A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

“Oh sí, Lefi”. Empecé a hablar con la chica dragón mientras veía a Illuna y a Shii montar a Rir por el salón del trono.

“¿Sí? ¿Qué pasa?”

“¿Puedes ver esto?” Apunté a la pantalla que había puesto delante de mí.

“Si te refieres a tu estado, entonces la respuesta es no. No puedo”

“No, estoy hablando del menú de al dungeon. Verás, es esa cosa que…” Le di una rápida visión general de las características de la dungeon.

“Ya veo. Así que es la dungeon la que te proporciona la habilidad de sintetizar los objetos misteriosos que tan a menudo produces”

“Sí, más o menos.” Asentí con la cabeza mientras me inclinaba hacia el trono. “Como ves, la cosa es, no sé por qué, pero Illuna también puede verlo”

“¿Y supongo que desea que te explique el por qué?”

“Más o menos, sí”

“Aunque no entiendo la razón precisa, puedo describir una diferencia entre la chica y yo, una diferencia que puede tener relación con el conocimiento que buscas”

“Claro, explícalo”

“La diferencia es que ella te ha comprometido en matrimonio, mientras que yo no”

“Uhh… ¿qué?” Mi voz se distorsionó por pura confusión.

Inmediatamente me voltee hacia la chica dragón para comprobar su expresión, pero su cara no reveló ni el más mínimo indicio de diversión. Estaba muy seria. Venga. ¿Enserio? Tienes que estar bromeando.

“La sangre es uno de los elementos más cruciales del cuerpo” Consideró la mirada desconcertada de mi cara como un estímulo para seguir hablando. “Llevar la sangre de otro dentro del propio cuerpo, participando en un intercambio de fluidos corporales, no es más que un acto de coito”

“¿En serio…?”

“En efecto. La mayoría de los que pertenecen a la raza vampírica consideran que chupar sangre equivale a la unión entre compañeros, a hacer el vínculo, como se dice. Por supuesto, existen miembros de su especie con un menor grado de integridad. Estos individuos tomarán sangre de aquellos con los que no son particularmente íntimos, pero están muy fuera de la norma. Muchos los juzgan como hombres y mujeres sin integridad, individuos que han perdido su sentido de la moral. La mayoría de los miembros de la especie sólo chupan sangre de aquellos a los que tienen un fuerte afecto”

¿Qué? Como. ¿Qué? Ni siquiera. ¿Esto es la vida real? ¿O es sólo una fantasía?

“P-pero no se supone que la sangre es sólo comida? Los vampiros necesitan de ella, ¿verdad? Y no es como si todos pudieran estar casados en todo momento. ¿Qué demonios comen los vampiros solteros?”

“Tienes razón. Los vampiros sí que necesitan sangre para alimentarse. Eso, sin embargo, es todo lo que necesitan. No necesitan la sangre de ninguna especie en particular. Incluso la sangre de un animal es suficiente, y eso es precisamente lo que los vampiros solteros consumen” Lefi hizo una pausa por un momento. “Sospecho que a la chica aún no se le enseñó el significado preciso de chupar la sangre de otro. Eso, sin embargo, no quiere decir que sus instintos no le hayan dado una idea aproximada de la naturaleza del acto. Alégrate. Es joven, pero el afecto que te tiene es verdadero. Su deseo por tus fluidos corporales proviene de las profundidades de su corazón”

Uhh… estaba tan impresionado por lo que acababa de aprender que me tomó un momento para procesar todo. “Espera… si sabías todo esto, ¿por qué no me lo dijiste antes? ¿Por qué te quedaste sentada y dejaste que sucediera?”

“Fue por tu bien. Sé que tienes un deseo de tener hijos y que siempre has anhelado unirte a una tan joven como ella en matrimonio”

“¿¡Qué diablos!?”

“Recuerdo muy vívidamente sentir tu mirada descansando en mi carne cuando tomé esta forma por primera vez. Tus deseos eran y siguen siendo evidentes y claros como el día”

“E-es sólo un malentendido! ¡No estaba mirando!” Grité indignado. ¿De dónde diablos salió todo esto? ¡No es verdad, lo juro, oficial!

¡Espera un segundo! Rápidamente saqué el menú de la dungeon cuando me di cuenta de repente. Específicamente, abrí una pantalla detallada que contenía información sobre todo lo que había en el calabozo y reportaba la cantidad de DP que generaba al día. Pasé por delante de Lefi y la ridícula cantidad de ingresos que ella proporciona y comprobé a nuestra vampiro residente. ¡Lo sabía! Ella ya no está generando ningún DP.

Incluso los hijos de monstruos menores como los goblins me proporcionaron un ingreso neto diario de 3 DP. Pero Illuna, al igual que Shii, estaba dando un cero fijo. En otras palabras, la dungeon no la consideraba una intrusa, sino una unidad amistosa que no representaba más amenaza que sus propios monstruos.

“Ugh… ¿qué demonios…?” Me quejé. “¿Por qué tuvo que ser esa la única vez que realmente trataste de no ser egoísta? Juro por Dios…”

“¿Qué se supone que significa eso?” Lefi gritó resentida. “No me habría quedado en silencio si no supiera que era por tu bien. Tomé una decisión en tu beneficio, ¡pero no has hecho más que quejarte!”

“Y te digo que deberías haberte ocupado de tus propios asuntos. De hecho, ¿sabes qué? ¡No más dulces para ti, no por tres días enteros!”

“¡Qué absoluta tiranía! ¡Protesto firmemente la moción! ¡No puedes hacerme esto sin una buena razón!”

Ignoré a Lefi, que había empezado a quejarse ruidosamente, suspiré profundamente y empecé a pensar. Illuna aún no me había pedido más sangre. De hecho, aparentemente no la necesitó durante una semana entera. La comida normal era suficiente para satisfacerla mientras tanto. Está bien. ¿Sabes qué? Hagamoslo. Sí. Voy a posponer esto y llamarlo el problema del futuro Yuki. Quiero decir, estoy feliz de que le guste tanto, pero es sólo una niña. Todo esto es probablemente amor de juventud en el mejor de los casos.

No hay duda de que voy a tener que terminar criándola. Probablemente nunca se callará sobre lo mucho que me odia y lo asqueroso que soy en el momento en que llega a la pubertad. Espera. Imaginar eso me pone triste. Maldita sea. ¿Por qué me hago esto a mí mismo?

Tosí y fingí que aclaraba mi garganta antes de continuar con mi monólogo mental, aunque en un tono un poco menos confiado. No hay forma de saber cómo se sentirá sin esperar a que crezca, así que voy a posponer este fiasco hasta que lo haga fingiendo ignorancia. Quiero decir, ¿por qué alguien esperaría que yo, de entre toda la gente, supiera algo sobre la cultura vampírica? Mhmm. Sip.

De nuevo, he suspirado. Podría pensar un poco más en todo esto si le sigo gustando cuando sea mayor. Pero no ahora.

***

Decidí revisar mi nuevo juguete, o mejor dicho, mi nueva arma, después de que terminé de reflexionar sobre la situación de Illuna. Con un arma mágicamente mejorada en la mano, salí del salón del trono y me aventuré por la cueva que lo encerraba.

Fui recibido una vez más por el magnífico bosque, una vista que dejó mi corazón latiendo cada vez que lo vi. Hoy, sin embargo, fue un poco diferente. Mi corazón ya había empezado a latir cuando salí de la cueva. Estaba tan emocionado por disparar finalmente la pistola mágica que el paisaje se sentía insípido en comparación. Morí antes de poder tocar uno de estos bebés en mi antiguo mundo, así que siempre asumí que nunca tendría la oportunidad de empuñar uno. Espera, ¿esto cuenta como un arma de verdad? No estoy seguro de cómo se sostiene en términos de tecnicismos, pero supongo que probablemente cuenta ya que lleva el nombre de un arma.

Vertí mi maná, que recientemente había mejorado en controlar, en el arma. Me aseguré de ir despacio y mantuve un ojo en mi pantalla de estado mientras lo hacía. No estaba muy acostumbrado a la sensación, así que tuve que usar la interfaz para saber exactamente cuánto maná estaba usando.

Después de drenar exactamente diez mana, dejé de canalizar y apunté el arma a una roca de aspecto robusto situada frente a mí. Reproduje la postura que a menudo veía a la gente tomar en las películas y apreté el gatillo.

El arma retrocedió con un ligero retroceso al activarse su mecanismo de disparo. Su proyectil, un pequeño globo de maná, cortó el aire. Un sonido bajo resonó un momento después cuando el proyectil se estrelló contra la roca.

Corrí hacia la gran piedra y puse el dedo sobre la evidente marca de la bala. El proyectil había sido lo suficientemente potente como para arrancar un trozo de la gran piedra. Espera, esta cosa se hace más fuerte si le pongo más maná, ¿verdad?

Empecé a concentrar aún más energía mágica en mi arma. Heh. Es hora de algo de ciencia.

***

Terminé haciendo cinco experimentos diferentes. Primero, puse otros diez MP en el arma y confirmé que era consistente y producía un resultado similar. Luego probé otras cuatro denominaciones, específicamente cien, quinientos, mil y cinco mil.

La bala que se consumió cien mana fue lo suficientemente poderosa no sólo para astillar la roca, sino para crear un pequeño agujero. La bala con cinco veces esa cantidad, sin embargo, fue capaz de perforar hasta el otro lado. La bala que contenía mil mana produjo un proyectil mucho más grande que todas las demás balas. Se las arregló para penetrar en la roca y volar un buen trozo de ella. El proyectil final, en el que invertí cinco mil MP, produjo un enorme láser que no sólo incineró completamente la roca, sino que también aplanó treinta metros del terreno que había detrás de ella.

Con todo, el arma era lo suficientemente poderosa como para hacerme enmudecer. Fue un arma aún mejor de lo que había previsto inicialmente. Terminé un poco infeliz porque seguí sacando tiros de mierda en el gacha, pero honestamente, ya no me importa. En serio, valió la pena.

Una parte de mí está tentado de cargar toda mi maná en una sola bala, pero estoy bastante seguro de que eso es sólo una preparación para el desastre. Ni siquiera creo que el arma esté diseñada para recibir tanto maná. El cañón estaba temblando con fuerza con sólo 5k. No es que vaya a necesitar los 5k. De hecho, dudo mucho que alguna vez necesite mil. Maldita sea.

Mi pistola mágica podía contener siete balas a la vez, y cada una podía contener una cantidad diferente de maná. Podría disparar algo con sólo 10 mana para hacer creer a alguien que el arma no sirve para nada, y luego darle una bala de 1k y evitar una situación difícil. Dicho esto, estoy bastante seguro de que probablemente sería capaz de tener exactamente el mismo resultado si la cargo con 3k de mana al instante…

Otro aspecto interesante del arma era que cualquier maná almacenado dentro del arma se quedaba dentro de la misma. Mirarlo con mi ojo mágico me permitió confirmar que no perdía energía, y que teóricamente podía mantenerlo cargado todo el tiempo que quisiera. Pero eso es probablemente una mala idea. Sinceramente, tengo un poco de miedo de descargar la maldita cosa accidentalmente y hacerme un agujero en la pierna. O algo peor. Así que uhhh, sí. Voy a mantenerlo vacío hasta que lo necesite.

Puse el arma en mi caja de objetos mientras me estremecía al pensar en dispararme accidentalmente. Una gran criatura salió lentamente de la dungeon y se acercó a mí justo cuando terminé.

“Oh, hola. Parece que Illuna finalmente te dejó ir. Hiciste un buen trabajo. Debe haber sido agotador”

El segundo monstruo de la dungeon, el Fenrir, que, por cierto, era macho, se tiro a mi lado. Una sola mirada fue suficiente para decir que estaba cansado. Sí, yo también lo estaría. Sólo tenía que jugar con ambas Illuna, Shii y con Lefi haciendo un berrinche como ruido de fondo.

No es de extrañar que oír que se le prohibía consumir dulces había hecho que la chica dragón cayera en las profundidades de la desesperación. Había sido reducida a una bola de ruido que no hacía más que quejarse y lloriquear.

El lobo blanco gimoteó e inclinó su cabeza después de sentarse. Pero, en lugar de quejarse, se sentía más como si dijera algo como “todo en un día de trabajo, señor”

Esa interacción por sí sola fue suficiente para darme una idea de la personalidad del lobo. Comprendí que era el tipo de hombre que estaba preparado para todo y para todo lo que la vida le lanzara. Maldición. Este tipo tiene pelotas.

Por supuesto, el lobo no me habló literalmente. De alguna manera me las arreglé para entender su intención, de la misma manera que de alguna manera podía entender las de Shii. Parecía que así era como las cosas funcionaban. Era evidente que la dungeon tenía algún tipo de mecanismo que nos permitía establecer una especie de entendimiento mutuo. Desafortunadamente, era imperfecto. Sólo podía entenderlo toscamente, pero era suficientemente. El mismo sistema parecía aplicarse entre los monstruos. Había visto a Shii comunicándose con él de manera similar un poco antes.

Por supuesto, no dejamos a nuestro nuevo compañero canino sin nombrar. Illuna había bautizado al lobo Fluffrir. Aparentemente, ella lo había elegido porque era esponjoso y un fenrir. Su página de estado reflejaba naturalmente este nuevo nombre suyo. El espacio en blanco había sido reemplazado y actualizado. Una parte de mí se sentía un poco mal por Fluffrir. Illuna sólo le había puesto un nombre tan raro porque le había dicho su especie. Sí… Fluffrir no suena muy bien. Supongo que lo acortaré y lo llamaré Rir.

“Oh sí. ¿Te importaría mostrarme tus habilidades únicas?”

Rir tenía un total de siete habilidades, tres de las cuales eran únicas. Más o menos sabía exactamente lo que hacía las regulares, pero me moría de ganas de ver sus únicas.

El lobo accedió. Se levantó y empezó a activar sus habilidades una por una. Todas eran bastante interesantes. La velocidad extrema le permitía aumentar momentáneamente su velocidad hasta el punto de que ya no podía verlo. Cadenas siempre cambiantes le permitía materializar y manipular libremente una serie de cadenas. Las cadenas podían hacerse más gruesas y duraderas si elegía usar más maná. Finalmente, la transformación le permitía alterar su tamaño. Podía hacerse más grande y más pequeño, siendo su forma más pequeña el tamaño de un lobo normal. Qué bien. Supongo que no tendré que preocuparme de que realmente quepa en los lugares.

“Mierda”. Eso es impresionante, amigo.” Me impresionó. La habilidad más llamativa era la que implicaba cadenas. Tenía una cantidad ridícula de utilidad. El lobo podía protegerse, crear puntos de apoyo en el aire, e incluso atar a sus enemigos. Era el tipo de habilidad cuyo poder sólo estaba realmente limitado por la creatividad. Quiero eso. Lástima que sea único. Probablemente costaría una tonelada de DP para conseguirlo, asumiendo que esté en la tienda.

Escuchar mis elogios hizo que el lobo se animara felizmente. No podía decirlo por su expresión, pero su cola se movía claramente de un lado a otro.

“…”

Verlo así me llevó a desarrollar un impulso, uno que seguí inmediatamente abriendo el menú de la dungeon. Instantáneamente compré un objeto de aspecto familiar, lo levanté y llamé a Rir.

“¡Eh, Rir! ¿Ves esto? ¡Tráelo!”

Tiré el juguete con forma de disco, el frisbee, e insté al lobo a perseguirlo. Rir parecía un poco indeciso sobre la idea al principio, pero finalmente perdió sus instintos. Corrió tras él, lo atrapó en el aire y lo trajo de vuelta.

“¡Buen chico! Muy bien, ¡segunda ronda!”

Agarré el frisbee de nuevo, reuní toda la fuerza como señor demonio, y lo tiré tan fuerte como pude. Rir lo persiguió una vez más y regresó. Pero esta vez, estaba demasiado emocionado para detenerse.

“¡Wahaha! ¡Espera! ¡Espera! ¡Más despacio! ¡Blraaghgh!”

Juguetonamente me derribó al suelo.

“¡Ya lo has hecho!” Sonreí cuando me acerqué al perro de gran tamaño y empecé a jugar con el.

***

“Uf”. Maldita sea. Fenrir la coas qu… ” Me acosté en el suelo, jadeando fuertemente mientras decía algo que ni siquiera yo entendía realmente. Mi mente estaba demasiado cansada para procesar pensamientos coherentes.

Siempre he sido más una persona de gatos, pero jugar con Rir me hizo pensar que los perros también son lindos. No es que él sea un perro, pero ya saben, como sea.

Hablando de eso, el joven lobo estaba tumbado justo a mi lado. Estaba a cuatro patas, con el estómago en el suelo y la cabeza agachada. Parecía angustiado por el hecho de que había cedido a sus instintos. Un claro aura de autodesprecio emanaba de su cuerpo. Supongo que dejar que sus instintos lo controlaran debe haber herido un poco su orgullo. En lo que a mí respecta, sin embargo, es algo bueno. A quién le importa, siempre y cuando te diviertas, ¿verdad?

Pero lo más importante es que esta experiencia ha reafirmado que Illuna es una gran chica. Santo cielo. La cantidad de suerte que necesitarías al tirar para conseguir esta cosa. Los fenrirs eran bestias poderosas. La forma más rápida de encontrarlos en el catálogo de la dungeon era clasificarlos por precio y empezar a bajar desde el principio de la lista.

Y sin mencionar que Rir incluso tiene poderosas habilidades únicas. Quiero decir, no es demasiado fuerte ahora, pero un día, podría terminar creciendo tan poderoso como el fenrir con el que luchó Lefi. El tipo tiene un gran potencial.

“Oh sí, Rir, sabes cómo funcionan los sistemas de maná de la dungeon, ¿verdad?”

El lobo levantó la cabeza y asintió con la cabeza.

“Muy bien, entonces, escucha. Todo lo que está por encima de donde estamos ahora es dominio de Lefi. Pero la mayor parte de lo que está debajo es el territorio de la dungeon. Mi territorio. Me gustaría que vivieras ahí abajo y que cazaras monstruos y cosas así”

A diferencia de Shii, Rir no era sólo una mascota. Era un monstruo lo suficientemente fuerte para defenderse. Algunas de sus estadísticas eran incluso más altas que las mías, así que no podía dejarlo holgazanear. Decidí que trabajara y me ayudara a ganar dinero. Heh. Te haré trabajar duro, muchacho. Me voy a esforzar para poder sentarme, relajarme y disfrutar de la vida.

“Pero, eh, dejando de lado las cosas de caza, puedes hacer lo que quieras. Vendré a visitarte de vez en cuando para que podamos jugar, pasar el rato y matar cosas juntos. Y no olvides pasarte de vez en cuando, ¿vale? Illuna probablemente llorará si no lo haces”

Eres uno de nosotros, Rir. Sé que acabamos de invocarte, pero… esta es tu casa. Siempre serás bienvenido aquí.

Entendiendo mi intención, el lobo bajó su cabeza en una profunda reverencia.


Traductor: Hamlet