Caelesti Flame – Capítulo 4: Presentaciones

El día del torneo había llegado, y tanto los participantes cómo los espectadores, se estaban reuniendo en el gran coliseo de la capital. Los reyes y la princesa, se encontraban en su palco personal observando cómo las personas comenzaban a llenar el coliseo.

Al ver como el coliseo comenzó a llenarse, la reina sonrió brevemente: “Jee, es realmente impresionante el ver como las personas comienzan a llenar el coliseo, todas estas personas vienen a ver quiénes serán tus guardaespaldas ¿estás nerviosa, Elizabeth?”.

  • -Claro que estoy nerviosa, no tengo ni la menor idea, de cómo serán mis guardaespaldas
  • -Descuida de seguro serán personas confiables

En ese instante un caballero entro al palco personal de los reyes: “Sus majestades lamento interrumpir”

De manera inmediata el rey le respondió al caballero: “Eres tú, ¿tienes noticias de ellos?”

  • -Así es su majestad, por eso estoy aquí
  • – ¿Ambos ya se registraron, para el torneo?
  • -Si, ahora ellos están con los demás participantes, de seguro se encuentran en las eliminatorias

Al escuchar aquellas palabras Elizabeth entro en duda: “¿Eliminatorias? ¿Por qué habría eliminatorias?, el torneo aun no da inicio”.

La reina inmediatamente contesto la interrogante de Elizabeth: “Veras para esta clase de eventos, siempre se registran muchísimos participantes, por eso antes de que los espectadores lleguen al coliseo, se realizan eliminatorias para ver quiénes participarán, en los combates que el público verá, de lo contrario está clase de eventos duraría todo el día o quizás duraría más de un día, por eso se realizan eliminatorias”

  • -Ya veo

El rey rápidamente le dio sus órdenes al caballero: “Si clasifican para los combates principales quiero que los traigas, para conocerlos ¿Entendido?”

  • -Como diga majestad

Tras acatar las órdenes del rey, el caballero salió del palco de los reyes, al mismo tiempo Elizabeth le hizo una pregunta a su padre: “Por cierto a quienes té referías, cuando dijiste que si pasan las eliminatorias”

  • -No sé si recuerdas a nuestro viejo amigo Rusty
  • -Si, si lo recuerdo, pero de manera vaga
  • -Bien, veras él nos recomendó a dos personas, para que fueran tus guardaespaldas, y si pasan las eliminatorias, nos gustaría conocerlos
  • -Ya veo

En ese momento la sirviente que se encontraba al lado derecho de Elizabeth hablo: “Princesa Elizabeth, se ve algo intranquila, ¿Quiere que le traiga algún refresco?”

  • -No, estoy bien, pero gracias Gretel
  • -Si necesita algo, sólo dígalo
  • -Si, lo haré

 

—*—

 

Habían transcurrido varios minutos desde que las eliminatorias habían comenzado. Las eliminatorias se estaban llevando a cabo bajo el coliseo, sobre plataformas de combate

Jack estaba sentado en una banca, observando cómo dos participantes se enfrentaban en una las plataformas, pero lo que mas resaltaba era el hecho de que él estaba hablando solo: “Si lo sé, esto es aburrido, todos son lentos y predecibles, supongo que no hay nadie interesante”

En ese momento Jack escucho la voz de Floyd a unos cuantos metros de distancia: “Ooo…ya estás aquí”

  • -Ah… Eres tú
  • -Cómo que… “Ah… eres tú” … ¿Acaso no té alegra ver que pase las eliminatorias
  • – ¿Por qué me alegraría, de algo que ya sabía que ocurriría?
  • -Aaa…eres insufrible

Tras decir eso Floyd se sentó al lado de Jack: “En fin, ¿cómo estuvo tú combate?”

  • -Fácil y aburrido
  • -Ya veo, entonces ambos quedamos clasificados, para los combates principales
  • -Si, así es, por cierto ¿Cuál crees que sea el premio por ganar este torneo?
  • -No lo sé, de seguro será una gran suma de dinero o quizás al ganador le darán algún objeto peculiar, como una espada mágica o algo así

En ese instante un caballero se acercó a Jack y Floyd: “Disculpen, ustedes son los participantes registrados con los nombres de Jack y Floyd”

Floyd rápidamente respondió a la interrogante del caballero: “Si, ¿Acaso ocurrió algún problema con nuestro registro?”

  • -No, pero debo pedirles que me acompañen

 

Ante aquella respuesta Jack hablo con un tono desafiante: “¿Y por qué debemos seguirte?”

  • -Sus majestades quieren conocerlos, por eso me han pedido que los invite a su palco personal
  • – ¿Conocernos?… ¿Por qué los reyes querrían conocer a unos simples mercenarios?
  • -No lo sé, sólo se me ordeno que los llevará si es que pasaban las eliminatorias

En ese instante Floyd miro a Jack: “Entonces, ¿qué hacemos?”

  • -Pues veamos qué desean, después de todo ellos nos mandaron a buscar gracias al estúpido viejo

Tras decir aquellas palabras Jack se puso de pie, al mismo tiempo Floyd también se puso de pie

  • -Entonces, ¿Aceptaran la invitación de sus majestades?
  • -Obviamente, por eso nos pusimos de pie

Jack y Floyd siguieron al caballero por varios minutos, hasta que finalmente se detuvieron frente a una gran puerta la cual estaba custodiada por varios caballeros. Uno de los caballeros que estaba custodiando aquella puerta, miro con seriedad a Jack y Floyd

  • -Detrás de estás puertas se encuentra la familia real, dicho eso, debo pedirles que dejen sus armas con nosotros por obvias razones”
  • -Aaa… que fastidio

En ese instante Floyd desenvaino su espada y se la entregó a un caballero, tras eso saco varias dagas de su abrigo las cuáles también se las entrego al caballero, al mismo tiempo otro caballero dirigió su atención a Jack: “Oye, sigues tú”

  • -Si respecto a eso puedo entregarles todas mis armas menos mi espada
  • – ¿Por qué no nos puedes entregar tu espada?
  • -Porque a ella no le gusta estar separada de mi

Al escuchar aquellas palabras los caballeros se miraron entre sí por unos instantes: “déjate de estupideces mocoso o de lo contrario no podrás ver a los reyes”

  • -Aaa… qué fastidio, pero si no queda de otra

En ese instante Jack desenvaino su espada y la clavo en el piso: “Lo siento tendrás que esperarme aquí”

  • – ¿Le está hablando a su espada?
  • -Sólo ignóralo
  • -Mocoso debes entregar tus otras armas
  • -Si, lo sé

Jack rápidamente se sacó su abrigo, y se le entrego a un caballero: “Ten de esta manera es más rápido o de lo contrario, pasaríamos varios minutos aquí si tuviera que entregarte mis armas una por una”

Tras haber entregado todas sus armas, Floyd le hablo a uno de los caballeros: “¿Ya podemos pasar?”

  • -Si, ya pueden pasar

Antes de pasar aquella gran puerta Jack les hablo a los caballeros: “Por cierto, no se les ocurra tocar a mi compañera, a ella no le gusta ser tocada por otros”

Los caballeros ignoraron por completo las palabras de Jack, y abrieron la puerta. Jack y Floyd inmediatamente entraron al palco de los reyes, tras eso los caballeros rápidamente cerraron la puerta

  • -Que mocoso tan extraño… es la primera vez que veo que alguien le habla a su espada
  • -Cómo sea, solo tómala y déjala junto a las otras armas

Él caballero sujeto la empuñadura de la espada, pero inmediatamente la soltó, mientras veía su mano derecha la cual tenía leves quemaduras

  • – ¿Qué té ocurre?, ¿Por qué la soltaste?
  • -La empuñadura de esa espada está ardiendo, si la hubiera sostenido un poco más de seguro me habría quemado la mano por completo
  • – ¿De qué estás hablando?

En ese instante aquel caballero, le mostró al otro la palma de su mano, la cual tenía leves quemaduras

  • – ¿Cómo te quemaste?
  • -Te lo dije, fue la espada
  • -Aaa… sólo deja la espada en ese lugar, que nadie la toque
  • -De acuerdo

 

—*—

 

Jack y Floyd se encontraban frente a la familia real, pero ellos no eran los únicos quienes estaban presentes en aquel lugar, pues también estaban dos caballeros y una sirvienta. En ese instante uno de los caballeros les hablo a Jack y Floyd: “Ustedes dos de rodillas ahora”

  • – ¿Eh?… ¿Por qué?
  • -Ustedes están frente a sus reyes, deben mostrar respeto y ponerse de rodillas

En ese momento Jack sonrió: “Jee, tal vez tú hagas eso, pero nosotros no tenemos reyes ni dioses, no le servimos a nadie”

  • – ¡Deja de decir estupideces mocoso, estás frente a sus majestades muestra respeto o si no!
  • -O si no qué, ¿me golpearas o tal vez me intentaras matar? déjame decirte algo los imbéciles con coronas sobre sus cabezas té dirán que pares antes de que puedas hacer algo
  • – ¡Maldito Mocoso, voy a…!

En ese instante el rey alzo su voz: “¡Es suficiente, nadie hará nada!”

  • – ¡Pero mi rey, éste mocoso le ha faltado el respeto!

De manera inesperada la reina contesto ante las quejas del caballero: “Cómo dices sólo es un mocoso, y sus palabras y actos demuestran su inmadurez, sería ridículo que nos alteremos por las palabras de un chico inmaduro, por eso te pido que lo dejes pasar”

  • – Si esos son sus deseos, entonces dejare pasar la insolencia de este mocoso
  • – Jee, eso es vuelve a tu guardia, después de todo es el único truco sabes aparte de ladrar
  • – ¡Tu…!

La reina inmediatamente puso su atención en Jack: “Agradecería que dejaras de molestar a nuestro guardia”

  • -Lo intentaré, pero no prometo nada

En ese momento el rey dio un suspiro: “Aaa… bien, por dónde comenzar, ¿ustedes son los mercenarios de los que hablaba Rusty?”

Al escuchar aquellas palabras Jack y Floyd se miraron entre sí por unos instantes, finalmente Floyd se dirigió al rey: “¿Conocen al viejo?”

  • -Si, él es un viejo y confiable amigo nuestro

La reina nuevamente se dirigió a Jack y Floyd: “Entonces ustedes son espada ebria y espada lunática”

Ante las palabras de la reina, Floyd inmediatamente respondió: “Si, yo soy espada ebria”

  • -Y yo soy espada lunática
  • -Qué apodos tan peculiares

La siguiente persona en realizar una pregunta fue el rey: “¿Por cierto cuáles son sus verdaderos nombres, y dónde se criaron?”

  • -Mi nombre es Floyd y estuve en un orfanato hasta los seis años después me escapé y estuve robando en las calles hasta que me topé con Rusty, esa sería mi historia”
  • -Ya veo, ¿Y qué hay de ti?
  • -Aaa…veamos como lo resumo, mi nombre es Jack y me críe en un lugar similar a un infierno, en aquel lugar solo tienes dos opciones ser la presa o ser el cazador, en fin, estuve en ese lugar hasta los siete años, después de eso pase dos años viajando por diferentes lugares y reinos robando tesoros y cosas de valor, al mismo tiempo me perseguían diferentes idiotas de diferentes reinos e instituciones que querían asesinarme por un motivo en particular, finalmente me tope con Rusty cuando tenía nueve años, esa sería mi historia resumida”
  • -Vaya que historia tan particular… por cierto ¿cuál era ese motivo por el cuál varias personas querían asesinarte?
  • -Eso no es algo de su incumbencia, en fin, basta de presentaciones, ¿Por qué motivo nos llamaron aquí?
  • -Estoy de acuerdo pasemos a lo importante, estamos buscando dos guardaespaldas para nuestra hija Elizabeth

En ese instante Floyd se dirigió al rey: “¿Entonces este torneo es para decidir quiénes serán los guardaespaldas de la princesa?”

  • -Así es, él primer y segundo lugar serán los guardaespaldas de mi hija

Ante aquella respuesta Jack hablo con un tono de decepción: “Qué premio tan desilusionante”

  • -Las personas que se vuelvan los guardaespaldas de mi hija, obviamente recibirán un gran pago y beneficios
  • -Aun así, sigue siendo un premio decepcionante, prácticamente todos están compitiendo por un trabajo de niñera”

Al escuchar aquellas palabras la reina se dirigió a Jack: “¿Piensas retirarte?”

  • -No lo sé, tal vez sólo participe para combatir contra personas interesantes, pero el trabajo de guardaespaldas no me convence, ustedes dicen que el pago será excelente y habrá beneficios, pero ser guardaespaldas es un trabajo muy molesto, este trabajo si no me equivoco duraría de manera indefinida y podría estar perdiéndome de trabajos con mejores pagas y beneficios
  • -Ya veo, ¿y qué hay de ti?
  • -Debo decir que estoy de acuerdo con lo que dice mi compañero, los trabajos de guardaespaldas son molestos más aun cuando son de tiempo indefinido
  • -Ya veo, entonces les pediré que lo piensen mientras participan en el torneo
  • -Está bien, pero no prometemos nada, además todavía no conseguimos ni primer ni el segundo lugar de su torneo, dicho eso nos retiramos

En ese instante la reina nuevamente hablo: “Para acabar, que tal si saludan a mi hija ya que quizás ustedes puedan terminar siendo sus guardaespaldas; Elizabeth ve y preséntate”

  • -Si, madre

Elizabeth siguiendo las palabras de su madre se puso de pie, y se dirigió al lugar donde estaban Jack y Floyd: “Mucho gusto mi nombre es Elizabeth Letbet”

Tras presentarse Elizabeth le extendió su mano derecha a Jack de manera elegante

  • – ¿Por qué me extiendes tu mano de esa forma?

Ante la duda de Jack, la sirviente Gretel fue quien hablo:  “La princesa está esperando que la beses”

  • -Ya veo, pero qué más da…

En ese instante Jack tomó la mano de Elizabeth e inmediatamente la jalo hacia él, tras eso Jack junto sus labios con los de Elizabeth por unos breves instantes. Este hecho causo que todos quedarán sorprendidos, pero quien reacciono primero fue su compañero Floyd: “¡Idiota, ¿Por qué hiciste eso?!”

  • – ¿Por qué me miran así? Ella dijo que estaba esperando que yo la besara
  • – ¡Ella se refería a que te agacharas y besaras su mano, grandísimo idiota!
  • – Pudo haber dicho eso, en vez de decir… “está esperando que la beses”
  • – Aaa… realmente no tienes remedio, de seguro ahora nos ejecutarán por esto
  • – Sólo fue un beso, no es la gran cosa

De manera inesperada Elizabeth repitió las aquellas palabras en voz baja: “¿No es la gran cosa?”

Elizabeth levantó su mirada y la fijo en Jack con gran enojo: “¡¿Qué no fue para tanto?, Ése fue mi primer beso, se suponía que debía ser algo especial, ¡debía ser con una persona que amara no con alguien detestable y sin modales como tú!”

Tras decir aquellas palabras Elizabeth salió a la parte exterior del palco seguida por su sirvienta, al mismo tiempo el rey miro a Jack y Floyd: “Aaa… ustedes dos ya váyanse antes de que hagan otra cosa, los combates del torneo ya están por comenzar, de seguro no querrán llegar tarde”

Ante las palabras del rey Floyd rápidamente respondió: “Cómo diga su majestad”

Tras decir aquellas palabras Floyd salió de aquella habitación junto a Jack. Al salir los caballeros les devolvieron las armas a Floyd, al mismo tiempo Jack tomó su abrigo, y desclavo su espada la cuál inmediatamente enfundo.

Al recuperar sus cosas Jack y Floyd se alejaron del lugar caminando rápidamente: “¡¿Cómo demonios se te ocurren hacerle eso a la princesa?, era evidente que debías besar su mano!”

  • -Si, era bastante evidente
  • -Espera, ¿Acaso lo hiciste apropósito?
  • -Quién sabe…
  • – ¡No es gracioso, pensé que nos ejecutarían, tal vez no lo sepas, pero quiero vivir varios años más, tan solo tengo 17 años, me gustaría, aunque sea pasar los 30 años!”
  • -Oye yo también tengo 17 años, y no me quejo
  • – ¡Eso es porque tú eres un idiota, siempre nos metes en problemas o aceptas trabajos ridículamente difíciles
  • -Sabes deberías aprender a relajarte, de lo contrario pasaras toda la vida preocupándote por pequeñeces como esta
  • – Aaa… eres incorregible, a veces me pregunto dónde y quien te crío exactamente, ya que tu sentido común es inexistente”
  • – Si, sobre eso, créeme estas mejor sin saber eso, además la persona que me crío no era muy agradable con los demás, ella prácticamente era una aterradora bestia por así decirlo
  • – ¿Acaso es otra de tus estúpidas bromas?
  • – Quizás sí, quizás no
  • -A veces en verdad te detesto

 

—*—

 

En el palco privado de los reyes, Elizabeth estaba observando cómo las personas seguían llenando el coliseo, hasta que su sirvienta le hablo: “Princesa Elizabeth ¿Se encuentra bien?”

  • -Si, es sólo qué estoy molesta por lo que hizo ese grandísimo idiota, era bastante obvio que sólo debía besarme la mano, y no besarme directamente ¿Cómo no pudo notarlo?
  • -Yo no pienso igual
  • – ¿Qué quieres decir?
  • -Es evidente que ese chico hizo eso a propósito
  • – ¡¿A propósito?!… ¡Ése grandísimo tonto!
  • -No me diga que planea mandar a ejecutarlo
  • -No, pero aun así no puedo creer qué ese idiota se atreviera a hacer eso aun sabiendo que soy la princesa de este reino
  • -Vamos señorita no hace falta enfadarse de esa manera, después de todo desde qué ese chico entro, el llamo su atención
  • – ¿D-De qué estás hablando?
  • -Por favor, puede fingir todo lo que quiera, pero la conozco desde que era una pequeña niña y se cuándo algo o alguien llama su atención
  • – ¡Él no me interesa en lo absoluto!
  • -Si usted lo dice, pero cambiando de tema, mire ya están anunciando a los participantes, son doce participantes en total, ese chico dijo que se llamaba Jack tal parece que le toca el quinto combate, mientras que a su amigo le toca el primer combate
  • – ¡No me importa, por mí, esos idiotas pueden perder!

 

Índice