A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

PV ???

A lo lejos puedo ver el límite donde comienza el bosque, las criaturas no han estado muy activas últimamente y quiero tener una comida decente. Ademas que no recuerdo cuando fue la última vez que vi otro ser humano; aunque bueno, los semi-humanos no son tan diferentes a mis ojos, salvo por la forma en la que brindan su hospitalidad. Parece que siempre debo pedirla con una mano en sus cuellos o destruyendo alguna que otra propiedad.

Gruuuurrrr…

Agh… necesito comida, ninguna bestia me ha atacado desde hace varios días, si bien todas son malditamente horribles al menos pueden llenar mi estómago. Sin embargo, estoy volviéndome loco de que todas sepan igual de mal, daría lo que fuera por un buen guisado. Aguanta estómago…

Continué avanzando hacia el norte y finalmente parece que mis suplicas fueron escuchadas, aún así, mi querido destino, cuando pedí ser atacado por bestias no me refería a una marea interminable de lobos monstruosos. Solté un largo suspiro – Bien, al mal tiempo…

[Llamarada]

Una nube de fuego invadió repentinamente el área.

Recientemente suelo perder un poco la cabeza cuando peleo, desde que utilice la sangre del frasco.

<<MATA, MATA, MATA>>

– JAJAJAJAJAJAJAJA….

Me sumí por un momento en el fragor de la batalla, volé cientos en pedazos con mis hechizos y perdí la cuenta de los que dividí mis propias manos. La sangre esparcida sobre el terreno y sobre mí era incalculable; cuando recobre el juicio los lobos habían reducido sus números drásticamente y comenzaron a huir de mí, sin embargo, motivo de mi emoción, los caídos no dejaron nada que se vea lo suficientemente comestible, por lo que me dispuse a perseguirlos. Me considero una persona inteligente, pero esto no fue muy inteligente de mi parte, a sabiendas de mi necesidad de alimentarme, me pregunto de donde salieron tantos monstruos.

– VUELVAN PERROS ASQUEROSOS,¡¡¡VEAMOS QUIEN COME A QUIEN AHORA!!!-

Siento que mis pensamientos no se condicen con mis acciones últimamente, creo que debo analizar esto con más detalle y documentarlo en caso de que sea importante, nunca está de más ser precavido.

….

Mi falta de control hacia las peleas se remonta a ese momento, la noche que salí del pantano.

Mi maestro tenia una teoría, una sola energía universal es el origen de todas, al entrar en contacto con algo esta se adapta y transforma, en el caso de los magos esta se transforma en maná que es el combustible para todos los hechizos. Luego de alcanzar cierto nivel como magos, dentro de nuestro cuerpo se forma un núcleo, en cuanto a su función hubo opiniones encontradas; algunos dicen que hace de contenedor para el maná, mientras que otros creen que puede generarlo. Hay algo en lo que todos están de acuerdo y es que en el momento en que aparece, el ser que lo posee se vuelve increíblemente poderoso.

Dejando de lado su función este núcleo es un reflejo del alma. Al volverte mas fuerte comienzas a ser capas de percibirla y a través de la meditación puedes llevar tu conciencia dentro, por esto algunos magos lo llaman “Reino del Alma”.

Cuando salí de ese pantano me di cuenta de que ya no estaba solo en el…

– Me preguntaba cuanto tardarías en venir, humano.

– Si es el pequeño lagarto usurpador… No recuerdo que ese rincón fuese un pantano antes, nadie te dio permiso de hacer reformas.

– ¡Ja!, deja de perder el tiempo, sabes muy bien lo que pasó. Si no, no habrías podido retomar el control de tu cuerpo humano.

– Veamos… parece ser que eres Razak o lo que queda de él, te pegaste a mi alma como una sanguijuela cuando intenté absorber tu poder y quedaste atrapado. Si me preguntas no se parece a un retorno glorioso en busca de venganza, sino el inicio de una comedia de mal gusto..

¡Maldita sea! debí ser más cuidadoso con esta cosa, a leguas se veía que era sospechoso que nadie se hubiera acercado antes. Lo importante es mantener la calma, no es la primera vez que todo se estropea cuando pruebo un nuevo hechizo, por ahora pensemos como sacar a este sujeto de aquí. Al ser solo una parte de su alma no puede someter a la mía que está completa, eso debe darme tiempo.

– Parece que no entiendes la posición en la que estas, puede que estemos estancados, sin embargo, no has pensado que, aunque más de la mitad de mi alma se haya disipado puedo mantener mi ego y llevar la situación a un punto muerto. Creo que es obvio que soy mucho más fuerte que tú.

– No lo suficiente para controlarme, lagartija.

– Jajaja… eso es porque no estoy luchando humano, nuestras almas están conectadas y estuvieron sincronizadas por unos minutos antes que me lanzaras a un rincón.Tengo algo para ofrecerte; acepta recibir mi herencia, dejaré que asimiles todo lo que sé y te enseñaré a utilizar la sangre de los demonios que tienes guardada, a cambio cumplirás con mi inconclusa ambición.

– ¿Por qué habría de aceptar?, sólo eres una parte de tu alma, es claro que no podrás aguantar para siempre antes de disiparte, o bien podría terminar sabiendo todo eso si logro eliminar tu ego y asimilarte. Además, ¿por qué querría la herencia de un perdedor?, si al menos fuese la de Amelia me lo pensaría.

Dejando oír una risa siniestra prosiguió – Siento pinchar tu globo, pero no me habrían derrotado si lucharan individualmente, además como puedes ver ellos han muerto hace mucho y yo estoy aquí retomando lo que dejé pendiente. Es obvio quien perdió, aunque puede que tengas razón sobre lo de mi situación, no vivirás tanto para que me disipe. Mi alma irradia corrupción y ahora que estamos tan juntos es cuestión de tiempo para que la tuya se contamine y mueras, no tienes otra opción más que aceptar mis enseñanzas o enfrentar la muerte.

Pude observar cómo grietas que irradiaban un color verde se extendían desde el pantano de Razak hacia el resto de mi mundo interno.

– Hum… ¿eres idiota o crees que yo lo soy?, no recuerdo que los hombres lagarto tuvieran como habilidad innata la corrupción de los demonios, es obvio que la obtuviste de esa sangre, por lo tanto yo también puedo hacerlo sin deberte nada y si yo consigo ese poder ya no podrás amenazarme con él.

La risa pronto se convirtió en carcajadas estruendosas – Debo agradecerte, no me he reído tan seguido en siglos, si haces eso sólo hay dos caminos posibles para ti. En el primero no podrás soportar la energía de la sangre y morirás, y en el segundo logras asimilarla y consigues el poder, cumpliendo tus objetivos. Una persona como tú, obsesionada con la fuerza, eventualmente se aburrirá de no poder utilizar sus dones y terminará destruyendo todo lo que te rodea, arrastrado al mundo en una nueva era de caos. Serás como yo y terminarás realizando mi deseo de poner al mundo bajo mis pies y vengarme de los asquerosos humanos. Solo te estoy ofreciendo que esa transición sea más suave, si es que me escuchas.

– No soy como tú, bestia asquerosa, no te pongas cómodo porque te extirpare de este lugar en cuando te demuestre lo contrario.

– Bien, mi oferta sigue en pie, pero no tengo problema en que lo quieras por las malas. Después de todo el resultado será el mismo.

….

PV León

Mientras los demás discutían pude escuchar pasos que se acercaban desde la espesura.

– Chicos creo que algo viene hacia nosotros.

Un conjunto de aullidos se escuchó por los alrededores.

El ambiente se puso tenso de repente, corrí hacia ellos mientras sacaban sus armas, me di la vuelta y desenvainé mi espada. Un enorme lobo salió de entre los arbustos, en el momento que vi sus ojos rojos llenos de hostilidad mi cuerpo se entumeció y el sonido pareció apagarse, fueron los segundos más largos de mi vida.

El se movió primero, comenzó a rodearnos mostrando sus colmillos, Nala de repente hablo sacándonos del trance.

-Sven y León, ustedes que tienen espadas vayan delante, Fred intenta cubrirnos con el arco sin herirnos a nosotros, yo intentare flanquearlo para atacar por su punto ciego. Si vemos que es imposible todos corran en diferentes direcciones, al menos tres se salvaran.

Asentimos a la vez.

Todo se decidirá en el primer golpe. El lobo se lanzó hacia Sven, que logro rechazar la mordida con su espada, aprovechando el momento balanceé la mía hacia el objetivo, pero el retrocedió y acabé golpeando un árbol.

En el momento que iba a atacarme, una flecha voló y dañó su pata trasera. Me alegró que la primera vez que Fred diera en el blanco sea esta. Después de ser herido, su movilidad quedo reducida, Sven logró conectar un golpe en su costado, cargué y clave mi espada en sus costillas, a lo que inmediatamente se giró para atacarme. En ese momento pude ver a Nala saltando y clavando una daga en su garganta.

La bestia colapsó respirando pesadamente, hasta que dejó de moverse, en ese instante todos caímos de rodillas, o mejor dicho casi todos porque Fred se subió arriba del lobo levantando su puño.

Una sonrisa cubría su cara de oreja a oreja –Ven,¡les dije que ya podíamos pelear!

Nala frunció el ceño y comenzó a regañarlo.

-Estuviste atrás toda la pelea, hijo de puta,  porqué no vas y matas uno con tus propias manos, a ver si te parece divertido.

Sven limpió su espada en el suelo y replicó a ambos en tono molesto.

– ¿Pueden callarse?, van a atraer más monstruos y quizá no tengamos la misma suerte.

Como si fuese una broma del destino, aparecieron cinco lobos más de donde vino el anterior, que rápidamente nos rodearon y el mayor de ellos saltó hacia nosotros -Estamos acabados – pensé. Mientras veía mi vida frente a mis ojos, una piedra voló de entre los arbustos y atravesó a la bestia de lado a lado. Mirábamos la escena atónitos cuando una persona salió de entre la maleza.

Se veía como un bárbaro de las montañas, cabello largo y enmarañado, barba y vestido con pieles de quien sabe que monstruo, sin embargo, lo más inquietante era su sonrisa.

– ¡Los alcance, perritos, ahora dejen de correr y entren a mi estómago!

Los cuatro restantes se abalanzaron hacia él, el más cercano recibió una patada que lo envió a volar por los aires y lanzando un chillido triste, cayó al suelo para no volver a levantarse. El siguiente par lo ataco por ambos lados, cuando estos saltaron para morderlo, el bárbaro golpeó la parte baja de sus mandíbulas, cerrando sus bocas al mismo tiempo, tomó firmemente sus hocicos y golpeo sus cuerpos contra el suelo, levantando una nube de polvo. En cuanto se dispersó pude ver las cabezas de los lobos incrustadas en el suelo, sin señales de movimiento en sus cuerpos, el último de ellos escapó con la cola entre las patas.

Tragando saliva pensé – ¿Qué clase de monstruo es ese sujeto? – Al levantar la vista se percató de nuestra presencia y comenzó a caminar hacia nosotros.

-Disculpen mocos…jóvenes – Se corrigió – ¿Podrían decirme hacia donde se encuentra el pueblo de cazadores?, perdí un poco el sentido de la orientación.

A Fred se le escapo la pregunta que todos nos hacíamos.

– Eh, ¿qué… quién eres?

– Hum, mi nombre es Reynor, soy un humilde mago que va de paso.

– ¿¡Mago!?

Gritamos los cuatro al unisonó, – ¿Qué clase de mago va por allí matando monstruos con sus propias manos?, ¿a quién quiere engañar?- Sven le tapó la boca a Fred y Nala comenzó a hablar en su lugar.

-Claro era más que obvio, que tonto de nuestra parte, mi nombre es Nala y ellos son mis amigos: Frederick, León y Sven, somos aventureros. No sé a qué pueblo se refiere señor, la ciudad más cercana está a dos días de distancia.

– Oh, es más lejos de lo que pensaba –dejó escapar un triste suspiro – otro día más a la intemperie.

– ¿Nos disculpa un momento?, quiero discutir algo con mis amigos.

Nala nos llevó detrás de un árbol y comenzó a hablar.

-Chicos, ¿por qué no le pedimos que vuelva a la ciudad con nosotros?, sería una buena forma de agradecerle por salvarnos la vida.

Fred asintió instantáneamente, probablemente ni siquiera se detuvo a pensar, Sven también lo hizo luego.

-¿Tú qué dices, León?

– Tengo una queja, quieren que vayamos con ese sujeto, vieron como mato al lobo con una mano ¿qué pasa si decide hacernos algo?

Todos pusieron una cara complicada, entonces Fred habló.

– ¿No creen que si fuera malo ya nos habría atacado?, digo que lo guiemos y así estaremos a salvo si nos atacan más lobos.

En eso tiene razón, después de todo si nos vuelven a atacar monstruos de esa manera estamos muertos, al menos ese sujeto nos deja el beneficio de la duda.

– Nunca creí que diría esto, pero estoy de acuerdo con Fred.

– Aunque me cueste aceptarlo creo que tiene razón -Dijo Sven.

– Esto va en contra de la primera regla que impusimos en nuestro equipo de nunca hacerle caso a Fred, espero no nos equivoquemos -Dijo Nala con una mirada preocupada.

– ¿¡Cuando hubo una regla como esa, cabrones!? ¡Hey, vuelvan aquí bastardos, contéstenme!

Ignorando los gritos volvimos con el “Mago” y le ofrecimos guiarlo a la ciudad más cercana, cosa a la que accedió sin mucha dificultad.

– Bien, deberíamos apresurarnos, hay un claro más adelante donde paramos cuando vinimos aquí; pasaremos la noche allí y avanzaremos lo que podamos mañana -Dijo Nala.

– Los sigo jóvenes- se detiene abruptamente- oh, casi lo olvido.

En ese momento miró hacia los lobos que había derrotado, su sombra se extendió hacia ellos y los tragó sin siquiera darnos tiempo a comprender la escena. Luego se volteó con una sonrisa. Supongo que no era broma lo de mago después de todo.

Todo fue relativamente tranquilo hasta ahora, nunca fue tan fácil encender fuego con un mago en nuestro grupo. Nala y Sven comenzaron a levantar las tiendas, a lo que el señor Reynor dijo que dormiría por ahí, aunque bueno, no estamos en posición de discutir; después de todo, los magos suelen ser excéntricos según las historias.

Esa noche nos tocaba a Fred y a mí preparar la cena, empezamos a colocar los restos de carne de los lobos que desmontamos en el caldero, agregamos algunos hongos, sal y agua para estofarla.

Sin embargo, el trabajo fue bastante más tenso de lo normal. En cuanto comenzamos a cocinar pude sentir la mirada del señor Reynor en mi espalda, de vez en cuando me voltee a ver y ese sujeto no se había movido en lo más mínimo desde que tocamos los ingredientes, dudo incluso que haya parpadeado.

Fred ha estado callado todo el tiempo, lo cual es muy inusual, pude ver gotas de sudor en su frente y dudo que sean por el fuego, ¿¡cómo se generó este ambiente de mierda tan de repente?!, siento más presión que con el maldito lobo, era como cocinar estando hundidos en el fango; cada movimiento era más difícil de llevar a cabo que el otro. Cuando vimos que estaba listo lanzamos un suspiro al aire al mismo tiempo, nuestras vidas ya no corrían peligro.

Al sentarnos a comer, ocurrió algo raro.

– Oigan, les dije que era extraño, ¿por qué llora mientras come?

– ¿No le gustará la comida? -Dijo Sven atónito.

-Pues que se aguante, si no le gusta bien podría cocinar él – exclamó Fred frunciendo el ceño en tono molesto sin disimular ni un poco.

-Shh, cállense. Este… señor, ¿está todo bien? – Preguntó Nala con una sonrisa incomoda.

– No se preocupen, más importante, me gustaría hablarles de algo -Dijo ese tipo aclarándose la garganta y dejando su cuenco a un lado.

– ¿Sobre qué? – preguntó Fred.

-Después de muchos años de adentrarme en el mundo de la magia, no he tomado ni un solo discípulo, sin embargo, luego de estar con ustedes solo medio día me he dado cuenta el potencial oculto que tienen. Siento lástima de que se desperdicie, así que me gustaría preguntarles, ¿estarían interesados en ser magos?

– ¿¡EH?!- exclamamos al unisono

————————-

Aquí el capitulo 2 espero que les guste, un agradecimiento a mis amigos Eduardo y Pau que me ayudaron mucho con los errores. Besurris xD