantó la mano.

“Entonces las usaré, maestro. Ya que sólo uso técnicas de espada.”

“Ahh, genial. Es bueno que alguien pueda usarlo”

Sungjin le entregó las botas a Hiroaki. Hiroaki sostuvo las botas mientras se inclinaba respetuosamente ante Sungjin.

“Gracias, maestro”

La distribución de los artículos había terminado. Sungjin entonces continuó,

“También… El número de Monedas Negras ganadas hoy es…”

Mientras Sungjin hablaba, un número apareció sobre el cubo de Sungjin. Serin, Nada, Franz y Baltren, que habían participado en varias incursiones con él hasta ahora, miraron el número sin mucho ruido. Sin embargo, Hiroaki y Mustafá, que se acababan de unir recientemente, se veían increíblemente sorprendidos. Sungjin los miró mientras decía,

“Es así. Como no las necesito, se las daré a quien las necesite”

Mustafá levantó cautelosamente su mano.

“Hay… Hay un artículo que quiero que está en la casa de subastas. ¿Sería posible que tuviera algunas monedas?”

Mustafá se veía increíblemente incómodo al pensar en recibir monedas negras de Sungjin. Le resultaba difícil de creer cuando había oído hablar de ello por primera vez en el pasado.

“¿Las regalarás? ¿Monedas Negras?”

“Sí”

“¿Gratis?”

“No es completamente gratis. Se espera que la gente que recibe mis monedas crezca mucho más fuerte y me ayude más tarde en las incursiones”

Sungjin asintió con la cabeza, transmitiendo que Mustafá no debe preocuparse. Añadió-

“Sí. Toma todas las que necesites, Mustafá.”

Mustafá parecía débilmente arrepentido al recibir algunas monedas.

“… Después de que estas incursiones terminen, te lo devolveré. Incluso si es sólo en efectivo.”

Sungjin sonrió y asintió. Habiendo terminado de distribuir las monedas, Sungjin miró a sus aliados. Aunque hubo un pequeño contratiempo, todos estaban a salvo. Sungjin les dijo,

“En cualquier caso, es genial que todos hayan podido terminar la incursión con seguridad. Sería genial si los ocho pudiéramos quedarnos hasta el final de las incursiones”

Todos asintieron con la cabeza en respuesta a las palabras de Sungjin. Sungjin continuó,

“También, como siempre, seguimos buscando aliados. Esas personas que mencioné antes.”

Sungjin se refería a los miembros de los anteriores últimos finalistas, que incluía a Edward.

“Si se encuentran con ellos o con alguien que sea particularmente fuerte, no duden en llamarme.”

Todos asintieron con la cabeza en respuesta a las palabras de Sungjin. Y justo a tiempo, Dalupin llegó con una pizza horneada con una corteza dorada, y un aromático espagueti. Era hora de comenzar su comida en serio.

“¡Wow, se ve delicioso!”

“Dalupin, gran trabajo hoy también.”

“Gracias por la comida, Dalupin”

Mientras todos tomaban sus cucharas, palillos, tenedores y cuchillos, Sungjin los dejaba en silencio y se dirigía al baño. Sacó el accesorio en forma de estrella de su chaleco y dijo…

“Luz de las Estrellas”

Robó una mirada al futuro dentro de 24 horas. Al igual que hoy, mañana, los Elegidos estaban disfrutando de una cena en las Noventa y Nueve Noches en la dimensión de Sungjin. Sungjin rápidamente las contó.

(… Siete, Ocho.)

El número ‘ocho’ tenía dos significados, Primero, significaba que todos los Elegidos estaban a salvo. Segundo, significaba que no ganaban nuevos aliados.

“Aunque es un alivio que todos estén a salvo… es un poco decepcionante que no hayamos ganado nuevos aliados”

Mientras Sungjin meditó para sí mismo, dejó el futuro y regresó al presente.

 

 

*****Espaciador*****

 

 

A la mañana siguiente, Sungjin sentó a los Elegidos frente a él y les informó como de costumbre.

“La incursión de hoy es la Prisión Ser’Corist, pero es sólo una prisión de nombre. Es un lugar más como un asilo mental que está lleno de monstruos. Generalmente, se enfrentan a humanos, elfos y monstruos humanoides como los orcos. Sin embargo, como están todos un poco locos, se te acercarán con ataques difíciles de predecir. Harán cosas que son un poco difíciles de imaginar, como arrancarse un brazo para usarlo como arma, o apuñalarse el estómago para atacarte cuando estés detrás de ellos. Por favor, ten cuidado con este punto”

“Sí”. Todos los elegidos respondieron a las palabras de Sungjin como uno solo.

Algunos de los cazadores mostraron expresiones un poco nerviosas, pero Sungjin no trató de aliviar sus preocupaciones y dejarlos en paz. Esto se debió a que su nerviosismo podría potencialmente ayudarlos a volver a la vida. Mientras Sungjin no hiciera nada particularmente extraño, todos estarían a salvo esta noche. A pesar de saber esto, Sungjin le dijo a los Elegidos…

“Entonces, todos hagan lo mejor que puedan y permanezcan vivos. Si hay algo peligroso, llámenme sin falta”

“Sí”. El equipo respondió de nuevo.

Poco después, Sungjin y los Elegidos fueron teletransportados al decimo octavo campo de batalla, la Prisión Ser’Corist.

 

 

BryanSSC: Me dan lastimas esos dos, pero se lo buscaron por no ser más cuidadosos.

Trad. BryanSSC