To be a power in the Shadows -203- Parece que no volvera

 

─¿Por qué no queda comida?

El Sr. Margari respondió a mi pregunta con una cara amarga.

─Culpa al grupo de nobles. Aunque estuvimos aquí primero, mientras fortificábamos el edificio, ellos fueron y monopolizaron la comida.

─Desafortunadamente…

Se sentía como el fin del mundo.

─Por eso, cuando buscábamos refugio, no querían abrirnos la puerta.

El Sr. Margari asintió.

─¿Dónde están esos nobles ahora?

─En el piso de arriba. Pero hay guardias, no podemos hacer nada.

─Sólo piensan en salvarse a sí mismos. Escorias.

─Sí, por desgraciaー

Yo también estuve de acuerdo.

─Pero, ¿por qué dejaron la gota especial de belleza DX?

─Porque los dulces saben horrible.

Saben horrible, ¿huh? Debería intentarlo.

─Grosero. Tiene un sabor saludable.

─Vaya, está horrible.

Escupí el caramelo.

Yo había pensado que tal cosa existiría, así que me puse a buscar unos caramelos por adelantado.

─Esto es un insulto personal. GEB DX no es horrible. Tiene un gusto noble que sólo puede ser entendido por los talentos elegidos por Dios.

Un conjunto completo de artimañas de cuento de hadas de la Ropa Nueva del Emperador.

─¿Significa que se requiere una delicia artística para saborear?

─Sid-kun, veo que finalmente te das cuenta de lo bueno del sabor de los dulces…

─Es comestible si lo lavamos ─dijo Christina mientras recogía el caramelo.

─…Al menos es un alimento precioso.

─¿Qué debemos hacer con el problema de la comida?

─También son nobles, ¿verdad? ¿Pueden hablar con la gente de arriba para que les dé algo de comida?

─Sólo soy un pobre barón del Reino Midgar.

─Debí haberlo adivinado. No esperaba nada de ti desde el principio. No te preocupes.

Me estremecí ante la emoción.

Esto era música para los oídos para un personaje mob.

─Pero esta señorita es diferente. Lo sé de forma inmediata.

Christina tenía una actitud de protagonista noble de arriba hacia abajo.

─Nací en una familia Grant del Reino Midgar… ¿Sabes qué noble está por encima de nosotros ahora mismo?

(NT: Me imagino que Grant es para referirse a alguien de alto status)

─Si mal no recuerdo… es la familia Grant de Ijiruwa.

─Lo siento.

Christina se disculpó inmediatamente.

─Acepto tu disculpa, pero ¿tu disculpa es porque difícil negociar?

─No, vine al Reino de Oriana por una razón diferente.

─Exactamente, ¿qué razones tienes para venir a Oriana en estos tiempos?

Pregunté mientras dejaba ir mi propia preocupación.

─Un conocido del Reino de Oriana propuso una petición de matrimonio a mi familia.

─¿Durante este período?

─Parece que quieren hacer las cosas antes de que la guerra comience oficialmente.

En resumen, querían dinero.

─Soy la cuarta hija de mi casa y tengo un estrecho contacto con la familia Grant Ijiruwa en el Reino de Oriana gracias a la petición de matrimonio. Bueno, no sería algo malo si se hubiera desarrollado sin problemas.

─Parece que no se desarrolló sin problemas.

─Sí. Aunque el matrimonio está arreglado, estoy involucrada en este problema. Mi familia ha escapado con éxito, afortunadamente.

─Entonces, ¿es eso decir que el prometido de Christina es Grant Ijiruwa?

─Eso es correcto.

─La familia Grant también tiene sus propios problemas.

─Soy la cuarta hija, así que ya he decidido que no podría elegir a mi propia pareja… mientras no sea una mala persona es suficiente.

─Sin embargo, ese caballero está tragando comida por sí mismo.

─Definitivamente no es una mala persona, ¡debe haber algunas razones por las que está actuando de esta manera! Si tan sólo pudiera decirlo de ese modo ─dijo Christina.

─No creo que quieras decir eso, básicamente puedo ver la ira de todos ─dijo Sid.

Desde los civiles de los alrededores, sentí sus miradas asesinas.

─Espera. Grant Ijiruwa se preocupa por mí. Creo que puedo negociar.

─Eso es genial. De hecho, cuando te vi, supe que eras una mujer hermosa. Acuérdate de traer más comida.

─Fufufu, gracias. Todo gracias a la gota de belleza especial DX.

─Así es.

─Entonces, iré a negociar.

Christina subió la escalera.

─Entonces, ¿crees que volverá?

Intenté preguntarle al Sr. Margari.

─Quién sabe. Sólo podemos creer en la conciencia de esa dama.

─Es la hija de un marqués.

Sería mejor decir que no volver era el patrón establecido.

─Si sólo la dama está fascinada contigo muchacho, entonces tal vez…

─Eso es imposible. Pero por si acaso, tomé una medida extra.

─¿Qué tipo de medida?

─La llamé una mujer hermosa.

─¿Solo eso?

─Solo eso.

─…Bueno.

Miramos las escaleras sin palabras.

Después de un tiempo…

─¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!

Eran los gritos de Christina.


Traductor: Hamlet

Editor: Alexdraig


 

Índice