Class ga Isekai Shoukan Capitulo 101

Entrando y saliendo como una tormenta.

Temporada de verano; el calor feroz todavía se niega a enfriarse. El ruido de la cigarra perfora mis oídos mientras la luz del sol casi me quema la piel.

 

«Demasiado caliente……»

 

Caminé por la calle sobrecalentada mientras llevaba una camiseta sencilla y pantalones cortos mientras trataba de encontrar una razón para hacerme salir con este tiempo. Recordé que después de cumplir mi promesa con Meru, estaba a punto de acostarme en la cama de mi habitación que tenía aire acondicionado. Cuando de repente, mi mamá llamó a la puerta y me pidió que saliera a comprar para ella. Cuando estaba a punto de sugerirle que le pidiera a Karen en su lugar, ella agregó «necesitas salir un poco más afuera» y se fue de la habitación.

 

«¿Por qué hace tanto calor?»

«La temperatura este año es más alta que la del año pasado, Maestro.»

 

Meru respondió a mi queja sin sentido. Hoy en día, estoy usando auriculares inalámbricos para poder hablar con ella en cualquier momento. Lo compré hace mucho tiempo pero nunca tuve la oportunidad ni el ánimo de usarlo. Sin embargo, ahora que lo estoy usando, me di cuenta de que es conveniente en comparación con los auriculares normales. Puedo hablar con Meru sin tener que llevar mi teléfono en la mano todo el tiempo. Aunque este calor infernal no me permitió disfrutar de la utilidad de los auriculares.

 

«Hablaron de la temperatura más alta recientemente, ¿verdad?»

«Sí, y aparentemente, este verano se va a poner aún más caliente, Desu.»

 

Oh, Dios mío.

Sólo sentí verdadera desesperación por las palabras de Meru. Es una excelente IA cuya red de información cubre todo el mundo. Si ella dice que este verano se va a poner aún más caliente, entonces eso definitivamente va a suceder.

 

«Volvamos ya…»

 

A este paso, me voy a secar completamente. Limpiándome la frente, me dirigí a casa mientras llevaba la bolsa de la compra.

 

«Puedes hacerlo, Desu, Maestro. Sólo 505 metros y 65 centímetros hasta su destino». (Isekai: Necesito a una IA asi, me sera muy util)

«Por favor, Meru, deja de dar ese tipo de información. Me agota más…»

 

Lo último que quería pensar al volver es la distancia. Tal vez no debería haber usado auriculares inalámbricos después de todo. Bajo el sol abrasador y mientras escuchaba la voz energética de Meru que aumentaba mi fatiga, seguí caminando hacia el oasis comúnmente conocido como mi habitación con aire acondicionado. Desafortunadamente en ese momento, un círculo mágico surgió ante mí, en el aire.

 

«¿Hm?»

 

Detuve mis pasos y observé ese círculo mágico durante un rato. Poco después, algo apareció y cayó directamente al suelo.

 

«¡Ay! ¿Por qué esta maldita herramienta mágica siempre me deja caer desde arriba…?»

 

La persona que cayó se quejó en el círculo mágico. Era una mujer joven con un pelo carmesí sedoso y una armadura de bikini. Inmediatamente sentí la premonición de presenciar la apariencia anormal de la mujer frente a mí. Bueno, parecía ser anormal en el momento en que apareció de un círculo mágico. Debido al calor abrasador, no podía pensar bien y me quedé de pie en mi casa en lugar de ignorarla y volver a casa. Mis ojos se encontraron con los de la mujer que aún estaba acostada boca arriba.

 

«Ah.»

«Ah?»

 

A diferencia de mi reacción normal, la mujer, aún tumbada en el suelo, pronunció con voz enojada y me envió una mirada. Asumí que ella tenía algo en mi contra a juzgar por esa reacción, pero muy pronto resultó que no era así.

 

«¡Oh! ¿Podrías ser Kamiya Yato?»

 

De repente se levantó y preguntó con voz educada. Aunque, le contesté con el tono más frío que pude usar.

 

«No, tienes a la persona equivocada.»

 

Dejando esas palabras atrás, me alejé.

 

«¡Espera! ¡No escapes!»

 

Interrumpiendo mi caminata, me agarró de la muñeca y me miró a la cara mientras sonreía. En serio, ¿qué tiene de malo este clima? Parece que incluso estoy oyendo cosas ahora. Por supuesto, no renuncié a mi plan de escapar de ella y traté de sacudir su mano que estaba agarrando mi muñeca, pero sorprendentemente, no pude hacerlo.

 

«Te lo dije. Tienes a la persona equivocada.»

«Deja de mentir. No hay forma de que alguien que alberga una tremenda cantidad de magia como tú pueda ser la persona equivocada.»

 

Parece que fue imposible engañarla desde el principio. Bueno, estoy sintiendo una enorme cantidad de magia viniendo de ella también. Es por eso que elegí no involucrarme con ella y traté de sacudir su mano de nuevo sin obtener un resultado deseable. Maldita sea, ¿qué pasa con su fuerza? Su mano no mostraba signos de perder, no importaba lo fuerte que yo tratara de sacudirla. Leyendo mi expresión, esa mujer me sonrió.

 

«Bueno, sólo espera. No tengo intención de hacer nada por ahora. Sólo vine a saludarte. Así que no huyas. No te atrevas a escapar, ¿de acuerdo? No vas a escapar, ¿verdad? ¿Haa?»

 

Dejando a un lado su forma beligerante de hablar… ¿Qué le pasa a esta mujer?

Podría suponer que está relacionada con esos dioses de alguna manera, pero nunca la conocí. Si me preguntaran cómo tratar con una belleza preciosa como ella con un carácter muy decepcionante, no podría responder inmediatamente.

 

«Lo siento, pero no te conozco. Tengo algunas tareas de las que ocuparme ahora, así que deja mi mano.»

 

Cuando le pedí que me dejara en paz con una mentira ofensiva, ella parecía estar contenta y respondió con un tono de voz excitado.

 

«Te estás volviendo cada vez más interesante. Ha pasado un tiempo desde la última vez que conocí a alguien que no se ve afectado por mi intimidación.»

 

Parece que me convertí en un objetivo para su interés. Más bien, ¿trató de intimidarme ahora mismo? Notando que mi mentira tenía un efecto opuesto en su estado de ánimo, revelé una cara reacia, pero a esa mujer no le importó y continuó.

 

«Mi nombre es Scala. Soy un Dios. Bueno, encantado de conocerte, supongo.»

«Sí…»

 

Dejé salir una voz tonta al escuchar su auto-presentación. No me sorprendió en absoluto escuchar que ella era un Dios, pero sus siguientes palabras me hicieron abrir los ojos de par en par por la conmoción.

 

«Esto es abrupto, pero voy a hacer que pelees conmigo.»

«¿A…… Huh!?»

 

Esta vez, casi grité exclamando.

 

«La fecha y la hora son pasado mañana a esta misma hora. Puedes elegir el lugar que quieras. Cuando llegue el momento, me teletransportaré a tu ubicación y comenzará la pelea.»

«¡Espera un segundo! ¿Qué tiene de malo que aparezcas de repente?»

 

Incapaz de comprender la situación, le pregunté con cara de confusión. ¿Cómo se supone que voy a tratar con alguien que de repente aparece y me desafía para una pelea?

 

«Por cierto, no tienes derecho a negarte. Ya tengo permiso del Dios Divino.»

«¿Dios Divino?»

 

Fruncí el ceño al escuchar una palabra desconocida, pero a Scala no le importó explicar y en su lugar sacó algo de su busto. Era una pequeña esfera gris que se podía sostener en una mano. Scala tomó esa esfera y la estrelló contra el suelo. La esfera se rompió y creó un círculo mágico similar bajo sus pies.

 

«Bueno, entonces, nos veremos pasado mañana. Creo que sabes bien lo que va a pasar si te escapas.»

«¡Oye! ¡Te dije que esperaras!»

 

Dejando atrás un comentario amenazador, Scala desapareció. Me quedé estirando la mano hasta el lugar donde ella se encontraba ahora mismo, incapaz de procesar la situación actual. Dejado solo en medio de la calle de la zona residencial, me quedé mirando a ese lugar por un rato.

 

¿Qué fue eso hace un momento…?

 

Scala que vino y se fue como una tormenta no me dio la oportunidad de ponerme al día con lo que pasó. Lo único de lo que estaba seguro era que las cosas se pondrían difíciles muy pronto.

 

«¿Qué le pasa a esa mujer?»

«Maestro, le sugiero que le cuente a Lina lo que acaba de pasar. Ya que la otra parte era un Dios, ella podía ayudarnos con la información útil.»

«Sí, tienes razón.»

 

Estuve de acuerdo con Meru, que sólo escuchó lo que pasó, porque el teléfono estaba dentro de mi bolsillo, y se dirigió a casa. Llamemos a Lina después de que regrese a casa. Me siento aún más caliente ahora que he estado parado en mi lugar durante demasiado tiempo. Pero aún así, ¿qué se supone que debo hacer ahora…?

 

«El futuro no parece muy prometedor.»

 

Pensando en Scala, volví a casa con pasos pesados. Meru me animó mientras gritaba «¡Puedes hacerlo, Desu! ¡Maestro!»

Bueno, no tengo elección de todos modos, ¿no? Animado por los aplausos de Meru, tomé la decisión y volví apresuradamente.

 

———————————————————————————————

Bonus

 

Espiando fotos.

 

«Hola, Meru. ¿Qué opinas de estos nuevos auriculares?»

«Son muy buenos, Desu, Maestro. Puedo oír tu voz mucho mejor, Desu.»

«Eso es genial. La próxima vez, creo que me compraré una cámara pequeña.»

«¿En serio, Desu?»

«Debe ser un inconveniente para ti no ver el exterior.»

«¡Muchas gracias, Desu! Finalmente puedo observar lo que me rodea, Desu.»

«Pero aún así, no tomes fotos de la gente en secreto.»

«¡No lo haré, Desu! Sólo los espiaré por el bien de la encuesta, Desu.»

«Así que todavía vas a espiar.»

Índice