Tensei Shite Inaka de Slowlife wo Okuritai Capitulo 19

Crecimiento

 

«¡Al! ¡Vamos a comer bocadillos!»

Como siempre, Eleanora-neesan entró en mi habitación sin llamar.

«¿Eh…? Pídele a Bartolo que haga un poco»

«No. Tengo ganas de comer frutas hoy»

¿Eres una reina o qué?

«Entonces, ¿bayas del bosque detrás de la casa?»

«No. Vamos al bosque donde Al hizo una extraña casa de piedra»

«Ese es el bosque cerca de la llanura. Además, no es raro»

El bosque detrás de la casa está muy cerca y es seguro. No hay animales grandes, y ni siquiera pude ver monstruos. Sólo hay animales pequeños como conejos o comadrejas. Sólo hay bayas pequeñas o algo así como fresas, pero como se pueden recoger con seguridad, los aldeanos a veces se dirigen hacia allí también.

En cambio, en la parte interior del bosque, cerca de la llanura, hay jabalíes, grandes serpientes y lobos monstruosos.

Por consiguiente, hay deliciosos hongos, frutas con mucho jugo y grandes cantidades de arándanos.

Me pregunto si los animales se reúnen donde hay comida sabrosa, después de todo.

 

«Está bien si no vamos a lo profundo»

«¡Está bien, entonces vamos!»

Bueno, si está Eleanora-neesan conmigo, estaré a salvo.

Se lo dije a Nord-tousan y a Elna-kaasan por si acaso. Dijo que es seguro desde que mató a un monstruo llamado Lobo de los Vientos o algo así.

Proteger a la gente de bandidos o monstruos es el deber del señor. La mayoría de las veces, caballeros, aventureros, mercenarios o la milicia se encargan de su cuidado. En cuanto a nosotros, estamos contratando y entrenando a la milicia y haciendo que patrulle el bosque regularmente.

Gracias al señor más fuerte, Nord-tousan, que supervisa a la milicia, he oído que es bastante fuerte.

Parece que hoy también hay gente patrullando, así que es un alivio.

 

Nos dirigimos al bosque con un paño y una canasta para guardar los alimentos recogidos. Por supuesto que soy yo quien lleva la cesta.

Nos acercamos a la base que hice.

«Ah, frutas Megu.»

«¿Dónde?»

«Mira, ¿aquí?»

Miré hacia donde apuntaba Eleanora-neesan.

…… ¿Dónde?

«Mira, cerca de las raíces del árbol, ¿no lo ves?»

Entrecerré los ojos, pero no puedo verlos en absoluto. Las frutas Megu son rojas cuando están maduras, ¿verdad? Destacan, ¿sabes? Pero no puedo verlos en absoluto. Por cierto, mi vista no está mal. Ambos ojos están alrededor de 1,5.

De todos modos, vamos a recoger algunos, así que nos dirigimos hacia el árbol que Eleanora-neesan señaló.

¿Eh? ¿Todavía vamos a ir? ¿No querías decir veinte metros?

«Está ahí.»

«¿Ves?»

Para decir el resultado, realmente estaba ahí. Pero estaba a unos cincuenta metros de donde lo descubrió.

Y luego sólo había pequeños granos en la raíz del árbol.

Las plantas de Megu se parecen a la cebada, y al igual que la cebada, hay pequeñas frutas rojas adheridas.

No sé si se podía ver todo, pero es increíble cómo se las arregló para ver estos granos rojos, sólo una pequeña parte del todo. ¿De qué raza es? ¿No es su vista mejor que 2.0 o algo así?

Suavemente arranqué los granos pequeños de la raíz para que no se dañaran.

Había muchos más, así que las recogí mientras consideraba la cantidad. Tirar todo por la borda por no ser para comer todo no es bueno. Recolectar todo tampoco es bueno. Esa es la regla de la montaña.

Cuando recogí suficientes frutas Megu, Eleanora-neesan me trajo algo.

«¿Qué es esto?»

Era algo negro y revoloteando, estirándose. Estaba reflejando la luz, haciéndola brillar. Fue bastante embrujador. Cuando lo toqué estaba un poco espinoso.

Nunca había visto esto antes. ¿Verde salvaje? ¿Setas?

«Este es un punto fantasma negro (黒鬼岳), ¿sabes? Es bastante raro, pero es bastante crujiente y sabroso, ¿sabes?»

«¿En serio? Bueno, está bien si es sabroso».

También puse eso en la canasta.

Después, Eleanora-neesan encontró más y los puso en la canasta. Eran pedacitos, pero eran cosas que nunca había visto antes.

¿Son realmente comestibles?

 

Luego, nos dispusimos a buscar más. Esta vez estamos buscando una fruta específica. Se siente como si estuviéramos yendo más profundo que antes.

Por cierto, el objetivo es una fruta llamada Libra. Es algo así como un melocotón de color albaricoque que se marca fácilmente al tocarlo. Las frutas están en lugares altos, así que es difícil recogerlas.

Una mordida de eso tiene el jugo fluyendo, y el sabor es como el de un jugo de fruta mezclado. Aunque, uno podrido sabe un poco a vómito, así que hay que tener cuidado.

Es una fruta rara que no se ve a menudo.

Eleanora-neesan dijo: «Dime si encuentras un escarabajo de tenedor o un escarabajo de cuchara», y caminó por ahí.

No sé el nombre real, pero como he estado llamando así a los que están cerca de mi base, ella empezó a llamarlos así también.

Los aldeanos deberían saberlo.

 

¿Eh-? Escarabajos como esos se camuflan con el árbol, así que no son fáciles de encontrar.

Estaba un poco cansado, así que me senté, apoyándome en un árbol cercano.

«Ah-, estoy cansado.»

Suspiré mientras miraba hacia arriba.

«Ah……, es un escarabajo de tenedor.»

No hay duda de ello. Es del mismo tipo que el que vive cerca de la base. ¿Pero no es demasiado difícil? Sangraré si me apuñalan con el tenedor, ¿sabes?

No, no te asustes, Alfried. El feroz es la cuchara. Mujer. Mujer. Sí, todo el tiempo, humanos, mantis y estos escarabajos también, los brutales y duros son las mujeres.

Los hombres son camaradas. Así que este tampoco da miedo. Aunque tenga algo que supere a un tenedor, como un tridente, no da miedo.

«Eleanora-neesan- Hay un escarabajo de tenedor.»

«¿En serio? Entonces los frutos de Libra están ahí.»

«¿Por qué?»

«Estos escarabajos de tenedor se pueden encontrar en los árboles con frutos de Libra. Cuando seguí a un escarabajo de tenedor cuando estaba aburrida, encontré frutas Libra»

«Heh-, ya veo-«

Cuando miré hacia arriba, aunque sólo había un poco, había frutas Libra.

Aun así, Eleanora-neesan, para perseguirlos, qué valiente de su parte.

«¡Entonces, Al, ve por ellos!»

«¿Eh? ¿Yo? ¿No es Neesan?»

«No hay forma de que pueda conseguir algo tan alto».

«¿Eh? Pero si es Eleanora-neesan, puedes subir como un mono….»

«Te golpearé si dices algo más.»

«Vale, iré a por ellos.»

«¡Por eso te traje!»

Eleanora-neesan se hinchó el pecho como si fuera lo más natural.

Maldita sea, usando a su hermanito. NT: Jajaj es cuando le conviene 

Me pregunto si las hermanas mayores empujan a los hermanitos en cualquier parte del mundo.

Especialmente entre la escuela primaria y la secundaria, las hermanas mayores son fuertes. Si preguntas el  porqué, es porque las niñas crecen más rápido durante ese período. El cuerpo de las hermanas mayores crece más rápido durante ese tiempo, así que rebelarse no ayudará. Y luego, cuando nos convertimos en estudiantes de secundaria, nosotros, los hermanitos, aprendemos del pasado. Pase lo que pase, las criaturas llamadas mujeres no son razonables. Incluso después de que el equilibrio de la fuerza se invierte después de crecer, después de haber aprendido la realidad, no podemos desafiarlos. Porque sabemos que es inútil. Por lo tanto, nunca podremos ganar.

Por las hermanas mayores y el mundo, nosotros (los hermanitos) nos rompemos.

Al menos, si los hombres crecieran más rápido……

Mientras mantenía la frustración, me dirigí al lugar justo debajo de las frutas de Libra. Entonces activé la magia de la tierra para levantarme.

«Tengo uno»

«¡Ese es mi Al-! ¡Ten cuidado!»

Ahora mismo, estaba preocupada sólo por los frutos de Libra, ¿verdad?

Lentamente bajé el suelo a la normalidad.

Luego, repetí el proceso tres veces y recogí más frutas de libra.

«Esto es lo último. ¿Las hojas están en el camino…?»

Hice a un lado las ramitas y las hojas. Entonces, allí estaba.

«¡Ja! ¡Un escarabajo cuchara!»

Una mujer.

Peligroso, ¡este es feroz! Eleanora-neesan–

Ya estaba huyendo con la canasta.

El escarabajo de la cuchara hizo sonar sus alas molesto.

En un parpadeo, rápido, inmediato, ah, lo dije tres veces. Retorcí y rompí la fruta de libra de la rama y la almacené usando magia espacial.

Rápidamente devolví el elevador de tierra a la normalidad, volví al suelo y empecé a correr!

Los zumbidos de las alas que venían de atrás daban miedo.

Se sentía como,»¡Qué le hiciste a nuestro nido de amor!»

Después de correr unas docenas de metros, me di cuenta de algo.

–Puedo teletransportarme.

Realmente ahora. Entré demasiado en pánico.

Tranquilo, bajé la velocidad y me teletransporté a la base de «Mi Casa».

No lo hice en este momento. Yo crecí.

NT: Bien Al, Me enorgulleces….

Índice