A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

NT: Notas del Traducctor

CAPÍTULO 24: “El Anhelo del Príncipe Heredero”

Si hubiera personas encargadas de observar a Rion, probablemente se sorprenderían por el amplio alcance y la intensidad de sus actividades. Una persona normal consideraría a Rion involucrado en demasiadas cosas y tratando de avanzar en demasiados proyectos a la vez. Especialmente dado el hecho de que no estaba invocando la influencia de su empleador a pesar de que era un valet de una casa importante.

La única razón por la que pudo realizar todas sus tareas fue su extraordinaria diligencia. Trataba todas sus responsabilidades como cosas que debían hacerse a toda costa, independientemente de su aparente importancia, y las ejecutaba sin atajos, siendo el ejemplo de ser particular a los detalles.

Pero con esas tareas perfectamente realizadas acumulándose, su gran proyecto finalmente comenzó a hacerse realidad.

La reputación de Vincent había mejorado significativamente por ahora, aunque no de una manera que inicialmente deseaba lograr. Ahora se rumoreaba que su señor era un heredero amable y afable de una casa de marqués, un aristócrata que ponía poco peso en el trasfondo de las personas con las que estaba tratando. Esto, por supuesto, fue el resultado de mezclarse con plebeyos y nobles menores.

La reputación de Ariel, naturalmente, también fue excelente, hasta el punto de ser considerado excepcional.

Dentro del juego, Ariel había sido la arquetípica dama noble despreciable, no solo arrogante sino también abusando de la autoridad de su apellido. Pero en este mundo era una chica fascinante de doble naturaleza: por un lado, una aristócrata digna que emitía un aura difícil de abordar y, por otro, una encantadora joven llena de risas que hacía que los demás se sintieran íntimos.

Además, sus notas fueron excelentes. Ariel, dotada de belleza e inteligencia, era el ideal al que aspiraban las estudiantes y era admirada por todo el alumnado.

Aunque el crecimiento de la reputación solo se limitaba a los estudiantes y no era terriblemente importante cuando se miraba desde la perspectiva de la Academia, Rion estaba muy feliz de ver incluso un resultado tan pequeño de sus acciones.

Estaba cambiando el curso del mundo. Tales pensamientos le levantaron el ánimo, pero también le hicieron olvidar una cosa. El protagonista estaba protegido por una armadura de trama, una fuerza que obligaba a la realidad a seguir la trama de la historia.

Cuanta más incertidumbre y desviaciones introdujeron sus acciones, mayor fue la reacción que tuvo que enfrentar cuando sucedió la inevitable corrección.

◇◇◇

Una vez finalizados los exámenes, los resultados se publicaron nuevamente en el pasillo. Los nombres de los cuatro primeros no cambiaron. Arnold fue el primero, seguido de María, seguido por Charlotte y Lancelot. Los cuatro primeros inmuebles, siguen siendo los mismos desde que se inscribieron.

A medida que esto se convirtió en la norma, aquellos que buscaban las calificaciones ya no tenían más remedio.

「Esta vez… ¿Todavía no es bueno?」

Aunque Maria dio la bienvenida a su segundo rango con un tono de voz decepcionado, la decepción ya no se podía ver en su rostro. La única razón por la que compitió con Arnold en las calificaciones fue para cerrar la brecha entre ellos y ahora que esto ya sucedió, ya no tenía tanta importancia en la rivalidad.

Pero, aun así, ella todavía podía mantener sus calificaciones altas porque originalmente tenía talento de todos modos. María no era como la típica protagonista fea e intimidada en su vida anterior. En realidad era todo lo contrario. Ella era una académica activa en una famosa universidad nacional, siendo invitada constantemente a los concursos de belleza desde su primer año. Dotado de inteligencia y belleza desde su nacimiento, una existencia admirada por todos.

NT: ¿Con esa personalidad? No lo creo

Ese siempre había sido el caso desde que era una niña. Había sido constantemente elogiada como linda o bonita y en poco tiempo se volvió normal que no sintiera ninguna satisfacción al respecto.

Para esa chica, aunque con un nombre diferente en aquel entonces, los juegos otome serían el único pasatiempo secreto.

Un escenario imposible con hombres increíbles y de altas especificaciones: disfrutaba de mundos donde el protagonista se enfrentaba a esas circunstancias. Y cuanto más se enganchaba con los juegos, más le faltaba el mundo real. Originalmente, ella era una de esas mujeres serias que realmente anhelarían que su propio príncipe montara un caballo blanco.

Para ella, Maria, harta del mundo real, reencarnarse en este fue realmente un desarrollo sorprendente. Ella realmente se convirtió en la protagonista de un juego otome al igual que en sus sueños. María estaba realmente agradecida por esta reencarnación desde el fondo de su corazón.

Sin embargo, el arco de la vida escolar que había estado esperando no progresaba de acuerdo con su voluntad desde ese incidente. Los personajes cuyo propósito era hacerla lucir mejor, por alguna razón, se hicieron populares con una parte del cuerpo estudiantil. Peor aún, el objetivo de captura más importante, el Príncipe Heredero Arnold, en lugar de enamorarse de ella, ahora estaba tratando de cerrar su distancia con su rival.

Ella claramente sabía la causa de todo eso. Fue el irregular, Rion, quien sobrevivió al evento a pesar de que no debería haber vuelto con vida.

Inicialmente pensando que era un personaje raro, ella trató de capturarlo y eso resultó en que los asuntos mundiales se desviaran de la trama. Una vez que se hizo evidente, pensó en matarlo, pero ese enfoque también fracasó. Maria ahora estaba convencida de que Rion se convirtió completamente en un personaje importante en el juego.

Solo podía reflexionar sobre cómo revertir la historia a la forma en que quería y tratar con Rion, pero actualmente no se le ocurrió ninguna buena idea.

「Por favor discúlpeme」

「¿Eh?」

Mientras pensaba en Rion, escuchó su voz venir detrás de ella.

「¿Solo para un vistazo rápido para verificar los resultados, si es posible?」

「Oh. Lo siento, estoy obstruyendo a la gente parada aquí, ¿no?」

「Por favor no te preocupes por eso, terminaré momentáneamente」

Dijo mientras examinaba la tabla de clasificación. Con los ojos escaneando metódicamente la lista de derecha a izquierda, Rion inclinó la cabeza buscando su objetivo.

「…Es el séptimo」

Lancelot dijo sin previo aviso como si estuviera molesto.

「¿Eh? ¡Ah! ¡En efecto! Gracias, mi Señor」

Estaba en el séptimo rango en la parte más a la izquierda de la tabla de clasificación. El nombre Vincent Windhill * estaba claramente escrito allí.

NT: Aquí el trad. Ingles lo puso Vincent Woodville, no sé el por qué.

「Lo hicimos…」

Trazando las letras del nombre de su maestro en la séptima posición, Rion estaba abrumado por las emociones.

Después de una pequeña pausa, se fue rápidamente.

「Pensar que Vincent, un aparente fracaso de heredero, en realidad podría ocupar el séptimo lugar. Impresionante de hecho…」

Puso su impresión en palabras como si los sentimientos de Rion la contagiaran.

「El sigue siendo solo el séptimo. Él es del rango de marqués, es una desgracia si no es al menos cuarto. Bueno, quinto, dado que María también está aquí」

Parecía que Lancelot no estaba dispuesto a ofrecer ningún reconocimiento. Su nivel de animosidad hacia Vincent no mostró signos de disminución.

「Tal vez tengas razón, pero todavía tengo un poco de envidia」

「¿Qué hay para envidiar?」

「Eso. Todo eso」

「¿Qué quieres decir con eso?」

Lo que Charlotte estaba mirando era la figura encantada de Vincent, al cual Rion acababa de informarle sobre sus resultados.

Su alegría se extendió instantáneamente a los estudiantes de los alrededores. Después de conocerlo en la cafetería, todos los estudiantes plebeyos se encargaron de enseñar un poco a Vincent. Ahora que aprendieron los resultados, se volvieron realmente vigorosos y compartieron su felicidad.

La oleada de júbilo no se detuvo allí. Comenzó a extenderse desde el grupo de estudiantes que se abrazaban con Vincent en el centro. Cada vez más personas se reunieron después de escuchar el alboroto que estaban haciendo los alegres estudiantes y todos ellos también estaban familiarizados con Vincent.

En poco tiempo, el joven señor estaba volando arriba y abajo en el aire. Al ver eso, los estudiantes se sintieron aún más encantados. Ariel también estaba allí mirando con alegría el espectáculo con su hermano en el centro.

「Y ahí está de nuevo. ¿Por qué me lo oculta?」

Nadie prestó atención al murmullo del Príncipe Heredero.

◇◇◇

Recientemente, el corazón del Príncipe Heredero no se calmó. Sabía por qué era. Estaba disgustado por la actitud de Ariel.

La forma en que conversaba con Arnold era muy decorosa, como una dama noble y perfecta. En su mente, sabía que su comportamiento era forzado por la situación, pero su corazón no estaba de acuerdo con eso en absoluto. Simplemente se sintió realmente irritado.

La solución obvia sería acortar la distancia entre ellos, pero actualmente ese camino estaba cerrado para Arnold.

Quería ver la sonrisa honesta y desenfrenada de Ariel. Quería ser el destinatario de tal sonrisa. Estaba convencido de que como su prometido era su derecho.

Esa convicción fue solo una excusa que él construyó para sí mismo. Una excusa que estaba obstaculizando sus intentos de acercarse a ella, un hecho del que hasta ahora no se ha dado cuenta.

「Esa cosa… ¿No está con nosotros hoy?」

「¿Alteza?」

「El valet. Está visiblemente ausente」

「Oh, Rion. Él está con Vincent onii-sama en este momento. A pesar de cualquier apariencia de lo contrario, Rion es el valet de mi hermano mayor y debe atender sus necesidades」

「Ya veo…」

Arnold, con sus sentimientos alborotándose, se volvió aún más curioso del por qué había una relación tan íntima entre Ariel y eso, si ese era realmente el caso.

No había nadie capaz de mirar las profundidades del corazón de Arnold, pero si tal persona existiera, diagnosticaría un caso grave de celos.

「Dejando ese tema a un lado por ahora, Alteza, ¿estás realmente bien con venir aquí?」

Los dos estaban actualmente en la pastelería favorita de Ariel y Vincent, pero ninguno era el proveedor oficial de House Windhill. Los hermanos establecieron una relación personal con este lugar y lo trataron como un lugar donde podían pasar el tiempo sin tener que preocuparse por los alrededores.

「Está bien. He estado buscando un lugar relajado como este por un tiempo」

Ariel lo llevó aquí porque lo solicitó explícitamente, pero ella se arrepintió de inmediato.

La interrupción causada cada vez que Arnold salía no podía compararse con las visitas de Ariel con Vincent y Rion. Una vez que el Príncipe Heredero decidiera adornar una tienda con su presencia, todos los clientes de esa tienda serían expulsados, a nadie se le permitiría acercarse a las instalaciones y el área estaría asegurada por numerosos guardias reales.

Aunque todos los problemas causados ​​a la tienda estarían cubiertos por una generosa compensación monetaria otorgada además del precio de los bienes obtenidos, Ariel todavía tenía motivos para arrepentirse. Ahora que la tienda podría presumir de tener al Príncipe Heredero como su cliente, instantáneamente se haría famoso y dejaría de ser un buen refugio.

Para ser honesta, le pareció extraño que aún fuera desconocido entre los aristócratas golosos a pesar de los deliciosos postres que servía. Era un lugar casi perfecto que atendía tanto a la necesidad de sabrosos aperitivos como a la necesidad de no ser reconocido.

(Supongo que no se puede evitar. Haré que Rion busque otro lugar como este)

Ariel pensó desde el fondo de su corazón.

「¿Vienes aqui a menudo?」

「No últimamente, su alteza」

「¿Cuál sería la razón?」

「Mi hermano, Rion y yo solo veníamos aquí para discutir cosas de manera informal. Recientemente fue posible hacerlo en la cafetería, así que comenzamos a encontrarnos allí」

「Es eso así…」

Solo de escuchar el nombre de Rion siendo mencionado, la mirada de Arnold inconscientemente se volvió intensa.

「Sin embargo, como me gustan mucho los postres que se sirven aquí, todavía venimos aquí a veces…」

Sin embargo, Ariel no se dio cuenta de eso. A pesar de las reglas de etiqueta que exigían que ella mirara directamente a la cara de Arnold, siempre miraba solo su cuello. Ella también estaba haciendo esto ahora y el príncipe no pudo evitar enojarse por esta cortesía.

「De hecho, uno no puede discutir con cosas deliciosas, y los postres aquí son tan buenos como los hechos por los chefs reales」

「Ara~, escúchalo directamente de su alteza, eso es un gran elogio」

Con su pastelería favorita siendo elogiada, Ariel estaba muy feliz. Como resultado, una sonrisa floreció en su rostro.

「Ah…」

Aunque no podía llamarse la perfecta, la sonrisa que Arnold ansiaba por tanto tiempo apareció de repente frente a él. Arnold fue tomado por sorpresa y quedó completamente fascinado por lo que estaba viendo.

「…¿Hay algo mal?」

Desconcertada, Ariel le preguntó a Arnold, quien de repente se calló. Eso hizo que el príncipe en su corazón lamentara profundamente su fracaso para mantener viva esa sonrisa.

「Ah no, solo me perdí en mis pensamientos」

Rion en esa situación diría: “Estaba simplemente fascinado con la sonrisa de Ariel-sama” y haría feliz a Ariel, pero el Príncipe Heredero actual no era capaz de eso. Ninguna persona normal y nerviosa lo haría.

「¿Puedo preguntar una cosa más?」

「Por supuesto su alteza. Mientras sea algo que sea capaz de responder」

「¿Por qué usas la cafetería de la escuela?」

「Porque puedo tener una conversación informal con mi hermano durante una comida sin tener que preocuparme de lo que piensen las personas que nos rodean. ¿No mencioné eso ya, alteza?」

「Lo hiciste, pero quería asegurarme de algo. ¿Por qué preocuparse por las personas que te rodean? ¿Están discutiendo cosas que no quieren que la gente escuche?」

Arnold preguntó sin dudarlo. Por lo general, eso haría que las personas lucharan por encontrar una respuesta.

「No, alteza. Simplemente no deseamos ser juzgados por la compañía que tenemos」

Pero Ariel, imperturbable, dio una respuesta rápida y honesta.

「…¿Compañía? ¿Ese valet?」

「Sí, alteza. Los miembros de la alta sociedad encontrarían una relación tan cercana entre el aristócrata y su sirviente como extraña en el mejor de los casos. Personalmente no me importan sus opiniones, pero esos rumores dañarían la reputación de mi hermano y este es un riesgo que no podemos permitirnos.

Llegar a saber que en realidad era por el bien su hermano le permitió al Príncipe Heredero calmar sus sentimientos.

「Para Vincent, ¿eh? Parece que se está esforzando mucho últimamente」

「Ciertamente lo está haciendo. A decir verdad, siempre fue capaz de esto. Lamentablemente, estaba encadenado por las expectativas y los prejuicios de quienes lo rodeaban」

「¿Qué quieres decir?」

「La mayoría quería que fuera un heredero perfecto desde el principio. El perfecto, legítimo, hijo mayor del marqués Windhill」

「Eso es…」

「Pero nadie es perfecto, nadie puede ser perfecto en un papel desde el principio. Tampoco mi hermano. Entonces no cumplió con estas expectativas. Cada uno de sus pasos en falso fue recibido con desprecio y cada éxito con indiferencia. Finalmente, entendió que nunca sería reconocido por lo que era. Y se dio por vencido」

「Entonces fue así…」

El prejuicio dirigido a Vincent era del mismo tipo que el que enfrentaba. Arnold entendió eso ahora.

Sin embargo, el Príncipe Heredero se enfrentó a las expectativas de hacer todo bien, el simplemente trabajó más duro. Vincent no lo hizo, simplemente se rindió y falló en su lugar.

Aunque esto no absolvió al joven Windhill de la culpa de su fracaso, el príncipe ya no lo despreciaba.

En este punto, Ariel debería haber cambiado de tema, pero continuó.

「Fue Rion quien hizo que mi hermano volviera a levantar la cabeza」

「…」

Inmediatamente, la cara del Príncipe Heredero se nubló. Solo escuchar ese nombre de los labios de Ariel lo disgustó. Más aún porque estaba claramente cargado de confianza.

Con la conversación volviendo al tema de Rion, Ariel dejó de ser reservado con las sonrisas que Arnold anhelaba.

Sin embargo, a pesar de que las tenía justo enfrente de él, no estaba contento, sabía que estaban destinadas a Rion y eso lo ponía terriblemente molesto.

「No podrás llevar a ese sirviente al castillo contigo, ¿sabes?」

「¿Alteza?」

「Las criadas están permitidas, sin importar el número, pero la futura reina no puede llevar a un hombre con ella」

「…Por supuesto, alteza. Soy consciente de ese hecho」

「Eso es bueno. Tenga en cuenta que nos casaremos inmediatamente después de la graduación」

「…Por tu deseo, alteza」

En este día, el Príncipe Heredero Arnold se hizo claramente consciente por primera vez. Que antes de darse cuenta, ya se había enamorado de Ariel Windhill. Con la plena comprensión de sus sentimientos, el deseo de monopolizarla viniendo de su corazón se hizo aún más fuerte.

Arnold no sabía si eso fue estimulado por la existencia de Rion, o si el valet no tenía ninguna relación con eso. No podía entender eso de sí mismo todavía.

Lo que sabía era que nunca permitiría que esa sonrisa de Ariel se ofreciera a ningún otro hombre que no fuera él.

Con esto, el flujo de los eventos del juego se había desviado enormemente de la trama original. Lo único que no cambió, y que no cambiaría, fue sobre quién ocurriría la desgracia cuando el juego llegara a su conclusión.

 

Tengo sentimientos conflictivos… Por un lado me alegra que las cosas no vayan como Maria quiere, pero por otro lado no me gusta que Arnold se interponga entre Ariel y Rion…
Bueno, la siguiente semana (fecha aproximada, sujeta a cambios) publicaré una nueva novela… bueno, un oneshot… así que espérenla con ansias.
¿De qué va  a tratar?: Obviamente un isekai otome, ¿qué esperaban?
¿Por qué solo traduces eso?: Bakarina me afectó, ¿ok? Ademas fue Isekai quien me recomendó traducirla 🙂
Bueno, esto ya se alargó demasiado, matane~