Cheat Pharmacist’s Slow Life Capitulo 15

La Amistad no tiene Precio (Segunda Parte)

 

◆ Otro POV◆

Tres perros demoníacos abandonaron el bosque y se dirigieron a sus cotos de caza habituales.

«¡Hermano, hoy definitivamente va a ser un gran botín también!»

El hermano pequeño Gugu filtró una extraña, gugugugu, risa, y su cola negra se movió mientras seguía al hermano mayor Gigi.

«No hay nada que nosotros, el «Perro Demonio Negro Tres», no podamos robar, hermano!»

El otro hermanito Gege también siguió a Gigi y levantó la voz alegremente.

«Por supuesto. Con una valla tan destartalada, más vale que no la tengas. Gi gi gi gi. Los humanos son unos tontos. Están subestimando las habilidades atléticas de los perros demonio».

Con una sonrisa sarcástica, se lamió las garras una vez con la lengua roja.

Estos tres son los culpables que han estado atacando los campos de Jiral últimamente.

Se habían comido todas las cosechas que robaron, así que también hoy se dirigían a los campos.

Moviendo la cola con elegancia, Gigi, caminando delante, se dio cuenta de que algo era extraño y se detuvo.

Gugu, cuya nariz había chocado con el trasero de Gigi, preguntó confundido.

«Owie. ¿Qué pasa, hermano? Deteniéndote de repente.»
«¡De alguna manera, tengo un mal presentimiento…!»

Cuando Gigi frunció el ceño, Gege se adelantó.

«Hermano, ya estamos donde están nuestros cotos de caza, ¿verdad? Apurémonos, apresurémonos, y volvamos -»
«¡No, hay algo ahí…! ¡Gege, ten cuidado!»

El viento llevaba algún tipo de olor desagradable….
Y era de los campos, que eran sus cotos de caza habituales.

«Hay algo de olor, ¿esto es…?»

Este era el llamado instinto de supervivencia que hacía sonar las alarmas.
Pero, Gege no iba a parar con esas palabras.

«Hermano mayor, esto no es propio de ti, ¿sabes? Apresurémonos y vayámonos… ¿Qué es esto? ¿El viento me está haciendo desnudar mis colmillos? El aire es, el aire es, mi nariz, mi garganta, aAAAAA, GEGYAAAAAAAAAAAA-!?»

“ «¡Gege-!» “

Cuando los dos se dieron cuenta de la anormalidad, Gege hizo una espuma en la boca y se desmayó.

Gigi tragó.

Es- ¡Es una barrera! No hay duda, ¡alguien ha levantado una barrera…!»

«¡Hermano! ¿¡Qué estás diciendo!? No hay manera de que haya un mago tan grande en este campo rural…! ¡Gege, vengo a salvarte!»

«¡Espera! Gugu. Si tú también vas, entonces lo mismo…»

«¡Hermano! … Gege y yo, te queremos mucho… Tú, si pasara algo, nos protegerías a los dos, ¿verdad? El tú de entonces, ¿dónde se ha ido…»

Gugu agitó la cabeza con tristeza.
Mirando hacia adelante, Gege estaba acostado, y más allá de él estaba el campo que era su terreno de caza.

«Gege, ahora mismo, voy a por ti… UoooOOOOOOOO!»

Levantando un grito de guerra contra un oponente invisible, Gugu corrió.
Pero no sirvió de nada.
Al igual que Gege, levantó un grito, echó espuma por la boca y se desmayó.

«Gugu, Gege…. Tsk. Me he convertido en un tipo muy cobarde estos días – mis hermanitos, los salvaré ahora. ¡No meeeee subestimeeeeees maaaaaaago-!»

Aullando desde lo más profundo de su alma, corrió como si estuviera volando a los lados de sus camaradas.
El mal que llevaba el viento destruyó su sentido del olfato, ya que tenía un hedor increíblemente terrible.

El agudo hedor atacó sus ojos.

Sin querer, cerró los ojos ante el dolor que sentía como si le estuvieran apuñalando.
Sus pies se enredaron, y se estrelló contra el suelo en una gran exhibición.

» ¡Diablos! ¡Diablos Humanoooooos!»

Todo su cuerpo estaba envuelto en el hedor.

El lugar donde cayó fue a los lados de los dos que se habían adelantado antes.

Ya incapaz de levantarse, Gigi sonrió.

… Si me caigo con ustedes, entonces esto tampoco está tan mal….

◆ POV de Reiji◆

«Ooh~! Ooooh! Funciona bien…»

Abriendo mis ojos, miré 30 metros delante de mí.
Lejos, en declive; un perro negro se derrumbó.

«¡Kyan, kyaaaaaaooon, kyan…!»

El primero se derrumbó, el segundo también se derrumbó, y el tercero, con un cuerpo un poco más grande, llegó corriendo a una velocidad aterradora, pero como era de esperar, no pudo soportar el hedor también y se derrumbó en el acto.

Los tres se cayeron, y sus patas delanteras temblaron.

Jiral-san, que estaba vigilando la situación conmigo, estaba desconcertado y me preguntó,

«… Reiji-kun, ¿qué hiciste? Al observar parece que los perros se desplomaron.»

«Ah, esparcí esto en la valla.»

Le mostré a Jiral-san el repelente que hice ayer.

«¿Qué pasará cuando extiendas esto?»
«Este es un líquido que emite un olor que las bestias y los monstruos odian.»

«Ah, ¿la medicina de la que hablaste ayer? Reiji-kun, lo hiciste rápido.»

«Bueno, sí. Con esto, supongo que las bestias y los monstruos no vendrán a los campos por un tiempo».

Cuando entregué la botella con el repelente dentro, Jiral-san la extendió por las vallas con deleite.

Como se puede ver, el efecto fue extraordinario.
Sin embargo, Noela dijo: «Maestro, no quiero», y me odia.

Fue un gran impacto.

Los componentes se diluyeron un poco en el proceso de fabricación, pero aún así Noela lo odia, así que supongo que tiene suficiente efecto.

Esta vez apareció un tipo diferente de perro callejero.

«Oye, Jiral, tienes un cliente, ¿sabes?»
«Ah, tienes razón. Confirmemos de nuevo el efecto de tu medicina».

El vagabundo que se acercó casualmente.
Sin embargo, a 30 metros de la valla, como era de esperar, se detuvo.

«Gruuuu….»

Mirando y gruñendo a la valla, los perros callejeros olfatearon el viento.
Probablemente lleva el olor.

«Lloriqueo…»

Plonk; se derrumbó de lado y se desmayó.

«Está bien, está bien, es realmente efectivo.»

«R – Reiji-kun, esto es – es una barrera! Una simple barrera! El tipo que sólo los magos pueden hacer, ese tipo de barrera simple! ¡Tú, tú hiciste una barrera!»

«No, lo que hice fue medicina.»

«¡Es la misma cosa! Lo hiciste para mí, ¿verdad? Esto es…. una victoria para nuestra amistad».
«Es vergonzoso, así que deja de decir cosas como amistad.»

«- ¿Por qué!?»
«¿Por qué preguntas por qué?»

«Estoy en deuda con Reiji-kun otra vez… ¿Cuánto cuesta?»
«No lo necesito. Es una tarifa especial».

«Reiji-kun… no tienes que ser tímido… ¡Es el precio de la amistad!»
«¡Incorrecto! Me estás prestando el campo, ¿verdad? Es a cambio de eso.»

¿Qué? Jiral-san parece decepcionado, y cuando vi esa cara, me reí.

Por cierto, los perros colapsados están vivos.
Cuando se despertaron corrieron como si estuvieran huyendo.

Hice el precio barato, y gracias a eso, este repelente es muy popular entre todos los que hacen trabajo agrícola y se preocupan por las plagas dañinas.

Hubo gritos de alegría, pero cuando hago repelente, Noela no se me acerca.

«¿Noela? Noela-sa-n. Esto es trabajo, después de todo. No es como si me gustara.»

«… Ruu-»

Cuando me acerqué lo más que pude, pyu-n; Noela huyó.
Conmoción….

«¿Reiji-san? ¿No te has vuelto a bañar?»
«¡Lo hice! Estoy haciendo una medicina que Noela odia».

«¿Quizás haya una mancha que no puedas lavar bien…? Reiji-san, si estás bien conmigo, te lavaré la espalda cuando quieras».
«No lo necesito, ya que parece que sería vergonzoso».

Mina se dio cuenta de algo y flotó hacia arriba, pegada al techo otra vez.

«Hau~, olvidé que Reiji-san era un hombre…»
«¡Espera! ¡Olvidando que soy un hombre! ¡Hay muchos problemas con eso, Mina!»

«Hau~~»

Enrojecida, Mina se cubrió la cara con las manos.

¿Es porque nos ve como amigos que no es consciente de la distinción de género?

«Bueno, está bien. Me estoy bañando bien, ¿de acuerdo? No dejo la espalda, así que está bien, ¿de acuerdo? Y además, soy un hombre, ¿vale?»

Y así de fácil, pasé otro día divertido.

NT: jaja que Geniales Caps…

Índice