Magical Girl Diamond – Capitulo 6: ¿Así será a partir de ahora?

 

Makoto estaba lamentando su existencia en silencio mientras Ryoko bebía te a su lado tranquila

 

  • Tranquila Makoto-chan, fue una actuación realmente fantástica
  • Fue fantásticamente vergonzosa…
  • Y tu frase fue increíble y muy original
  • Fue lo mejor que se me ocurrió…
  • Y fuiste muy valiente al enfrentarte a ese temible monstruo
  • Mis piernas no paraban de temblar incluso cuando llegué a casa…

 

Makoto que no disminuyo su lamentó en ningún momento seguía mirando sus pies con una expresión abatida. Al verla así Ryoko se levantó de su asiento y fue a la cocina, Makoto no se molestó en voltear ni un segundo, lo cual llegó a pagar caro. Ryoko volvió de la cocina solo que esta vez se paró detrás del Makoto

 

  • ¡Hiii! ¡Frio, muy frio! ¡Mi espalda!
  • Veo que ya te sientes mejor
  • ¡Esto no es sentirse bien! ¡En absoluto!

 

Makoto dio un repentino salto de su asiento y se empezó a retorcer mientras intentaba alcanzar su espalda con sus manos. Después de retorcerse un poco más unos cubos de hielo cayeron de su espalda al suelo, y una Makoto casada está recuperando el aliento mientras que la perpetradora de este crimen bebía té tranquilamente en el sofá. Al verla Makoto se sintió un poco irritada y se de nuevo en el sofá haciendo un puchero

 

  • ¡Era absolutamente innecesario hacer eso!
  • Bueno, es que si no lo hacía seguirías haciendo ese berrinche de antes
  • ¡Eso…! No es del todo cierto

 

Makoto dio un respiro y se recostó en el sofá

 

  • Anoche fue como vivir una pesadilla en carne y hueso, fue realmente aterrador
  • Ni que lo digas, de alguna forma me siento con suerte por haberme desmayado
  • No creo que eso sea tener suerte Ryoko-chan

 

Ambas dieron su opinión de lo sucedido de anoche, pero al ver que ambas se sentían de la misma forma una pequeña risa se escapó de sus bocas

 

  • Ustedes dos realmente se llevan bien ¿verdad?

 

Entonces una pequeña voz se escuchó interrumpiendo su ambiente y el dueño de esta voz estaba sobre la mesa de centro comiendo unas galletas de avena que le sirvieron cuando llegaron

 

  • Oh, Zephyr-chan olvide que estabas aquí
  • Lo siento, me olvide de ti
  • ¿¡Como pueden ser tan crueles!?

 

Las dos amigas se miraron la una a la otra y empezaron a reír, mientras el pequeño azulejo parlante siguió comiendo enojado, hasta que empezó a toser por comer demasiado rápido

 

  • Tranquilo Zephyr-chan, no era nuestra intención burlarnos de ti
  • Es que eso es inevitable cuando se trata contigo
  • No estas ayudando Makoto-chan

 

Mientras que Ryoko intentaba calmar a Zephyr y Makoto hacia lo contrario, ambas empezaron a hacer la tarea de hoy y Ryoko copiando, con dificultad, las notas de Makoto”

 

  • Eso es todo por hoy creo
  • Al fin, hacer la tarea es importante y eso, pero algo tedioso
  • Bueno, tienes algo de razón pero no hay otra opción
  • Si, lose

 

Makoto se volvió a recostar en el sofá mientras Ryoko acomodaba sus cosas, algo que Makoto no hizo, en eso Zephyr que extrañamente estaba callado hasta ahora se paró en la mesa frente a Makoto

 

  • Makoto
  • ¿Qué sucede? Espero que no sea algo molesto
  • Gracias por tu arduo trabajo
  • ¿Eh?

 

Zephyr dijo con un tono alegre a Makoto que ahora junto a Ryoko estaban sorprendidas por sus inesperadas palabras, y para romper el silencio Makoto hablo

 

  • ¿Eh? ¿A qué te refieres? No he hecho nada
  • Acaso… te refieres a lo de anoche
  • Si

 

Zephyr respondió de forma positiva a Ryoko, y Makoto estaba sorprendida por esta inesperada actitud suya. Zephyr volvió a mirar a Makoto y esta vez tomo una postura seria

 

  • Anoche te enfrentaste por primera vez a nuestros enemigos, los guerreros de la oscuridad
  • Los guerreros de la oscuridad
  • Ese sujete de pelo verde ¿cierto?

 

Makoto y Ryoko recordaron los sucesos de anoche un poco tensas mientras seguían escuchando a Zephyr con atención

 

  • Dime Zephyr-chan ¿Quiénes son los guerreros de la oscuridad?
  • Son aquellos humanos que fueron recogidos por la oscuridad y les fue concedido la fuerza de esta, no tengo idea cuantos son, pero sí que serán fuertes
  • Entonces… lo que sucedió en el templo volverá a ocurrir ¿verdad?

 

El imaginar que la pesadilla se repetirá más de una vez otra vez hizo a las 2 temblar, y Makoto, que es la responsable de detenerlos empezó a temblar un poco

 

  • Pero puedes estar tranquila, Makoto
  • ¿Eh?
  • Porque sé que podrás con ellos
  • Eso crees…
  • Sí, es verdad que anoche fue tu primera vez y corriste peligro, pero no retrocediste en ningún momento y lograste usar tu magia

 

Zephyr empezó a sonar confiado mientras hablaba, y Makoto de alguna forma se sintió tranquila al escuchar sus palabras

 

  • Además, no estarás solo por siempre
  • ¿Eh? ¿A qué te refieres?
  • Hay otras como tú, otras guerreras de la luz

 

Makoto y Ryoko quedaron boquiabiertas, haya afuera hay otras magical girls con el poder y deber de pelear contra los guerreros de la oscuridad. Makoto al escuchar esto se alegró que no va pelear sola estas batallas

 

  • ¿¡Enserio!? ¡Eso es fantástico!
  • ¿No es genial Makoto-chan? No tendrás que hacer esto sola
  • ¡Si! Dime Zephyr-chan ¿Dónde están las demás magical girl?

 

Makoto y Ryoko voltearon a ver expectantes a Zephyr, incluso parecía que los ojos de ambas brillaban de emoción. Pero contraria esto, Zephyr hablo de tal manera como si no fuera importante

 

  • Ni idea

 

Y con esas simples palabras el entusiasmo de las chicas cayó por los suelos

 

  • ¿Sabes quiénes son?
  • Ni idea
  • ¿Cuántas son?
  • Ni idea
  • ¿Cuándo aparecerán?
  • Ni idea, pregúntale al autor

 

La misma respuesta en cada pegunta de Makoto, Ryoko fue quien esta vez se recostó en el sofá mientras Makoto se masajeaba la sien por su irritación

 

  • Olvide que las aves son unos completos inútiles a la hora de dar información
  • ¡Oye, eso es un insulto para mí!
  • Esa es la idea

 

Mientras Zephyr agitaba sus alas azules molesto, Makoto pensó en lo que le dijo sobre las demás magical girl que hay haya afuera, ¿Dónde están? ¿Por qué no aparecieron también en el templo anoche? Había muchas cosas que todavía no sabia

 

  • Supongo que pensar en ello hasta cansarme no me dará la respuesta
  • Entonces, por ahora tendrás que luchar sola ¿verdad Makoto-chan?
  • El simple hecho de luchar me desanima a pararme de este sofá

 

Ambas guardaban y miraban el techo esperando que alguna respuesta milagrosa llegara atravesando el techo, aunque ambas sonrieron sabiendo que eso no pasaría

 

  • No te debes preocupar por eso Makoto
  • ¿eh?

 

El silencio fue roto de nuevo por un Zephyr seguro de sí mismo, y tanto Makoto como Ryoko seguían sin entender del todo a esta extraña ave parlante

 

  • No vas a estar sola
  • ¿Eh? ¿de qué hablas?
  • Porque yo estaré contigo

 

Normalmente Makoto se molestaría por sonar tan presumido, pero este no era el caso, el sonaba totalmente enserio mientras miraba a Makoto que se había quedado sin palabras

 

  • Yo no me apartare de tu lado en ningún momento, no importa que
  • Zephyr-chan…
  • No importa que tan grande y poderoso sea el enemigo, que tan fiera sea la batalla, me quedare a tu lado siempre y te apoyare con todo mi ser

 

Makoto estaba boquiabierta por sus palabras, él tal vez sea molesto y presumido la mayoría del tiempo, pero él ahora hablaba con toda la confianza del mundo. Ahora que recuerda, anoche en el templo cuando estaba tan aterrada para moverse, fue Zephyr quien le dio el valor que necesitaba con sus palabras. Makoto no pudo evitar sonreír

 

  • Después de todo, soy tu compañero
  • ¡Sí!, somos compañeros

 

Tal vez tengan una rara relación, pero son compañeros, al verlos Ryoko se sintió feliz de que Makoto no estaría sola

 

El tiempo una vez más paso y Makoto decidió ir a casa

 

  • Ya sé, ¿Por qué no te quedas esta noche en mi casa? Estoy segura que a mi mama le encantaría verte
  • Claro, me encantaría, iré a empacar mi pijama y el uniforme de la escuela entonces
  • Si aquí te espero

 

Ryoko fue a su habitación y después de un rato volvió con su mochila de la escuela y otra bolsa más

 

  • Estoy lista, vamos
  • Claro

 

Makoto se dirigió a la puerta con Ryoko y después de cambiarse de zapatos salieron del apartamento. Después de que Ryoko cerrara con llave y empezaran caminar juntas, Zephyr se posó en el hombro derecho de Makoto

 

  • ¿Está bien que vayas? ¿no deberías avisarle a…?
  • Ryoko-chan ¿Tienes atún y estambre en tu casa que me puedas dar?
  • Creo que si… ¿pero para qué?
  • ¡Oh vaya! De pronto me dieron ganas de volar un poco, creo que me iré adelantando a la habitación de Makoto ¡Nos vemos!

 

Un extrañamente nervioso Zephyr se fue volando rápido hacia el cielo. Ryoko no podía entender su comportamiento, pero tenía una idea de que era y le dio una pequeña mirada severa a Makoto que estaba a su lado sonriendo inocentemente

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Llegando a casa de la familia Kobayashi, las dos fueron recibidas por un delicioso aroma que venía de la cocina. Ambas se cambiaron sus zapatos y se dirigieron a la cocina

 

  • Ya llegue, y traje a Ryoko-chan conmigo
  • Buenas tardes, lamento la intromisión
  • Oh, volviste

 

Quien las recibió con una usual voz apagada fue el hermano mayor, Mikado, que para la sorpresa de ambas estaba en la sala con otras 2 personas. Makoto ya las conocías, pero para Ryoko esta era su primera vez conociéndolos, era una chica hermosa de cabello blanco perla y un joven apuesto rubio de ojos verdes. Eran la novia de Mikado, Alice y su amigo, Erick

 

  • ¿Mikado-san se volvió un delincuente?
  • ¿¡Cómo es qué llegan a esa conclusión!?

 

Después de que se presentaran unos con los otros, Ryoko se disculpó por so grosero comentario de antes

 

  • Eres una chica tan amable Hayashi-chan
  • No te preocupes por eso
  • Gracias, me alegro de a verlos conocido
  • ¿Eh? ¿Por qué?

 

Alice y Erick que hablaban con Ryoko pusieron cambiaron su expresión en duda a lo que dijo Ryoko con tono feliz

 

  • Pensaba que Mikado-san no tenía amigos y estaba muy preocupada por el
  • Pfff
  • Ustedes creen que soy alguna clase de antisocial o algo ¿verdad?
  • Por su puesto

 

A la respuesta al unísono de Ryoko y Makoto, una vena se hincho en la frente de Mikado, mientras sus amigos, intentaban contener la risa ante cómica escena

 

  • Ustedes tan animados como siempre
  • Mama
  • Mama Kobayashi, un gusto verla de nuevo
  • Bienvenida Ryoko-chan ¿vas a quedarte esta noche?
  • Si, gracias por recibirme
  • No te preocupes, está siempre será tu casa

 

La madre Kobayashi vino a saludar a Ryoko y al ver que la relación entre los tres sigue igual como siempre se llenó de una felicidad que solo una madre podría sentir. Para ella Ryoko era tan hija como lo eran Makoto y Mikado

 

  • Alice-chan, Erick-chan también quédense a cenar
  • No se preocupe por nosotros
  • No queremos importunarlos
  • ¿Qué dicen? Esta sería la primera vez que Mikado tiene amigos y vienen a cenar
  • Oye
  • Sobre todo cuando uno de ellos es tu novia
  • … ¿Eh?

 

Una persona soltó una voz confusa en esa última parte de la conversación, y la dueña de esa voz se acercó a la oreja de Makoto para susurarle

 

  • Makoto-chan
  • Déjame contarte…

 

Ambas empezaron a murmurar entre ella, lo que le dio un mal presentimiento a Mikado. Cuando dejaron de chismear entre ellas, Ryoko camino y se puso frente a Mikado, más precisamente en medio de él y Alice que estaba sentada en el sofá a lado de Erick y la mira con una expresión seria

 

  • ¡No dejare que tengas a Mikado-san!
  • Deja vu

 

Ryoko declaro con una fuerte voz a Alice que tenía un extraño sentimiento de algo así pasaría, y a su lado Erick que saco un pequeño comentario mientras reía

 

  • Ryoko, ¿Qué crees que haces?
  • ¡No puedes presentarme una chica de la nada y decirme que es tu novia!
  • ¿Tú también?

 

Ryoko miraba de forma severa a Mikado como si esto también la incluyera a ella. Se volvió a voltear a ver a Alice y puso su mano en su pecho

 

  • ¡Si quieres tenerlo debes ganarme a mi primero!
  • ¿¡A ti también!?
  • ¡Así es!

 

Mientras Alice se sorprendió por el nuevo reto que le impusieron de la nada, Makoto se metió en la conversación parándose a lado de Ryoko y ambas se engancharon con su brazo y alzaron la otra y casi haciendo una clase de pose con rostros serios

 

  • ¡Porque somos sus pequeñas hermanas!

 

Ambas declararon su posición a Alice que estaba con una nerviosa sonrisa. Las dos se calmaron cuando mama Kobayashi las arrastro afuera de la sala y mando a Makoto a cambiarse su uniforme.

 

El día pasó con normalidad, Ryoko y Makoto pasaron el tiempo en su habitación donde Zephyr las esperaba. Mikado y Erick terminaban su tarea mientras que Alice que ya la había terminado ayudaba a mama Kobayashi con la cena, en eso llego el padre de la familia, y se presentó con Alice que no la había visto, después de ver lo amable y linda que era le hizo una llave a Mikado para que escupiera que sucia treta hizo para conquistarla

 

Llego la hora de la cena y Ryoko, Alice y Erick los acompañaban esta vez en la mesa. Ryoko se sentó en su usual lugar de siempre a lado de Makoto, mientras Alice y Erick a lado de Mikado. La cena era muy animada, papá Kobayashi no paraba de preguntar cómo era Mikado en la escuela, si tenía amigos, era sociable o si era un busca problemas. Mikado ni siquiera tenía fuerza de voluntad para resistirse, y Alice y Erick contestaban y decían cosas positivas sobre él lo que alegro a sus padres. La cena estaba bien, hasta que su padre se puso serio y saco el tema de los escalones subidos de su relación hasta ahora

 

  • ¡Soy virgen lo juro!
  • Onii-chan…
  • Mikado-san…
  • ¡No me vean con esos ojos de lástima!

 

Mikado enrojeció y se levantó de su asiento declarando, mientras sus pequeñas hermanas lo miraban con un poco de compasión. Por otro lado, un tomate Alice comía en silencio su plato a lado de Erick que intentaba no reír

 

La noche había caído, Mikado ya había ido a dejar a sus amigos en la estación y ahora se preparaba para dormir en su habitación. Mientras Makoto y Ryoko ya estaban acostadas en su habitación. Pero Ryoko que dormía en un futon a lado de la cama de Makoto se levantó por alguna razón

 

  • Zephyr-chan ¿Estas despierto?
  • ¿Qué sucede Ryoko?

 

Ryoko en voz baja llamo a Zephyr, el cual salió de uno de los cajones abiertos del escritorio de Makoto

 

  • Solo quería agradecerte por lo que le dijiste a Makoto-chan esta tarde en mi casa
  • Oh, eso, no debes preocuparte
  • ¿Lo decías enserio? ¿En verdad te quedaras a su lado siempre?
  • Ryoko…

 

La voz de Ryoko se tornó seria y miraba a Zephyr con unos ojos que esperaban solo la verdad. Zephyr se preguntaba porque había tomado esta actitud de repente, pero el correspondió esos sentimientos hablando con toda seriedad y la verdad

 

  • Si, lo hare
  • ¿Lo prometes?
  • Claro

 

Ryoko levanto su dedo meñique a Zephyr para cerrar la promesa, Zephyr que estaba volando se acercó a su mano y con su pata tomo su dedo y lo prometió de todo corazón que siempre estaría a lado de Makoto. Ryoko volvió a tener su usual cálida sonrisa pero en sus ojos había una tranquilidad y felicidad que solo Zephyr que se encontraba ahí pudo notar

 

  • Zephyr-chan, ¿te podría contar una historia antes de irme a dormir?
  • ¿Una historia?
  • Si

 

La noche era silenciosa, una hermosa luna llena brillaba en el cielo y su luz entraba por la ventana iluminando débilmente a dos chicas profundamente dormidas. En un árbol fuera de la casa de la familia Kobayashi, Zephyr estaba en una rama contemplando las estrellas, pensando en la historia que le conto Ryoko esta noche. Su corazón tenía muchas emociones ahora mismo y salió a relajarse bajo el cielo nocturno

 

  • Las relaciones de los humanos son tan misteriosas, pero, eso es lo que le da fuerza, supongo

 

Dos amigas que idolatran a la otra sin que la otra lo sepa, al mismo tiempo que se infravaloran a si mismas. Pero con sentimientos honestos en sus corazones. Para Zephyr era una amistad misteriosa pero fantástica

 

  • Bien ¡Zephyr también se esforzara para cumplir su promesa!
  • ¡Meow!
  • ¡Hiii!

 

El gran momento de Zephyr fue interrumpido por el enemigo natural de su especie, un gato, y después de las constantes amenazas de Makoto, su miedo a ellos incremento y salió volando a alguna parte

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Él estaba en el cielo y nueves blancas iban y venían. La campana del almuerzo sonó en la escuela, y Ryoko y Makoto empezaban su rutina de ir a almorzar con los demás, pero entonces Makoto se le acercó al oído de Ryoko

 

  • Ryoko-chan, intenta invitar a Akiyama-san
  • ¿Eh?
  • Estoy segura que hoy tendrás suerte
  • Bueno…

 

Siguiendo el consejo de Makoto, Ryoko fue al lugar de Akiyama como usualmente hace, pero al verla venir, Akiyama parecía estarla esperando

 

  • Disculpa, Akiyama-san
  • ¿Qué sucede?
  • ¿Te gustaría almorzar con nosotros?

 

Ryoko hizo la pregunta de todos los días, y aunque esperaba la usual negación de Akiyama, se sentía un poco intrigada por las palabras de Makoto

 

  • Claro, me encantaría

 

Akiyama dijo con su usual expresión seria de siempre, pero aun así, los ojos de Ryoko brillaron y una gran sonrisa se dibujó en su rostro, en verdad estaba muy feliz, se sentía realizada y pensaba que su meta de ser amigas estaba más cerca

 

  • Entonces, estoy a tu cuidado Hayashi-san
  • ¡Si!

 

Ryoko no dejaba de sonreír mientras volvía con Makoto y Tanaka que la esperaban en la entrada del aula. Cuando la vieron llegar con Akiyama detrás las dos se miraron y sonrieron la una a la otra

 

  • ¡Bien!

 

Ambas chocaron las manos en el aire en señal de celebración. Ryoko le pareció encantador este gesto, por otro lado Akiyama lo veía extraño y prefirió ignorarlo y seguirlas

 

Las tres guiaron a Akiyama al lugar donde siempre toman su almuerzo. Cuando los demás vieron que había alguien de más con ella quedaron sorprendidos cuando se dieron cuenta que era Akiyama

 

  • Esto es genial Ryoko-san, me alegro que Akiyama-san pueda almorzar con nosotros
  • ¡Si, eres asombrosa Hayashi-san!
  • Gracias

 

Saito y Tachibana felicitaban a Ryoko, todos aquí sabían cuánto se había esforzado para volverse cercana a Akiyama, verla a las dos aquí significa que poco a poco sus esfuerzos mostraban resultados

 

  • Esto, disculpa, Akiyama-san…
  • ¿Si?

 

Akiyama fue llamada por una pequeña y tímida voz, cuando volteo a ver a la dueña de esa voz, pudo ver a una chica de cabello gris intentado ocultarse detrás de Tachibana, aunque a este no parecía molestarle, le parecía raro a Akiyama

 

  • Mucho, mucho gusto, soy, Minami, Eri, es un placer, conocerte
  • Soy Akiyama Nozomi, un placer Minami-san
  • Si

 

Minami se sonrojo un poco pero sonrió levemente, ella al igual que Ryoko quería hacerse amiga de Akiyama, pero su actitud temerosa y callada se lo impedía, pero ahora que ella estaba aquí, quiso presentarse y se armó de valor para hablarle. Siguiendo el ejemplo de Minami, los demás empezaron a presentarse uno por uno. Una vez terminadas las presentaciones todos sacaron sus almuerzos, cabe mencionar que tenían curiosidad por el almuerzo que traía Akiyama, pero resulto más normal de lo esperado, pero nadie negaba que se veía delicioso

(Jack: no soy estudio gastronomía para detallarles un bento, solo uso mi imaginación)

 

El día paso con normalidad, aunque todo el tiempo se mantuvo con su usual actitud inexpresiva, todos pudieron platicar con Akiyama tranquilamente, sobre cómo es trabajar en un templo, que dulces le gustan, si sabía cocinar, etc.

 

Las clases terminaron, todos se habían ido a casa, y una solitaria chica caminaba sola a casa

 

  • Supongo, que no estuvo mal ir con ellas

 

Akiyama Nozomi caminaba sola de vuelta a casa, pensando sobre el inusual cambio de rutina que tuvo hoy. Ayer Kobayashi Makoto dijo que no era necesario disculparse con Hayashi Ryoko pero si insistía, debería aceptar la invitación de Ryoko de almorzar con ella. Y justo como dijo, ella acepto pero se quedó sorprendida al ver el rostro de felicidad que puso ella ¿tanto quería que almorzaran juntas? Ella no podía entenderlo, pero cuando se unió a su grupo, todos parecían feliz por el simple hecho de estar aquí, era extraño para ella, pero aun asi, no se sintió del todo mal. Platicar de temas frívolos, contar algunas bromas y discutir por temas tan insignificantes, rodeada de amigos, no estaba mal. Una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro, pero, entonces volvió a desaparecer

 

  • Pero, es mejor así

 

El ser una solitaria era la mejor opción para una persona de su tipo, incluso y ella quisiera ir con ellos otro día, no se lo podía permitir

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Ryoko y Makoto caminaban a casa llenas de ánimos y con caras sonrientes

 

  • ¡Hoy fue un gran día! Akiyama-san almorzó con nosotros hoy
  • ¡Si! Debo decir que estoy realmente feliz, espero que con esto podamos ser más cercanas
  • ¡Esfuérzate Ryoko-chan!

 

Casi parecían que estaban a punto de dar saltitos de felicidad, esto podría llamarse una compensación por lo de la otra noche en el templo, es como si esa horrible experiencia que tuvieran hubiera desaparecido. Pensando de esa forma Makoto se emocionó y lanzo un grito

 

  • ¡Nada podría arruinar este grandioso día!
  • ¡Makoto hay problemas!

 

Makoto tiene una gran habilidad para levantar banderas en el mejor momento. Mientras lanzaba su grito de alegría, Zephyr llego volando gritando con voz preocupada, Makoto reconoció esa actitud, era igual, la misma que tuve esa noche en su habitación, la noche de esa horrible experiencia. Tanto Makoto como Ryoko guardaron silencio por un momento, hasta que la expresión de Makoto se tornó en una mueca de tristeza y decepción

 

  • ¿¡Por qué!?

 

(Jack: a partir de ahora es probable que los capitulos tarden 2 semanas minimo en subir, ya que es el tiempo que me tardo en escribir, espero que entiendan y gracias por su comprension)

Índice