A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Master Hunter K

Capítulo 176: Los Elegidos – Parte 1

 

BryanSSC: Hola gente~ inicia la recta final, los últimos 10 capítulos.

 

 

 

Sungjin se agarró la frente mientras miraba a Edward. Edward se abría camino a través de las incursiones cooperando con los otros cazadores, como siempre lo había hecho. Nunca hubo un momento en el que actuara como un troll, aunque hubo casos en los que mató a cazadores que habían intentado hacerlo. Mientras observaba a Edward, Sungjin estaba casi seguro.

(Este tipo… no hay duda… En ese entonces, usó ese hechizo para enviarme atrás en el tiempo…)

Mientras Sungjin consideraba esto, continuó observando a Edward mientras dormía. Después de un tiempo, una vez más descubrió algo que lo sorprendió.

(¿Eh? Esto es…)

Edward estaba actualmente en el capítulo 16, Bahía de Kor’daum, que fue donde conoció a Edward por primera vez. Pero Sungjin no estaba allí. En su lugar, Edward estaba cazando con cuatro cazadores que Sungjin nunca había visto antes.

(¿Qué? Definitivamente… conocí a Edward aquí ¿No puede ser?)

Sungjin pensó rápidamente,

(… Muéstrame la escena de la muerte de Edward.)

La vista cambió a un lugar extraño donde se podían ver cristales flotando sobre bandejas circulares. En el instante en que Sungjin vio esto, se dio cuenta,

(Esto es… Capítulo 19… Universidad Mágica Khadhi Azel.)

Si Edward murió aquí, entonces significaba que lo que había predicho era correcto. No había estado aquí con Edward.

(La primera vez que murió fue en el capítulo 18… Así que pudo ir más allá por un capítulo.)

Sungjin continuó observando la incursión de los últimos ocho cazadores. Capítulo 19, Universidad de Magia Khadhi Azel. Aunque se llamaba Universidad, no era un lugar que se asemejara a un campus universitario. Era un lugar en el que espectros despistados, que podrían haber sido originalmente estudiantes o profesores, vagaban por las ruinas mágicamente destruidas.

(Bien, este es otro de esos lugares… donde no puedes predecir lo que va a pasar.)

Sungjin observó a Edward y a los otros cazadores. Lo que se destacó inmediatamente fue el número de cazadores. Sólo había ocho de ellos, a pesar de que era una incursión de diez hombres.

(Parece que han luchado increíblemente duro para llegar hasta aquí.)

Los cazadores que apenas pudieron derrotar a los monstruos capaces de usar magia se dirigieron a un edificio de mármol blanco puro en el centro del campus. Cuando Sungjin vio esto, pensó en su propio pasado borroso.

(… Hrm… Aquí…)

De repente, se escuchó una voz ensordecedora.

“¡CÓMO TE ATREVES A INTERRUMPIR LOS ESTUDIOS DE LOS ESTUDIANTES! ¡PEDAZO DE BASURA!”

Una vez que escuchó esa voz, recordó todo. Pronto, la voz de la operadora se escuchó diciendo,

[¡Advertencia!]

[El decano ‘Serdio’ ha aparecido.]

Rápidamente después, un gigante con un inmenso bastón apareció desde el interior del edificio. Una característica interesante era que el gigante llevaba un par de gafas. Sungjin chasqueó su lengua mientras continuaba observando.

(Con sólo ocho… no puedes ganar contra ese tipo. Normalmente, eso es así.)

Por supuesto, los cazadores comenzaron a caer uno por uno ante los hechizos del Decano. Como un regresor, Edward fue capaz de durar hasta el final y luchar. Pero eventualmente, murió mientras dejaba escapar un valiente grito.

“¡¡Graaaaah!!”

Murió como el último humano. Entonces, una vez más, una voz pudo ser escuchada.

[Has muerto.]

[Fuiste el último jugador que quedaba de la humanidad.]

[El beneficio otorgado al último jugador en morir es “Reinicio”]

Al mismo tiempo, una sola línea de texto apareció ante sus ojos.

[Reiniciar – Rehacer la caza desde el principio, pero con la memoria actual.]

Edward abrió una vez más sus ojos desde el interior de la habitación cuadrada blanca. Después de mirar a su alrededor, gritó aún más fuerte de lo que lo había hecho durante su muerte hace un momento.

“¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!”

 

 

*****Espaciador*****

 

 

Sungjin abrió los ojos después de ese grito. Tan pronto como se levantó, se quitó la máscara de ojos y tragó una vez. Vagamente lo esperaba, pero al verlo, fue más impactante.

(Como pensé… Edward no retrocedió sólo una vez.)

Sungjin miró por la ventana. Los cielos ya habían cambiado a un suave color azul marino.

(…¿está casi amaneciendo?)

Sungjin se lavó la cara antes de bajar al primer piso más temprano de lo normal. Como siempre, Dalupin presidía el primer piso. Sungjin le dijo,

“Dalupin, por favor dame un café moca un poco menos dulce.”

Dalupin pronto entregó una taza de café caliente y humeante.

“Aquí tiene, Sr. Cazador.”

Sungjin aceptó la copa y luego la enfrió soplando aire sobre ella unas cuantas veces.

Salió de Noventa y Nueve Noches. Junto a la puerta, había una pequeña mecedora. Sungjin estaba perdido en sus pensamientos mientras se sentaba en ella y miraba el amanecer en la distancia.

Finalmente había resuelto la mayor parte del rompecabezas. Edward había retrocedido en el tiempo más de una vez y durante todo esto, se había encontrado con Sungjin más de dos veces. Y en su encuentro final, después de revelar algunos secretos a Sungjin, en lugar de volver atrás en el tiempo él mismo, había enviado a Sungjin atrás en el tiempo obligandolo a ser la última persona viva. Sungjin sabía que, si Edward hubiera querido ser la última persona viva, podría haberlo hecho fácilmente.

(Realmente parece que no tenía intenciones maliciosas detrás de su traición…)

Sungjin sintió que todas las piezas estaban cayendo en su lugar una por una. Lo único que no pudo averiguar aún era lo que Edward había visto en el capítulo 21 durante el capítulo 20.

(¿Por qué ese tipo… me eligió a mí entre todas las personas?)

Aunque Sungjin no sabía lo que era, podría haber habido algo que Edward no pudo hacer en el capítulo 21.

“… O… podría haber sido que estaba demasiado cansado de volver una y otra vez…

Esto también era una posibilidad, ya que incluso el mismo Sungjin se había sentido asqueado por la idea de tener que pasar por este juego de carnicería dos veces. Cuando estaba viendo el pasado de Edward, era obvio que había reiniciado un mínimo de dos veces. Sungjin sorbió su café mientras contemplaba el asunto. Llegó a una conclusión.

(No está claro qué fue lo que Edward vio que lo hizo trollear, pero… tengo que hacer lo que tengo que hacer. Es decir, completar las incursiones, que es lo que originalmente había planeado hacer… Y… probablemente también es la razón por la que Edward me envió atrás en el tiempo.)

Sungjin sostuvo la taza de café vacía mientras regresaba a “Noventa y Nueve Noches”. Según la escena del futuro que había visto, Sungjin se reuniría con Hiroaki el espadachín de secundaria en esta incursión, y se uniría a ellos como un aliado. No sólo era decente en su habilidad, sino que no tenía razón para traicionarlos, ya que trataba a Sungjin como un maestro. Era natural que Hiroaki se uniera a ellos como compañero de equipo.

 

 

*****Espaciador-sensei*****

 

 

Sungjin entrecerró los ojos mientras blandía su espada. Los Nagas fueron cortados en grandes cantidades mientras Sungjin continuaba su danza de la espada. Los otros cuatro cazadores siguieron a Sungjin, pero no tenían nada que hacer en particular.

Debido a que la fuerza detrás de los ataques de Sungjin era significativamente superior, los otros cazadores sólo ayudaron encargándose de los ocasionales asustados y veloces nagas que trataban de huir. La sangre verde de los Nagas estaba esparcida por todo el cuerpo de Sungjin. Miró a su alrededor mientras pensaba,

(Veamos… definitivamente estaba cerca de esta playa…)

Entonces, uno de los otros cazadores señaló hacia un acantilado cerca de la costa mientras preguntaba,

“Oye, por ahí. ¿No es eso una cueva?”

Sungjin aplaudió mientras decía,

“Ah, es cierto”

Esa cueva era donde residía el Jefe Oculto de la Bahía de Kor’daum. Mientras Sungjin se dirigía a la cueva, uno de los cazadores lo siguió. Era un hombre increíblemente alto con el título de “Exterminador” que empuñaba una alabarda que le correspondía bien. El “Exterminador” se acercó a Sungjin y le habló.

“Cazador Maestro Kei”

Sungjin lo miró mientras le preguntaba-

“¿Hrm? ¿Qué es?”

“Yo… escuché que tenías ‘Elegidos’… ¿Es eso cierto?”

Sungjin no lo negó ni lo reconoció. Esto era porque sintió que sería problemático si decía que lo hizo, pero era difícil mentir sobre ello ya que el número de cazadores que usaban el título de “Elegido” era bastante alto. En lugar de responder a la pregunta, Sungjin respondió,

“… ¿Por qué quieres saber eso?”

“No, es sólo que… quería saber si era posible que me eligieras.”

Sungjin se rascó la cabeza. En el futuro que Sungjin había visto ayer, esta persona no había sido uno de sus aliados. Además, había otras razones para esto. El cazador era magnífico con la alabarda, pero era un poco excesivamente agresivo, por lo que no armonizaba bien con sus compañeros. Sungjin le dijo,

“Me disculpo, pero… yo… ya no estoy eligiendo a la gente.”

“¿Perdón?”

La expresión de decepción del “Exterminador” era obvia.

“¿Es así?”

Sin ser particularmente hábil en la mentira, Sungjin simplemente asintió en silencio. Le quedaban tres frascos de agua bendita de bautismo. Se sintió apenado, pero no podía aceptar a todos así como así. Sungjin dejó a los cazadores y al “Exterminador” atrás y se paró frente a la cueva. Entonces, miró a los cazadores mientras decía,

“Lo resolveré yo mismo, así que por favor no entren.”

Sungjin entonces entró en la oscura y húmeda cueva. Dentro había extrañas criaturas con la cabeza de un pulpo y el cuerpo de un humano. Cuando Sungjin entró, levantaron unos bastones inquietantes y brillantes mientras empezaban a levantarse uno por uno. La advertencia de l Operadora pudo ser escuchada.

[¡Advertencia! Jefe Oculto]

[¡El Controla-Mentes Sharox y su progenie han aparecido!]

Sungjin sacó su espada.

(Cortémoslo rápidamente en pedazos… y esperemos la llamada de los “Elegidos”.)

Sin embargo, en ese momento, el “Exterminador” sostuvo su alabarda al entrar a la cueva sin consultar a Sungjin.

“¡Maestro Cazador Kei! Vine a ayudar. Matar al Jefe Oculto por ti mismo es ridículo…”

“No, te dije que no entraras…”

Sin embargo, ya era demasiado tarde. El bastón de Sharox el Jugador Mental comenzó a brillar. Los ojos del cazador se volvieron amarillos, y luego comenzó a gritar un grito extraño.

“Uwaaaaaaaaaaaaa~~~”

Sungjin frunció el ceño.

(Aunque dije que no entrara…)

Sharox el Controla-Mentes controlaría la mente de un cazador y haría que atacara a sus aliados. Sungjin se mordió el labio inferior. Podría matar al jefe por sí mismo, pero sería mucho más difícil matar a los enemigos sin herir al “Exterminador”. Sintiéndose arrepentido, Sungjin pensó para sí mismo,

(Debí haberles dicho que no entraran más claramente.)

Pero ahora que lo pensaba, tenía un hechizo que podía hacer retroceder el tiempo.

“¡Uwaaaaaa!”

El Exterminador de ojos amarillos comenzó a cargar hacia Sungjin, pero en ese momento, Sungjin activó el Anillo del Gran Sabio e invirtió el tiempo.

“¡Regresión del tiempo!”

Todo comenzó a ir hacia atrás, hasta que Sungjin regresó al momento antes de entrar en la cueva. Sungjin se detuvo de entrar en la cueva, y miró al “Exterminador” que estaba a su lado y dijo…

“Lo diré una vez más, no entren. Especialmente el señor Exterminador.”

Con las palabras de Sungjin, el “Exterminador” comenzó.

“Ya he visto claramente tus habilidades… Entrar en la cueva no te permitirá convertirte en un ‘Elegido’. ¿Entiendes?”

El “Exterminador” no tuvo más remedio que asentir con la cabeza. Sungjin una vez más entró en la cueva por sí mismo.

[¡Advertencia! Jefe Oculto]

[¡El Controla-Mentes Sharox y su progenie han aparecido!]

Levantó su espada y cargó contra los enemigos por sí mismo. Afortunadamente, no hubo nadie que interrumpiera esta vez.

 

 

*****Espaciador*****

 

 

Sungjin apuñaló el Espectro Lunar y la Venganza Sangrienta en la arena de la playa y se acostó.

El sonido de las olas chocando sonó en sus oídos. Después de eliminar al jefe oculto, Sungjin intentó encontrar trolls sólo para escuchar repetidamente la notificación del Operador,

[No se dispone de una dimensión aplicable]

Debido a esto, simplemente se acostó en la playa soleada.

(¿Realmente no queda ninguno…? Ack, lo que sea.)

De acuerdo con el futuro que había visto a través de su “Ios”, se reuniría con Hiroaki hoy. Eso era, siempre y cuando no hiciera nada increíblemente extraño. Debido a esto, no fue a ninguna parte y no hizo nada más que acostarse así.

(Si este objeto que te muestra el futuro es real… entonces el futuro que vi sucederá pronto.)

Sungjin no tuvo que esperar mucho. Habían pasado unos diez minutos desde que empezó a tomar el sol después de matar al jefe oculto, y de repente la voz del Operador sonó.

[El Elegido ha solicitado su teletransportación. ¿Aceptará?]

“Está aquí”

Sungjin se paró en la playa de arena, y luego le dijo a la operadora,

“Yo iré. Teletranspórtame”

Pronto se pudo ver la figura de Franz sobre el cubo.

“Kei. Hay una persona en mi grupo que dijo que tenía un maestro llamado Kei”

Mientras Sungjin escuchaba el informe de Franz, pensó,

“Es tal como lo vi”

Sungjin se teletransportó a la dimensión de Franz. Allí, Hiroaki sonrió brillantemente mientras saludaba a Sungjin.

“¡Sensei!”

 

 

Trad. BryanSSC