A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

 

Goblin Kingdom

Capítulo 180

Ascenso A La Libertad

 

Un hombre vestido de negro habló al espadachín que tenía a su lado. Lo hizo mientras observaba la feroz batalla que se desarrollaba ante sus ojos.

 

“Así que ese es Ryutanu el Brazo Fuerte. Él es probablemente el último poder del Clan de los Alces.”

 

El espadachín de pelo negro del Clan del Rey Rojo tenía la boca oculta por una bufanda. Su aura era tan aguda que parecía que podía matar sólo con la intención de matar.

 

El espadachín de pelo negro, Shunrai, miró al hombre vestido de negro durante un momento antes de volver a mirar al hombre que luchaba como un león salvaje.

 

“No me extraña que los asesinos no pudieran acabar con él.”

 

“… ¿No fuiste tú el que dijo que te informara si encontrábamos un enemigo fuerte?”

 

El asesino de la Daga de Webrus estaba insinuando que simplemente decidieron no acabar con él.

 

Shunrai empuñó su cimitarra sobre su hombro y resopló.

 

“Que las pequeñas frituras se retiren. Todo lo que esté a mi alcance será cortado.”

 

Por un momento, una feroz sonrisa se pudo ver a través de su bufanda.

 

El asesino entrecerró los ojos y dio la señal para que los miembros inferiores cambiaran su encierro.

 

“… ¿Estás seguro?” Preguntó una voz desde las sombras.

 

El asesino asintió. “Si él falla, entonces eso es todo. Además, quiero poner al Clan del Rey Rojo en deuda conmigo.”

 

“Como ordenes.”

 

Como la separación del mar, un camino se abrió ante Shunrai. Al final de ese camino había un hombre cubierto tanto de la sangre de sus enemigos como de la suya propia. Había enterrado a incontables enemigos con su hacha, pero su hoja ya estaba gastada y hasta se podía ver sangre coagulada pegada a ella.

 

“Tú…” Exhaló Ryutanu mientras miraba al espadachín que tenía ante él.

 

Shunrai contestó con una aguda mirada. “El nombre es Shunrai. He venido a estas tierras en busca de los fuertes.” (Krailus: Si te enfrentas a los fuertes cuando están cansados y heridos, para mí no eres más que una pequeña mierda)

 

Shunrai fijó su agarre en su cimitarra y bajó su centro de gravedad.

 

“Nómbrate y eso será considerado tus últimas palabras.”

 

Ryutanu reconoció al espadachín de pelo negro que se hacía llamar Shunrai. Era el guerrero responsable de matar a muchos de sus camaradas que huían.

 

“¡Muere!”

 

Ryutanu movió su hacha con ira, pero Shunrai la esquivó como si estuviese bailando, entonces Shunrai dio un paso adelante, y con la cimitarra sobre su hombro -una cimitarra que podía fácilmente cortar el hierro por sí misma, pero con la destreza de Shunrai podría con cualquier cosa, tanto si era acero negro como si fuera diamante- cortó en dirección de Ryutanu.

 

Desafortunadamente, la postura de Ryutanu no se rompió después de fallar con su hacha, e inmediatamente golpeó hacia Shunrai con su tekko. (Krailus: Encontré 2 tipos de tekko, no se a cual se referirá [1] o [2])

 

“Ho.”

 

Ambos ataques estaban llenos de furia. El hacha de Ryutanu falló, pero el ataque que envió con su tekko rompió la tierra. Aunque sólo un poco, ver eso hizo que Shunrai levantara las cejas.

 

“La ira es real, pero… No has perdido la calma, eh.” Shunrai sonrió con admiración y saltó hacia atrás.

 

El hecho de que fuera capaz de hacer una brecha tan grande entre él y Ryutanu hizo evidente que no era un pequeño polluelo.

 

Pero Ryutanu no podía retirarse de esta lucha. Detrás estaban los demás miembros del Clan de los Alces. No importaba lo fuerte que fuera el enemigo, tenía que seguir luchando.

 

A medida que se acercaba al enemigo, de repente aceleró y gritó. “¡No desprecies al oficial al mando del cuerpo de choque del Clan de los Alces!”

 

Sonidos de metales resonaron y chispas estallaron como zumbidos en la oscuridad de la noche.

 

“… Hmm. Como era de esperar, ese espadachín no es normal.”

 

Mientras los dos guerreros luchaban entre sí, el asesino de antes los miraba con calma y analizaba sus respectivas proezas. Desde que formó una alianza con el Clan del Rey Rojo, la Daga de Webrus ha tenido muchas oportunidades de ver de cerca la fuerza del Clan del Rey Rojo.

 

El Clan del Rey Rojo era una gran organización con muchos clanes bajo su mando, pero a pesar de eso, los aventureros bajo el control directo de Brandika tenían un poder mucho mayor que sus pares. El asesino ya ha visto su fuerza muchas veces, pero aún así no puede evitar sorprenderse cada vez.

 

Tener miedo de los clanes asesinos o de los clanes medianos era normal para los débiles.

 

Combatir a un enemigo de frente causaría muchas bajas, pero si se utilizara a un asesino para derribar el pilar central de la organización opositora, se podría neutralizar de manera efectiva. Así era exactamente como funcionaba la daga de Webrus.

 

Desde la perspectiva del asesino, la debilidad del Clan de los Alces era su falta de miembros y de una persona lo suficientemente poderosa como para alejarlos de los caminos habituales. Incluso el líder de su clan, Touri, estaba sólo a la altura de un humano.

 

Pero la persona que luchaba ante sus propios ojos se sentía ahora como alguien que ha abandonado su humanidad. Era tanto envidiable como aborrecible, pero el asesino nunca mostraría esas emociones en su cara.

 

Aunque el Clan de los Alces no tenía un guerrero que poseyera una fuerza absoluta entre sus filas, aún así se las arreglaron para ganar un par de combates en el este. Esto se lo debían a su liderazgo y a la eficiente aplicación del poco poder que tenían.

 

Era una organización que inspiraba una gran confianza entre sus miembros, lo que dificultaba la creación de un traidor en su interior. La recolección de información también fue difícil. Si la Daga de Webrus pudiera descubrir la situación en su interior, seguramente encontraría una forma de entrar, pero por desgracia… Otro ejemplo extremo es el del Clan del Rey Rojo, que tenía muchos clanes bajo su mando.

 

Por esta razón, en lo que respecta a la Daga de Webrus, el Clan de los Alces era su némesis.

 

Pero un día, algo sucedió y por alguna razón, la eficiencia de la que el Clan de los Alces estaba tan orgulloso de repente se empañó. La Daga de Webrus nunca bajó la guardia a su alrededor, así que tan pronto como apareció ese pequeño cambio en el equilibrio, lo supieron.

 

El Clan de los Alces luchó con el Clan del Rey Rojo en ese estado, y obviamente, perdieron.

 

“El Clan de los Alces está acabado.”

 

Cuando Ryutanu el Brazo Fuerte cayó, el espadachín, Shunrai, blandió su cimitarra manchada de sangre sobre su hombro.

 

Mientras el asesino se murmuraba a sí mismo, de repente oyó el sonido de una risa acompañada de gritos. Con su elevada audición, podía saber a quién pertenecían esos gritos. Fueron sus hombres.

 

“¿Los restantes?”

 

¿Pero por qué ahora? Se preguntó, pero no hubo respuesta, solo la visión de sangre salpicando desde un rincón de su cerco mientras sus camaradas huían para salvar sus vidas.

 

◆◇◆

 

“¡Ahaha! ¡Esto es bueno! ¡Hay tantos para elegir!”

 

Risas sonaron mientras la sangre brotaba. Cada vez que Vine blandía su espada, se oían gritos y los cadáveres se elevaban.

 

“… Líder de clan, tu mal hábito se está mostrando.”

 

El gnomo guerrero, Berk, frunció el ceño, pero siguió apoyando a Vine desde lejos, derribando a los enemigos que entraban en el punto ciego de Vine con su magia.

 

Las rocas afiladas eran difíciles de esquivar en la oscuridad de la noche, pero peor que eso era el hecho de que incluso si uno lograba esquivarlas, lo único que les esperaba era la malvada hoja de Vine.

 

Todo lo que el ojo podía ver, todo lo que la espada podía alcanzar, todos fueron arrastrados a las profundidades del abismo por la malvada espada de la líder del clan de la Luna Roja.

 

“¡Muere! ¡Muere! ¡Muere! ¡Ahahaha!”

 

“La líder del clan ha abierto un camino. ¡Ahora, vayan!”

 

A instancias de Berk, Pale corrió hacia adelante.

 

“Shurei, Rue, cúbranme.”

 

Pale usó sus sentidos para encontrar a sus enemigos en la oscuridad de la noche y les disparó con su pequeño arco. Con cada flecha colocada, los gritos resonaban. Esta fue la habilidad de la sílfide que superó incluso la precisión de las balas de roca de Berk.

 

“¿Hah?”

 

Mientras Vine estaba felizmente cortando a una persona tras otra, algo logró detenerla, haciéndola gritar de disgusto. Mientras las chispas brillaban en la oscuridad de la noche, se hizo evidente que quien la detuvo no era otro que el espadachín del este que se había llamado a sí mismo Shunrai.

 

“Parece que te estás divirtiendo. ¿Qué tal si me acompañas?”

 

“¡No te des aires a mi alrededor! ¡Te haré pedazos!”

 

Vine sacudió los trozos de carne y sangre aferrándose a su espada, luego la envainó, sonrió ferozmente, y corrió hacia el espadachín oriental.

 

En respuesta, Shunrai inclinó un poco su cimitarra sobre sus hombros y bajó su gravedad, permitiéndole moverse cuando quisiera.

 

Por un momento, hubo silencio entre ellos.

 

Pero fue sólo un momento.

 

“¡SEI!”

 

“¡SHAA!”

 

Y en el momento siguiente, Shunrai y Vine gritaron, chispazos surgiendo mientras sus espadas se cruzaban. Cuando vieron que no lograron matar a su enemigo, volvieron a blandir sus espadas.

 

La malvada hoja de Vine rozó la nariz de Shunrai, mientras que la cimitarra de Shunrai cortó varias hebras del largo cabello negro de Vine.

 

Vine era más baja comparada con Shunrai, así que ella apuntó a sus pies, pero Shunrai no mostró ninguna intención de defender sus pies cuando dio un paso y se preparó para cortar a Vine desde arriba.

 

Vine chasqueó su lengua al sentir la muerte, luego regresó con su espada y -confiando en sus instintos- saltó a un lado para evitar la hoja descendente.

 

En respuesta, Shunrai barrió con su espada, soltando un ataque que era parecido a un poderoso viento. Si eso fuera a golpear, la cabeza de Vine seguramente estallaría como una granada, pero como venganza por lo de antes, Vine saltó sobre su cabeza en su lugar.

 

En un concurso de espadas, uno se juega la vida en un momento. Técnica de espadas, fuerza, visión, agallas, velocidad… Incluso si el oponente sobrepasa a uno mismo en todos los aspectos, uno nunca debe dudar de su espada, porque hacerlo, es aceptar la derrota.

 

Es por eso que estos dos guerreros han mantenido su espíritu firmemente aferrado mientras se concentraban en la batalla.

 

“!”

 

Cuando la bufanda de Shunrai fue cortada, la sonrisa feroz que se escondía detrás fue finalmente revelada.

 

“¿¡Por qué sonríes!?”

 

Las venas se abultaron en las sienes de Vine mientras daba un paso adelante, y luego mientras desenvainaba su espada, envió un ataque hacia el espadachín oriental. Era una visión sangrienta cuando sus gráciles rasgos estaban cubiertos de sangre y retorcidos en esa horrible expresión.

 

Shunrai recibió su ataque directamente con su propia cimitarra y se rió.

 

“¡Bien, bien! ¡Dame más! Hee hee.”

 

“¿¡Hah!?”

 

Mientras la furia ardía entre los ojos de Vine, hizo retroceder la cimitarra con todas sus fuerzas, y cuando se hizo una brecha lo suficientemente grande, ella barrió con su espada para reclamar el cuello de Shunrai. Pero cuando Shunrai se echó hacia atrás, la sonrisa de su cara no desapareció, y mientras abría los ojos de par en par con emoción, imitó a Vine.

 

Vine chasqueó su lengua al ver el comportamiento excéntrico de Shunrai, y volvió a envainar su espada curvada.

 

“Te mataré” Escupió Vine.

 

“¿Matarme? Decir esas cosas repetidamente sólo te hace ver débil, niñita” Shunrai le escupió de vuelta.

 

Vine siempre había tenido una mecha corta, por lo que no es de extrañar que cuando escuchó esas palabras, inmediatamente perdió toda restricción. Ella hizo una sonrisa sublime, pero sus ojos no se reían. En vez de eso, emitieron una poderosa intención de matar mientras ella miraba al enemigo ante ella.

 

“¡Vamos!”

 

Tan pronto como esa palabra fue pronunciada, Pale pasó corriendo por delante de Vine, y Vine se acercó a Shunrai para evitar que persiguiera a Pale, pero Shunrai ni siquiera miró a Pale y en su lugar se concentró en Vine.

 

Fue una decisión tan perfecta que Vine no pudo evitar chasquear la lengua. En un principio, Vine tenía la intención de tomar su cabeza si intentaba ir tras Pale o mostraba incluso un poco de vacilación, pero por desgracia…

 

Shunrai sabía que Pale sólo quería ir donde estaba Ryutanu. Pero en lo que a él respecta, los vivos eran más interesantes que alguien a punto de morir, así que instintivamente se movió hacia Vine.

 

En la oscuridad de la noche, la batalla de los locos guerreros aún no había terminado.

 

◆◇◆

 

“¡Ryutanu!”

 

Pale ya no podía oír nada mientras corría. Ni la batalla que se libraba cerca, ni los enemigos, ni sus aliados, nada. En lo único en lo que podía concentrarse era en su viejo amigo, a quien abrazaba a pesar de su cuerpo ensangrentado. A su lado estaba la ayudante de Ryutanu, la niña que estaba escondida en el cobertizo, pareciendo que estaba a punto de llorar.

 

Mientras Ryutanu abría débilmente los ojos y respiraba débilmente, Pale se tragó su aliento.

 

“…Eso e…s…realme…nte…cru…el…¿Por, qué?”

 

Los ojos de Ryutanu se llenaron de lágrimas mientras miraba a Pale.

 

Pale pensó que él la estaba culpando, así que ella nunca dejó de disculparse mientras lo abrazaba.

 

“Lo, siento. Si no me hubiera ido al bosque… tú, yo…”

 

Ryutanu agitó la cabeza. El hecho de hablar ya era difícil para él y sus brazos no se podían mover bien, pero a pesar de ello, intentó desesperadamente secar las lágrimas de los ojos de Pale.

 

“Prin… cesa…”

 

“No hay problema. Todo saldrá bien…. ¡Por eso, Ryutanu!”

 

“Sophi…”

 

Incluso respirar era difícil. La voz de Ryutanu ya era impotente.

 

“¡Sí! ¡Hermano mayor!”

 

Sophia se limpió las lágrimas y tomó las manos de Ryutanu.

 

“Disol…ver… Alces… Vive… como tú… quieras…”

 

“¡No, no, hermano mayor! Nosotros… siempre…”

 

“Princ….esa… Por favor…. cuida… de… estos…”

 

Ryutanu ni siquiera pudo terminar la última frase.

 

“No, estás bromeando, ¿Verdad? Ryutanu… ¡Ryutanu!”

 

Pale lloraba abiertamente mientras que Sophia lloraba en silencio. Shurei y Rue los estaban protegiendo, pero eso no duraría para siempre. Rue no tenía el poder de resucitar a los muertos y Shurei estaba fuera de su área de especialización.

 

Pero los más molestos por este extraño giro de los acontecimientos fueron los asesinos que los rodeaban.

 

Mientras el espadachín del Clan del Rey Rojo y la mujer de pelo negro estaban peleando, ellos fueron asesinados por algunas mujeres y niños. Ese hecho dañó mucho el orgullo de su clan, un clan que había aplastado al Clan de los Alces.

 

“¿¡Cuánto tiempo piensan dejar que estas mujeres y niños los atropellen!?”

 

El asesino, abiertamente furioso, ordenó a sus miembros que atacaran a Pale y a los restos del Clan de los Alces. Shurei se preparó para defender a Pale y Sophia, mientras que Berk atacó a la Daga de Webrus desde lejos.

 

Era frustrante ser golpeado con esas balas de roca en medio del bosque, así que los asesinos chasquearon sus lenguas y fueron tras la fuente de las rocas.

 

Una mirada más de cerca revelaría que las rocas se habían disparado desde el mismo lugar todo este tiempo.

 

Varias personas habían sido detenidas mientras se acercaban, pero Berk pensó que Shurei probablemente sería capaz de manejarlos siempre y cuando bloquearan las rocas.

 

Habiendo decidido eso, Berk decidió hacer su aparición.

 

“Haré que te arrepientas de haber hecho a la Daga de Webrus un enemigo” Declaró el asesino, pensando que Berk se escondía en lo profundo del bosque.

 

Pero entonces una voz contestó repentinamente.

 

“Me pregunto” Decía.

 

El asesino se dio la vuelta conmocionado, y he aquí, el guerrero gnomo estaba justo detrás de él.

 

“¿Por qué, estás…? ¿¡Cómo llegaste aquí!? ¡Estabas allí!”

 

“Hmm… ¿Quieres decir esto?”

 

Mientras la bala de roca flotaba en el aire, voló en una dirección, luego dibujó una curva y salió disparada desde el mismo lugar que antes, disparando a otro asesino de las filas de la Daga de Webrus.

 

“Es un juego que jugamos en mi ciudad natal. Parece que fue muy útil esta vez.”

 

“¡Bastardo!”

 

El asesino saltó con pánico, pero Berk no se lo permitió, y antes de que pudiera, su cuerpo fue cortado a la mitad.

 

“Hmm… ¿Qué se supone que tienes que decir en un momento como este?”

 

Berk pensaba tranquilamente mientras respiraba.

 

“¡¡Berk Alsen ha tomado la cabeza del general enemigo!!”

 

Cuando esa voz resonó por todo el bosque, los miembros de la Daga de Webrus gritaron y se dispersaron como pequeñas arañas asustadas.

 

◆◇◆

 

Las lunas gemelas rojas de Ervi y Navi brillaban sobre los párpados de Pale.

 

“Ah, ahh…”

 

Los ojos que fueron cerrados por sus hermanos se abrieron gradualmente a medida que la diosa de la luz de la luna, Vardina, le otorgó a Pale su bendición.

 

Pero irónicamente lo primero que vieron esos ojos fue la visión desesperada del cuerpo sin vida de un camarada.

 

“¡¡AHh, AHH!! ¡Ryutanu!”

 

Ese rostro nostálgico estaba empapado de sangre, su cuerpo estaba cubierto de sangre. ¿Cuánto tiempo había estado peleando? Ya ni siquiera era posible distinguir de quién era la sangre que lo cubría. Era de él o de su enemigo, nadie lo sabía, pero gran parte de la sangre ya se había secado.

 

“¿Por qué… por qué?”

 

¿Por qué este mundo cruel se apresuró a tomar las cosas que tanto apreciaba? Se preguntó Pale, pero no hubo respuesta.

 

“Ahh, demasiado tarde, ¿eh?” Una voz amistosa llamó a Pale.

 

No era otra que Vine, que estaba peleando con ese espadachín oriental hace un rato.

 

Su actitud demasiado relajada hizo que Pale se quedara mirándola fijamente.

 

“¿Qué, tienes un problema?”

 

Pero Vine se rió como si no le importara la mirada de Pale.

 

“Desafortunadamente, no tiene sentido que me mires así. El que mató a ese hombre fue la Daga de Webrus y el que no llegaras a tiempo fue culpa tuya. Como alguien que te ofreció ayuda, no debería haber ninguna razón para que me mires así.”

 

Pale se tragó las emociones que buscaban brotar.

 

Ella no pensó que estaba equivocada, así que apartó la mirada.

 

“Hmph. Bueno, si tienes suficiente autocontrol para no gritar a los demás, entonces supongo que eso es bueno. Entonces, ¿Qué vamos a hacer ahora?”

 

“… ¿Ahora?”

 

Alrededor de ellos estaba el río de sangre y cadáveres que Vine, Berk y las niñas habían hecho.

 

“Quieres venganza, ¿Verdad?”

 

“Eso es…”

 

Dentro de Pale ardían las llamas del odio. Era una emoción que le exigía consumirlo todo o volverse loca. Era su primera vez sintiendo tales emociones.

 

“El verdadero enemigo no es la Daga de Webrus. Detrás de ellos está el Rey Rojo.”

 

Sophia se limpió los ojos y luego miró fijamente a Pale y Vine.

 

“El Rey Rojo…” Pale murmuró con asombro.

 

“Heh…” Vine asintió.

 

“¿Cómo te llamas?” Preguntó Pale.

 

Pale Symphoria miró a la oscuridad dentro de su corazón, y el abismo la miró de vuelta. Lo que se reflejaba en ese hermoso par de joyas que tenía como ojos era su propio cuerpo quemado por las negras llamas de la venganza.

 

“Sophia” Contestó la chica.

 

“Srta. Sophia… Tengo la intención de vengarme de la Daga de Webrus y del Rey Rojo. ¿Te gustaría venir conmigo?”

 

Sophia asintió en silencio, y también lo hizo el resto de los supervivientes del Clan de los Alces.

 

“Srta. Vine.”

 

“¿Sí?”

 

“Shurei, Rue… No habrá ninguna vuelta después de esto.”

 

“¡E-Es mejor que abandonar a nuestros camaradas!” Respondió Shurei

 

Rue asintió.

 

“A partir de ahora seguirán mis órdenes. ¡Recuerden mis palabras, la Daga de Webrus y el Rey Rojo pagarán!”

 

La sombra de la Diosa de la Venganza apareció dentro de Pale, y ella estaba consciente de ello.

 

◆◆◆◆◆◇◆◇

 

Estado
NombrePale Symphoria
RazaSílfide
Nivel89
ClaseComandante
Habilidades<<Sello De Éter>>  <<Estrategias Profundas>>  <<Estratagema Inescrutable>>  <<Ingenio De Un Táctico>>  <<Valentía>>  <<Voz Del Viento>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Maestría Del Arco B+>>  <<Raza Gloriosa>>
Protección DivinaDiosa De La Venganza, Dios Del Viento
AtributosViento
Estado AnormalBendición De La Diosa De La Venganza

 

Sello De Éter

Una habilidad que sella el éter del objetivo. Se puede lanzar con una flecha especial.

 

Estrategias Profundas

Afecta las habilidades de un táctico.

 

Estratagema Inescrutable

Afecta las habilidades de un táctico.

 

El Ingenio De Un Táctico

Ayuda a uno a la hora de dirigir una organización.

 

Manipulación Mágica

Una versión más avanzada de la manipulación del éter. Los hechizos se pueden usar con más eficiencia.

 

Valentía

Permite recuperar la calma en caso de crisis.

 

Voz Del Viento

Aumenta la capacidad de comprender el área circundante. Permite vivir normalmente, incluso cuando se está ciego.

 

Raza Gloriosa

Debido a que es un elfo, los humanos estarán encantados hasta cierto punto.

 

Bendición De La Diosa De La Venganza

Efecto de encanto para los cercanos al atributo oscuro.

 

———————————————————————————————————-

Un poco de muerte para sazonar una futura guerra.

Vi que un par de personas creen que abandonaré la novela, no es así, que no saque capítulos cada semana no significa que la voy a dejar, ya dije que la terminaré traduciendo por completo, pero sean pacientes, también tengo una vida.

Traductor: Krailus