A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Master Hunter K

Capítulo 180: Los Elegidos – Parte 5

 

Durante la cena de Noventa y Nueve Noches, todos los Elegidos se reunieron y brindaron con sus copas de champán.

“¡Un brindis! ¡Por nuestra victoria!”

“¡Salud!”

Los Elegidos levantaron sus vasos y los vaciaron hasta la última gota. Entonces, de repente, Serin se acercó a Sungjin y le susurró al oído.

“Oppa, hay algo que quiero discutir contigo a solas… ¿podrías por favor venir al segundo piso conmigo?”

Habiendo terminado de hablar, Serin subió a la habitación del segundo piso primero. Sungjin la vio salir con la mirada perdida, luego se dirigió tras ella hacia el segundo piso sin dejar que los otros cazadores lo supieran. Sin embargo, mientras subía las escaleras, escuchó un eco, como si alguien le susurrara al oído.

“… spierte”

Sungjin miró detrás de él. Los cazadores estaban cenando bulliciosamente como de costumbre.

(¿Fue sólo mi imaginación?)

Sungjin los miró e inclinó su cabeza por un momento, antes de subir una vez más al segundo piso. Aunque Noventa y Nueve Noches tenía varias habitaciones en cada piso, Sungjin rápidamente fue capaz de averiguar en qué habitación estaba esperando Serin, ya que sólo una de las habitaciones tenía su puerta ligeramente entreabierta. Sungjin abrió la puerta y entró.

“¿Qué era lo que querías decir?”

Serin estaba de pie en la ventana abierta, mirando la luz de la luna. Sin embargo, no llevaba su ropa habitual. Se había olvidado del chaleco de cuero que solía llevar por una blusa tan fina que era ligeramente transparente.

“Tú… ¿Qué es esto?”

Mientras Sungjin estaba nervioso, Serin se quitó la blusa. Todo lo que le quedaba era un par de sostenes y ropa interior negra con elaborados diseños. En contraste con su ropa interior oscura, el tono blanco de su piel brilló seductoramente a la luz de la luna. El físico en forma de un atleta estaba completamente expuesto. Mientras Sungjin estaba congelado e incapaz de moverse, Serin se acercó a él y le susurró al oído.

“Oppa…”

Su aliento caliente estimuló el oído de Sungjin. Sungjin la acostó en la cama. Serin rodó por la cama una vez como un felino y sus firmes pechos temblaron sobre su largo pelo negro, tentando a Sungjin. Sungjin se adelantó y le agarró los pechos.

“Ahh…”

Serin soltó un gemido. No estaba claro si era de dolor o de placer. Y entonces, Sungjin sacó el Espectro Lunar y la apuñaló en su estómago en un parpadeo.

“¡Urk!”

Serin escupió sangre de su boca mientras abría bien los ojos. Sungjin entonces sacó a Venganza Sangrienta y la decapitó.

‘Splurt’

La sangre rociada por todo el dormitorio. Sungjin miró fijamente la cabeza decapitada. Incluso después de haber sido completamente separada de su cuerpo y haber rodado por el suelo varias veces, miró fijamente a Sungjin y le preguntó,

“¿Cómo lo supiste?”

Sungjin arrojó la sangre de su espada como lo hacía normalmente, y luego dijo,

“Mahadas es un monje increíblemente dedicado. En la docena de veces que he cenado con él, nunca ha tocado la carne ni el alcohol. Pero, ¿beber de repente champán? No deberías haberlo incluido cuando estábamos haciendo el brindis”

Serin, no, la cara de lo que sea que tomó forma de Serin se deformó en la ira.

“Kuh…”

Al mismo tiempo, la vista de las noventa y nueve noches desapareció de su vista como un espejismo y la voz del Espectro Lunar pudo ser escuchada.

(¡Maestro! ¡Por favor, despierte!)

Fue entonces cuando Sungjin se dio cuenta de que la voz en forma de eco que había escuchado mientras subía las escaleras pertenecía al Espectro Lunar. Sungjin dijo brevemente-

“Estoy despierto”

“…¡reúnanse! ¡Protección de la luz!”

Mahadas, que había estado lanzando Magia de Luz sobre Sungjin, lo miró y dijo,

“Ah, está despierto, Señor Kei.”

Sungjin recordó rápidamente lo que había pasado hasta ahora.

 

*****Espaciador Atónito*****

 

 

Siguieron la pista dada por el Cubo, “En los insondables eones que pasan”. En su búsqueda, se encontraron con una cama dentro de la torre del reloj. La cama dentro de la habitación parecía fuera de lugar.

“¿Qué es… esto?”

Cuando Sungjin se acercó a la cama con los otros cazadores, la Operadora gritó,

[¡Advertencia! Jefe Oculto]

[‘Maestra de los Sueños’ Beatrice ha aparecido!]

Sungjin sacó y levantó sus dos espadas. Sin embargo, en ese momento, de repente pensó…

Y rápidamente perdió todo recuerdo de lo que estaba pasando.

La siguiente escena que vio fue a todos sosteniendo una copa de champán en sus manos mientras gritaban-

“Salud”

 

 

*****Espaciador Uchiha*****

 

 

Sungjin le preguntó a Mahadas,

“Mahadas, ¿cuánto tiempo he estado inconsciente?”

“Unos cinco segundos”

(Qué alivio. Parece que el tiempo dentro del sueño había volado más rápido.) Sungjin rápidamente miró hacia los otros cazadores. Los otros tres cazadores estaban en combate con una súcubo que tenía cuernos que salían de su cabeza. Afortunadamente, esa ilusión sólo había afectado a una persona y los otros cazadores aún no habían caído en ella.

(En el peor de los casos… podría haber terminado asesinado a un compañero de equipo.)

Sungjin había estado demasiado relajado últimamente debido a que las incursiones eran mucho más fáciles que su nivel de habilidad.

‘Woosh’

Sungjin sacó sus dos espadas mientras corría hacia la súcubo que lo había embrujado.

(En cualquier caso, este lugar se siente realmente asqueroso…)

 

 

*****Espaciador Asqueado*****

 

 

[Jefe Oculto “Maestrade los Sueños, Beatrice” eliminado.]

[Incursión 100% completa.]

[Comenzando distribución de recompensas.]

Sungjin recibió las recompensas en silencio. Lo que salió fueron unos pocos artículos legendarios y monedas negras.

(Hrm… Esto… debería darle esto a Mustafá…)

(Esto parece el estilo de Nada… debería mostrárselo y preguntarle si lo necesita.)

Por ahora, Sungjin guardó los artículos que había recibido de la distribución de la recompensa. Ya que la incursión fue 100% completa, no había más monstruos. Dejó a los cazadores y se fue a una esquina para intentar usar las Canicas. Cuando miró hacia atrás, el hombre de Corea del Norte estaba estrechando la mano del caucásico.

“Buen trabajo ahí fuera”

“Gracias. Siento todo eso al principio”

Sungjin sentía que dos hombres cualesquiera, sin importar las circunstancias, terminarían reconciliándose como ellos si hubieran luchado juntos en situaciones de peligro de vida. Entró en la esquina y usó una canica. Sin embargo, la Operadora sólo repetía el mismo mensaje.

[No hay dimensión aplicable disponible]

El número de cazadores había disminuido hasta el punto de poder contarlos a mano. Muchos trolls habían muerto por culpa de Sungjin, y aquellos que habían cazado en secreto ya no podían hacerlo cuando los cazadores empezaron a conocerse.

(Entonces, ¿qué debo hacer durante el tiempo restante? ¿Los otros cazadores están bien?)

Mientras Sungjin pensaba en los otros cazadores, de repente recordó la tentación que acababa de experimentar.

(Dije que no deberían intentar el Jefe Oculto con fuerza, pero… las cosas podrían ser… ¿un poco peligrosas?)

Aquellos de los que no tenía que preocuparse eran el monje Mahadas y Mustafá, que era autodisciplinado. En cuanto al resto, Franz, Hiroaki o Baltren, era posible que cayeran en una situación peligrosa.

(Si alguien llama… puede que tenga que salir inmediatamente…)

Habiendo llegado a esta conclusión, Sungjin esperó un poco. Y tal como había pensado, unos minutos después de haber matado al Jefe Oculto, la Operadora llamó.

[El Elegido solicitó su teletransportación.]

“Muéstrame”

Pronto, el rostro de un Elegido apareció sobre el Cubo. Era el rostro de Serin, que lo había seducido hace un momento.

Sungjin soltó unas cuantas toses secas. Serin gritó urgentemente,

“Oppa, ven rápido ¡Ahora mismo, Franz está!”

“Bien, voy en camino.”

Sungjin inmediatamente cambió de dimensión y entró en la dimensión en la que estaba Serin.

“¡Gwaaaaaaaaaaa!”

La mano de uno de los cazadores se estaba pudriendo debido a la magia negra de la Súcubo.

“¡Hey!”

Serin disparó desesperadamente algunas flechas, pero la Súcubo se convirtió en un murciélago antes de dividirse en varios pedazos mientras esquivaba la flecha.

“¡Ohohohoho!”

Sungjin sacó sus dos espadas. Como acababa de matarla, Sungjin sabía en detalle lo que tenía que hacer. Miró a su alrededor. Cerca de allí, la figura de Franz se podía ver tendida sobre la cama, mostrando una apariencia antiestética mientras extendía ambas manos en el aire con la lengua afuera.

“Je, je. Nada… Miss Nada…”

Sungjin puso los ojos en blanco y corrió hacia donde los murciélagos se estaban reuniendo.

 

 

*****Espaciador con vergüenza ajena*****

 

 

“Cerdo”

Serin miró a Franz con desprecio.

“No, espera, eso no…”

Franz intentó justificarse de alguna manera, pero Serin simplemente apartó la mirada y se distanció de Franz. Franz colgó la cabeza con su gran espada en su mano como si estuviera desesperado. Sungjin miró a Franz con una expresión de lástima. Como alguien que también había experimentado esa misma ilusión, lo entendía. Aun así, no podía defender abiertamente a Franz frente a Serin. Sin embargo, en ese momento, Serin llamó a Sungjin.

“Oppa, por favor ven aquí.”

“¿Hrm?… Oh… ¿Por qué?”

Sungjin tartamudeó un poco mientras le respondía, el recuerdo de la excesiva ilusión estaba aún fresca en su mente. Serin le hizo un gesto mientras ella decía,

“Hay algo que quiero decir, así que ven aquí.”

Por alguna razón, sus líneas eran similares a las que él había escuchado en la ilusión. Sungjin arrugó su frente ligeramente cuando se acercó a ella. Una vez que se acercó, ella se inclinó de repente y le susurró al oído,

“Oppa, ¿tú…?”

Era demasiado similar a lo que había sucedido en la ilusión.

“Mmm…”

Sin embargo, la parte final de su pregunta fue diferente.

“En aquel entonces, el señor Franz llamaba mucho a la señorita Nada mientras se perdía en la ilusión… ¿Crees… que al señor Franz le gusta la señorita Nada?”

Sungjin se alejó de ella mientras asentía con la cabeza.

“Ah, bueno… eso… ese es probablemente el caso…”

Sin embargo, en ese momento, un pensamiento vino a Serin y ella preguntó,

“Oppa. ¿También te atraparon a ti? ¿En eso?”

Mientras Sungjin tenía dificultades para decidir cómo responder, un mensaje de la Operadora sonó una vez más.

[El Elegido solicitó su teletransportación.]

Sungjin giró su cabeza hacia la Operadora. La figura de Nada apareció y le dijo a Sungjin,

“Hey Sungjin, ven aquí rápidamente. Nuestro espadachín adolescente se ha vuelto loco y está buscando a un profesor llamado Meguri o algo así.”

Fue justo a tiempo. Sungjin dejó una rápida frase a Serin y se dirigió a la dimensión de Nada.

“Lo comprobaré”

 

 

BryanSSC: ¡Salvado por la Operadora! JAJAJAJAJAJAJA Pobre Franz, demasiada soledad xD pero debió sospechar aunque fuera un poco.

PD: Según el autor, como Master Hunter K es una novela para jóvenes, no veremos nada mas tentador que esto.

Trad. BryanSSC