To be a power in the Shadows -136 Me has hecho enojar

 

El deber de vigilar la ruta de la Ciudad Sin Ley ha terminado y vuelvo a las instalaciones subterráneas.

Yukime debería volver pronto.

Debe estar volviendo con un carruaje lleno de monedas de oro.

Después de eso podemos recoger el resto de las monedas de oro y retirarlas. Todo lo que queda es que seamos testigos de su colapso.

Entonces John Smith se sentara con las piernas cruzadas en un hotel de lujo de la capital real y dira [Como estaba planeado. El colapso esta sobre nosotros…] mientras bebe el mejor vino con una profunda sonrisa y una pila de monedas de oro en su mesa.

Tan genial.

Pasé por el pasillo subterráneo mientras me imaginaba esos delirios.

Sin embargo, está muy tranquilo.

Todos los trabajadores ya se habían ido, pero todavía hay guardias que quedaron atrás.

¿Tenían demasiado tiempo libre y se durmieron. Bueno, me excedí y nadie pudo llegar a este lugar después de todo.

[Fufufu………]

Mostré mis dientes blancos con una sonrisa y caminé con un ligero paso hacia el frente de la bóveda.

[Están…]

¿Por qué está abierta la puerta de la bóveda…?

Además, no parece que se haya abierto con una llave, sino que se forzó.

[D… de ninguna manera, no me digas…]

Mi seguridad debería haber sido perfecta.

No he dejado pasar ni una rata por Lawless City. (Ciudad sin ley)

Me tiemblan las piernas.

Mi mano también tiembla.

Mi cuerpo desborda de sudor frío.

[S, s, s, ss, s, s, seguramente estará bien…..]

Entonces abrí la puerta de la bóveda medio abierta.

El interior estaba…. vacío.

Esas montañas doradas han desaparecido sin dejar rastro.

[Es… es una mentira…..]

El poder se me escapó de las rodillas y me derrumbé en el acto.

[Cómo, por qué…]

Mis monedas de oro…

[Ja, ja, ja, ja, ja, es un sueño… no, un mal sueño….voy a convertirme en[UN PODER EN LA SOMBRA]…]

Usé mi mano temblorosa para peinarme el cabello hacia atrás y ponerme de pie.

Estará bien, tiene que estarlo.

Yukime puede haberlo sacado por alguna razón.

Y si alguien nos ha robado, a veces sería necesario transportar todo ese oro. A menos que sean muy hábiles, no deberían haber ido muy lejos.

Salgo de la bóveda con las rodillas temblorosas.

Cuando sentí que se acercaban dos presencias, fingí estar tranquilo.

[¡¡——John-sama!!]

Dos bellezas sexys me llaman por mi nombre.

Eran las ayudantes de Yukime, Natsu y Kana.

Le pregunté a los dos que se estaban comportando
de manera inusual.

[¿Qué pasó?]

Algo pasó, ¿cierto? debe haber algo, ¿Por qué preguntas? porque la bóveda ha sido vaciada.

[¡Yukime-sama! ¡Yukime-sama fue capturada por Gettan!]

[¿Qué…. dijiste….?]

Yukime fue… Gettan… ¡ya veo!

Todo empieza a conectarse en mi cabeza y me río fuertemente.

[John-sama…]

[Ya veo, así que eso era…]

La escéptica Natsu y Kana vieron lo que había dentro de la bóveda abierta detrás de mí.

[¡Es… esto es!]

[¡¡N… no me digas, él—————!! pero fue demasiado rápido…]

Los ojos de ambas se abrieron de par en par debido al asombro.

[¿Sabes dónde está?]

[S, sí…]

[Entonces no hay problema. Recuperaré todo inmediatamente]

Luego paso a través de ellas, el explosivo poder mágico sacude la atmósfera.

[¿¡Tan, tanto poder mágico!?]

[Es, ¿es este el verdadero poder de John Smith?]

Además manipulo los alambres de acero y corto el aire causando el sonido de «Shushushushu» y formo una hermosa línea de luz.

[Gettan….. me has hecho enojar…]

Ahora, comencemos la represalia———-.


Traductor: Hamlet


 

Índice