A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

 

Paladín Ray Starling

La mayoría de las grandes ciudades del Reino de Altar, la capital real incluida, estaban rodeadas por una gran muralla. No sólo era una estructura necesaria que los protegía contra monstruos y ataques de otros países, sino que también separa los mundos por dentro y por fuera.

Ciudad de los Duelos Gideon, donde acabábamos de llegar, no era diferente.

“Whoa….” No pude evitar expresar mi asombro. Más allá de las murallas, que eran similares a las de la capital, se esperaba un paisaje radicalmente diferente.

Me hizo recordar cómo me sentí cuando entré por primera vez en Altea. La atmósfera de una ciudad de fantasía hiperrealista era conmovedora, por no decir más, y Gideon me hacía experimentarlo todo de nuevo.

El aire aquí estaba lleno del entusiasmo de la gente. Tenía la sensación de que la mayor parte venía del centro de la metrópoli, de la Gran Arena Central de la ciudad de los duelos, que se erguía ante mis ojos. El antiguo Coliseo de Roma tenía 200 metros de diámetro y 50 metros de altura, pero el orgullo y la alegría de Gideon parecían ser más del doble de grande que eso.

Según un cartel que colgaba cerca de las puertas de Gideon, había doce arenas más pequeñas distribuidas uniformemente alrededor de la ciudad, y cada una de ellas estaba activa diariamente. El letrero también decía que la Gran Arena Central se usaba a menudo para varios eventos.

Con toda la vivacidad que hay aquí en Gideon, me resultaba difícil creer que esta ciudad fuese parte de un reino que recientemente había sufrido un golpe devastador en una guerra y que se vio forzado a estar al borde de la derrota.

Miré a mi alrededor y vi un número de razas humanoides que no encontré mucho en la capital. Algunos tenían orejas de bestia, otros tenían cuernos de dragón… incluso había algunas hadas, tan pequeñas que sólo me llegaban hasta las rodillas. Parecían ser los Demi-Humanos de este mundo, un elemento básico para cada obra de fantasía.

Mientras los observaba, me di cuenta de que había tanto turistas como personas que actualmente vivían y trabajaban aquí. Figaro no había estado mintiendo cuando dijo que este lugar era animado.

“Qué ciudad tan enérgica” dijo Rook.

“Es natural, ya que esta área no está cerca de la frontera del reino con Dryfe, que está en el norte”, dijo Marie y empezó a explicar el por qué.

“Los países cercanos a Gideon son Caldina y Legendaria. Este último firmó un tratado de comercio con Altar, mientras que el primero es un aliado de pleno derecho, por lo que esta ciudad recibe muchos turistas de ambos”

Nos mostró un mapa para ilustrar lo que había explicado. En el centro del mapa estaba Gideon; al este, un cinturón montañoso, seguido por Caldina; y al sur, Legendaria. Al oeste, había un pequeño trozo de tierra seguido por el mar abierto, mientras que, al norte, estaba la capital.

“Gideon no sólo se encuentra en un lugar seguro, sino que también puede contar a todos los gladiadores que luchan en las arenas como soldados”, continuó Marie. “No sería exagerado decir que Gideon es la ciudad más fuerte del reino”

Ya veo, pensé. Eso la convierte en la ciudad más segura del Reino de Altar.

Sólo podía suponer que mucha gente que había escapado de la capital había elegido este lugar como su destino. Después de todo, en el catálogo del Gremio de la capital, había muchas solicitudes de escolta de personas que buscaban un refugio seguro. Sin embargo, todavía había mercaderes como Alejandro, que se desviaban del camino para abastecerse en la capital. Nosotros y ese comerciante habíamos tomado caminos separados en la entrada de Gideon, pero como quería darnos las gracias adecuadamente, nos invitó a visitar su tienda cada vez que teníamos tiempo.

“Ahora, vamos al Gremio de Aventureros”, dijo Marie. “Tenemos que terminar la misión y reportar que Gardranda fue eliminado”

Rook y yo estuvimos de acuerdo, y todos nos dirigimos al Gremio de Aventureros de Gideon.

El techo interior era más alto que el del Gremio de la capital. La entrada también era más grande. Los diseñadores probablemente estaban siendo considerados con las razas grandes que habitan y visitan esta ciudad.

De todos modos, completamos la misión de la entrega sin ningún problema. La recompensa fue de 30.000 liras. Lo dividimos en partes iguales y obtuvimos 10.000 liras cada uno. Era una buena cantidad, sin duda. Sin embargo, tuvimos algunos problemas al reclamar la recompensa que se suponía que íbamos a recibir por encargarnos de Gardranda.

Probar que lo habíamos hecho no era nada difícil. Simplemente teníamos que ir a un mostrador especial y mostrarles la recompensa especial del MVP: Los Brazaletes flameantes miasmáticos, Gardranda.

Los artículos de este tipo siempre fueron nombrados en honor al UBM derrotado, tenían cualidades que encajan con el MVP, y no pueden ser transferidos de ninguna manera. Por lo tanto, el hecho de que yo poseyera el objeto con el nombre de Gardranda sólo podía significar que yo había sido el jugador más valioso contra el Gran Demonio Miasmático, al eliminar a Gardranda.

Por supuesto, también fue posible probar estas cosas mediante una investigación exhaustiva. Era natural, teniendo en cuenta que no todas las recompensas eran un UBM.

Y así, aunque obtuvimos el dinero de la recompensa sin ningún problema, encontramos que la cantidad era bastante problemática.

El monto total fue de 1.000.000 de liras. Eso era el equivalente a 10.000.000 de yenes, lo que era una gran fortuna. Nos hizo sentarnos alrededor de una mesa en el gremio y discutir intensamente sobre cómo dividirlo.

“¡Oh, ahora, aquí vamos!” Levanté la voz. “¡Tomemos un tercio y acabemos con esto!”

“¡No!” dijo Marie. “Ya tomé el dinero para las pociones que usé, ¡así que no hay razón para que tenga más! ¡No participé en la batalla para nada! ¡Ustedes dos deberían dividirlo en la mitad!”

“¡Yo tampoco luché contra Gardranda!” gritó Rook. “¡Nunca podría aceptar la misma cantidad que Ray! ¡Honestamente, debería llevárselo todo!”

Los tres estábamos discutiendo ferozmente a favor de reducir las cantidades que recibiríamos.

Primero, a Marie le habían dado aproximadamente 100.000 lir de la recompensa para compensar el elixir que me había arrojado y otras medicinas que había usado con la gente en los carruajes. Ella había estado aprensiva acerca de aceptarlo, diciendo que había escogido usar esos artículos por su propia voluntad, pero yo insistí, y ella pronto cedió. Con eso arreglado, nos quedaban 900.000 lir, y fue entonces cuando las cosas se pusieron difíciles.

Yo había argumentado que había sido el resultado de que nosotros actuáramos como grupo, e insistí en que todos tomáramos un tercio cada uno.

Marie había insistido en que no merecía ni necesitaba más de lo que le habían dado por la medicina.

Rook había declarado que no se merecía ningún dinero porque no había participado en la batalla contra Gardranda.

Sinceramente creía que ambos eran invaluables en la victoria contra el demonio, así que realmente quería que tomaran lo que les correspondía por derecho.

“Honestamente, ya recibí la recompensa especial del MVP, así que tal vez no debería aceptar nada de eso”, dije.

“Eso te llevaría más allá del simple altruismo y te haría ver rápidamente como un lunático irrazonable”, comentó Nemesis.

Estaba siendo completamente serio, pero Nemesis me miró como si fuera un idiota.

Rook y Marie también parecían muy perplejos por mi sugerencia.

“Oye, estas cosas son una locura”, le dije. “Realmente no puedo permitirme tomar mucho después de conseguir algo tan bueno”

Levanté las manos para mostrar las cosas que tenía en ellas. Estos brazaletes de dos colores – uno rojo, otro púrpura oscuro – estaban dentro de mi inventario después de haber derrotado a Gardranda.

La descripción en la ventana del equipo era así:

Brazaletes flameantes miasmáticos, Gardranda

Elemento Legendario

Un objeto legendario que encarna los conceptos que rodean al demonio de tres caras de las flamas y el miasma.

Además de ser extremadamente resistente, aumenta la fuerza física del usuario.

Este artículo no puede ser transferido o negociado.

Sin límite de nivel.

En realidad, daba un bono del 100% a STR, y tenía más defensa que todas mis otras armaduras combinadas. No sólo eso, sino que también me permitía utilizar las habilidades “Llamas Purgatorias” y “Miasma Infernal”, que probablemente eran muy parecidas a los ataques utilizados por el propio UBM. También había una habilidad que no podía leer por alguna razón, una que simplemente decía “¿¿??”.

Eran increíblemente buenos, de eso no hay duda.

No sólo parecían valer más de 300.000 lir, sino que probablemente irían a por más que toda la recompensa por derrotar a Gardranda.

Quiero decir, es un artículo “legendario”, pensé.

“Sé que soy el Jugador MVP y todo eso, pero aceptar la recompensa después de recibirlos sería demasiado”, dije.

Hubiéramos perdido la batalla contra Gardranda si Marie no hubiera dado su apoyo con sus objetos. Rook también había hecho un gran trabajo deteniendo a Audrey, que originalmente había sido la montura del demonio.

No habríamos logrado la victoria si no hubiera sido por ellos, así que pensé que era justo insistir en que mis contribuciones valían sólo un tercio de la recompensa.

“…Lo entiendo”, dijo Marie. “Pero creo que tengo una idea mejor.” Golpeó ligeramente la mesa.

“En primer lugar, Ray, vas a tener 300.000, y eso es definitivo. Si no aceptas ese dinero, nadie tiene derecho a tenerlo. Ahora, Rook, sé que no quieres tomar tanto como Ray, así que vamos a cortarlo a la mitad y te daré al menos 150.000. Y antes de que alguien me regañe por no tomar nada, estaré satisfecha con sólo 50.000, muchas gracias”

Rook y yo no estábamos en contra de esa división, así que tomamos 500.000 lir.

Sin embargo, aún quedaban 400.000 lir.

“Usaremos el resto como un grupo”, dijo Marie.

“Con eso, ¿quieres decir…?” Levanté una ceja.

“Podrías llamarlo una pequeña lección para futuras referencias”, contestó ella.

¿De qué está hablando? Pensé.

“Por ahora, déjamelo todo a mí”, continuó. “Me gustaría que se reunieran aquí por la tarde después de tres días de juego. ¿Están de acuerdo con eso?”

El tiempo de juego de tres días era sólo un día en la realidad.

“No hay problemas aquí”, dijo Rook.

“Yo tampoco tengo planes para mañana, pero ¿qué estás planeando?” Le pregunté.

“Que sea una pequeña sorpresa”, dijo Marie. “Pero si no te gusta mi idea, digo. Te devolveré tu dinero de inmediato”

“No, por mí está bien”, le dije. No tenía ninguna intención de tomar más, así que dejé que Marie hiciera lo suyo.

“Entonces con eso, hemos terminado de dividir el dinero”, dijo.

“Buen trabajo al terminar esta misión, ustedes dos”

“Sí, gracias por la ayuda”, dije.

“Muchas gracias”, dijo Rook.

Y así terminó la primera misión que habíamos emprendido como un grupo.

Tuvimos una pequeña celebración, y al final, estaba tan cansado que inmediatamente me desconecté.

Al día siguiente, me conecté poco después de despertarme.

Dormí lo suficiente para que pasara un día entero en el juego. La característica del tiempo de Infinite Dendrogram triplicado era útil y todo eso, pero situaciones como estas hacían que pareciera un poco confuso e incluso molesto. La hora era las seis de la mañana y el sol apenas comenzaba a salir.

Tan pronto como me conecté, Nemesis saltó de la cresta de mi mano izquierda y me saludó. “Buenos días, Maestro. Hoy sí que llegas temprano”

“…Gracioso, considerando que básicamente me quedé dormido en términos de tiempo de la vida real”. Dije

“¿Qué vas a hacer hoy?”, preguntó Nemesis. “Es demasiado pronto para que las tiendas estén abiertas.”

“Bueno, estaba pensando en hacerlo después de comprar un equipo nuevo, pero supongo que tendré que hacer las pruebas primero”, respondí.

“¿Pruebas? ¿De qué?”, preguntó de nuevo.

Levanté mis dos manos ante ella. “Estos”. Estaban cubiertos por dos piezas de armadura. Mis brazaletes flameantes miasmáticos.

Al igual que la capital real, la mayoría de las ciudades del reino siempre tenían las puertas abiertas. Había muchas razones para eso, pero una de ellas era el hecho de que había muchos Maestros que estaban activos en la noche. Sería muy inconveniente si sólo se les permitiera pasar durante el día, y habría mucha gente que se desviaría de su camino para tratar de escalar las paredes. Así, las puertas estaban abiertas las 24 horas del día. Había tres turnos de guardia, y me recordaba a trabajos de medio tiempo en tiendas de conveniencia.

Cuando pasé por la puerta norte y saludé a los guardias que estaban allí, me saludaron de vuelta con un poco de sueño.

Poco después de salir de la ciudad, estaba de pie en las llanuras Nex, el mismo lugar por el que había pasado ayer.

Deambulaba buscando un monstruo con el que pudiera hacer la prueba, y no tardé mucho en encontrar a un guerrero goblin solitario. Conocía a este monstruo, así que podía derrotarlo aunque la prueba fallara. Un buen objetivo, no importa cómo lo mire.

“Dijiste que ibas a probar los brazaletes, pero ¿hay algo específico que tengas en mente?” preguntó Nemesis en forma de espada.

“Bueno, estos Brazaletes Miasmaflame tienen habilidades, ¿verdad? Quiero ver si sirven para algo”, dije. “No me gusta la idea de tener que probar algo más fuerte que yo” (NT: Quedarán con ese nombre Miasmaflame)

Había conseguido Vengeance is Mine durante la pelea con el Demi-Dragon y Like a Flag Flying the Reversal mientras luchaba contra Gardranda, pero no podía seguir confiando en las habilidades con las que no estaba familiarizado para adaptarme a la situación y lograr la victoria. Las pruebas eran importantes.

Por lo tanto, decidí poner a prueba las dos habilidades de estos – Llamas Purgatorias y Miasma Infernal. No podía usar la habilidad llamada “¿¿??”, así que estaba en espera por ahora.

Una era una habilidad para lanzar fuego, mientras que la otra era una liberación de gas venenoso. Si pudiera dominarlos, finalmente tendría otros ataques además de los golpes normales y la Vengeance is Mine. Tener que usar gemas sólo para lanzar hechizos era un gran desperdicio, después de todo.

“…Oh, se me ocurrió que todavía tengo algunas de esas gemas”, murmuré. De repente, el goblin se dio cuenta de que estaba aquí y me atacó mientras se balanceaba su arma.

“Muy bien, entonces… Llamas Purgatorias”. Extendí la mano hacia el goblin y abrí la palma de mi mano hacia él.

Un momento después, una boca demoníaca se abrió en el dorso de mi mano…. “¿Eh?”

…Y liberó una feroz corriente de fuego carmesí, pintando mi visión de rojo. “AAAGHHHHHHHH!”

¡Maldición, eso hizo que mi HP cayera bastante rápido! Pensé. ¡Es mi propio ataque, así que no se ve influenciado por Paladin’s Aegis y otras habilidades defensivas! ¡Oh, mierda! ¡Incluso tengo el debuff de “Quemadura”!

“¡Idiota! ¡¿Estás tratando de suicidarte?! ¡Oh! ¡Viene el goblin!”, gritó Nemesis.

“¡OAAGHHH!”

El daño que yo mismo había causado había convertido esto en una batalla extremadamente peligrosa. Me defendí desesperadamente de los ataques del goblin, utilicé una serie de habilidades y objetos de sanación, y apenas salí victorioso.

Lección aprendida. A pesar de la importancia de las pruebas, siempre hay que tener en cuenta la seguridad.

“…Muy bien, es hora de calmarme y probar el Miasma Infernal,” dije.

“¿Estás seguro de que esta vez funcionará bien?” preguntó Nemesis.

“Lo hará”, respondí. “…Creo”

Después de un rato de buscar una nueva presa, me encontré con un monstruo bípedo parecido a una planta. Las palabras de arriba decían “Walking Grapevine”, y justo como ellos implicaban, era literalmente una vid andante con uvas colgando de ella.

“¿Esa cosa está respirando?” preguntó Nemesis. “¿No sería mejor quemarlo?”

“Estoy probando el Miasma Infernal ahora mismo. Y sí, las plantas respiran, así que debería funcionar”, respondí. “¡Miasma infernal! ¡Libérate!”

Esta vez, me aseguré de poner el dorso de mi mano frente al enemigo y así evitar que el humo me golpeara.

Justo como yo lo había previsto, el miasma rodeaba al Walking Grapevine… y luego una fuerte ráfaga de viento hizo que regresara a mí.

“GYAAAAHHHH!”

“¡Sabía que esto pasaría!” gritó Nemesis.

Tratando de no respirar nada de esto, escapé de la nube nociva.

Hombre, eso estuvo cerca, pensé. Casi me destruyo por mi propia habilidad. “Ahora, veamos qué piensa el monstruo”, dije. Mire mientras el viento hizo que el miasma se dispersara para revelar el Walking Grapevine, claramente sufriendo debido a los debuffs.

“Parece ser efectivo”, dijo Nemesis. “Sin embargo, es difícil hacer que funcione en días ventosos, y tratar de usarlo en interiores no es una opción”

“Sí, no puedo negar que es una habilidad difícil de usar”, dije.

Cuando estábamos teniendo ese intercambio, algo voló directo a mi boca. “¡¿Hghuh?!” Accidentalmente lo mordí y me lo tragué. El sabor – ambos dulces y agrio – era el de una uva.

Una uva, de todas las cosas.

Sí, ese Walking Grapevine me estaba atacando con sus uvas.

“¿De qué clase dek ataqe ees eso?” exclamé confundido.

“Maestro, no hable con la boca llena”, dijo Nemesis.

En serio, ¿qué se supone que debo pensar sobre este ataque? Pensé. Las uvas son bastante buenas, y aunque me golpeen en el cuerpo, sólo me ensucian un poco y no me duelen para nada.

“Guh….” Mi cara de repente se contorsionó.

“¡¿Maestro qué pasa?! ¿Estaba ese ataque envenenado?” preguntó Nemesis con perplejidad.

¿Veneno? Pensé. Sí, estaba envenenado.

Mis estadísticas mostraban claramente los debuffs que me estaban afectando. Sus nombres eran Veneno, Intoxicación y Debilidad.

“¡Son los mismos debuffs que le acabo de dar…!” Dije. Aparentemente, su fruto se había envenenado por el miasma y sus efectos se me habían transferido al ingerirlos. No tenía ni idea de que los debuffs pudieran llegar así.

“¡Maestro!” exclamó Nemesis. “¡Hay un número de monstruos viniendo para aquí!”

Miré a mi alrededor y vi algunos goblins y monstruos tipo bestia aquí y allá. Todos estaban aquí por mi culpa, o mejor dicho, por el zumo de fruta en mi cuerpo.

“Ya veo, así que ese es el objetivo de ese ataque…” Murmuré.

Y así, aún bajo los efectos de los debuffs, fui atacado por un grupo de monstruos que ascendían a más de diez.

“Nos encontramos con algunos problemas inesperados, pero creo que ahora sé cómo funcionan estas habilidades”, dije.

A pesar del tremendo fracaso en su primer uso, pronto descubrí que Llamas Purgatorias era una habilidad excepcionalmente efectiva.

En primer lugar, era muy poderosa. En realidad, hizo más daño que mis ataques estándar. También podría seguir canalizándolo mientras tuviera MP, sin mencionar que podría aplicar el debuff de Quemadura o su mejora – Carbonizar. Como decía el nombre, era un debuff que podía reducir el brazo de un goblin quemado a carbón.

Sin embargo, por muy fuerte que pueda ser, las Llamas Purgatorias afectaban tanto a amigos como a enemigos.

Diablos, también me incluye a mí, así que tendré que tener mucho cuidado al usarlo, pensé.

Además, su poder era más bajo que el de las llamas de Gardranda. Si hubiera sido lo mismo, el primer fracaso me habría volado la cabeza. Sólo podía asumir que las Llamas Purgatorias eran más débiles que el original, ya sea porque había sido convertido en equipo, o porque yo era simplemente una criatura más débil.

Debido al hecho de que había una habilidad que aún no había desbloqueado, era bastante obvio que no sería capaz de dominar los Brazaletes Miasmaflame aún.

Y aunque me había metido en el inesperado aprieto de estar rodeado de más de diez monstruos, la prueba del Miasma Infernal también había sido un éxito.

Hombre, eso fue difícil, pensé. Si no hubiera activado la Reversión, ya estaría muerto.

La única razón por la que sobreviví fue porque había luchado contra los monstruos mientras me impulsaban los debuffs invertidos.

Para cuando terminó, el Walking Grapevine había sucumbido al Veneno y había muerto. Tuve la suerte de haber descubierto que debuffear a un monstruo y luego obtener los debuffs mediante la ingestión de sus partes del cuerpo se cuenta como un efecto negativo del monstruo.

Aunque no tengo ni idea de si alguna vez le encontraré un uso, pensé. Después de todo, no como monstruos mientras peleo.

En cualquier caso, tenía que ser muy cuidadoso al usar el Miasma Infernal. Oh, casi olvido mencionarlo. Desde que el Walking Grapevine había muerto, la Reversión ya no era efectiva. Por lo tanto, actualmente estaba siendo torturado por los debuffs.

“Ugghhh…” Me quejé. “First Heal”

Mientras yacía en el suelo debido a la intoxicación y la debilidad, usé magia sanadora para restaurar mi HP, que estaba siendo drenada por el veneno.

Ya que las Llamas Purgatorias eran más débiles, esperaba que eso también se aplicara al Miasma Infernal, pero claramente ese no era el caso. Estaba tan mal como cuando Gardranda me dio estos debuffs.

“Tal vez se vuelve menos efectivo en criaturas más fuertes”, reflexionó Nemesis. “Tu nivel es bajo, así que parece que su efecto sobre ti sigue siendo poderoso”

“Puede que tengas razón…” Murmuré.

Al examinar la forma en que se aplicaron las debuffs y la relación entre Quemadura y Carbonizar, comencé a creer que algunos debuffs podrían cambiar dependiendo de la magnitud de la causa. Digamos que alguien fue atacado por algo que le aplicó debuffs, haciendo que el “nivel” de debuff de la persona atacada suba y haga que aparezca un debuff. ¿Sería realmente extraño que un aluvión continuo de esos ataques acumulara el nivel del debuff y la agravara?

En otras palabras, teoricé que respirar el miasma durante demasiado tiempo podría causar que aparecieran nuevos debuffs. …No es que vaya a intentarlo.

“Pero hombre, esto es malo”, dije. “Puede que tenga que volver a la ciudad arrastrándome a cuatro patas”

“Eso sería bastante desagradable”, dijo Nemesis. “¿Oh…?”

Mientras miraba hacia donde estaba Gideon -aún tendido en el suelo-, una sombra me cubrió.

Me di cuenta de que había alguien detrás de mí, así que me levanté lentamente y miré quién era. No tenía prisa porque todavía estaba bajo los efectos de los debuffs y podía sentir simplemente que la presencia no era hostil, a diferencia de los goblins y demás.

“… ¿Eh?” Dije, sorprendido.

Esa suposición mía había resultado ser correcta y equivocada. La cosa definitivamente no era un monstruo. Sin embargo, era claramente una criatura con la que había que tener cuidado.

“…”

Era un pingüino. Un gran traje de pingüino del tamaño de un oso me miraba. “¡¿Eh?!” Intenté apresuradamente retroceder, pero los debuffs me impidieron moverme como quería. Incluso cuando empecé a entrar en pánico, el pingüino no hizo nada más que seguir observándome, completamente inmóvil.

“… ¿El Hermano Oso se compró un traje nuevo?” preguntó Nemesis.

“No, no es mi hermano”, respondí.

Sin embargo, tampoco parecía un monstruo o un asesino de jugadores.

Parecía que todo lo que hacía era observarme.

“¿Qué demonios eres?” Le pregunté.

“¿Qué soy, te preguntarás? Heh heh heh heh…. oops!” En respuesta a mi pregunta, el pingüino rompió completamente su silencio e inmovilidad -la voz era masculina- y saltó hacia arriba.

Después de hacer una serie de giros en el aire, aterrizó y tomó una pose en forma de V. “Mi nombre es Fla…mingo! Llámame Dr. Flamingo, si quieres”

…Que raro. Pensé.

“¿Diría que los trajes son una señal para los bichos raros?” preguntó Nemesis.

Sólo tenemos dos hasta ahora, pensé. Si encontramos a un tercer bicho raro adecuado, aceptaré su teoría.

Dejando eso a un lado, sin embargo….

“¿Flamingo?” Levanté una ceja. “Es un traje de pingüino, ¿no?”

Me recordó a los pingüinos Adelie, comunes en muchos acuarios. Sus colores primarios eran el blanco y negro, y nadie con ojos podía confundirlo con el llamativo pájaro rosado del que se había puesto su nombre.

“¿A quién le importan los detalles? Lo que importa aquí es que pareces estar en un aprieto. ¡Bebe esto!” El pingüino alcanzó su bolsillo – que estaba en el área del estómago del traje – y sacó un frasco de medicina con líquido dentro.

“¿Y esto es?” Le pregunté.

“¡Una droga que elimina los debuffs!”, respondió.

“¡Inmediatamente se encarga de todos los efectos de estado basados en enfermedad!”

No sabía cómo responder. Si no estuviera mintiendo, con gusto me lo tragaría, pero básicamente no tenía ninguna razón para creer en un pingüino tan descaradamente sospechoso.

“¿No es esto una trampa?” preguntó Nemesis.

Yo había pasado por la lección de Lei-Lei con el alcohol falso y conocía los peligros de esas ofertas, pero si este pingüino hubiera tenido la intención de hacerme daño, lo habría hecho mientras yo estaba retorciéndome debido a los debuffs. No tenía motivos para prepararme una trampa.

“Gracias.” Tomé la droga de la mano del pingüino, activé la Reversión sólo para estar seguro, y lentamente me la bebí.

…Oye, esto es muy bueno, pensé. Tenía el sabor de un zumo de fruta mezclado.

Poco después de beberlo, los debuffs que agobiaban mi cuerpo se desvanecieron rápidamente….

“Te lo bebiste todo, ¿no?”, dijo el pingüino.

…Y, al mismo tiempo, me atacó un fuerte y repentino dolor de cabeza.

“¡¿Eh?! ¡Maldito…!” Gruñí.

“¡Así que era una trampa!” exclamó Nemesis.

El dolor de cabeza me hizo caer de rodillas y agarrarme de la cabeza.

“Te he estado observando y pensando…” dijo el pingüino. “…’¿Qué tipo de droga le convendría más?'” El dolor siguió empeorando.

“¡No me llevó mucho tiempo llegar a una conclusión! Simplemente tenía que ser este prototipo”, declaró.

Muy pronto, el dolor de cabeza se volvió completamente insoportable… y luego desapareció como si nunca hubiera estado allí.

“¿Eh?”

¿Qué fue todo eso? Pensé. El dolor de cabeza había desaparecido y no causó que pasara nada.

El pingüino que me drogó parecía extrañamente satisfecho. No es que haya visto su cara, pero, aun así.

“Oye, ¿qué demonios me has hecho hacer beb…?” “¡Maestro!” Nemesis me interrumpió. “¡Orejas! ¡Tus orejas!”

En respuesta a sus palabras, me dirigí a mis orejas, pero no encontré nada malo en ellos.

“¡No esas orejas! Las de arriba”, exclamó.

¿Las orejas de arriba? Pensé. Pero sólo tengo un par de orejas. De repente, sentí algo esponjoso. “¿Umm….?”

¿Qué fue esa extraña sensación? Una vez más llegué al lugar que acababa de tocar, el área entre la región temporal y la parte del remolino. Y de nuevo, sentí algo esponjoso. En realidad, era agradable al tacto. Me recordaba a las orejas de un husky siberiano que solía tener….

“¡SÍ! ¡Sabía que esas orejas te quedarían muy bien!” De la nada, el pingüino sacó un espejo de cuerpo entero. En ella me vi a mí mismo….

…Con orejas de perro, doradas como mi cabello, saliendo de mi cabeza. “…” … ¿Qué…?” ¡¿QUÉ DIABLOS ES ESTO?!”

“Resulta que soy un humilde investigador, y simplemente quería probar mi propia droga de oreja animal”, explicó el pingüino.

“Cuando fui a buscar un conejillo de indias, me tropecé contigo, tirado en el suelo. No dejando que esta oportunidad divina se desperdiciara, mezclé y combiné una droga que removía los efectos de estado con la droga que deseaba probar. ¡Mi evaluación no me falló! ¡La droga de oreja animal fue un éxito, y las orejas de perro se ven absolutamente perfectas en ti! … ¡lo siento, lo siento mucho! Haré una genuflexión y me disculparé, así que, ¿podrías retirar tu espada? ¡Me vas a romper el traje! ¡Por favor, detente! ¡Puede alcanzar mi garganta!”

Empujé a Némesis contra la garganta del científico loco pingüino cuando me enteré de que me habían utilizado como su conejillo de indias.

Perdóname, Lei-Lei, pensé. Me merezco esto por no haber seguido tu consejo. Pero hombre, ¿no es esto un poco demasiado?

“No me gusta mucho la moda, pero hay tres cosas que he decidido no usar en ninguna circunstancia”, dije.

“¿Y-y esos son?” preguntó Nemesis.

“Gafas, ropa de niña y diademas de animal.” Naturalmente, este giro de los acontecimientos era bastante perturbador.

“Maestro” dijo Nemesis “¿eres más reacio a las gafas que a la ropa de niña?”

“Las gafas son geniales”, dijo el pingüino. “Este par, por ejemplo, te da varias habilidades y…”

“¡Cállate!” Interrumpí sus palabras.

“E-eso sonó como si tuvieras la intención de matarlo”, comentó Nemesis.

“¡Lo sientoo!”, gritó el pingüino.

Sin gafas, nunca, pensé.

“Bueno…. ¿qué demonios hago ahora?” Intenté esconder las orejas de perro con un gorro al azar, pero no pude equipar nada. Todos fueron rechazados como imanes del mismo polo. Subí la ventana de equipamiento, y decía que ya tenía “Orejas de Perro” equipadas en mi cabeza. Aparentemente, como es normal en la mayoría de estos juegos, sólo se puede usar una sola pieza de equipo en cada ranura.

Por cierto, estas Orejas de Perro no tenían bonificaciones ni habilidades con ellas. Era un artículo que sólo cambió mi apariencia. Sin embargo, al igual que un objeto maldito genérico sacado directamente de un RPG promedio, no podía ser removido a través de la ventana de equipamiento.

Tampoco hubo efectos de estado relevantes que acompañaran a esa función, y Reversión tampoco pudo hacer nada al respecto.

“¿Cómo se arregla esto?” Le pregunté.

“Te está saliendo de la cabeza, así que no puedes quitártelo”, dijo el pingüino. “Es como un subtipo de peinados”

Hombre, esto es molesto, pensé.

“Oh, pero debería desaparecer después de un tiempo”, continuó. “Si tuviera que suponerlo, sucederá en algún momento de la noche”

“¿A qué hora estándar?” Le pregunté.

“De este mundo, por supuesto”

Eso era el equivalente a diez horas aquí o tres horas en la realidad.

“Entonces supongo que me desconectaré hasta que llegue ese momento”, dije. Yo no quería que alguien que conocía me viera así.

“Oh, no, el tiempo en que te desconectas no cuenta”, dijo el pingüino. “Sería aburrido si lo hiciera”

…Este pingüino loco acaba de decir la palabra “aburrido”, ¿no?

“Ahhhh… muy bien”, suspiré, resignado. “Entonces, supongo que continuaré así…”

Tener que ir con algo como esto en mi cabeza era algo embarazoso. Pero cuando se compara con tener que usar gafas… ey, supongo que esto no es tan malo, pensé.

“¿Qué te han hecho las gafas?”, preguntó Nemesis.

No voy a hacer comentarios.

“Por cierto, Ray, chico”, dijo el pingüino otra vez.

“¿Qué pasa?” Le pregunté.

“Sólo tengo una humilde petición.” El pingüino me miró con una cara seria -no es que yo lo viera, pero se sintió así- y dijo lo que quería de mí. “Quiero hacer una captura de pantalla, ¿podrías quitarte la ropa? Sólo la parte de arriba estaría bien”

Sin decir ni una palabra, lo ataqué.

“¡Fwahahahahah! ¡Adiós!”

El pingüino eludió mi ataque y corrió rápidamente en dirección a la ciudad.

Hombre, es rápido, pensé. Un pingüino no debería de moverse así de rápido.

“¿Qué hacemos con los bichos raros como ese…?” preguntó Nemesis.

“Ni idea. Por el hecho de que mencionó las capturas de pantalla, es obvio que es un Maestro, pero…. ¿Hm?” Dejé de hablar y me di cuenta de algo.

Me di cuenta de que el pingüino me había llamado por mi nombre antes de irse. Y definitivamente no me había presentado a él…

Después de que ese pingüino raro me dio la droga para las orejas de perro, regresé a la ciudad.

Como Gideon era un lugar donde los demi-humanos no eran infrecuentes, los guardias no hicieron ningún comentario sobre mi nueva apariencia.

Podía oír a uno de ellos susurrar: “¿Ese tipo tenía esas orejas cuando nos saludó por la mañana? Supongo que no estaba completamente despierto”, pero esa era la magnitud del problema.

“Muy bien, ¿y ahora qué?” Me pregunté a mí mismo.

Antes de las pruebas, tenía planes de ir a saludar a Alejandro, comprar algún equipo nuevo, y quizás incluso ir a cazar junto a Rook y Marie, siempre y cuando estuvieran en línea. Sin embargo, tal como estaban las cosas ahora, no quería encontrarme con nadie que conociera. Ser visto con estas orejas de perro en la cabeza sería francamente degradante.

“No veo por qué te molesta tanto”, dijo Nemesis.

Sería más raro si no me molestara, pensé. Imagínese un escenario donde un buen amigo aparece repentinamente ante ti con un par de orejas de perro saliendo de su cabeza.

Tenía plena confianza en que esa visión quedaría grabada en mi cerebro para siempre. Soy muy reacio a la idea de que eso ocurra, así que no quiero ver a alguien que conoz…

“Ah, Ray, Nemesis. Buenos días”, una voz femenina llegó a mis oídos antes de que pudiera terminar mi pensamiento.

No tenía palabras para esta situación.

¡¿En serio?! ¡¿Me hiciste esto justo cuando estaba pensando eso?! Pensé.

“Vaya, pero si es Marie”, dijo Nemesis.

“Así es”, contestó la periodista.

“Ahora, Ray, ¿por qué tienes una mirada tan única en tu cara….” Marie dejó de hablar y fijó su mirada en las cosas que salían de mi cabeza.

Mierda, ella los está mirando, entre en pánico silenciosamente. Los está mirando seriamente.

Tuve que aclarar las cosas antes de que ella pensara que yo era un bicho raro que se divertía con las orejas de perro.

“Marie, para que lo sepas, esto no es lo que piens…””¡No digas nada, Ray!” Me interrumpió.

“¡¿Perdón?!” El vigor de sus palabras me hizo ponerme rígido y me dejó incapaz de continuar con lo que quería decir. Con la mirada fija en mí, Marie buscó en su inventario en forma de pulsera y sacó algo. Era…

“¿Un cuaderno de bocetos y… un bolígrafo?” Miré los objetos con ojos interrogativos. Al igual que durante la explicación de la capacidad de súbditos, Marie comenzó a dibujar algo a una velocidad increíble. No era experto sobre el dibujo, pero no podía evitar preguntarme si era realmente posible que una imagen tan coherente proviniera de movimientos tan rápidos. Con trazos ágiles, dibujó el contorno, el cabello, los detalles de la cara y, por supuesto, las orejas de perro.

“Uff” suspiró. Dos minutos más tarde, Marie finalmente retiró el bolígrafo del papel y puso una expresión de satisfacción. En el cuaderno de bocetos que tenía en sus manos, había una imagen ridículamente bien dibujada de un joven rubio con orejas de perro y sin ropa superior.

… ¿Eh? ¿Soy yo? Pero aún tengo mi ropa puesta, pensé.

“Impresionante”, dijo Nemesis.

“Bueno, sí, es bueno, pero… es bueno, pero yo, uh…” Me tambaleé.

Definitivamente era un dibujo de alta calidad, pero no tenía ni idea de cómo reaccionar ante la representación de un yo sin camisa con orejas de perro. El estilo de arte era perfecto para aquellas revistas mensuales que estaban dirigidas a los adolescentes, pero que tenían muchas lectoras, lo que me dificultaba aún más comentarlo.

“¿Hay alguna habilidad para dibujar o algo así?” Le pregunté.

“Está incluido entre las habilidades sensoriales, sí, pero esto es todo mío”, contestó Marie.

Oh, así que es buena dibujando en la vida real, pensé.

“Entonces, Ray, ¿cómo terminaste con un par de orejas de perro tan espléndidas?”, preguntó.

“…Un pingüino me drogó.” Le conté los detalles de mi encuentro con el Sr. Flamingo.

“Debo decir que ese pingüino tiene un gran gusto”, dijo Marie. “Me aseguraré de comprar algo de esa droga para animales si alguna vez sale al mercado”

“No es que te detenga, pero… ¿hablas en serio?” Le pregunté.

“Mucho”, contestó ella. “Por cierto, Ray. Las orejas de perro te quedan muy bien, pero creo que las orejas de tigre o de zorro serían…”

“¡Whoa, ahora! ¡No pienses en usarlas conmigo!” La interrumpí.

“…Tch”

¡¿Acaba de chasquear la lengua esta periodista sospechosa?! Pensé con incredulidad.

“De todos modos, dijiste que el efecto desaparece por la noche”, dijo, cambiando de tema. “¿Qué planeas hacer hasta entonces?”

“Estaba pensando en visitar la tienda de Alejandro, pero no puedo hacerlo con estas cosas saliendo de mi cabeza”, respondí. No quería que la gente los viera.

Aunque puede ser una causa perdida, considerando que ya han sido vistos por alguien que conozco, pensé.

“Ummm, realmente no creo que sea para tanto”, dijo Marie. “No deberías ser tan tímido con ellos”

“Pero…”

“Te costaría encontrar a un tian que se sorprendiera con un Maestro que de repente le crecieron un par de orejas de animal”, me interrumpió y me explicó. “Para la mayoría de los tians, nosotros, los Maestros, somos criaturas que existen fuera de los límites del sentido común”

¿Es así como es? Me pregunté a mí mismo. Bueno, ahora que lo pienso, el Rey de la Destrucción destruyó un bosque entero en una sola noche, así que es perfectamente razonable que los tians nos vean de esa manera.

“Supongo que iré a casa de Alejandro”, suspiré.

“Todavía estoy ocupada con algo, así que no puedo unirme a ti”, dijo Marie.

“¿Ocupada?” Le pregunté.

“Varios preparativos y todo eso”, respondió, pero no dejó nada claro. “Hablando de eso, no olvides reunirte conmigo mañana por la tarde.”

“Sí, recuerdo el plan”, dije. “¿Qué estás preparando?”

“Es un secreto”, respondió ella. “¡Hasta mañana!”

Con esas palabras como las últimas, Marie huyó hacia una dirección incierta. No pude evitar preguntarme qué tipo de sorpresa nos esperaba.

Después de separarnos de Marie, Nemesis y yo nos dirigimos a la tienda que Alejandro nos indicó ayer, que estaba ubicada en el cuarto distrito de Gideon.

Gideon era una ciudad circular dividida en doce distritos -lo que la hacía parecer como un pastel en rodajas- y la cuarta era un área centrada en el comercio. Haciendo mi camino a través de los bazares mientras trataba de no perderme entre toda la gente y otras cosas, de alguna manera llegué a la tienda de Alejandro.

El gran edificio tenía un letrero que decía “La Compañía de Alejandro”. Miré dentro y vi una variedad de productos que se estaban vendiendo. Obviamente, había armas, armaduras y objetos de curación, pero también noté obras de arte como pinturas y estatuas. Había frutas y otros alimentos, también, y crearon una gran cantidad de contraste con las filas de joyas expuestas. El lugar se parecía mucho a una tienda por departamentos.

“Buenos días”, dije al entrar. Un momento después, una joven, claramente una empleada, corrió hacia mí.

“¿Está Alejandro aquí?” Le pregunté.

“¡Oh! ¡Eres el Maestro de anteayer!” exclamó ella. “¡Muchas gracias por lo que hiciste entonces! “¡Llamaré al dueño inmediatamente!” La chica se adentró en la tienda.

Por sus palabras, era bastante obvio que ella había sido una de los tians que viajaban en los carruajes cuando Gardranda había atacado. Pero no sabía si la había visto en ese entonces. Después de todo, las cosas habían estado bastante agitadas.

“Qué jovencita más inquieta”, dijo Nemesis. “Del ambiente que la rodea, asumo que tiene las cualidades de una torpe”

No estoy seguro de cómo me siento al resumir a la gente con una sola palabra, pensé. ¿Con qué palabra te resumirías, Nemesis?

“Diosa”, contestó sin dudarlo.

Bueno, tu nombre es el de una Diosa, sí, pero yo diría que estás mejor resumida como una “vieja loli ha-“, pensé deliberadamente.

“¡Oye! ¿Qué estabas a punto de pensar ahora mismo?” exclamó Nemesis. “Ha, ha, ha, no hagas tanto ruido”, le dije. “Molestarás a los otros clientes.”

“¡Esa risa fue tan forzada!”, gritó, viendo a través de mí.

Mientras hacíamos el tonto, Alejandro salió de la tienda.

“Vaya, pero si es el Sr. Ray”, dijo. “Eres bienvenido aquí”

“Hola”, le saludé. “Ya que insististe en que te hiciera una visita, vine a echar un vistazo a tu mercancía”

“Oh, por favor, hazlo”, dijo. “Míralos todo el tiempo que quieras. Tienes un descuento en todo lo que tengo”

“Gracias”, le dije.

Tuve que conseguir un montón de equipo nuevo apropiado para mi nivel actual, así que un descuento era muy apreciado.

Además, había algo que no pude evitar notar. La empleada y Alejandro no hicieron ningún comentario sobre mis orejas de perro. Claro, la chica les echó una mirada involuntaria, pero no dijo nada.

Alejandro, por otro lado, actuó como si las orejas no existieran. Un profesional si es que alguna vez he visto uno.

Tal vez Marie tenía razón en que los Tians no era conscientes de que esas cosas que sucedían con los maestros.

Estaba agradecido por eso. Tener que explicar las orejas de perro a cada una de las personas con las que me encontraba habría sido muy molesto.

Ahora, sólo puedo esperar que desaparezcan antes de volver a ver a Rook, pensé.

“Oh, mira, son Ray y Nemesis”, dijo alguien en la tienda. “Buenos días”

“Es bueno ver que ya estás conectado”.

“Hola”, le siguió una voz femenina. “¿Por qué tienes esas orejas, Ray?”

Me voltee para ver a Rook y Babi, que aparentemente habían estado comprando aquí antes de que entráramos.

No tenía palabras. Esta es la segunda vez hoy que mi esperanza ha muerto en el mismo momento en que la creé, pensé. ¿Están malditas estas orejas de perro o algo así?

“Si consideras todo lo que ha sucedido desde que te registraste esta mañana, el objeto maldito aquí podría ser los brazaletes miasmaflame, no las orejas”, dijo Nemesis.

…Tienes razón, pensé.

“Ray, ¿cómo terminaste con ese lindo par de orejas?” preguntó Rook.

“Es el resultado de esto y aquello, y así sucesivamente”, dije.

“Seguramente no esperas que él entienda eso”, comentó Nemesis.

“Ya veo”, dijo Rook. “Terminaste así porque una persona sospechosa te engaño para que bebas algo de droga, ¿verdad?”

“¿En serio lo comprendio bien?” Nemesis y yo no podíamos ocultar nuestra sorpresa.

¿Eres un esper o algo así? Pensé.

“No, esto no es una super poder ni nada de eso”, respondió a mi pensamiento. “Este nivel de ‘lectura de mentes’ es fácil una vez que le aprendes el truco”

“¿Cómo puedes llamarlo fácil cuando estás hablando con mis pensamientos tan naturalmente como Nemesis?” Le pregunté, aún perplejo.

“Ohh…. qué duro golpe a mi identidad.” Sorprendida por alguna razón, Nemesis cayó de rodillas.

“Es increíble, Rook”, le dije. “Serías imbatible al jugar la solterona”

“Solterona, eh…”, dijo. “No creo que mi habilidad sea tan precisa con alguien que no conozco. Lo máximo que puedo hacer con los extraños es decirles cómo se sienten y notar si tienen motivos ocultos”

Eso sigue siendo asombroso, pensé.

Después de que Rook nos sorprendió con su habilidad especial, empezamos a buscar en los productos a la venta.

“De todos modos, ¿Por qué estás aquí?” Le pregunté.

“Para saludar y comprar equipamiento nuevo, supongo”

“Sí”, contestó.

“No sólo para Babi y yo. También descubrí que también puedo conseguir armas para Marilyn y Audrey. Fuimos a cazar ayer, así que tengo algunas articulos para vender”

Así que aquí también hay equipo para monstruos, ¿eh? Pensé. Esta tienda tiene una gran variedad de artículos.

“Cazando, ¿eh?” Dije.

“¿Qué nivel eres ahora?”

“48”, contestó.

…Está a punto de alcanzar el máximo nivel que un trabajo de bajo nivel puede tener, pensé. Es casi dos veces mayor que mi nivel. ¿Cómo se supone que debo sentirme sobre esto?

“Parece que alguien estuvo muy ocupado durante el día que estuve desconectado…” Murmuré. Sólo podía asumir que tener a Marilyn y Audrey había hecho su cacería mucho más efectiva. Vaya, Rook y Babi eran terroríficos en las batallas a gran escala.

“Estoy a punto de alcanzar el nivel 50, así que tendré que empezar a trabajar para cambiar pronto a un trabajo de alto nivel”, dijo Rook.

“¿Tienes algo en mente?” Le pregunté.

“Sí, investigué y descubrí que el trabajo de alto rango de un proxeneta se llama ‘Corazón Perdido'”, respondió.

Corazón Perdido, ¿eh? Pensé. Era una referencia a la palabra japonesa utilizada para describir a una persona que había perdido las ocho virtudes tal y como se presentaban en obras como The Eight Dog Chronicles. El término también se refería a las personas que manejaban burdeles. Una elección de nombre único.

“Aquí están los requisitos.” Rook sacó un catálogo y me mostró la página de Corazón Perdido.

Requisito Nº 1: Alcanzar el nivel 50 como Proxeneta.

Requisito no. 2: La suma total de todas las estadísticas de monstruos femeninos y esclavas debe estar por encima de un cierto punto.

Requisito no. 3: El dinero total que se gana haciendo trabajar a las monstruos femeninos y esclavas debe ser superior a 1.000.000 de lir.

“Ya veo”, dije. A diferencia de Paladín, no tenía ningún requisito que implicara relaciones humanas o algunas victorias especiales. De hecho, todo podría lograrse simplemente jugando al Proxeneta durante cierto tiempo. Estos requisitos podría haber sido una de las razones por las que no fue clasificado como un trabajo centrado en la batalla. A pesar de que Rook lo hace parecer mucho más formidable que la mayoría de los trabajos de batalla, pensé.

“Estoy a punto de alcanzar el nivel 50, y el segundo requisito ya está cumplido”, dijo Rook. “El tercero va a tardar un rato”

“Sí, eso parece mucho trabajo”, estuve de acuerdo.

¿Es posible que un proxeneta gane dinero usando criaturas como Marilyn y Audrey? Pensé.

“Siento que serían muy eficientes en las obras de construcción”, dijo Rook.

“Creo que uno de los juegos retro que tiene mi hermano tenía un monstruo domado corriendo alrededor de una obra en construcción…. ¿Hm?” Dije.

Me di cuenta tarde de que Rook llevaba un traje diferente al que llevaba ayer. Era un abrigo que parecía emitir un extraño brillo plateado.

Bueno, esto parece nuevo, pensé.

“Es un abrigo increíble, Rook”, le dije. Los detalles de la decoración eran elaborados, y el brillo metálico era genial.

Sus mangas tenían diferentes longitudes, lo que hacía que pareciera muy elegante, y Rook tan guapo como era, hizo que todo se juntara de la mejor manera posible. No lo había llevado ayer, así que sólo podía asumir que lo había recibido mientras yo estaba desconectado.

“Oh, sí. Me gusta mucho Liz”, dijo.

¿Suficiente para darle un nombre? Levanté una ceja.

De repente, el abrigo pareció moverse de manera poco natural. No tenía idea de por qué, pero el movimiento parecía de alguna manera feliz.

Mientras hacía esto y aquello, terminé de elegir todo lo que necesitaba. Como iba a usar los brazaletes Miasmaflame sin importar lo que pasara, no me incliné por armaduras como las de la serie novato.

En mi caso, una de las piezas más importantes del equipo era la armadura del pecho, y como Rook se veía muy bien con ese abrigo suyo, me decidí también por una pieza tipo abrigo. Tenía el nombre de “Blaze Metal Scale Coat”. (Capa de escamas de metal flameante)

Fue creado tomando un abrigo hecho de pieles de monstruos rojos tipo lobo y fortaleciéndolo con muchas escamas de metal. Tenía dos habilidades: “Afinidad al fuego” y “Resistencia al fuego”. El primero aumenta el daño de mis ataques de base fuego en un 10%, mientras que el otro reducía el daño que recibía del fuego en la misma cantidad, dándome una buena sinergia con las Llamas Mortales. Claro, era un artículo de lujo que me costaría 80.000 lir, pero no me arrepiento de haberlo elegido.

Conseguí otro equipo para acompañarlo y me dirigí al mostrador para comprarlo todo.

“¿Eh?” Justo al lado del mostrador, había un dispositivo que se veía a menudo en la realidad. Era un estuche rectangular con muchas cápsulas redondas en su interior y una palanca a un lado. Al poner dinero dentro, puedes tirar de la palanca y hacer que una de las capsulas salga.

Era básicamente una máquina expendedora de Gacha.

Las máquinas expendedoras de Gacha existían desde mucho antes de que yo naciera.

Podía recordar cuando solía ir a las máquinas dedicadas a mi anime o juegos favoritos, meter 100 yenes, tirar de la palanca y conseguir un juguete al azar relacionado con esas series. Fue divertido porque nunca sabías lo que ibas a conseguir, y por eso, esos recuerdos me eran muy queridos.

Sin embargo, las máquinas Gacha de los juegos eran completamente diferentes. Hace algún tiempo, había un género de juegos conocido como “juegos sociales”.

Se pueden jugar en dispositivos móviles y navegadores de PC, y se pueden iniciar sin pagar dinero alguno.

Los juegos sociales fueron muchos y variados. Algunos eran juegos de fantasía con sistemas de equipos, mientras que otros giraban en torno al crecimiento de monstruos, la creación de escuadrones de robots o incluso el trabajo de producir idols. Los juegos eran gratuitos, pero si los jugadores deseaban conseguir armas, armaduras, monstruos, robots o idols de alta calidad, tenían que pagar dinero adicional.

El método más popular para distribuir esos tesoros era la máquina de Gacha de dinero real. Por unos 300 yenes, el jugador podría tirar de la palanca de la máquina virtual y obtener un objeto al azar. Los artículos tenían niveles de rareza, y los artículos más raros de todos tenían las menores posibilidades de salir.

La rareza también se relacionaba a menudo con la calidad. Para ganar en los juegos, alardear a otros, o simplemente para disfrutar de sus idols, los jugadores tiraban de la palanca. Lo hacían una y otra vez hasta que conseguían lo que querían.

Sin embargo, todo eran sólo datos. Las compañías nunca perderían nada, no importa que tan alta calidad de objetos y rarezas de calidad sacaban los jugadores. El deseo de muchos jugadores de conseguir las cosas buenas sólo aumentaba con cada cosa mala que hacían, lo que les hacía tirar aún más dinero en el juego.

Como resultado, había muchos jugadores que gastarían 100.000 yenes en los juegos cada mes. Algunos incluso irían más allá y romperían la barrera limite de 1.000.000.

Había sido una época muy real, muy oscura, de hecho…

Con eso en mente, la gacha que tengo ante mí acepta lir en lugar de dinero real, así que no es gran cosa si lo hago una o dos veces, ¿verdad? Pensé.

“…Veo que todos esos pensamientos no eran más que una gran excusa para hacerlo”, dijo Nemesis.

“Bueno, sí, quiero tirar, después de todo”, dije. Realmente disfruté de la emoción que implica tirar de los gachas y comprar paquetes de tarjetas al azar.

Muy bien, volvamos a la situación anterior…. Pensé y miré la máquina. Aunque su forma era familiar, había varias diferencias entre ella y las gachas que yo conocía.

En primer lugar, era posible elegir la cantidad de dinero que querías poner. Había una ranura, y noté que algunos lanzaban monedas de 100 lir, mientras que otros iban con hasta 10.000 lir.

De acuerdo con la explicación en la máquina, los artículos que podían salir tenían rarezas de S a F.

Los artículos de rango C valían tanto como el dinero invertido.

Rango F – el rango más bajo – los artículos valían sólo el 1% del dinero invertido. Rango S – el rango más alto – los artículos valían más de 100 veces más que el dinero invertido.

La cantidad mínima de dinero que se podía poner era de 100 lir, mientras que la máxima era de 100.000 lir.

Como era natural, bajo riesgo significaba baja recompensa y alto riesgo significaba alta recompensa. “Pero eso no hace que sea difícil hacer un seguimiento de los objetos y gestionar la calidad de lo que sale?” Le pregunté a un empleado, y la respuesta que obtuve fue una que nunca hubiera esperado.

“No funciona de la forma en que piensas”, dijo ella. “Si bien es cierto que nosotros mismos manejamos este objeto mágico, no tenemos nada que ver con los premios que hay dentro ni con el dinero que se usa en ello”

Según ella, esta máquina de gacha había sido originalmente un artículo raro encontrado en el Laberinto de la Tumba.

Tampoco fue un caso único. Había registros de otras personas que las habían recibido, y algunos habían intentado desarmarlas y llevarse los premios por la fuerza. Aparentemente, el esfuerzo involucrado fue una locura, y sin embargo, aquellos que lo lograron habían descubierto que el interior de la máquina estaba completamente vacío.

Así, todo el mundo había empezado a asumir que el dinero que se le ofrecía hacía que la máquina invocara mágicamente un objeto apropiado. Y como era imposible recuperar el dinero utilizado, la gacha definitivamente no formaba parte de ningún modelo de negocio exitoso.

“Sin embargo, el propietario cree que funciona para atraer clientes, así que lo mantenemos aquí para la conveniencia de todos”, dijo la empleada. “También hicimos una regla que sólo los clientes que pagan pueden usarla”

Una decisión sabia, de hecho, porque crea un flujo decente de dinero de aquellos que sólo vinieron aquí por la máquina. Ahora ya no tenía dudas de que Alejandro era muy hábil como gerente.

“¿Cómo llegó a poseerlo?” Le pregunté.

“Cuando su dueño anterior se quedó sin dinero, tuvo que deshacerse de muchas propiedades”, dijo. “Esto estaba entre los artículos, y nuestro dueño lo compró”

“…Y la razón por la que el dueño anterior se arruinó fue…?”

“…Exactamente lo que imaginas”, dijo.

Así que se fue a la quiebra porque tiró de esta cosa demasiado, ¿eh? Pensé. Esa podría haber sido otra razón por la que Alejandro quería esto para nada más que atraer compradores.

De todos modos, me había interesado en la máquina de gacha, así que agradecí a la empleada que me habló de ello y ocupó mi lugar al final de la fila.

“Entonces, ¿cuánto planeas gastar?” preguntó Nemesis.

“¡100.000 li-GUH!”

En el momento en que le respondí, me golpeó con un golpe en el estómago. Vino de un ángulo muy bueno, así que me hizo inclinarme hacia adelante.

“¿Cómo puedes permitirte usar una cantidad tan grande de dinero justo después de oír hablar de alguien que lo perdió todo por culpa de ello?

“Sé que 100.000 lir es mucho, pero podría sacar algo muy bueno si tengo suerte…” Dije.

“Esto apesta a un escenario en el que obtienes algo sin valor, si me preguntas.” Bueno, si algo así sucede, tendremos algo para recordar y reírnos más tarde, pensé.

Ella suspiró. “Espero que no te arrepientas de esto”

“Estoy seguro de que no lo haré”, dije.

Pronto me tocó a mí, así que puse diez monedas de 10.000 lir en el gacha. Una vez hecho esto, tiré de la palanca, haciendo que la máquina soltara una sola cápsula. La cosa tenía la letra C. De acuerdo con la explicación, la cosa dentro tenía el mismo valor que el dinero que había invertido, así que no fue una pérdida.

Emocionado, abrí la cápsula e hice que saliera el objeto que había dentro.

Permiso de Exploración del Laberinto de la Tumba.

Ver el objeto familiar me hizo caer de rodillas.

“Ohh… nooooooo…” Me quejé. Casi podía oír a la cosa saludándome presumidamente

“¡Hola! ¡Ha pasado mucho tiempo!”

“Oh querido, un repetido”, dijo Nemesis.

Bueno, sí, vale 100.000 lir, pero… pero yo… me quejé en silencio.

“Rook… tómalo”, le dije, ofreciéndole el permiso.

“¿Estás seguro? ¿No es un tiró decente?”, preguntó.

“Lo es, pero ya tengo uno, y no necesitas más de uno…” Diablos, siendo un Paladín, no necesito ni uno…. Pensé.

“Gracias”, dijo Rook con gratitud. “¿Vamos a explorarlo alguna vez?”

“Esa es una buena idea…” Respondí con poco entusiasmo. Sin embargo, fue una buena idea, ya que no había ido más allá del primer piso.

Muy bien, es hora de calmarme, y…

“Una más”, dije.

“¿No has aprendido la lección?” exclamó Nemesis.

“¡Vamos! ¡No hay forma de que consiga otro de los permisos! ¡Estoy seguro de que esta vez sacaré algo bueno!” Dije.

“¡Eso es lo que todo jugador piensa antes de perderlo todo!”

A pesar de la desaprobación de Nemesis, volví a la fila y me preparé para un segundo intento.

Como la última vez, fui con 100.000 lir. Considerando el costo total del equipo que estaba comprando, esta era mi última oportunidad.

Tiré de la palanca mientras rezaba a Dios, a Buda o a lo que sea que estuviera escuchando.

Y el resultado fue…

“…¿Qué?” Levanté una ceja.

La cápsula que había salido como de costumbre, pero la rareza mostrada en ella ni siquiera estaba en el rango de S a F.

Simplemente decía “X”.

¿Esto es por encima de la S? ¿O la X es en realidad una cruz que la hace peor que la F? Estaba completamente confundido. Había una pequeña advertencia que decía: “Abrir sólo en áreas espaciosas”. Le pregunté a una empleada y me dijo que la advertencia aparecía en las cápsulas que contenían algo grande, como un carruaje. Eso significaba que esta cápsula tenía algo grande dentro.

Además, la empleada dijo que era la primera vez que veía una cápsula con una rareza X.

No tengo ni idea de cómo sentirme al respecto, pensé.

En cualquier caso, como sólo podía abrirlo en espacios amplios, opté por no abrirlo en el interior de la tienda. Lo mantuve en forma de cápsula y lo puse dentro de mi inventario.

Bien, ahora que me he calmado, hay algo que considerar, pensé.

Un tiro me había costado 100.000 lir.

Mi nuevo equipo tenía un costo total de 110.000 lir.

…Esa comparación me hizo darme cuenta de lo costosos que eran los tiros. En términos de rareza, no había experimentado realmente una pérdida, pero no podía evitar sentirme mal.

“Eso es lo que obtienes por derrochar 200.000 lir”, dijo Nemesis.

No estaba en posición de decir nada al respecto.

Cuando terminé de comprar mi equipo, Rook estaba probando su propia suerte con la gacha.

Aparentemente, verme intentarlo también le interesó a él.

“…No tenías que copiar la cantidad de dinero que usé”, murmuré. Con la esperanza de que sus 100.000 no se desperdiciaran, miré lo que consiguió, y….

Y, uh… ¿Eh?

El silencio abrumó a toda la tienda. El shock fue compartido por todos los que estaban dentro, excepto Rook.

Nemesis, yo, los empleados y los demás clientes no teníamos palabras.

La cápsula en la mano de Rook tenía un diseño de arco iris.

Parecía estar hecho de un mineral tan vívido que parecía un objeto raro por sí mismo.

Su superficie tenía una gran S.

Rook había hecho algo grandioso en su primer intento.

“¡Ah, Ray! Creo que tengo algo bueno”, dijo.

“¡Felicidades!” La conmoción me hizo levantar la voz sin querer.

“¡Rook, apurémonos y abrámosla!” Babi grito.

“¡Sí! Averigüemos lo que has recibido!” Nemesis estuvo de acuerdo.

Como había usado 100.000 lir, y el valor de un premio de rareza S era 100 veces mayor, el objeto que había dentro debería valer 100.000.000 lir.

Naturalmente, algo tan asombroso interesó no sólo a nosotros, sino también a los empleados y otros clientes.

La cápsula de Rook no tenía advertencias, así que la abrió enseguida. Lo que salió fueron un par de guantes, lo suficientemente largos para cubrir los codos. Hecho de un material azul, similar al cuero, estaban decorados con un complejo diseño de metal dorado.

“‘Touch of the Silencer, Veltboule’?” El murmullo de Rook me hizo inclinar la cabeza. Ese estilo de nombrar era similar al de mi recompensa especial – los brazaletes Miasmaflame, Gardranda” Estas recompensas especiales deberían ser imposibles de obtener sin derrotar a un UBM, y tampoco había forma de transferirlas a otros. (NT: Toque del silenciador)

“…Whoa,” dijo Rook. Estaba mirando los detalles del artículo – Touch of the Silencer, Veltboule – y no podía ocultar su asombro. Su cara estaba totalmente rígida, y era probablemente la primera que lo veía a él hacer tal expresión.

“¿Qué clase de objeto es, Rook?” Le pregunté.

Mirando a mi alrededor, noté que algunos clientes -probablemente Maestros y Tians con una alta habilidad de identificación- parecían tan sorprendidos como Rook.

Vale, ahora me muero por saber más sobre ello, pensé.

“Básicamente, esta es una recompensa especial del MVP por derrotar a un UBM”, dijo.

“¿Hablas en serio?” pregunté incrédulo.

“Sí”, contestó. “Déjame contarte los detalles en otra parte”

Después de decir eso, Rook y yo dejamos la tienda. Mientras me alejaba, volví a mirar dentro y vi que la línea para la gacha se había hecho más larga y que casi todo el mundo estaba preparando 100.000 lir.

Aparentemente, descubrir que podías conseguir recompensas especiales de UBM los había exaltado a todos.

…Espero que nadie se arruine, pensé.

El lugar al que me llevó Rook era la habitación que había alquilado en la posada. Rook había aprendido claramente algo que no podía ser escuchado por otras personas.

“Básicamente, esta es una recompensa especial que ya no tiene dueño”, dijo.

“¿Qué quieres decir?” Le pregunté.

Me lo explicó.

En primer lugar, las recompensas especiales estándar sólo pueden ser utilizadas por el propietario y no pueden ser transferidas a otras personas de ninguna forma.

Sin embargo, hubo una excepción a esta regla… y ocurria cuando el dueño era un tian que murió.

En esos casos, la recompensa especial se recuperaría automáticamente del cuerpo y se convertiría en una objeto ultra raro en los niveles más profundos de las mazmorras creadas o -como había sido en este caso- en un premio gacha de alto riesgo.

Por eso, podía entender fácilmente por qué se había vuelto tan reservado al respecto. “¿Crees que habría más asesinatos si la gente se enterara de esto?” Pregunte.

“Sí”, contestó.

No tenía ni idea de cuántos Tians especiales con recompensas había, pero no podía estar seguro de que no hubiera ningún Maestro que los matara sólo para aumentar sus posibilidades de conseguir esos objetos. Por lo menos, nosotros no queríamos ser la causa principal de esos asesinatos. Esa fue la razón por la que Rook no había dicho eso en público.

“¿Estás seguro de que no se fugo?” Le pregunté.

“¿Y si alguien con una gran habilidad de identificación viera esa parte de la descripción?”

“No estaba en la descripción del artículo, sino en un mensaje personal”, explicó. “Nadie lo sabe, estoy seguro”

“Todo está bien, entonces”, dije.

Aunque, ahora que lo pienso, dudo que haya muchos Maestros dispuestos a correr el riesgo, pensé. El asesinato de Tians podría ponerte en las listas de buscados, y no había garantía de que los objetos conseguidos de esta manera acabaran en tus manos.

“Aquí están los detalles del artículo.” Rook me mostró una ventana que describía Touch of the Silencer.

Touch of the Silencer, Veltboule

Antiguo artículo legendario

Un tesoro que encarna los conceptos que rodean a la esfinge famosa por ser una “asesina de magos”.

Además de aumentar la magia y los poderes especiales del portador, les proporciona una gran resistencia a los efectos y ataques de estado mental.

Justo y como decía la descripción, los guantes aumentaban enormemente la resistencia del usuario a los ataques y debuffs mentales, a la vez que proporcionaban una gran bonificación al MP y SP.

“Entonces, ¿cuáles son los efectos de las habilidades?” Le pregunté.

“Es muy interesante”, dijo Rook. “Tiene dos habilidades. Aún no puedo leer uno, pero el que puedo usar ahora se llama ‘Silencio’, y cancela cualquier habilidad basada en la magia que esté en sus etapas de preparación”.

“¿Oh?” Le pregunté.

¿Etapas de preparación? ¿Qué significa eso? Pensé.

“Aparentemente, si un oponente está cantando o preparándose para invocar un hechizo mágico, esta habilidad lo anulará”, continuó. “Pero no puede influenciar ninguna de las habilidades o magia que ya han sido lanzadas”

Así que es la perdición de todos los hechiceros, ¿eh? Parece que será útil en muchos escenarios, pensé.

Después de todo, la habilidad cancelaría cualquier hechizo que no hubiera sido lanzado aun. Los trabajos basados en la magia se convertirían en impotentes cuando iban contra él.

“Si originalmente era propiedad de un Tian, entonces… ya veo cómo es”, asentí con la cabeza.

La origen de este Touch of the Silencer – el UBM conocido como Veltboule – había sido claramente una criatura especializada en matar a los hechiceros. Probablemente había sido derrotado por un Tian que había sido fuerte sin tener que depender de la magia. Luego, el Tian había muerto de alguna manera, y esta recompensa especial había terminado en manos de Rook.

“Debo decir, Rook”, dijo Nemesis, “Eres muy afortunado”. No pude evitar estar de acuerdo.

Primero Marilyn, luego Audrey, ahora esta gran tiro en el gacha… Rook era definitivamente una persona muy afortunada.

Me pregunto si eso tiene algo que ver con que sea una buena persona, pensé.

“Pero tú también sacaste algo bueno, ¿verdad, Ray?”, dijo.

“Oh, claro, tengo esta cosa”

Diciendo eso, saqué la cápsula X. No podía abrirlo aquí debido a que la cosa dentro era un carruaje o algo así, así que decidí hacerlo después de pasar por la puerta norte otra vez.

“Voy a abrirlo. ¿Te importaría unirte a mí?” Le pregunté a Rook.

“No puedo. He estado recibiendo mensajes que dicen que necesito volver a la realidad”, respondió.

“¿Hm? “Un visitante”, supongo. Le pregunté.

“En realidad hambre y falta de sueño”, dijo. “He estado en línea desde ayer, cazando monstruos y subiendo nivel. La única comida que comí fue en el juego y no dormí nada”

“¡Santa Dios!” exclamé. “¡Consigue algo de comida, báñate y duérmete ya!”

“Ahaha”, se rió torpemente. “Haré exactamente eso. Me aseguraré de despertarme a tiempo para el plan de Marie”

“Cuídate, hombre”

Después de decir eso, Rook se desconectó, así que me fui de su habitación.

Nunca esperé que Rook fuera tan despreocupado como para olvidar sus necesidades básicas.

Supongo que es sólo otro estudiante que usa sus vacaciones de primavera para conseguir unos niveles irrazonables de juego, pensé.

Y así, me fui de la posada. El “área espaciosa” con la que estaba más familiarizado era las llanuras Nex al norte de Gideon, así que me dirigí a la puerta norte de la ciudad.

“Maestro”, dijo Nemesis, “¿no deberíamos almorzar ahora?”

“Oh sí, supongo que deberíamos”, dije. “Encontes, abriré la cápsula después de hacer eso”

Probablemente iría a cazar a las llanuras de Nex justo después de ver lo que había dentro, así que comer antes era una buena idea.

Como era mediodía, la mayoría de los restaurantes cercanos estaban llenos, así que elegí uno que parecía algo vacío en comparación.

“¿…Huh?” Dije sorprendido.

Dentro de la que yo había elegido, vi que el tendero estaba siendo interrogado por cierto grupo. Vestidos con armadura de placa completa y capas que llevaban las crestas del Reino de Altar, le pidieron algo al tendero mientras le mostraban un objeto parecido a una foto.

Al darme cuenta de que por eso la tienda estaba tan vacía, decidí observarlos.

Por su voz áspera, me di cuenta de que el que hacía las preguntas estaba en un estado de pánico menor y que el tema era serio. Sin embargo, el tendero sólo sacudió la cabeza en respuesta, haciendo evidente que no podía ayudarlos de ninguna manera.

Después de eso, una mujer del grupo trató de calmar a su camarada en pánico. Era una cara familiar.

“¿Liliana?” Le pregunté.

“¿Ah, sí? Vaya, pero si es Ray”, contestó ella.

Era la guardia real de caballeros del Reino de Altar, la Vicecomandante Paladín Liliana Grandria. No la había visto desde que salí de la capital real y, por casualidad, nos volvimos a encontrar aquí en la ciudad de los duelos.

Mientras estaba ocupado siendo sorprendido por el encuentro, Nemesis telepáticamente me dijo algo siniestro.

“Siento que se avecinan problemas”