The Dark King Capitulo 384

Ta Ta Ta!

 

El eco de pasos sonó desde la oscura entrada. Después de un momento, varios bárbaros montados encima de extrañas bestias aparecieron. Eran musculosos y tenían unos dos metros de altura, además todos ellos llevaban armaduras.

 

«¡Matar!»

 

Una fría mirada se apoderó de los ojos de Reid. Agarró su gran espada, la giro y ataco.

 

El bárbaro que iba adelante casi saltó del susto al ver a Reid y a los otros. Quería detener su montura, pero el caballo cabalgaba a gran velocidad. Lo forzó a detenerse rápidamente pero el abdomen del caballo quedó expuesto ante Reid que usó su espada para cortarlo. La sangre brotó violentamente y el caballo cayó.

 

Whoosh!

 

Varias flechas fueron disparadas rápidamente y atravesaron el pecho del bárbaro. Fue crucificado al suelo.

 

Los espadachines y caballeros estaban muy atrás y rápidamente corrieron hacia los otros bárbaros. Actuaron rápidamente y tenían una comprensión tácita los unos de los otros. Los otros bárbaros fueron asesinados rápidamente.

 

«¡Mantengan uno vivo!» Reid sacó su espada del vientre del caballo y gritó.

 

Ocho bárbaros fueron asesinados en cuestión de minutos. Solo uno sobrevivió, aunque con una herida de flecha no fatal en su pecho.

 

La primera pelea había terminado. Movieron los cadáveres de los bárbaros y de las monturas. Luego limpiaron a fondo el área para que los próximos bárbaros no se dieran cuenta de la situación. Reid trajo al bárbaro y se detuvo ante Dudian: “Maestro, mantuvimos a uno vivo para interrogarlo más tarde. Hay una división en el ejército que estudia el idioma bárbaro»

 

Dudian sacudió ligeramente la cabeza y miró al bárbaro: “Este es el comienzo. Estos deben ser solo los exploradores. Enviaran otros grupos después de que estos no regresen. Tenemos que matarlos a todos para que piensen que hay un gran grupo protegiendo esta parte del cañón. De esa manera no pensaran en usar este camino. Y usarán el pantano para entrar al distrito comercial. Podemos desempeñar un buen papel en la malversación de su comprensión del distrito comercial»

 

Reid se sobresaltó un poco. No pudo evitar mirar a los ojos de Dudian. Anteriormente pensó que Dudian encontró el cañón gracias a la suerte, pero en este momento estaba consciente de que Dudian tenía una buena comprensión de la situación.

 

«El maestro es un genio extraordinario» Reid suspiró y sus ojos se posaron sobre el bárbaro. Su expresión se torno fría y pateó al bárbaro en la espalda: «Asegurense de que no pueda usar sus manos y pies»

 

«Bien»

 

Jessie puso un paño arrugado en la boca del bárbaro. Sacó una daga y cortó los codos y los tobillos del bárbaro. Se aseguró de cortar los ligamentos para que el bárbaro no pudiera moverse pero que tampoco muriera.

 

El fuerte dolor se podía ver en la expresión del bárbaro que miro con enojo a Dudian y a los  otros.

 

Dudian se agachó y estiró la mano para tocar la armadura del bárbaro.

 

«¿Maestro?» Reid miró a Dudian.

 

Dudian se levanto: “Aun queda un olor a sangre aquí. Si viene otro equipo de bárbaros, es posible que no estén tan poco preparados. Deberíamos poner algunas trampas»

 

Reid se sorprendió un poco y asintió: «Cierto» Se dio la vuelta y ordenó a los demás.

 

Aproximadamente una hora más tarde, llegó otro grupo de bárbaros. Estos sintieron el olor a sangre, por lo que fueron mucho más cautelosos. Sin embargo, quedaron atrapados en las trampas y no pudieron resistir por mucho tiempo. Todos fueron asesinados por la gente de Reid. Sin embargo, uno de los bárbaros en montura no pudo ser disparado y huyó con éxito. Hizo que todos se sintieran un poco intranquilos.

 

El tiempo pasó

 

Varios grupos de bárbaros continuaron apareciendo y todos fueron asesinados por Reid y los otros gracias a las trampas. Sin embargo, los bárbaros eran extremadamente brutales y mucho más fuertes que los soldados comunes. Uno de los espadachines fue mordido accidentalmente en la cabeza por la monstruosas montura de uno de los bárbaros. Murió en el acto.

 

Después de la batalla, todos se volvieron a mirar al cañón en silencio.

 

La multitud continuó luchando contra otras oleadas de bárbaros, pero la dicha por la batalla había desaparecido. Todos entendieron que era probable que solo fuera el comienzo y que sus números eran demasiado pocos. Si los bárbaros seguían llegando con bastante frecuencia y en grandes números, no les tomaría mucho tiempo agotarse y ser asesinados.

 

Tarde en la noche.

 

Whoosh!

 

Un equipo de bárbaros montando lobos negros gigantes pasó por el valle Escarlata.

 

Había una delgada figura montando en una criatura parecida a un leopardo de casi tres metros de altura. Ella iba fuertemente armada. Además, su montura llevaba una armadura de acero. Su cuerpo tambien tenia escamas con grandes habilidades defensivas.

 

Whoosh!

 

El monstruo se detuvo en una pendiente frente al cañón. La delgada figura miró hacia adelante. Después de un momento, estiró su mano hacia la pared del cañón. Luego retrajo su mano y la acercó a su nariz para olerla. Se volvió y susurro algo en un idioma extraño.

 

Los miembros del equipo montados en lobos fueron los primeros en entrar al cañón.

 

La delgada mujer se quedó junto a la entrada en silencio.

 

En el otro extremo del cañón.

 

El arquero de élite volvió a informar. Reid y otros se levantaron rápidamente para enfrentarse a sus nuevas presas. Agarraron con fuerza las armas en sus manos mientras miraban a las trampas.

 

Whoosh!

 

El ruido de armaduras resonó desde el cañón. Sin embargo, era extremadamente débil debido al viento.

 

Reid no tenía una constitución débil. Aparentemente también escuchó el ruido. Su rostro cambió ligeramente, levantó la mano e hizo unas señas. Iban a emboscarlos.

 

Whoosh! Whoosh! Whoosh!

 

Al mismo tiempo, tres lobos gigantes salieron del cañón. Dudian y los otros vieron a las bestias y a los bárbaros que los montaban.

 

Dudian se sorprendió al ver que el calor emitido por los cuerpos de los nuevos bárbaros era mucho mayor que el de los anteriores. Era como si cada uno de los cuerpos emitiera una pequeña llama.

 

Reid rugió y fue el primero en atacar.

 

«¡¡Matar!!»

 

Los trece guerreros rugieron y atacaron desde ambos lados.

 

Whoosh!

 

Los arqueros escondidos en las paredes del cañón dispararon. Algunas de las flechas golpearon las armaduras, mientras que otras perforaron los cuerpos de los bárbaros.

 

Thump! Thump!

 

Los bárbaros fueron tomados por sorpresa. Dos de los tres fueron tumbados de sus lobos. Uno de ellos recibió un disparo en la garganta y murió en el acto. El otro tuvo suerte de caer porque la flecha golpeó la garra del lobo gigante. Se cayó debido a la inestabilidad.

 

Reid, un caballero y un espadachín se aproximaron.

 

Sin embargo, antes de que pudieran acercarse a los bárbaros, se escuchó un agudo zumbido. Flechas comenzaron a caer del cañón. Pasaron por encima de las cabezas de los lobos gigantes y abrumaron a Reid y a los otros.

 

«¡Es malo!» La cara de Reid cambió y usó su espada para bloquear las flechas.

 

Sin embargo, los otros no tuvieron tanta suerte. Unos pocos de ellos pudieron escapar, pero otros fueron golpeados en el pecho, los brazos o los ojos. El espadachín usó un escudo y evitó que las flechas golpearan a su compañero herido mientras se retiraba.

 

Whoosh!

 

Los arqueros escondidos en las paredes del cañón quedaron impactados. No esperaban que los bárbaros tuvieran arqueros. Tiraron de las cuerdas de sus arcos y dispararon flechas al bárbaro que aún montaba en el lobo gigante. Sin embargo, no pudieron golpear al enemigo. Al menos pudieron compensar el fuego enemigo y fue suficiente para cubrir la retirada de Reid y los otros.

 

Uno de los lobos gigantes se inclinó hacia delante. Había un alambre atascado en su cabeza. En la guerra, esta arma era como un demonio que podía exterminar diez veces más enemigos que los soldados comunes.

 

El bárbaro se cayó. De repente, un equipo de bárbaros quedó expuesto en la línea de visión de Dudian y de su equipo.

 

Todos cabalgaban en un solo lobo gigante e iban fuertemente armados. Parecía que ya esperaban el ataque de Reid y otros.

 

La cara de Reid cambió debido a la ira. Rugió y agitó su gran espada. Decapitó al bárbaro que cayó del lobo gigante. Luego agitó su espada para bloquear las flechas mientras esperaba que se acercaran los otros bárbaros.

 

¡Bang! ¡Bang!

 

Los bárbaros montados sobre los lobos gigantes corrieron hacia el alambre. Repitieron el mismo error. Las extremidades delanteras de los lobos fueron cortadas y sus cuerpos cayeron.

 

El lobo gigante cortado por el alambre rugió de una manera extraña. El lobo gigante a su espalda de repente saltó y evitó la trampa.

 

Reid rugió mientras agitaba su espada. Los otros también se acercaron para enfrentarse contra la caballería de lobos gigantes.

 

La cara de Dudian cambió mientras veía la escena parado en la boca del cañón. El cañón era estrecho, pero los bárbaros que montaban a los lobos gigantes tenían un fuerza similar a un cazador intermedio. Podrían asesinarlos si estuvieran solos. Pero por el momento parecía que Reid y otros no podrían hacerles frente, ya que también estaban usando a los lobos gigantes para atacar. ¡Al menos el enemigo tenía la ventaja en cuestión de números!

Índice