The Dark King Capitulo 411

«¿Encendiste la chimenea?» Dudian se recogió y apretó con fuerza la manta, le preguntó a Kroen, quién estaba a su lado.

 

“Amo, la chimenea está encendida. ¿Te gustaría sentarte junto a ella?”

 

Dudian frunció el ceño pero asintió levemente. Tomó el libro y se sentó en el sofá al lado de la chimenea. Kroen puso una manta hecha de piel de animal en el sofá antes de que Dudian se sentara.

 

El fuego le calentó la cara. Sin embargo, Dudian todavía sentía su cuerpo frío. Sentía un poco de ansiedad.

 

Nieve negra caía fuera de la ventana. El viento silbaba mientras una espesa nieve negra se acumulaba junto a las ventanas.

 

Se abrió la puerta y Artemis centro. Miró a Kroen y sintió más coraje que de costumbre debido a su presencia en la habitación: «Amo, ¿me llamabas?» Aunque tenía cuatro o cinco años, era más prudente que la mayoría de los niños de su misma edad, y aprendió más mientras estudiaba bajo el cuidado de Dudian.

 

Dudian asintió y le indico que se acercara.

 

Artemis camino lentamente y se detuvo frente a Dudian.

 

Dudian miró su cabello verde. Nunca había visto semejante color de cabello en el área de la pared exterior. La mayoría de los civiles tenían cabello castaño o negro. Los nobles tenían el pelo rubio o dorado claro. El verde era un color extremadamente raro. Dudian susurró: «¿Terminaste tu tarea?»

 

«Sí» Respondió Artemis.

 

Dudian asintió y la sentó en su regazo: «¿Qué quieres escuchar hoy?»

 

Artemis parpadeó y su tenso corazón se relajo un poco. Sabía que Dudian era gentil cuando le contaba historias. En el momento de contar historias, su mente estaba en paz: «Me gustaría escuchar la historia del patito feo que me contaste la última vez»

 

Dudian sonrió: “La historia del patito feo término. Te contaré la historia de Blancanieves 

esta vez. ¿Quieres oírla?»

 

«¿Blancanieves?» Artemis parpadeó. La nieve era negra. ¿Cómo podría haber nieve blanca?

 

Kroen estaba de pie a su lado pero sus orejas estaban atentas. Le gustaban mucho las historias que contaba Dudian. Además, admiraba a Dudian que tenía mucho más conocimiento que él.

 

«En un lugar muy distante …» Dudian continuó: «la nieve es blanca. La historia comenzó en ese lugar. Había una… «

 

Nieve negra cayó del cielo. La suave voz de Dudian resonó en la habitación. Artemis se sentó muy bien y nunca interrumpió. No era como otras niñas que interrumpían para hacer preguntas por curiosidad.

 

Kroen todavía estaba inmerso en la historia cuando terminó.

 

Los ojos de Artemis brillaron: «Pobres enanos»

 

Dudian río mientras la volvía a dejar en el suelo silenciosamente: «Es hora de entrenar con la espada»

 

Artemis asintió: «Sí, joven amo»

 

Kroen la observó irse en silencio y luego miró a Dudian: “Amo, tu tiempo es valioso. ¿Por qué lo desperdicias contandole esas historias?”

 

«Si la entrenamos ciegamente, solo estaríamos criando un monstruo» Dudian continuó: «Llegará el momento en que el capullo se romperá y la mariposa volará hacia el cielo»

 

Kroen no entendió la última parte.

 

Dudian suspiró mientras miraba la nieve negra acumulada junto a la ventana.

 

~ Knock ~

 

«Adelante»

 

Nicholas abrió la puerta y dijo respetuosamente: «Joven amo, un representante del Salón de los Caballeros ha venido. Están aquí para la ceremonia”

 

Dudian apartó la manta y dejó el libro. Se levantó y salió de la habitación. El aire parecía más frío. Los poros de su cuerpo se encogieron ligeramente y tembló.

 

Dudian bajó las escaleras.

 

Dudian vio a un hombre de unos treinta años vestido con la armadura de un caballero de oro. El hombre tenía un aura imponente y cejas gruesas. Se levantó cuando vio aparecer a Dudian: “Saludos, maestro Dean. Soy Alva”

 

Dudian asintió: “Por favor, siéntate… Has estado esperando un buen tiempo”

 

«Estoy aquí para darte esta carta» Alva entregó respetuosamente el sobre.

 

Dudian asintió y respondió: «Iré al Salón de los Caballeros contigo»

 

Alva se alegró de la respuesta de Dudian: «Está bien»

 

Dudian ordenó a Kroen que preparara los caballos. Estaban a punto de abandonar el castillo cuando un equipo de personas apareció inesperadamente. Eran dirigidos por Redmayne, quien desmontó al llegar. Extendió su mano y agarró su pecho para saludar a Dudian.Asintió hacia Alva. Redmayne miró a Dudian: “Maestro, George Mel de la familia Mel admitió ser el autor intelectual del intento de asesinato. Ha sido arrestado y está siendo detenido por los militares. ¡Será encarcelado de por vida!”

 

Los ojos de Dudian se iluminaron: «¿Cuál fue la razón detrás de sus acciones?»

 

“Según la investigación del magistrado, debería ser por competencia comercial. Pensó que si morías, el consorcio Nuevo Mundo no podría suprimir al consorcio Mellon …”

 

Dudian asintió: “Lo sé. Buen trabajo»

 

“Maestro, el clima no es muy bueno. ¿A dónde planeas ir?” Redmayne miró a Alva y especulo sobre el hombre.

 

Alva respondió: “¡El maestro tiene que recibir su medalla de caballero!”

 

Redmayne admiraba el camino que Dudian había tomado: “¡Es admirable ver que el maestro no solo está involucrado en invenciones e investigaciones, sino que también tiene el espíritu del caballero!”

 

Dudian se despidió de Redmayne y cabalgó junto con Alva. Llevaban impermeables. Después de una hora de viaje llegaron al Salón de los Caballeros.

 

«Maestro, por favor» Alva se adelantó y le mostró el camino.

 

Dudian lo siguió.

 

Pasaron por una gran plaza que tenía una enorme cúpula. Habían lujosas lámparas de cristal iluminando el lugar.

 

«Este es el lugar» Alva llevó a Dudian a un salon.

 

En el medio de la sala había una mesa redonda. En ese momento, doce figuras que vestían armaduras de caballeros y medallas estaban de pie al final de la mesa. Tres personas estaban sentadas junto a la mesa. Uno de ellos llevaba un uniforme dorado que era un poco diferente a los otros dos sentados a su izquierda y derecha. El hombre era viejo y tenía una barba blanca.

 

«Beneficiario Dean. Por favor, ven” La majestuosa voz del viejo de barba blanca se extendió por todo el salon

 

Dudian caminó por el estrecho pasillo y se detuvo en medio de la mesa redonda.

 

El anciano de barba blanca miró profundamente a Dudian: “¡Yo soy el juramento!”

 

«¡Yo hago el juramento!»

 

Los doce caballeros gritaron al unísono después del viejo.

 

«Humilde, honrado…» Todos repitieron lo que el viejo cantaba. Sus voces reverberaban en el salon y agitaron las paredes.

 

El hombre de barba blanca terminó y se levantó de su asiento. Sacó su espada y caminó hasta detenerse frente a Dudian: «¿Estás dispuesto a aceptar el título de caballero?»

 

Dudian se arrodilló sobre una rodilla y se inclinó de acuerdo con la etiqueta: “¡Acepto!

 

El viejo le puso la espada en el hombro: «¡Jura!»

 

Dudian respiró hondo y dijo solemnemente: “Yo, Dean, juro que seguiré los principios de la caballería toda mi vida: ¡humildad, integridad, compasión, justicia, heroísmo, sacrificio, gloria y espíritu!”

 

«¡Estos son mis criterios de la caballería!»

 

«¡Juro que seré amable con los débiles!»

 

(Esclavizarlos)

 

«Lo juro, seré lo suficientemente valiente como para pelear»

 

«¡Lo juro, iré contra la injusticia!»

 

(Depende)

 

«¡Juro que luchare por las personas desarmadas!»

 

(Usalos)

 

«¡Juró ayudar a cualquiera que me lo pida!»

 

(Solo aquellos valiosos)

 

«¡Lo juro, no lastimar a ninguna mujer!»

 

(A menos que me provoquen)

 

«¡Juró ayudar a mis hermanos caballeros!»

 

(Comprarlos)

 

«¡Lo juro, trataré a mis amigos sinceramente!»

 

(En la superficie)

 

«¡Lo juro, amaré hasta que muera!»

 

(…)

 

Sus palabras resonaron por todo el salon. Momentos después terminó la ceremonia. El viejo retiró su espada y extendió su mano.

 

Dudian extendió su mano para agarrar la mano del viejo y se puso de pie. La intención no era ayudarlo sino que simbolizaba la sucesión.

 

Dos caballeros de oro trajeron un nuevo conjunto de armaduras y espada para un caballero de oro y se lo entregaron a Dudian. El viejo de barba blanco sacó una medalla y se la entregó. Esta medalla no estaba destinada a caballeros de oro, era de un color dorado brillante con cristales de diamantes en sus bordes. Estaba destinada a caballeros de cristal, que era el nivel más alto de caballero que se podía alcanzar.

 

“¡Serás un caballero de oro de hoy en adelante!” El viejo dijo en un tono serio mientras miraba a Dudian: “Pero debido a tu excelente desempeño, te daremos la medalla de un caballero de cristal. Tendrás el tratamiento y los recursos de un caballero de cristal. ¡Espero que reemplacemos tu armadura cuando llegue el día y te conviertas en un verdadero caballero de cristal!”

 

Dudian asintió: «Gracias»

 

El viejo asintió y le dio la medalla a Dudian.

 

1 de octubre. Año 308 del Calendario de Silvia. Dudian fue nombrado caballero de oro y recibió una medalla de caballero de cristal. Se convirtió en el caballero de oro más joven de la historia del Salón.

Índice