Shut-in Magician? Capitulo 1

Reencarnando luego de una Muerte Pacifica.

Había un sol blanco en un cielo azul profundo sin nubes, una sombra que caminaba lentamente por la tranquila carretera rural. Un niño pequeño se acarició el estómago mientras cantaba.

【 Sue~ña ~, sue~ña ~, Oh mi ni~ño ~~】

Cantó la canción de cuna de Schubert un poco desafinada.

Si alguien hubiera escuchado esta canción, probablemente estaría desconcertado sobre el origen de esta canción. Era una canción que nunca habrían escuchado a menos que entendieran un idioma diferente, no de este mundo.

Sin embargo, el mundo era enorme. Aunque nunca hubieran oído hablar de la canción, podría haber sido cualquier canción en otro idioma. Nadie prestó atención al zumbido del niño.

Y no había nadie más en este camino que el muchacho.

El niño se llamaba Shiu y acababa de salir del campo. No había trabajos para ayudar a nadie en el campo. El niño no tenía padres que lo apoyaran y su futuro era incierto. Así que el único sacerdote de la ciudad le dio un consejo: «Hay muchos trabajos en la capital real, ve allí». El chico estaba decidido a dejar la ciudad. Esta era una ciudad despoblada y hasta los sacerdotes se habían ido.

Consiguió seguir los pasos de un viejo leñador que era como un padre sustituto. La mayoría de la gente en el campo siguió a sus padres y el leñador no tenía familia.

Sin embargo, el día antes de su undécimo cumpleaños, la Diosa le había dicho en un sueño: «Conviértete en un aventurero y disfruta de la vida». La gente normalmente no creería que ha conocido a una Diosa en su sueño, a menos que creyera que tiene el poder de una doncella de santuario –.

Sin embargo, había una razón por la que Shiu creía que la Diosa existía.

Shiu era un antiguo japonés de 90 años llamado Shuutarou. Había tenido una muerte pacífica.

Murió pensando: «Qué muerte tan pacífica», y luego despertó en un escenario asombroso.»

Después de calmarse, miró a su alrededor, pero no pudo encontrar el río Sanzu. Una voz le gritó mientras se sentía decepcionado de que el río Sanzu era una mentira.

«Hola, Shuutarou-san.»

Se dio la vuelta y vio a una niña que estaba rodeada de un aura misteriosa.

Probablemente había sentido nostalgia porque ella parecía japonesa. Sin embargo, sólo llevaba puesta una simple túnica blanca. Ella sonreía pero sus ojos parecían tan vacíos como el abismo. La niña no tenía el aura de un ser vivo. Por eso sentía que la chica que tenía delante era una diosa.

Sin embargo, todavía había una parte de él que no lo creía. Shuutarou le habló sin querer como si estuviera hablando con un niño.

«Hola, Ojou-san.»

«¡Vaya! ¡En realidad me llamaste Ojou-san!»

Vio que la niña estaba contenta y de buen humor mientras le ponía la mano en las mejillas. Sin embargo, parecía que estaba actuando. Que extraño, pensó Shuutarou.

«…… Estás muy tranquilo, Shuutarou-san.»

Tosió un poco y su expresión cambió a seria. Se comportó, sorprendentemente, como una humana.

«……. ¿No crees que soy humano, verdad Shuutarou-san?»

Ella había adivinado correctamente. Ella realmente es una diosa.

«Pensé que eras una diosa porque eres muy divina.»

«.. le agradezco.»

Ella agitó la cabeza como si fuera un asunto trivial y continuó diciendo: «Vamos al grano». Falleciste pacíficamente a la edad de 90 años. Tienes la oportunidad de ir al cielo porque eres una persona de mérito y virtud. Sin embargo, dejemos el asunto de ir al cielo como 『Fairy』de un lado por ahora. He venido a preguntarte sobre la reencarnación.»

Había una palabra que no podía entender bien. Bueno, como persona mayor, al menos sabía lo que significaba la oportunidad. También sabía lo que significaba el cielo. Como alguien que había vivido como un japonés, sabía todas las cosas relacionadas con el círculo interminable de la vida y la muerte. Pero……….

«¿Desde cuándo no soy humano sino un hada?»

«…. Oh. Aparentemente, me he sumergido demasiado en la cultura japonesa últimamente!»

Shuutarou miró fijamente a la niña, enderezó su postura sentada y volvió a toser.

«Shuutarou-san, has vivido una vida triste y has muerto virgen. A los 90 años se les llama vírgenes ‘『Fairy』’ en algunos lugares. En otras palabras, pensé que era muy lamentable que aunque nacieras no tuvieras hijos».

Shuutarou definitivamente no se casó.

Su cuerpo estaba débil y durante la guerra, no pudo evacuar cuando las bombas incendiarias estallaron, así que recibió quemaduras muy graves en su cara y cuerpo. Durante este tiempo permaneció entre la vida y la muerte. Era el tercer hijo de una rica familia mercantil, aunque era un hijo ilegítimo, pero todo se perdió durante los ataques aéreos. Ninguna mujer querría casarse con un hombre así, y sentía lástima por aquellas que se convertirían en su novia a través de entrevistas matrimoniales, así que las rechazó a todas.

«Y aún así, trabajaste frenéticamente, Shuutarou-san. Sólo renunció cuando la empresa en la que trabajaba se declaró en bancarrota, pero siguió trabajando. Trabajaste en muchas compañías. Todo lo que hiciste fue trabajar. Ayudaste a mucha gente y fuiste amado por todos en la ciudad. Pero al final estabas solo….»

Comúnmente conocido como morir solo.

Fue una muerte pacífica y se alegró de que no sufriera. A menudo sufría cuando era más joven de sus quemaduras y enfermedades, pero vivió una larga vida porque se cuidaba bien.

Se aisló de la gente, pero pensó que había vivido una buena vida.

«Era como si fueras a convertirte en un ermitaño, Shuutarou-san.»

«No, no me habría convertido en un ermitaño.»

«….Shuutarou-san. Bueno, odiaría decirle esto a la actual tú, ¿pero no quieres empezar tu vida de nuevo?»

«No, yo…»

«¿Por qué no intentas vivir una vida menos aislada esta vez?»

Estaba demasiado solo. Era una persona tranquila, así que no tenía buenos amigos con los que hablar. Le gustaban los niños y los animales, pero los asustaba, así que no podía hablar con ellos ni tocarlos.

«.. en la escuela primaria. Incluso me hablaron. Bueno, el primer niño lloró.»

«Es por las quemaduras en tu cara, ¿no? Pero ese niño te llamó Shuu-jiichan después y te dio un abrazo.»

«Así es, lo hizo.»

«Encontró tu cuerpo, Shuutarou-san.»

«¿Qué?»

«El tiempo fluye diferente aquí. Ya han pasado 10 días desde que falleciste. Él fue a tu apartamento porque estaba preocupado por ti y descubrió tu cuerpo….『 Debería haber venido antes 』, lloró de arrepentimiento». La diosa le informó y Shuutarou lloró.

«Estaba preocupado por ti incluso después de haber encontrado trabajo. Te has aislado demasiado, Shuutarou-san.»

Se sintió abrumado por el arrepentimiento cuando ella le informó que había otros que también estaban preocupados por él.

«Así que, ¿por qué no intentas empezar de nuevo la vida?» La pequeña niña lo convenció a la fuerza.

Pero tenía miedo de que su yo actual desapareciera si se reencarnaba. «No lo haré después de todo», se negó.

«Está bien, está bien. ¡Te reencarnarás como tú mismo!» Contestó con despreocupación. Los jóvenes de hoy en día en la televisión eran así.

«Entonces, ¿qué habilidad quieres? ¡¿Lo quieres, verdad?!»

«¿Qué es una habilidad?»

«…. El oponente es un fósil moderno.»

Shuutarou estaba perplejo. La muchacha le mostró la palma de la mano y le hizo un asentimiento exagerado como un extranjero.

«Primero, pensé en darte una habilidad.»

«¿Las habilidades no son algo que se adquiere uno mismo?»

«.. pero esto es un regalo de una diosa, es un regalo de mi parte! Ah, sabes lo que es un regalo, ¿no? De todos modos, te estás reencarnando en el cielo, así que tengo que darte un regalo. ¡Es la regla!»

El uso del lenguaje de la niña se estaba volviendo cada vez más raro, así que Shuutarou le sonrió. Le recordaba a los estudiantes de primaria.

«*COUGH!* Dejemos eso por ahora. De todos modos, recibirás una habilidad. ¿Qué debo hacer? Ah, tú también necesitarás un Cheat.»

«Un Cheat es…»

«¡Está bien si no se lo dices a nadie!»

«… Sí.»

Shuutarou había pensado que la diosa se volvería dominante, así que se quedó callado y asintió.

«Sé qué tipo de persona eras, pero no sé qué tipo de persona quieres ser. Así que dime tus aspiraciones».

«Mis ――.»

«¿Cómo quieres vivir tu próxima vida?» La Diosa dijo eso y él pensó en ello.

Sería bueno si tuviera un cuerpo sano.

Lo perdió todo mientras estaba petrificado en esa zona quemada. Recordó ese sentimiento y no quería perder nada nunca más.

El matrimonio se trataba de compatibilidad, así que no le importaba si podía casarse o no, pero sería feliz si pudiera llevarse bien con los niños y los animales.

La diosa niña, – más tarde comprendió que ella parecía diferente a otras personas -, le dio a Shuutarou una explicación exagerada y le dio su habilidad.

Era una habilidad cheat omnipotente .

Shuutaro, sin embargo, no aprendió esto hasta que pasó mucho tiempo desde su reencarnación.

No pudo cortar lazos con gente afortunada, gracias a la Diosa.

Sin embargo, no pensó que fuera algo malo ya que fue bendecido con un padre adoptivo y podía trabajar con un artesano.

Sin embargo, no se iba a recuperar tan fácilmente ya que era un recluido al que le gustaba aislarse de la gente. En cualquier caso, el viejo leñador, que lo había criado, se confinó en las montañas. Shiu, a quien había criado, había heredado ese rasgo, era inevitable.

NT: Llore 2 veces en este capitulo….

Índice