A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Master Hunter K

Capítulo 178: Los Elegidos – Parte 3

 

 

Sungjin se detuvo de comer el yogur de fresa que había pedido como postre y miró las notas que Dalupin le había dado anoche.

[Información relativa a la Ciudad de la Luna Carmesí]

(Hrm… Este era un lugar muy extraño…)

Este capítulo era un lugar particularmente extraño, incluso entre los veinte o más capítulos que había visto. Los monstruos que aparecían en los otros capítulos eran criaturas sobre las que se podía leer en cuentos de hadas o novelas, pero este lugar contenía monstruos que eran completamente de otro mundo; aparecían y desaparecían como fantasmas de pesadillas. Eran típicamente criaturas aberrantes con formas incompletas.

(En aquel entonces… recuerdo que apenas lo completamos…)

Sungjin había superado por poco el capítulo después de perder a varios de sus aliados la última vez.

“El jefe se llama Tezer…”

(¿Qué era esa cosa…?)

Sungjin miró la hoja de información. El nombre del jefe era ‘Tezer’burunda’bas’.

“Tezer’burunda’bas… ¿Como debería poner esto…? Tiene una forma libremente cambiante hecha de… caras flotantes de espíritus enojados que están amontonados como slimes.”

Preguntó Hiroaki,

“¿Está hecho de espíritus vengativos flotantes que están amontonados como slimes?”

“Sí. Está hecho de todo tipo de espíritus vengativos: los que ríen, los que lloran, los que se enfadan…”

Sungjin quería describir al jefe, pero no era fácil encontrar las palabras adecuadas. Se rindió y enumeró los puntos a los que debían prestar atención.

“Lo entenderán cuando lo vean. Lo especial de este tipo es que cuando una parte de su cuerpo se cae, se moverá independientemente. Sin embargo, no puede ser dañada. Sólo la pieza más grande puede ser herida, así que apunten a eso.”

Los ‘Elegidos’ escribieron notas simples o asintieron silenciosamente con la cabeza mientras Sungjin hablaba. Baltren levantó su mano y preguntó,

“Cazador Maestro. ¿Qué hay del Jefe Oculto?”

Sungjin no tenía nada que decir al respecto, ya que él mismo nunca se había encontrado con el Jefe Oculto de este capítulo. Sungjin respondió sinceramente,

“Yo tampoco lo sé. Ya que es el Jefe Oculto… tengan cuidado. No se fuercen en matarlo, y si parece difícil, llámenme inmediatamente. ¿Entendido?”

Desde la perspectiva de Sungjin, sería genial si los Elegidos pudieran matar al jefe y crecer en fuerza por sí mismos, pero sería una gran pérdida si alguien muriera mientras lo hace. Sólo había reunido siete Elegidos hasta ahora, pero el dueño de la tienda de Mas Oscuro que el Negro se había ido, y a Sungjin sólo le quedaban dos Aguas Sagradas de Bautismos. Por eso, no se podía permitir que ninguno de ellos muriera si quería crear el grupo de los últimos diez cazadores.

“Entonces, espero ver a todos a la hora de la cena con buena salud.”

“En efecto”

“Nos vemos esta noche”

Los cazadores se separaron y volvieron a sus respectivas dimensiones. Sungjin se sentó solo en las mesas unidas en Noventa y Nueve Noches, que Dalupin dejó ahora unidas, y miró los lugares vacíos.

(Bueno… cuando vi el futuro ayer, nadie había muerto, así que… no debería haber nada en particular, pero…)

En cualquier caso, era probable que nadie muriera. Es decir, siempre y cuando Sungjin no hiciera nada extraño que fuera “capaz de cambiar el futuro” similar a cuando Edward había lanzado hechizos a las espaldas de sus aliados.

(Pero lo más importante…)

Sungjin sacó un Agua Sagrada de Bautismo de su chaleco. Quedaban dos. Ahora era el capítulo 17. Hasta el capítulo 21, del que Sungjin no sabía nada, sólo quedaban el capítulo 18, la prisión de Ser’corist, el capítulo 19, la Universidad de Magia Khadhi Azel, y el capítulo 20, el Castillo del Rey Demonio. De estos cuatro capítulos, tenía que seleccionar dos Elegidos adicionales.

(Pero sólo había ocho personas en la cena de hoy…)

Significaba que la posibilidad de hacer una nueva conexión no existía.

“Entonces, por ahora, no me preocuparé por ello y sólo me centraré en despejar la incursión.

Sungjin creyó que esto no sería muy difícil de hacer y terminó el yogur restante.

 

 

*****Espaciador*****

 

 

A altas horas de la noche, en una ciudad medieval donde las calles estaban iluminadas por antorchas de mala calidad, se podía escuchar el sonido de un objeto metálico raspando contra algo.

‘Crujido… Crujido’

Se desconocía si era un humano o un animal, pero se podían oír los gemidos de alguna criatura.

“Guuuoouuuu…”

Sobre la torre del reloj que estaba situada en el centro de la ciudad, se veía salir una luna llena carmesí. Era una vista exótica. Este lugar que emanaba una atmósfera aterradora era el capítulo 17, “Ciudad de la Luna Carmesí”.

(El capítulo anterior era genial ya que estaba en una playa cálida… aquí, la atmósfera es demasiado…)

Sungjin esperó a que los otros cazadores aparecieran mientras se quejaba a sí mismo.

‘Pew…’

Los otros cazadores aparecieron uno por uno, y sorprendentemente, una persona familiar apareció. Era el alto monje de ojos azules, Mahadas.

“¡Oh!… Sr. Kei. Que coincidencia, parece que podremos llevar a cabo esta incursión juntos.”

“En efecto, parece ser el caso.”

“Como pensaba… ¿Esto es porque ya no queda mucha gente en las incursiones?”

“Es una posibilidad”

Anteriormente, cuando terminaron el capítulo 14, quedaban unos 6700 cazadores. Aunque era imposible saber el número exacto de personas que quedaban, era probable que hubiera unos 2000-3000 cazadores vivos. Como se trataba de una incursión de cinco hombres, habría alrededor de 400 a 600 grupos y debido a esto, no sería particularmente difícil reunirse con un conocido.

“Esta es la segunda vez que nos reunimos desde entonces en el Castillo. Es un placer, K.”

Antes de su regresión, Sungjin había estado de grupo con Mahadas el doble de veces. Por extraño que parezca, parecía que él y Mahadas tenían profundos lazos entre sí.

“Así es.”

Sungjin miró a los otros tres cazadores, preguntándose si había alguien de las últimas diez personas anteriores o una cara familiar. Había una persona negra, una blanca y una asiática, pero todas eran personas que nunca había visto antes. Pero, por el contrario, había alguien que lo reconoció.

“¿Eh, eres tú? ¿El Cazador Maestro? ¿Kei?”

“Ese eres tú, ¿verdad? Cazador Maestro. ¡El famoso cazador de trolls!”

Un hombre asiático bajo pero robusto con una cara afilada se acercó a Sungjin y le extendió la mano.

“Por lo que he oído, ¿eres coreano?”

Ahora que lo miraba, Sungjin podía ver que su habla coincidía con los movimientos de sus labios. Viendo que no requería la traducción automática de l Operadora, esta persona también debe ser un coreano. Sungjin agarró su mano mientras respondía,

“Sí… es un placer conocer a otro coreano.”

La verdad es que no se alegró mucho. Esto se debió a que los coreanos actuaban de manera ruda con Sungjin ya que él tendía a ser más joven que ellos, aunque estuvieran en una incursión. Sin embargo, el hombre respondió,

“Ah, no soy coreano”

(¿Eh?)

Sungjin inclinó su cabeza.

(¿Eh? ¿Es chino? ¿Sólo sabe hablar coreano?)

Sin embargo, inesperadamente, el hombre dijo,

“Soy del Norte”

Era un norcoreano.

“Ah…”

Un norcoreano. Era la primera vez que veía uno tanto en esta cacería como en la anterior.

“Aun así, es agradable conocer a alguien de la misma etnia. ¿Por qué comenzó toda esta locura…?”

Cuando lo consideró, sintió que no sería difícil para los norcoreanos adaptarse a las incursiones. Debido a que los varones norcoreanos eran personas que tenían que servir durante casi diez años en el ejército, les sería más fácil adaptarse a circunstancias tan difíciles como éstas.

(Aunque me preocupan las diferencias culturales… pero si es bueno entonces tal vez pueda unirse…)

Sin embargo, en el preestreno que tuvo de la cena de esta noche, el hombre no estaba allí. Sungjin se preguntó por qué era así, pero la respuesta pronto quedó clara.

“¿Eres un norcoreano?”

El blanco que estaba detrás de él intervino.

“Se supone que debo depender y luchar junto a un terrorista… esto es un problema”

En eso, una de las cejas del norcoreano se disparó hacia arriba.

“¿Terrorista? ¿Qué está insinuando?”

Mientras las voces de las dos personas se hacían más fuertes, el negro dijo alarmantemente,

“Woah, woah. Hey, no peleemos. ¿Olvidaron los dos que tenemos que luchar por nuestras vidas pronto?”

A pesar de los intentos del hombre negro, los dos mostraron sus dientes el uno al otro como si estuvieran a punto de pelearse. Sungjin miró al caucásico.

(¿Piensa que todos los norcoreanos son terroristas… No, incluso si pensara tales cosas, no debería haberlo dicho en voz alta.)

Habiendo comenzado una pelea con otra persona incluso antes de que la incursión hubiera comenzado, esta persona fue automáticamente descalificada.

(Es increíble que haya podido llegar tan lejos…)

La lucha entre los dos se detuvo cuando el monje Mahadas se interpuso entre ellos.

“Vosotros dos, por favor, calmad vuestras mentes y apartaos temporalmente de vuestra ira.”

Un monje de ojos azules. Ya sea por su apariencia única o por su voz tranquila, los dos se calmaron cuando escucharon las palabras de Mahadas.

“No, no estaba… intentando…”

“Un monje, aquí…”

El norcoreano se rascó la cabeza y se dio la vuelta. Luego, emparejó las miradas con Sungjin antes de decir…

“Jaa, por eso normalmente no digo de dónde vengo… me equivoqué ya que conocí a alguien de la misma etnia.”

Por otra parte, el hombre era un poco lamentable. Ser considerado un terrorista sólo porque había dicho su país de origen. También era posible que algo así hubiera sucedido más de una vez antes, ya que Corea del Norte era mal vista por el resto del mundo. Sungjin lo miró mientras pensaba,

(Hrm… Incluso si su habilidad es buena, podría ser difícil llevarlo con nosotros…’)

Sungjin también tenía que considerar las relaciones entre sus aliados. Cuando ahora consideraba los últimos diez, el Illich que odia a los musulmanes siempre estaba en conflicto con Mustafa; y Ryushin, que despreciaba a los japoneses, tenía problemas con Shunsuke.

(Aunque realmente no me importa si es de Corea del Norte…)

Aunque el propio Sungjin, como surcoreano, no tenía ningún sentimiento particular al respecto, no sabía si el americano Baltren, o los europeos Nada y Franz serían reacios con el chico. Si pensaban así, entonces no había nada que pudiera hacer al respecto.

(¿Es por eso que sólo hay ocho personas en la cena de esta noche…? Terminemos la incursión rápidamente)

[La incursión comenzará en 10 segundos. 10, 9, 8…]

Sungjin sacó su espada mientras contemplaba el asunto. Ya que Mahadas también estaba aquí, esta incursión iba a ser especialmente fácil.

 

 

 

BryanSSC: Y por eso amigos míos el racismo es peligroso, nunca sabes cuándo tendrás que luchar por tu vida junto a personas de otras etinas.

Nota del autor:

Tomé la idea de Venganza Sangrienta de la espada Chikage del juego de Playstation Bloodborne. Aunque la habilidad especial y la lore es diferente, la idea de una espada cuyo medio es la sangre me dejó una profunda impresión.
(BryanSSC: Algo me dice que esta incursión también estuvo inspirada en Bloodborne)

Artemio, Espectro Lunar y Ariane son espadas completamente originales.

El elfo oscuro exiliado Calian, el dueño de Artemio, es, por supuesto, un homenaje a Drizzt Do’urden (de Calabozos y Dragones). Cuando lo vi, supe que quería escribir sobre un protagonista que esgrime espadas.
(BryanSSC: Nunca lo había visto, no soy fan de D&D, pero joder, es igualito a lo que me imaginé cuando se enfrentó a Sungjin.)

Obtuve el nombre de ‘Sungjin’ de la obra clásica coreana, ‘El sueño de la nube de los nueve’. El nombre ‘Sungjin’ es típicamente un nombre budista, y el mundo de las novelas es algo que sólo existe en nuestra imaginación, así que lo nombré con la esperanza de que los lectores descubran su propósito en la vida. (El traductor cree que el Autor significa: 省 Sung, como en ‘To search’, y 眞 Jin, como en ‘Truth’).
BryanSSC: “Para Buscar la Verdad” o “En Búsqueda de la Verdad”

Me inspiré en Baltren del antiguo kickboxer y luchador de K-1 Jerome Le Banner, aunque originalmente es francés.

Obtuve ‘Hiraoki’ del samurai Hiroaki del manga ‘Blade of the Immortal’. Lo considero uno de los 10 mejores mangas que he leído en mi vida.

Illich es el superior del miembro de las fuerzas especiales rusas, Igor. Un pequeño indicio de esto se puede ver en sus conversaciones. No tenía intención de convertir a propósito a un ruso en un villano. Era simplemente que tales cosas eran famosas entre los Spetsnaz. Antropomorficé a las Fuerzas Especiales en personajes, pero sin querer representó un país bajo una luz de villanía. No tengo ninguna razón en particular o que no me guste Rusia.

Quería incluir muchos más usos de la Moneda Blanca, pero no podía hacerlo porque sentía que el trabajo se complicaría en exceso.

El Dragón Rojo Ariane es de linaje divino. Se la podía ver en los mundos de mis otras obras.
(BryanSSC: Oooooooooohhhhhhhhhhhhh la única mujer de esta novela que considero waifu ¡¡¡¡La milf dragona!!!! xD)

No sólo esto, sino que los detalles de los objetos o información sobre el capítulo (la madre y la abuela de Ariane, la persona responsable de inyectar al conde con la sangre de vampiro, la que causó un complejo de inferioridad en el jefe de la torre de marfil del mago, la magia prohibida, etc.) y otros detalles que he incluido son tomados de mis otros trabajos. Probablemente tomará mucho tiempo, pero espero que los lectores ingleses los encuentren algún día en mis otros trabajos.
(BryanSSC: El autor se hace llamar FromHell, si alguien encuentra más de sus obras… cabrones, comenten que me pongo a traducir de inmediato)

 

 

Trad. BryanSSC