No soy el Héroe. Capítulo 5 Duelo (Parte 1)

Hola! Schszender saludando. ¿como pasaron las fiestas? espero que bien.

Hoy por ser un dia como cualquier otro y haber Observado que le prestan mucha atención a esta novela a pesar de ser una «Original», me lleno de entusiasmo el solo hecho de que alguien comparta mi gusto por estos escritos, si bien no quiero que el mensaje se haga largo resumo lo siguiente ¡HOY DOS CAPS MAS! un extra. el lunes regresamos a los 2  caps semanales. ¡Gracias por compartir sus comentarios! siempre estoy dispuesto a hablar con ustedes.

Sin más…

Cap 5 Duelo (Parte 1)

La distancia a la ciudad se acortó cada vez más y al llegar el ambiente no era como para apreciar el lugar, ciertamente un aire abrumador y mucha tristeza y preocupación podía verse, la gente tenía un semblante bastante precario y no había muchas posibilidades de que mejore.

-Realmente me apena verlos así… ellos saben la clase de persona que es Edrich, todos están preocupados por el futuro que llegará si él toma el poder.-

-Entonces esta es la cosa real eh… se ve mal.-

-Sé que no es nada común lo que te pido, pero por favor, no por mí, por la gente de esta ciudad y el feudo, te ruego que ganes…-

-¿Edrich soportaría que lo golpeen con un árbol entero?-

-¡¿A qué viene eso?!-

-Solo responde.-

-¡Claro que no! Moriría…-

-Entonces no perderé.-

Si tuviera que decirle la absurda cantidad de árboles que cayeron sobre mí después de un impacto con magia de rayo, entonces ella moriría pero de preocupación. Si… me guardaré eso para mí.

-¿planeas dejarle caer un árbol encima?-

-¿Eh? ¿De dónde sacas ese tipo de ideas?-

-Hehehe…- reía tontamente mientras balanceaba la cabeza de un lado a otro ligeramente

La fortaleza interna de la ciudad era para aquellos acaudalados, claro que al no ser una ciudad capital no es tan abundante pero para quien viene del campo como yo es extremadamente enorme.

Las casas ordenadas en filas cuadriculadas, la urbanización fue bastante bien organizada… un momento ¿existe el concepto de urbanización? Da igual, el punto es que el orden es sorprendente.

El carruaje continuó por lo que parecía ser la calle principal y siguió hasta la muralla interna de la ciudad, la zona que divide la plebe de los nobles. La diferencia tácita de ambas zonas es lo distintas que son las viviendas, claro al aumentar el capital, el modo de vida mejora ampliamente.

-¡Alto! Esta es zona residencial noble ¡¿Quién va?!-

-Soy Ariadna Eldar.-

-Oh Lady Eldar, disculpe mi rudeza. Por favor adelante.-

El carruaje que brevemente había avanzado hacia este barrio rico llegó finalmente a una enorme mansión aunque no tengo muy en claro el tamaño total, puede fácilmente caber unas 200 personas dentro de este lugar, si se incluye el patio y las salas de fiesta tal vez unas 800 personas.

-Hemos llegado ¡esta es mi casa!- dijo saltando, corriendo y girando por el patio.

Oi, oi… ¿realmente es mayor que yo?

-Realmente increíble, es demasiado grande.-

-El tamaño del hogar de un noble es un tema de estatus social por lo que al tener una imponente morada demuestra el poder económico de este, por lo que los nobles suelen hacer escándalo por cada pequeña cosa en general, pero el igual entre todos es que inviertan mucho en sus casas.-

-imagino que toda clase de disputas han surgido por este precario tema.-

-Imaginas bien, ¡entremos!-

El largo recorrido desde el patio fue guiado por los sirvientes, claro había una cantidad absurda de sirvientes ¿también tendrá que ver con el estatus social? Si llego a ser un noble no quiero muchos sirvientes… no mejor aún, no deseo ser un noble, suena problemático.

-Bienvenido a la residencia Eldar ¿señor?-

-Simplemente llámame Kyle, no soy noble ni nada similar.-

-Oh he escuchado de usted de la señorita y el lord, lo consideran todo un prodigio a su edad…-

-Son muy amables, la verdad es que no creo ser tan talentoso.-

Al menos no hasta que no libere los más de 200 millones de MP que poseo realmente.

-Es usted muy humilde, me sorprende que tenga tal actitud, los jóvenes con un poco de poder suelen ser arrogantes y violentos.-

-El problema conmigo es que aprecio mucho mi cabeza y quiero que siga en su lugar, por ello no causo problemas, claro si es necesario tomaré las acciones pertinentes pero no me gustan los problemas.-

-Una actitud admirable ciertamente. Entonces, por aquí por favor, el lord Eldar lo está esperando.-

Fui guiado directo hacia una amplia sala donde algunos sofás y una mesa ratona estaban espléndidamente acomodados, el Lord Eldar ya había tomado asiento y al verme soltó una pequeña sonrisa.

-Oh has llegado joven Kyle, dime ¿Cómo fue el viaje?-

-¿Muy de improvisto? No puedo quejarme realmente, la comodidad en un viaje es algo que no experimente nunca por lo que no sabría responderle.-

-Muy ambiguo supongo, pero no importa ahora ¿quieres beber un poco de té?-

-Estaría encantado.-

-Bien, Ve por el Té.- dijo Eldar al sirviente.

-De inmediato.-

-Entonces, ¿ya estás al tanto verdad?-

-Sí, Ari… disculpe, Lady Eldar me informo sobre los acontecimientos y que se espera que llegue mañana este “sujeto”-

-¿Ari eh? ¡Jajaja! ¡No imagine que eran tan cercanos!-

-Lamento si es una ofensa, Lady Eldar siempre fue amable conmigo y gracias a ella pude finalmente utilizar adecuadamente la magia.-

-Ya veo, ella me informó que lograste la conjuración en silencio… si me permites preguntar ¿Cómo funciona eso?-

¡Mierda! ¿Qué se supone que diga? Un mago normal que alcanzó tal hito en la magia podría entender y explicar algo como eso, pero al no ser mi caso ¿Qué hago?

-Creo que es algo complejo de explicar, la versión sencilla sería que para activar la magia uno debe conocer los procesos por la que esta se manifiesta, controlar el mana y darle forma en la mente, luego convergerla de la imaginación a la realidad, ésta responderá.-

-Brillante, algo como eso… no lo entiendo realmente pero suena muy difícil.-

¡Se lo creyó! ¡SIIII! Gracias diosa por hacerlo tan despistado, siento una voz celestial en coro diciendo ¡SAFE ZONE!.

-No soy más que un simple mago, no hay nada de especial en mi.-

-y eres modesto… la modestia no siempre es una virtud. Espero que tengas en claro que no debes ser modesto con tus enemigos, solo debes aplastarlos.-

-Soy consciente de ello mi lord.-

-El viaje ha sido largo realmente pero me gustaría pedirte algo si es posible.-

-¿de qué se trata mi lord? Si está en mi poder lo haré.-

-Magnífico, me gustaría que tuvieras un combate simulado con el jefe de mi guardia, desde que se enteró que un hábil mago llegaría estuvo varios días esperando para un pequeño combate.-

-¿Combate simulado?-

-Sí, las armas serán de madera, se te proporcionará una armadura adecuada y servirá como una práctica, si no estás muy agotado me gustaría verte en acción.-

-Por supuesto, si es el deseo de mi lord.-

-Estupendo, pero primero disfrutemos del té.-

¿eh? ¡¿EH?! ¿En qué momento llego este tipo? Es espeluznante que aparezca de la nada con una sonrisa y una bandeja sobre la que posaba una tetera de cerámica decorada con flores y hojas de árbol pintadas y finamente lacadas, con té junto a dos tazas, solo con darme cuenta que estaba ahí parado y ni siquiera supe desde cuando, hace que se me pongan los pelos de punta.

———————————

-Mi lord, es un placer que pueda acompañarnos hoy.-

-Buenas tardes George.-

-¡HEY! ¿Qué tal mocoso?-

-¿Eh?-

Luego de beber el delicioso té con sabor a frutos forestales, el lord me llevo al patio de armas, este era inmenso, tal vez el tamaño era cerca de 200 mts cuadrados, algunos soldados estaban entrenando aun ahora que era entrada la tarde, si bien aún hay luz, esta no es adecuada para entrenar con el tiempo la vista de los soldados tendrá problemas.

-¿Qué sucede mocoso? Te comió la lengua un monstruo.-

¿Qué clase de burla es esa? Quisiera preguntar, pero seamos respetuosos.

-Mucho gusto, Caballero líder, mi nombre es Kyle es un placer para mi conocerlo.-

-Oh es educado, no hace falta tal cortesía chico, no soy un noble.-

El tipo viejo delante de mi tendría fácilmente 40 años, su cuerpo está lleno de músculos por todos lados, haciéndolo ver como una increíble masa musculosa de casi 2 metros de alto cubierta de metal y con una sonrisa bobalicona pintada en su rostro.

Si algo así viniera corriendo hacia mí, con todas mis fuerzas huiría hacia el lado opuesto.

-Bien, como te dije le pregunte por el combate simulado y el acepto, George trátalo con cuidado.-

-entendido mi lord.-

Este tipo no me agrada… no, ni un poco.

-Oi mocoso, si no me ganas no tendrás oportunidad contra Edrich ¿comprendes? Aunque no sé si realmente las historias de su capacidad de combate son reales o no, tienes que estar preparado.-

¿Tan bueno es el realmente? Si es así entonces no será una pelea fácil, dentro de mí, tanto angustia como fervor se mezclan en una extraña sensación, ¿tal vez es ansiedad? No estoy seguro pero probar mi fuerza contra un igual hace que mis nervios se tensen desde ahora.

-Lo grabare en mi mente con fuego, si me permite prepararme entonces podremos comenzar.-

-¡He! Me agradas chico.-

¡Decídete de una vez! O chico o mocoso no ambas. No… espera, no uses ninguna.

Luego de que encuentren algo que más o menos mi tamaño, resultó en equipo ligero de cuero y placas de hierro.

-¿Realmente está bien eso? Digo… se ve frágil.-

-Está bien, la movilidad es buena.-

Los soldados que antes entrenaban ahora están reunidos a un lado del campo, El lord Eldar y su hija Ariadna están en un par de asientos que solo la diosa sabrá de dónde aparecieron y junto a ambos el tétrico sirviente canoso con la sonrisa espeluznante sostiene una bandeja de plata con bocadillos y té.

-¡Comiencen!-

Por la postura de George, puedo deducir que ha combatido muchas veces, su mirada fija en analizar mis movimientos, lo primero que debo hacer es medir su capacidad como guerrero.

-¡Ahí voy chico!-

Corrió como si de la carga de un jabalí se tratase, balanceando su espada desde la parte superior de la cabeza. Cada movimiento fue refinado al punto de no haber brechas innecesarias, realmente un excelente guerrero a mi parecer. Claro lo estoy comparando con lo que se… aunque no recuerdo cómo lo sé, probablemente tenga que ver con mis absurdas estadísticas ocultas.

Aun así…

-Muy lento.-

Di un paso al costado y la espada paso a mi lado sin siquiera rozarme, en serio ¿Qué clase de “Simulación” es esta? Si eso me hubiera dado fácilmente quedaría inconsciente y gravemente herido.

-Ho… buenos reflejos ¿eh? ¡¿Qué tal esto?!-

Con una serie de cortes combinados balanceo su espada vertical, horizontal y diagonalmente apuntando a los puntos vitales.

La única forma que tenía para contrarrestarlo era evadir, si recibiera es con mi espada probablemente utilizaría su constitución y ventaja para desviar mi espada y golpearme.

-¡Eres muy rápido! Pero necesitas golpearme para ganar.-

-¿Solo un golpe?-

-¡Exacto! Si puedes golpearme una vez entonces te daré la victoria.-

-Suena generoso.-

-Que puedo decir, soy alguien generoso.-

Supongo que puede decirlo por sí mismo porque nadie más lo hará, las miradas frías no se hacen esperar por parte de los soldados e incluso el espeluznante sirviente.

-Está bien, es mi turno ahora.-

-¡Ven con todo! No te contengas.-

-Le tomare la palabra.-

Patee el suelo y comencé a correr tomando una postura baja, El caballero líder George creyendo que arremeteré desde la parte inferior toma una postura defensiva para ello.

Cargo la espada con magia de viento, creando una cubierta de resonancia, la vibración hace que un golpe afecte el doble causando la repulsión del objeto golpeado.

Comienzo una serie de ataques encadenados de la misma forma que George me ataco primero pero cada golpe desviaba considerablemente su espada, un instante después cerré distancia y golpee sus pies con un barrido y aprovechando la inercia del barrido gire 360° proporcionando una patada en medio del pecho enviándolo a volar.

-¡OOOHHHH!- los soldados aclamaban debido a que el combate finalizo antes de que se enteraran.

 

*¿Te gusto esta novela? ¿Querés dejar tu opinión? tal vez hablar por que sí? ¡Dejalo en los comentarios!*

Índice