A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Preludio y agitación.

 

Después del incidente con Saito en la entrada, Makoto y Ryoko entraron a clase.

  • Buenos días, Makoto, Ryoko
  • Hayami-chan, buenos días
  • Buenos días Tanaka-san

Cuando ambas entraron al salón una linda chica con un par de largas coletas vino a recibirlas con un aire de confianza alrededor, Tanaka Hayami ,la encargada de la clase y amiga de Makoto y Ryoko.

  • Es bueno verlas tan animadas como siempre
  • Lo mismo digo, veo que llegaste temprano como siempre Tanaka-san
  • Hayami-chan siempre tan diligente
  • Por algo soy la delegada de clase

Tanaka Hayami es la delegada de la clase de Makoto y Ryoko, es una chica que le gusta llegar temprano a clases, sabe organizar y dirigir a los demás lo que la hace perfecto para el papel de una líder y siempre se preocupa por sus compañeros, es por eso que fue escogida como tal.

  • Una delegada Loli bishoujo
  • Oye!

El agradable ambiente fue bruscamente interrumpido por alguien que al parecer .no sabe o no quiso leerlo.

  • Makoto, ya te he dicho que no me llames así, es irritante y una mentira
  • Es que… tu linda apariencia y cara combinadas con esas largas coletas te hacen resaltar tu belleza y figura, haciéndote ver como una idol famosa
  • ¿¡Qué!? ¡D-deja de decir eso! No, no es como si quisiera verme linda

Una loli bishoujo tsundere, es lo que estaba pensando Makoto e inesperadamente Ryoko compartía el mismo sentimiento. Al ver a la linda Tanaka ruborizada, Makoto no podía evitar seguir hablando

  • No te preocupes, si sigues así, Tachibana-san caerá a tus pies
  • ¿¡Hue!? ¿¡Q-q-q-que estás diciendo!? Tachibana, el… Hueeee

Oh, una loli bishoujo tsundere enamorada, mientras la avergonzada Tanaka ponía sus manos sobre sus mejillas rojas de vergüenza, las otras dos no podían evitar verla con ojos amables

  • Makoto detente, si sigues así, tendremos que llevar a la desmayada Tanaka-san a la enfermería
  • Jeje, lo siento, me deje llevar
  • ¿¡Quien se desmayaría por algo como esto!?

Mientras Tanaka seguía teniendo un arrebato de vergüenza con el dúo sonriente de chicas, Saito Ai vino a unírseles.

  • Buenos días Tanaka-san ¿tan temprano y ya estas armando un escándalo? Eso está mal~
  • “Ho~ presidenta, no deberías inmiscuirte en las conversaciones de otros, eso es de mala educación.
  • ¿De verdad~?

Mientras Saito y Tanaka tenían un extraño intercambio pareciera como si una sombra hubiera cubierto sus ojos, y Saito usaba un raro tono de voz al igual que Tanaka. Makoto y Ryoko podían ver las chispas cuando esas dos cruzaban miradas.

En primer año, Tanaka se postuló para presidenta del consejo al igual que Saito, pero perdió por una diferencia considerable, Tanaka lo hubiera dejado pasar, después de todo no era mala perdedora, o eso hubiera sido si Saito no hubiera estornudando al final de su discurso, eso fue lo que ‘sacudió’ a los alumnos, desde entonces Tanaka siente una gran rivalidad y no desea quedar atrás de ella, esa es otra de las razones por las que queda siempre entre los primeros 10 con mejor calificación de la escuela junto a Saito.

  • Ya, ya, aún es muy temprano, esperemos a la hora del almuerzo.
  • Como siempre Ryoko-san es nuestra voz de la razón.
  • Por mi está bien.

Durante su intercambio Ryoko entró a detenerlas antes que lo alargarán más

  • ¿Y? Viniste con nosotras por una razón, si no ya estarías en tu aula.
  • Oh, es verdad, lo olvidé.
  • En serio, no tienes remedio.

En un abrir y cerrar de ojos las dos empezaron a hablar casualmente, y bajo la deducción de Tanaka, Saito recordó lo que venía a hacer en el salón junto al suyo.

  • Vine a contarles una cosa.
  • ¿Una cosa? ¿Qué es? ¿Qué es?
  • Déjala terminar para que lo sepas Makoto.
  • Dos estudiantes fueron transferidos a nuestra escuela y habrá uno en cada grupo.

Al parecer, usando su ventaja como presidenta del consejo, un profesor le contó sobre esto. Ryoko y Tanaka estaban sorprendidas en cambio Makoto parecía una niña curiosa

  • ¿¡Enserio!? ¡Increíble, dos nuevos estudiantes en nuestra escuela al mismo tiempo! ¡¡Suena realmente genial, como si un evento increíble estuviera a punto de empezar!! ¿Sabes sus nombres? ¿De qué escuela vienen? ¿La razón de su transferencia? ¡¡Tal vez son alguna clase de protagonistas y a partir de hoy cosas emocionantes y surrealista sucederán en la escuela!!
  • Makoto, tranquilízate.
  • En verdad no tienen remedio…

Mientras Ryoko calmaba a Makoto, Tanaka solo podía soltar un suspiro.

  • No sé sus nombres, pero sé que son una chica y un chico… ah, y al parecer ambos son extranjeros.
  • ¿Extranjeros? Eso sí es peculiar, además de transferirse a estas alturas, incluso tal vez Makoto tenga razón esta vez.
  • ¿¡En serio lo crees!?
  • No, espera, yo solo, yo estaba…

Cuando Tanaka pensaba dejo salir una pequeña broma, aunque no esperaba que Makoto la tomara en serio, debido a eso, ahora ella estaba viendo a Tanaka con ojos brillantes y expectantes. A esto Tanaka no supo reaccionar y solo buscaba una forma de salir de esta mientras Saito reía en silencio mientras las observaba.

Mientras esto sucedía, la segunda puerta del salón se abrió y de ella entró una chica de cabello negro y ojos color uva, tenía su flequillo recogido hacia un lado y unos ojos afilados pero algo solitarios. Aunque la mayor parte de los alumnos no se percató de ella, alguien lo hizo.

  • Disculpen, ya vuelvo.
  • Eh, claro…

Después de que Ryoko se separara, Tanaka la vio caminar hacia la chica que recién llegaba dándole los buenos días.

  • Siempre me pregunté, ¿Por qué Ryoko siempre intenta hablar con Akiyama-san? Ella siempre es distante, cuando intentas hablar con ella sus respuestas son algo frías y cortantes… pero Ryoko por una razón intenta hablar siempre con ella.

Akiyama Nozomi, una de las compañeras de Makoto, Ryoko y Tanaka. Como dice Tanaka, ella es una persona distante y fría. Algunas veces, hubo otras chicas que quisieron conocerla, pero siempre respondía de forma cortante o a veces las ignoraba y se marchaba. A contrario de su actitud, su apariencia era impecable y sus notas eran siempre altas y nunca se metía en problemas. Pero un día,  Hayashi Ryoko se acercó a hablarle, pero como se esperaba, Akiyama fue cortante y la ignoró, pero por alguna razón, Ryoko siguió insistiendo. Y un día para sorpresa de todos, Akiyama le devolvió el saludo a Ryoko una mañana. Después de eso, Ryoko ha sido la única que ha podido hablar con ella.

  • No te preocupes.
  • ¿Eh? Makoto, bueno, no digo que esté mal, pero tengo curiosidad de por qué se empeña tanto…
  • Ciertamente, yo tampoco entiendo, Makoto-san, ¿Tú lo sabes?

Ante las miradas intrigantes de esas dos que se posaban sobre Makoto, ella solo sonrió.

  • No lo sé.
  • No se por que no me sorprende…
  • De alguna forma lo esperaba de Makoto-san…

Sus diminutas esperanzas que tenían en Makoto desaparecieron con esa sonrisa.

  • Pero no se preocupen, sea cual sea la razón, estoy segura que Ryoko-chan estará bien.
  • Bueno si lo dices así…
  • Cuando se trata de Ryoko-san, debe estar bien.
  • Después de todo, Ryoko-chan es un ángel.

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

La campana de inicio sonó y Saito se despidió de las tres y se dirigió a su salón, aunque se tropezó nuevamente en el camino por alguna razón. Mientras las otras tres fueron a sus asientos, Tanaka tiene su lugar al frente mientras Ryoko tiene el suyo al fondo en la esquina junto a la ventana y Makoto frente a ella.

  • Buenos días, todos vayan a sus asientos.

La puerta del corredor se abrió y el maestro de Matemáticas entro y pidió orden, pero todos ya estaban calmados, después de todos él era un maestro estricto. El profesor Guillermo Oros era un extranjero de piel morena con aspecto joven para su edad, es bueno enseñando y parece gustarle su oficio, también es amable con los alumnos y se lleva bien con los otros maestros, aunque nadie niega su seriedad al hablar y lo estricto que es con la conducta a la hora de clases.

  • Antes que nada, tengo un anuncio que hacerle a todos.

Los murmullos se escucharon en un santiamén, se podían escuchar especulaciones sobre lo que podría ser, aunque Makoto y Ryoko podían imaginar que era.

  • Puedes pasar.

Con esas palabras la puerta del corredor se volvió a abrir y una persona más entro al aula

Era una chica mas o menos de su edad, tenía una constitución delgada pero una atractiva figura, su piel era blanca y brillante como la porcelana fina. Los hilos dorados de su cabello llegaban a su espalda, se veía sedoso y por su brillo se notaba a simple vista el cuidado que le daba, junto con el brillo esmeralda que tenían sus ojos verdes y los rasgos finos de su rostro, la hacían una completa belleza extranjera. Incluso el uniforme que usaba, a pesar de ser el mismo de los demás, el que ella lo usara lo hacía verse muy diferente, y con un aura de madurez y elegancia que la rodeaba atraía la vista de todos.

  • Mucho gusto, mi nombre es Fleur Chevalier, espero llevarme bien con todos ustedes.
  • Oooooohhhh!!!
  • ¡¡Es una belleza!!
  • Es realmente hermosa… y parece que es francesa… kyaa∼…
  • No puedo creer que nuestra clase tenga tanta suerte ¿Acaso esto una clase de bandera para mi primer amor?

La voz de Fleur Chevalier era hermosa y refinada, y su forma de inclinarse parecía tan normal y refinada a la vez, que la voz de alabanza de todos resonaba en toda el aula, sobre todo la de los hombres.

  • Es bueno que están tan entusiasmados, significa que puedo poner más trabajo y tarea extra.

Entonces una voz habló y todo mundo se calló y volvieron a sus asientos. La voz del profesor Oros fue como un balde de agua helada para los estudiantes

  • Ahem, debido al trabajo de sus padres ella se mudó recientemente a la zona, así que enséñenle la escuela… y no hagan demasiado alboroto.
  • ¿Dónde debería sentarme?
  • Bueno, siéntate ahí, no habrá problema.
  • Entendido.

Fleur se sentó en medio de una fila cerca de la entrada del salón.

  • ¿Es cierto que eres Francesa?
  • ¿Es tan bonito como dicen?
  • ¿Te gusta mucho la moda?
  • ¿Qué clase de comida comías allá?

Algunos compañeros ya empezaron a hablarle como se podría imaginar, sobre todo las gemelas de fuego de la clase, dos hermanas con un cabello rojizo. Podías diferenciarlas por el largo de su cabello. Pero Oros-sensei los calmó de nuevo y todo el mundo volvió a guardar silencio como de costumbre.

  • Es realmente linda ¿verdad Makoto-chan?
  • Es una princesa, estoy segura.
  • ¿Princesa?

Mientras las dos mejores amigas hablaban a su ritmo sobre el tema ,a lo que Ryoko hablo con Makoto, pero a su comentario, ella esperaba la usual respuesta exagerada de Makoto, aunque fue sorprendida por la postura seria que tomó de repente.

  • Es obvio que es una princesa de Europa, solo piénsalo, esa belleza, su tono de voz, su elegancia en sus movimientos y la atmósfera que desprende… no es algo que una chica normal tendría a menos de que venga de un palacio. Estoy segura que viene de incógnito y en realidad es parte de alguna embajada que viene a ver Japón, si no hay otra explicación
  • Ara ara…

Mientras Makoto entrelazaba sus dedos como cierto líder de una organización gubernamental, Ryoko no pudo evitar sacar una leve sonrisa.

  • ¿Te sientes un poco celosa verdad?
  • La verdad, yo también lo estoy un poco
  • ¿¡Verdad!? ¿¡Que sucede con esa explosiva belleza!? ¿¡Incluso su voz y movimientos se ven elegantes!? ¡¡Es todo una dama!! ¡¡La admiro y al mismo tiempo estoy celosa!!
  • Ara ara…

Al ver como Makoto mostraba lo que en verdad sentía al tiempo que apretaba su silla, Ryoko dejo salir una pequeña risa, ante alguien como Fleur Chevalier, una chica que se emociona por la belleza femenina como Makoto no podría no emocionarse. Aunque término su cómoda atmósfera cuando el profesor apareció ante ellas mirándolas fijamente con una atmósfera aterradora en él. Makoto y Ryoko tuvieron pasar a resolver problemas a la pizarra por la mitad de la clase, aunque Makoto dejaba caer algunas lágrimas de frustracion mientras resolvían correctamente.

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

La campana del almuerzo sonó y todo el mundo empezó a moverse.

  • Ne, Fu-chan, ¿Almuerzas con nosotros?
  • Si, te mostraremos lo bueno de la comida casera japonesa Fu-chan ¿Vamos?
  • ¿Eh? ¿Fu-chan? Bueno, yo… creó que está bien…

Como siempre, las gemelas son agresivas y francas en todo, incluso ya le pusieron un apodo a la chica nueva después de apenas medio día de conocerse. Mientras ellas tres y otras chicas empezaban a juntarse para irse, Makoto, Ryoko y Tanaka las veían del otro lado del salón junto a la ventana.

  • Bueno, era de esperarse de las populares ¿no?
  • Puede que tengas razón, pero estoy segura que nosotras también tendremos nuestra oportunidad de conocerla también.
  • Eres muy positiva Ryoko.
  • Yo quería conocerla ahora…

Mientras las otras dos hablaban, Makoto inflaba sus mejillas para hacer un puchero. Ella tenía pensado invitarla a almorzar pero las gemelas se le adelantaron y no le dieron oportunidad.

  • Ara ara, es una pena, será la próxima Makoto-chan.
  • Hablando de almorzar apresurémonos nosotras.
  • Ok, vamos a comer.

Al escuchar la palabra almorzar el puchero de Makoto se fue como si nunca hubiera estado mientras incitaba a las otras dos. Entonces mientras se marchaban el celular de alguien sonó y resultó ser de Fleur Chevalier.

  • Disculpen, es mi papa… Bonjour?
  • Está hablando francés…
  • Genial!…

Mientras Fleur empezaba a hablar en francés las otras empezaban a emocionarse en silencio, eso incluía al grupo de Makoto que escuchaban atentamente.

  • “Non, il n’y a pas de problème, j’ ai passe du bon temps… Non, je n’ai rien remarqué de bizarre… Bien que tout semble normal… D’accord, ne vous inquiétez pas”

Era un increíble francés fluido, se notaba que en verdad era de Francia. Entre todos, Makoto era la única que parecía brillarle los ojos al ver a Fleur, aunque Ryoko parecía un poco intrigada.

  • Perdón, era mi padre, preguntaba cómo me estaba yendo en mi primer día.
  • Eso fue increíble, nunca escuché a otra chica de mi edad hablar francés de forma tan fluida
  • Tienes un padre muy atento.
  • Jaja, gracias, entonces ¿vamos a almorzar?

Mientras las Gemelas y el resto guiaban a Fleur, Makoto y las demás las veían irse, y al salir del salón Ryoko vio a Akiyama Nozomi regresar al salón.

  • Akiyama-san
  • Oh, ¿sucede algo?
  • ¿Te gustaría almorzar con nosotras?

A la imprevista propuesta de Ryoko, Tanaka y Makoto se sorprendieron por un instante, aunque no les importaba que ella las acompañará, estarían feliz de hablar con ella, Pero Nozomi pensaba diferente

  • Lo siento, prefiero almorzar sola…
  • Entiendo… entonces será la próxima.

Aunque Nozomi se negó, Ryoko dijo que la invitaría de nuevo, aunque para Tanaka parecía que sería otro intento fallido, Makoto pensaba que Nozomi parecía un poco feliz por unos momentos.

Fuera del edificio de la escuela, había un terreno plano que se usaba para las clases de educación física, festivales, eventos y actividades de otros clubs aunque también había un gimnasio techado, usualmente se usaba esté. Incluso ahora había unos cuantos chicos jugando con un balón de fútbol. A los alrededores de ese terreno había unos cuantos arboles de considerable tamaño, y uno de ellos que se encontraba cerca de una de las esquinas era el destino de nuestro grupo de tres chicas.

  • Ah, miren, Ai-chan y Eri-chan ya están ahí.
  • Oh, es verdad.

Cuando se acercaban al árbol, vieron dos siluetas bajo su sombra hecha por las hojas y ramas. Makoto fue la primera en distinguirlas, una de ellas era su amiga Saito Ai, y la otra era de Minami Eri del mismo salón de Saito. Estaban sentadas en el suelo sobre una manta que pusieron para sentirse cómodas.

  • Makoto-san, Ryoko-san y Tanaka-san, se tardaron más de lo normal, ¿surgió algo?
  • No es nada, sólo veíamos a la chica nueva, es todo
  • Oh, eso es bueno
  • Buenos días Eri-chan
  • Buenos días Minami-san
  • Buenos días a todas

Minami Eri, con una voz silenciosa pero sonriendo, saludó a las recién llegadas mientras arreglaba su pelo frente a su rostro. Ella es una chica silenciosa y tímida, tiene el cabello oscuro con un tono púrpura y una parte tapa un poco su rostro, es delgada, pero tiene buena figura debido a las actividades de su club. Normalmente se pone nerviosa frente al resto de la gente en general y en cuanto alguien intenta hablar con ella, se pone nerviosa y empieza a tartamudear, una vez debido a eso, cuando iba caminando por la calle, un hombre repartiendo volantes se le acercó y todas las personas cerca  que vieron a la nerviosa Minami, pensaron que estaba siendo intimidada al punto que un oficial se acercó a intervenir. Al final se aclaró el malentendido pero este incidente pasa unas cuantas veces al mes. Pero inesperadamente ella pertenece al club de tenis, y parece ser el único lugar aparte del grupo de amigas donde puede estar segura de sí misma, o un poco más de lo normal.

  • Por cierto, ¿dónde está Tachibana-san?
  • Normalmente está esperándonos con ustedes
  • De seguro se metió en problemas de nuevo

Ante la duda de Makoto y Ryoko, Tanaka simplemente dejo salir una mala suposición, aunque una muy posible

  • No deberías, decir esas cosas, Tanaka-san
  • No lo digo de mala manera, es solo que siempre que hay que estar cuidándolo después de todo

Aunque todos sabían que Tachibana era muy distraído para la mayoría de las cosas que no fuera el deporte, Minami intentaba regañar a Tanaka con su delgada voz a lo que ella contestó un poco más suave y unas mejillas ruborizadas ligeramente

  • ¿Sabes, Tanaka-san?
  • ¿Qué cosa?
  • Tachibana-san, ha estado esforzándose mucho en sus prácticas últimamente
  • ¿E-en serio? Ya veo…

Cuando Minami cambio de tema sobre el entrenamiento de Tachibana, Tanaka intentaba parecer no interesaba aunque jugaba su cabello con sus dedos. Una loli bishoujo tsundere enamorada, pensaban todos

  • Yo, normalmente lo ayudo a entrenar, el en verdad le agrada que entrené con él, y últimamente, él siempre me busca para acompañarlo en su entrenamiento

Y entonces Minami soltó una bomba. Al escuchar eso, Tanaka sintió como si la atravesara una flecha con sus palabras

  • Ya, ya veo… entonces si se esfuerza tanto, tendré que prepararle uno de mis almuerzos especiales para él, después de todo, el siempre a idolatrado mi comida al punto de decir que sería una buena esposa

Al escuchar la contraofensiva de Tanaka, Minami sintió cómo se volvió piedra. Aparte de Saito, Tanaka también tenía una rivalidad con Minami, pero muy diferente. Ambas están enamoradas de Tachibana, y cada una tiene sus ventajas. Tanaka es la amiga desde la primaria de Tachibana mientras Minami era la compañera del club de Tachibana y también estaban en el mismo grupo. Tanaka con el tiempo se había enamorado de Tachibana, siempre le preparaba el almuerzo y caminaban juntos a casa, a veces se reunían fuera para estudiar o ir al cumpleaños del otro, aunque Tanaka es una tsundere y por eso no ha progresado mucho. Minami se enamoró poco después de unirse al mismo club que Tachibana. En realidad, antes Minami era muy apartada del resto de la clase por su personalidad tímida, pero un día Tachibana vino y la llevo al club de tenis y la hizo unirse. Ella al principio era muy tímida pero Tachibana siempre la ayudaba a entrenar y con el tiempo Minami empezó a amar el juego y actualmente es el único lugar donde puede hablar con confianza, y después Tachibana le presento al resto de la chicas, aunque era muy nerviosa al principio Tachibana de nuevo la ayudo a relacionarse y se ha vuelto buenas amigas. Desde entonces Minami empezó a ver a Tachibana con ojos cálidos

  • Ara ara∼…
  • En verdad van con todo esas dos
  • Las rivales del amor son algo temer, jeje~

Mientras Tanaka y Minami estaban en su propio campo de batalla, Ryoko, Saito y Makoto veían con esplendor a esas dos.

  • Entonces Ai-chan, ¿Por qué tarda tanto Tachibana-san?
  • Oh, eso es porque…
  • ¡¡Oigan!! ¡¡Chicas!!
  • Hablando del rey de Roma

Mientras Saito iba a responder, la voz de un chico gritando llego a sus oídos. Un chico de cabello negro y estilo salvaje venía caminando hacía ellas, tenía una bandita en un costado de su mejilla, aunque ellas sabían que solo la traía para verse genial.

Era Tachibana Daiki, el tan mencionado Tachibana de hace unos párrafos. Era un chico muy alegre y amante del deporte, sobre todo del tenis, por eso se unió al club de tenis, aunque es el único chico del grupo, ha sabido comportarse, la mayoría de las veces, y sabe cuándo no hablar de más, a veces. Es muy amable y sociable, y siempre intenta lucir que es un chico cuando esta con ellas para no parecer que es afeminado, esa otra de las razones para llevar una bandita como accesorio. Por otra parte, Tanaka y Minami que estaban en su propio campo de batalla se ruborizaron cuando vieron que se acercaba e intentaron parecer como si nada hubiera estado pasando

  • ¿Eh? Tachibana-san viene con alguien
  • Es verdad
  • Eso les iba a decir, Tachibana-san se ofreció para enseñarle la escuela al nuevo estudiante

Como había dicho Makoto, alguien venía detrás de Tachibana. Era un chico de cabello corto con un brillo azul oscuro en él. Sus ojos eran color azul y emitían tranquilidad. Tenía a su alrededor esa misma aura elegante de Fleur Chevalier pero un tanto distinta. Por su apariencia parecía saludable pero no se veía en tan buena forma comparado a Tachibana

  • Lamento llegar, le estaba enseñando la escuela a Kalet jajaja
  • Mucho gusto, mi nombre es Kalet De la Fontaine, espero llevarme bien con ustedes

Mientras Tachibana se rascaba detrás de su cabeza mientras reía, el chico nuevo, Kalet De la Fontaine se presentaba con el grupo de chicas.

Al parecer Tachibana se entusiasmó por tener un compañero nuevo y de inmediato se ofreció para guiarlo por la escuela y así empezó el Tour de Tachibana Daiki y así fue como terminaron el tour y vinieron a almorzar con ellas

  • En verdad, te emocionas fácilmente por estas cosas
  • Tachibana-san, es buena persona
  • Jajaja gracias

Después de la explicación de Tachibana cada una se presentó con Kalet, aunque Minami estaba nerviosa por hablar con otra persona las demás la ayudaron

  • Dinos, ¿Cómo deberíamos llamarte?
  • Bueno, pueden decirme Kalet si gustan Tanaka-san
  • Okey!

Todas respondieron al unísono

  • Por cierto Kalet-san
  • Esto, Kobayashi-san, ¿Qué pasa?
  • Eres un chico muy lindo
  • ¿Eh?

Al súbito comentario de Makoto, Kalet no supo cómo responder. Mientras los demás, incluidos Tachibana soltaron un breve suspiró con una sonrisa

Kalet a pesar de no parecer un atleta como Tachibana o Minami, tiene una piel blanca brillante y unos rasgos lindos para ser hombre, era como una clase de idol masculino

  • Lo pensé cuando te vi llegar, estoy seguro que cuando seas adulto te convertirás en un hombre muy apuesto y amado por las mujeres, si si
  • ¿Eh? ¿Eh? I… i don’t know… i am… not
  • Ara ara
  • Kalet, estas dejando salir tu inglés
  • En serio Makoto
  • Eres muy directa

A las inesperadas palabras de Makoto, Kalet se puso rojo como tomate mientras agitaba las manos y decía cosas en inglés. Por lo que él dijo, es de Inglaterra pero también paso parte de su niñez en Francia, pero habla mejor el inglés y japonés por alguna razón

  • No te preocupes, ella habla así normalmente
  • ¿E-en serio?

Después de calmar a Kalet y de que Ryoko regañara a Makoto todos empezaron a almorzar. Mejor tarde que nunca…

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • Es verdad, olvidé contarles
  • ¿Qué cosa?
  • No deberías preguntar Ryoko, hablamos de Makoto

Mientras ambas dejaban salir una pequeña risa los demás ya imaginaban lo que les iba a contar Makoto, excepto Kalet

  • ¡Ayer cuando venía caminando por la calle vi a dos chicas realmente lindas!
  • Como se esperaba de Makoto-san
  • Es lo usual de Makoto-san

Mientras Minami y Saito dejaban salir sus pensamientos, Kalet se acercó a Tachibana para hablarle en voz baja

  • Daiki-san, ¿Por qué Kobayashi-san habla como un chico caza mujeres?
  • No te preocupes, te llegas a acostumbrar
  • Ya… ya veo

Mientras Kalet se preguntaba si se había unido al grupo equivocado los demás hablaban

  • ¿Y bien? ¿Qué fue esta vez?
  • Si, deja les cuento

Mientras Tanaka invitaba a seguir, Makoto se emocionó más. Después de todo ellos ya estaban acostumbrados a estas cosas cuando se trataba de Makoto

  • Eran dos chicas jóvenes y una venía con cosplay de Magical Girl y la otra estaba vestida de estudiante pero no era de las escuelas de por aquí
  • Que combinación tan peculiar
  • ¿Y qué les hacía lindas? ¡Auch!
  • Tú solo escucha en paz

Mientras Tanaka molestaba a Tachibana, Minami parecía susurrar algo en silencio

  • Bueno, el cosplay era muy lindo, era de colores azules y tenía un diseño muy particular de estrellas, como… como…
  • ¿Como si vieras el cielo nocturno?
  • Si, exacto Ryoko-chan, también tenía un lindo sombrero con el mismo diseño, pero sobre todo tenía una linda piel blanca como una perla y una cutis muy linda y natural y lo que más destacaba era su mechón de pelo color azul que resaltaba de su cabello oscuro. Tenía una bonita figura a pesar de ser tan joven, pero sobre todo…
  • ¿Qué es?

Makoto entonces intentó hacer una pequeña pausa dramática para condimentar el momento, aunque entonces Tanaka la pincho con un palillo que tenía

  • ¡¡Es amante de las Magical Girls!!
  • Ara ara…
  • Ay dios mío

Mientras Makoto sonaba emocionada por encontrar a una compatriota y camarada, los demás dejaban salir una pequeña sonrisa igual que Ryoko, exceptuando a Tanaka que dejo salir un poco de su cansancio y Kalet que se sentía fuera de lugar mientras miraba a los demás

  • Estuvimos hablando un largo rato sobré Magical Girls, y por alguna razón tiene cierto rencor con Illya de Fate, ah pero la que es Magical Girl con fan service, no la otra que sí es genial pero que se muere.
  • ¿Y qué hay de la otra? ¿También era linda? ¡Auch! ¿¡Minami-san también!?
  • …Tonto

Mientras que ahora Tachibana se encontraba en confusión por el silencio de Minami, Kalet seguía estando un poco fuera de lugar pero no parecía importarle en lo más mínimo a Makoto

  • La otra me daba un aire de extranjera y madurez, tenía un hermoso cuerpo y estoy segura que cuando crezca será una belleza popular. Tenía el cabello largo y castaño, era ruda pero amable, y parecía ser el tipo de chica popular y sociable, pero no parecía engreída, ella en verdad es increíble, aunque no parecía ser muy fan de las Magical Girl le interesaba el tema
  • Sabes, ¿Al menos les preguntaste sus nombres?
  • Umm… jeje, olvidé el de la chica cosplay
  • En verdad…
  • Pero recuerdo el de la belleza en uniforme escolar, su nombre… creo que era… ¿Agus?
  • ¿En serio?
  • Perdón, estaba tan concentrada en otra cosa que no preste mucha atención a sus nombres
  • Eres increíble

Mientras Tanaka se rendía con Makoto, está intentaba recordar más sobre esas dos chicas mientras ponía una cara pensativa

  • Es verdad, la chica cosplay tenía una linda varita con una estrella dentro de una bola de cristal, parecía como si la estrella brillará, se veía tan lindo, y la otra… bueno…
  • ¿Que sucede con ella?
  • Es que, espero equivocarme, pero daba la sensación de ser capaz de noquear a una persona de un golpe
  • … ¿Como una chica de secundaria sería capaz de eso?
  • Jeje, ni idea

Mientras Makoto daba por terminado el tema con aire de orgullosa, Tanaka simplemente prefirió seguir comiendo su almuerzo al igual que los demás

(Jack: esto fue una referencia dos personajes del manga de Kirael Art, Magicis Proelia Aixa)

Y así el tiempo de almuerzo terminó y todos regresaron a sus respectivas clases. También, Kalet dijo que mañana también almorzaría con ellos, tal parece que le agradó la compañía del grupo

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Las clases terminaron y sonaba la campana marcando la salida. Como de costumbre, Tanaka y Tachibana se fueron juntos, Minami y Saito se fueron por su cuenta así que solo quedaban Ryoko y Makoto

  • Hoy fue otro gran día
  • Aunque fue algo inesperado lo de los nuevos alumnos de intercambio

Mientras Makoto estiraba sus brazos mientras caminaba, Ryoko la seguía a un lado. Hoy llegaron estudiantes nuevos y uno de ellos se volvió su amigo, mientras hablaban de esto Makoto recordó algo

  • Es verdad, ¿Cómo vas con tu misión?
  • ¿Misión?
  • Fufufu
  • ¿?

Mientras Makoto dejaba salir una leve risa para hacerse la interesante, Ryoko la miraba curiosa, entonces Makoto se detuvo.

  • ¡¡Hablo de la misión para sacar a Akiyama Nozomi de las sombras y hacerla el centro de atención como la hermosa chica que es y volverse nuestra amiga popular!!
  • Ara ara…

Mientras Makoto apuntaba su dedo al cielo haciendo una pose victoriosa, Ryoko la veía como si fuera algo gracioso

  • Fufufu, ya lo puedo ver, ella se convertirá en una de las idol de la escuela, al mismo tiempo y también se volverá nuestra amiga
  • Ese no es mi objetivo exactamente…
  • Y entonces, sí es nuestra amiga… ¡Podre preguntarle cómo es que es tan bella!
  • Tú ya eres bella Makoto-chan
  • N-no digas eso, comparada a ella, mi aspecto es más… normal y simple

Mientras la sonrojada Makoto apartaba la vista, Ryoko miraba al frente mientras reía un poco. Pero entonces Makoto volvió la vista y tomó un tono serio

  • Pero, sabes, me sorprendió mucho cuando fuiste a hablar de repente con Akiyama-san, y que a pesar de ser rechazada tomaste iniciativa y seguiste intentándolo
  • Y, cuándo Akiyama-san te saludo esa mañana pensé, “Ryoko-chan es asombrosa”

Mientras Makoto seguía mirando al frente con la mirada pérdida, una pequeña sonrisa se veía en su rostro al hablar, pero Ryoko-chan pensó que algo le preocupaba, y pensó en explicarle las cosas

  • Makoto-chan yo-
  • No te preocupes, no estoy preocupada o algo, es solo que…
  • ¿Si?
  • … Me da un poco de nostalgia
  • ¿Nostalgia?
  • Si, a cuándo nos conocimos de niñas
  • Makoto-chan…

Cuando eso fue mencionado, ambas recordaron la escena de una niña llorando en el suelo y otra tendiéndole la mano. Un recuerdo tanto doloroso como feliz para ambas

  • Desde entonces, las dos hemos cambiado mucho ¿no?
  • Si… pensar que ya ha pasado tanto tiempo
  • Es por eso, que espero que te puedas hacer amiga de Akiyama-san, así que no tienes que explicarme nada Ryoko-chan

Cuando su querida amiga la volteó a ver con su habitual sonrisa, Ryoko logró alejar esa preocupación que tenía y le devolvió la sonrisa.

  • Gracias, me esforzaré. La verdad, es que creo que Akiyama-san y yo podíamos parecernos en cierto aspecto
  • Ya veo, entonces, te deseo suerte

Después de eso, ellas siguieron caminando y platicando de diversos temas hasta que llegaron al cruce donde se separaban.

  • Entonces, me dirijo a casa, cuídate Ryoko-chan, después iré a verte
  • Cuídate Makoto-chan, dile a mamá Kobayashi que gracias por el bento y salúdame a Mikado-san
  • Si, puedes venir a visitarnos si quieres, nuestra casa siempre será tu casa
  • Te lo agradezco

Aunque esta despedida pareciera normal para otros, para ellas dos, este cruce es un lugar muy importante, porque aquí es donde sus caminos siempre se cruzan todas las mañanas y donde se separan cuando se despiden. Es un lugar con un significado especial para ellas

Y así entonces, las dos amigas se separaron y caminaron a su propio hogar. Pero a mitad de camino una repentina lluvia se cruza en su camino

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

En lo alto del cielo, volando a través de las grises nubes, un pequeño resplandor azul se movía entre la lluvia

  • ¿Por qué empezó a llover de repente? Por eso no me gusta esta ciudad…

Mientras se movía de un lado a otro en la lluvia mientras dejaba salir queja tras queja, se podía ver el pequeño resplandor de algo debajo de él.

  • A este paso, el cristal se resbalara de mis garras…

Mientras volaba la pequeña ave azul, una joya estaba siendo sostenida por sus dos patas

  • Solo esperó que no se escuchen relámpagos, no me gustaría que caiga uno… ¡HIIIIIIII!

Mientras dejaba salir una bandera, un flash de luz lo cegó seguido de un enorme estruendo que lo paralizó del miedo por unos segundos y luego empezó a volar desenfrenado hasta que se calmó

  • ¡Eso fue aterrador! ¡Por eso no me gusta esta ciudad! Mejor me voy volando de aquí… ¿Eh?

Cuando su mente ya se había calmado, sintió que su cuerpo se sentía extrañamente ligero

  • No-…No puede… ser…

Mientras intentaba mirar a sus pies como si su cuello estuviera oxidado, lo vio. No había nada, la joya que tanto había cuidado la había dejado caer en un descuido.

  • ¡El cristaaaaal! ¡¡Hiiiiii!! ¡¡Odio la ciudad!!

Mientras entraba en pánico y volaba sin control los relámpagos solo alimentaban su pánico y el volumen de sus gritos

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

La lluvia no tenía señales de detenerse y la pobre Makoto estaba corriendo bajo la lluvia cubriéndose con su mochila.

  • ¿Por qué empezó a llover tan de pronto? El pronóstico dijo que estaría soleado…

Mientras iba corriendo una mujer venía de frente con una sombrilla. Al ver esto, Makoto se arrepintió de no traer su paraguas.

  • Quiero un baño caliente… ¡Hiiiii! Puko
  • ¿¡Señorita!?

Un flash de luz apareció seguido de un gran estruendo. Makoto dejo salir un grito de miedo y bajo su mochila para poder abrazarla pero de repente algo le cayó en la cabeza y la hizo caer de espalda. La mujer que pasaba ahí se sorprendió y fue a ayudarla.

  • Auch, eso me dolió…
  • Señorita ¿Está bien?
  • Si, si, gracias…. Oh que linda es.
  • ¿Eh?

La mujer la ayudaba a levantarse mientras acomodaba la sombrilla para cubrirlas a las dos. Cuando Makoto levantaba la vista mientras se sobaba su frente con su mano, al ver el rostro de la mujer se sorprendió por lo linda que era y dejó salir su voz pero al ver la reacción de la mujer Makoto se sonrojo y rápido se levantó disculpándose.

  • Lo siento, lo siento, perdón si la hice sentir incómoda…
  • No se preocupe señorita, me halaga que piense que soy bonita.
  • ¿Señorita? ¿Yo? Es la primera vez que me dicen así jeje.

Mientras Makoto dejaba salir una pequeña risa un poco avergonzada volvió a darle una mirada a la mujer. Tenía un hermoso y brillante cabello castaño, llevaba unas ropas de rayas púrpura y partes de color marrón, parecía como una clase de artesana, pero le hacía lucir de forma natural su figura y sus grandes pechos. Tenía ojos de color negro claro muy hermosos, y su sonrisa daba un aire de amabilidad y sensualidad. Era una belleza.

  • Usted es muy bonita señorita…
  • Soy Amelia, mucho gusto señorita…?
  • Puede llamarme Makoto, Amelia-san

(jack: este es un personaje del manga de Kirael Art, Gen)

Su voz era amable y tenía muy buenos modales. Para Makoto que está obsesionada con la belleza adulta, ella era una modelo a seguir.

  • Por cierto, dejo caer esto
  • Vamos, no sea tan formal, ¿Eh? ¿Se me cayó a mí?
  • Si, cayo contigo cuando se resbaló

Amelia tenía una piedra brillante redonda parecida a un diamante en la mano. Makoto no la reconocía pero algo en ella le dijo que la tomara.

  • Gracias, no recordaba esta piedra, pero siento que es mía
  • Ya veo, entonces ten
  • Gracias

Makoto recibió la piedra redonda de Amelia y la vio con interés

  • Es verdad, no traes un paraguas
  • Es-es verdad… lo olvide en casa
  • Si gustas puedo acompañarte a casa

A la amable oferta de Amelia, Makoto no pudo evitar sentirse apenada por ese descuido suyo.

  • No, no se preocupe Amelia-san, mi casa queda cerca, si voy corriendo, podré llegar sin problemas.
  • Ya veo, pero ¿Estas segura?
  • Si, además, Amelia-san se dirige en la dirección contraria a la mía
  • Eso es verdad…

Mientras Amelia recordaba que debía volver a su hogar, se sentía un poco culpable dejar a una niña bajo la lluvia. Pero al ver la sonrisa segura de Makoto sus preocupaciones se fueron

  • Está bien, ve con cuidado ¿Si?
  • Por supuesto, no se preocupe
  • Entonces, adiós
  • Ah, Amelia-san, ¿Nos podríamos a ver otro día?

Mientras Makoto decía esto, Amelia no pudo ocultar la sorpresa en sus ojos, y dejo salir una sonrisa amable.

  • Lo siento, no lo creo, debo volver a mi hogar, muy lejos de aquí
  • …Ya veo, de todas formas fue un placer conocerla
  • Igualmente Makoto-san

Y así ambas tomaron direcciones contrarias y así su primer y último encuentro había terminado.

Makoto estaba a unos minutos de su hogar y seguía corriendo bajo la lluvia con su mochila sobre su cabeza.

  • Sigue habiendo truenos, pero he logrado soportarlos… por otro lado…

Mientras corría sacó de su bolsillo la piedra similar a un diamante que recibió de Amelia. Había llegado a la conclusión que esto era lo que le pegó en la cabeza al tropezar.

  • Es algo bonita, y tiene algo…

Mientras miraba fijamente la piedra, Makoto empezó a dejar de correr poco a poco

Se había detenido bajo la lluvia completamente y solo veía la piedra sin decir nada

En algún momento ella se percató que en algún momento su reflejo se podía ver por toda la piedra. Pero antes de darse cuenta la piedra empezó a brillar por sí sola.

  • ¿Eh? ¿Eh?

Al ver la luz volvió en sí y empezó a ponerse nerviosa mientras la piedra en su mano cada vez brillaba más. El brillo era tan intenso como un reflector o el faro de un auto, no, era cada vez más brillante y no parecía detenerse. Makoto empezaba a cerrar los ojos al no poder ver nada y temor, pero no soltaba la piedra.

  • ¿¡Qué es esto!?

Y entonces fue envuelta en la luz de la piedra y cuando abrió los ojos…

  • ¿Eh? ¿Qué?

No había pasado nada. El brillo había desaparecido tan rápido como apareció. Makoto estaba viendo a todos lados pero nada había cambiado. Se quedó mirando la piedra que ya no brillaba, pensó en dejarla pero algo en ella le dijo que no debía.

  • Mejor lo pensaré llegando a casa, me estoy mojando aquí. Onii-chan de seguro se burlara por esto.

Y así, su camino a casa se reanudó

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

Dentro de una habitación a oscuras que parecía de madera al estilo japonés, un hombre en ropas blancas tradicionales estaba en frente de lo que parecía una gran llama que era la única iluminación en la habitación.

  • ¡!

De pronto el hombre sintió un gran poder espiritual de algo que venía de afuera muy lejos, y al mismo tiempo, la llama frente a él se había alborotado.

  • Esto debe significar… que está empezando.

El entendió que sucedía de inmediato. La profecía que había llegado hace años atrás se estaba cumpliendo. El hombre meditó lo que debía hacer a partir de ahora, y sobre todo, si su nieta se tendría que involucrar en esto.

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

En lo alto de un edificio en la ciudad, en un lujoso apartamento con ventanales enormes, un hombre miraba de pie la ciudad cubierta por nubes grises.

Estaba tomando el té en la sala, cuando sintió una perturbación en algún lugar en la ciudad. Hace años, los adivinos de su organización predijeron que un poder emergería de este país, en esta ciudad. Creer que aparecería tan pronto como ellos llegarán estaba fuera de su entendimiento.

  • Una calamidad…

Las palabras de los adivinos vinieron a su mente. Algo estaba a punto de suceder y alguien estaba en el centro. Al escuchar la puerta de su apartamento abrirse anunciado la llegada de cierta persona, decidió guardar silencio y analizar la situación.

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • Oye ¿sentiste eso?
  • Lo sentí

En algún lugar desconocido, donde todo era negro y nada se podía ver, las voces de dos personas se podían escuchar.

  • Esto es lo más fuerte que he sentido en varios años
  • Ciertamente, es interesante

Han pasado años desde que empezó su búsqueda de “eso” y no ha habido  resultados prometedores. Pero que recién apareció por un momento fue algo que no podían haber esperado.

  • Ha empezado
  • Mi señor
  • Jefe

Una voz diferente sonó y al escucharla, las otras dos les mostraron su respeto

  • ¿A qué se refiere con que ha empezado?
  • Los guerreros que serán nuestros enemigos
  • ¿Enemigos?

Al escuchar a su señor, ambas voces sonaron confundidas, enemigos que son capaces de rivalizar con el poder que recibieron

  • Yo me encargaré de ellos Gahahaha…
  • Tu…
  • Tal ofensa a nuestro señor

Otra voz apareció y sonaba ruidosa mientras reía, a lo que los otros les disgustaba.

  • Entonces hazlo
  • Como ordené, esto será divertido

Los pasos de alguien alejándose empezaron a escucharse dentro de la oscuridad

 

♦ ♦ ♦ ♦

 

  • La última estrella fue encontrada

En el tejado de un edificio, la silueta de una mujer con un paraguas estaba viendo la ciudad desde lo alto

  • Todos los jugadores han empezado a moverse, ahora bien…

Mientras pensaba en quiénes serían esas estrellas y cuándo se reunirían, pensó en la batalla, no, en la carrera en busca de ese poder que estaba por empezar.

  • Que empiece esta competencia

El mundo mágico en Japón fue agitado ese día, y la responsable de eso tomaba té tranquilamente en su casa.