Apoteosis afterstory 5: Brian el demonio

“I͞’̴ve̵ ̢be̢͢͝ę̸n̶̵ ̷w̛͢ai͞҉̨t̡҉i̢̨͠n̛͏g̡̢҉ ̨͜͞f͢͜o͜r̵̢͘ ̡͜͠y̶͟óù͠.̨.͟.̴͡ l͡͡itt͠͠le͝ b̷̡ú̵͘n͟ńỳ.̧̀.̵.̶͘”

(Lalo: traducción: te estaba esperando… conejita…)

De la masa de barro gris que corrompe el vasto bosque ahogado de nieve surgió un pensamiento . Una voz que sonó directamente en mi mente.

Conocía ese tono. Esa locura

«… así que eres tú, Brian…»

Brian había sido una de las personas a cargo del departamento del mundo paralelo. Había jugado con la vida de cien huérfanos, incluyéndome a mí, y después de que mi contraataque hiriera su cuerpo y su mente, comenzó a obsesionarse conmigo. Al final, incluso convocó al Señor Unseelie Fiorfata. Justo cuando estaba recibiendo su ‘bendición’ y estaba a punto de convertirse en un demonio, lo maté.

Entonces, ¿cómo sobrevivió? Pensé que había borrado hasta el último bit de él. ¿Tenía un núcleo restante en otro lugar después de su transformación demoníaca …?

  [Brian] [Raza: Duendecillo oscuro (Semillero) ] [Demonio]
・ Un alma de extrema blasfemia.  Bendecido por un demonio de alto rango, desde entonces se ha transformado en un demonio.

 [Puntos mágicos: * ̸̴̢̧ * ̡͢͞ * ҉̵̛͠ * ̷҉̨ / ͏̵ * ̸̛҉ * ̵̷͜͝ * ̶̧ * ̸̕͝]
 [Poder de combate total: * ̵͏ * ̸ * ̷̀ * ̷҉͢ / ̡͜ * ̷̧ * ̧̧͜ * ͟͠ * ̵͟]

Se había ido. Era completa e irrevocablemente un demonio ahora. Y aunque esperaba que él no fuera más que un demonio de bajo rango, ¿la… colonia? La colonia que era su cuerpo era demasiado grande para que mi Identificación funcionara correctamente.

“Ļi̶͟t͘̕͝t͞t̶t̸̵́t̵͞҉t́̀͟le̴͘͟ b̴̢u͟n̨͜n̸y͏̡ý̨yy͏̵y̸̢͜y̧! ͢͏! ̶̧͡! ̨̕”

(Conejiiiiitaaaaaa)

Con los gritos de pensamiento de Brian, el mar de lodo gris que se extendía hasta donde pude ver, el Corpus Bendito del demonio, se agitó y se movió. De allí salió una innumerable cantidad de tentáculos que se dispararon hacia mí.

Esta cosa era peligrosa. A pesar de su bajo rango, Brian seguía siendo una amenaza terrible para un mundo que no tenía defensa contra demonios de ningún tipo. Si lo dejo solo, lo invadiría y devoraría todo.

No podía dejar que quedara una mota de él, aquí o en cualquier otro lado.

Activé la alteración y el consumo de la causalidad, absorbí toda la luz y el calor a mi alrededor y lo combiné con mi magia interna para crear una esfera de poder blanca que descansaba entre mis palmas.

Golpeé mis manos juntas y lo aplasté.

«- [Nadir absoluto]

Una explosión de cero absoluto salió precipitadamente, congelando todos los tentáculos que tocó. Todo dentro de varios kilómetros se desintegró en átomos, y una tormenta de polvo de diamante llevó el frío helado hacia afuera por kilómetros más. El bosque boreal se convirtió en un páramo glacial.

Floté en el centro, un cráter escarpado, sólido congelado con un radio de varios kilómetros y una profundidad que alcanza casi cien metros. Mis ojos entrecerrados escanearon los alrededores.

-͜͞b́͢҉ų̴̡̢͝n͏̡҉̧͝ņ̢͘͜y̵͜-̡̛͢b̸̸͟u̡͘̕͢n̡͝-̴͘͠r̵̨͘à̛̕͝b̵̛҉b̨̢i̧̛̛͜t̛́͘͟͞-̕l̵̡i̸͢͟t͢͟ţ́͏͠l̴͢e̢̕͏̨b͏̸͜͡u҉̶͡n̸̛͝͞ǹ̵y̶͜͟͏-̷̨l̵̸̵̕i̢̨̛͢t̛͠-́f͢͞u̵̢͡z̷̴̴̷z̵̕͟͢͡b̀a̶l̵̀l̢͢͟͢-̨̀͞͡l̡̨̢i͏͢͠t̷̨t̸̢͜͜t̴͞͡t͡͝-̧͘͘͠l͡҉̨̛a̸͜͡͠ǵ̶̶̀͟ơ̧m͠͏͘͘o̵̕ŗ̨͢p̷̡̨͠h̛͢-̢͡b͝҉̶͠u̸̷̶̶҉n̸̢͡n̴͝y͘b͢ù͜͢͠͞n̴̴̢͘-̸̶̡́͟f̨͢͡͞l̵̴u̶͜f̴̸̷f̨̀͠-̵̴͟͢͝l҉̴́í̴͞l͠͏̨̡’̢b͠͏̵ų̧͏n͢n̢͜͜͢-̵̨́́̕b̶̴͞u̷̢̨̡-̵͘b͢͟҉ư͠͡n̸͘ń͞ì̵͟͟͝è̶̡h̵̸́͡͞-̶͞͠b̀͞u͘͏̵̨n̴̸̡̕͝n̕͜y̶̸̛͢-̨̛̛́b̶̵͘͜u҉̸n̵͘͠͝-̀͜r̡̢͟҉a̶҉͡b͜͠b̨͞i̷̷̸͘͞t̷̕-̢́͘͟͠l̛i̶̡t͏̢̀t͜҉͠͠l̢͢͞ę̶͜͠͠b̶̨̀u̶̷̧n̢̕̕͝ǹ́͘͢y̨͘-̵̸͞l̵̨͘ì͢͝t̴̡́̀-̵͘͡f̛ú̸z̛z͢͏b͝҉a̛͜͏l҉̶̴̡l͏̸͝-̸̸̡͘l̸̨̡i̧̨̛͠͠t̢́t̨̛t͝҉͡t͏̛͟͠-̵̷̛l͝a̶̧͏͜͡g̷̶̨͟͢ò҉̴̢͞ḿ̴͡͠ǫ̷r͟͝͝p̡̀͟͜h̢̡̛͝͡-̷̧̛́b̷҉̵͘u͏̵̵͞n̕͏n̶̵҉y̧̧̛͘͝b̴͘͞u̡͠n͢͡͡-͏̸̷f̧͏̵̕l̶͞ú̷̕͟f̢̨̛͢͡f̵̨͢-̷͘͘͟͟l̛͏҉i͜͟͜l̶̢͘͢͠’̶̵̶̀͘b̵͡͠u҉̀ņ̸̵̀͢n̶̨͘͞-̛͟b̸̨́̀͢ù̕-̷b͏̕͢ú͡n͏͏ņ̢i̴͏҉̷e͏͟h̢͝͠-̴͡b̷̕͜u̸̡͢͢ń̸̡͜n͏̸̢̕y̵̧͢-̢̛́͟͢b̶̢͜͝u͏̴̷̀n̡̛͘͏-̢͢͢͡r̀͜͡͠a̛͢͜҉̢b҉̶b̷̴̵́i͘҉ţ̡͜-̧ļ͘͡ì̶̵̕ţ͟͞ţ̴̕ĺ͟e͝͞͏͡͏b̨͘͢͜u̴͠͞͠n͞͡n͢͞ỳ̛͜͜-̴̨̛͘͡l̡͏ì̵̷͟t̨̨̀-̀͘͟f͏̢̢͟u̸҉͠z͡͠z̢b̡͘a̧̛l̢̢l̸̷̕-̀͘҉l͏i̵̴̕t̀͘͜t̷̡̕͝͠t͘t͏̵̶̷̧-̴̵͡͠l̸͢͜͡͠a̧͜ǵ̡̕͝o̷͡m͏̴̧̛o̕͡͏r̀͝͠p̸̵̀͢ḩ̷̛͢-͏̴̷̕͘b̸̶̧́u̴͞n͞͏͞n̵y̧̨̡̕̕b̨͜͞u҉̢͝ņ͘-҉̷́͠f̨̀͞͝l̛̕u͘҉͏̶͟f́f̡̕͜͡-͏̵̕͢͡ļ͠͞͠i̵̵̷l͝҉̀́͟’̛҉̵̡͠b͢u̵ņ̕͜͠ǹ͘̕-̸̕͜b̶u̶̡̨͞-̸̧͘͠͡b̷́u҉̨͢n̶̛͘n̛͡͏́í̡̢e҉̸̢͡ḩ̡͏̷͘-҉́b̛̛͜͢͝u҉̸̶͝ń͟͏ń̷̡̢ỳ̡͢͜͝ý͟҉̵̵ỳ̧̢͠͠.̕͏̛͜.̀́.̡̕͞

(Lalo: aquí es un desmadre de palabras entre conejita, esponjoso, lagomorpho y liebre, todo es en relación a Shedy)

Innumerables mentes gritaban desde las mareas de color gris que se estrellaban hacia mí desde afuera de la devastación que había causado. La inundación comenzó a arrojar duendes oscuros en un número interminable, y el enjambre de langostas oscureció los cielos en cuestión de segundos.

Por lo que pude ver, parecía que el lodo gris estaba compuesto por innumerables microorganismos del tamaño de amebas, y todos y cada uno de ellos eran el demonio Brian por sí mismos.

¿Cómo funcionaban sus mentes, entonces? ¿Estos microorganismos estaban trabajando juntos para crear una especie de ‘cerebro’?

No, probablemente no. Como Brian era un demonio ahora, debería tener un núcleo en alguna parte. Pero no aquí, al parecer, aunque esperaba que fuera, ya que este también era el lugar que tenía una puerta de entrada dimensional.

Al igual que Fiorfata, Brian era un oponente molesto que enfrentar, aunque debido a una razón diferente. No era poderoso, ni tenía mucho poder mágico. A cambio, podría poseer y sacrificar la fuerza vital de las criaturas en este mundo y usar sus almas como un sustituto del poder mágico.

A este ritmo, toda la vida en la Tierra se consumiría. ¿Cuánto tiempo me queda? ¿Hasta dónde se había extendido Brian?

Necesitaba más información

» [Firebloom] , [Rimeblossom]

Con la niebla de mi mano izquierda y la tormenta de nieve de mi derecha volando hacia adelante, me di la vuelta, congelando e incinerando a todos los duendes oscuros. Después, disparé hacia el cielo a una velocidad supersónica para buscar información.

Subí, más y más alto. Mil se convirtieron en dos mil quinientos, luego cuatro mil. Cuando el color azul del cielo comenzó a dar paso a la negrura teñida de azul, miré hacia abajo y vi que debajo de mí estaba el continente Eurasia.

Si bien había muchas ondas de radio que rebotaban en la estratosfera, aún era difícil extraer información directamente de ellas, incluso con mi habilidad. En cambio, seguí las señales a un satélite militar cercano y me teletransporté a él.

A esta altura, la estratosfera apenas contenía aire. Mis garras carmesíes se hundieron en el satélite. Con la manipulación dimensional, accedí al ciberespacio de la Tierra.

«…increíble.»

En países con redes desarrolladas y centradas en el continente de Eurasia, el lodo gris, el semillero de duendes oscuros, estaba en todas partes. Por el momento, el peor daño aún estaba contenido en el medio de Eurasia. Los duendes oscuros engendrados todavía eran manejables con la presencia militar local.

Pero era solo cuestión de tiempo antes de que la defensa se rompiera.

Los demonios necesitaban maná para mantener su manifestación. Los duendes oscuros solo se sostenían absorbiendo la fuerza vital de este mundo, por lo que las armas mundanas todavía estaban teniendo efecto. Pero si bien fue suficiente para repeler a los demonios, no sería capaz de exterminarlos.

Necesitaba actuar rápidamente, de lo contrario la Tierra se destruiría en el caos incluso antes de que los demonios los devoraran a todos.

En ese momento, a través de la red de vigilancia de satélites militares y mis propios sentidos, vi algo. Algo volando muy, muy rápido.

… ¡un misil!

Teniendo en cuenta la trayectoria, probablemente fue disparado por los militares del país al que había llegado. Casi un centenar de misiles treparon a la estratosfera, dibujando un arco mientras avanzaban hacia el bosque ondulando con barro gris. Se estrellaron contra su objetivo y cubrieron el área con una alfombra de llamas.

Escuché que una gran cantidad de fuego podría tener cierto grado de efecto purificador. ¿Funcionaria también desde un misil?

Inmediatamente después, un coro de mentes gritonas se precipitó a mi lado. No pude evitar sostener mi cabeza con la mano.

Al final, el fuego funcionó. Algo así como Brian se había manifestado aquí usando la materia de este mundo, por lo que no era sorprendente que el fuego mundano hubiera tenido algún efecto, pero no tanto como la apariencia podría sugerir. Solo parecía dañino porque el fuego estaba quemando el bosque que servía como alimento para el barro.

El aluvión de gritos que escuché en este momento era la agonía de las criaturas que habían estado viviendo en el bosque. Las emociones negativas que surgieron de ellos solo crearon más miasma para excitar a los demonios.

Quemado y perdiendo su fuente de alimento, el lodo gris parecía haberse estancado. Luego absorbió el miasma y comenzó a moverse nuevamente, y esta vez, sin una fuente de alimento para frenarlo, surgió hacia afuera para buscar más ofrendas .

Lo sabía, tenía que encontrar y destruir el núcleo. ¿Pero dónde estaba? ¿Cómo lo encontraría?

» [Manipulación dimensional] «

Aproveché al máximo mi capacidad y busqué cualquier señal mágica notable cerca, pero no encontré nada. Sin embargo, solo pude seguir buscando. No tenía otra opción.

Entonces noté otro objeto volador.

¿Más misiles? Aunque extraño… habían despedido a casi cien, pero ahora solo había uno.

Miré su temperatura… espera…

«… ¿una ojiva nuclear?»

Incluso las armas nucleares solo tendrían el mismo resultado. Si el núcleo de Brian no fue atacado directamente, ninguna cantidad de calor podría hacer nada más que detener temporalmente el barro. En todo caso, solo dañaría el medio ambiente.

No podía permitir eso. Lo que quería proteger no eran las personas en este planeta. Quería proteger la Tierra misma.

Solté mi control sobre el satélite y perseguí a la cabeza nuclear, expulsando mi magia interna para acelerar aún más.

El misil balístico había ido más allá de la estratosfera y comenzaba a caer, su velocidad alcanzaba varios kilómetros por segundo. El proyectil brillaba al rojo vivo por la fricción del aire. Lo alcancé y con todas mis fuerzas, lancé una patada hacia arriba en el vientre del misil. Mis garras se estrellaron contra la cabeza nuclear.

» [¡Consumo] !!»

Explotó. El espacio comenzó a arder por la luz blanca, pero todo el calor y la luz pronto fueron devorados por mi habilidad. No quedó nada que indicara que hubo una explosión nuclear.

Suspiré, disminuyendo mi esfuerzo.

Yo era una diosa ahora. La radiación o el calor no me hicieron daño, pero mi mente todavía estaba cansada. Supuse que había sido porque había comido la malicia de los humanos, lo que se había expresado como un arma hecha por el hombre.

Sin embargo, no podía descansar, todavía no. Mi niebla fría debería ser capaz de controlar el esparcimiento del lodo mientras busco a Brian y sin dañar el planeta.

Comencé a moverme, pero esta vez, noté que se acercaban varios objetos.

«… ¿aviones de combate?»

Había docenas de ellos. Podía sentirlos haciendo algún tipo de comunicación entre ellos después de que me vieron, y luego comenzaron a atacarme.

Este país había decidido que era un enemigo, ya veo…

Podía entender por qué. Desde su punto de vista, probablemente solo era otro demonio arrasando su país.

No trataría de convencer a sus líderes. Las discusiones con los políticos simplemente se convertirían en ellos tratando de encontrar formas para que su lado se beneficie de todos modos, y no pensaba perder horas para eso.

Así que solo diría una cosa.

«…lo siento.»

Lancé un arma aleatoria que tenía en mi inventario subespacial y derribé a uno de los cazas. Con el lenguaje divino, transmití mi voluntad .

«¡Salgan de mi camino si no quieren morir!»

Índice