Manuke FPS Capitulo 53

53

El día de la salida de la caravana, me puse mi disfraz y me dirigí a la Compañía Marida como Shaft. Estaba pasando el rato con el señor Malta cuando tres aventureros del Gremio General vinieron a formar parte de la comisión de guardias.

 

«Oh, soy el Maestro del Clan de Patrinia Villosa, el aventurero de Rango C Maximilian.»

 

«Aventurera de Rango C de Patrinia Villosa, ¡Volkaise!»

 

«¡Soy un aventurero de Rango C de Patrinia Villosa, ¡Gotthard!»

 

Los tres aventureros que entraron en la sala eran los que me habían metido en una pelea cuando acababa de llegar a Barga. Parecían ser un grupo fijo de su clan. Cuando oí hablar de Patrinia Villosa, lo que me vino a la mente fue una mala hierba que manchaba de sangre la zona. Podrían crecer más robustos, pero si se dejan solos, sólo crecerían hasta unos 60 cm – 1 metro de altura. Sus pequeñas flores blancas desprendían un olor a podrido.

 

¿Por qué todos los clanes llevan el nombre de las flores?

 

Maximilian era un gigante con orejas de gato que llevaba armadura de cuero. Volkaise tenía una cara de ratón y llevaba una bata con capucha, ¿era un mago? El astuto Gotthard llevaba un equipo ligero, pero era difícil imaginarlo como un soldado de peso ligero con la barriga hacia afuera.

 

«Soy el Presidente de la Compañía  Marida, Malta. Gracias por aceptar nuestra comisión. Este es Shaft, un amigo mío. También participará en la vigilancia de la caravana».

 

«Soy Shaft».

 

Parecían sorprendidos por mi apariencia. Maximilian, sin embargo, dio un paso adelante y me midió con su mirada. Como se esperaba de un Maestro de Clan.

 

«¿Tú, eres un aventurero? Si es así, ¿cuál es tu rango?»

 

«No, no me he registrado como aventurero. Vengo a vigilar la caravana como un amigo de Malta.»

 

«Ni siquiera un aventurero, ¿puedes manejar una misión de guardia?»

 

«¡No te metas en nuestro camino!»

 

«¡Así es! ¡Tener un líder es suficiente!»

 

«¡Idiota! Te lo he dicho muchas veces, ¡llámame Maestro!»

 

«Conozco muy bien las capacidades de Shaft. Él se quedará conmigo en uno de los vagones, y los tres estarán en la parte delantera y trasera del grupo. ¿Han podido preparar sus caballos?»

 

Antes de que llegaran los otros tres, habíamos acordado que Shaft y Malta-san no usarían un discurso educado entre ellos. Este fue un truco para diferenciar claramente a Shaft de Schwarz. Mi tono como Shaft también sería diferente al de Schwarz. Con la acumulación de todos estos pequeños detalles, podría engañarlos más fácilmente.

 

Habló más bruscamente como Shaft.

 

«Por supuesto. Vinimos aquí a caballo».

 

Luego tuvimos una pequeña sesión informativa sobre la misión y discutimos cosas como quién asumiría qué papel y cuál sería el arreglo de guardia. Los aventureros se metían en peleas en tiendas de segunda mano como estas… ¿Estaría bien? Estaba preocupado, pero parecía que habían completado muchas de esas misiones antes. Decían con entusiasmo: «¡Déjenlo en nuestras manos!»

 

«¡Así que, vamos!»

 

La carga había sido embarcada y salimos de la Fortaleza de Barga. Los tres aventureros a caballo pasaron primero por la puerta mientras nuestros carros seguían después. Por supuesto, los documentos de identificación, como las tarjetas de identidad de los gremios, se comprobaron en la puerta. Volví a cambiar a Schwarz dentro del vagón de cortinas e hice revisar mi tarjeta, luego cambié a Shaft de nuevo.

 

Durante el viaje, el gigante con orejas de gato y el tipo con cara de ratón se quedaban en la parte delantera de la caravana, con la cara de zorro en la parte trasera. Los vagones eran conducidos por personal de la Compañía Marida. Malta y yo nos sentamos en el vagón delantero. Había dos paradas de descanso entre Barga y la capital real, con pilares y techos para protegerse de la intemperie, así como lugares para cocinar. Hoy apuntamos a la parada de descanso cerca de Barga.

 

No pasó nada el primer día de nuestro viaje. Malta-san y yo charlamos mucho para entretenernos. Por supuesto, no me olvidé de prestar atención a nuestro entorno ya que estaba en una misión.

 

Dicho esto, a lo que realmente presté atención fueron a dos cosas: Al principio, bajo el pretexto de ayudar a Malta-san en algunos recados, me había desviado de la carretera principal hacia los bosques y había colocado algunos cebos para atraer a los monstruos como lobos de hierba. Estaba comprobando cómo funcionaban estos cebos.

 

(Isekai: Cambiaron Lobos de Cristal por Hierba (Glass=Cristal/Grass=Hierba)

 

Otra era vigilar a los bandidos. Mientras se celebraba la fiesta de la cosecha del Laberinto del Demonio Esmeralda, el tráfico entre la Capital Real y Barga había aumentado, y se transportaban muchas mercancías y piedras de maná. Los carros que estábamos vigilando ahora mismo también llevaban un gran número de piedras de maná.

 

No había tantas piedras de aire de maná. Muchos aventureros que habían estado trabajando en los laberintos alrededor de Barga estaban regresando a la ciudad de la Fortaleza para deshacerse de su botín y participar en los festivales de la cosecha. Ese botín era lo que este vagón estaba sosteniendo en ese momento. También eran el blanco de los bandidos que se habían estado reuniendo por aquí. Las Órdenes de los Caballeros de la Capital Real y de Barga también trabajaban día y noche para sofocar a los bandidos, pero no entraría en vigor hasta la mitad de la fiesta. Era sólo el comienzo, por lo que su trabajo aún no había sido efectivo.

 

Se construyeron paradas similares en cada una de las carreteras principales entre Barga y la capital real, y los bandidos aparecieron básicamente de noche para atacar estas zonas. Ese era su patrón habitual. Las paradas eran frecuentadas por mercaderes y viajeros, lo que hacía conveniente que los bandidos vigilaran y atacaran.

 

Presté especial atención a estos dos tipos de asaltantes, escuchando los sonidos de nuestro entorno mientras charlaba con Malta san.

 

Tampoco pasó nada durante la primera noche, y los tres de  Patrinia Villosa se turnaron para vigilar.

 

En esta misión, la Compañía Marida también preparó las comidas para nosotros, los guardias. En las misiones de guardia, las comidas eran preparadas por los mismos aventureros o proporcionadas por el comisionado. En lugar de generosidad, la Compañía Marida probablemente estaba preparando comida para que probáramos las loncheras….

 

Las loncheras que nos regalaron estaban hechas de cajas pequeñas similares a las cestas de bambú que Malta-san y yo habíamos seleccionado. Dentro había pan blanco, carne y vegetales, seccionados por papeles. Lo comprobé con Malta-san y me dijeron que los papeles estaban empapados en cera para que el jugo de los diferentes platos no se mezclara entre sí. Parecía pensar en ello justo después de mi charla sobre las loncheras de mis vagos recuerdos. Esta vez nos prepararon las comidas para probar también estas cajas con las divisiones de papel encerado.

 

En cuanto a mí, siempre y cuando no tuviera que comer sólo carne seca, pan y agua, estaría agradecido.

 

Los tres miembros de Patrinia Villosa también se sorprendieron de poder comer bien en una misión de vigilancia. Al principio, estaba preocupado por sus habilidades, pero parecía que no mintieron acerca de haber completado muchas de esas misiones antes. Se turnaron para vigilar en la carretera y en la parada de descanso sin ningún problema.

 

Sin embargo, nuestros momentos sin problemas sólo duraron un día.

 

El segundo día, dejamos la parada de descanso cerca de Barga y nos dirigimos a la parada cerca de la Capital Real. Cuando estábamos a mitad de camino y nos quedaban unas pocas horas más, capté algunos sonidos que nunca había oído hasta ahora. Eran cascos de caballo, probablemente dos. No venían de delante o de atrás, sino del bosque. Debido a la distancia, no pude localizarlos, pero parecían estar a nuestro ritmo.

 

«Malta, nos están siguiendo.»

 

«¿En serio, Schwa- Shaft?»

 

«Dos caballos, en el bosque. Nos han estado siguiendo desde hace poco tiempo.»

 

«No puedo ver nada, pero probablemente algún bandido explorador.»

 

«¡¿Bandidos exploradores?! No puedo ver nada en absoluto.»

 

«Sí, Líder no se lo perdería si lo hubiera».

 

«Sí, probablemente sólo algunos caballos callejeros.»

 

No pude evitar cambiar mi estimación de estos tres… Le pedí a Malta-san que preparara al personal para que se moviera inmediatamente si algo sucedía esta noche. Si esos fueran realmente exploradores bandidos, atacarían esta noche. No conocía su método de ataque y no podía estar seguro de poder responder adecuadamente.

 

Pero había gente y cosas aquí que tenía que proteger….

 

La preparación de los otros tres aventureros para el ataque de los bandidos no fue diferente: se turnaron para vigilar y descansar igual que anoche. Le pedí a Malta-san y a los otros tres miembros del personal que se reunieran y descansaran en uno de los vagones. Si el ataque ocurrió y las cosas salieron mal, podrían ir corriendo a la capital.

 

Activé el TSS, preparé los cargadores del AS VAL y un gran número de flashbangs. Como no sabía cuánta gente había, era mejor preparar más cargadores por adelantado. Había considerado el uso de armas pesadas, pero eso disminuiría la movilidad del traje eléctrico – esta era una especificación técnica de VMB. Así que negocié con el poder y la propiedad del VAL para confundir a los enemigos.

 

Ya casi era hora de que llegara el nuevo día. Salí a la azotea de la parada, observando los alrededores con cautela. Escuché atentamente y cambié mis gafas al modo VN. Ahí estaba: un sinnúmero de sonidos de cascos corriendo hacia nosotros desde el bosque.

 

«¡Ya vienen…!»

 

Aunque no habían creído en mi advertencia sobre los exploradores, los miembros de Patrina Villosa aún reaccionarían una vez que vieran venir a los bandidos. Así que pensé, y levanté la voz para alertarlos sobre el ataque. Pero sus reacciones no fueron las que esperaba.

 

«¡Idiota! Con esos números, no podremos hacer nada».

 

«¡Así es! ¡Hay 40 de ellos!»

 

«¡Huyamos rápido!»

 

«¿Qué…?»

 

¿Qué estaban diciendo estos tipos? Por supuesto, había unos 40 bandidos a caballo que venían del bosque, pero se veían más corriendo detrás de ellos. Había alrededor de 60 en total. Los jinetes ya habían desenvainado sus espadas y estaban cargando con gritos de guerra. Su número era desagradable. Mientras estábamos ocupados protegiendo al personal y a la carreta, nos habrían rodeado.

 

«¡Malta! ¡Corre hacia la capital!»

 

Malta-san había corrido inmediatamente el telón de la carreta y miró hacia fuera con mi primera advertencia. Me miraba con los ojos muy abiertos.

 

«¡Vete ahora! ¡Eres un estorbo!»

 

No sabía si lo entendía o no, pero regresó detrás de la cortina y la carreta despegó inmediatamente. Las piedras de maná más valiosas estaban todas en ese carro, las otras dos estaban cargadas con otras mercancías. En el peor de los casos, incluso si esos dos vagones fueran robados, la pérdida no sería excesiva. Y sería estupendo que pudieran impedir que los bandidos los persiguieran; yo también podría retirarme entonces.

 

(Isekai: Con esto hay 9 caps traducidos hoy (3 de Vending Machine, 5 de Saikyou Juzoku Tensei y 1 de Manuke, Traducire 3 de Pharmacist) y vere si les doy una Sorpresa especial tanto a Ustedes Lectores como a la Gran K x BL que se quedó ayer hasta altas horas de la noche editando y hoy dijo que editaría todo lo que pueda, asi que me siento un poco mal porque está haciendo todo este trabajo para apoyarme, asi que discretamente dejare un sorpresa luego (Aunque deberá editarla….) )(NE: todo por ti bb (?) xD, trato de editar todo ahora porque después procrastino y no hago nada de nada, asi que solo lo hago para después no ser reprendida teehee)

Índice