The Dark King Capitulo 437

“No es de extrañar que ese maldito viejo no reaccionara al problema…” El joven recordó la reacción del Señor del Templo el día anterior. “Lo más probable es que supiera que el asunto sería complejo, por lo que me dejó manejar todo. Sin embargo, debería ser consciente de que conduciría a una insatisfacción del Templo y del Salón de los Caballeros si me llevara al maestro por la fuerza”

 

El joven no sabía qué decir, ya que no podía llegar a una discusión razonable.

 

Él era solo un verdugo. La gente de los altos mandos decidió que el maestro Dean trabajaba para el demonio. No tuvo nada que ver con la decisión.

 

Skagen y los otros miraron al callado joven. Se miraron unos a otros y continuaron tratando seriamente de persuadir al joven.

 

El joven dijo lentamente después de un largo rato de silencio: “Caballeros, como arquitectos de Dios, ustedes conocen el dogma en el libro de la luz. El sol y el cielo son los dominios del Dios de la Luz. ¡Esta persona está hablando de volar por el cielo, que está en contra del derecho divino! Este pecado no puede ser redimido. ¿No se está rebelando contra Dios?”

 

Dudian entrecerró los ojos y respiró hondo: “¿Podría el santo explicar por qué volar viola el camino de Dios? ¿No es realmente un derecho otorgado a la humanidad por el Dios de la Luz? ¡Es una blasfemia que estés discutiendo eso!”

 

El joven respondió con ira: “El cielo es el dominio de Dios. ¡Desde la antigüedad nadie ha pisado el cielo excepto el diablo! ¡Estás faltando el respeto al Dios de la Luz!”

 

Dudian resopló: “No creo que el Dios de la Luz sea tan egoísta como el santo. El Dios de la Luz nos ha dado el derecho de inventar artículos y productos para que ayudar a la humanidad. ¡Me ha dado la oportunidad de entender el ‘gas’! ¡Todo me lo dio el Dios de la Luz! ¿Por qué sigues afirmando que me he aliado con el diablo? ¡Me estás calumniando!”

 

“¡Tú!” El joven lo miró con ira.

 

Skagen y los otros vieron la disputa entre los dos. Se pararon en el medio para disuadirlos de continuar con la discusión. Skagen miró al joven rubio: “Santo, es como el maestro Dean ha dicho. Si podemos crear un invento que nos permita volar, podríamos matar fácilmente a los monstruos que acechan fuera de la pared gigante. Podríamos erradicar por completo a los bárbaros. Solo traería beneficios para nosotros. ¿Cómo podría estar relacionado con el diablo?”

 

El joven rubio respondió de manera directa: “Eres viejo y tu visión está siendo obstruida por el demonio. ¡No se trata de matar a los bárbaros! ¡Una vez pisemos el cielo, Dios se pondrá furioso con nosotros! ¡No puedes imaginar el desastre y el castigo que vendrán!”

 

Skagen y otros se sobresaltaron. Algunos de ellos dudaron en responder.

 

“¡A nadie se le permite entrar en los dominios de Dios! Si continúas insistiendo, ¡asumiré que albergas el mal” El joven continuó.

 

Dudian entendió cuanto la multitud temía a Dios cuando vio la expresión en sus rostros. Pensó en sus palabras antes de hablar: “Santo, no tengo objeción si quieres arrestarme. Pero tienes que darnos evidencia. Estás argumentando que me he aliado con el diablo. Es muy difícil para mí aceptarlo” Dudian dijo mientras miraba al joven.

 

El joven respondió: “¡La mayor evidencia es tu intento de tocar el dominio del dios!”

 

Dudian sonrió: “¿Quieres decir que la capacidad de dominar el vuelo es una violación del derecho divino? Si es así, ¿están los arqueros violando el dogma? ¡Hacen volar las flechas! Me gustaría hacerte una pregunta más. ¿El salto también se considera una infracción? ¿Cuántos metros es el límite? ¡Si no puedes responder a mi pregunta, no tengo nada que decirte!”

 

El joven quería responder, pero Dudian lo interrumpió: “¡Además, soy un caballero de oro aceptado por el Salón de los Caballeros! Creo que el santo es consciente de lo dura que es la evaluación del Salón de los Caballeros. ¡Si quieres arrestarme, presenta los cargos ante el Salón de los Caballeros!”

 

“Por supuesto, su declaración debe ser investigada por la organización. Estaría encantado de acompañarlo si se encuentra la evidencia. De lo contrario, ¿no es una injusticia de su parte calumniarme así? En el futuro, ¿cómo podrían los arquitectos hacer investigaciones? Si vienes y afirmas que es obra del demonio, ¿quién se atrevería a inventar algo más?”

 

Skagen y los otros asintieron. Sabían que Dudian los estaba incitando deliberadamente, pero estaba usando las palabras correctas. Si un santo llegará con evidencia, entonces no se opondrian. Sin embargo, él estaba tratando de arrestar a un maestro sin evidencia.

 

Hubo un pequeño alboroto dentro de la multitud debido a las palabras de Dudian.

 

El joven se enojó cuando sintió el cambio en la atmósfera. Miró amargamente a Dudian. Sabía que la situación se había complicado. El Salón de los Caballeros, el magistrado y la Santa Iglesia no se quedarían quietos.

 

El joven miró a Dudian: “¿Por qué temes venir conmigo si eres inocente?”

 

Dudian respondió: “¿Cuándo dije que tenía miedo de la investigación? Soy inocente. Fuiste tú quien trató de calumniarme diciendo que me había aliado con el diablo. ¿Por qué no debería responder a este cargo? En segundo lugar, no hay evidencia en tus manos, así que solo soy un sospechoso en tus ojos. Si es así, entonces soy mas que feliz de cooperar con la investigación. Pero en este momento estoy enseñando y viniste a interrumpir mi conferencia. Lastimaste a mi asistente y trataste de arrestarme por la fuerza. ¿No te parece un poco sospechoso?”

 

El joven reprimió su enojo: “Ya que estas bien con todo, vámonos”

 

Dudian vio que el joven ignoró sus palabras y se echó a reír: “¡Santo, heriste a mi asistente y trataste de arrestarme por la fuerza! ¿No deberías dar una explicación? ¿Quieres decir que los arquitectos trabajadores como yo no son nada en tus ojos?”

 

El joven casi escupió sangre. ¡Mostró misericordia al no matar a la asistente de Dudian en el acto! ¿Ahora su propio brazo estaba herido y el otro lado quería una explicación?

 

“Tu asistente no estaria herida si hubieras cooperado” El joven continuó: “Tu asistente se atrevió a ofenderme. ¿Te atreves a obtener una explicación ahora?”

 

Dudian respondió: “Mi asistente es fiel a mí. ¿Quién le dijo que se abalanzara antes de dar su nombre? ¡Pensé que eras un asesino enviado por la iglesia oscura para matarme!”

 

El joven continuó: “¡Ahora las cosas están claras! Ven conmigo a la pared interior. ¡Si eres inocente, podrás regresar!”

 

“En primer lugar, todavía tengo que ver la evidencia de tus sospechas. De acuerdo con las leyes del magistrado, debe haber evidencia o testigos ante una acusación. ¿Tienes evidencia? Si no hay evidencia, ¿por qué me hacer perder mi valioso tiempo?”

 

“¡Tú!” El joven casi se volvió loco. Sabía que Dudian no tenía intención de volver con él. Cuanto más hablaba, mayor ventaja tenía la otra parte.

 

No había evidencia en su mano.

 

¿Pero desde cuándo la pared interior necesitaba evidencia para arrestar gente?

 

Sin embargo, esta vez no podría tomar a Dudian por la fuerza.

 

El joven rubio no quería perder el tiempo discutiendo sin sentido. Miró fríamente a Dudian: “Te aconsejo que vengas obedientemente conmigo a la pared interior. ¡Si traigo evidencia en el futuro, no será placentero!”

 

“¿Es eso una amenaza?” Dudian sonrió: “También quiero aconsejarte. No actúes como un bandido o un asesino cuando intentes arrestar personas. ¡Usa evidencia!”

 

“Bien” El joven rubio lo miró: “¡Te arrepentirás!” Se giró y se fue. En un abrir y cerrar de ojos desapareció de la vista de todos.

 

Skagen y los demás miraron la dirección en la que desapareció

 

Dudian entrecerró los ojos mientras miraba la espalda del joven rubio. Se giró para mirar a Skagen y a los otros: “¡Maestros! ¡Gracias por intentar ayudarme! ¡Estoy agradecido!”

 

Skagen trató de consolarlo: “Te creo. Creo que este asunto no es más que un malentendido y se resolverá”

 

Dudian asintió. Pero sabía que su reputación estaba destinada a sufrir daños después de ese dia.

Índice