A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

¡Hola a todos!, les escribe cordialmente Schzender ¿como están? espero que bien y en sus casítas, mucha gente enfermo en estos días, tener cuidado de la higiene es primordial. ahora yendo al punto, espero que disfruten de su capítulo de “No soy el Héroe” tanto como disfrute escribiéndolo, ya falta nada para que este volumen termine y ¡Sorpresa! hay especiales pero no les voy a decir sobre que son, lo dejo a su imaginación. Por favor deja tu comentario en la barra de abajo, ¡Es gratis! y no toma tiempo, ¡Sirve para motivar al escritor para que siga trayendo esta exitánte novela!.

Sin mas demora: Su capítulo.

Cap 33 Un tema más grande del que se esperaba.

El atardecer había llegado y el rojo bajo las nubes era algo espectacular, el sol poniéndose en el horizonte y los rastros de mana en la atmosfera causaban un efecto arcoíris haciendo que los cielos entre el día y la noche destellen en colores exóticos.

Mientras esto pasaba equipaba mi armadura y mi espada, el ambiente era silencioso, después de todo solo soy yo en esta inmensa mansión.

El traqueteo de las partes de la armadura resonaba en la sala, emitiendo un solitario eco con cada pequeño choque entre placas.

A pesar de ser de metal, esta armadura era de Mithrill grado 6 y era casi tan ligera como una armadura de cuero, pero cientos de veces más resistente. La espada de cristal aún tenía un filo con una nitidez única, realmente un artefacto de una categoría impresionante, probablemente nadie en todo el mundo tenga algo como esto, pero aún queda un grado más en lo que respecta a poder. Por lo que podría aparecer un grado 10 en algún lugar.

Poco después de afilarla y que esta tomara un nuevo aspecto totalmente vivaz, manejarla es tan fácil como agitar mi brazo, se había transformado en una extensión de mí mismo y aceptaba y disparaba mana como si fueran mis dedos. Su filo mejoraba aún más cuando se suministraba mana, al punto de cortar acero reforzado como si estuviera pasando la hoja a través del agua, la sensación del metal no se transmite y no es necesaria casi ninguna fuerza para cortar en dos una armadura de cuerpo completo de acero reforzado. Si uno lo piensa es algo aterrador.

Una vez que termine me dirigí a la mansión Hellbound, era imperativo que no me vieran así que simplemente camine con naturalidad, a esta hora muchos aventureros vuelven a casa por lo que no destacar es tan simple como caminar con naturalidad. Nadie me observaba ni prestaba atención.

Muchas personas se separaban en una u otra calle, probablemente aquellos que formaban una party temporal u ocasional. Algunos se dirigían a las tabernas y otros a los burdeles, aquellos que cosechaban una buena recompensa son los que gastan más.

Apreté un poco el paso ya que el tiempo a partir de ahora es valioso, por lo que llegar cuanto antes es necesario, antes de irme pensé en llevarme a Chester pero no estaba, es mi creencia que Ari y Rosy lo llevaron junto con Eli, Violeta se estará encargando de la tienda de la que hablamos hace poco.

Se siente solitario caminar a través de una calle poblada de personas, aunque es incongruente, la pasión, amistad y demás emociones que las personas despliegan entre si es algo precioso. Supongo que por eso también deben ser protegidos aquellos que no pueden defenderse por sí mismos.

Las grandes rejas de la mansión del Marques Hellbound llegaron prontamente a mi vista, finalmente he llegado.

-Alto… ¿Quién va?-

-Soy Kile… Digo, Soy el Barón Steiner.-

-Oh discúlpeme, no lo reconocí con esas ropas… ¿Por qué va armado?-

-Es un asunto confidencial, no puedo decirle… Pero necesito ver al Marques, ¿Ya están mis compañeras aquí verdad?-

-Es correcto. Por favor adelante.-

Uno de los guardias me acompaño hasta la puerta principal donde fui recibido por uno de los sirvientes de la casa, siguiendo a este llegué a la sala donde estaban reunidos el Marques, Rosy, Ari, Eli y el Capitán de la guardia real Vitto.

-Oh finalmente llego.- exclamo Rosy

-Bienvenido maestro.-

-Llegaste en el momento justo, estábamos por decidir la estrategia.- agrego Vitto.

-¿Es así? Mejor entonces…-

-Bien, presten atención…-

Aunque el plan era básicamente el mismo, solo entrar y golpear a los malos, arrestarlos y pasar al siguiente lugar mientras el segundo equipo reúne las evidencias y lleva a los arrestados a la prisión, pero no a una corriente. Serían llevados a una prisión especial dentro de la fortaleza en el palacio real, ya que de otra forma alguien podría confabular para liberarlos por la fuerza.

-¿Entendieron todos? Contamos con cerca de 250 soldados y 60 caballeros, se dividirán para atacar los diferentes lugares.-

-¿Cuántos lugares son en total?-

-Veamos… según los documentos que se nos fue entregado son 6 lugares, pero una fuente externa nos habló de extraños movimientos en un 7mo lugar.-

-Correcto, entonces ¿Cómo nos dividimos?-

-Ariadna y Rosaline se quedaran aquí, llevarlas solo sería peligroso.-

-Eso es correcto.-

-Entonces Yo, dirigiré al primer grupo, luego cada destacamento será guiado por su correspondiente capitán, en el último caso Kyle… ¿Podrías tomar el mando del grupo que se dirige al 7mo lugar?-

-No me importa personalmente pero… ¿Esta eso bien?-

-¿Por qué preguntas?-

-Fuera de lo que ustedes saben… aún me veo como un niño.-

-Oh claro… casi lo olvido, pero no creo que aquel que pudo vencerme no solo a mi sino también a los otros dos invencibles tenga algún inconveniente con una panda de ladrones y traficantes.-

-Lo decía por los soldados, podrían sentirse menospreciados.-

-Mmm no lo había pensado, en todo caso solo golpea a uno o dos y el resto entenderá.-

¿Así habrá entrenado a sus fuerzas? Si fue así entonces entiendo cómo es que son la Elite, después de todo si alguien normal sobrevive a uno de los golpes serios de Vitto probablemente su vida posterior a eso no sería nada agradable.

-Maestro…-

-Oh sí… ¿Qué hay de Eli?-

-Bueno, no veo el problema en que participe, pero no creo que los soldados acepten el mando de una semi-humana, sin importar que tan buena pueda ser.-

-Entiendo, entonces vendrá conmigo.-

-¡Gracias maestro!-

-Entonces todo se ha resuelto, los respectivos soldados estarán esperando en lugares asignados previamente, estos fueron desplegados con la excusa de “un entrenamiento” así nadie sospechara, después de todo por la cantidad de soldados en la ciudad es normal que algunos batallones se dividan para entrenar cómodamente.-

Entonces, son solo 7 lugares, el primero está cerca de la entrada sur, los siguientes tres en el lado oeste junto a las casas de los comerciantes y dos en el lado este cerca del barrio noble… ¿Por qué el 7mo lugar está en una torre al exterior de la ciudad? Sera que habían preparado algún túnel de escape… de ser así una vez que lleguemos sus cartas a jugar se perderán de inmediato.

—————————

En el exterior de la ciudad un pequeño campamento con no más que 35 hombres acampaban en el exterior de la ciudad, solamente era para aparentar ya que los soldados que practican en el exterior suelen habituar el acampar de noche, de esa forma entrenan el temple necesario para cuando realmente necesiten dormir en el exterior por algún motivo.

Eli y yo viajamos en Chester, que finalmente se encontraba en la caballeriza del Marques Hellbound, y no nos tomó mucho tiempo llegar con “El trote ligero” de Chester que se acercaba a los 50km/h

En el tiempo que nos tomamos para reorganizar las tropas y explicar el tipo de asalto que se llevaría a cabo la noche llego.

Avanzando lentamente por los pastos crecidos alrededor de los prados, nos acercamos lentamente a la torre designada, aunque es probable que no encontremos absolutamente nada, es mejor ser precavidos al respecto.

El camino era realmente obscuro, si no fuera por mi sentido de la orientación, sería fácil perderse.

Ahora a una distancia de 20 metros de la puerta no pudimos detectar presencia alguna, no hay guardias y no puedo identificar si hay alguien en el interior de la estructura o no.

Solo nos queda entrar…

-Dividamos el grupo en dos partes, diez de ustedes se quedaran aquí en el exterior en caso de que sea una emboscada, el resto ingresara y requisaremos la torre de punta a punta.- explique a los soldados mientras algunos se dividían según la necesidad.

Pateando la puerta la vanguardia se asomó mientras Eli los acompañaba por mi parte espere en el exterior, esta calma es demasiado como para que no suceda nada, el aire está viciado con el aroma de los problemas.

Con el tiempo que tomaría requisar esta torre por completo es probable que tomen los otros lugares, claro depende la resistencia que puedan encontrar y la habilidad de los soldados desplegados, aun así, no debería tomarles mucho tiempo.

Luego de un rato el exterior seguía en calma, pero mis nervios no.

¿Qué es esta sensación? Este sentir tan pesado, como si me observara algún depredador, esperando a que baje la guardia para asestar su golpe. Mi cuerpo reaccionaba casi instintivamente a esta extraña singularidad.

-Escúchenme todos, iré a ver cómo están las cosas dentro, si sucede algo búsquenme de inmediato.-

-¡A la orden señor!-

Me adentre en la torre solo para ver las viejas paredes ligeramente resquebrajadas, algunas marcas profundas en los ladrillos que la conformaban atestiguaban las peleas que soporto en el pasado la estructura.

Bajando por los escalones en forma de espiral hacia el sótano, la sensación de incomodidad se hacía más fuerte ¿Qué podría haber para que me sienta así? Aun después de pelear con muchas personas y lograr asesinar a otros tantos, no me sentía así.

El eco de cada paso resonaba en el espacio vacío que me rodeaba, la obscuridad no estaba presente aun siendo de noche, a su paso los soldados que acompañaban a Eli habrán encendido las antorchas probablemente.

Apure el paso, después de todo aun quería encontrarlos.

Llegando a una sala estrecha, pero de buen largo, encontré a algunos soldados apostados cerca de una puerta, apoyados contra la pared como si estuvieran cansados. ¿Estos son los soldados del Rey? Sería un chiste si sufren una invasión.

-Ustedes ¿No les da vergüenza…?  ¡¿Qué diablos?!-

En su cuerpo estaban clavados algunas piezas de hierro como clavos que los sostenían contra la pared. Sus gargantas arrancadas con brutalidad era algo intimidante para quien lo viera.

Las marcas de garras en la carne aun colgando de sus cuellos decía que el culpable no fue ninguna clase de arma humana. ¿Una bestia o un demonio? En cualquier caso, son malas noticias.

-¡AAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!-

-¡¡ELI!!-

Corrí de inmediato destrozando la puerta con un solo golpe, una sola patada, la patee tan fuerte que se despedazo de inmediato, como si nunca antes hubiera sido una puerta.

Eli estaba en el suelo, la roja sangre corría por el suelo, el brillo del carmesí destellaba por la luz de las antorchas alrededor de la habitación, del otro lado los soldados que vinieron con ella estaban en su mayoría, partidos a la mitad.

Los órganos de estos se desperdigaban por todo el lugar como si fuera un juego de niños, estos fueron esparcidos con violencia.

-¡Eli!-

Al cercarme aun respiraba, su cuerpo tenía una profunda herida cortante, llegaba hasta los órganos internos los cuales estaban destrozados con brutalidad. Como si una maza de púas hubiera traspasado la carne y los órganos internos.

Sin esperar comencé a curarla, pero el ritmo de curación no alcanzaba a la pérdida de sangre que ella estaba teniendo, con todas mis fuerzas reuní más mana de lo que normalmente podría manejar sin dificultad, apostando todo a un disparo de salvación.

En cuestión de segundos el cuerpo de Eli estaba sano, pero la sangre perdida no regresaría y su conciencia tampoco, es mejor que descanse.

Al levantar la vista una criatura que no describiría como ser de este mundo, estaba flotando en medio de la sala.

Su cuerpo amorfo con tantas extremidades que contarlas seria molesto, grandes garras al final de estas, moviéndose como látigos independientes. Un ser grotesco sin duda alguna.

Evaluarlo fue mi idea principal.

*Ente diabólico Lvl 50*

FUE: #####

AGI: #####

RES: #####

VIT: #####

INT: #####

Hab: #################################

Magia: ###############################

Bueno era de esperarse que no pudiera ver nada, pero ¿“Ente diabólico”? No es algo un poco… demasiado.

Mi principal recurso es alejarme de este lugar, no puedo pelear contra esto aquí dentro, menos con Eli en este estado, pero sacarlo al exterior solo causaría que más muertes llegarían rápidamente.