To be a power in the Shadows -178 El llamado Maestro

 

Uno de los asesinos dio un paso adelante, intentando acortar la distancia.

Todavía había cierta distancia entre ellos y Epsilon. Pero incluso si Epsilon lanzara un ataque sorpresa desde donde estaba, podrían afrontarlo con facilidad.

Sin embargo.

«¿Qué?»

De repente, la cabeza del asesino voló por los aires.

Y Epsilon acuchilló el cuerpo del asesino, cuya sangre volaba en todas direcciones, y cayó por falta de fuerza.

«¿¡Cómo puede esta persona liberar una magia tan fuerte!?»

Los cuatro asesinos restantes tomaron rápidamente una postura defensiva, pero no pudieron cubrir su mirada de sorpresa.

Liberando magia de una espada.

Un espadachín mágico puede hacer eso siempre y cuando alcance cierto nivel. Sin embargo, como no es práctico en el combate real, nadie lo usa.

El control de la magia se perdería una vez que abandona el cuerpo y se dispersa rápidamente. Para mantener la magia que se estaba dispersando, uno tenía que usar aún más magia. Y lleva algún tiempo preparar una gran cantidad de magia, lo que también retrasaría el ataque. Cuanto mayor sea la distancia, mayor será el tiempo y la magia necesaria.

Sólo aquellos que tenían un control mucho más estricto sobre la magia que la gente común podían manejar este problema. Sólo una pequeña cantidad de magia podía llegar a un lugar lejano en poco tiempo. Sólo si el lanzador puede usar su control estricto para suprimir el consumo de magia y acortar el tiempo de acumulación de magia. Pero incluso si uno pudiera hacer eso, si no tuviera suficiente cantidad de magia, perdería en una guerra a largo plazo.

«El tiempo que ella uso para acumular magia fue casi cero… ¿alguien puede hacer eso?»

Sabían lo difícil que era atacar desde lejos en un combate real, así que se sorprendieron bastante.

«No se queden juntos. ¡¡Separémonos!!»

«Inútil»

Innumerables ataques cortaron el espacio.

Los ataques, emitiendo un sonido agudo que indicaba que cortarían cualquier cosa, corrieron sin piedad hacia los asesinos que corrían a refugiarse.

«Maldita sea, no puedo esquivar»

«Mantente alejado por el momento»

«No te eches atrás. Si no podemos acortar la distancia, sólo podemos hacerlo unilateralmente…»

«No funcionará. Están absolutamente incapaces de escapar de mi rango de ataque»

Le cortaron la cabeza a otro asesino.

La sangre salio por el ataque de Epsilon, y se dispersó después de convertirse en niebla roja.

«Las cosas van mal…»

«¿Cómo pudo controlar tantos ataques hasta ese punto?»

«Esto es [Seven Shadows]…»

Una mirada de ansiedad apareció en la cara de los asesinos.

Luego, otro asesino se convirtió en una nube de sangre después de ser cortado por Epsilon.

Justo en este momento.

«Ga»

Epsilon dejó de atacar después de emitir un ruido adolorido.

Epsilon puso su mano sobre su pecho y se arrodilló.

Luego se cayó.

«No, ahora no…»

La sangre roja salía de la abertura de su traje.

La herida se había abierto.

«Oí que Mordred la había herido gravemente»

«Este parece ser su límite»

Sí, Epsilon había llegado a su límite.

Ella lo sabía, así que lanzó una batalla decisiva a corto plazo. Si fuera un enemigo ordinario, el resultado se habría determinado al principio.

Pero los enemigos eran miembros del culto que tenían un segundo nombre.

Aunque ella mató a uno tan pronto como empezó la batalla, pasó demasiado tiempo en la lucha posterior. Entonces, después de matar a tres asesinos, la herida de Epsilon finalmente se abrió.

«Ku….»

La espada cayó de la mano de Epsilon.

«…Parece que seremos los primeros en matar a un [Seven Shadows]. ¡Definitivamente seremos ascendidos!»

«Pero hay otras seis personas como ella. Si tan sólo no amenazaran al culto…»

«Mordred-sama los matará a todos, incluyendo al que se llama Shadow-sama»

«Si ese es así, entonces estaría bien…. oye, ¡quédate ahí!»

Miraron a Epsilon, cuya cara se distorsionó debido al dolor.

«No te mataremos todavía. Después de sacarte la información…. oops»

Epsilon extendió la mano e intentó agarrar la espada que había caído al suelo antes. Un asesino inmediatamente pisó su mano.

“U…”

«Ríndete»

«Sha… dow… sama…»

«Oye, ¿qué estás haciendo?»

«Lo…. lo… siento…»

Epsilon hizo su último esfuerzo para hacer una daga y trató de apuñalarse en la garganta.

«¡Qué… detenla!»

En el momento crucial, un asesino pateó la daga.

“U…”

«Fue muy peligroso»

«Hey, hey, tus… pies…»

«¿Mis pies?»

«Tus pies… fueron cortados…»

«¿Eh…?»

El hombre que pateó la daga tenía los pies caídos sobre la losa.

«Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh mis pies!!!»

Entonces, *ko, ko, ko, ko*

Vinieron los pasos.


Traductor: Hamlet


 

Índice