The Dark King Capitulo 389

«¡Maestro!»

 

«Maestro, ¿esta bien?»

 

Reid y los otros trataron de ayudar a Dudian pero observaron la extraordinaria fuerza de Dudian. Ellos habían visto el poder mostrado por la mujer bárbara, por lo que estaban preocupados. Pero eso se convirtió en shock cuando la bárbara, que fácilmente decapitó a un espadachín, fue subyugada por Dudian.

 

Dudian jalo a la mujer bárbara y la golpeó en el estómago con su rodilla. Ella ya casi había perdido el conocimiento para cuando Reid y los otros se acercaron: “¡Estoy bien! ¡Matad a los otros bárbaros! ¡No los dejen escapar! «

 

Reid y los demás se apresuraron a regresar al cañón.

 

Los arqueros del ejército que se escondían detrás de los cadáveres de los lobos también se movieron para luchar contra los pocos arqueros bárbaros que quedaban. Estaban equipados con escudos y dagas, ya que su tarea original era proteger a Dudian. Los militares parecían temer una emboscada, por lo que les habían dado equipo adicional en caso de algo así

 

¡Bang! ¡Bang!

 

Tintineos resonaron cuando los arqueros bárbaros dispararon flechas desde encima de los lobos gigantes y estas golpearon los escudos.

 

Reid apretó la herida en su brazo y se agacho frente a Dudian. Vio que el brazo izquierdo de Dudian estaba envuelto con gasa. Reid dijo a toda prisa: «Maestro, ¿está herido?»

 

«Nada» Dudian respondió de manera rápida: «Encárgate de ella»

 

Reid sabía que la mujer bárbara tenía una constitución extraordinaria y era la líder del grupo de bárbaros. Rápidamente agarró a la mujer bárbara y otro arquero a su lado la ató.

 

Ivette estaba enojada y luchó violentamente. Pero ella solo pudo reunir fuerza en sus piernas y espalda ya que sus brazos estaban dislocados. Intentó rodar, pero Reid la agarró del cuello con fuerza. El joven arquero la ató rápidamente.

 

Dudian se levantó rápidamente y agarró el arco y las flechas de su espalda. Comenzó a disparar a los arqueros bárbaros en los lobos gigantes.

 

¡Puff! ¡Puff!

 

Algunos de los arqueros bárbaros murieron en el acto.

 

Los bárbaros se volvieron locos después de que su líder fuera capturada. Olvidaron por completo que la mejor forma de lucha de un arquero era alejarse y crear distancia. En cambio, rugieron y se lanzaron con sus lobos al combate cuerpo a cuerpo. En poco tiempo, Dudian disparó a cuatro o cinco de ellos.

 

Los bárbaros no se detuvieron.

 

Unos minutos más tarde, todos los bárbaros estaban muertos gracias a la cooperación de Dudian y varios otros arqueros. Había que tener en cuenta que los bárbaros no tenían miedo a la muerte y la enfrentaban corriendo ciegamente hacia ella.

 

Los cadáveres yacían alrededor de la boca del cañón y la sangre fluía como un río.

 

Dudian y los otros se sintieron aliviados después de que mataron al último arquero bárbaro. Algunos de ellos se recostaron contra las rocas y respiraron lentamente. Los otros corrieron al campo de batalla para revisar los cuerpos de sus compañeros caídos. Hubo otros que vendaron sus propias heridas, y luego fueron a ayudar a Reid.

 

Dudian guardó su arco y flechas. Camino hasta la boca del cañón. Debido al olor sinestésico, pudo escuchar las rafagas de sonidos. Se sentía incómodo en el campo de batalla. Normalmente no sentiría nada si viera una escena tan sangrienta, sin embargo, en ese momento tenía un compleja sistema sensorial que era difícil de soportar. Ser demasiado sensible a todo era una desventaja sensitiva.

 

Se apoyó contra la pared del cañón y se sentó en el suelo. Comprobó la gasa utilizada para vendar su brazo izquierdo. Aunque estaba bien vendado, después de la feroz lucha, la sangre negra había manchado la gasa y tenía que ser reemplazada.

 

«Maestro» Reid se acercó a Dudian: «Acabo de enterarme de que su lesión … fue causada por los dos de nuestro equipo …»

 

Dudian lo miró y luego a su propia herida: “Sí. Si has recibido una orden de este tipo, entonces es el mejor momento para atacar, ya que no me queda mucha fuerza»

 

Reid sonrió con ironía: “Maestro, ¿por qué aceptaría tal orden? Esto será reportado a los superiores y recibirá una explicación satisfactoria. Es un problema interno del ejército y lamento mucho que haya salido herido por ello»

 

«Está bien» Dijo Dudian indiferente: «Hay traidores en cualquier organización y el ejército no es una excepción»

 

Reid sacudió la cabeza con un rastro de ira en sus ojos: “¡Usted donó un arma legendario al ejército! ¡No importa cómo lo mires, esas personas son como animales por organizar un asesinato en su contra!”

 

«Los animales son menos inteligentes» Dudian respondió con indiferencia. Cortó la carne podrida y añadió el antídoto en polvo. Luego envolvió su brazo izquierdo con la nueva gasa. Se sintió aliviado después de hacer todo eso.

 

Reid sonrió: “Maestro, hemos sufrido grandes pérdidas. Me temo que será muy difícil continuar defendiendo el paso del cañón con tan poca gente. Podemos volver. Sería demasiado peligroso para usted si nos quedamos”

 

Dudian pensó por un momento: «Deberías enviar un mensajero de vuelta mientras el resto se queda conmigo aquí»

“Solo quedan ocho personas. Además, algunos están heridos. Me temo que seremos totalmente aniquilados si otro equipo de bárbaros nos ataca»

 

“Podemos aguantar con ocho personas. Puedo luchar contra esos monstruos que parecen leones” Dudian respondió.

 

Reid se sobresaltó un poco. Si Dudian hubiera dicho algo así antes, entonces no lo creería. Pero pensando en la extraordinaria fuerza demostrada por Dudian, estaba convencido. Sin embargo, todavía estaba preocupado: «Maestro, usted …»

 

«De ahora en adelante llámame Sr Dean o caballero» Dudian le dio unas palmaditas en el hombro: «No te preocupes. Me retiraré si no hay otra salida”

 

«Me temo que haya alguien más que quiera asesinarlo dentro de las personas que quedan vivas»

 

«Está bien. Estoy preparado y en guardia. ¡Incluso contra ti!” Dudian se rio.

 

Reid suspiró al ver a Dudian insistir. Finalmente entendió por qué los militares no querían permitir que el maestro entrara al campo de batalla. El era terco y temía que ni siquiera los generales podrían controlarlo.

 

Reid eligió a un joven arquero herido y lo envió de regreso como mensajero después de una discusión con Dudian.

 

«Capitán, ¿debería llevar a esos dos prisioneros?» Preguntó el joven arquero.

 

Reid negó: «Los llevaremos de vuelta después de la batalla»

 

Dudian se dio cuenta que Reid estaba preocupado de que el joven arquero pudiera ser uno de los traidores. Podía aprovechar la oportunidad y matar a los dos prisioneros en el camino de regreso. Era un período de tiempo muy inestable. Sin embargo, si el asesinato de Dudian fuera exitoso, ¡el mayor perjudicado sería el ejército! En otras palabras, había algunas personas dentro del ejército que ocupaban altos cargos y estaban interesadas en que tal cosa sucediera. De lo contrario, había un gran poder que podía penetrar y controlar a las personas que tenían acceso al personal militar de alto nivel.

 

Además, era probable que esta gente fuera la que conspiró con los bárbaros.

 

El joven arquero escuchó la respuesta de Reid, así que no pidió nada más y se fue.

 

«¡No esperaba que alguien enviara asesinos para matar al Maestro!»

 

Los otros también se enojaron después de enterarse de la situación.

 

Dudian miró a la multitud: “Deberíamos tomar un pequeño descanso. Sin embargo, no removeremos los cadáveres del enemigo, sino que los apilaremos y los utilizaremos como barrera para bloquear la salida del cañón. Además, pon los cadáveres de las dos personas que querían asesinarme en bolsas diferentes. Podríamos encontrar algunas pista en sus cadáveres”

 

Reid ordenó a los demás que trabajaran.

Índice