To be a power in the Shadows -135 Todas cumplieron sus expectativas

Sólo siete sombras sabían que John Smith era su estimado maestro.

Si la gente de Shadow Garden supiera la verdad, se sentiría decepcionada.

Gamma pensó que tenía razón cuando miró a Alpha, quien bajó los ojos desanimada.

El fuego ardía en la chimenea.

«El Maestro debe tener su razón para hacer eso…»

«Creo que sí»

«No quería abandonarnos, ¿verdad?»

«No lo hará»

«¿Quizás…?»

Esas conversaciones se repetían.

Aunque Gamma la había consolado muchas veces, Alpha se puso más triste.

Gamma tenía la misma sensación.

Alpha no podía tomar decisiones como de costumbre.

Sólo Gamma podía liderar Shadow Garden ahora, así que no podía ser agitada de todos modos.

Gamma llevaba una carga tan grande que seguía ocupándose de los negocios sin descansar.

Círculos oscuros bajo sus ojos y sus mejillas hundidas que no podían ser cubiertas por el maquillaje mostraron que había llegado a sus límites.

Gamma escuchó las palabras de Alpha, la consoló y cambió de tema.

«La Gran Alianza Comercial está perdiendo la confianza de los clientes. Hoy mucha gente se apresuró a entrar en la Gran Alianza Comercial y cambió sus billetes. Me temo que mañana habrá más»

«En serio…»

«Además, mucha gente que solicita cambios también se apresuró a Mitsugoshi Company. Me temo que mañana habrá más gente. Tan pronto como la Gran Alianza Comercial se desmorone, toda la gente se apresurará a entrar en Mitsugoshi Company»

«En serio…»

Alpha escuchó el informe de Gamma con la cara en blanco. Luego ella dijo,

«¿Podemos resolverlo?»

Le preguntó a Gamma.

Gamma de repente dejó de hablar cuando vio la expresión de Alpha. Entonces le dijo a Alpha toda la verdad.

«Mitsugoshi Company y Mitsugoshi Bank habían recaudado tantos fondos como pudieron. Pero… si todos los billetes producidos en el Mitsugoshi Bank van a ser cambiados, no será suficiente»

Esta era la verdad a la que se enfrentaban.

Incluso si pudieran recolectar inestimables monedas, no es suficiente para pagar lo que necesitan los billetes en circulación. Por supuesto, no todo el mundo quiere cambiar los billetes.

La probabilidad de que tuvieran éxito era del 50%.

«Así que…»

Ella estaba sonriendo.

Al ver su triste sonrisa, Gamma sintió que sus ojos también estaban llenos de lágrimas.

«Lo superaremos con éxito. Si mostramos a los clientes nuestras montañas de oro…»

«Basta ya»

Los ciudadanos que vieron que la Gran Alianza Comercial se estaba desmoronando no confiarían en ellos de todos modos.

Gamma y Alpha no tenían idea de qué hacer.

«Ya he tenido suficiente…»

«Alpha…»

Alpha miró a Gamma con una triste sonrisa en su cara.

«Esto es lo que él quiere. Eligió abandonarnos…»

«¡Eso es imposible! «¡Shadow-sama no nos abandonará…!»

«No cumplimos con sus expectativas. Este es el fin»

«Cómo….cómo…»

No eran útiles.

No eran rivales para su amo en muchos aspectos: principalmente en poder de combate, creatividad y sabiduría. Se les presentó con la magia más fuerte y la sabiduría más elevada, pero no eran rivales para su maestro.

El Maestro las abandonó porque eran incompetentes.

«¿Por qué….?»

Gamma se sentía débil en las rodillas.

Se desplomó en el sofá.

«Si esto es lo que quiere, hagámoslo. Como hemos prometido, haremos cualquier cosa por él, incluso si quiere que muramos…»

Alpha parecía desesperadamente triste, pero estaba bastante decidida.

«Terminemos nuestro último trabajo»

Entonces se puso de pie.

En este momento.

«¡Alpha!»

Beta entró corriendo a la habitación sin llamar a la puerta. Llevando un pedazo de papel.

«¡Eta, la institución decodificó el código de Shadow-sama!»

Eta fue la séptima sombra cuyo trabajo era descifrar el código.

Eta ha dicho que obtuvo el código maestro y que se le confió la decodificación del código.

«Aquí está»

Alpha leyó el papel que Beta le dio.

La expresión de Alpha se volvió brillante mientras leía el papel.

«¿Alpha…?»

Gamma preguntó asombrada, pero Alpha se echó a reír, y la tristeza de su cara desapareció.

Estaba llorando de felicidad.

«No hemos sido abandonadas por el maestro…»

Alpha dijo eso y le dio los papeles a Gamma.

«¡Esto, esto es…!»

Eta escribió una verdad que los sorprendió a todas.

Decía:

Siento haberte mentido.

Yukime de White Fox Co y yo queremos hacer billetes falsos para cobrar oro.

¿Te acuerdas de eso?

Hay una fábrica donde salvamos a mi hermana mayor, que fue usada para hacer billetes falsos. He recogido mucho oro allí.

Tengo tanto oro que ni siquiera un banco puede sostenerlo.

Pero no es una traición porque necesito este dinero para ayudarte.

¿Puedes entenderme?

Gamma estaba llorando cuando se recuperó.

Alpha y Beta también lloraban.

Estaban riendo y llorando.

«Shadow ha planeado todo con anticipación»

La voz de Beta estaba llena de respeto.

«Si nos ha traicionado, no hay necesidad de que escriba esto»

Alpha lo dijo asombrada.

«No puede ser un tonto como ese. Por supuesto, sigue siendo el amable Shadow-sama»

Gamma sonaba un poco cansada.

«Beta tiene razón. Trabaja entre bastidores para nosotros, y no podemos revelar la relación entre Shadow Garden y Mitsugoshi Company»

«Sí, Shadow-sama ha preparado suficiente oro para que lo cambiemos por los billetes falsos»

«Entonces vamos allí y nos llevamos el oro. El camino a la fábrica está marcado, y estamos familiarizados con ese lugar»

«Aunque soportamos esta dificultad, podemos superarla fácilmente y traer grandes ganancias a Shadow Garden. Con este oro, podemos pagar las cuentas y Mitsugoshi Company no perderá su crédito. Al contrario, se desarrollará aún más»

Alguien suspiró.

«Bueno, aquí está escrito que quiere salvarnos, así que nos mintió…»

«Si quieres engañar al enemigo, primero debes engañarte a ti mismo. Lo entiendo»

«Ha considerado todo desde el principio… pero, ¿qué hay de Delta?»

Gama estaba muy inquieta, pero no hubo ningún cambio en los ojos de Alpha.

«No tenemos que preocuparnos por ella»

En ese momento, alguien estaba entrando desde fuera.

La ventana se abrió lentamente y Delta apareció.

«Ya ves»

«¿¡Delta!? «¿Estás bien….»

Gamma estaba encantada.

«Emmm… Alpha… estoy ejecutando algún ‘secreto-secreto’, así que…»

Delta notó la expresión de Alpha y empezó a temblar.

«Lo sé. Estás trabajando para el maestro, ¿verdad?»

Delta se relajó y asintió.

«¡Coloque a la patata negra…! Aaah, no puedo decírtelo porque es un ‘secreto-secreto’…» (NT: Aca se refiere a Juggernaut)

«Delta, cuidado con lo que dices. El ‘secreto-secreto’ no es correcto»

«¡P… pero jefe…!»

«El no sabe decirlo correctamente. Pero está bien porque volviste sana y salva…»

Alpha abrazó a Delta que estaba tratando de explicar, acariciando su cabeza.

Gamma y Beta también abrazaron a Delta, luego sonrieron y secaron las lágrimas.

«Wow, Delta recuperó el oro»

«¡Sí!»

«hhh!»

«uu….»

Esa noche, el Shadow Garden comenzó.


Traductor: Hamlet


 

Índice