To be a power in the Shadows -150 Código 0

 

A través de pasillos vacíos, Zack se dirigió hacia el sótano.

Pasando por viejos pasillos que apestaban a hierro oxidado, se detuvo ante una gran puerta. Sacó una llave del bolsillo de su pecho y giró la cerradura. Revisando detrás de él para asegurarse de que no lo habían seguido, Zack entró en la habitación.

Oí el clic de la cerradura tan pronto como se cerró la puerta.

Yo también revisé mi entorno y al no ver a nadie allí, me mostré.

Giré la manija de la puerta. Cerrado, como se esperaba.

Puse un poco de slime en el ojo de la cerradura y forcé la cerradura. La ganzúa es algo que aprendí en mi vida pasada, así que fue sencillo. ¿Qué es un poder en las sombras si no puede abrir unas cuantas puertas cerradas?

Por cierto, tengo mis slimes escondidos dentro de mi cuerpo para que no encuentren nada, ni siquiera con una examinación completa

Revisé las presencias del otro lado y, determine que era seguro, entré sigilosamente en la habitación.

Era una habitación grande y poco iluminada. Una especie de sótano.

Al fondo de la sala había una lámpara encendida con varios hombres reunidos a su alrededor.

Me acerqué a hurtadillas y me escondí detrás de una caja. Lo comprobé y la caja estaba vacía.

Los hombres estaban discutiendo algo en el cuarto oscuro. Zack estaba entre ellos.

«Jefe, estamos todos aquí como usted ordenó»

«Parece que sí…»

El hombre al que los otros parecían referirse como su jefe se adelantó. Me lo había imaginado como un jefe gruñon, pero resultó ser mucho más joven.

Alrededor de los 20 años, probablemente.

Tenía canas que se extendían hasta los hombros y tenía un buen aspecto. No era un malandro. De hecho, incluso parecía un poco inteligente.

Por su musculatura y postura, puedo decir que fue entrenado en artes marciales.

No tenía el aire de un prisionero.

A mí me gusta. Romper el esquema y todo eso.

«Camaradas. La Facción Doem está complacida con sus diversas contribuciones»

El jefe lo dijo con voz profesional, mirando a los hombres que le rodeaban.

Luego procedió a preguntar a cada uno de ellos lo que deseaba.

Ya veo, así que lo de decírselo a un guardia era mentira.

«Zack, ¿qué hay de ti?»

«Quiero… comida. Buena comida y más. Suficiente para dos personas por lo menos»

¡Bien hecho, Sr. Zack!

«¡Vas a engordar, Zack!»

Zack se estremeció por las burlas de los que lo rodeaban.

«¡Jefe, vamos a tener otro show de strippers con los chicos!»

«¡Esa mierda es genial, jefe!»

«¿Otra vez? …Traten de mantenerlo en moderación, camaradas»

Así, el apuesto jefe escuchaba las peticiones de todos uno por uno.

Y una vez que terminó, su cara se volvió seria por primera vez.

«Hermanos, estamos en tiempos difíciles. Últimamente, han atacado a más camaradas en la ciudad. «Ayer mismo, un carruaje con oficiales fue atacado, resultando en 7 muertos»

Por un momento, pensé que eso hablaba de mí, pero ayer no salí del campamento, así que debe ser otra persona.

«Es hábil. Cada vez que mata, lo hace sin hacer ruido. Hemos empezado a llamarlo BUHO»

BUHO, eh… suena importante.

«Y créanlo o no, hay señales de que este bastardo de BUHO está en este campamento»

Eso provocó una ligera reacción de Zack.

«Zack, ¿ocurre algo?»

«Nada, jefe…»

Zack bajó la mirada para escapar de la mirada de su jefe.

«Este BUHO probablemente quiera ponerse en contacto con Clara Oriana. Debemos encontrarlo antes de que lo haga. ¿Está claro?»

Todos los hombres asintieron.

«Entonces eso es todo por ahora… no, hay un último asunto. Tenemos un traidor entre nosotros»

El jefe sacó un cuchillo y lo dirigió hacia Zack.

«-Tú»

Y con una velocidad sorprendente, lo lanzó.

Aparte de mí, ninguno de los hombres reunidos podía esquivar un lanzamiento como ese.

El cuchillo pasó por las orejas de Zack y se clavó en la cara del hombre que estaba detrás de él.

«Este es el tonto que se atrevió a filtrar nuestra información a los de la realeza»

Los otros hombres simplemente miraron en silencio mientras el traidor sangraba y moría.

«Eso es todo. Pueden irse todos»

Y se fueron rápidamente.

«Zack»

Zack, sin embargo, fue el único al que se le dijo que se quedara.

«No estás escondiendo algo, ¿verdad?»

El jefe miró a Zack con ojos fríos.

«N-nunca, jefe» El sudor frió fluye por la mejilla de Zack.

«Está bien. Te creeré» El jefe le dio una palmadita en el hombro a Zack y se fue del sótano.

Al quedar solo, Zack suspiró temblorosamente y se limpió el sudor.

Ahí fue cuando decidí darle una palmadita en el hombro.

«¿¡Oo, ooooahhh!? ¡¡Espera qué!! ¡¡Tú!! ¡¡Qué mierda!!»

El Sr. Zack se asustó mucho y luego se enfadó bastante.

«Oops, no quise hacer eso. Gracias por guardar el secreto»

«Como si tuviera elección. Me mataría en cuanto se lo dijera»

«Probablemente, sí»

«Pero maldición, así que realmente eres ese BUHO…»

«La verdad es que no lo soy»

«…Espera, ¿no lo eres?»

Zack no parecía muy convencido.

«Nunca salí ayer. Este BUHO es probablemente alguien similar a mí»

«Sí, bueno. ¿Crees que puedes pasarme alguna información sobre BUHO? Lo viste, ¿cierto?. El jefe sospecha de mí. Principalmente por tu culpa»

«No debería llevarme mucho tiempo averiguar quién es BUHO. Sin embargo, no puedo garantizar si puedo hacer que lo sepas. Hay pocas personas en mi línea de negocio… las que tienen una destreza respetable a menudo resultan ser conocidos…»

Lo dije para que no haga más preguntas. Como no tenía ni idea de quién es BUHO.

«Mierda. Tienes que ayudarme, hombre. El jefe es un maldito despiadado, ¿lo viste bien? Podrías estar bien. Puedes usar tu maná. Pero yo no tengo nada»

«Oh, por cierto, el sellador de maná de tu jefe. Es una falsificación»

«¡¿Estás bromeando?!»

«No»

«Mieerrda… ¿así que es aún más fuerte que tú?»

«¿Qué piensas?

Hice el truco de la liberación instantánea de maná causando una pequeña ráfaga.

«Uh, sí, tal vez no…»

«En realidad no… ¿oh? ¿Qué es esto…?»

Debido al viento repentino, un pequeño trozo de papel aterrizó en mi comida.

Lo recogí y tuve una idea brillante.

«Interesante» Murmuré enigmáticamente.

«¿Qué está pasando?»

«Una nota de uno de mis agentes. Sé que tengo una muy buena idea de quién es este BUHO realmente»

«¡¿Qué?! ¡Eso es demasiado rápido!»

«Echa un vistazo»
Le entregué el papel en blanco.

«¡Yo, no puedo ver nada!»

«Sólo responde a señales de maná muy específicas. Es decir, la mía. También es un mensaje encriptado»

«En serio…. me parece que esta completamente en blanco…»

Zack escudriñó la página desde todos los ángulos.

«¿No puedes decirme algo, ni siquiera una pista?»

«… ¿Estás seguro?»

Me acerqué y le susurré.

«Código 0»

«¿Qué?»

«El cero es el primero de los números…»

«¿Q-qué significa?»

Zack tragó.

«Todo empezará por fin» Lo dije mientras simultáneamente borraba mi presencia y me movía súper rápido fuera de la vista.

«¿¡HUH!? ¿¡Se ha ido!? Maldita sea, la puerta sigue cerrada, ¿cómo….?»

Dentro de la caja vacía, me quedé escondido hasta que Zack se fue.


Traductor: Hamlet


 

Índice