A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

─Ah-

Me miré la cara y el cuerpo reflejados en el espejo de mano desde varios ángulos diferentes.

Cabello negro, ropa negra y la cara que había visto incontables veces. Mi cara no tenía ningún rasgo especial, excepto la mirada aguda, si se cuenta como una.

Sin una figura alta ni una baja, y sin un cuerpo robusto ni débil.

Bueno, hasta ahí está bien.

Sólo hasta ahí.

La razón por la que me miraba así no era porque fuera un narcisista. Estaba confirmando algo en particular.

Le di otro giro al espejo y empecé a mirarme la espalda: la parte más anormal de mí. Por alguna extraña razón, me habían crecido alas. Las protuberancias negras salieron del área alrededor de mi omóplato. Se veían como el tipo de cosas que uno esperaría ver en un dragón, o tal vez incluso en un murciélago. No podría decir cuál.

Tener alas era raro. Nunca las había tenido antes, así que casi no se sentían como una parte de mi cuerpo a pesar de estar claramente unidas a mí. Me resultaba un poco difícil controlarlas debido a mi desconocimiento de ellas, pero concentrarme en ellas me permitía agitarlas, confirmando así que no eran sólo un adorno.

La segunda y única otra parte extraña de mi cuerpo era mi ojo derecho. Mis ojos eran originalmente negros. Bueno, eran. Mi iris derecho, sin embargo, había pasado por algún tipo de cambio. De alguna manera se había teñido de un brillante tono carmesí.

Parecía que el cambio de color estaba relacionado con una de las habilidades innatas de mi raza. Específicamente, era uno de los llamados “ojos mágicos”, las cosas desagradables que a los niños japoneses de la escuela secundaria les encantaba hacer. Yo mismo había pasado por una fase similar en el pasado, así que ver el penetrante globo ocular rojo había hecho que resurgieran una serie de recuerdos embarazosos. Inmediatamente empecé a sentirme avergonzado de mí mismo.

Aunque mi cuerpo había cambiado, mi ropa no. Seguía usando jeans y una camiseta. La ropa demasiado informal contrastaba con las partes de mi cuerpo que no eran normales. Mi apariencia estaba muy dispareja; se sentía como un cosplay bastante malo y de bajo presupuesto.

Espera un segundo. ¿Llevo una camiseta sobre mis alas? Oh, maldita sea, probablemente esté rota, ¿no?

No pude conseguir el ángulo que necesitaba para ver la parte supuestamente rota de mi camiseta, pero estaba absolutamente seguro de que había sufrido daños de todas formas.

─¡Sabes qué! Al diablo con esto. Me voy a dormir.

El acto de examinar mi cuerpo me había causado mucha fatiga mental, así que decidí dejar de pensar en ello. Usé un montón de puntos de calabozo, o DP para abreviar, y compré un futón, una cama de estilo japonés.

Parecía estar en una especie de sala del trono, pero decidí ignorarlo por el momento. Puse el futón en el suelo, me arropé y cerré los ojos.

Información General

Nombre: Yuki
Raza: Archidemonio
Clase: Señor Demonio
Nivel: 1
HP: 2100/2100
MP: 6700/6700
Fuerza: 651
Resistencia: 685
Agilidad: 550
Magia: 897
Destreza: 1250
Suerte: 70
Puntos de habilidad: 5

Habilidades únicas

Ojo Mágico
Traducción de lenguaje

Habilidades

Caja de artículos
Analizar Lv. 1

Títulos

Señor Demonio de otro Mundo

DP: 900

 


Traductor : Hamlet

Editor: Alexdraig