A Kingdom of Unfortunates – Volumen 1 – Capitulo 20

Capitulo 20: El poder del Primer Legado.

(Punto de vista Lady Margaret, Tercera Princesa del Reino Meredico)

Es nuestro segundo día de visita oficial a nuestro vecino, la llamada Confederación, y me siento en la obligación de escribir que es lo que vi y experimente en este viaje, para que sirva de referencia para futuros encuentros entre ambas naciones, y eventuales reuniones matrimoniales que me tendrán como uno de sus pilares.

Comenzare por como conocí al que eventualmente se convertirá en mi suegro. No fue una experiencia agradable.

La mirada del hombre de piel morena y pelo carmesí estaba como ida, sin prestar atención a nada más que la gema, solo por un momento hubo un brillo en sus ojos y su mirada se desvió hacia nuestro anfitrión, Ser Thirvanir.

“Lo he conseguido, hijo al fin lo he conseguido”

La sonrisa de oreja a oreja que exhibía era entre cautivante y atemorizante, los bordes de sus ojos parecían resquebrajarse y su cara partirse dejando libre a un ser tenebroso. Su cuerpo se hincho ligeramente, las marcas creadas por sus venas se expandieron, incluso sus ojos parecían haberse inyectado en sangre.

Fue en ese momento que su risa comenzó, aun recuerdo como en ese momento todo a mí alrededor comenzó a temblar, no solo el suelo, las paredes incluso la luz parecía distorsionarse, sentía presión proveniente de ese hombre. Había poder en su sola presencia.

Solo cuando nuestro anfitrión, es decir su hijo, le dijo una palabra extraña, “Kner” el se tranquilizo, nos miro y se inclino, pidiendo nuestro perdón, solo entonces se presento como el Legado Hero Thirvanir, padre de Karbogh  y el primer Legado de la Confederación.

… Lo siguiente que dijo, helo tanto mi sangre como la de mi familia, como lo pude confirmar luego al hablar con mi hermano y padre.

(Fin Punto de Vista Lady Margaret)

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

“Mis más sinceras disculpas por este exabrupto, es un momento muy importante para mi”

Leonido, Rey Meredico, asintió con una cara compuesta, como si nada de esto hubiera pasado, pero aun así no podía ocultar algunos signos de preocupación, al igual que su esposa y sus hijos trataban de mantenerse firmes y mostrar que sin importar que pasara ellos se mantendrían allí.

“No hay necesidad de disculparse, incluso en mi persona puede suceder que pierda el control de mis emociones, por suerte siempre puedo contar con mi querida esposa que me mantenga cuerdo y lo más estable posible”

Decía Leonido con una cara amable y una sonrisa casi sincera, aun así las pequeñas gotas de sudor que había en sus costados eran evidentes.

Aun así se armo de valor y continúo hablando.

“Sin embargo, como alguien en la cúspide del poder en mi nación, hay pocas cosas que me hagan olvidar mis principio y modales, que podría ser aquello que le ha provocado semejante reacción Lord Hero o debo llamarlo Lord Thirvanir?”

“Hero estaría bien, sin honoríficos, pero si aun así desea usarlos, llámeme Lord Hero, en cuanto al asunto es que finalmente le pude terminar la investigación de mi antepasado y darle justo descanso. Antes de continuar, respóndame una pregunta, ¿como se consigue una habilidad?”

La pregunta descoloco ligeramente a Leonido, esto era algo de sentido común después de todo.

“Esta pregunta era retorica, existen tres tipos de formas de obtener una habilidad.

Uno, nacer con ella, esto sucede en cualquier ser vivo, todos nacemos con una habilidad algunos “afortunados” nacen con dos incluso hubo registro de tres habilidades.”

Señalaba con sus manos, la cantidad que decía, como si estuviera dando una conferencia.

“La segunda posibilidad es que la ganes, esta depende del talento innato que uno posea, por ejemplo alguien con mucho talento innato para el manejo de las espadas necesitara oscilar su espada contra un enemigo unas pocas decenas de veces.” Su semblante parecía cambiar a uno un poco mas pálido “Mientras que aquel sin talento puede matar miles de enemigos con esa arma sin ningún tipo de progreso, lo mismo sucede con las artes mágicas, no importa que tanto te esfuerzos si no tienes el mal… el talento necesario nunca podrás mejorar en lo que quieras, siempre limitado por una cadena invisible.

Y llegamos a la última posibilidad, que una “deidad, de cualquier clase, te la otorgue” podía sentirse el aire frio y el desprecio salir que cada letra que salía de la boca de Hero al pronunciar la palabra DEIDAD, claramente había sucedido algo entre este hombre y alguno de los dieses, Pensaba Leonido.

“Este tipo de habilidad se puede denominar como TRAMPA, o en lenguaje de los mal llamados “Héroes de Otro Mundo” que suelen ser invocados de manera arbitraria aquí, un CHEAT. Son habilidad increíblemente poderosas que no hacen más que demostrar el capricho y la predilección por los deseos propios de los “DIOSES”.”

En este momento Hero levanto el cristal en su mano y lo llevo hasta la mesa, donde lo dejo frente a toda la familia real Meredica y se alejo lentamente.

“Mi antepasado siguió la línea de pensamiento sus propios antepasados, que le legaron cientos de textos e investigaciones para que pudiera ayudar a la todas las razas a ser realmente libres y no depender de algún ser que de hoy para mañana podría odiarte y destruirte solo porque estaba aburrido”

En sus manos un viejo libro apareció, desgastado, con punta rotas y hojas amarillentas, su cubierta de cuero, antaño hermosa, no era más que un reflejo resquebrajado de una época ya olvidada.

“En este, su diario personal, detallo su investigación y pensamientos…

{Finalmente lo he conseguido, han pasado más de treinta años desde que comencé el templado de mi alma, para que se pusiera al día con mi cuerpo y mis habilidades, en este estado de perfecto equilibrio concento todo de mi en mi ojo derecho y pude obtener mi preciada habilidad {Ojo que todo lo ve}… con ella finalmente puedo experimentar y comprobar si los escritos de mis antepasados son reales…}”

Hero lentamente y con sumo cuidado cambio de páginas, yendo más adelante un poco más de la mitad.

“{Tenían razón, luego de observarlo cientos de veces no hay duda de que ellos tenían razón, al momento de obtener una habilidad una energía brota de cada parte del cuerpo tan solo por unos segundos, reuniéndose en el abdomen y un órgano extraño, parecido a un pequeño plato, aparece siendo el lugar donde toda esa energía se reúne. Una vez que la habilidad se consigue esta energía disminuye y luego se dispersa al resto del cuerpo una vez más, así también ese extraño órgano desaparece, no solo eso esa energía no se repone naturalmente, solo cuando se sube de nivel,  aumenta ligeramente, lo que confirma que solo podemos adquirir un número limitado de habilidades y este número es ampliado al momento de subir de nivel.

Otra razón más para seguir con la investigación, estimo que una persona normal puede desarrollar entre 3 a 10 habilidades básicas por nivel, aumentando entre 1 a 3 por subida de nivel, este número cambia mientras más poderosa es la habilidad, por tanto los aquellos beneficiados por el capricho de los dioses son completamente anormales con esas habilidades de clase S al nivel 1}”

Una vez mas movió su mano y avanzo las paginas, esta vez su rostro se distorsiono de pena, como si estuviera sufriendo.

“{Al final no lo he logrado, ya he superado por mucho la expectativa de vida de un humano y tristemente a mis 170 años lo único que he podido lograr es poner unos débiles cimientos para que alguien, en algún momento, lea estos escritos junto con los de mis padres y hermanos…

Discúlpenme, Padre, hermana… yo era el ciego, ustedes tuvieron la razón todo el tiempo, lamento mucho haberlos dejado, espero que este acto pueda darles justo descanso sabiendo que sus sacrificios no fueron en vano.

Y tú, no importa quién seas recuerda bien esto… LA IGLESIA MIENTE, SUS DIOSES NO SON LA UNICA FORMA DE DERROTAR A ESOS SERES, SOLO ES UNA SARTA DE ESTUPIDECES CREADAS POR ALGUN VIEJO AVARICIOSO, EL ORO NO ES NECESARIO EN NINGUN MOMENTO DE ESTE PROCESO.}”

 

Hero cerro el libro y su cara se aligero, como si de una pesada carga se hubiera liberado, un texto así de importante, uno que podría considerarse un tesoro en cualquier nación del mundo, les fue revelado. Los 5 del reino Meredico, la familia Real, estaba atónita. De pronto sus miradas se dirigieron a un solo lugar…

El solitario cristal azulado que descansado frente a ellos.

Margaret fue la primera en reaccionar.

“Lord Hero según lo que acaba de decir, este cristal podría ser?”

Hero asintió y luego dijo con una voz que parecía surgir del mismo infierno.

“Forje este cristal, que contiene un regalo para uno de ustedes, en su interior he colocado la habilidad de Clase S {Bendición del Dragón Anciano}”

….

Índice