Shinigami Wo tabeta shoujo cap 1

Capítulo uno: El pan es delicioso.

 

(Celty: Bueno aquí nos encontramos de nuevo para los que ya me conocen. Les traigo esta vez, una novela un tanto corta para asegurar que algún día la terminaré…….disfruten)

 

Era un cuento común al principio.

 

Un pueblo pobre, engullido por los estragos de la guerra, su fortuna, su comida y sus vidas arrebatadas. Los invasores pisotearon sin piedad la vida de los aldeanos, el pueblo tuvo una serie de fracasos en las cosechas y estaba luchando contra la inanición. Incapaces de resistir siquiera, sus vidas miserables fueron segadas por espadas, o posiblemente lanzas.

 

En todo el pueblo se levantaron sollozos y gritos, después, se extinguieron. Sacando su codicia y por deporte, prendieron fuego a los edificios después de saquearlos, no dejaron ni un solo vestigio. Los invasores apuntaron cuidadosamente a un padre y un niño que, al ver una abertura, habían decidido escapar y se desplomaron boca abajo.

 

De este Caldero del Infierno, ni siquiera una sola persona podría escapar.

 

Dentro de ese fuego hirviente y abominable, se encontraba una joven soltera, demacrada y escuálida, con ojos sin vida, se encerró en una choza destartalada. No tenía energía ni fuerza para moverse. La familia de la joven intentó huir, pero fueron asesinados en el camino.

 

La niña que no podía hacer el trabajo agrícola, se la consideraba una carga no solo para los aldeanos, sino también para su familia. Si ella muriera por ellos, serían más felices, consideraron. Por lo tanto, ella fue la única en la familia que se quedó atrás y, en consecuencia, sobrevivió hasta ahora, ya que nadie podía escapar de la aldea rodeada.

 

Dentro del corazón de la niña había resignación, desesperación, pena y tristeza. Varias emociones se mezclaron.

 

Sin embargo, más que esas emociones, tenía un pensamiento más fuerte que ellos, en ella. Solo un deseo los superaba. Era un deseo triste y miserable que también podría llamarse un instinto humano, «Hambre».

 

Desde que nació esta persona, nunca tuvo el estómago lleno. No se podía esperar una cosecha abundante de la tierra infértil y, además, se impuso un severo impuesto. La escasa comida restante, se daba preferencialmente a los trabajadores. Los que salieron a cazar. Los que realizaron labores agrícolas. Los que criaron hijos.

 

A la joven que no podía hacer una sola cosa, no se le daba más que sobras de comida. Aun así, todavía podría llamarse felicidad que ella era capaz de solo vivir. Dado que hubo casos en que otras aldeas recurrieron al asesinato para reducir la cantidad de bocas que alimentar.

 

Así que, cuando finalmente entró un invasor, la chica ni siquiera temblaba. Incluso cuando el invasor reveló una sonrisa amplia y detestable, la niña no apartó la cara. Aun cuando el soldado la empujó hacia abajo y sus brazos se acercaron a ella, no lo empujó.

 

Incluso cuando la Muerte con su gran guadaña la miraba, no sentía temor. ¿Era solo una ilusión, o era la muerte real que había venido a cosechar su alma? La Muerte, vestida con una túnica andrajosa y una máscara blanca. Sin embargo, la sensación de hambre no fue saciada por la aparición del terrible dios de la muerte. La Muerte y el hombre que la empujaban hacia abajo, podían verse superpuesto entre sí. Su visión se estaba volviendo cada vez más anormal. En el mundo que comenzó a infectarse con el vicio, la niña murmuró en su mente que tenía hambre muchas veces. La ropa cruda de la niña fue arrancada violentamente. Ya no le importaba lo que pasaría después; su estómago estaba vacío «No hay nada para comer», murmuró y miró a su alrededor. En su comportamiento fuera de lugar, el soldado que la empujó hacia abajo mostró una cara de desconcierto. Cuando su mirada se encontró con la de la niña, el hombre retrocedió involuntariamente. El soldado experto, que ha matado a muchas personas, se quedó estupefacto.

 

—T-tú, qué diablos…

 

—……….

 

— ¿Q-Qué?

 

—Tú, te ves tan delicioso.

 

(Celty: RUUUn!!)

 

Fijó su mirada en el hombre poseído por la Muerte, solo un pensamiento surgió en la mente interior de la niña … Ella torció sus labios en una sonrisa encantada, mostrando sus dientes. Lo que pensó fue, «La tierna garganta de esta persona, se ve muy deliciosa».

 

~ ~ ~

 

Dos países, el Reino Yuze y el Imperio Keyland, luchaban por la supremacía del Continente Mundo Novo. Era evidente que la situación era crítica. El ímpetu fue el gran fracaso de la cosecha del año pasado.

 

El Imperio Yuze, que poseía la mayor parte de las tierras que experimentaron cosechas pobres, recurrió a depender de las importaciones de suministros de alimentos de otros países. Con lo cual, su socio comercial, los Dolebacks, de repente impuso un embargo. En concierto, el Imperio Keyland decretó unilateralmente que su Pacto de No Agresión fue revocado. Originalmente, era una alianza propuesta por una región independiente del Reino Yuze.

 

En la actualidad, hubo un alto al fuego provisional, pero pequeñas escaramuzas con el Imperio ocurrieron repetidamente a lo largo de las fronteras. El declive del Reino fue para su ventaja, sin ninguna desventaja. Con el objetivo de un colapso interno, aplicaron la presión cooperativamente, cortando cada vez más la vida del Reino. Debido a este embargo, las finanzas del Reino eran terribles. Se vieron obligados a imponer fuertes impuestos a la gente, y muchos murieron de hambre en el territorio.

 

El Imperio extendió sus manos y logró convertir a la Princesa Altura*, una hija huérfana del Príncipe del Reino actual.

 

(Celty: Si, así se llama, q culpa la pobre)

 

Fue respaldada con fondos y un ejército, y se estableció «El Real Ejército de Liberación de la Capital».

Como los cerebros detrás de la operación, enviaron jóvenes soldados del Imperio y nombraron al Segundo Príncipe del Imperio como segundo al mando. No hace falta decir que se casaría con la Princesa en el futuro, tratando de hacerse cargo del Reino.

 

Incluso el Ejército de Liberación quería desesperadamente un patrocinador, y no había razón para rechazar su ayuda. Ellos sabían de antemano los peligros de ser un títere. Para las personas totalmente tiranizadas desgarradas por la lucha de sucesión, el Reino actual era un enemigo más irreconciliable que el Imperio.

 

El plan era que el Ejército de Liberación constara de 30,000 soldados, pero en realidad no había tantos.

El Reino podría haberlos aplastado desde el principio, pero fueron pasados por alto mientras el Reino vertía su fuerza en pequeñas escaramuzas con el Imperio. Sin embargo, el ejército de Liberación ocupó la fortaleza «Fortaleza de Salvador», continuó aumentando su región de control e invitó a los que sufrían la tiranía del Reino.

Su número aumentó día a día y, finalmente, no pudieron pasarse por alto. Si se les permitiera multiplicarse como lo estaban actualmente, se convertirían en una existencia extremadamente amenazadora, juzgaron los principales bravos del Reino.

 

El Reino finalmente movió sus pesados asuntos y decidió movilizarse, exprimiendo aún más los bienes de los ciudadanos que ya estaban presionados.

 

Antigua rama del castillo, la vanguardia del Reino Yuzu.

 

Situada en la parte sur de la Zona de la Frontera Central, fue una base importante que efectivamente se deslumbró sobre la frontera con el Imperio. Al norte de ahí, estaba la Fortaleza de Salvador, el bastión del Ejército de Liberación. Se inyectaron grandes cantidades de dinero para fortalecer los muros de Antigua; estos eran muros tenaces que habían rechazado los ataques del Imperio en innumerables ocasiones hasta el momento.

 

La mitad de los soldados recién alistados, adecuadamente llamados pequeños alevines, fueron enviados aquí. Entonces, ¿morirían en pequeñas escaramuzas? ¿Serían ejecutados por deserción? O ¿sobrevivirían y ganarían una mísera suma de dinero? ¿Cuál de estos destinos los esperaban?

 

Naturalmente, por supuesto, había gente curiosa que deseaba ser reclutada, pero la gran mayoría de los soldados eran jóvenes que fueron reclutados por la fuerza.

 

Entre estos nuevos soldados con malas expresiones, se mezclaba una niña que felizmente se estaba llenando las mejillas con pan y carne seca; ella sería clasificada como una de esas personas curiosas.

 

—Tú, como siempre, te estás divirtiendo comiendo. No es tan deliciosa esa cosa.

 

—Es delicioso. Ya que puedo comer mucho. Porque no todos tienen ganas de comer demasiado.

 

—Cuando tu estómago está abultado, lo bueno y lo malo es otro problema. Dios mío, qué raro.

 

El Líder de Pelotón a cargo de los nuevos reclutas murmuró asombrado, pero la chica terminó su bebida de un solo trago sin mostrar signos de preocupación.

 

—Los gustos de Schera son bastante descuidados, ¿verdad? Es una vista común. Más importante aún, Líder de Pelotón, ¿es cierto el rumor mencionado anteriormente?

 

El soldado de pelotón, que no había experimentado su primera batalla, preguntó preocupado.

 

—… ¿Qué rumor?

 

El líder del pelotón le preguntó de nuevo con una expresión severa en su rostro.

 

—El de comenzar más y más delitos contra el ejército rebelde. Parece que los altos mandos también han llegado en grupos.

 

Los «altos mandos» que mencionó el joven soldado eran los almirantes o quizás generales que tenían un montón de medallas en sus pechos y se jactaban de los guardias de élite, los oficiales del personal y los soldados que marchaban junto con ellos, eran refuerzos del este de Berta. Incluyendo la reserva de Antigua, su número aumentaría aproximadamente a 100,000. Fue la primera movilización a gran escala en un tiempo.

 

Sus números eran abundantes, su equipo regular y su experiencia era innecesaria, por decirlo así, baja. El llamado mish-mash comprendía la mitad del ejército.

 

—…Ahh. Debe haber pedidos en poco tiempo. Debemos prepararnos para ellos y hacer un esfuerzo para entrenar. Si vives o mueres es el fruto de tu entrenamiento habitual y tu suerte.

 

—Uwaa. Así que era cierto. Aún no quiero morir todavía…

 

—Gracias por la comida.

 

La joven conocida como Schera puso ambas manos juntas pareciendo satisfecha. Al ver eso, el joven involuntariamente lanzó una queja.

 

—Vamos mujer. No solo pienses en comer, piensa un poco en lo que acabamos de decir. ¡Tu vida mañana es más importante que el pan y la carne de hoy!

 

—Para mí, el pan y la carne de hoy son más esenciales. Son muy valiosos, más que estar de acuerdo con tus quejas.

 

— ¡Estás refunfuñando niña de mierda!

 

—Niña de mierda, no gracias.

 

—Oigan, reclutas, dejen eso. ¡Vamos, si has terminado de comer, apúrate y vuelve al entrenamiento!

 

Los dos saludaron cuando el Líder de Pelotón rugió y regresaron apresuradamente al patio de armas.

 

El joven era bastante normal. Si su suerte era buena, viviría, y si era mala, probablemente moriría. Ni siquiera dejando su nombre en la historia, era solo un soldado común, carne de cañón. Pero claro, él mismo lo entendió. Con una suerte común, él tendría el derecho a presumir de vivir.

 

El jefe de pelotón fumó un cigarrillo, el humo le nublaba los ojos. Sin embargo, esa chica, a pesar de que todavía era una niña, en una edad apropiada para ser soldado, no era muy entendida. Ella era un ser humano extraño que personalmente se alistó en el ejército.

 

Su edad era de alrededor de 16 años. Su lugar de nacimiento era un pueblo agrícola capturado por el ejército rebelde. Su razón para ser voluntaria era una broma, «comer hasta que se llenara». Había solo una razón por la cual esta chica, que parecía incapaz de manejar decentemente una espada, era elegible.

Porque ella presentó a los jefes de diez soldados rebeldes cubiertos de sangre. Sus cabezas y la prueba de afiliación, fueron arrojadas desordenadamente en una gran bolsa de cuero. Incluso fue lo suficientemente cortés como para traer de vuelta una bandera del auto proclamado Ejército de Liberación.

 

Normalmente, debería existir una gran cantidad de sospechas, pero había una cosa en la que se enorgullecía el Gran Reino. Que no habría problemas si una poseía el poder de matar al enemigo, y ella fue inmediatamente aprobada para el alistamiento.

 

En esa ocasión, aunque pequeña, se otorgó una recompensa en efectivo por derrotar al enemigo. Y luego, el destino fue lo que hizo que ella fuera asignada a la tropa bajo su control. El hombre que comandaba el pelotón, oyendo toda la historia, solo pudo suspirar.

 

—Dios mío. No consigo nada. Tengo un mal presentimiento.

 

Mirando a la joven en el entrenamiento, realizando columpios de práctica con su gran guadaña, el hombre soltó un suspiro involuntariamente.

A pesar de ser absolutamente absurda, ella mostró fácilmente su habilidad para manejar su guadaña que obtuvo de algún lugar, a pesar de que él le permitió usar una espada.

 

En el momento en que ella participó por primera vez en el entrenamiento, «No use algo más allá de su habilidad», dijo y decidió tomarlo, pero dejó caer la gran guadaña en el suelo debido a su peso excesivo. Esa ridícula guadaña tomó dos nuevos reclutas para finalmente levantarla (era imposible moverla o algo así).

 

A pesar de que era un acertijo, cómo una joven con un cuerpo de mala muerte podía manejarlo, ciertamente parecía tener más potencial de guerra cuando lo manejaba que manejando una espada. Sería apropiado decir que la niña no tenía ninguna esperanza en el manejo de la espada.

 

Él inevitablemente la reconoció como un caso especial, pero de cualquier manera, una guadaña estaba medio cocida como un arma. No pudo sobrepasar una lanza, y cayó detrás de una espada al cortarla. Su apariencia exterior era imponente.

 

La razón por la que una guadaña como esa no se veía en un combate real era simple. No estaba orientada a matar humanos.

 

Sin embargo, cuando vio a la niña balanceando la guadaña con una expresión feliz y la hoja mordiendo los maniquíes hechos de paja, recordó algo, aunque era desagradable. Era una existencia que todos temían y debían evitar.

 

Vestido con ropa negra, una aberración que cazaba las almas de las personas. Un símbolo siniestro que apareció al borde de la muerte.

 

—— Un dios de la muerte.

 

—Oye, Schera. ¿De verdad vas a pelear con esa guadaña? Es un dolor en el trasero, y difícil de manejar, nada bueno al respecto. Incluso si tienes alguna fuerza monstruosa.

 

El joven de antes levantó su voz preocupado. Tenía mala boca, pero así como era, era una buena persona.

 

—Una espada normal simplemente no coincide, así que no puedo evitarlo. Éste, se ha acostumbrado a mí. Me pregunto por qué.

 

Schera levantó la guadaña con una mano, y la hoja curva envió la cabeza del muñeco volando.

 

El cabello negro de Schera con un tinte marrón osciló a la izquierda y la derecha con esa fuerza. No largo, pero tampoco corto, con el pelo extendido hasta los hombros. Con un sentimiento de tristeza, hizo un gesto de cepillado con la mano izquierda.

 

El joven que estaba cerca al ver eso, sacudió la cabeza de lado a lado mientras mostraba una expresión de asombro.

 

—Demonio. ¿Dónde conseguiste poner tus manos en tal cosa? No me digas, ¿está hecho a medida?

 

—Lo encontré.

 

— ¡Eso es una mentira! ¡Como si algo tan peligroso simplemente fuera tirado descuidadamente!

 

— ¿Quieres saber no importa qué?

 

—Si lo dices, escucharé por ahora. Ya que estamos hablando de ello.

 

—…La verdad es…

 

La voz de Schera bajó rápidamente a un volumen más bajo mientras sonreía hechizante. Era diferente de su habitual cortesía. El joven soldado se tragó reflexivamente la saliva al ver esa expresión.

 

— ¿La verdad es?

 

—Yo, soy un dios de la muerte. ~

 

Las palabras fueron susurradas cerca de su oreja. El joven, al darse cuenta de que se estaba burlando de él, gritó mientras su rostro se sonrojaba.

 

— ¡Niña de mierda! ¡Incluso cuando una persona se toma la molestia de escuchar seriamente!

 

—Como te dije, por favor tráeme un poco de pan alguna vez. Con queso también. Es una promesa.

 

Schera extendió su mano, pero fue fuertemente apartada.

 

— ¡Shaddap*! ¡Ve a comer pasto o algo así!

 

*Expresión exagerada para “Callate”

 

El joven se levantó y se dirigió hacia la ubicación de otro muñeco de paja. Una vez que terminó de mirarlo, Schera volvió a la práctica.

 

—Sí, está bien, he comido eso muchas veces; no estaba delicioso. Es amargo y no llena tu estómago en absoluto. Los humanos no son vacas o caballos. La cosa más deliciosa que he tenido fue…

 

«El dios de la muerte de esa época».

 

Desde arriba, la guadaña blandida verticalmente sobre su cabeza dividió el muñeco de paja en mitades limpias.

 

~ ~ ~

 

Ejército del Reino Yuze, sede del Tercer Cuerpo de Ejército. A medida que avanzaba la noche, al mismo tiempo, se decidió realizar un ataque sorpresa de acuerdo con la sugerencia del comandante del cuerpo del ejército, el general Yalder. Marchando durante la noche tuvo alto riesgo. También habría un brote de desertores.

 

Aunque los que lanzaron el ataque sorpresa fueron el Tercer Cuerpo de Ejército, eran de élite y tenían altos honores; era una división de 10,000 personas bajo el mando del General de División Jira. Su estrategia era agruparse con los reservistas asignados a Antigua Branch Castle y lanzar un ataque mordaz a los almacenes de alimentos ubicados alrededor del bastión enemigo. Si la operación tenia éxito de acuerdo con el plan, se aseguró que se infligirían daños fatales al Ejército de Liberación.

 

Por supuesto, la vigilancia del enemigo sería estricta, pero «Si son nuestras tropas de élite, seguramente las destruiríamos», fueron las palabras de Yalder. Después de lo cual, por la mayoría de votos de los oficiales comisionados que estaban sentados en una fila, la estrategia debía llevarse a cabo.

También se determinó que el pelotón al que se unió Schera tendría el honor de participar en el ataque sorpresa.

 

Aunque para las personas a las que se refería, probablemente fue un evento doloroso. Si peleaban, morirían. Los que morirían serían los soldados que fueron economizados después de todo.

 

El ataque sorpresa tendría dos fases.

 

Los oficiales del personal, después del éxito del ataque sorpresa, perseguirían al ejército rebelde sin excepción, o así fue planeado. En el camino de la persecución, la mitad de los Cuerpos del Tercer Ejército que estaban detenidos en el fuerte, entrarían en una emboscada, estacionados en los bosques.

 

Luego, el esquema requería que la unidad de persecución rodeara completamente al enemigo que llegaba y los llevara a la extinción. Si todo iba bien esta vez, los insurgentes que se llamaban a sí mismos, Ejército Real de Liberación de la Capital, serían derribados de un solo golpe.

 

—…Tendrá éxito, ¿este ataque nocturno? Me siento algo incómodo.

 

—No sé. Yo también me pregunto. Excepto, estoy deseando que llegue el silo de comida. Es una cosa llena de comida. Podremos elegir cualquier cosa que queramos, sin lugar a dudas.

 

Schera y el joven, que llevaba una armadura burda en su persona, marcharon mientras susurraban. La vecindad estaba completamente envuelta en la oscuridad. Si bien esto puede ser obvio, se prohibió el fuego ya que es un ataque sorpresa. En los bosques que se habían silenciado, los soldados ahogaron el aliento y marcharon hacia adelante, sencilla y seriamente.

 

—…Ya sabes, he estado pensando desde entonces. ¿Hay solo comer dentro de tu cabeza? Deberías pensar más en otras cosas.

 

—Sí, ¿no lo sabías?

 

—Jesús, te envidio por ser tan feliz y afortunada. …Ya sabes, no puedo evitar tener miedo. Sigo pensando que no podré volver a casa. Todavía tengo muchas cosas que quiero hacer. Tengo miedo de morir.

 

El joven apretó el puño con fuerza, como si reprimiera sus temblores. Schera sacó un frijol frito de su pequeña bolsa y se lo lanzó a la boca. Un buen sabor llenó su boca. Parecía fuera de lugar.

 

—Si mueres, entonces no estarás asustado. ¿No es eso algo bueno? Ya no tendrás que preocuparte tanto.

 

—…Si también mueres, entonces ya no sentirás hambre, por eso es bueno para ti. Una persona muerta no siente hambre.

 

—Supongo que eso es cierto.

 

— ¿No es así?

 

— ¡Oye, cállate! ¡El enemigo te oirá!

 

Mientras pensaban que la voz del líder del pelotón era la más fuerte, después de intercambiar miradas, los dos se callaron.

 

— ¿Hemos marchado ya una hora? ¿O tal vez fueron dos horas? ¿La vanguardia ya ha lanzado el ataque? Pronto, lo haremos, ¿podremos realmente hacer un ataque sorpresa sin ser descubiertos?

 

El joven se preguntó mientras avanzaba. Intentando lo mejor que puede para no hacer ningún sonido.

Él supo la respuesta a su pregunta anterior de inmediato. No, hay que decir que se le hizo saber.

 

— ¡¡Retrasados del Reino!! ¡¡Todos moriréis aquí!!

 

—Arqueros ¡empezad a descargar! ¡Aniquílenlos!

 

Junto con un comando poderoso, las antorchas brillaban a través de los huecos de los árboles circundantes. Al mismo tiempo, flechas de fuego con sonidos de cortar el viento golpearon al Ejército del Reino.

 

— ¡¡Enemigo!! ¡Una emboscada del ejército rebelde!

 

— ¿Qu-qué es esto? ¿Fue el ataque sorpresa visto a través…? ¡Date prisa, retrocede, retrocede! ¡Retiren-!

 

Jira, quien dirigió la unidad de ataque sorpresa, levantó su voz enojado y dio órdenes. Para aprovechar el descuido de un enemigo, y luego huir y aplastarlos de un solo golpe, se llamó «Un ataque sorpresa». Dicho esto, los que estaban siendo emboscados se invirtieron. Su situación era la de presas que fueron atraídas con éxito. El comandante tuvo que reorganizar inmediatamente la formación o, de lo contrario…

 

— ¡El fuego se está extendiendo demasiado rápido! ¡Señor, el aceite estaba esparcido! ¡F-Fuego viene por todo el bosque!

 

— ¡Date prisa y abre un camino de escape! ¡Seremos aniquilados así!

 

Todo el plan de ataque sorpresa se había filtrado al ejército rebelde, y una gran cantidad de heno y petróleo, estaban esparcidos por delante del camino donde marchaban de antemano en los bosques. Una gran cantidad de flechas de fuego habían llovido ahí.

 

Ya no había manera de reformar la división de Jira que ha caído en desorden. ¿Serían quemados hasta morir en el bosque, o saldrían y serían asaltados por el enemigo?

 

El comandante general mayor Jira continuó reprendiendo a sus soldados por escapar de alguna manera, pero finalmente, fue asesinado por el líder del ejército rebelde. No había rastro de esa confianza desbordante que llenaba habitualmente su expresión en su rostro; solo uno que parecía gritar: «No quiero morir».

 

El pelotón de Schera que los seguía también fue tragado por el vórtice de las llamas. Las flechas no cesaron y continuaron lloviendo sin huecos. Soldados de pelotón también murieron en acción en el furioso cuerpo a cuerpo.

 

Los soldados que murieron en acción eran conocidos de Schera, y hubo un momento en que fue tratada con pan por ellos. Sacó una pequeña migaja de pan que había puesto en su bolsillo, lo arrojó en su boca y lo masticó. Que ya no le dieran golosinas, fue muy desafortunado.

 

—Incluso si nos quedamos aquí de esta manera, solo nos quemaremos hasta morir. Hundirse o nadar, solo podemos salir del bosque. Prepárense. —El jefe de pelotón tensó su voz e informó a los soldados.

 

—P-pero el jefe de pelotón. ¿No estaremos completamente rodeados afuera también?

 

—Llegó el momento, nos resignamos a nuestra mala suerte. Si no quieres, está bien si te quedas aquí. No me importa si violas las regulaciones militares. Sin embargo, serás quemado hasta la muerte, te lo garantizo. …Los que tienen las agallas, desenvainan sus espadas. Atacaremos todos de una vez a mi señal.

 

El jefe de pelotón y los soldados en el mejor momento de sus vidas, sacaron sus armas y miraron a la derecha. A través de un descanso en los árboles, se pudo ver un campo abierto, y no se encontraron soldados enemigos. Por supuesto, había una buena probabilidad de que los soldados enemigos estuvieran recostados.

 

Desde el frente surgió humo negro, gritos y llamas, obligando a cada soldado a tomar una decisión.

 

Otro pelotón de la parte trasera levantó una voz extraña y surgió en las llanuras. Al mismo tiempo, el líder del pelotón también dio sus órdenes.

 

— ¡¡Comiencen el ataque!! ¡¡Cargar!!

 

— ¡¡Uwaaaaaaaaaaaaaaaa!!

 

— ¡Adelante, adelante! No mires como…

 

— ¡Fuego!

 

En el audaz movimiento del pelotón, las flechas llegaron volando al campo. Los soldados del Ejército de Liberación los esperaban con impaciencia, inquietos. Camuflados, sin flechas, con lanzas aferradas, habían ocultado su aguda intención de matar.

 

Ya era demasiado tarde para el otro pelotón que solía estar detrás de ellos. Los cuerpos muertos, perforados por flechas, estaban dispersos por todas partes. Una flecha atravesó la frente del Líder de Pelotón que fue el primero. Su cuerpo también; varios ejes estaban atrapados en su armadura, y el Líder de Pelotón murió en acción sin poder gritar o sorprenderse.

 

El joven, ya sea afortunado o desafortunado, solo había sido golpeado en su hombro y en su rodilla derecha, no tenía heridas fatales. Sin embargo, eso no cambió su destino. La diferencia fue sólo ahora, o más tarde. Los soldados enemigos cambiaron a las lanzas y estaban impacientemente cerrando la distancia. Los miembros del pelotón, heridos en los alrededores, tampoco estaban en condiciones de luchar. Sin refuerzos, el pelotón detrás de ellos ya estaba caminando por el camino al Hades.

 

— ¡U-Uaa!

 

Con su postura destruida, no tenía sentido apuntar una espada hacia el enemigo. Recibió la idea de dejar su espada y rendirse, pero la tiró rápidamente. No tomarían a un soldado común como prisionero después de todo.

 

—Yo moriré aquí.

 

El joven no quería morir desde el fondo de su corazón.

 

—El Jefe de pelotón, murió eh. A pesar de que él me dio muchas comidas. Realmente desafortunado.

 

— ¿Eh?

 

Pensó que había escuchado la habitual e inmutable voz de Schera junto a su oído, en ese momento, algo cargaba hacia los soldados enemigos. Fue demasiado rápido, y el joven solo hizo lo mejor que pudo y seguirlo con sus ojos.

 

Entonces, al mismo tiempo que la sangre bailaba desde el interior de las antorchas, se escuchaban gritos.

 

— ¡U-Ugyaaaaaaaaaaaaaaa!

 

—Uf.

 

— ¡Qu-Qué!

 

El brazo derecho de un soldado enemigo fue cortado por una gran guadaña, y la cabeza de un hombre que estaba de pie junto a él, estupefacto, fue enviada volando.

 

La hoja de la guadaña estaba entusiasmada, y los jefes de los soldados del Ejército de Liberación fueron decapitados y se dispararon, era como cortar la maleza.

 

El hombre a quien se le cortó el brazo derecho no tenía idea de las circunstancias que le habían llegado, y cayó boca abajo. Su sangrado fue severo, y probablemente no podría evitar la muerte.

 

—Oi, ¿qué están haciendo chicos? ¡El oponente es solo una persona! Rodeen y ma—-

 

En la cara del hombre que dio las órdenes como un oficial al mando, apuñaló el borde templado del punto de la guadaña. Los que estaban a los lados se callaron cuando la cara de la persona se rasgó en formas irregulares. Parecía que, sin saberlo, se había puesto al alcance de la guadaña.

 

— ¡Ey, Ey!

 

Los gritos de los soldados resonaron. Al ver un desastre, cualquier persona caería.

 

—Es un poco molesto cuando hay mucha gente. Pero, no dejaré a nadie vivo. Voy a matar a todos ustedes, ejército rebelde.

 

Mientras susurraba un monólogo, intersectaba de manera distante una lanza que fue lanzada. En esa abertura, el borde de la guadaña perforó profundamente desde arriba del oponente. Y así, la vecindad se convirtió en un mar de sangre, y el cuerpo sin sentido fue desechado.

 

Las tropas del Ejército de Liberación que habían caído en un estado de pánico, dispararon flechas mientras temblaban. Schera giró su guadaña y los sacudió como si no fuera nada. Era como si un conquistador o un héroe hubiera venido de las leyendas, pensó el joven.

 

Uno, y luego otro soldado enemigo comenzó a retirarse. Habiendo perdido su impulso, las tropas se derrumbaron como si fueran golpeadas por una avalancha. En el instante, Schera sonrió levemente y dio un paso adelante con el pie derecho:

 

— ¡A-ayuda! ¡¡Este tipo es un dios de la muerte!!

 

— ¡M-Monstruo! ¡No podemos ganar!

 

— ¡No quiero morir en un lugar como este!

 

Las personas que vivieron levantaron gritos y comenzaron a huir. Schera decidió a un hombre como su objetivo de entre ellos y levantó la guadaña con su vigorosa fuerza.

 

La guadaña se clavó en un gran árbol delante de ella y cortó el cuerpo en dos del soldado en su camino, que comenzó a sufrir espasmos y contracciones cuando sus entrañas se filtraron. Fue muerte instantánea.

 

Mientras que el joven y los soldados del pelotón supervivientes estaban estupefactos, Schera en un trote, fue a recoger su gran guadaña. Posó la guadaña sobre su hombro, y su figura era de absoluta y sincera felicidad en un fondo de fuego. Su rostro estaba manchado de sangre; su armadura también. Trozos de carne y vísceras pegados a su guadaña. Fue un espectáculo terrible que uno no podía mirar directamente.

 

—…………

 

— ¡Ey, hii-!

 

—… ¿Qué pasa? Tu cara está pálida, ¿sabes?

 

Desde la mitad de las llanuras, estaba lleno de un denso olor a sangre, la Muerte misma se dirigió hacia el joven. Era la silueta de Schera proyectada por la iluminación parpadeante.

 

Como si estuviese vestido con túnicas negras y destrozadas, el monstruo de la muerte se proyectó en la visión del joven. La guadaña siniestra se balanceaba lentamente de lado a lado. Como si estuviera cazando su próxima presa.

 

Eso fue todo el tiempo que el joven pudo mantener su conciencia.

 

 

Traductora: Celty Strulson

 

Editora: Aucifer Sakuya

 

 

Índice