Falling in Love with the Villaines- Capítulo 21

Hola~, ¿me extrañaron?  Bueno, al fin salí de mi periodo de pruebas, pero en más o menos 2 semanas empiezo exámenes así que si vuelvo a morir un tiempo ya saben la razón. Dejando eso de lado les dejo otro cap de Rion, aunque este se centra más en los demás personajes, disfrútenlo~.

NT: Notas del Traductor

CAPÍTULO 21: «Sus Pensamientos»

Arnold fue altamente evaluado por otros.

Sus notas siempre fueron las mejores. A pesar de que su destreza mágica no estaba a la altura de ese estándar, todavía se ubicaba en la categoría de élite y, como para compensar ese pequeño defecto, también fue bendecido con un talento en el manejo de la espada. Ser capaz de incorporar magia en su trabajo de espadas con la habilidad 『Blazing Sword*』 lo puso en la cima entre los de su edad dentro del reino.

NT: Espada llameante, suena mejor en Inglés.

Además de eso, ya estaba mostrando la majestad que corresponde a un futuro rey y había una creciente expectativa de que su nombre probablemente estaría grabado en las páginas de la historia.

Esto lo convirtió en un objetivo de captura que estaba muy por encima del resto. Aunque obviamente, al igual que cualquier otro ser vivo, no era perfecto. El Príncipe Heredero también tenía un defecto.

O más bien, sería más exacto llamarlo complejo en lugar de un defecto. Era algo similar a lo que Vincent sufría antes.

Una rabia con las personas a su alrededor que solo se molestaron en verlo simplemente como un “excelente príncipe heredero”.

Arnold había trabajado arduamente para convertirse en un candidato adecuado para ser el próximo monarca desde que era un niño. Aunque esos trabajos trajeron fruto, estaba convencido de que nadie reconoció el esfuerzo que estaba haciendo.

Todos solo elogiaron su excelencia al decir que esto se esperaba del próximo rey. Cada vez que lo elogiaban así, Arnold pensaba que no sobresalía por quién era, sobresalía porque trabajaba duro por ello. Aunque esa era la forma de pensar de una persona malhumorada, podría explicarse por la fuerte presión que su papel ejercía sobre sus hombros.

NT: Yo pienso que simplemente es estúpido, sobresalir por tus esfuerzos es lo mismo que sobresalir por quién eres en mi opinión.

A medida que los elogios y el estrés continuaron acumulándose, Arnold desarrolló desconfianza hacia las personas que lo rodeaban y comenzó a tratarlos con frialdad sin restricciones.

Pero todos simplemente tomaron esa actitud como digna e, irónicamente, elevaron su evaluación de él aún más, lo que provocó que creciera el descontento de Arnold.

Al igual que Vincent, estaba convencido de que la gente alababa al heredero al trono, no a la persona detrás de ese título. Entonces, un día, apareció una excepción: esa fue Maria.

Hasta ese momento, la única persona que lo vio y lo trató como alguien con quien competir fue Lancelot. La edad, el estatus social y las habilidades de Lancelot lo convirtieron en un digno rival del príncipe. Con los dos reconociendo ese hecho, reconocieron el hecho al dirigirse mutuamente de manera informal. Pero incluso Lancelot no mostró frustración cada vez que perdió en algo, sino que complementó a Arnold diciendo que el resultado fue el esperado de él.

Maria era diferente. Audazmente declarando que ella nunca perderá, ella lo desafió constante y seriamente con el objetivo de ganar. Su llegada hizo que Arnold entendiera que Lancelot no lo había enfrentado seriamente como competidor, y que nunca lo haría, lo que lo hizo sentirse un poco deprimido.

Sin embargo, el placer de la llegada de una verdadera rival, Maria, eclipsó esa tristeza. Le resultaba divertido competir con Maria todos los días y eso hacía que los sombríos sentimientos se desvanecieran poco a poco.

La intensidad de la ira y el rechazo dirigida a las personas a su alrededor se canalizó lentamente en una dirección diferente. También se dio cuenta de que su propio prejuicio deformaba la forma en que miraba a los demás. Finalmente se dio cuenta de la infantilidad dentro de él, así como de la fijación egoísta de cómo la gente lo trataba. Lo hizo enojar consigo mismo. También le hizo recordar a la chica solitaria que podría haber lastimado como resultado.

Su prometida, Ariel Woodville Windhill.

Conoció a Ariel por primera vez antes de su ceremonia de compromiso, durante la reunión introductoria organizada porque se sabía que en ese momento terminarían casados. Ella le causó la peor impresión posible. A pesar de que era su primera reunión, ella era demasiado entrometida y se esforzaba demasiado para verse bien a los ojos de otras personas. Y encima de todo, ella ya estaba actuando como una reina a pesar de que aún no estaban comprometidos.

Pero lo peor fue la expresión cansada que dejó escapar en un solo momento, sin vigilancia. Le hizo darse cuenta de inmediato de que todo lo que ella había mostrado ese día no era más que una fachada.

En ese momento, Arnold identificó a Ariel como alguien que nunca podría aceptar y con eso, nunca la volvió a ver.

Estaba claro que Ariel era consciente de su rechazo, porque incluso cuando ella ingresó a la Academia, se mostró tan poco como le permitió a una prometida observar el mínimo de etiqueta y ya no parecía preocuparse por él. Aunque hubo momentos en que conversaron, todo lo que parecía intentar hacer en esas situaciones era irritarlo aún más.

En aquel entonces pensó que era irrelevante. Ella podría haber crecido maravillosamente desde la última vez que la vio, pero su porte era exactamente como el de un alto aristócrata. Entonces, tal como esperaba, eso realmente la convirtió en alguien que nunca aceptaría.

Sin embargo, ahora Arnold pensó que estaba equivocado. Puede ser el contraste entre la actitud que ella le muestra y las personas que la rodean. La constatación de que Ariel, como él, también podría estar jugando un papel, una esposa candidata capaz de enfrentarse a su marido.

Y luego estaba ese momento. Cuando Arnold vio la sonrisa brillante y descuidada de Ariel sin su máscara.

Un momento que plantó un pensamiento en la mente de Arnold. Que quería que esa sonrisa fuera dirigida hacia él. Que ese tipo de sonrisas deberían apuntarle a él, su prometido.

NT: ¿Acaso se está volviendo yandere…?

◇◇◇

◇◇◇

Aunque desde la perspectiva de Rion, las conquistas de Maria parecían avanzar sin problemas, en realidad, ese no fue el caso, lo que la hizo cada vez más impaciente.

La causa principal de eso fue el Príncipe Heredero Arnold. Siguiendo la guía de captura, ella pudo cerrar la distancia a él. Y aunque realmente sentía que ese era el caso, por alguna razón había una línea que nunca pudo cruzar. Eso no se refería a la intimidad de la relación, sino al prerrequisito esencial para hacer realidad la cancelación de su compromiso con Ariel por parte de Arnold. Para que la trama comience a ir en esa dirección, Arnold debe expresar el deseo de romper el compromiso por su cuenta.

Después de escuchar eso de él, se suponía que María debía revelar todos los castigos y el acoso que recibió y la posibilidad de que Ariel fuera el culpable de todo. Una vez que eso sucediera, Arnold, con la cooperación de su grupo, comenzaría a buscar una evidencia suficiente de su participación.

Así era como se suponía que se desarrollaría la historia, pero Arnold aún no había hablado sobre la cancelación del matrimonio. Sin eso, María no pudo revelar los castigos. Hacer eso prematuramente llevaría a que Ariel sea estrictamente reprendido y deje de sufrir más acoso, sin embargo, no terminaría con la cancelación del compromiso del príncipe.

Contarlo todo sin ninguna razón específica no era algo que la protagonista debía hacer. Se suponía que debía revelarlo todo debido a que no quería que Arnold se casara con una mujer como Ariel. La configuración del juego estaba extrañamente obsesionada con esto.

(Creo que debería hacer que el lado malo de esa mujer se muestre más).

Maria sabía por qué el asunto del compromiso de Arnold no se desarrollaría en la dirección deseada. Por alguna razón, Ariel no parecía querer acercarse a Arnold.

Debería haber habido numerosas escenas en las que Ariel se aferraba demasiado al príncipe causando su desagrado, pero, en este mundo, los dos rara vez se encuentran e incluso cuando lo hicieron, solo intercambiaron el más superficial de los saludos.

De esta manera, no comenzarían a llevarse bien, pero su relación tampoco empeoraría. Eso no era algo que Maria quisiera.

(¿Fallé? ¿La trama se descarriló porque me permití perseguir al personaje oculto?)

Maria asumió que Rion era la razón por la cual toda la situación se convirtió en este desastre. Sin embargo, no porque se dio cuenta de lo que Rion es en realidad. Sospechaba de la relación entre él y Ariel.

Ella investigó a Rion, ya que él era un objetivo de captura, y no creía que la relación de los dos fuera un mero sirviente maestro. Incluso sin un trabajo de detective detallado, solo escuchando las conversaciones entre los dos llegaría a esa conclusión.

Por supuesto, nadie podría adivinar que los dos son tan tontos y no reconocen sus sentimientos el uno por el otro. Los nobles descartaron esos signos obvios, cegados por la suposición de que algo como el amor nunca sucedería entre una aristócrata y su sirviente.

Los plebeyos que interactuaban con ellos no descartaron esa posibilidad. Pero ellos, sabiendo que tal cosa estaba prohibida, mantendrían la boca cerrada sobre ese asunto.

No es que a Maria le importara nada de eso.

Lo que ocupaba su mente era la pregunta de si el amor que se hizo realidad entre los dos fue causado por ella.

Desde la perspectiva de María, incluso entre los personajes raros, Rion podría ser el que tenga el mayor grado de dificultad. Y debido a eso, sería natural que aparezca un personaje rival. Estaba pensando que esta podría ser Ariel.

Aunque se suponía que Ariel era el personaje rival para la ruta de Arnold, María sospechaba que esto podría haber cambiado a la ruta de Rion cuando lo miró como objetivo de captura. Por supuesto, esto era solo la especulación de María.

Sin embargo, hacer que el protagonista del mundo piense así, seguramente traería la desgracia de Rion.

(En otras palabras, capturar a Rion y Arnold al mismo tiempo es imposible, ¿eh?)

Todos los supuestos de María llevaron a esta conclusión. Y llegar a tal conclusión llevó a Maria a tomar una decisión.

(Como se esperaba de personajes raros. Todavía quiero conquistarlo, pero todo esto grita fracaso. Y como no puedo volver a jugar desde el principio…)

María eligió a Arnold. Lo que esperaba al final de esa conquista era la posición como la reina garantizada. De todas las posibilidades, ese seguía siendo el mejor premio.

María no creía que regresaría a su mundo cuando el juego se completara. Siendo ese el caso, no elegiría imprudentemente a Rion, una ruta completamente desconocida con recompensas inciertas.

(No creo que la trama vuelva completamente a como se suponía que debía ir … Pero para obtener lo que necesito … Sí, lo siento, pero él necesita desaparecer … Y se avecina un evento perfecto).

El método al que llegó María, para que Ariel regresara como el personaje rival de Arnold, fue perder a Rion como objetivo de captura. La única forma de hacerlo era borrar a Rion, un personaje oculto, de la historia.

Aunque dijo que sentía lástima por él, María realmente no sintió una pizca de culpa. Después de todo, él era solo un personaje del juego.

NT: Y la cantidad de odio que siento hacia Maria no deja de subir…

◇◇◇

◇◇◇

No todos en el grupo de María la vieron con buena luz. Había al menos una persona que albergaba una antipatía absoluta.

Era Charlotte Lanchester de la Casa Fatillas.

La razón por la que no se quejaba públicamente de María era porque estaba observando y esperando la reacción de Arnold. Y debido a que el Príncipe Heredero no estaba haciendo nada, la antipatía solo creció.

Ella expresó esa irritación a Lancelot que estaba tratando de atraer a María hacia sí mismo.

「Honestamente, ¿qué estás tratando de lograr con esto?」

「¿Con qué?」

「Maria」

「No entiendo. ¿Ella hizo algo?」

「¿Hacer algo…? ¿Estás realmente bien con los desarrollos recientes? Ahora solo se está acercando a Arnold, ¿sabes?」

No había forma de que Charlotte supiera, no es que le importarían las razones, que el vigor actual de María se debía a su impaciencia con la prolongada conquista. Simplemente estaba disgustada con el resultado.

「No hay nada que se pueda hacer. Arnold es un buen hombre, tanto en apariencia como en disposición. Incluso yo puedo ver eso」

「¿No favoreces a María?」

La respuesta de Lancelot estaba fuera de las expectativas de Charlotte.

「Lo hago. Pero solo una persona mezquina atacaría a sus rivales amorosos」

「¿Esto significa que estarás bien si ella termina con alguien más?」

「Sería problemático, pero no creo que sea posible」

「¿Oh?」

Charlotte no entendía por qué Lancelot tenía tanta confianza. No solo eso. Si le preguntaran, María era una mujer lasciva que usaría todos los medios para atraer a los hombres. Por supuesto, como aristócrata, ella nunca pondría pensamientos tan desvergonzados en su boca.

Tampoco podía entender por qué se le permitió a María hacer lo que quisiera y por qué todos esos hombres la adularon.

NT: Al fin, alguien con cerebro entre los aristócratas cercanos a Maria.

「Simple, de verdad. Arnold es el Príncipe Heredero, María no pertenece a su lado」

「Cierto」

「¿Y todos los otros chicos? En comparación conmigo, no son nada. Así que al final, ella me elegirá」

「…Ya veo」

Lancelot era un idiota, Charlotte lo descubrió durante su primer encuentro. Otras personas no sabían que eso era porque él siempre estaba al lado de Arnold. Y esa comparación humillaría a cualquiera.

「Yo fui quien la hizo quien es ella. Ella siempre me está agradeciendo, diciendo que yo soy la razón por la que ella está donde está hoy」

Charlotte pensó que esto solo lo convertía en un trampolín conveniente que María simplemente usó para poder ingresar al círculo de aristócratas. Para acercarse al Príncipe Heredero Arnold.

「La gratitud y los sentimientos románticos son dos cosas diferentes, ya sabes」

「Charlotte, ¿cuál es exactamente tu problema? No es que te importe lo que le pase a nuestra relación, ¿verdad?」

De hecho, la relación entre María y Lancelot no era una preocupación de Charlotte. Lo que quería era que alguien, sin importar quién fuera, atara a María, para que no se entrometiera más en su grupo.

「¿Eres consciente de que muchas personas miran sus acciones desfavorablemente?」

Charlotte fue demasiado indirecta, su pregunta trajo resultados inesperados.

「Sí, escuché los rumores oscuros」

「¿Eh?」

「Todo esto es obra de esa pequeña e impertinente bruja Windhill, ¿no es así?」

「…Ariel」

「Ariel. Está tan infeliz porque María se está acercando a Arnold que está causando problemas en el fondo」

「Ella es su prometida después de todo. ¿Esperabas algo diferente?」

「En lugar de defenderla, me parece extraño que el príncipe Arnold parezca estar cerca de otras mujeres mientras está comprometido」

「Eso es… Difícil de discutir, pero… Este tipo de tácticas maliciosas que emplea la mujer, simplemente no se sientan bien conmigo」

「Tengo la misma opinión」

「Esa niña no le queda nada a Arnold. Quiero exponer sus fechorías y de alguna manera poner fin al compromiso de Ariel y Arnold」

「¿Quieres cancelar su compromiso?」

Charlotte se sorprendió de que Lancelot llegara tan lejos como esto. Esto estaba interfiriendo con el compromiso del príncipe heredero. Eso significaba entrometerse con políticas serias y gobernanza del país. Incluso si él fuera el heredero de una casa de marqués, esto no era algo en lo que un estudiante debería meterse.

「¿No es eso obvio? Como se va a casar con Arnold, ella sería nuestra reina. Ni muerto dejaría que alguien que comete fechorías en las sombras se lleve la corona」

NT: Al menos ella es mejor que todos los idiotas rodeando a Maria.

「Así es… Tienes razón. Sin embargo, ¿realmente puedes lograr eso?」

「Si sus actos maliciosos se hacen públicos, incluso su majestad, el Rey, no puede ignorar eso. Sería un problema tener una reina despreciada por toda nobleza」

「En efecto…」

「Pero para eso, primero debemos obtener evidencia. Puedo ver el esquema general del asunto, pero las pruebas concretas se me escapan. ¿Charlotte no cooperará conmigo en esto? Eres una dama, hay piezas de información que solo tú puedes obtener」

「…Que así sea. Te echaré una mano」

「Cuento con usted」

Este mundo fue duro con los antagonistas. Incluso si fueran inocentes, trataría de perseguirlos si ese fuera su papel.

Por otro lado, el mundo fue amable con los protagonistas. Incluso si cometieran fechorías en el camino hacia su objetivo, estarían protegidos por ella. Este era ese tipo de mundo.

Y Rion estaba tratando de oponerse a ese mundo, no importa cuán imprudente parezca.

 

 

Índice