Infinite Dendrogram vol 2 – Capitulo 5: El Buey-Caballo retornado

Paladín Ray Starling

Los niños ya se habían despertado cuando llegamos al calabozo, probablemente porque el Lich había caído.

Al principio, pensaron que estábamos con los bandidos. Empezaron a llorar de miedo, pero gracias a que Cyco y Nemesis los calmaron, pronto creyeron que no les haríamos daño.

Resultó que Roddie – el niño que nuestra misión nos pidió salvar – era el mismo niño que me había cortado la garganta en el laboratorio. No recordaba haber sido controlado, así que no vi la necesidad de mencionarlo.

Cuando estábamos a punto de llevar a los niños a la superficie, vi a Hugo -que había estado mirando por el laboratorio- examinando con curiosidad los documentos que había encontrado en la mesa.

«Investigación sobre el rencor, el Cristal del Resentimiento… y eso no es todo», dijo. «Parece que ha estado estudiando la forma de crear un Golem de carne que utiliza el rencor como fuente de energía. Me recuerda a ese prototipo que teníamos. Supongo que la gente que piensa exactamente lo mismo existe en todo el mundo. Aunque nunca hubiera esperado que alguien creara algo así por sí solo… es impresionante y horrible al mismo tiempo».

Puso los documentos que había estado examinando en su inventario.

«¿Qué son esos, Hugo?» Le pregunté.

«Oh, sólo los documentos de investigación dejados por el Lich que hizo de esta fortaleza su escondite – Maise o como quiera que se llame. El concepto es similar al de un robot que nuestro clan estaba investigando hace un tiempo, así que decidí tomarlo. Ya sabes, como un souvenir»

«¿Un robot?» Le pregunté. «¿Qué tiene que ver el rencor con eso?»

«Vámonos. Te lo explicaré en el camino»

Empezamos a salir del calabozo, y al instante me encontré con un cierto problema. Debido a que habían estado durmiendo durante tanto tiempo, algunos de los niños se habían debilitado, lo que les impedía caminar adecuadamente. Debido a eso, les pedimos que montaran a Silver o los lleváramos en espalda, pero…

«¡Woof Woof! Woof Woof» Uno de los niños estaba llorando.

Sí, todavía tengo las orejas de perro, pensé. Y los niños no pueden dejar de jugar con ellas.

«¡Yo soy el siguiente! ¡Soy el siguiente!»

«¡No, yo!»

No estoy seguro de cómo me siento sobre esta popularidad.

Los niños, relativamente animados, me molestaban para que los llevara sobre mi espalda sólo para poder tocar las orejas de perro.

«Parece que son un gran éxito», sonrió Hugo.

«…Es bueno ver que son útiles para algo», respondí.

Pero hombre, seguro que duran mucho tiempo, pensé. Flamingo me había dicho que se irían al atardecer, pero ya era de noche y todavía no mostraban ningún signo de desaparecer.

«Qué curioso», dijo Nemesis. «La falta de habilidad para montar a caballo te hizo caer la primera vez que te subiste, pero estos jóvenes pueden montar sin problemas.»

Sacar a los niños del calabozo era una tarea que necesitaba más gente, así que Nemesis estaba en su forma humana. Ella sostenía las riendas de Silver mientras él se movía hacia adelante como un pony.

Como era poco probable que tuvieran la habilidad equitación, me preguntaba lo mismo. Sólo podía asumir que hacer que Silver corriera mientras cabalgaba y que simplemente lo guiara sosteniendo las riendas eran cosas completamente diferentes.

«Bien», dije. «Háblame del rencor y los robots»

«Muy bien», asintió Hugo. «El clan en el que estoy se centra principalmente en la fabricación, y nuestros principales productos actuales son los Magingears. De hecho, la Marshall II – la máquina oficial de Dryfe – comenzó como un artículo original hecho por nosotros»

¿Ese robot fue construido desde cero? Pensé.

«Desde la finalización de Marshall II, hemos estado desarrollando nuevos modelos, modelos de variación y modelos mejor armados, pero recientemente, hemos estado haciendo planes para fusionarlos con otras creaciones», continuó. «Uno de esos planes se centra en la creación de una máquina que utiliza el rencor de los muertos como fuente de energía»

«Bueno, eso no suena muy bien», comenté. «¿Por qué existía ese plan?»

«Porque todas las máquinas de Dryfe – no sólo las de los Magingears – son enormes sumideros de MP», respondió.

«Reemplazar el MP con rencor nos permitiría operar durante más tiempo y facilitar el uso de armas más potentes. Ese es el plan del poder del rencor»

«¿Cómo puede el rencor convertirse en poder?» Le pregunté.

«Heh», sonrió Hugo. «Viste la respuesta hace unos minutos, ¿no?»

¿Lo hice? ¿Qué quiere decir?

«La última habilidad mágica usada por el Lich – Deadly Mixerl»

«Oh, eso», dije.

Ese ataque había sido inmensamente poderoso. Si no lo hubiera bloqueado con Counter Absorption, habría desaparecido junto con la fortaleza. De hecho, la habilidad era aún más fuerte que las cadenas de Figaro. Pero ahora Counter Absorption era más fuerte, debido a que Nemesis estaba en su segunda forma, por lo que el ataque esta vez apenas había sido lo suficientemente fuerte como para romperla.

«Esa era una habilidad abominable que convierte el rencor en poder físico destructivo y lo libera en el objetivo», continuó Hugo.

«Nuestros artesanos pensaron que -siempre que se liberara a menor escala y se manejara con más cuidado- se podría utilizar la misma potencia para accionar nuestros motores. Después de todo, este mundo ya tiene armaduras vivientes, las cuales se mueven debido a las almas de los muertos que las embrujan.

Armadura viviente, ¿huh? Pensé. Un tipo de monstruo muy común en RPGs de fantasía.

«Uno de nuestros miembros dijo: ‘Si esto va bien, podríamos crear un arma que absorba el rencor que impregna los campos de batalla y permanezca activa de manera semi-permanente'», dijo Hugo. «Nuestro clan estaba intrigado por la idea, así que obtuvimos la ayuda de un famoso maestro del grupo de Nigromantes y empezamos a investigar la utilización del poder del rencor, pero…»

Hugo de repente dejó de hablar, haciéndome entender instantáneamente cómo debe haber ido todo.

«Falló, ¿huh?» Dije.

«Y cómo.» El asintió con la cabeza. «El prototipo fue un fracaso difícil de controlar y con tendencia a la locura. Ayudé con su desmontaje y eliminación. Sucedió cuando todavía estaba nivelando mi trabajo de mecánico»

«Entonces, ¿estás diciendo que el Lich… ¿Maise tenía lo mismo en su trabajo de investigación?» Le pregunté.

«Para nada», dijo. «Aunque modificado, lo que nosotros en el Triángulo de la Sabiduría tratábamos de construir no era más que una ametralladora, mientras que esto está un poco más en la dirección de un Golem de carne»

Golems de carne eran exactamente lo que decía el nombre: golems hechos de carne humana o animal unida. Eran comunes en los RPGs más grotescos.

Ahora que lo pienso, aunque me he encontrado con un número de Zombies y Esqueletos aquí, no he visto ni un solo Golem de carne…. pensé.

«Pero si el Lich hizo esa investigación, ¿por qué no la usó?» Le pregunté. «Suena bastante fuerte»

«Claramente, fue porque no podía controlarlo», dijo Hugo. «El problema con el plan del poder del rencor era que implicaba absorber el rencor de los alrededores. Esa fue la principal obstrucción a cualquier éxito que pudiera haber tenido»

Hugo dejó de hablar momentáneamente e hizo que el niño se sentara sobre sus hombros. Luego, con las manos libres, levantó los dos dedos índices.

«Cuando un Nigromante usa el rencor para dar poder a una Armadura Viviente o a un Golem de Carne, normalmente usa el rencor o el alma de una sola persona para una sola unidad» Luego levantó todos los dedos sólo sobre su mano derecha, indicando que «cinco» o sólo » varios».

«Sin embargo, el poder del rencor absorbe todo el rencor que lo rodea», dijo. «Y no importa cuántas y variadas sean las criaturas de donde provienen»

Eso fue suficiente para mí para entender el problema.

«Así que los rencores individuales empiezan a pelear por el liderazgo, y eso hace que la cosa sea imposible de controlar, ¿verdad?» Le pregunté.

«Correcto», asintió. «Al menos, eso es lo que pasó con las máquinas experimentales que nuestro clan creó. Nuestra gente intentó usar técnicas mágicas y programación para asegurar el control, pero aparentemente, sus esfuerzos fueron en vano»

Las criaturas con rencor parecían comparables a los personajes de un juego de acción que estaban siendo controlados por decenas de personas que luchaban por el control. No había forma de que actuaran correctamente.

«Al final, se alborotaron y comenzaron a actuar basándose en el consenso de los rencores», continuó.

¿»Consenso»? Levanté una ceja.

«Siempre se basaba en la expansión del rencor. Empezaban a atacar a los no-muertos o a otras máquinas con poder del rencor e intentaban fusionarse con ellos. Luego reaccionaban al rencor y a las emociones negativas en general- de los vivos, y atacarlos en su lugar. Seguirían atacando hasta que se rompieran»

…Hombre, eso suena mal, pensé.

«Y así, el proyecto fue un fracaso», continuó Hugo. «Se dejó claro que, mientras el rencor de muchos podía ser reunido y usado como habilidades ofensivas como Deadly Mixer, unificarlo y controlarlo era una tarea tonta»

«Ya veo» Asentí con la cabeza.

Mientras hablábamos, terminamos de subir las escaleras y finalmente regresamos a la superficie.

«¿…Huh?» Dije.

Un momento después, Nemesis, yo, Cyco, Hugo e incluso los niños… temblamos de miedo.

Podía sentir vibraciones débiles debajo de mí y oír voces que venían del exterior, aunque era discutible si el término «voces» era apropiado. Era más como un coro macabro. Llorando, gritando, sollozando, rugiendo y casi cualquier otro sonido que represente una emoción negativa. Eso era más que suficiente para que me diera cuenta de que algo alarmantemente anormal estaba sucediendo afuera.

«…Hey, Hugo.» Urgido por el mal presentimiento que tenía -o, mejor dicho, por los escalofríos muy fuertes que me bajaban por la espina dorsal- hablé.

«¿Sí?», contestó.

«Si el poder del rencor no es controlable… ¿qué pasaría si lo usaras a pesar de todo?»

«Eso es obvio», dijo.

Más allá de las puertas que conducen al exterior, bajo la luz del sol que se oculta en el horizonte, vi la sombra de algo masivo.

«La cosa con poder del rencor incontrolable comenzaría a absorber el rencor circundante, convirtiéndolo en poder, reaccionando a las emociones negativas, matando a la fuente si está viva, y una vez más absorbiendo el rencor residual», dijo Hugo.

Oí un fuerte rugido y sentí vibrar el suelo bajo mis pies mientras la inmensa cosa se estremecía y se movía.

«Repetiría eso infinitamente… y así tendrías un monstruo desenfrenado equipado con un motor semipermanente»

La bestia que estaba fuera de la fortaleza apareció. Parecía como si hubiera salido directamente del infierno.

Lo primero que vi fueron sus repugnantes patas, claramente hechas de cadáveres humanos. Entonces, a medida que se acercaba, me di cuenta de lo que era.

La criatura con las palabras «El buey- caballo retornado, Gouz-Maise» sobre su cabeza era un gigantesca no-muerto que parecía más anormal cuanto más lo miraba. Tenía la cabeza de un buey, la silueta de un hombre caballo, y rostros muertos y familiares mezclados con las partes que lo formaban. Y tenía un patrón de nombres usado sólo por los monstruos Jefe Únicos.

Los rostros de los muertos estaban expresando palabras o simplemente sonidos que eran espesas emociones negativas.

Eran los miembros de la banda Gouz-Maise que Hugo había matado. Incluso pude ver las caras de los que nos encontramos en Gideon.

…Eso era suficiente para concluir que estaba hecho de los cadáveres de la banda.

«Ya veo», dijo Hugo lentamente. «Se ve más o menos igual que el resultado previsto.» Hugo sacó los documentos de su inventario y comenzó a buscar en ellos. Había una foto de un caballo cabeza de buey con innumerables caras muertas.

«Así que se preparó para su propia muerte haciendo un plan para crear esa cosa sacrificando a todos en la banda Gouz-Maise», dije.

«O tal vez simplemente planeaba usar los cadáveres que lo rodeaban, y por casualidad los que lo rodeaban eran los bandidos», agregó Hugo. «La cabeza de buey, sin embargo, era un ingrediente garantizado»

Bueno, ciertamente está siguiendo el plan, pensé.

“———”

Gouz-Maise estaba destrozando apasionadamente algo, dejando salir un rugido que ninguna mente cuerda podía comprender.

Expuestos a ese ruido y a esa violencia, los niños comenzaron a gritar de miedo. Cyco los abrazó para que se sintieran seguros y trató suavemente de calmarlos.

«¿Es ese tu…?»

Me di cuenta de que lo que Gouz-Maise estaba rompiendo era el Magingear usado por Hugo. Aunque ya no tenía ni una pizca de su forma original, el monstruo no dejó de atacarlo. Dado que se ejecuta únicamente con el poder de innumerables rencores, actualmente se encuentra en estado de combate. Debido a eso, hubiera esperado que extendiera su violencia sin motivo ni razón, pero parecía enfocarse únicamente en los Magingear.

¿La mayoría de los que se convirtieron en los «ingredientes» de esa cosa están realmente unidos debido a su rencor colectivo hacia Hugo y el robot? Pensé.

«Yo soy el que mató a la mayoría de ellos, después de todo», dijo. «Es natural que mi Marshall II se convierta en su objetivo»

Así que, incluso en ese estado, no han olvidado sus resentimientos de cuando estaban vivos…. espera, no. Es más bien que el resentimiento es todo lo que son.

«Heh» Hugo sonrió. «Siento como si estuviera mirando las Puertas del Infierno de Rodin.»

«Es irónico que digas eso, Hugo», dijo Cyco.

Las Puertas del Infierno, ¿eh? Pensé. Sí, ver esta reunión de pecadores muertos es como ver esa escultura. Y en la perspectiva de las esculturas de Rodin, ya es hora de que deje de ser El Pensador y haga algo sobre esa abominación.

«¿Y bien, Maestro?», dijo Nemesis. «¿Lo derrotamos?»

«Me encantaría si pudiera, pero…» Podía sentirlo en mis huesos. Esa cosa era más fuerte que Gardranda. Estaba seguro de que diez de cada diez combates entre Gouz-Maise y Gardranda terminarían en la derrota de Gardranda.

«Hombre, crear UBMs es injusto», murmuré.

«Normalmente, sería completamente imposible», dijo Hugo. «Conozco a una persona que puede hacer algo similar -también con un nivel más alto- e incluso aún no ha creado un solo UBM. De hecho, si fuera posible producir en masa los UBMs, alguien los estaría haciendo sin parar. Después de todo, derrotarlos te da recompensas especiales»

Así que podrían crear constantemente artículos como mis brazaletes Miasmaflame, ¿eh? Pensé.

«Ese ‘Buey- Caballo retornado, Gouz-Maise'», el prosiguió, «es el resultado de varias desafortunadas coincidencias superpuestas»

«¿Accidentes?» Levanté una ceja.

«En primer lugar, este lugar es malo», dijo. «Es una fortaleza abandonada en un antiguo campo de batalla. Hay toneladas de cadáveres llenos de rencor bajo nuestros pies»

Señaló al suelo, y luego a sí mismo.

«Segundo, maté a la mayoría de la banda. Debido a eso, los alrededores se llenaron de rencor de viles canallas y se lleno de cadáveres frescos. Incluso cadáveres de gente de un solo grupo. Incluso estaba el Gladiador Gouz, un tipo muy fuerte»

Luego, me señaló a mí.

«Tercero, acorralaste a Maise y lo presionaste para que usara el Cristal del Resentimiento – una concentración de rencor – como medio para liberar un Deadly Mixer. Aunque sobreviviste, el denso rencor que no se usó con la habilidad fue liberado en el aire. Y no olvidemos el rencor del propio Lich después de matarlo»

Finalmente, señaló a Gouz-Maise.

«Por último, alguien activó el hechizo de creación de muertos vivientes, que se mencionaba en los documento- Construccion del rencor de los no muertos. Utilizó el rencor y los cadáveres circundantes para formar un Golem de carne con rencor.

Sin embargo, debido a que las condiciones eran demasiado buenas, los no muertos resultantes superaron con creces sus especificaciones originales y -debido a lo anormal y sobrenatural que era- alcanzaron el terreno de los UBMs. Con un ligero cambio de perspectiva, es seguro decir que esta criatura es el niño nacido de ti, de mí y del Lich»

«Bueno, eso sí que apesta», dije. «¿Y ahora qué?»

«Simplemente nos falta el poder para enfrentarlo», respondió Hugo. «Es un enemigo demasiado fuerte para dos Maestros de alto rango y sus Embryos de bajo rango. No sólo eso, sino que -como están las cosas- es altamente incompatible con el poder de Cyco, y… bueno, sólo mira mi arma»

Después de dirigir su mirada hacia el Magingear -que quedó reducido a un montón de chatarra con trozos tan pequeños que cada uno de ellos podía sostenerse en la mano-, Hugo suspiró largamente.

Todavía podría usar Vengeance is Mine de la misma manera que lo había hecho contra Gardranda, pero sería mucho más complicado en este caso. Desde la batalla con el demonio, había conseguido algunos niveles, equipado los Brazaletes Miasmaflame, aprendi Luz Plateada Purificadora, y me había vuelto más fuerte en general.

Sin embargo, la diferencia entre Gardranda y esa cosa era demasiado grande. Su tamaño por sí solo era al menos cuatro veces mayor. Su altura era aproximadamente la misma que la de un edificio de ocho pisos. Y naturalmente, sus estadísticas eran mucho más altas. No estaba seguro de que pudiera sobrevivir hasta que tuviera el daño necesario para matarlo. También tenía sólo un uso más de Counter Absorption.

No hay duda de que moriría si luchara contra eso, pensé.

«Cierto», coincidió Nemesis. «¿…Hm?»

¿Qué es lo que está mal? Le pregunté.

«Sentí algo extraño… pero al instante desapareció. ¿Me lo estaba imaginando?»

«Ray», Hugo se dirigió a mí. «Por ahora, nuestra prioridad debe ser llevarse a los niños -incluidos los que están en los carruajes- y abandonar este lugar lo más rápido posible»

Señaló los dos carruajes con los niños recientemente secuestrados dentro de ellos. A diferencia del primero -que Hugo había destruido con su ataque preventivo-, esos dos estaban en buena forma.

Fue bueno que Gouz-Maise estuviera demasiado ocupado destruyendo al Magingear para hacer algo que perjudicara a los niños. Sólo podía suponer que era porque estaban durmiendo, y por lo tanto no estaban liberando ninguna emoción negativa que pudiera haberlo atraído. En cualquier caso, fue bueno que estuvieran bien.

«Sí, los carruajes parecen listos para partir en cualquier momento», dije. Ambos ya estaban unidos a los caballos.

¿Por qué no atacó a los caballos? Pensé. ¿Sólo reacciona a las personas?

«Afortunadamente, tanto Cyco como yo tenemos la habilidad de pilotear», dijo Hugo. «También funciona con carruajes, hasta cierto punto, así que ambos podemos manejar un carruaje cada uno»

«¿Y después de que escapemos?» Le pregunté. «Dejarlo ahí para hacer lo suyo no parece una buena idea»

«Iremos al Gremio de Aventureros y les contaremos todo al respecto», respondió Hugo. «Es un UBM, después de todo. Habrá muchos Maestros que irán tras él para conseguir la recompensa especial. Aunque, ya que estoy con Dryfe, tendrás que ser tú quien lo cuente»

«Muy bien», asentí. «Ahora, encontremos el momento adecuado para llegar a los carruajes y… ah!»

Cuando estábamos a punto de poner en marcha el plan que habíamos preparado, la situación cambió repentinamente.

Habíamos sido demasiado inobservantes….

…Y no habíamos considerado un cierto escenario.

«¡Mamiii! ¡Papiii!»

Era el escenario en el que los niños en los carruajes se despertaban y salían de ellos.

» «

Lanzando un grito que seguramente la naturaleza no deseaba, Gouz-Maise se dio la vuelta. Su mirada se fijó en los niños llorando, todos exudando la emoción negativa que conocíamos como «miedo».

» «

Era difícil saber si la acción fue causada por el consenso de todos los rencores, o por los hábitos alimenticios que uno de ellos había tenido mientras estaba vivo. Sin embargo, las intenciones de Gouz-Maise eran claras desde el momento en que empezó a correr hacia los niños. Su brazo derecho estaba extendido hacia ellos, la saliva salía de su boca.

«¡Maldita sea!» Antes de que pudiera siquiera pensar las cosas, salté por la puerta y apunté con mi brazalete izquierdo a la abominación. «Llamas Purgatorias – ¡máximo poder!»

El brazalete miasmaflame comenzó a drenar violentamente mi MP y a convertirlo en fuego. Aunque era menos intenso que la llama mortal que una vez usó el Gran Demonio Miasmático, Gardranda, el fuego que lancé podía reducir fácilmente a cientos de no-muertos estándar a cenizas, y fue directo al brazo que Gouz-Maise estaba extendiendo hacia los niños.

» » El modo en que gritaba y movía el brazo era razón suficiente para creer que, a pesar de haber sido reducido a una combinación de cadáveres, Gouz-Maise seguía sintiendo dolor.

«¡Toma esto! ¡¡¡Gahhh!!! Aprovechando la oportunidad, me acerqué a el y lo ataque con Nemesis – bendecida con la Luz Plateada – en su pierna izquierda delantera.

El brillo mata no muertos separó las caras muertas de la banda y dañó gravemente tanto la carne como los huesos.

Aunque la pata era demasiado gruesa para que mi ataque la cortara, era suficiente para hacer que la abominación perdiese el equilibrio.

«¡Cortarlo se siente horrible!» Nemesis gritó disgustada.

Gouz-Maise cayó al suelo y lo hizo temblar como lo haría un edificio demolido. Como había pensado, el cuerpo del monstruo aterrizó en la dirección opuesta a los carruajes.

«¡Hugo!» Grité. «¡Desviaré su atención! Déjanos esto a nosotros y vete de aquí!»

«¡Ray, pero tú…!»

Sabía lo que quería decir. Si los carruajes se fueran, no podría huir de Gouz-Maise. Aunque tenía a Silver, no podía montarlo, y mis piernas no eran lo suficientemente rápidas como para escapar de la abominación. Mi penalidad de muerte estaría garantizada, y terminaría perdiendo el plan que habíamos decidido con Marie.

Sin embargo…

«¡No hay otra opción!» Grité de nuevo. «¡Date prisa y saca a los niños de aquí!»

Blandí a Nemesis, la mantuve bendecida con la Luz Plateada, me acerque a la cabeza de Gouz-Maise -que estaba cerca del suelo debido a que se había caído- y lo ataque en los ojos. Aunque mi principal objetivo era ganar tiempo para Hugo y los niños, todavía quería hacer todo lo posible para sobrevivir… y quizás incluso ganar.

“ ”

Mientras la putrefacción líquida salía de las cuencas de sus ojos, Gouz-Maise comenzó a retorcerse. Debido a su gran tamaño, las vibraciones causadas por esa acción fueron como una calamidad menor.

«El cuerpo de esta cosa es inesperadamente frágil», comenté.

«Es una reunión de cadáveres, después de todo. Es natural que no sea particularmente duro», dijo Nemesis. «Sin embargo…»

«…Sí, esperaba que tuviera esos trucos bajo la manga»

Una vez que el fuego en su brazo se desvaneció, nueva carne podrida surgió de debajo de la piel carbonizada. La pierna también se arregló sola mientras liberaba algunos fluidos asquerosos. Los ojos que les había cortado se les cayeron de las órbitas y fueron reemplazados por otros nuevos.

«Tiene restauración automática», dijo Nemesis.

Pero se supone que los no muertos golpeados por Luz Plateada sufren heridas que no sanan, pensé. ¿Cómo puede recuperarse de eso?

«Creo que el poder del rencor está siendo usado para mantener y reparar su gran cuerpo», dijo Nemesis.

¿Y eso permite que se recupere de un gran daño en cuestión de segundos? ¿Es inmortal o algo así?

«Bueno, ya está muerto», dijo Nemesis.

«¡No es momento para bromas!»

Aun en el suelo, el UBM me ataco con el brazo izquierdo, lo que evité saltando hacia atrás.

El ataque parecía bastante torpe -probablemente debido a que su visión aún no había regresado- pero seguía apuntando a mi dirección.

Alejándome de los carruajes, me concentré en evadir sus ataques.

«¿Y ahora qué?» preguntó Nemesis. «Hemos entablado hostilidades contra el monstruo, pero no tenemos nada que pueda ser efectivo contra eso»

«La regeneración es demasiado rápida para que la mayoría de nuestros ataques tengan sentido», dije. «Si hay algo que podamos hacer, es…»

…Lo mismo que hicimos contra Gardranda: una venganza bien cargada que apuntara a su punto débil.

«Aunque el proceso de carga sería muy difícil aquí», murmuré. La defensa del monstruo era mucho más baja de lo que esperaba, pero la forma en que se desenfreno era más que suficiente para demostrar lo poderoso que era. Uno o dos buenos golpes me matarían.

«Hubiera sido grandioso tener un stock completo de Counter Absorptions, pero…

Oh, hay esa extraña sensación otra vez,» dijo Nemesis.

«¿Qué?» Le pregunté.

«Es la misma sensación que antes», dijo. «Tiene algo que ver con mi contador de daños acumulados y… oh, se ha ido otra vez. ¿Qué se supone que debo hacer con esto?»

«Gouz-Maise podría estar tramando algo», le dije. «Mantente en guardia»

«No hay necesidad de decirme eso»

Mientras hablaba con Nemesis, miré los carruajes al extremo de mi visión.

Hugo y Cyco estaban sentados en carruajes separados y estaban a punto de partir.

Estaba a punto de asegurarme de que Gouz-Maise no los atacara cortándole la pata de nuevo, pero… la abominación no se movía para nada. En vez de eso, simplemente usó sus ojos recién curados para mirarme directamente.

“ ”

Reconocer mi forma hizo que sintiera o recordara algo que hizo que soltara un rugido furioso.

«…Oh, ya veo,» dije. Hace unos minutos, el rencor de los que se habían convertido en materiales para Gouz-Maise había hecho que se enfureciera y atacara vehementemente al Magingear de Hugo. Sin embargo, este monstruo había sido creado por el mismo Lich, cuyo rencor también estaba en él. Por lo tanto, su objetivo principal era…

«…Yo, por supuesto!» Grité.

Gouz-Maise levantó sus patas delanteras y se erguía como un caballo. Luego, con gran velocidad, lanzó sus patas delanteras en forma de pilar hacia mí y hacia el suelo.

Rápidamente lo evadí, pero el ataque fue lo suficientemente poderoso como para pulverizar el suelo y hundirlo ligeramente. Sin perder la oportunidad, me acerqué para atacar una pata de nuevo, pero a diferencia de antes, me pateó ágilmente.

«GUH!» Lo bloqueé con el lado ancho de mi espada, pero aún así me lanzo a unos seis metros de distancia.

«…Bueno, parece que alguien se puso de humor,» dije.

A diferencia de antes, cuando simplemente había estado arrasando, Gouz-Maise se movía ahora con la intención de matarme. Aparentemente, verme había causado que se pusiera serio.

«Qué molesto», murmuré.

«Sin embargo, ahora veo un rayo de esperanza para nosotros», dijo Nemesis.

«¿Qué? ¿Cómo?»

Revisé los carruajes en el extremo de mi visión. Se estaban alejando de aquí.

Bueno, eso es un éxito, pensé.

«¿Sabes cómo te conté sobre mi contador de daños acumulados?» preguntó Nemesis.

«Sí», asentí.

«El daño que acabamos de recibir me hizo entender qué lo estaba causando. Estaba sucediendo porque ya nos había proporcionado una gran…. no, es la mayor cantidad de daño que hemos acumulado contra una sola criatura»

«¿Qué?» Le pregunté.

¿La mayor cantidad? Pero acabamos de empezar a luchar contra ello.

«¿Recuerdas a Deadly Mixer?», dijo ella. «¿La habilidad que usó el Lich antes de que lo mataras? Absorbimos su daño con Counter Absorption, pero al final no tuvimos que usar Vengeance. Todavía está ahí»

«Espera, eso no tiene sentido», dije. «El Lich y Gouz-Maise están aparte… Oh»

De repente lo entendí. El Lich Maise y Gouz-Maise eran diferentes… pero no completamente aparte.

«El rencor de Lich está ahí, después de todo», continuó Nemesis. «Por lo tanto, el daño acumulado sigue siendo válido. Sin embargo, parece ir y venir al azar. La venganza sólo será efectiva cuando su rencor sea el dominante»

Un cuerpo de Gouz-Maise. Decenas de rencores controlándolo. Mi oportunidad de derrotarlo sólo existía cuando estaba siendo poseído por el rencor del Lich.

«Ya veo cómo es», asentí. Todo lo que tenía que hacer ahora era encontrar el núcleo y golpearlo con Vengeance is Mine mientras Maise era el que estaba dominando. Aunque seguía siendo un reto, derrotar a la abominación ya no era una tarea estúpida.

Así que…

«Es posible que ganemos contra este no muerto», dijo Nemesis.

«Suficiente para mí» Me preparé a mí mismo.

…Sólo me quedaba una cosa por hacer.

Fue exactamente lo mismo que hice cuando luché contra el Gusano Demi-dragón y el Gran Demonio Miasmático, Gardranda. Simplemente tenía que darlo todo por esa posibilidad.

“ ”

Mientras el demonio gritaba el sonido de su rencor, los rostros y las bocas que cubrían su cuerpo comenzaron a susurrar, exudando pus y sangre mientras lo hacían.

«¡No escaparás!»

«¡Estás muerto!»

«¡Únete a nosotros!»

«¡Mátenlos»

«¡Destruir!»

«¡Comer!»

«¡Devastar!»

Ese era el tipo de cosas que decían.

Incluso después de convertirse en una abominación gigante, estos hombres pensaban exactamente las mismas cosas que tenían cuando estaban vivos. Por lo que…

«Buey- Caballo retornado, Gouz-Maise!» Gritó Némesis. «Bestias que han infligido grandes sufrimientos a innumerables niños, han quitado muchas vidas y siguen poniendo en peligro a los vivos…»

Le apunté con mi espada. «¡Nos negamos a dejar que vuelvas a matar a alguien!»

Miré directamente a sus ojos, y me convertí en uno con Nemesis mientras ambos proclamábamos:

«¡Caerás por nuestra mano!»

Ahora, cerca de diez minutos después de haber comenzado, nuestra batalla contra el Gouz-Maise alcanzó su máxima intensidad. Estaba buscando su núcleo, mientras la abominación intentaba aplastarme bajo sus patas. La batalla terminaría en el momento en que cualquiera de nosotros tuviera éxito.

Ambos teníamos un potencial de ataque que superaba el HP del oponente. La capacidad ofensiva de Gouz-Maise era realmente abrumadora. A diferencia de Maise, no usaba no muertos o habilidades mágicas o debuffs, pero su destreza física era incomparable a la del Lich.

Un solo puñetazo o patada podría ponerme al borde de la muerte.

Sólo tenía un uso de mi ataque mortal. Las condiciones no estaban a mi favor.

«¡Hhah!»

Para desviar la atención de la abominación y hacerla perder el equilibrio, ataque con Nemesis -bendecida con la luz plateada- hacia su pata.

“ ”

Cuando la cosa aulló de dolor, salté hacia atrás.

Un momento después de que me distancié de él, Gouz-Maise barrió su pata a través del lugar donde yo estaba parado. Para entonces, la herida ya se había curado.

Había estado repitiendo el mismo ataque durante un tiempo. Probablemente me veía estúpido, pero por medio de esa repetición, la gente podía notar cosas que antes no veía.

«Me preguntaba por qué esta cosa no muerta podía curar las heridas dejadas por Luz plateada… y finalmente lo he descubierto», dije.

Podía ver pequeños trozos de carne pegados al área alrededor de sus heridas. A primera vista, parecían pedazos que había cortado con mis ataques. Sin embargo, en realidad era carne que se había desprendido por sí misma.

«Remueve la carne alrededor de la herida y luego se restaura a sí mismo multiplicando sus células»

Para los no muertos como Gouz-Maise, las heridas de las armas encantadas con Luz plateada eran irreparables. Así, la abominación simplemente mató las células que rodeaban la herida, desconectó la herida de sí misma, y efectivamente convirtió la lesión de Luz plateada en daño normal. Ya que los cadáveres utilizados en su creación eran frescos, las células seguían vivas, por lo que multiplicarlas con fines curativos no era una tarea difícil. Ese era el razonamiento detrás del truco.

La restauración fue probablemente hecha usando la energía del mismo rencor que la impulsó. Además, Gouz-Maise estaba protegiendo a las células vivas de morir. Este truco era imposible para los esqueletos -ya que no eran más que huesos- y para los zombis – ya que la mayoría de sus células estaban muertas.

Pero hombre, la energía del rencor es versátil, pensé. Puedo ver por qué el Imperio quería utilizarlo.

«Así que las células están vivas…» dijo Nemesis. «Aunque eso viene con el demérito de la sensibilidad al dolor, que es inusual para los no-muertos»

«Eso parece», asentí.

Había ganado algo de experiencia luchando contra los no muertos durante la noche que pasé en el Laberinto de Tumbas. Ni un solo esqueleto o zombi contra el que había luchado parecía preocuparse por el daño que habían recibido. Por lo tanto, era justo suponer que la sensibilidad al dolor era una característica única de Gouz-Maise.

«O tal vez el Lich deliberadamente dejó la sensibilidad al dolor para hacer que cualquier daño causado aumenta su rencor», pensó Nemesis.

«Ya veo», dije. «Así que podría ser menos un demérito y más como una parte apropiada de la formu…»

Antes de poder terminar mi oración, tuve que saltar a un lado. Un momento después, el casquete de la abominación aterrizó justo donde yo estaba.

Mientras lo evadía, balacee mi gran espada y corté el casquete. La lesión que causó fue más débil que las anteriores, pero si Gouz-Maise quería separarla y restaurarla, seguramente perdería su equilibrio.

«¡Llamas purgatorias!» Complementé esa herida con un chorro de fuego de mi brazalete izquierdo Miasmaflame.

“ ”

Se tambaleó y cayó, haciendo temblar el suelo.

«¡¡GAH!!» Grité, usando la oportunidad de llegar a su lado. Convertí a Nemesis en Alabarda y la empujé al área donde el corazón debería haber estado. La Luz plateada quemó y derritió ambas caras en la superficie y la carne podrida debajo de ellas antes de llegar al corazón detrás de su caja torácica.

“ ”

Aunque el grito que el monstruo lanzó al retorcerse violentamente era de un tono más alto que los anteriores, no mostró ningún signo de debilitamiento.

Su carne y su piel se repararon en cuanto saqué a Nemesis. Eso también se aplicaba al corazón.

«¡No parece que el núcleo esté en el corazón!» Grité.

«¡Entonces debe ser la cabeza!», dijo Nemesis.

La razón sugirió que los núcleos tenían que ser colocados ya sea en el área del corazón, en el área de la cabeza o en el área del estómago, como había sido con Gardranda. Debido a que otras partes del cuerpo se utilizan en combate, nadie en su sano juicio pondría un punto tan débil en las extremidades.

Después de todo, eso equivaldría a golpear a la gente con tus propias tripas, pensé.

«¡O golpearlos con tus testículos!», añadió Nemesis.

No me gusta ese ejemplo para nada.

«Ahora, esta bien si está en la cabeza», le dije. «Pero las cosas se pondrían un poco difíciles si estuviera en el estómago»

Una vez que incluyes la parte de caballo, el estómago del monstruo era bastante grande. Si el núcleo estuviera ahí, buscarlo y destruirlo sería extremadamente difícil. Si era factible, quería usar Vengeance is Mine mientras tocaba directamente el núcleo.

«¿Por qué?» preguntó Nemesis. «Con la cantidad actual de daños acumulados, será posible destruir una gran parte de su cuerpo»

Bueno, era cierto que el golpe que le había dado a la cabeza de Gardranda también le había destruido el pecho, pero….

«Esta vez es diferente», le dije. «Con la auto amputación de Gouz-Maise, hay una posibilidad de que pueda negar el daño de Vengeance»

No sabía qué pasaría si golpeaba con Vengeance en el área general del núcleo y de repente se desprendía la parte en la que había golpeado. Sin embargo, tenia la sensación de que la propagación del daño no iría más allá de la parte desprendida.

Esa suposición se basó en mi experiencia como alguien que había usado Vengeance is Mine muchas veces antes. Por muy grande que fuera el daño que le devolviera a mis enemigos, la habilidad nunca pareció tener un efecto notable en el entorno. Vengeance simplemente duplicó el daño que recibí de los hostiles y se los devolvía a ellos – no hizo ningún daño físico por sí mismo. Así que, si la abominación podía separar la parte del cuerpo que golpeaba, había una posibilidad de que el daño – no importaba que tan grande sea – no llegara al núcleo. No podía arriesgarme a que mi única oportunidad se desperdiciara así.

«El mejor movimiento ahora mismo es golpear el núcleo indestructible y luego usar la habilidad», dije. «¡Ahora, probemos el cráneo!»

«¡Entendido!» dijo Nemesis. «¡Primero, tenemos que hacer que caiga al suelo de nuevo!»

Gouz-Maise ya estaba de pie, y las heridas que le habíamos dado habían desaparecido sin dejar rastro.

Lo derribaremos al suelo, le atacaremos la cabeza, veremos cómo reacciona y… ¿Huh? “…”

Por alguna razón, había dejado de moverse completamente. La criatura había apartado su mirada de mí y estaba mirando hacia algún lugar lejano.

«Maestro», dijo Nemesis.

«¿Qué pasa, Nemesis?» Le pregunté.

«El contador de daños acumulados ha desaparecido.»

«Espera, no lo dices en serio…»

En el momento en que entendí a qué se refería, Gouz-Maise ya había empezado a moverse.

“ ”

A diferencia de antes, ahora me ignoraba por completo y empezó a correr hacia donde Hugo y Cyco habían llevado los carruajes. Las palabras de Nemesis y las acciones de la abominación me llevaron a la única conclusión razonable.

«¡Maldita sea!»

El rencor dominante ha cambiado! Pensé, el pánico se apoderó de mí. No sabía si esto había sucedido debido a la restauración repetida que hizo que el nivel de rencor total cayera o porque yo había destruido el corazón una vez. Sin embargo, era obvio que el cuerpo estaba siendo controlado por un rencor que no pertenecía al Lich.

Por el hecho de que iba tras Hugo, era seguro asumir que era alguien a quien había matado. O tal vez sólo perseguía a los niños para poder matarlos y abastecerse de más resentimiento.

«¿Y ahora qué?» gritó Nemesis.

«¡Haremos lo que tengamos que hacer!» Grite de regreso.

Para derrotar a Gouz-Maise, tenia que encontrar un medio para que el rencor de Lich volviera a ser el dominante. Y resulta que tenía un plan para eso.

«¿Dónde está…?» Pregunté mientras miraba al suelo. «Lo encontré»

Tomé cierto artículo y lo puse en mi bolsillo en vez de en el inventario. Con eso, estaba preparado. El único problema ahora era alcanzar al monstruo. Necesitaba algo que me permitiera moverme lo suficientemente rápido como para alcanzar ese cuerpo semi-caballo.

No tengo tiempo para dudar sobre esto, pensé.

«Silver!»

Mi montura respondió instantáneamente a mi llamada y corrió a mi lado.

«… ¿Vas a hacer eso de nuevo?» preguntó Nemesis.

«No es que tenga otras opciones», respondí. «Aunque debería ser un poco mejor que antes»

Agarré un trozo de armadura desprendida del Magingear que yacía en el suelo y lo puse bajo mis pies. Entonces agarré las riendas de Silver….

«¡Vamos!»

…Y le ordene que se moviera.

Pronto comenzó a correr a toda velocidad por el sendero. Aferrado a sus riendas, yo iba detrás de él mientras usaba la placa de blindaje para deslizarme por el suelo.

Afortunadamente, el camino que seguíamos era un simple camino de tierra sin ninguna flora arbórea. Era lo suficientemente bueno para que la placa de blindaje se deslizara con relativa suavidad. Aunque era sólo un poco mejor que tener los pies arrastrados por el suelo, no me importaba. Después de todo, estaba seguro de que así podría alcanzar a Gouz-Maise.

«No olvides sanarte cuando sea necesario», dijo Nemesis.

«Lo sé.» Lance First Heal sobre mí mismo.

Esquí acuático: La edición terrestre era un poco dura para mis piernas. Si no me sanaba, el daño en mis pies en el momento en que lo alcanzara sería lo suficientemente grave como para que no pudiera caminar.

Después de unos minutos de ese deslizamiento…

«¡Lo veo!» gritó Nemesis.

«¡Yo también!»

…Encontramos a la criatura gigante. Su forma básica era la de un hombre caballo, pero como Maise -el único que sabía mover un cuerpo así- no estaba a cargo, no corría tan rápido como podía. La velocidad de Silver fue más que suficiente para que la alcanzáramos.

«Pero hombre, esto es malo», dije. «Puedo ver el grupo de Hugo a menos de cien metros de él»

«A este paso, será…» Nemesis acortó sus palabras. «¿No puedes usar las llamas de los brazaletes Miasmaflame?»

«No»

No podía lanzar Llamas mortales porque la velocidad de movimiento de Silver era mayor que la velocidad del proyectil del fuego. No sólo no alcanzaria a Gouz-Maise, sino que acabaría quemándonos.

Sin embargo, la criatura iba a llegar a los carruajes antes de que la alcanzáramos.

«Oye, espera», dije. «Todavía tengo algunos de esos, ¿no?»

Mientras sostenía las riendas con la mano derecha, usaba la izquierda para llegar a mi inventario y sacar algo.

«¡Esos son….!» Nemesis parecía sorprendida.

«¡Supongo que dejar algunos de estos sin usar funcionó a nuestro favor!» Grite.

Y así, arrojé los objetos -las gemas blancas sobrantes que había usado contra los espíritus mientras subía de nivel en el laberinto de tumbas- hacia la abominación. En el aire, las gemas se convirtieron en lanzas de luz y se dirigieron directamente hacia la pierna trasera derecha de Gouz-Maise.

Estas gemas eran básicamente los sustitutos del mercado para la magia ofensiva. Aunque el hechizo en el interior era una habilidad de trabajos de bajo rango, era exclusivamente anti-muertos. Sus efectos se hicieron evidentes en el momento en que los Lanzas Blancas golpearon la pierna de Gouz-Maise mientras corría. Un agujero del tamaño de un puño se abrió en su carne, causando que perdiera completamente su equilibrio y cayera al suelo.

«¡Ve!» Grité.

Silver cerró la distancia entre nosotros y la abominación. Blandí a Nemesis en mi mano izquierda, la encanté con Luz Plateada, e hice que Silver fuera paralelo a la criatura.

Sincronizando mi ataque con la carrera de mi caballo, hundí la espada en el cuerpo de Gouz-Maise. Rompiendo las muchas caras de su piel, mi espada de plata le cortó la espalda.

Primero fue el lomo de caballo, luego la parte que une al caballo con los cuerpos humanos, luego la parte posterior del cuerpo humano. Partí uniformemente la médula espinal.

“ ”

Soltando un grito de todas las bocas que tenía, la abominación se retorció e intentó aplastarnos, pero Silver rápidamente se distanció y se alejó de su alcance.

«¡Todavía no ha terminado!» Rugí.

Mi espada atravesó su espalda, vértebras cervicales, cráneo, y finalmente llegó al cerebro.

“ ”

Liberó gritos de dolor que no se parecían en nada a los anteriores y rápidamente se levantó con un salto intenso. Esa acción me hizo soltar las riendas, y me lanzaron varios metros, cayendo al suelo con un rollo. El impacto me hizo desactivar la luz plateada Sin embargo, valió la pena.

«¡Esa reacción fue…!» dijo Nemesis.

«¡Lo encontré!» Grité.

Había reaccionado a ese daño de una manera completamente diferente que antes.

No había lugar a dudas de que el núcleo estaba en su cráneo.

«Aquí es donde terminaremos la batalla», dije.

Saqué la cosa de mi bolsillo y la tiré hacia arriba. Era un trozo de cristal roto. Específicamente – un pedazo del Cristal del Resentimiento que el Lich habían atesorado tanto.

“ ”

Al ver el fragmento, Gouz-Maise soltó un rugido que parecía algo distinto a los demás. Sentí que estaba lleno de desolación, frustración y arrepentimiento.

«¡El contador de daños acumulados ha vuelto!» gritó Nemesis. «¡Él es el que lo controla!»

Justo como lo planeamos.

«¡Vamos a tirarlo al suelo!» Grité.

«¡Muy bien!»

Canalizé la luz plateada de nuevo y usé toda mi fuerza, mejorada por los brazaletes Miasmaflame, para saltar. La conmoción causada por mi preparación para el salto hizo que el suelo se rompiera bajo mi pie derecho, pero no le presté atención. El salto cubrió más de diez metros de distancia y me puso justo al lado de las piernas de Gouz-Maise.

«¡Ghh….!»

Hacer eso me afectó los músculos y estuvieron cerca de desgarrarse, mientras que la pierna derecha se me entumeció un poco.

Aún así, ¡lo terminaré aquí y ahora! Pensé.

Usando mi pierna izquierda – con la que había aterrizado – como base, apliqué el impacto y la velocidad del salto a mi espada y le di en la pata derecha delantera de la abominación.

«¡SEPARATEEE!»

Con los sonidos de un corte y la luz plateada ardiendo, la espada corta suavemente a través de su piel, carne y esqueleto. El hueso de la pata de Gouz-Maise estaba completamente desgarrada. La piel y la carne del lado opuesto del corte no eran suficientes para permitir que la pierna funcionara e hizo que la criatura perdiera el equilibrio. Obviamente, al instante trató de separar la herida y arreglarla, pero…

«¡No pasara! ¡¡Haaaaahh!!»Luego de mi ataque seguí con otro corte apuntando a la lesión, causando que su pata se rompiera por completo. Sin su apoyo, Gouz-Maise perdió todo el equilibrio que tenía a su izquierda y cayó a su derecha.

Usé mi pierna izquierda para saltar fuera de allí y luego corrí directamente hacia el lugar donde su cabeza estaba a punto de aterrizar.

El plan era simple – darle con Vengeance is Mine.

«Con esto…» Grité.

…¡Ya está hecho! Añadí en silencio. La victoria es nuestra! ¡Hemos ganado!

De repente tuve la sensación de que no éramos los únicos que pensábamos eso. A medida que la distancia entre la cabeza de Gouz-Maise y la mía se acortaba, un inexplicable escalofrío bajó por mi espina dorsal, y no era la primera vez. Era muy parecido al que sentí cuando estaba a punto de lanzar mi último ataque a Gardranda.

Mis ojos se encontraron con los dos ojos en su cara… y el tercer ojo en su frente.

No. No existía tal cosa. Eso no era un ojo.

La cosa que asomaba de su frente desgarrada era una piedra parecida a una gema que no reflejaba ninguna luz.

¿Qué es eso? Pensé.

Pero sabía exactamente lo que era. Era el núcleo de la abominación. ¿Por qué nos lo reveló a nosotros, los que trataban de destruirlo?

“¡…!”

La respuesta a eso vino en la forma de una gran acumulación de energía que comenzó a girar alrededor de su frente. Era una reminiscencia de algo que ya había experimentado hoy – la transformación del rencor en un poder desenfrenado y abrumador.

Deadly Mixer. La fuerza mágica destructiva que el Lich había usado para su última resistencia.

Había sido demasiado descuidado. El hecho de que Gouz-Maise no manipulara a los no-muertos ni usara habilidades de debuff mágico me hizo creer que tampoco podía usar esto. Sin embargo, Hugo había dicho que Gouz-Maise operaba transformando el rencor en energía. Por lo tanto, era perfectamente razonable que pudiera utilizar Deadly Mixer, que funcionaba con el mismo principio.

Todavía sobre el terreno, la abominación fijó su objetivo en nosotros mientras nos acercábamos a su cabeza. Al igual que yo, la cosa estaba buscando una buena oportunidad para acabar conmigo. Su rencor lo ayudo…

No – su rencor fue la razón por la que fue capaz de reunir su inteligencia devastada e idear un plan para acabar con la vida de aquel a quien se vio obligado a matar.

“ ”

Debido a que Gouz-Maise es una combinación de rencor, el hechizo que liberó, que convirtió el rencor en poder destructivo, fue casi instantáneo.

«¡Counter Absorption!» Grité.

Extendí apresuradamente a Nemesis y utilicé el último Counter Absorption que tenía en stock. Eso fue suficiente para bloquear su Deadly Mixer. Sin embargo, eso no me salvó de ser puesto en jaque mate.

Después de todo, la distancia entre nosotros se había acortado…

Lo suficientemente corto para que sus brazos me alcancen.

Protegerme del Deadly Mixer me había hecho incapaz de moverme. Gouz-Maise aprovechó la oportunidad para darme un puñetazo. Al momento siguiente, mi cuerpo fue lanzado al aire… y mi conciencia se desvaneció.

◇◇◇

Doncella de la venganza, Nemesis

Inmediatamente después de que usáramos Counter Absorption para bloquear el Deadly Mixer de Gouz-Maise, sus grandes puños golpearon el cuerpo de Ray. Aún sosteniéndome en mi forma de espada, mi Maestro fue lanzado a un lado. Pasando entre los árboles del bosque, voló por el aire como una hoja al viento.

La escena recordaba un accidente de camión de la memoria de Ray… y la vez que el Asesino Superior le había dado su primera penalidad de muerte.

«¡Ray!» Lo llamé, pero no respondió.

Ya había perdido el conocimiento. Y su cuerpo inconsciente se dirigía directamente a un árbol.

«¡Ah!» Rápidamente me transforme en forma humana, lo sostuve por detrás y cerré los ojos con fuerza. Un momento después, sentí un fuerte impacto y el dolor se extendió por mi espalda. Cuando el árbol al que golpeamos tembló, ambos caímos al suelo.

«Khh… ah…» El dolor seguía ahí después de que golpeáramos la superficie. El impacto que sentí cuando me apretujé entre el árbol y Ray – que era considerablemente más grande que yo – pareció haber hecho que mis costillas se rompieran. Sin embargo, estaba segura de que esto impedía que Ray sintiera ese dolor. Eso fue más que suficiente para mí.

«¡Ray!» Lo llamé, pero no mostró ningún signo de despertar. Mirando su estado, vi que su HP estaba por debajo del 10% y que tenía efectos de estado como desmayos y varias fracturas óseas. Alcanzando su inventario, saqué una poción de recuperación de HP y se la derramé encima. Eso curó parte de su HP, pero no se ocupó de uno solo de sus efectos de estado. Las heridas eran simplemente demasiado profundas. Además, los consumibles de tipo poción eran más efectivos cuando se ingerían, y debido a que estaba inconsciente, Ray no podía beber ninguna poción que yo tratara de darle.

«¡Perdóname!» Vertí el contenido de la poción en mi boca y empujé mis labios contra los de él. Luego lo hice dos veces más. Con eso, conseguí que Ray se tragara un frasco entero de medicina.

Se hizo efectivo casi instantáneamente, curando cerca de un tercio de su HP y arreglando las fracturas óseas más ligeras. Su HP también dejó de bajar.

Aunque Ray aún estaba inconsciente, era evidente que ya no estaba a punto de morir. Sin embargo, no estaba seguro de poder mirarlo a los ojos después de esto.

«¡No es el momento de pensar en eso!» Grite desesperadamente.

Todavía estábamos en una situación particularmente grave. Podía oír temblores que se acercaban hacia nosotros, advirtiéndome que Gouz-Maise se estaba acercando. Si la aberración viera a Ray en este estado, lo mataría instantáneamente.

Moriría por segunda vez.

«No lo permitiré»

No podía soportar la idea de que Ray fuera asesinado por esa cosa.

«Ray», dije.

Aún inconsciente, mi maestro yacía cerca del árbol al que habíamos chocado.

Le acaricié suavemente la mejilla y me alejé de él. «Te conseguiré algo de tiempo»

Yo creo en ti. La noche después de perder contra el Asesino Superior, hicimos una promesa. En ese entonces, ambos éramos débiles y no podíamos hacer nada contra él. Por lo que acordamos ser más fuertes y salir victoriosos. Ahora, ambos peleamos como uno solo. Sé que despertarás pronto. Así que te compraré todo el tiempo que necesites… porque eso es lo que nos llevará a la victoria.

«¡Aquí voy!» Transformé mi mano derecha en una hoja negra. Aunque relativamente pequeña, era un arma tan fuerte como mi forma de espada.

Me puse delante de Gouz-Maise antes de que encontrara a Ray. «No conseguirás pasar de mi, Gouz-Maise»

◇◇◇

Paladin Ray Starling, dentro de un sueño

Inmediatamente entendí que estaba soñando.

Todavía tenía la apariencia de mi avatar de Infinite Dendrogram, pero todo se sentía algo confuso, haciéndome sentir como si estuviera en un sueño lúcido.

A pesar de ello, sin embargo, no tuve problemas para procesar mi situación y la del estado de mis alrededores. Por ejemplo, podía ver claramente a un niño – un yo joven, para ser preciso – correr a alguna parte.

«Oh… recuerdo esto», dije.

Podría decir fácilmente que este sueño representaba el pasado. Incluso sabía la hora. Era el verano de 2035, hace casi diez años.

Obviamente, Infinite Dendrogram no había salido todavía, así que mi hermano y yo estábamos jugando juegos diferentes.

En ese entonces – cuando tenía 16 años – Shu se había dedicado a los juegos retro y a las artes marciales. Poco a poco había mejorado sus habilidades de lucha al frecuentar un dojo de larga duración dirigido por la familia del amigo de nuestra hermana, y con el tiempo se había convertido en un concursante considerablemente famoso a través de Sub-17 – un torneo para menores de edad.

Mis días en aquel entonces consistían en jugar juegos retro con él mientras esperaba ver sus combates. En los días en que esto sucedía, yo tendía a ir a los lugares en los que se realizaban mientras estaba atontado.

Como en este recuerdo.

«Hombre, ¿qué es esto?» Murmuré.

Mi pregunta era natural. Después de todo, yo -como mi avatar, Ray- estaba siguiendo a mi yo más joven. No sólo eso, sino que tenía algo desconocido a mi lado. Si tuviera que describirlo con una palabra, habría sido «silueta»

Sí, una silueta humanoide flotaba en medio de este día de verano de aspecto normal. Su color era una mezcla de rojo y negro, haciéndolo parecer algo siniestro. En mi forma de Ray y aún usando toda mi armadura, estaba caminando a través de este día estándar japonés con esta silueta a mi lado. La extrañeza de esta situación era otra razón por la que había llegado a la conclusión de que estaba en un sueño. Algo tan raro sólo pasaría en un sueño.

La silueta era completamente silenciosa.

«¿Qué tal si dices algo?» Hablé con él.

«R e p e t i r», dijo.

¿R-repetir?

«¿Así que esto es obra tuya?» Le pregunté.

Como la voz de la silueta era femenina, asumí momentáneamente que era Nemesis, pero rápidamente tuve la sensación de que no lo era.

«Y o  q u i e r o  p r e g u n t a r»

Oye, yo también tengo varias preguntas, pensé.

«T u r n a r»

¿Turnar…? ¿Así que nos turnaremos para hacer preguntas? Pensé.

«De acuerdo», asentí.

Y así, yo y esta silueta roja oscura que parecía poder leer mi mente tuvimos un pequeño intercambio de información.

«¿A d o n d e  v a  e s e  c h i c o?», preguntó la entidad.

«El lugar donde mi hermano va a tener un torneo», respondí. «Eso es cuando, uh…»

Por supuesto, sabía exactamente hacia dónde me dirigía, qué se suponía que iba a ocurrir allí… y qué pasaría en realidad.

«Eso es cuando participó en el torneo sub-17 de la Un-kra»

«¿U n – k r a?» La entidad de color rojo oscuro ladeó la cabeza, pero ahora era mi turno de hacer una pregunta.

«Dime», dije. «Si esto es un sueño, ¿qué me está pasando? Estoy seguro de que estaba en medio de la lucha contra Gouz-Maise. ¿Me dieron penalidad de muerte?»

Eso parecía improbable, ya que parecía que todavía estaba en el juego.

«V i v o… D e s m a y a d o»

Así que estoy inconsciente, ¿eh? Pensé. …espera, ¿eso no significa que estoy expuesto a ser golpeado por un golpe final en cualquier momento?

«¿Q u e  e s  U n – k r a?»

«Un torneo de artes marciales tipo combate a muerte sin límite de peso, sin límite de estilo, sin reglas aparte del uso de armas y amenazas, y termina con KOs y rendiciones – Pankration Ilimitado» También conocido como’Un-kra'»

Era un torneo popular que había comenzado -si no recuerdo mal- en 2027. Al permitir el karate, el judo, el boxeo, el kickboxing, el sumo, la lucha libre, el muay thai, la capoeira, el koryu y un sinnúmero de otros estilos, parecía un evento de algún manga de lucha. El nivel de violencia le valió muchas críticas, pero siguió siendo popular a pesar de todo.

“. . .” La silueta parecía algo excitada.

¿Le gustan las artes marciales? Me pregunté a mí mismo. ¿O peleas a muerte?

«Es mi turno de preguntar», dije. «¿Cómo no sabes lo que es Un-kra – como tú mismo dijiste – eres tú el que está repitiendo esta escena?»

Nemesis había tenido algunos de mis recuerdos desde el momento en que fue creada, así que me pareció extraño que esta entidad no lo hiciera.

«S o l o… r e p i t o… l o s  r e c u e r d o s… n e c e s a r i o s»

Así que sólo se reproducen los recuerdos que se consideran necesarios, ¿eh? Pensé. Pero hombre, si puede escanear mis recuerdos, aún si no es un Embryo… ¿qué es? Supongo que podría preguntarlo directamente….

«¿Q u e  p a s a r a  a h o r a… ?”

Esperaba que alguien que repitió tanto la escena lo supiera, pensé.

«Sigue mirando y lo verás en unos minutos», le dije. «Ahora, mi pregunta:

«¿Nos hemos visto antes?»

«S í», contestó. «A q u i, s i e m p r e  e s t a m o s  j u n t o s…»

«¿Qué…?» Dije, desconcertado.

¿»Aquí», dentro de Infinite Dendrogram? Pero la única persona con la que siempre estoy en este mundo es Nemesis.

«E l c h i c o e s t a s o l o , ¿n o e s p e l i g r o s o…? «preguntó la silueta mientras señalaba al joven yo.

«El sistema de seguridad de observación de las vías públicas ya estaba allí hace diez años, así que no, no corría peligro de ser secuestrado ni nada de eso», dije.

Tuve problemas para recordar cuándo se habían generalizado las máquinas de seguridad. Tenía la sensación de que ya habían estado allí cuando nací.

«A u n a s i, u n n i ñ o p o r s u c u e n t a…. ?”

«Podrían haber sido mis vacaciones de verano, pero era un día de semana normal para los adultos, así que sí… espera, ¿no fue una segunda pregunta?»

«P r e g u n t a d o s v e c e s t a m b i e n, Ray.» Aunque sus palabras seguían siendo monótonas, poco a poco fue mejorando su forma de hablar.

«¿Cómo puedo recuperar el conocimiento?» Le pregunté.

«Despertaras c u a n d o termine de ve r»

«¿Terminar de ver qué?» Le pregunté.

«Tu n a c i m i e n t o»

¿M-mi nacimiento…?

«Ver por qué te has con vertido en lo que er es Ray»

«…Ya veo», dije.

La razón por la que resulté ser como soy, ¿eh? Ver los acontecimientos que están a punto de ocurrir será más que suficiente para saberlo.

«No tardará mucho.» Al decir eso, señalé a mi joven yo, que caminaba delante de nosotros.

Ya estaba cerca del lugar y sólo tenia que pasar por un paso de peatones para llegar a la entrada. Mientras el yo de ocho años, esperaba a que cambiara el semáforo, había una niña aún más joven a su lado. Ella tenía un un accesorio infantil en el cabello, pero debido a la mala forma en que se lo puso, se fue volando en el momento en que pasó una ráfaga de viento más fuerte y cayó en la carretera.

La luz todavía estaba verde para el tráfico, y cuando la niña trató de ir y tomar su accesorio, no se dio cuenta de que un camión se dirigía directamente hacia ella. Unos momentos antes de que pudiera golpearla, el joven yo entró corriendo, tomó su mano y trató de sacarla de la carretera. Sin embargo, era demasiado lento y débil.

A los ocho años de edad, él era demasiado impotente para llevarla a un lugar seguro antes de que el camión los golpeara a ambos. Como resultado, todo lo que yo hice entonces fue simplemente aumentar el número de víctimas. Y así, el camión estaba a punto de atropellar a dos niños.

Sin embargo, un momento después, una persona que venía del otro lado del camino los tomó a los dos y se quitó de en medio.

Normalmente, esa persona no habría sobrevivido. De hecho, normalmente esa persona no lo habría logrado aunque hubiera venido en el momento en que la niña salió corriendo a la carretera. Sin embargo, la hazaña fue perfectamente posible para esta persona. Debido a su asombrosa fuerza en la pierna, había cerrado la distancia en un momento y rápidamente tomó a la niña de la mano.

Sin embargo, también estaba yo, que no era más que una carga en este momento. Debido a que yo salí a la carretera, la persona necesitaba llevarnos a los dos. Y aunque era capaz de saltar con dos niños en la mano, eso, naturalmente, lo ralentizó.

Lo recordé claramente. Después de un momento de estar en el aire, hubo otro impacto. Luego – mientras aún estaba en sus brazos – rodé por el suelo.

Aún así, no sentí ningún dolor. La persona que nos retenía hizo un gran trabajo protegiéndonos. Podía oír a algunas personas cercanas empezar a gritar. Yo, en cambio, no tenía palabras.

Eso era natural. Después de todo, el que nos salvó fue mi hermano. Sabiendo que yo iba a venir, había venido para encontrarse conmigo. Y sucedió que nos vio en gran peligro y nos salvó. Había pagado un precio por eso.

– Su pierna derecha fue golpeada por el camión. Con lo azul-negro e hinchado que estaba, no necesitabas ser un experto para saber que estaba roto.

Shu estaba a punto de participar en el encuentro final del torneo. Sin embargo, justo antes de que sucediera, su pierna se rompió…

…Y todo se debió a que yo trate de salvar a la niña mientras era incapaz de hacerlo.

Índice