No soy el Héroe Capítulo 2: Un año antes de la Mayoría de edad

Cap 2 Un año antes de la mayoría de edad.

Kyle aquí, con el tiempo uno comienza a pensar en las grandes posibilidades de la magia, pero el riesgo en equivocarse con algo nuevo podría ser catastrófico… Realmente me hace razonar profundamente en ello, creo que los adultos me miran con ojos extraños cuando me encuentran meditando.

Al día siguiente temprano en la mañana una mujer realmente hermosa llego a casa.

-Buenos días, soy Ariadna Hija del lord Feudal-

¡¿Qué tenemos aquí?! ¡Es la hija del pez gordo del lugar!

-Oh, santo cielo ¿Qué la trae por aquí mi lady?-

Madre está realmente nerviosa, no es bueno para su corazón que el señor feudal venga seguido y ahora su hija está aquí, probablemente a causa mía.

-Vengo a enseñarle al pequeño Kyle por pedido de mi padre-

-Es verdad que menciono sobre enviar a alguien, pero jamás me imagine que enviara a su propia hija.-

-si eso es un problema puede venir alguien más entonces…-

-No hace falta, disculpe mi descortesía… no lo dije con ese motivo, digo es grandioso que usted se haya molestado en venir por Kyle, aguarde un momento.

¡KYYYYYLLEEEEEEEEE!-

Si, a mi madre le gustaba gritar mi nombre, sospecho que por eso mi nombre es corto, para poder gritarlo mejor.

-¿Llamaste madre?-

-Sí, tu tutora ha llegado.-

-Oh… ¿no es ella muy bella?-

Sus grandes ojos esmeralda junto con un rostro angelical y una figura deslumbrante, esa era la definición de Ariadna, su sonrisa desplegaba una pluralidad de sensaciones y cada una mejor que la anterior.

-Soy Ariadna hija del lord feudal Eldar, y usted jovencito aún no tiene edad para juzgar la belleza, aun así gracias.-

-lo siento fui irrespetuoso, le pido que pase por alto mi falla en esta ocasión por favor.-

-Que sorpresa… ¿no eres muy cortés?-

-Mis padres me criaron bien mi lady-

-ya lo veo, entonces no perdamos tiempo vamos.-

-si me permite preguntar ¿A dónde vamos?-

-Ya lo veras-

El camino fue directo a mi zona preferida… el campo debajo del gran árbol en medio de la pradera, estaba un poco alejada de la aldea.

-este es el lugar donde me gusta pasar bastante tiempo.-

-así que ya lo conocías. A pesar de que no está muy cerca de mi hogar suelo escaparme a este lugar de vez en cuando para despejar la mente.-

Su agraciada actuación solo me dejaba cada vez más anonadado por la sutil belleza de esta chica.

-tu mirada es algo extraña ¿sucede algo?-

-si puedo hablar con sinceridad, solo estoy abrumado por el carisma que despliega en sus elegantes movimientos.-

-¿realmente tienes 13 años?-

-es correcto mi lady, espero no ofenderla-

-por el contrario, dudo que alguna mujer se sienta ofendida por tal halago.-

Supongo que eso es un punto ¿tal vez?

-¿qué haremos aquí mi lady?-

-las formalidades están de más, aquí estamos solos, así que puedes llamarme Ari-

-comprendo, entonces ¿Qué haremos aquí?-

-Meditar, en la medida que puedas sentir tu mana-

-Me temo que eso sería perder el tiempo, desde hace bastante que puedo sentir mi mana.-

-asombroso, eres alguien curioso, justo como padre dijo.-

-En ese caso ¿Qué podríamos hacer?-

Se me ocurren muchas cosas, nada que pueda hacer con un cuerpo y virilidad de un chico de 13 años.

-qué te parece si tratamos de hacer algo de magia básica.-

-de acuerdo.-

-entonces, relájate y estira tu mano de esta forma, luego concentra tu mana y déjalo fluir. Recita estas palabras-

-“Madre de la vida y sustento, permíteme traer a mí la gracia de tu ser, dame el poder de dar tu virtud ¡Crear agua!“-

Una esfera de translucida agua está flotando sobre su mano, como si ignorara la ley de la física y la gravedad, una ingrávida esfera líquida sin color, olor o sabor está flotando sobre su mano.

-ya veo… así que es de esta forma.-

-Bien ahora inténtalo tu.-

-“Madre de la vida y sustento, permíteme traer a mí la gracia de tu ser, dame el poder de dar tu virtud ¡Crear agua!“-

Aun cuando creí que con mi poder actual fácilmente podrá crear agua… nada sucedió.

-Oh que extraño… sentí algo de mana revolverse pero nada sucedió… realmente extraño.-

-¿tal vez me equivoque? Probare otra vez.-

——————————————

Las semanas pasaron y se convirtieron en meses, practique incesantemente de forma concienzuda cada aspecto de la magia. Luego de apresurarme para aprender a leer arrebate cada gota de conocimiento de los libros que Ari traía consigo para mí.

Aun después de aumentar la salida del Mana nada sucedió. En cierto punto Ari estaba más triste que yo…

La frustración me llevó a tal extremo de pasar días enteros de mal humor, con una mente agrietada por pensar en las infinitas posibilidades que causaban mi fallo, ¿Por qué tener tal inconmensurable cantidad de mana y no poder utilizar magia. Es casi un mal chiste.

Un día simplemente fui con la intención de probar un último método y si fallaba dejaría de intentar el utilizar magia.

Estire mi mano como ya hice cientos de veces.

Madre de la vida y sustento, permíteme traer a mí la gracia de tu ser, dame el poder de dar tu virtud ¡Crear agua!

-¡¿Por qué?! ¡Al diablo con esto! ¡¿Me escuchas mana?! Me da igual si te agrado o no, si hay espíritus de agua o no, ¡OBEDECE A MI ORDEN!-

Junto con mi ira deje escapar una considerable cantidad de mana, al punto de sentirme agotado instantáneamente, esta rabia perniciosa dejo mi cuerpo con un grito quebrado llevándose mis esperanzas en la magia, la frustración que acumule fue conglomerada en la palma de mi mano.

-¿lo logre? ¡Lo logre!-

Una esfera cristalina de agua verde azulada estaba flotando sobre mi mano. La emoción me llevó a descuidarme, el cansancio era enorme, deje de intentar conjurar magia y volví a casa, caí rotundamente en la cama y no desperté hasta el día siguiente.

Índice