No soy el Héroe Capítulo 18: Trosk después de la emergencia.

Cap 18 Trosk después de la emergencia.

Cuando llegamos a la ciudad estaba en silencio, al parecer en estas muchas horas que nos tomó someter al dragón y volver ellos exitosamente evacuaron el lugar.

-¡ABRAN! ¡SI HAY ALGUIEN HABRA LAS PUERTAS!- grite con todas mis fuerzas mientras golpeaba fuertemente el par de inmensas puertas hechas de gruesos troncos de madera.

Al poco se oyó el sonido de las cerraduras siendo abiertas desde dentro.

-¡Maestro!-

Eli se había quedado en la ciudad esperándome, esta impertinente chica me hizo feliz esta vez.

-¿Por qué estás aquí? ¿no te dije que evacuaras con los demás?-

-He desobedecido al maestro y merezco un castigo, pero estaba segura de que maestro iba a ganar por eso me quede a esperarlo y proteger el hogar.-

-Oh ven aquí pequeña tonta.-

Abrase con todas mis fuerzas a Eli quien había comenzado a llorar con una agradable sonrisa en su rostro, esa única e inconfundible expresión de “ahora estoy tranquila” llenaba su pequeño y apacible rostro.

-¿Maestro?-

-La próxima vez que te de una orden como esta, hazme caso… trataba de protegerte en caso de que no pudiera matar al dragón.-

-Lo se… pero maestro no perderá con algo como eso.-

Habiendo creado un mundo rosa quien quedaba detrás de ambos miraba fríamente la actitud de ese par. Era tal mundo de rosa en el que la realidad no tiene potestad para hacer su presencia.

-¡EJEM!-

-¡¿?!-

Rápidamente se separaron al darse cuenta que no estaban solos, y procedieron a seguir de camino al gremio, Aunque Eli entregaba miradas de sospecha a Rosy.

-Maestro… ¡¿quién podría ser esta hermosa mujer con extraordinario pecho?!-

-Bueno, ella es alguien que aplicó para la solicitud de Emergencia también, es una maga, su nombre es Rosaline.-

-OH… veo que tuvieron tiempo para conversar… maestro es todo un donjuán.-

hablo Eli soltando una inconfundible sed de sangre y distorsionando su rostro, sus ojos invidentes ahora eran más aterradores de lo que nunca fueron y su aura era catastrófica. Sentí que mi vida se iría por las cañerías en un solo instante si no tenía cuidado.

-¿Eh? p-porque tienes esa cara aterradora ¿Eli? ¡¿Eli?!-

-No debería preocuparse señorita….-

-Elizabeth-

-Señorita Elizabeth, en esta ocasión hemos sido compañeros en armas. No hubo nada más en medio.-

-¿Eso es verdad maestro?-

-Si… sniff sniff… Eli es muy aterradora…-

-Me pregunto si es realmente el hombre que asesinó al dragón.-

-¡Ese sin dudas es maestro!-

Mientras llegábamos al gremio pudimos ver a más personas, algunos sacerdotes quedaron ayudando a los más débiles a escapar y algunos miembros del gremio bajo la luz de las antorchas ya que el sol estaba en nada de ocultarse tras las montañas lejanas en el este.

-¡¿Kyle?! Si estás aquí… ¿El dragón está viniendo?-

-¿Estabas aquí Mia?-

-¡¿Y el dragón?!-

-Me alegro de verte bien y alegre, tu sola presencia es un faro para calmar la angustia…-

-¡Kyle es importante!-

-Está muerto.-

-¿Qué?-

-Se acabó la Emergencia… el dragón está muerto.-

-¿Dónde está el cuerpo?-

-Creo que no es prudente sacarlo aquí, vamos al almacén ya que el tamaño es un poco…-

-¡¿Lo tienes contigo?!-

-¡OI USTEDES DOS! ¡¿a qué viene tanto escándalo?!-

Un viejo musculoso con muchas cicatrices se acercó rápidamente a nosotros, él no tenía muy mala apariencia a pesar de las lesiones en su piel, da la imagen del típico viejo conquistador de chicas jóvenes con cejas perfectamente rectas y bien cuidadas junto a un cabello perfectamente equilibrado y muy cuidado de color negro.

-Oh… maestro del gremio, él es Kyle el aventurero que aplico para la emergencia.-

-¿El rango C? ¿ya renunciaste a cazar la bestia? Eso fue inteligente, sube al carruaje la evacuación casi termina.-

-Kyle él es el maestro del gremio Jormungand. Y… maestro del gremio, él no se rindió a cazar la bestia, sino que ya fue asesinada.-

-¿Quién lo hizo?-

-Estoy justo aquí frente a usted.-

-¡¿Tu?! ¡HA! ¡no lo creo!-

-Justo ahora estábamos por ir al almacén a depositar los restos.-

-Bien, si lo que dices es cierto debo verlo con mis propios ojos.-

A paso apresurado entramos en el gremio y al almacén de monstruos donde también hay una sala de desmontaje con todo tipo de herramientas para seccionar, dividir, ahuecar y hacer toda clase de cosas con las piezas de monstruos, si se lo mira con malos ojos probablemente parezca una sala de tortura, aunque me lo creería si me dijeran que esa era su funcionalidad en ocasiones.

-Primero la cabeza.-

*DOSUNNN* retumbó el suelo al depositar la cabeza del dragón que fácilmente tenía 4 veces mi tamaño, grandes ojos en mezcla de verde y dorado con una penetrante mirada ya sin vida, gruesos colmillos se asomaban de las fauces y un par de inmensos cuernos como lanzas se erguían en la parte superior de esta.

-Wooo… Es más grande de lo que creí…-

Las expresiones de sorpresa llegó de cada uno de los presentes, y por supuesto Chester está sentado mirando como si no fuera nada de otro mundo. Ese caballo ¿es un caballo? un caballo normal no vería la cabeza de un dragón como si se tratara de un show de tv o una presentación teatral, claramente lo está disfrutando.

-Dejare de este lado las piezas del cuerpo, de este otro los materiales que logre desmontar, oh algunas escamas me las quedare para mí, tampoco venderé la cabeza del dragón.-

-N-no hay problema…- respondió Jormungand

-Fue difícil de principio a fin y gracias a la ayuda de Rosy pudo ser derribado y conseguí asestar el golpe final.-

-Ya veo… ¡Bien, está hecho! serás el nuevo maestro del gremio.-

-¿Eh? no quiero, paso de algo tan molesto.-

-¡¿Porque?! serás ascendido de rango y podrás manejar el gremio como gustes, también los maestros del gremio son populares con las mujeres… si me entiendes.-

Luego de tal oferta dos presencias hicieron sentir su sed de sangre que era desmesurado para el tamaño de las personas, la espalda del maestro del gremio se tensó y en un instante estaba recto como si fuera un soldado ejemplar, probablemente su columna temblaba cual gelatina por el terror que trataba de ocultar con una tonta sonrisa incomoda en su bien proporcionado rostro.

-Maestro del gremio, no debería proponer tales cosas a Kyle-

-¡Eso es! maestro es de Eli, aunque Eli podría compartir de ser necesario, la mujer que quiera estar con maestro tiene que superar cierto límite y entender la grandeza de maestro. ¡Como esta gata ladrona!-

-¡¿A quién llamas gata ladrona?! oh… espera ¿yo también?-

-¡Humu! decidí aceptarte, ya que ayudas mucho a maestro… eres una buena chica.-

Mientras esas dos seguían su sinsentido de conversación el maestro del gremio habló con Kyle.

-¿Qué pasa con esas dos?-

-No tengo idea… son así desde que se conocieron.-

-Ya veo… lo tienes difícil ahí… ¡HAAA! Bastardo te envidio.-

-¿Me envidia? seguramente no sabe lo difícil que es no morir.-

-Oh… es verdad… bien siguiendo el tema, ¿en cuanto a la señorita maga? luego de que se avalúe el total del dragón y se estime la participación de cada uno se decidirá la cantidad para cada uno, el desmantelamiento comenzara luego de dos días a partir de mañana, para entonces también estará lista la investigación, necesito que vengan mañana en la mañana para tomar testimonio de lo sucedido.-

-Por mi está bien.-

-Sin problemas.-

-Oh si Kyle… ¿eras rango C? si estás de acuerdo… puedes hacer la prueba para subir de rango.-

-¿Prueba?-

-Sí, un combate simulado con un rango A para definir tu talento.-

-¡Ya veo! un rango A es realmente fuerte, ¡tal vez pueda lanzar una bola de acero!- dije frotando mis manos.

-¡MAESTRO! ¡eso está prohibido!- interrumpió en un instante mientras Rosy en la parte de atrás asentía concienzudamente una y otra vez.

-¡¿Eh?! ¿por qué?-

-No queremos que explote el examinador ¿o sí?-

-No entiendo de qué están hablando, pero Kyle tienes mi autorización para tomar el examen a partir de mañana. Cuando vuelvan los examinadores.-

-De acuerdo… entonces ¿me puedo retirar?-

-Claro… yo me encargo de llevar esto a la cámara frigorífica.-

-En ese caso… adiós.-

Todos dimos nuestros saludos y Mia dijo que ella debería quedarse más tiempo por el dragón, por otro lado Rosaline nos seguía desde atrás pero no muy cerca, al salir del gremio estaba por despedirme de Rosaline cuando se quitó la capucha que cubría su cabeza y algo me llamó la atención.

-Rosy… ese cabello…-

-Necesito hablar contigo seriamente Kyle.-

-¿Maestro?-

-Tranquila Eli… creo que no es un problema, pero escuchémosla.-

-Mañana en la noche, vengan ambos si lo desean, aquí tiene la dirección. Asegúrense de que nadie los siga.-

-Lo pensaré cuidadosamente e iré si acepto tu charla…-

-Gracias, sé que es extraño pero realmente necesito hablar con usted.-

-Nos vemos Rosy.-

-Adiós.-

Cada uno tomó su camino y ella volvió a cubrirse el cabello.

-Turquesa eh… solo existe una sola familia con ese color de cabello.-

-¡MA-ES-TRO! ¿qué es eso de “Rosy”?-

-¿una forma de abreviar el nombre de ella?-

-Suena muy amoroso…-

-¡Eli! ¡volvamos a la posada! estoy agotado y me gustaría comer algo y dormir junto a ti.-

-¡Fumu!… por esta vez lo dejaré pasar. ¡vamos!- dijo tomando mi brazo y arrastrándome hacia la posada.

A todo esto Chester nos seguía sin decir nada, al ver la feroz competencia de las chicas la sangre abandonó su rostro y decidió que lo más inteligente sería permanecer en silencio y borrar su presencia, era un caballo totalmente fuera de la norma, pero eso es solo porque era el caballo de Kyle y Chester lo sabía muy bien. Aun así… prefería no ser notado por esas mujeres alrededor de su dueño Kyle.

Por otro lado, luego de que obscureciera completamente varios carruajes volvieron luego de que supieron que la amenaza ya había sido extinguida y poco a poco la gente volvió a su hogar tranquilamente una vez terminó el alboroto.

Índice