Magical Girl Diamond – Capítulo 3: Rugidos bajo la luna

 

  • “Soy la guardiana del valor y la esperanza, la doncella del sol, [][][][][][][][]”
  • “¿Quien…?”

Makoto podía escuchar la voz de alguien, y frente a ella, la silueta de una chica le estaba hablando, tenía unas ropas blancas y rojas estilo japonés, y en su cintura un pequeño resplandor dorado brillaba, la podía ver y al mismo tiempo no, sentía que la conocía pero no recordaba su rostro. Le estaba hablando, no, hablaba pero no a ella. Dijo su nombre pero Makoto no pudo entenderlo o no lo recordaba

 

  • “Soy la guardiana de la belleza y la naturaleza, la hada del bosque, [][][][][][]”
  • “¿Quiénes son?”

 

Otra voz sonó, la silueta de otra chica apareció frente a ella. Sus ropas eran diferentes, daban un aire moderno y a la moda, tenía una capucha con orejas de gato que cubrían su rostro y podía ver una cola de gato meneando detrás de su cintura. Un pequeño brillo rojo venía de la punta de la barita que sostenía en su mano. Hablaba, pero no se dirigía a Makoto, al igual que la otra. Ella no sabía quiénes eran, sentía que las conocía pero no recordaba sus rostros o sus voces

 

  • “Tú eres…”

 

Una tercera figura apareció. No decía nada, solo estaba de pie frente a Makoto. Tenía unas ropas color rosado con un blanco puro, parecían abrigadas como si fueran de invierno, tenía un sombrero igual rosado pero con bordes dorados y unas plumas blancas en forma de broche. Tenía una larga cola de caballo de hilos rosados. No podía ver su rostro, pero había algo en ella que la hacía sentir que la conocía

 

Llevaba una vara en su mano, era color rosa y tenía grabados doradas en él. Y en la punta, un resplandor blanco brillaba. Un brillo muy conocido

 

  • “Eres…”

 

Intentó extender su mano hacia la chica de rosado pero entonces, despertó.

 

Mirando un techo conocido, Makoto tenía su mano extendida hacia el mientras estaba aún acostada. Preguntándose que era ese sueño, intentó recordarlo, pero por alguna razón no podía

 

  • “Uno, dos… uno, dos…”

 

Entonces Makoto escuchó una pequeña voz, levanto su cuerpo y aun en cama le echó un vistazo a la habitación.

 

No había nada fuera de lo común. Su uniforme estaba colgado en la puerta, el solo entraba por la ventana, sus mangas estaban en la estantería. Todo era normal

 

  • “Uno, dos… uno dos…”

 

Excepto por el pequeño pájaro azul que estaba en su escritorio intentando abrir uno de los cajones. Era pequeño y de un color azul brillante, y por alguna razón podía hablar como una persona. Intentaba abrir uno de los cajones con sus delgadas patas mientras aleteaban rápidamente sus alas

 

  • “Uno, ¿Eh?”
  • “¿Eh?”

 

Sus ojos se cruzaron y ambos dejaron salir su voz

 

Por unos momentos hubo silencio, pero entonces el rostro de ambos se empezó a tornar en una de sorpresa y miedo

 

  • ““¿¡Eeeeeehhhhh!?””

 

Ambos gritaron al mismo tiempo mientras se miraban el uno al otro

 

  • “¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? ¿Por qué hay un pájaro ladrón parlante en mi habitación?”
  • “¡No soy ningún ladrón! ¡Soy un azulejo!
  • “¡Hiiiii! Volvió a hablar”

 

Mientras Makoto seguía procesando en su cabeza lo que estaba pasando o si solo seguía soñando, el pequeño azulejo volvió a intentar abrir el cajón aún con más fuerzas

 

  • “¡Ah!”

 

Al ver que cajón intentaba abrir, Makoto se apresuró y tomo una almohada para intentar ahuyentarlo. El azulejo esquivó tan pronto se dio cuenta de las intenciones de la chica a su lado

 

  • “¡Oye, más cuidado!”
  • “¡Fuera pájaro ladrón!”
  • “¡No soy un ladrón, soy un azulejo!

 

El pájaro empezó a revolotear alrededor de la habitación mientras Makoto aún en pijama intentaba golpearlo con su almohada

 

  • “Estas volando tramposo”
  • “No es trampa, y devuelve lo que robaste”
  • “¡No robe nada! No sé a qué te refieres”

 

Mientras esta bizarra escena sucedía, eventualmente Makoto empezaba a cansarse, al ver esto el azulejo se jactaba de lo que parecía sería su victoria

 

  • “Ríndete humana y devuelve lo que robaste”
  • “Ha, ya te dije que no sé de qué hablas, no he robado nada”
  • “No mientas, solo ríndete, es obvio que mi superioridad aérea es superior a tu pequeño cuerpo sin desarrollar”
  • “…”

 

Una bomba fue soltada. El azulejo parlante que permanecía firme de pronto sintió un escalofrío y prestó atención a la chica que había guardado silencio y bajado la mirada

 

  • “Oye, ¿Por qué te quedaste ¿Eh?”
  • “Dices muchas cosas para ser solo un pájaro”

 

Cuando Makoto volteó a ver el pájaro, lo veía con una mirada fría como el hielo. El azulejo volvió a sentir un escalofrío mientras volaba aun en la habitación, entonces Makoto volteo a la ventana

 

  • “Oh, el gato del vecino”
  • “¡¿Gato!? ¡Mufu!”

 

Cuando Makoto mencionó la aparición de su enemigo natural, al voltear a la ventana solo se encontró con la almohada que sostenía Makoto golpeándolo

 

Debido al golpe, el azulejo cayó sobre la cama de Makoto y tomando la oportunidad lo atrapó en sus manos sin darle oportunidad de dejarle escapar

 

  • “¡Suéltame! ¡Suéltame tu ladrona!”
  • “Ahora, ¿Qué hago contigo? Me preguntó si el gato del vecino este cerca”

 

Al escuchar esas palabras, por un momento pareció que el azulejo se volvía una paloma blanca

 

Cuando Makoto estaba a punto de hablar de nuevo, pudo escuchar los pasos de alguien acercándose, y sabía muy bien quién era

 

  • “Escóndete”
  • “Ugh”

 

Rápido, Makoto escondió al azulejo detrás de ella usando también la almohada

 

Y la puerta de su habitación se abrió, y su hermano Mikado hizo su entrada con la misma mirada antipática

 

  • “¿Qué es todo ese escándalo? ¿Desde cuándo te levantas temprano?”
  • “No, no es nada, no te preocupes onii-chan”
  • “¿Mh? ¿Por qué te vez cansada?”
  • “Bueno eso…”

 

Intentando pensar en una excusa, su hermano le dio otra mirada y sus ojos se abrieron más como si estuviera sorprendido, pero volvió a poner un rostro normal de nuevo. La había descubierto, después de todo su hermano era muy perceptivo, sobre todo cuando se trataba de su pequeña hermana

 

  • “Ya veo, entraste en esa etapa, me tomo por sorpresa”
  • “¿Eh?”

 

Pero su hermano dijo algo totalmente diferente

 

  • “No creí que llegarías a interesarte en este tipo de cosas”
  • “¿Interesarme?”
  • “Ahora debemos ir a la escuela, pero al volver hablaremos debidamente sobre esto”
  • “¿Debidamente?”

 

Mientras más avanzaba la conversación, Makoto entendía cada vez menos de lo que decía su hermano mayor que parecía hablar como un hombre maduro y responsable

 

  • “Esto… no entiendo de lo que hablas onii-chan…”
  • “No te preocupes, no le diré a mamá o a papá, puedes confiar en mí, se sobre estas cosas”
  • “Espera, ¿Decirles sobre qué? ¿Qué cosas?”
  • “Pero antes que nada, quiero que me digas ahora que material usas o piensas en el momento”
  • “¿Material? ¿Usar? ¿Momento? De que…”

 

Al principio no entendía muy bien lo que hablaba debido a sus nervios de hace unos minutos, pero ahora que lo pensó bien

 

  • “Ha, haaa…. ¡Haaaaaaa!”

 

La cara de Makoto se puso roja como tomate y parecía exhalar vapor de ella. Al fin entendió de lo que su hermano hablaba tan seriamente. Un tema delicado que normalmente se forma con los chicos de su edad. Makoto eventualmente entro en pánico por la vergüenza

 

  • “¡Idiota idiota idiota¡ Onii-chan pervertido¡”
  • “No grites y deja de lanzarme cosas”

 

Makoto muerta de vergüenza empezó a gritar y aventar lo primero que tenía a la mano con su hermano como objetivo, el cual se escudaba con la puerta de la habitación

 

  • “¡Pervertido! ¡Lolicon! ¡Amante de las hermanitas!”
  • “No digas esas cosas como si fuera a enamorarme de ti”
  • ¡Idiota! ¡Sabía que un día esto pasaría!
  • “Déjame decirte esto, tal vez me gusten esos géneros que recién mencionaste, ¡Pero nunca me enamoraría de mi propia hermana!”
  • “¡Eso es un alivio idiota!”

 

Después de decir eso, Makoto lanzó su mochila y la puerta se cerró

 

Después de calmarse y asegurarse de que su hermano se fue, Makoto dejo salir un largo suspiro y se acostó en su cama

 

  • “Haaa… apenas es la mañana y ya estoy agotada…”

 

Mientras se lamentaba en su cama, Makoto recordó al culpable de todo esto, que aún estaba debajo de la almohada que sostenía a un lado

 

  • “¡Uwah! ¿¡Casi me sofocó ahí sabes!?”
  • “Por tu culpa…”
  • “Hiii”

 

El azulejo recién liberado que estaba intentando tomar dejo salir un pequeño grito al ver la mirada fría que tenía Makoto

 

  • “Ahora dime, ¿Quién eres y por qué intentas robarme?
  • “Ya, ya te dije que tú eres la ladrona, yo vine a recuperar lo que robaste”

 

Al ser llamada ladrona una vez más Makoto masajeó su sien con su mano libre

 

  • “De acuerdo, supongamos que tienes razón y soy una ladrona”
  • “¡Lo eres!”
  • “Habla más bajo o mi hermano o mis padres escucharán”

 

Después de intentar convencer al ave ruidosa, Makoto decidió seguir, aunque se podía ver una vena en su frente

 

  • “¿Y bien? ¿Qué fue lo que te robe?”
  • “Eso es obvio, ¡Hablo del cristal!”
  • “¿Eh?”

 

Un cristal. Cuando mencionó un cristal, Makoto supo exactamente a qué se refería

 

Dejando ir al azulejo fue a su escritorio y abrió uno de los cajones, y saco la piedra que le golpeó su cabeza ayer de camino a casa

 

  • “¡Ah! ¡El cristal! ¡Dámelo!”
  • “¡Espera!”

 

Apenas vio el cristal que buscaba intento abalanzarse a él, pero Makoto intento detenerlo con su mano

 

  • “¿Dices qué esto es lo que buscas?”
  • “Si, así es”
  • “Bueno verás…”

 

Makoto le contó lo sucedido ayer, aunque al principio parecía no creerle, parecía que conocía la razón de porque cayó del cielo aunque se negó a decirlo

 

  • “Entiendo, supongo”
  • “Así que como vez, no soy ninguna ladrona así que discúlpate”
  • “Umm… dejando eso de lado, necesito que me devuelvas el cristal, es algo muy importante y yo soy el responsable de el”

 

Aunque no parecía querer disculparse, al menos pidió amablemente que le diera el cristal

 

  • “No tengo problemas con devolvértelo si dices que te pertenece, pero…”
  • “¿Pero?”
  • “Veras, ayer después de encontrarlo este cristal empezó a brillar muy fuerte”
  • “¿Eh? ¿Dijiste que brillo?”
  • “Si, brillo tan fuerte que no pude ver nada y de pronto se apagó, me gustaría saber si no pasara nada malo”
  • “Imposible… el cristal ha reaccionado a ti… significa…”
  • “¿Azulejo-san?”

 

A la falta de respuesta del azulejo, Makoto empezaba a ponerse nerviosa

 

  • “Si el cristal reaccionó a ti, eso significa, ¡Que te eligió como su legítimo dueño!”
  • “¿Eh? ¿Dueña?”
  • “Si, eres dueña del cristal”
  • “Ahora entiendo menos”

 

Mientras Makoto intentaba ordenar las cosas en su cabeza, el azulejo voló al cristal y lo tomo con sus pequeñas garras, al darse cuenta, Makoto pensó que escaparía, pero contrario a eso, el azulejo tomo el cristal y lo llevo al escritorio donde se paró junto a el

 

  • “Déjame presentarme, soy el guardián del cristal”

 

Parece que empezaba una introducción sin previo aviso pero Makoto decidió prestar atención

 

  • “Se me encargo la tarea de proteger este cristal hasta encontrar a la persona que se convertiría en su dueño”
  • “Esa soy yo, supongo”
  • “Si, me tomo por sorpresa, he viajado por más de 10 años buscándote”
  • “¿¡Mas de10 años!? ¿¡La vida de un ave es tan larga!?”

 

Makoto estaba en shock por la edad del azulejo que tenía en frente, uno pensaría que las aves solo llegan a vivir la mitad de ese tiempo

 

  • “No, es solo que yo soy especial, ¿No te quedó claro después de poder entablar una conversación conmigo? No creo que encuentres un azulejo parlante cada semana”
  • “¿Eh? Bueno… es verdad”

 

Después de pasar el tema de la edad el azulejo continuó

 

  • “Bueno, como dije, soy especial, antes solo era una ave disfrutando de mi vida, pero un día desperté y tenía al cristal al lado, de alguna forma sabía que tenía que protegerlo y buscar a su dueño”
  • “Entiendo…”
  • “Viaje por mucho tiempo y lugares diferentes, pero sin suerte, pero no me rendí y seguí buscando, hasta hoy que te encontré”

 

Makoto logro entender la historia del azulejo, aunque había algunos huecos menores, supo lo importante que era este cristal pero tenía algunas preocupaciones al respecto

 

  • “Dime, ahora que encontraste al dueño, ¿Qué pasará contigo? ¿No desaparecerás o algo así cierto?”
  • “No, aquí empieza el resto de mi misión”
  • “¿El resto?”
  • “Si, a partir de ahora seré tu compañero y guía”

 

Mostrándose orgulloso el azulejo hincho su pequeño pecho

 

  • “Te enseñaré lo esencial del cristal y como usar su poder”
  • “¿Poder?”

 

Al principio Makoto parecía sorprendida, esto sonaba a la trama de algunas series que ha visto, pero dejo eso de lado y continuó con el interrogatorio

 

  • “Por cierto, ¿Qué e este cristal?”
  • “No lo sé”
  • “…”

 

No era la respuesta que esperaba

 

  • “¿Y qué hay de ese poder que mencionaste? ¿Para qué debo usarlo?”
  • “Eso, debes liberar el poder del cristal para luchar contra el enemigo”
  • “¿Enemigo?”

 

Otra sorpresa llego, pero a este punto Makoto estaba demasiado cansada para prestarle atención

 

  • “¿Quién es el enemigo?”
  • “No lo sé”
  • “¿Qué es lo que buscan?”
  • “No lo sé”
  • “¿Quién te dio el cristal?”
  • “No lo sé”
  • “Eres irritante”
  • “No lo sé”

 

Makoto quería lanzarlo por la ventana pero se contuvo mientras una vena aparecía en su frente

 

  • “Pensé que lo sabrías todo”
  • “No lo sé todo, solo sé lo que sé”
  • “¿Pasaste de ser un pájaro a un gato?”
  • “Soy un azulejo”

 

Makoto decidió dejar la conversación para después con un largo y pesado suspiro y empezar su rutina de la mañana

 

  • “Es tan temprano todavía, y ya estoy exhausta”

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • “Oye Makoto”
  • “¿Qué sucede onii-chan?”

 

En el frente de su casa, donde Makoto y su hermano Mikado toman caminos opuestos para ir a la escuela, Mikado llamó inesperadamente a Makoto

 

  • “…”
  • “…”

 

Mikado no decía nada, y Makoto guardo silencio mientras ambos se miraban de frente

 

Cualquiera que mirara esta escena pensaría que es extraña, pero estos dos no se sentían incómodos o algo parecido. Mikado a pesar de su actitud apagada siempre ha sido muy protector y algo estricto con Makoto, y ella nunca ha tenido razón para desconfiar de él alguna vez

 

  • “¿Sucede algo?”
  • “…no, solo revisaba algo”
  • “Onii-chan pervertido”
  • “…”

 

Aunque normalmente Mikado miraría con desprecio después de ser llamado pervertido, esta vez simplemente mostro una suave sonrisa y acarició la cabeza de su pequeña hermana

 

  • “O, oye, deja eso”
  • “Je”
  • “Muuu… me voy a la escuela, ten buen día”

 

Después de mostrar una cara de puchero, Makoto se dio la vuelta y empezó a caminar. Al verla irse Mikado hizo lo mismo y fue en la dirección contraria

 

Minutos después de separarse de su hermana, Mikado detuvo su caminar y volteo a ver la dirección en la que fue su hermana

 

  • “Makoto…”

 

Había un aire sombrío alrededor de él, pero más importante, el color avellana de sus ojos no estaba, y fue reemplazado por un color carmesí brillante

 

  • “Espero, que no te involucres en este mundo”

 

Su voz sonaba pesada y solo veía a lo lejos el camino de su hermana

 

  • “Pero, parece que es inevitable”

 

Un mundo desconocido para las personas comunes pudo ser encontrado por Makoto, no, ese mundo la encontró a ella

 

Ayer cuándo Makoto volvió de la escuela, a simple vista parecía ser la misma, pero para la percepción especial de Mikado, él podía sentir cosas que los demás no. El aura alrededor de Makoto había cambiado, de una manera que solo alguien con conocimientos de este mundo podría hacer

 

Mikado dio un largo suspiro y dio media vuelta reanudando su caminar, pero con una resolución que se mostraba en su rostro y en sus ojos carmesí había una gran intensidad

 

  • “No importa que sea, yo haré lo que tengo que hacer”

 

Mientras tenia este pensamiento fuertemente arraigado en su corazón tomo su teléfono celular de su bolsillo

 

  • “Espero hacer buen uso de las enseñanzas del maestro”

 

Y con esas palabras, hizo una llamada

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

En este mundo, la magia es comúnmente conocida por los mitos y leyendas, por obras literarias tanto pasadas y actuales, entre rumores e historias

 

Entre los distintos conceptos que puedes encontrar de la magia, entre la más popular está el que llama a la magia, como la habilidad que puede crear milagros y desgracias

 

A lo largo de la historia humana se han encontrado pasajes donde mencionan a santos, brujas, hechiceros, sacerdotes, ángeles, demonios, divinidades y dioses, que pueden crear estos milagros y maldiciones

 

En reliquias sagradas y objetos legendarios que pueden brindar la vida eterna, el poder de gobernar, de traer la fortuna, de traer la muerte, de levantar a los muertos, de abrir el paso al inframundo

 

De distintos orígenes en distintas partes del mundo, Europa, Asia, África, Oceanía, incluso en el antes desconocido continente Americano

 

En la actualidad, se conoce a esos hechos fantásticos como simple ciencia que era nueva y desconocida en su época, en nada más que habladurías y fanfarronerías de la gente, en delirios de los desesperados que buscaban la salvación o la culpa en un objeto de adoración

 

Pero la verdad va más allá de ello

 

Un mundo fantástico que se encuentra dentro del mundo que se conoce como la realidad. Un submundo

 

Cuya profundidad es desconocida incluso para los eruditos que pertenecen a este

 

Y Kobayashi Makoto, forma parte de ese mundo desde hace 9 años

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • “Eso fue lo que paso”
  • “En verdad, que historia la que me has contado Makoto-chan”
  • “Por favor no lo digas como si me hubiera vuelto loca”

 

Makoto y Ryoko estaban caminando juntas como de costumbre, pero al ver a la cansada Makoto, Ryoko no pudo evitar preguntar

 

  • “Ciertamente, suenas a alguien que perdió de vista la línea entre realidad y sueños”
  • “Te juro que todo es verdad, ¡No quiero que pienses que he enloquecido¡”

 

Makoto parecía entrar en llanto en cualquier momento al imaginar que su mejor amiga la llamara loca por a ver hablado con un pájaro parlante

 

  • “No te preocupes Makoto-chan, te creo, conozco bien las pequeñas señales que haces cuándo mientes”
  • “Gracias al cielo, creí que… espera, ¿Señales?”
  • “Es un secreto, jeje”

 

Mientras Makoto tenía un conflicto entre felicidad y nerviosismo, Ryoko dejo salir una sonrisa traviesa de un niño que hizo una travesura

 

Makoto le había contado lo sucedido ayer y lo de esta mañana. Al ver la cara de cansada de Makoto parecía ser cierto lo que sucedió y Makoto no es el tipo de chica que inventa estas historias

 

  • “¿Y dónde se encuentra ese azulejo parlante?”
  • “Eso…”

 

Al escuchar la pregunta de Ryoko, Makoto puso una cara entre molesta y cansada, entonces volteo un poco hacía atrás y apunto con su dedo a uno de los árboles

 

  • “Me lleva siguiendo desde que salí de casa”
  • “¿Enserio?”

 

Al escuchar la voz molesta de Makoto, Ryoko no pudo no sentir curiosidad y vio con expectativa el árbol al que apunto

 

  • “Esto…”
  • “…”

 

El azulejo no se veía, Ryoko volteo a ver un poco preocupada a Makoto, pero se sorprendió al ver el rosto molesto y sombrío que tenía. Estaba a punto de decir algo hasta que tomo un poco de aire y se tranquilizó

 

  • “¡Zephyr-chan, ven aquí, quiero presentarte a una amiga!”

 

Después de hablar a la nada, Ryoko volvió a ver al árbol de antes, y sus ojos se abrieron más, un pequeño pájaro azul llegó volando desde el árbol y se paró en el hombro izquierdo de Makoto

 

  • “In-increíble”

 

Los ojos de Ryoko estaban deslumbrantes de la emoción, y ahora miraba impaciente a verlo hablar

 

  • “Mucho gustó”
  • “¡En verdad habló!”

 

El rostro de Ryoko mostraba total emoción al ver un ave hablar, Makoto sonrió al ver este lado de Ryoko

 

  • “Mu, mucho gustó, soy Hayashi Ryoko, pero puedes llamarme Ryoko”
  • “Fui nombrado como Zephyr, pero tú puedes llamarme Zephyr-sama”

 

El recién nombrado por Makoto, Zephyr, se presentó de forma muy digna y orgullosa y un tanto presumida. Ryoko estaba a punto de usar el sama pero Makoto abrió la boca antes

 

  • “¿¡Ah!? ¿Por qué actúas tan presumido ahora? Eh, comida para gato parlante”
  • “¡Hiiiii, lo siento mucho!”

 

Al ver el rostro espeluznante de Makoto, Zephyr tembló y dejo salir un chillido de miedo

 

  • “Vamos, vamos Makoto-chan, tranquila, también lo llamaré Zephyr-chan”
  • “De acuerdo, no puedo dejar que se comporte tan presumido con mi mejor amiga”
  • “En verdad te pareces a Mikado-san”

 

Mientras Ryoko terminaba de tranquilizar a Makoto, reanudaron su caminar

 

  • “Zephyr-chan, como es obvio que me seguirás a escondidas, procura que nadie te escuché hablar ¿De acuerdo?”
  • “Si, si, solo seré un pájaro más tomando un paseó”

 

Y con eso Zephyr se fue volando a alguna parte, pero Makoto sabía que estaría cerca

 

Antes de salir de casa, Zephyr insistió en acompañarla todo el tiempo, pero Makoto se negó rotundamente y le dijo que esperara en casa, pero salió por la ventana y la empezó a seguir

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Las clases parecieron una eternidad para Makoto, al fin era la hora del almuerzo

 

  • “Haaa… al fin”
  • “Es raro verte cansada tan temprano Makoto”
  • “Lo siento, tuve una mañana ajetreada…”
  • “Puedo verlo”

 

Tanaka parecía entender un poco aunque tenía una expresión desconcertada al respecto y Ryoko parecía sentir lo mismo que ella pero decidió dejar el tema para después y las tres fueron al lugar de siempre ha comer, pero saliendo del salón se encontraron a Akiyama Nozomi y como es usual fue Ryoko fue a hablar con ella

 

  • “Akiyama-san, ¿Te gustaría almorzar con nosotros?”
  • “Hayashi-san, lo siento, temo que declinare esta vez también”
  • “Ya veo, entonces intentaré la próxima”

 

Cuando la conversación usual de todos los días, Akiyama estaba a punto de irse cuando Ryoko la volvió a llamar inesperadamente

 

  • “Esto, Akiyama-san”
  • “¿Eh? ¿Qué sucede?”
  • “Pensaba ir hoy al templo de tu familia, quería comprar un amuleto de buena suerte”

 

Nozomi parecía sorprendida, normalmente la conversación acababa cuando declinaba la invitación de Ryoko, pero, de alguna manera se sentía feliz

 

  • “Claro, estoy segura que tenemos aún, eres bienvenida cuándo quieras”

 

Al escuchar la respuesta positiva de Nozomi, Ryoko sonrió ampliamente y parecía brillar

 

  • “Gracias, iré después de mis compras de la semana”

 

Después de eso se dio la vuelta y volvió con Makoto y Tanaka con un paso alegre.

 

Nozomi hizo lo mismo y siguió en la dirección contraria, pero de alguna forma se veía feliz

 

  • “Bien, vayamos con el resto, andando- ¡mofu!”
  • “Oh, cuidado”

 

Mientras Makoto empezaba a marchar ansiosa, fue interrumpida por una almohada suave que choco con su cara, o eso pensaba hasta que habló

 

  • “Bo, bollos de carne, tamaño Jumbo”
  • “Por favor, habla como una chica de secundaria normal Kobayashi-san”

 

Cuando Makoto volvió a ver al frente, encontró dos grandes bolsas de carnes cubiertas por un traje se oficina morado y una bata blanca de laboratorio

 

  • “Koizumi-sensei, buenos días”
  • “Lamento que Makoto-chan chocara con usted Koizumi-sensei”

 

Tanaka y Ryoko reconocieron a la persona en seguida, era la profesora de Química, Koizumi Akiko, una belleza joven y madura.

 

Tenía una figura esbelta y curvilínea muy atractiva, siempre lleva un traje de oficina purpura con una falda y medias color negro, y una bata de laboratorio color blanca dándole un aire erótico pero gentil. Tiene una piel blanca y bien cuidada, un pelo rojizo ondulado que le llagaba al cuello, unos ojos color azul como el cielo

 

  • “Jeje, lo siento Koizumi-san- kya”
  • “Es Koizumi-sensei, ¡Sensei!”
  • “Entiendo… muu”

 

Debido a que fue llamada de manera muy casual por una de sus estudiantes, la profesora Koizumi reprendió a Makoto con un pequeño golpe en la frente con sus dedos. Aunque la involucrada no lo sabe, Koizumi es una de las figuras a seguir entorno lo que es belleza de Makoto

 

La profesora Koizumi es también conocida como una persona muy amable y diligente en su trabajó como profesora, ella junto a el profesor Oros, forman al dúo estrella de profesores de la escuela

 

  • “¿Mh?”
  • “¿Sucede algo Koizumi-sensei?”

 

Mientras reprendía a Makoto, la profesora Koizumi la miro con un poco de intriga, lo que llamo la curiosidad de Makoto, pero de nuevo se enderezó y volvió a la de siempre

 

  • “Nada, bueno, debo ir a la sala de maestros, no causen problemas”
  • “ “ “Claro” ” ”

 

Las tres dijeron al unísono y se fueron mientras que la profesora Koizumi las despedía con su mano

 

  • “¿Quién lo diría?”

 

La profesora se dio vuelta y empezó a caminar, mientras sonreía de forma traviesa

 

  • “Kobayashi Makoto… suena que será interesante”

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • “Esto esta sabroso”
  • “Como se esperaba de mamá Kobayashi”

 

Como es usual, todos estaban almorzando bajo el árbol de siempre, y Makoto y Ryoko comían el bento preparado por la madre de Makoto

 

  • “Hoy te vez un poco apagada Kobayashi-san”
  • “¿Enserio?”
  • “Yo también lo noté”

 

Tachibana y Saito dijeron sus observaciones sobre Makoto

 

  • “También lo había notado”
  • “Pareces, un poco cansada”
  • “¿Incluso Kalet? Bueno, puede se me noté mucho”

 

Kalet seguido de Minami también compartían la misma opinión, parece ser demasiado obvia pensó Makoto

 

  • “Bueno, es solo que tuve una mañana pesada”
  • “¿No te resfriaste? Ayer llovió repentinamente”
  • “No, estoy realmente bien”
  • “Bueno, si Kobayashi-san lo dice, no hay que preocuparse”

 

Saito parecía un poco preocupada aún pero el siempre despreocupado de Tachibana dejó pasar el tema. Tanaka soltó un suspiro a esta actitud

 

Queriendo cambiar el tema Minami empezó a hablar con Ryoko

 

  • “Por cierto, Ryoko-san”
  • “¿Si?”
  • “¿Cómo va tu progreso con Akiyama-san de tu clase?

 

Ante la pregunta de Minami los otros se mostraron interesados, Kalet un poco más ya que no sabía de qué hablaban

 

  • “Supongo que, estamos en buenos términos”
  • “¿Enserio?”
  • “Si, nos saludamos mutuamente cada mañana y tomamos pequeñas charlas a veces, sigo queriendo que acepté almorzar con nosotros, pero no quiero presionar”
  • “Es genial, escuché, que Akiyama-san, es algo fría y solitaria, yo también, me gustaría ser su amiga”

 

Mientras hablaba, Minami empezó a ruborizarse ligeramente, antes de conocer a Tachibana y al resto ella también era una solitaria, por eso siente que también quiere ayudar a Nozomi al igual que hace Ryoko

 

  • “Estoy seguro que ustedes serían buenas amigas”
  • “¿Enserio lo crees Tachibana-san?”
  • “Si, incluso este tonto puede saberlo, confío que Akiyama-san sería una gran amiga para Minami”
  • “Tanaka-san…”

 

Ante las palabras de Tachibana y Tanaka, Minami se sonrojo mientras hacía una tierna sonrisa

Mientras todos veían esta cálida escena, Saito recordó que alguien aquí no estaba del todo enterado del asunto

 

  • “Es verdad, Kalet no sabe sobre Akiyama-san y Ryoko-san ¿Cierto?”
  • “Oh, bueno, sí, no les sigo del todo en el tema”
  • “Bueno, era de suponer que no lo supieras”

 

Saito le conto la historia de la fría y distante Akiyama Nozomi, Kalet había comprendí el asunto y elogió a Ryoko

 

  • “Ya veo, así que Hayashi-san intenta hacerse amiga de ella”
  • “Si, es algo admirable”
  • “Ciertamente lo es”
  • “Akiyama-san da mucho miedo y apenas la veo prefiero salir corriendo que hablar con ella por un segundo”
  • “…”

 

Un silencio incómodo cayó alrededor del grupo y sonrisas incómodas se encontraban en el rostro de todos, contrario a Saito que tenía una sonrisa inocente

 

  • “Ai-chan… eso es…”
  • “Creo que es un poco… duro”
  • “¿Mh?”

 

Aunque al principio Saito no entendía lo que Makoto y Ryoko, pronto su rostro se tornó rojo como tomate y sus ojos se humedecieron por la vergüenza

 

  • “¡Lo siento, lo siento, en verdad creo que Akiyama-san es una gran chica y estoy segura que será una gran amiga, yo solo, eh, esto, lo siento, lo siento”

 

Mientras que él tómate Saito cubría su rostro con ambas manos, Ryoko intentaba consolarla junto a Tanaka

 

Mientras esto sucedía el resto solo podía sonreír ante tal escena, incluso Kalet

 

  • “Por cierto, Kalet”

 

Al ser llamado por Makoto, Kalet volteó a verla

 

  • “¿Qué sucede Kobayashi-san?”
  • “por casualidad, ¿Eres amigo de Fleur Chevalier de nuestra clase?”
  • “¿Eh? ¿Por, por qué preguntas?”

 

A la inesperada pregunta, Kalet se puso un poco nervioso por la sorpresa, aunque tal vez no es la primera vez que le preguntan lo mismo

 

  • “Bueno, ambos son extranjeros europeos, llegaron incluso al mismo tiempo, y a la misma escuela, ambos son apuestos y populares, y comparten ese aire de elegancia y misterio”
  • “Bueno, ciertamente hay muchas coincidencias pero no estamos relacionados jajaja”
  • “Muchas coincidencias ¿no crees? Fufufu, tal vez ustedes son…”
  • “¿Nosotros qué?”
  • “¿¡Un matrimonio noble de algún país y para escapar de la presión decidieron mudarse aquí hasta que las cosas en sus hogares se tranquilizan!?
  • “¿¡Eh!?”

 

Mientras Kalet intentaba despejar las sospechas de esa loca historia que Makoto sacó de alguna parte los demás seguían con su almuerzo como si su actitud fuera normal y Ryoko calmaba a Makoto cuyos ojos parecían brillar con intensidad, mientras se disculpaba con Kalet

 

  • “¿No te lo dije? con Kobayashi-san aquí, las cosas se tornan divertidas e interesantes jajajajaja”
  • “Divertido e interesante…”
  • “Ciertamente Makoto es una chica única y rara”
  • “Pero, es divertido, tenerla cerca”

 

Mientras Tachibana se reía junto al confundido Kalet, Tanaka y Minami daba sus buenas opiniones que tenían de Makoto

 

  • “Fufufu, ¡Traer sonrisas y felicidad a sus amigos es el trabajo de una magical girl!”
  • “Ara ara”
  • “Ahí va de nuevo”

 

Makoto se puso de pie y declaró con voz alta. Ryoko dejo salir su usual risa mientras Tanaka dejaba salir un suspiro y el resto la veía con sonrisas en sus rostros al ver a la Makoto de siempre

 

Por otro lado, la historia de que un pájaro azul rondaba por la escuela y robaba el almuerzo de los estudiantes se difundió rápido. Makoto al escuchar esto por alguna razón, desconocida para sus amigos, se sentía muy molesta

 

  • “Vaya día, así que, así serán mis días a partir de ahora”

 

En la rama de un árbol en otra parte de la escuela, Zephyr estaba viendo pasar a los estudiantes mientras pensaba en su futuro ahora que encontró a Makoto

 

  • “Aunque, pensar que hubiera personas aquí con tanto poder mágico, pero bueno, no es cosa mía”

 

Mientras decía algo importante y dejaba el tema de lado como si fuera el problema de otra persona, Zephyr se fue volando a algún lado

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Las clases terminaron y cada uno tomo la ruta de siempre para ir a casa, incluidas Makoto y Ryoko que caminaban una a lado de la otra en el camino de siempre

 

  • “Es verdad, hoy dijiste que irías al templo de Akiyama-san ¿Cierto?”
  • “Si, tenía pensado ir después de mis compras de hoy”
  • “Ya veo, entonces ten cuidado cuando vayas a casa”
  • “Si, lo tendré”

 

Después de recordar lo de esta mañana, las dos siguieron charlando de manera ociosa hasta el cruce en el que se separaban

 

  • “Bueno, hasta mañana Makoto-chan”
  • “Si, hasta mañana, dales mis saludos a Akiyama-san y ten cuidado”
  • “Si, lo haré”

 

Ambas tomaron caminos distintos y fueron a casa. En el camino Makoto se encontró con Zephyr el cual palideció al sufrir el intenso regaño de Makoto por lo que había escuchado

 

  • “¡¡Lo siento, lo siento!!”
  • “No vuelvas a causar problemas ¿Entendido?”
  • “Si, si”

 

 

Después de intimidar a un ave parlanchina, Makoto solo quería llegar a tumbarse en su cama y descansar

 

  • “Ya llegué”

 

Anunciando su llegada a casa, Makoto se puso sus pantuflas y se dirigió a la sala

 

  • “Oh, bienvenida”
  • “¿Ella es la famosa hermanita?”
  • “Es un gustó conocerte Kobayashi-chan”

 

Cuando Makoto entró a la sala, no solo fue recibida por su hermano, otras dos personas estaban con él y la saludaron

 

  • “¿Eh? ¿Quiénes son?”
  • “Son amigos míos, de la escuela”
  • ¿Onii-chan tiene amigos?”
  • “Oye”
  • “Mucho gusto, puedes llamarme Alice”
  • “Un placer, llámame Érick”
  • “¿¡Onii-chan se convirtió en un delincuente!?
  • “¿¡Como llegaste a esa conclusión!?

 

Ambos se presentaron formalmente y Mikado tuvo que regañar a su hermana por el grosero comentario. Makoto los dio otro vistazo, uno de ellos era una hermosa chica con el uniforme femenino de la escuela de su hermano, era hermosa y tenía una cabello blanco perla que llegaba hasta su espalda con una diadema con una estrella, tenía una figura curvilínea dotada y humilde, su piel era blanca y tenía unos ojos azules como el océano aunque uno de ellos estaba tapado por su cabello que solo aumentaba su belleza junto a su suave sonrisa

 

El otro era un chico de la misma edad que ellos, era rubio, tenía un cabello bien cuidado que llegaba hasta su cuello, no parecía teñido, era natural a la vista, parecía tener buena condición física hasta donde veía con el uniforme puesto, su piel también era blanca y tenía unos ojos color esmeralda brillantes y una amable sonrisa

 

Eran apuestos

 

  • “Buenas tardes, soy Kobayashi Makoto, un placer”

 

Makoto se presentó un poco nerviosa aunque para los otros se veía linda

 

  • “Bueno, aunque dijo que somos amigos, yo soy…”
  • “No creo que debas decirlo”
  • “Vamos, vamos no seas tímido”
  • “¿Mh?”

 

A la interrupción de su hermano y el intercambio con Alice, Makoto se mantenía curiosa e inclinaba a un lado su cabeza

 

  • “Bueno, yo soy la novia de Mikado”
  • “¿Eh?”

 

Makoto se volvió de piedra al escuchar y la sala quedó en silencio

 

  • “Onii-chan, ¿podemos hablar un momento?”
  • “…claro”

 

Mikado se levantó del sofá y guiado por su hermana se alejaron un poco de Alice y Érick

 

  • “¿En verdad es tu novia?”
  • “Si”
  • “¿Está jugando contigo?”
  • “No”
  • “¿La engañaste o algo?”
  • “No lo hice”
  • “¿Entonces la extorsionas o amenazas?”
  • “¿Me crees una clase de basura?”
  • “No tanto”
  • “Idiota”

 

Mientras los dos hermanos seguían murmurando entré ellos, Alice y Érick comían los dulces que había en la mesa de centro tranquilamente en silencio

 

  • “¿¡EH!? ¿¡Entonces en verdad es tu novia!?”
  • “¡Si! ¡Deja de gritar!

 

Sorprendidos por el repentino volumen de voz de los otros dos, Alice y Érick voltearon a donde estaban los dos y vieron entrar a una Makoto que hacía un puchero y apunto con su dedo a Alice

 

  • “¡No te dejaré tener a Onii-chan!”
  • “¿Eh?”
  • “¡Si lo quieres tienes que ganarme primero!”

 

Makoto declaró en voz alta que no aceptará a Alice hasta que gané su favor como su hermana

 

  • “Ya deja eso Makoto”
  • “¡No lo haré! No puedes traer a una mujer a casa y que acepté que es tu novia así sin más”
  • “Deja de darle vueltas al asunto, estás siendo muy ruidosa”
  • “¡Me niego!”

 

Mientras que estos discutían, alguien había llegado y entró a la sala con bolsas llenas de compras

 

  • “Ya llegué, ¿Oh? Hay visitas y ¿Por qué ustedes están peleando?”
  • “Bueno, es por…”
  • “Mamá, Onii-chan tiene novia”
  • “Oye”

 

Makoto descaradamente dijo a su madre sobre la novia de su hermano sin que este se dejara explicar

 

  • “¿Enserio? Ya veo”
  • “ “¡!” ”

 

De repente una sombra apareció en los ojos de su madre, a pesar de hablar como siempre, y llevar su sonrisa usual, sus ojos no sonreían para nada y los hermanos se tensaron al mismo tiempo bajo su fría mirada. Se podía suponer de dónde salió la mirada fría de Makoto y Mikado

 

  • “Y pensar que no me la habías dicho Mikado”
  • “Bueno, eso es”
  • “A mi tu madre”
  • “Espera, no es que te lo ocultara, solo buscaba el momento adecuado…”
  • “¿Enserio?”
  • “¡Si, lo juro!”

 

Mientras los dos que no pertenecían a la familia seguían sin prestarle atención a la discusión de los otros dos, Makoto miraba a otro lado fingiendo inocencia

 

  • “Un gusto conocerte Alice-chan, lamentó todos los problemas que te ha causado mi hijo”
  • “No es nada, estoy feliz de conocer a la familia de Mikado”
  • “Que chica tan amable, me preguntó qué clase de treta hizo mi hijo para tenerte”
  • “¿Por qué piensan que soy algún tipo de mala persona?”

 

Después de explicar la situación y calmarse, madre Kobayashi volvió a la usual de siempre y hablaba con Alice

 

  • “Lamento involucrarte en esta situación Erick”
  • “No te preocupes, de igual forma no me gusta llamar mucho la atención”
  • “Gracias”
  • “Aun así no la aceptó”
  • “Pequeña…”

 

La hermana obstinada Makoto estaba sentada a lado de Mikado, Alice y mama Kobayashi en el otro sofá

 

  • “No puedo aceptar algo así tan fácilmente, es mi deber como tu hermana evaluar tu relación con esta chica hermosa”
  • “Se supone soy yo el mayor”
  • “Pero yo soy tu hermana”

 

Todos veían esta escena con ojos cálidos, una linda hermana se preocupaba por su hermano mayor, no era nada más que adorable

 

  • “De igual modo, solo los traje hoy por que tenemos tarea y la haremos en grupo”
  • “Entiendo, entonces prepare unos refrigerios”
  • “Gracias”

 

Mientras cerraba el asunto con ella, Mikado se sentía aliviado de que su madre no presionará más, pero entonces sus fríos ojos volvieron a aparecer

 

  • “¿Y bien?”
  • “¿Eh? ¿Bien, con qué?”
  • “¿Qué tan lejos han llegado?”
  • “¡Soy virgen! ¡Lo juro!”
  • “Onii-chan…”
  • “¡No me mires con esos ojos!”

 

Mientras un nervioso y avergonzado Mikado era visto fríamente por su madre y su hermana con ojos de lástima, una sonrojada Alice intentaba apartar la vista

 

Después de cerrar definitivamente el asunto, Makoto se dirigió a su habitación y su madre fue a hacer los bocadillos que prometió

 

  • “Lamento meterlos en este drama familiar”
  • “No te preocupes, fue divertido y estoy feliz de conocer a tu madre y hermana”
  • “Yo igual, aunque no participé fue interesante que clase de familia tenías”
  • “Gracias”

 

Mientras hablaban al mismo tiempo que escribían en sus libros y libretas, los tres hablaban casualmente sobre lo recién con sonrisas en sus rostros

 

  • “Entonces…”

 

La sonrisa de Mikado desapareció y continuamente la de Alice y Érick

 

  • “De esto les hablaba ¿Qué piensan?”
  • “Es extraño”
  • “Pienso igual que Érick, ella parece no ser consciente”

 

Intentando no ser notados por mamá Kobayashi, los tres hablaban en voz baja de algún asunto aún desconocido

 

  • “No sé qué lo provocó pero…”
  • “Estamos contigo”
  • “No necesitas preguntarlo”
  • “…Gracias”

 

Como si las palabras no fueran necesarias, Mikado fue entendido perfectamente por sus amigos

 

  • “Entonces, estén alerta”
  • “ “Por supuesto” ”

 

No solo Mikado, los ojos de Alice y Érick se habían tornado de un color rojo escarlata

 

Más tarde el papá Kobayashi llegó y se enteró que Mikado tenía novia. Mikado fue sermoneado fuertemente por su temperamental padre que mostraba una amarga sonrisa y un rostro claramente enfadado

 

Si los hermanos heredaron los ojos fríos de su madre, lo temperamental de padre. Una combinación muy peculiar, hubo un tiempo en el que Mikado y Makoto escucharon historias de la juventud de sus padres en el que comúnmente eran confundidos con delincuentes

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

En la habitación de Makoto, la luz del atardecer entraba por la ventana y pintaba de un color naranja la habitación

 

  • “Termine”
  • “Si no te hubieras puesto a ver la TV, hubieras terminando antes”
  • “Cállate”

 

Makoto que se estaba estirando en la silla de su escritorio, hablaba con Zephyr sobre la tarea de hoy recién terminada. Al principio Makoto estaba viendo la TV y hasta ver sus animes de hoy empezó con su tarea que la llevó a donde está ahora con el atardecer a un lado

 

  • “Tampoco es que fuera problema, terminé y eso importa”
  • “Si tú lo dices, no entiendo a los humanos”
  • “…”

 

Mientras Zephyr comía una galleta que le dio Makoto, ella empezó a pensar sobre el asunto del cristal y su deber de pelear contra un desconocido enemigo con objetivos desconocidos

 

  • “Oye, Zephyr-chan, ¿En verdad soy la persona correcta? ¿La que debería tener este cristal y luchar contra ese enemigo?”
  • “Por supuesto”
  • “¡!”

 

Su respuesta fue inmediata que sorprendió a Makoto, no había una pisca de duda en su voz,

 

  • “¿Cómo estas tan seguro? ¿Cómo sabes que no tienes a la chica equivocada?”
  • “El cristal te escogió”
  • “¿Sólo por eso?”

 

Aunque la respuesta que le dieron no parecía ser suficiente, Zephyr voló al escritorio de Makoto y se paró frente a ella”

 

  • “El cristal no puede escoger a cualquier, el cristal vio la luz que hay en ti y te eligió como su dueña, puede que incluso ya te hubiera elegido desde antes y esperaba a encontrarte”
  • “Mi luz…”
  • “Si, esa luz brillante que hay en ti y un tanto rara”
  • “¿Rara?”

 

Mientras Makoto parecía un poco conmovida por las primeras palabras de Zephyr las últimas palabras hizo que aparecieran otras dudas

 

  • “¿Cómo rara?”
  • “Si, tu luz es brillante y hermosa, está llena de felicidad, sueños y esperanzas, como se esperaría de alguien de tu edad”
  • “¿Y qué es lo raro?”
  • “Que tienes bien planteado como es la realidad”
  • “¿Eh?”

 

A pesar de escuchar, siguió sin entender pero, de alguna forma tenía la idea. Entonces Zephyr siguió explicándole

 

  • “Cuando uno crece se vuelve más maduro, su conciencia sobre el mundo que lo rodea crece y se da cuenta de lo duro que puede llegar a ser, duro y oscuro”
  • “…”
  • “Se da cuenta que habrá cientos de dificultades delante de él, que habrá momento oscuros e incluso personas horribles y con solo malicia en ellas”
  • “…”
  • “Debido a eso, muchos llegan a olvidar sus sueños o esperanzas, su mundo se torna gris y solo pueden ver la realidad y quedarse estancados”
  • “…”

 

Todo lo que decía Zephyr era verdad, así es el mundo, pero

 

  • “Tú eres diferente”
  • “… ¿Lo soy?”
  • “Tú tienes en apreciación ese crueldad del mundo pero no dejas de soñar y sigues avanzando”
  • “Yo…”
  • “Eres una luz dentro de la oscuridad, lo que te hace más brillante”

 

Makoto se sentía conmovida y afligida a la vez, pero aun así, no se sentía tan segura

 

  • “Si ese es el motivo, hay alguien más que podría ser mejor que yo”
  • “No, no la hay, tu eres tú, eso es lo que importa”

 

Makoto se quedó sin palabras, volteó a ver el techo y recordó los eventos del pasado, donde podía ver a dos pequeñas niñas

 

  • “Debo calmar mi cabeza, tomaré un baño”
  • “Yo estaré aquí”

 

Makoto se levantó de su asiento con un sentimiento cálido en su pecho y se dirigió al bañó

 

Comiendo más galletas Zephyr estaba tranquilo en la habitación solitaria de Makoto, ya había anochecido para entonces

 

  • “¡Esperaban una escena de baño, pero era yo Zephyr!”

 

Mientras volaba de un lado a otro viendo los distintos objetos de Makoto, el solo perdía el tiempo sin más

 

  • “¡Ah! Esto es…”

 

De pronto, un escalofrío corrió por todo el cuerpo de Zephyr, era diferente a cuando Makoto lo amenaza, era una señal

 

  • “Volví, espero no rompieras-“
  • “¡¡Hay problemas!!”
  • “¡Kya!”

 

Cuándo Makoto volvía con su pijama puesta y una toalla Zephyr llegó volando y freno justo delante del rostro de Makoto haciéndola soltar un gritó

 

  • “¡¿Qué te pasa!?”
  • “¡El enemigo apareció!”
  • “¡?”

 

Al escuchar la razón del pánico de Zephyr, Makoto se puso nerviosa

 

  • “¿Eh? ¿Enserio? ¿Dónde? ¿Aquí? ¿Qué hago?”
  • “Está cerca”

 

Mientras Makoto seguía nerviosa Zephyr voló rápido a la venta de la habitación y se detuvo pocos centímetros fuera de ella y Makoto lo siguió de prisa

 

  • “Esta en esa dirección”
  • “¡Ah! Ese lugar es…”

 

La dirección a la que apuntaba Zephyr era un lugar conocido, el templo administrado por la familia Akiyama, donde Ryoko planeó visitar hoy después de sus compras

 

  • “¡Ryoko-chan!”

 

Sin pensarlo dos veces, Makoto volvió a su habitación y se cambió su pijama por ropa más casual, un pantalón y una camisa con un suéter encima

 

  • “Debo salir sin que me vean”

 

Mientras salía silenciosamente de su habitación intentando no ser escuchada, Makoto empezó su escape para ir al templo

 

Por suerte su hermano debe estar encerrado en su habitación y su padre había entrado a bañarse después de ella. Su madre debería estar haciendo la cena en la cocina

 

En silencio llegó a la entrada y se puso su tenis y salió sin hacer mucho ruido

 

  • “Ya voy, Ryoko-chan”

 

Empezó a correr tan rápido como podía en la calle nocturno del vecindario en dirección al templo

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Las estrellas se podían ver en el cielo y el resplandor de las luces de la ciudad se podía ver y en un templo iluminado con linternas y antorchas, una joven chica en ropa tradicional blanco y rojo barría el polvo del camión con una escoba

 

  • “Akiyama-san”
  • “Oh, Hayashi-san, viniste”
  • “Dije que vendría”

 

La joven, Akiyama Nozomi, detuvo sus manos cuándo fue llamada por una voz. La dueña de esa voz era su compañera Hayashi Ryoko que anteriormente le dijo que vendría

 

  • “Lamentó venir cuando ha oscurecido, esperó no importunar”
  • “No te preocupes, todos son bienvenidos”

 

Aunque Akiyama había pensado que no vendría, al verla aquí la hizo sentir feliz de alguna forma

 

  • “Un amuleto de la suerte ¿No?”
  • “Si, esperó que aún tengas”
  • “Por supuesto, sígueme”

 

Akiyama guío a Ryoko a un edificio cercano al principal en donde se vendían las mercancías del templo

 

  • “Parece que no soy la única que quiso venir a dar una oración”
  • “Si, normalmente viene unas cuantas personas después de su horario de trabajo”
  • “Ya veo”

 

Mientras que Akiyama buscaba dentro del local Ryoko miraba el resto del templo y veía que había personas que llegaban de las escaleras de la entrada

 

El templo Akiyama destinado a diversos dioses, es conocido por su humildad y buen cuidado que recibe, a veces organiza festivales con la ayuda del vecindario

 

  • “Aquí está, ten”
  • “Muchas gracias”

 

Akiyama volvió y tenía en la mano un pequeño amuleto color purpura destinado a la buena fortuna

 

  • “Gracias, iré rezar entonces también”
  • “Deseas mucha buena suerte ¿No?”
  • “Si, puede que sí”

 

Ambas caminaban una a lado de la otra mientras caminaban Ryoko intento sacar un tema de conversación

 

  • “Pensar que te encargas tú y tu familia de este templo, es impresionante”
  • “No, aunque es verdad que mi familia es la encargada, mi abuelo maneja todo desde siempre, yo solo ayudó en detalles menores”
  • “Estoy segura que esos detalles no son tan pequeños como crees”

 

Mientras reían como siempre hubieran sido cercanas, ambas dieron su ofrenda y rezaron por la buena fortuna

 

  • “Creo que eso es todo por hoy”
  • “Gracias por venir”
  • “No hay problema”
  • “Espero que los dioses te concedan la fortuna que quieres”
  • “Si, yo también”

 

Mientras decía esto, Ryoko miraba el amuleto que recibió de Akiyama con una sonrisa pero por alguna razón había un poco de tristeza en sus ojos

 

  • “Oye, Hayashi-san”
  • “¿Si?”

 

Ryoko guardó el amuleto en su bolso y volteo a ver a Akiyama que le hablaba

 

Había algo que Akiyama quería preguntar desde hace un tiempo. La razón de por qué está empeñada en ser amigas

 

  • “Hayashi-san, me preguntaba-“
  • “A un lado”
  • “ah”
  • “¡Oiga!”

 

Cuando Akiyama empezaba a hablar, un hombre apareció y las hizo a un lado bruscamente

 

  • “Silencio mocosa, no tengo tiempo para niñas molestas”

 

Era un hombre delgado y con bolsas en los ojos, tenía un leve olor a alcohol y un mal humor y falta de modales. Su ropa formal de oficina estaba toda arrugada y su corbata desecha, es muy probable que sea algún empleado sobre explotado de alguna empresa

 

Dejo caer unas cuantas monedas al cajón de ofrendas y empezó a rezar en voz alta

 

  • “¡Por favor, por favor, dame mucho, mucho dinero a montón para ya no tener que trabajar nunca más”
  • “Ningún dios podría conceder algo tan absurdo y egoísta”
  • “¡Cállate mocosa! ¡No hables como si supieras algo del mundo de los adultos!”
  • “Le voy a pedir que se calme o tendrá que irse”

 

El hombre se veía realmente irritado por ser reprendido por una niña y parecía querer decir más pero noto que estaba siendo visto por el resto de personas que estaban en el templo lo observaban y decidió reprimirse

 

  • “Qué molestias”

 

Simplemente se dio la vuelta molestó y empezó a caminar a la salida mientras se tambaleaba

 

Mientras se tambaleaba a la entrada, una persona venía de ella, con una camisa de botones roja, unos pantalones azules y un tenis blanco, pero lo más destacado era su cabellera verde esmeralda que llegaba a sus orejas

 

  • “Esa persona…”

 

Akiyama presto cierta atención al desconocido que no había visto antes en el templo, pero sintió una extraña aura en el

 

El hombre asalariado entonces tropezó en frente de él, intentaba ponerse débilmente pero sus brazos tambaleaban, entonces el chico de cabello verde se acercó a él al parecer para ayudarlo

 

  • “Lo odias ¿Cierto?”
  • “¿Eh?”

 

Lo que parecía un acto de amabilidad se tornó en una conversación en el suelo

 

  • “Odias esto, te molesta todas las personas ¿No es verdad?”
  • “¿Quién?”
  • “Hace un momento pediste mucho dinero, pero, ¿Para qué? Al final el mundo te lo arrebatará”

 

El chico empezó a lanzar esas extrañas palabras al asalariado que había empezado a sudar por los nervios. El chico puso su mano en el hombre del sujeto y siguió hablando con una voz suave

 

  • “¿Por qué no mejor destruyes todo?”
  • “¿Quién, quién eres?”
  • “No te preocupes, yo te ayudaré a destruirlo todo”
  • “Ah, Aah… ¡¡Aaaaaaaahhhh!!”

 

Algo negro empezó a aparecer del hombro del hombre donde el chico pasaba su mano y unos gritos de dolor se escucharon

 

Las personas que estaban en el templo empezaron a asustarse y retrocedían. En cambio esa cosa negra empezó a extenderse por todo el cuerpo del asalariado

 

  • “¡¡¡AAAAAAAAAHHHHH!!!”
  • “Ajajajajajaja”

 

Los gritos de dolor solo se hacían más fuerte junto a la risa que venía de la boca sonriente del chico que ahora tenía unos ojos que decían que veía una clase de show

 

El cuerpo del hombre de alargó y agrando de manera anti natural, algo parecido a un pelaje cubría su cuerpo y los rasgos cambiaban a las de un animal de dientes filosos y una cola aparecía desde su cintura

 

Todos veían aterrados tal escena sacada de una pesadilla. Cuando lo que antes era un hombre dejo de gritar su cuerpo negro transformado cayó al suelo y no parecía moverse

 

  • “Andando, bestia, levántate tráeme lo que busco, tus objetivos son estas personas que te miraron hacia abajo”

 

El chico sonriente que seguía ahí de pie hablo con la figura negra en el suelo, y esta, empezó a levantarse

 

  • “¡¡¡GAAAAAAAAAAHHHHHH!!!”

 

Levantándose en dos patas, su cuerpo que ahora medía dos metros había tomado una horripilante forma similar a la de un coyote y lanzo un rugido al cielo nocturno

 

Entonces bajo su mirada y volteó a ver a un pequeño grupo de personas que estaban a un lado del templo y se abalanzó contra ellas con sus garras azabache que absorbían la luz nocturna

 

  • “¡¡Aaaaahhh!!”
  • “¡Aléjate!”

 

El grupo intentó huir pero el coyote negro era demasiado rápido y sus garras los alcanzó, los cuerpos que habían sido atravesados por sus garras cayeron mientras sus ropas eran rasgadas brutalmente, pero, no había sangre, en cambió las marcas de sus garras se quedaron grabadas de un negro profundo en sus cuerpos y un humo salía de ellas como una clase de fuga

 

  • “Vamos, no te detengas, ¡Apenas el juego comenzó!”

 

Incitado por el chico sonriente el coyote negro fijo su vista en Ryoko y Akiyama y se abalanzó contra ellas

 

  • “¡Hayashi-san!”

 

Gracias a su rápida reacción, Akiyama empujó a Ryoko hacía atrás y ambas lograron evitar el ataqué pero el coyote negro golpeó la caja de ofrendas y esta cayó encima de las chicas dejándolas inmovilizadas

 

  • “Chica suertuda, ¿Oh?”

 

Cuándo volteó un poco, el chico se dio cuenta que quedaban más personas y unas intentaban huir

 

  • “Bestia, no dejes que nadie huya, acábalos a todos”

 

Apuntando el brazo hacía los que intentaba escapar, el coyote negro corrió en cuatro patas y los alcanzó enseguida

 

  • “¡No por favor!”
  • “¡¡Aaaaahhh!!”

 

El mismo patrón ocurrió, a pesar de a ver atravesado sus cuerpos y rasgado sus ropas, lo único que había eran esa marcas negras que dejaban salir un humo negro

 

  • “¡!”

 

Mientras disfrutaba del espectáculo, la sonrisa del chico desapareció. Una extraña corriente pasó por su cuello como un escalofrío, igual que ayer pero más débil, el enemigo del que hablaba su amo estaba en algún lugar cerca

 

  • “!?”

 

Fue en el momento en el que estaba buscando que escuchó los sonidos de alguien corriendo. Cuando volteó, había una persona corriendo en dirección a las dos chicas que se lastimaron antes. Fue cuando se detuvo enfrenté de ellas y lo volteó a ver.

 

  • “¡Detente ahora! No dejare que sigan causando más daño”

 

Enfrente de él había una cola de caballo larga color rosada, un bastón rosado con un tipo de cristal redondo en la punta y un traje estilo invernal pintado de rosa, todo en una chica de ojos color avellana con un gran sombrero

 

  • “¿Quién eres?”
  • “Yo…”

 

Aunque parecía determinada, sus palabras temblaban, pero tomando algo de aire alzo la voz

 

  • “¡No lo sé!”

 

En esa noche, una guerrera de la luz se enfrentó a un guerrero de la oscuridad, dando inició a esta batalla

Índice