A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Prologo

Mi cara se pone pálida de miedo cuando un par de bestias salvajes amenazan con arrastrarme por un callejón. En el siguiente aliento, algo aparece ante mí, levantando un viento en su estela.

“Gugahhhh!!” [Rufián]

El grito de un Rufián va acompañado de un ruido de choque, pero es difícil concentrarse en él en este momento.

“¡¿Qué demonios estás haciendo?!” [Rufián]

“Oye viejo asustado ¿Sabías que tratar de arrastrar a una niña pequeña hacia un callejón es considerado un crimen?”. [???]

A pesar de los intentos de intimidación de los dos imponentes matones, una niña de contextura pequeña se interpone entre nosotros, enfrentándose con calma a ellos. Tiene una armadura de cuero, pantalones cortos y pelo rubio atado en una cola de caballo lateral.

Creo que probablemente esté en la adolescencia. Parece ser una cazadora, a juzgar por su armadura de cuero, pero enfrentarse a hombres tan temibles es más que imprudente. Y además—

“Oh, ¿así que ahora algún espectáculo de fenómenos nos está hablando? Acabas de ponerle las manos encima a mi amigo, así que espero que estés preparado para las consecuencias”.

Tienen razón— ella es inusual. Raro incluso. No hay nada malo con su ropa, pero por alguna razón, lleva una caja gigante de metal en su espalda.

Está delante de mí, protegiéndome de ellos, así que tengo una vista completa de su espalda, con la caja de metal justo delante de mis ojos.

¿Qué es? Es mayormente blanco, pero la mitad superior ha sido equipada con vidrio, detrás de la cual se encuentran todo tipo de cosas que nunca he visto antes… Espera, en serio, ¿qué es esta cosa? He visto varios artículos mágicos extraños del pasado y del presente, de todo el mundo, todo gracias al trabajo de mi padre— pero esto es una cosa totalmente nueva para mí.

Una de las rarezas es una botella transparente con una pintura de una montaña en ella, y otra parece un pequeño cilindro con una imagen de una sopa amarilla dibujada en ella. Otros tienen frutas, pero— ¡Oh! ¿Son realmente pinturas? Se ven como las cosas reales. El artista que pintó esto debe ser increíblemente hábil.

Cuanto más miro esta caja, menos la entiendo, pero de repente, no puedo verla en absoluto. La chica que lo lleva se mueve bruscamente, desapareciendo de la vista.

Como si la caja de metal no fuera ni siquiera una consideración para esta encantadora chica, se acerca a uno de mis asaltantes y le da un puñetazo.

Parecía que sólo le daba un golpecito en el hombro, pero él vuela hacia el cielo, ¡girando como un taladro!

Espera, ella no lo golpeó tan fuerte, ¿verdad? Además, esa pequeña chica no podría derribar a un hombre tan musculoso.

Mientras saco el pensamiento de mi mente, incapaz de procesar lo que acabo de presenciar, escucho a alguien desconocido.

“Si ganas, tendrás otro gratis”. [???]

Espera, ¿de quién era esa voz? ¿Y qué significaba, “si ganas, tendrás otro gratis”?

“¡Oh, detrás de mí!” [Chica]

Uno de los amigos de los rufianes se había colado detrás de la chica, pero ella se da la vuelta y le da una patada en la espalda.

“Gracias, Boxxo”. [Chica] (IsekaiTraveller: ハッコン / Hakkon / Boxxo. En Japonés 箱 / Hako, significa “caja”, al ponerlo en Ingles seria “Box” de ahí el nombre de Boxxo/Hakkon)

“Bienvenido”. [???]

¡¿Quién es Boxxo?! ¿Y quién acaba de decir “Bienvenido”— y por qué?

Siento como si viniera de la caja de metal, pero no puede ser. Cualquiera que estuviera allí mientras se estaba moviendo de esa manera estaría en un estado lamentable.

Me acerco a la chica que tan fácilmente golpeó a los matones, me pongo una mano en el sombrero— sujetado mis ojos para que no se resbale— y me inclino. “Muchas gracias”.

“¿Estás bien? ¿Te has hecho daño?” [Chica]

“Sí, estoy en forma como un violín. ¿Puedo, um, preguntarle su nombre?”

Parece extraña, pero no puedo dejar pasar esta oportunidad de conocer a una dama tan hábil. Debe ser una cazadora de considerable renombre.

“Oh, um. Me llamo Lammis.” [Lammis] (IsekaiTraveller: ラッミス / Ramisu / Ramis / Lammis)

“¿Lady Lammis? Me aseguraré de recorda—”

“Y este es Boxxo.” [Lammis]

¿Hmm? ¿Quién? Estoy bastante seguro de que los únicos aquí somos yo, Lady Lammis, y los matones a nuestros pies, ¿verdad? No hay nadie más alrededor.

“Yo, um, le ruego me disculpe, pero no veo a Boxxo en ninguna parte.”

“¡Uy, lo siento! Supongo que no tenía sentido. ¡Aquí vamos!” [Lammis]

Coloca la caja metálica a su lado y extiende rápidamente la mano.

“Este artículo mágico es Boxxo.” [Lammis]

“Bienvenido.” [Boxxo]

“¿Qué?”

Espera, ¿de qué está hablando? Espera. Sólo cálmate. Muchos cazadores dan nombres a su equipo de batalla favorito. Ella debe ser una de ellas… aunque definitivamente escuché una voz.

“Yo, ah, así que este es Sir Boxxo. Creo que acaba de hablar.”

“¡Sí, lo hizo! Boxxo es un artículo mágico parlante. Pero sólo puede decir ciertas cosas.” [Lammis]

“Y—ya veo. ¡Es increíble!”

Si eso es cierto, este artículo mágico alcanzaría un precio absurdo en el mercado. Mi encuentro con esos matones puso un freno significativo a mi furtivo paseo vespertino, pero este descubrimiento podría compensarlo con creces.

“¡Eso es! ¡Pero eso no es todo. Boxxo puede darte comida y bebidas deliciosas, también!” [Lammis]

“Um…”

“Oh, apuesto a que no me crees. Aquí, déjame probarlo. Yo iré primero. ¿Ve los números debajo de cada artículo? Estos son los precios. Ahora pondré una moneda de plata aquí.” [Lammis]

Se parecen mucho como a unos precios, pero una moneda de plata entera para comprar una de ellas es bastante exorbitante (IsekaiTraveller: Demasiado caro). Pero espera. ¿Cómo puede un contenedor de metal como este vender cosas?

“Y luego empujas la cosa llena de símbolos con el que está debajo de la que quieres comprar. Y luego…” [Lammis]

Al oír el estruendo de algo que cae, Lady Lammis se pone en cuclillas, y luego mete la mano en la parte inferior de su extraño equipaje y busca algo.

“Así es como se obtiene el artículo.” [Lammis]

¡Vaya! Lo mismo que se muestra detrás del cristal está ahora en manos de Lady Lammis. Espera, ¿esto es de verdad? Este artículo mágico valdría una fortuna.

“¿Puedo—? Ah, ¿te importaría si yo también comprara algo?”

“Sí, claro. ¡Adelante!” [Lammis]

Lady Lammis se aleja de la caja de metal. Cuando me acerco a ella en su lugar, dice: “Bienvenido”.

“Veamos— pondré el dinero. ¿Cuál debería elegir? Hmm. Elegiré este con la pintura de frutas en él.”

Me he decidido por un artículo estampado con un cítrico brillante. Luego escucho un sonido del largo y delgado agujero cerca del fondo de la caja, así que nerviosamente lo junto.

“Eek! ¡Está frío!”

“Sí, todos los fríos son realmente refrescantes, y todos los cálidos son agradables y calientes.” [Lammis]

¿Puede incluso darte bebidas frescas para ti? ¿Qué es esta cosa? Esta cantimplora que compré es dura, pero si le doy un verdadero apretón, el material se deforma. Tal vez el metal se estira muy fino.

Esta parte de arriba debe ser donde se bebe. Es largo como una botella, después de todo. Y si es algo como una botella, sólo tengo que torcer esta parte al final.

Con un clic, la tapa se abre y un refrescante aroma me hace cosquillas en la nariz.

“¡Oh, huele bien!”

Consciente de la posibilidad de que estuviera a punto de tomar un brebaje sospechoso, sólo tomo una muestra con la lengua.

“¡Ahhh, es delicioso!”

Tanto la acidez natural de los cítricos como la perfecta cantidad de dulzura se esparcen por mis papilas gustativas. Y la frescura se siente refrescante. Me trago más de eso, sintiendo el frío que me recorre el cuerpo. Entonces, sin pensarlo, exhalo ruidosamente.

“Supongo que te gustó.” [Lammis]

Oh, me lo bebí todo. Este artículo mágico almacena cosas que saben muy bien, e incluso puede hablar. Además, probablemente tiene un tesoro de monedas dentro de las personas que compraron los artículos. Esto es una mina de oro. Me gustaría mucho tenerlo.

“Sí, estoy realmente asombrado. Oh— pero mírame, todavía no te he agradecido por ayudarme. Mi casa está justo en esta carretera, ¿te gustaría pasar por aquí un rato?”

“No tienes que preocuparte por eso.” [Lammis]

“No, insisto. Si no te doy las gracias, mis padres se enfadarán mucho conmigo. ¿Por favor?”

Así que hago todo lo posible para que no se vaya. Sin embargo, ella se niega, diciendo que está en medio del trabajo.

“Señorita, ¡señorita!” ¿A dónde has ido?”

Parece que mi tiempo se ha acabado. Lady Lammis, la cazadora y su artículo mágico, Sir Boxxo. Recordaré esos nombres.