Tensei Slime: SS- Visita a lo desconocido- 03 Situación alimenticia


Zaza estaba aturdido.
No podía creer lo que estaba sucediendo en frente de sus ojos.
Por supuesto, los perros asesinos eran conocidos como la encarnación del miedo, y Beretta había matado a tres de ellos en un instante, así que no se podía evitar.
¿Esto es real? No puedo creerlo.
Sin poder aceptarlo, Zaza quedó en shock.

Luego, una voz sonó desde atrás de él.

⌈ ¡Kaaaaa-hahahaha! ¡Oh, Ramiris, he encontrado un sobreviviente! Pensamos que este mundo era un fracaso, pero puede haber vida si buscamos. ⌋

⌈ Hmmm. Maestro. Eso está bien y todo, pero todo mi cuerpo siente un hormigueo y me duele… ⌋

Zaza saltó y luego se dio la vuelta.
Un hermoso hombre de piel morena y cabello rubio estaba allí de pie.
No sólo eso, se veía natural, como si su cuerpo no hubiera sido alterado en absoluto. Sólo llevaba ropa informal y se quedó ahí parado.
Por supuesto, era Veldora.

⌈ ¡Hey, tú! ¿¡Estás loco!? No puedes vestirte así con toda esta radiación. ⌋

Zaza no pudo evitar gritar y no podía ser culpado de ello.
La ropa de Veldora era completamente anormal.
De hecho…
Todo este mundo superficial estaba lleno de peligro.
Había poco oxígeno y veneno en la atmósfera.
La razón por la que el enemigo podía utilizar armas nucleares sin tener en cuenta la destrucción del medio ambiente era que el medio ambiente ya estaba contaminado sin posibilidad de reparación.
Este mundo ya estaba en camino, a gran velocidad, hacia la destrucción.
Pero había quienes tenían la voluntad de luchar contra este destino y crearon una organización. La resistencia de la que Zaza era parte, «Luz del Amanecer».

⌈ Jajaja. ¿No es genial? Este traje fue diseñado por Rimuru y hecho por Shuna. ¿Qué te parece? ⌋

⌈ ¿A quién le importa cómo te ves? Más importante aún, esa cosa sobre la densa radiación tiene un tono siniestro y mi cuerpo me duele un poco. Es importante, así que voy a decirlo de nuevo. ¡¡Es un hormigueo y duele!! ⌋

Fue aquí donde Zaza notó otra cosa extraña en Veldora.
Una voz. Algo estaba sentado en el hombro de Veldora y decía que sentía dolor: los ojos de Zaza se dirigieron a Ramiris y se abrieron de par en par.

⌈ No, no. ¡No se trata de dolor! ¿Estás realmente bien…? ¿Y qué es esa pequeña cosa? ⌋

Ramiris ignoró a Zaza y continuó quejándose.

⌈ ¡Eh, Maestro! Acabo de recordar algo. ¿No dijo Rimuru que la radiación era mala para los cuerpos humanos? ⌋

⌈ Debería estar bien, creo… dijo que estaba bien si era sólo una pequeña cantidad. Después de todo, si la luz solar es buena, entonces no debería haber ningún problema…. ⌋

⌈ ¡Oye, espera! ¡Espera! Puede estar bien para alguien como tú, ya que puedes vivir fuera de la atmósfera, pero es malo para un hada débil como yo. ¡Y ese joven de allí dijo que era muy denso! ⌋

⌈ Oye, no te pongas a llorar así. Oh, bueno. Haré una pequeña barrera entonces y anularé esa cosa de la radiación… ⌋

Veldora murmuró excusas contra las quejas de Ramiris mientras empezaba a reforzar la barrera.
¿Las hadas sufrían daños por la radiación? Zaza se lo preguntó, pero decidió no preguntar.
Ramiris finalmente recuperó la calma cuando Veldora terminó.
Si realmente hubiera estado sufriendo daños, ya sería demasiado tarde para ella. Pero viendo que ese no era el caso, estaba claro que ella había estado imaginando el dolor porque estaba asustada.

⌈ Me preguntaba, Maestro… si puedes hacer eso, me habría gustado que lo hubieras hecho al principio. ¿No te lo dije? ¡Se supone que debes protegerme! Oh, lo sabía. Debí hacer que Beretta me protegiera en su lugar… ⌋

⌈ Déjalo ya. Lo haré mejor la próxima vez. No te preocupes por eso. ⌋

⌈ ¿En serio? ¿Estás seguro de eso? ¿¡Será mejor que lo digas en serio!? ⌋

Veldora y Ramiris continuaron sus discusiones mientras Zaza se quedaba conmocionado una vez más.
Finalmente, Veldora cedió y el asunto se resolvió.
Pero mientras hablaban, Zaza estaba tan aturdido que no podía abrir la boca.
No sabía qué hacer y su razonamiento no podía seguir el ritmo de la situación.
Así que Beretta, que había matado a los perros asesinos en un instante, habló primero.

⌈ Quería capturarlos, pero fueron destruidos accidentalmente. Esto no es bueno. Traté de usar magia para contenerlos al principio, pero no pude activarla. No hay energía aquí. No ser capaz de usar magia significa que tendré que replantear completamente la forma en que lucho. Pero es tan difícil de asimilar… ⌋

Beretta lo dijo mientras terminaba de inspeccionar los destruidos perros asesinos antes de ponerse de pie.
Veldora y Ramiris lo oyeron y dejaron de pelear.
Al mismo tiempo, Zaza se dio cuenta de que lo que estaba sucediendo ahora no era un sueño, y finalmente pudo hablar.

⌈ He-hey. No sé qué está pasando aquí, pero le agradezco que me haya salvado. Pero este lugar es peligroso. Quiero retirarme a un área segura. ¿Vendrían conmigo? Me gustaría recompensarte y hacerte algunas preguntas… ⌋

⌈ ¿Oh? ¿Tendría este lugar otras criaturas inteligentes, es decir, humanos? ⌋

⌈ Sí. Tendremos que tomar una ruta más larga para evitar que nos sigan, pero mis camaradas estarán allí. ⌋

Veldora y Ramiris lo escucharon y luego se miraron y asintieron.
Si hubiera otros aquí, seguramente habría alguien que supiera mucho sobre la cultura de este mundo.
Así que decidieron seguir a Zaza.
Beretta los había conocido el tiempo suficiente para saber lo que pensaban, por lo que obedeció sin objeciones.

⌈ Muy bien. Tenemos cosas que nos gustaría preguntar también. ¡Puedes llevarnos a este lugar entonces! ⌋ Dijo Veldora, representando a los demás.

Zaza asintió.
En cuanto a él, aún no confiaba completamente en estos dos – tres, incluyendo a Ramiris.
Pero decidió que, si el Imperio hubiera enviado a estos tres con el propósito de encontrar su escondite, entonces no habrían ido tan lejos como para destruir tres perros asesinos muy caros.

(A pesar de lo enojado que me pone, tres perros asesinos valdrían más para ellos que poder aplastarnos…)

Esta fue su conclusión después de pensarlo un poco.
Y así, Veldora y los demás fueron guiados por Zaza a la morada oculta de la organización de la resistencia, La Luz del Amanecer.

◆◆◆

Mientras estaban en el camino, se presentaron a Zaza.
Sin embargo, él no parecía tomarse muy en serio la audaz afirmación de Veldora de que habían venido de otro mundo.
Sin embargo, no se inmiscuyó más.

(Tal vez sólo quieren ocultar la verdad. Después de todo, tienen armas tan avanzadas…) Eso es lo que  pensaba.

Miró a Beretta y sintió que su voluntad era obedecer las órdenes de Veldora.
Y luego estaba ese autómata en miniatura llamado Ramiris.
Pero, de nuevo, ni siquiera estaba seguro de que ella fuera un autómata.
Para Zaza, Ramiris parecía ser el resultado de una tecnología increíble.
Sólo medía unos 30 centímetros y estaba en el hombro de Veldora….

⌈ ¿Qué es lo que te pasa? Me has estado mirando todo este tiempo. No me digas que te has enamorado. Bueno, soy bastante linda, así que no sería una sorpresa. ¡Pero qué lástima! ¡No soy esa clase de chica! ⌋

Ramiris se rió altaneramente. Claramente había malinterpretado algo.
Zaza miró hacia otro lado.

⌈ ¿Ves? ¡Ni siquiera la gente de este mundo es rival para mi encanto! ⌋

Comenzó a presumir ante Veldora.

(¿Qué tipo de mecanismo? Nunca he oído hablar de un cyborg de ese tamaño. ¿Es un robot entonces? No, esos movimientos suaves son los de un autómata. Antes decía algo sobre el dolor, así que debe tener algún tipo de órgano sensorial replicado. Pero un autómata de ese tamaño… no, lo que es más importante, nunca he oído hablar de una inteligencia artificial tan avanzada. ¿Es un transplante de cerebro? O… Memory Install…!?) (NT: Instalación de memoria)

Zaza pensó todo esto mientras miraba de reojo. Decidió que no había manera de que Ramiris fuera una inteligencia artificial.
Seguramente ni siquiera un programa avanzado podía pensar y reaccionar como un humano.
Bueno, quizás era posible si tenías la misma capacidad de procesar información que la que tenían los ordenadores cuánticos a bordo de los acorazados del Imperio… Pero seguramente no era posible en algo tan pequeño como Ramiris.

(Siento que me estoy volviendo loco. Esto no puede ser real…no, ¿espera?)

Entonces Zaza pensó en algo.

(¡Eso es! Si usaron la rumoreada tecnología de expansión espacial para comprimir y almacenar el cerebro…)

Esta persona llamada Ramiris debe haber transplantado su cerebro a esta pequeña máquina, eso es lo que Zaza empezó a creer.
Eso respondía a muchas de las preguntas que había tenido.

(Sí, ya veo. Así que esta persona Ramiris es la más importante de todas. Y este cyborg de defensa llamado Veldora y el arma de combate que es Beretta están aquí para protegerla…)

Había demasiadas cosas que no estaban claras, así que Zaza llegó a esta conclusión.
Por supuesto, había pensado demasiado en ello, y terminó llegando a una conclusión que era completamente errónea.
Para empezar, Veldora no había dicho una sola mentira.
Habían venido de un mundo diferente, tal como él lo había explicado.
Sin embargo, considerando la capacidad científica de este mundo, donde no había confirmación real de la existencia de otros mundos, Zaza tuvo que creer que eran fugitivos que habían escapado de algún laboratorio.
Y fue esto lo que llevó a su gran malentendido.
Dicho esto, no era exactamente algo que causaría muchos problemas…
El resultado fue que Ramiris se dejó llevar un poco y Veldora se enfurruñó.

◆◆◆

⌈ …Y así, esta es Ramiris. Y ellos son Veldora y Beretta. Me salvaron de los perros asesinos del Imperio. ⌋

La persona a la que Zaza le explicó esto fue Sharma, un ejecutivo de nivel medio de la organización.
Era una mujer de mediana edad cuya apariencia sugería dulzura.
La otra persona, que estaba detrás de ella, era un hombre de aspecto nervioso de unos treinta años de edad cuyo nombre era Rindo.
Como Sharma y Rindo eran gente corriente, parecían de su edad.
Aunque parecía que tenía unos veinte años, Zaza era un cyborg, y en realidad era mucho mayor.
Sin embargo, Zaza estaba con las tropas de la línea, por lo que contestó a Sharma, que los dirigía.
Actualmente se encuentran en una de las bases de la organización de la resistencia -Luz del Amanecer- a la que Zaza los había guiado.
No estaba muy lejos del refugio subterráneo que era su base principal.
Se habían movido a través de los laberínticos pasadizos subterráneos para llegar hasta aquí, con cuidado de asegurarse de que no los siguieran.

La razón por la que sólo había dos personas para saludarlos fue porque Luz del Amanecer desconfiaba de Veldora y de los demás.
Zaza había enviado un informe por vía electrónica con antelación. Pero por supuesto, Luz del Amanecer sintió que no se podía confiar en los extraños hasta que los vieran con sus propios ojos.
Aunque los extraños podían haber matado a tres perros asesinos, Rindo sentía que aún podía ser una trampa del Imperio, y su opinión tenía mucho peso.

Zaza confió en Veldora y en los demás, pero no era tan fácil para los superiores.
Y así, Veldora se sentó en una silla que estaba de frente a los otros tres.
Detrás de él, Beretta se puso de pie y Ramiris se sentó en su hombro, como siempre lo hacía.

⌈ Ya veo. Es una pena que Jitta y los otros murieran. Pero tenemos suerte de tenerte de vuelta, Zaza. Y tenemos que agradecérselo a ustedes tres. Gracias por salvar a nuestro camarada, Zaza. ⌋

Después de escuchar la historia de Zaza, Sharma se inclinó profundamente y les dio las gracias.
Rindo guardó silencio y siguió observando a Veldora y a los demás.
A Veldora no pareció importarle mientras se reía.

⌈ ¡Kaa-hahahahaha! Oh, realmente no fue nada. En cualquier caso, Sharma. ¿Hay más gente en este lugar en el que vives? ⌋

⌈ Sí. Casi mil… pero no muchos de ellos son guerreros… ⌋ Dijo Sharma con voz vaga y cautelosa.

No estaba segura de la razón que tenía Veldora para hacer esta pregunta.
En cuanto a Rindo, que estaba detrás de ella, ahora entrecerró los ojos a Veldora.

(…Hmm, ya veo. Así que están apuntando a nuestra base después de todo. Será peligroso hablarles de nuestra fuerza de combate…)

Eso es lo que decidió Rindo.
Pero…

⌈ ¿Sólo mil? Eso es casi nada. ¿Es un pueblo pequeño? En ese caso, no sé si podemos esperar alguna buena comida o arte asombroso que atraiga nuestro interés. ⌋

⌈ Maestro, supongo que este mundo es un fracaso después de todo. Parecen demasiado ocupados con su guerra para construir una cultura interesante. ⌋

⌈ Hmm…. probablemente tengas razón. Pero, bueno… aún así deberíamos comprobarlo de todos modos. ⌋

⌈ Eso es cierto. Vinimos hasta aquí, después de todo… ⌋

Eso es lo que Veldora y Ramiris comenzaron a decir al escuchar la respuesta de Sharma.
Rindo no podía ocultar su confusión.
No era lo que él esperaba en absoluto.
Su propósito era la búsqueda de nuevo entretenimiento. No tenían ningún interés en su poder militar, pero como Rindo no sabía nada de esto, lo dejaron confundido.

⌈ Oh, claro, claro. Aún no hemos terminado de darte las gracias. No podemos ofrecerte mucho, pero te preparamos una pequeña comida. La traeré ahora mismo. ⌋

Zaza parecía haber sentido la atmósfera incómoda, y dijo esto para ayudar a aligerar las cosas.
Esta era una de sus bases, y tenía las instalaciones para que varias personas vivieran aquí durante unas semanas.
La comida era muy valiosa en ese momento, pero mientras hubiera una necesidad de vigilar el Imperio, era necesario mantener este lugar abastecido.

Sin embargo, Zaza quería servir esta valiosa comida a Veldora y a los demás.
Era su manera de demostrar su aprecio.
Preparó la comida él mismo y la puso delante de ellos.
Sin embargo-

⌈ No necesito comida. Lord Ramiris, puede comerlo si quiere. ⌋

⌈ Oh, ¿en serio? Gracias. ⌋

⌈ Hmph. ¿Así que la mimas después de todo, Beretta? Oh, bueno… ⌋

No necesitaba comida, pero eso significaba que podía comerla, y sin embargo Beretta empujó su comida hacia Ramiris.
Veldora vio esto con ojos celosos, pero el verdadero problema ocurrió después de eso.

⌈ ¡Comamos entonces! Huh, ¿qué es esto? ¡Se siente como plastilina y no tiene sabor! ¿¡Y esta agua está embarrada!? ⌋

⌈ … Asqueroso. ¿Qué es esta píldora? ⌋

⌈ ¡Oye! ¡Oye! ¿Qué significa esto? ¿Intentas intimidarme? ⌋

⌈ ¡Exactamente! Alguien tan grande como yo no permitirá que este insulto quede impune. ⌋

Para Veldora y Ramiris, la comida era de una calidad increíblemente baja.
No era veneno.
En realidad estaba muy bien equilibrado en términos de energía.
Sin embargo, no parecía el tipo de cosa que se podía dar a los invitados como muestra de gratitud.
El odio basado en la comida era fuerte, y Veldora y Ramiris eran muy glotones.
Se les había servido algo incomestible, y ahora los fuegos de la ira ardían en su interior.

Zaza se puso nervioso.

⌈ Hey, hey. ¡Por favor, espera! ¡Esta es nuestra preciosa ‘agua’, ‘píldora energética’ y ‘alimento sólido’! ¿Sabor? ¿Quién pediría algo tan lujoso? ⌋

Zaza quedó realmente conmocionado cuando respondió a Veldora y Ramiris.
Sus recursos eran tan escasos ahora, y una sola comida era muy valiosa.
Una de las razones por las que atacaron el Imperio fue para poder tomar los alimentos de las plantas de producción del enemigo.
En esta situación, el sabor era poco importante.
Tuvieron suerte de poder comer lo suficiente para sobrevivir.
Como cyborg, Zaza sólo necesitaba una taza de agua y una píldora energética para funcionar durante un día entero.
Sin embargo, este no fue el caso de la mayoría de los residentes. Una comida completa consistía en agua, píldoras energéticas y alimentos sólidos. Era lo mínimo para que sobrevivieran.
Lo mismo ocurría con los autómatas, que tenían células mejoradas a través del cultivo.
A menos que la mayoría de tu cuerpo fuera una máquina, como Zaza, tenías que consumir valiosos recursos alimenticios.

Zaza era tan serio que hasta Veldora y Ramiris vieron que no era una broma o un intento de ofenderlos.

⌈ Ramiris, tal vez esta comida es realmente increíblemente valiosa para esta gente… ⌋

⌈ Qué sorpresa, Maestro… No estará mintiendo, ¿verdad? ⌋

Ramiris y Veldora se miraron con asombro.
En ese momento, Sharma abrió la boca con una suave expresión.

⌈ Cálmate, Zaza. Parece que la comida no era del agrado de nuestros huéspedes. Pero esto es lo mejor que podemos hacer. Y… si no les importa, ¿puedo preguntarte una cosa? ⌋

Sonaba amable, pero firme.
Y ahora los estaba mirando directamente.

⌈ Sí. Pregúnta lo que quieras. ⌋ Dijo Veldora.

Y así lo hizo Sharma.

⌈ Entonces déjame preguntarles esto. Se acaban de poner la píldora en la boca. ¿Eso significa que no saben cómo comerlo? Estoy seguro de que me consideran grosera, pero ¿pueden responderme eso? ⌋ Ella dijo eso.

Zaza y Rindo se sorprendieron más que Veldora y Ramiris por esta pregunta.

⌈ Sharma, ¿qué acabas de decir? ⌋

⌈ No, no. Soy un cyborg sin papilas gustativas, pero normalmente… ahora que lo pienso, tomaste la comida sólida y… ¿Qué? ¿Podría ser realmente…? ⌋

Veldora y los demás no tenían ni idea de lo que pretendía decir Sharma.

⌈ ¿Cómo se come? ¿De qué estás hablando? ⌋

⌈ ¿Qué hay de malo en ponértelo en la boca? ⌋

Estaban muy confundidos.
Después de eso, Sharma se lo demostró.
Mientras que estaba bien tragar la píldora, era considerado normal mezclarla con la comida sólida.
La píldora se disuelve en la masa y le añade un poco de sabor.

⌈ Estas píldoras son increíblemente caras y permiten disfrutar de cinco sabores diferentes. El sabor cambia con cada bocado. ⌋

Sharma explicó mientras lo demostraba.
¡Oh! Veldora y Ramiris estaban muy impresionados, y la imitaron.
Como Veldora ya se había tragado su píldora, puso la píldora de Ramiris en su comida sólida y la mezcló. Luego la probaron juntos.
En cuanto al resultado…

⌈ ¿Oh? No está nada mal. ⌋

⌈ Hohoho. Muy interesante. Envía información falsa a tu lengua y te hace pensar que tiene sabor. Creo que sería muy divertido investigar esto como un juguete de broma. ⌋

Ambos estaban muy entusiasmados con esta nueva experiencia alimenticia.

⌈ Me alivia que lo disfruten. ⌋

⌈ Sí. Es muy interesante. Por cierto, ¿cambia el sabor si lo pones en agua? ⌋

La curiosidad de Veldora era ilimitada.
Se preguntó si el agua turbia y olorosa sería potable si la píldora se mezclara con ella.
Sin embargo, la respuesta fue muy decepcionante.

⌈ Ésta píldora no se disuelve muy bien en agua. ⌋

⌈ Sí. ¿No lo probaste antes cuando lo mordiste directamente? Sabe muy mal si lo tomas solo. Y nosotros, los cyborgs, que no necesitamos alimentos sólidos, nos los tragamos con un poco de agua. También hay formas de quitarte las papilas gustativas, pero eso es muy triste. ⌋

Sharma lo negó y Zaza lo explicó en detalle.
Así que los cyborgs aún tenían papilas gustativas.
Había algunos que lo descartaron como algo innecesario, pero no Zaza.
Él sacó una esfera de sabor -que era un artículo de lujo increíblemente caro- y se la mostró.

⌈ Esta cosa envía ondas de baja frecuencia para estimular tu lengua. Sentirlo con la lengua hace que se envíen señales eléctricas especiales al cerebro. No satisfará tu hambre, pero es importante para mantener lo que queda de tu humanidad. ⌋

Veldora y Ramiris vieron a Zaza explicar esto con ojos brillantes.

⌈ ¡Maestro, maestro! ⌋

⌈ No te adelantes, Ramiris. Entiendo tu entusiasmo por esto, pero debes calmarte. ⌋

Pero ambos estaban muy emocionados.
Beretta estaba tranquilo y se quedó quieto detrás de ellos.
Sharma los miró a los tres y pensó.

(-No entiendo a estas personas. ¿Realmente no lo sabían? Pero si estaban mintiendo. ¿Por qué? No puedo entenderlo y…)

En sus cincuenta años de vida, Sharma nunca había comido nada más que esta comida.
Tenía el equilibrio nutricional perfecto, evitaba que tuvieras bajo peso o sobrepeso y dificultaba que te enfermaras.
Así que no era como Sharma, que ahora tenía ganas de preguntarles.
Esperó a que se calmaran un poco y luego les preguntó en voz baja.

⌈Jeje. Pero estoy muy interesada. Si no sabes cómo comer esto, ¿qué tipo de comida comen normalmente? ⌋

Si estos dos le hubieran estado mintiendo, ¿qué dirían ahora?
Qué mentiras podrían haber preparado, se preguntó.
Sin embargo, la respuesta que Sharma recibió superó todo lo que pudo haber imaginado.

⌈ Oh, ¿te refieres a galletas o pasteles? También me gusta comer frutas, ¡pero las tartas que Shuna hace son aún mejores! ⌋

⌈ Ramiris, ¡son bocadillos! Para comer, ¡me gusta mucho la tempura! ⌋

⌈ ¡Sí, la tempura es deliciosa! Si de eso es de lo que estamos hablando, ¡me gusta la carne a la parrilla y los filetes de hamburguesa también! ⌋

Veldora y Ramiris parecían estar peleando sobre quién podría ofrecer más respuestas a la pregunta de Sharma.
Sin embargo, ninguna de las palabras tenía significado para Sharma.
Estos platos no existían en este mundo, para ser precisos, dejaron de existir hace tres generaciones.
Sólo Zaza, el mayor de las tres, sabía a qué se refería Ramiris cuando dijo «galletas».
Él lo entendió.

(¿Galletas? Sí, antes de que comenzara la guerra… yo había asumido que esas cosas ya no existían, pero ¿qué pasaría si buscáramos? No, no, si quedaran, estarían en el centro de la ciudad imperial… ¿Entonces de dónde vienen…?) Se preguntó Zaza.

Pero como para ignorar la confusión que él estaba sintiendo en ese momento, Ramiris hizo algo muy inesperado.

⌈ ¡Oh, claro! ¡¡Pensé que algo así podría pasar…!! ⌋ Gritó Ramiris.

Luego hizo magia sobre la copa que estaba sobre la mesa.
La copa era la mitad de su tamaño, pero ahora flotaba en el aire donde estaba envuelta por una esfera de agua y la purifico.

⌈ Sí, sí. Mi poder espiritual es débil, pero aún puedo hacer esto. ⌋

Ella asintió con satisfacción, y luego sacó una botella que tenía la misma altura que ella.
Era un termo.
Contenía un poco de té caliente que había hecho de antemano.

⌈ Ramiris. También preferiría un poco de té a esta agua fangosa. ⌋

⌈ ¡Está bien! ¿Qué hay de ti? ¿Quieres beberlo tú también? ⌋

Sharma y los demás quedaron atónitos por lo que acababan de presenciar.

⌈ ¿Eh? ¿Qué? ⌋

⌈ ¡Oye, espera! ¿Qué es lo que acaba de pasar? El agua es tan… no, ¿¡pero…!? ⌋

⌈ ¿Es un truco? ¿Una ilusión? No, no puede ser… ⌋

Ninguno de ellos podía entenderlo, y reaccionaron con confusión.

⌈ ¡Está bien! ¡Entonces ustedes también pueden tomar un poco! ⌋

Ramiris interpretó sus reacciones como asentimiento, por lo que purificó sus copas sin esperar más respuestas.
Las tazas y los platos fueron succionados en la esfera de agua que apareció en el aire.
Y después de unos segundos, las tazas y los platos limpiamente lavados estaban alineados sobre la mesa.
Ramiris ignoró a los asombrados espectadores y sacó algo más del bolsillo de su pecho y lo puso sobre la mesa.

⌈ ¡Mira esto! Son unos bocadillos que he metido de contrabando. ⌋

Eran pastel y galletas.
Los servía en cada plato.
Y las tazas estaban llenas de té humeante y fragante.

⌈ Muy bien, entonces. ¡Comamos! ⌋

Y con eso, Ramiris comenzó a comer la comida que era bastante grande en relación a su tamaño.
Veldora cogió felizmente una galleta y la metió en su boca.
Luego asintió con satisfacción.

⌈ Sí, así son las cosas. Por favor, no seas tan modestos. Coman. ⌋ Dijo Veldora, animando a Sharma y a los demás a comer, ya que aún estaban congelados.

Al escuchar esto, Sharma y los demás comenzaron a moverse, aunque la situación parecía demasiado extraña para ser real.
Zaza se movió primero.
Apartó la vista del plato de galletas y apartó la torta, diciendo: ‘No necesito comida…’ y su mano fue por el té.
Tomó un sorbo y cerró los ojos.

(Es real… qué nostálgico. Pero eso significa…)

Se dio cuenta de lo que significaba, y de repente abrió la boca.

⌈ Sharma. Rindo. Déjeme advertirles, deben estar preparados si van a comer esto. ⌋

⌈ ¿Es… veneno? ⌋ Dijo Rindo con cautela.

Pero Sharma sabía lo que quería decir.

⌈ Oh. Ya veo… Zaza. Así que es real… ⌋ Murmuró en voz baja.

Y luego continuó.

⌈ Sin embargo, tenemos el deber de comer esta comida. Después de todo, fui sin duda yo quien les preguntó sobre lo que comen habitualmente y debo asumir la responsabilidad de mis acciones… ⌋ Sharma dijo eso.

Y entonces,  rápidamente agarró una de las galletas como para no permitir que ninguna vacilación se apoderara de ella y se lo puso en la boca.
Era tan profundo y se extendió por todas partes. Este sabor desconocido.
No fue el sabor artificial que decepcionaba. No eran señales eléctricas, era un sabor real.
Esta fue la verdad que cumplió uno de los tres grandes deseos de los humanos.
No se trataba de ganar energía. Se trataba de satisfacer el alma.
Fue la primera vez que Sharma se dio cuenta de esta verdad.
Y en cuanto a Rindo…

⌈ No puedo permitir que cargues con todo el peso. Yo también aprenderé la verdad. ⌋

Veldora y Ramiris observaron esta exhibición y se preguntaron por qué estaban exagerando tanto. Rindo cortó un trozo de pastel y se lo llevó a la boca.
Y-

(¿¿¡…Imposible!?? ¡¡¡Es esto lo que es el verdadero sabor..!!!)

Estaba conmocionado.
Era como si todo lo que había conocido fuera mentira.
Lo primero que llenó el corazón de Rindo fue un sentimiento de desconfianza hacia Veldora y los demás.
Había pensado que eran espías del Imperio que habían sido enviados a buscar su escondite.
Sin embargo, resultaron ser muy extraños.
Mientras se preguntaba sobre esto, ellos habían ridiculizado la comida que se les había ofrecido como muestra de gratitud.
Después de eso, el corazón de Rindo se llenó de rabia hacia ellos.
Pero siempre se le exigió la capacidad de tomar decisiones con calma, por lo que reprimió estas emociones y observó en silencio… y ahora, la pequeña niña llamada Ramiris les había servido comida.
La desconfianza. La rabia. El shock.

El corazón de Rindo se balanceaba entre las emociones en confusión.
¿De dónde venía el termo y los bocadillos? Y la cosa, la magia que Ramiris había usado, ¿qué fue eso?
Se necesitaría un inmenso poder para recoger el agua de la atmósfera de esa manera… ¿Eran realmente tan poderosos estos autómatas en miniatura?
¿Cómo funcionaba?
Y si usaran esta tecnología, ¿podrían crear mucha agua?
¿Serían capaces de resolver su muy seria preocupación con respecto a la escasez de agua…?
Sus preguntas no tenían fin.
Y no sólo preguntas, sino ambiciones.

Pero por ahora dejó a un lado todos estos pensamientos y preguntas para seguir a Sharma para comer la comida, y fue entonces cuando todas sus preguntas se desvanecieron.
El insulto de que se refiriera a su preciosa agua como agua de barro -lo entendió ahora, con el té frente a él.
¡Ah, maldita sea! Así que así es como eran las cosas de verdad.
No lo había sabido.
No debería saber…
Pero ahora que lo hizo, tendría que comer la imitación que nunca podría satisfacerlo y soportarlo.
Sí, ya había pasado. Podía sentirlo.

(Ahh. Y Zaza lo sabía más que nadie…)

Rindo comprendió ahora el significado de la advertencia de Zaza.
Era un cyborg más antiguo, por lo que había tenido que soportar este dolor durante más de cien años.
Él sabía algo de eso, pero no tenía idea de cómo se sentiría ese dolor.
Y ahora sería igual para él….

⌈ Zaza. ¿Te importa si te pregunto algo? ⌋

⌈ Ah. ¿Qué pasa, Rindo? ⌋ Contestó con una mirada de preocupación.

Pero él sabía cuál sería la pregunta…

⌈ Hace mucho tiempo… ¿eran tan maravillosos los alimentos accesibles para todos? ⌋

Era exactamente lo que Zaza esperaba.

⌈ …Sí. Mi hija una vez me hizo galletas. Eran buenas. Muy buenas. Aunque estuvieran un poco quemadas y de forma extraña… pero no se trata de esas cosas. Había calidez… ⌋

Rindo asintió y pensó en ello.
La comida frente a ellos hizo que el argumento de Zaza fuera mucho más fuerte.
Nunca antes había oído que Zaza tuviera una hija, pero le pareció descortés preguntar sobre ello.
El hecho de que no la hubiera mencionado antes sugería que la guerra había…
Y entonces Rindo comenzó a murmurar para sí mismo.

⌈ Por qué. Esta guerra, por qué paso… ⌋

Rindo, de treinta años, y Sharma, de cincuenta, se vieron obligados a llevar este estilo de vida debido a las cicatrices que dejó la guerra.
La responsabilidad de esto recaía en la generación de sus padres, o tal vez la generación anterior.
Sabía que no tenía sentido quejarse de ello ahora, pero no podía evitar pensar de esta manera.
Tuvieron que atacar las plantas productoras de alimentos del Imperio y robar, eso es lo que tuvieron que hacer para sobrevivir en este mundo.
Purificaron el agua contaminada y aseguraron lo mínimo.
El lujo no estaba permitido. Todos trabajaron juntos en su desesperada lucha por sobrevivir.
Y todo esto era posible porque ni siquiera sabían lo que era el lujo.
Pero ahora que lo sabia, no podía evitar odiar la «gran guerra» que era la razón por la que ahora estaban sufriendo…

⌈ Lo siento… fue porque éramos débiles… ⌋

⌈ No, yo soy el que lo siente. Me emocioné un poco… ⌋

Rindo aceptó la disculpa de Zaza.
Él no tuvo la culpa, pero me pareció lo más natural.
El aire en la habitación se sentía muy opresiva ahora.

⌈ Hey, hey. Maestro… ⌋

⌈ ¿Qué pasa… Ramiris? ⌋

⌈ ¿Hice algo malo? ⌋

⌈ Uh, sí. Traté de detenerte, ¿recuerdas? ⌋

⌈ ¡No, no lo hiciste! ¡Estabas feliz comiendo el pastel! ⌋

⌈ Eso no es verdad. Bueno, eso no importa… ⌋

⌈ ¡Pero eso es importante! Oh, bueno… ⌋

Los dos culpables se pusieron nerviosos.
Empezaron a susurrarse el uno al otro para que Sharma y los demás no pudieran oír.

⌈ …Si les gusta tanto que pueden llorar, ¿tal vez deberíamos darles más?

Ramiris empezó a sugerir, pero Beretta la detuvo.

⌈ Lord Ramiris, no creo que deba hacer eso. El Señor Rimuru no estará contento. ⌋

⌈ ¿Por qué? ⌋

⌈ Es irresponsable. El Señor Rimuru cree que las interacciones con otros mundos deben llevarse a cabo con la máxima precaución. Ya estamos bastante involucrados. Si profundizamos más, seremos responsables de estas personas. Y es impensable que podamos elegir un bando cuando ni siquiera sabemos qué bando está a favor de la verdadera justicia en este mundo. ⌋

Beretta le estaba advirtiendo: si no tenía intención de encargarse de ellos, entonces que no les diera falsas esperanzas.
No sería difícil para Ramiris preparar comida para mil personas.
Sin embargo, no continuaría para siempre.
Sólo un demonio haría algo tan irresponsable cuando no tenía intención de ocuparse de ellos hasta el final sin recibir nada a cambio.
Beretta era un antiguo demonio, por lo que conocía mejor que nadie el dolor que sienten los humanos cuando son arrojados a los pozos de la desesperación desde las alturas de la alegría.

⌈ …Eso es cierto. De acuerdo. Tendré más cuidado. ⌋

⌈ Eso sería lo mejor. Al menos, deberíamos aprender más sobre la situación en este mundo antes de elegir ponernos del lado de esta gente. ⌋

Veldora y Ramiris se miraron y asintieron después de escuchar la advertencia de Beretta.
Puede que ya sea demasiado tarde, pero ninguno de los dos quería crear más razones para que Rimuru se enfadara.
Así que los dos tomaron en cuenta la opinión de Beretta y luego usaron la «Transmisión de Pensamiento» para hablar sobre qué dirección tomar a partir de ahí.


Traductor: Hamlet

Editora: Nami


 

Índice