Terror Infinity – V23 C24: ¡El incorruptible Xia!

 

Terror Infinity

Vol. 23: Capítulo 24

¡El incorruptible Xia!

 

Todos los que estaban lejos pudieron sentir claramente las dos explosiones consecutivas de la lucha entre Yinglong y Gando. Aunque no sabían que Gando se había vuelto lo suficientemente fuerte como para cambiar el resultado final de la batalla, la distancia de la explosión les permitió a todos conocer el poder de Yinglong. ¡Vivió a la altura de ser el único verdadero y cultivador del Reino de Dios!

Pero eso fue lo que le trajo una gran presión a Wangxia y al resto. Aunque no sabían contra quién luchaba Yinglong ni su nivel, tenía que ser un enemigo del Equipo China ya que Yinglong se había unido al equipo. Un enemigo que podía presionar a Yinglong para que llegara tan lejos tenía que ser de un cierto nivel. Si estas dos explosiones no hubieran acabado con él y tuvieran que enfrentarse a este enemigo, ¿les iría tan bien como a Yinglong? La respuesta era evidente…

Aunque había cinco personas aquí, Wangxia, Cheng Xiao, Ming Yanwei, Liu Yu y Lin Juntian, ninguno de ellos contaba como una de las principales fuerzas de combate. En términos de poder, Wangxia podía, con gran dificultad, causar un estallido que durara un instante y alcanzara el nivel de la Destrucción de Zheng. Sin embargo, necesitaba tiempo suficiente para prepararse. El combate cuerpo a cuerpo de Cheng Xiao estaba bien. Eso era todo, estaba bien. Contra potencias como Zhao Zhuikong, podría usar como máximo un corte de viento, o tal vez dos o tres. Ming Yanwei no había tenido muchas mejoras y era muy débil. Liu Yu y Lin Juntian eran novatos. Uno podía invocar a Obelisk durante unas decenas de segundos con gran dificultad, mientras que el otro podía materializar algunas armas con gran dificultad. Eso era todo. Por no hablar de influir en la situación, solo sobrevivir ya era bastante afortunado.

Por lo tanto, era imposible que los cinco no se sintieran incómodos. Solo dieron un suspiro de alivio cuando Heng llegó. En algún momento desconocido, este hombre cobarde había llegado a un punto en el que podía asumir la responsabilidad. Era uno de los combatientes más fuertes del Equipo China, y era capaz de ir directamente a la cima del pilar de piedra y afectar la batalla entre Zheng y clon Zheng.

«… ¿Es así? Han pasado muchas cosas.» Heng cayó en un silencio contemplativo cuando Wangxia le contó brevemente lo que había sucedido. Después de un rato, preguntó. «¿Cuál es tu próximo paso?»

Wangxia y el resto intercambiaron miradas, y pasó un tiempo antes de que Cheng Xiao preguntara. «Heng, dijiste que viste a los Xuans peleando. ¿Todavía no han determinado al vencedor?»

«Sí, los dos se ven muy animados… No me atreví a acercarme a mirar. Pero basándonos en sus auras, decidir un vencedor llevará un poco más de tiempo. ¿Por qué no vamos y ayudamos a Zheng en este tiempo?» Heng asintió.

Los demás se quedaron callados durante un rato, y solo Yanwei de repente le habló a clon Yanwei que cargaba Heng. «¿Eres mi clon? ¿Qué le pasó a tu brazo?»

Heng solo recordó ahora que todavía llevaba a clon Yanwei, e inmediatamente la bajó. Esta mujer tenía una voluntad fuerte, no se asustó cuando lo hizo. Solo se levantó y dijo. «Fue arrancado por una flecha. Mi original, ¿has estado con él todo este tiempo?»

‘Él’ se refería naturalmente a Heng. Yanwei no lo negó, asintiendo con la cabeza en silencio antes de decir. «¿Todavía quieres matarlo? ¿O ya estás tan sumida en la desesperación que ni siquiera quieres hacerlo?»

«… Pronto. Si no puedo matarlo esta vez, acabaré con mi propia vida. Ya me maté una vez cuando apenas fui clonada en el Equipo Diablo para que esos caucásicos no me tocaran. En ese entonces clon Zheng acababa de unirse hace una película. Los ejecutó a todos cuando se hizo fuerte, y luego me revivió… Qué gracioso. No quería volver a este mundo, pero al final lo hice y con todos mis recuerdos pasados. Este tipo de cosas…»Clon Yanwei agitó su cabeza, su cara llena de tristeza.

«Entiendo. Estos sentimientos, también los he tenido.» La Yanwei original asintió. Ninguna de las dos mujeres dijo nada por un rato. Heng permaneció allí torpemente, sin atreverse a moverse, mientras los demás miraban a su alrededor.

«… Entonces, ¿por qué seguir viviendo? ¿Es tu deseo solo el de querer morir? Si es así, entonces soporta ese dolor y miseria y hazte más fuerte. Mata a todas las personas que te causaron ese dolor antes de que te mates. No desperdicies mis puntos y recompensas por nada. Si no haces nada, entonces hay más cobardes que solo la persona que odias.” Clon Yanwei dijo de pronto.

«¿Eh?» La Yanwei original estaba ligeramente confundida y preguntó con curiosidad.

«Eso es algo que clon Zheng me dijo. Ya era incomparablemente fuerte cuando me revivió. Más tarde me enteré de su pasado por el resto del equipo. Por lo tanto, siempre he querido matar a Zhang Heng… ¿Qué hay de ti? Mi original, ¿nunca has querido matarlo también?» Clon de Yanwei se quedó mirando a su original, preguntando fríamente.

«Quiero, y a la vez no… Ambos hemos experimentado mucho. Lo he visto crecer y madurar, pero ese dolor del pasado permanece…» Yanwei miró a Heng sin un cambio en su expresión, antes de mirar de vuelta hacia su clon. “Seguiré mirándolo. Ya sea que actúe como cobarde, valiente, cuando huya, cuando asuma la responsabilidad, siempre lo veré con dolor y odio en mi corazón. Seguiré observando hasta que me olvide de mi odio o muramos juntos por la vejez… Un pensamiento aburrido, ¿no es así? Pero eso es lo que voy a hacer.»

«… Ya veo. No es de extrañar que haya crecido hasta lo que es hoy. Además del coraje para morir, él también tiene el coraje de vivir…» dijo clon Yanwei con la cara llena de dolor.

Las dos mujeres se sumergieron de nuevo en el silencio, hasta que Cheng Xiao ya no pudo resistirse a hablar. «Mis dos hermosas damas, no digamos todas esas cosas. Dejen sus cuentas con Heng para la próxima vez. Heng, ayudaremos a Zheng primero. Cuando obtenga la victoria, esta batalla final terminara con la victoria del Equipo China. ¿Qué te parece?»

Heng lo consideró brevemente, antes de asentir. «¡Bien! ¡Ayudemos a Zheng entonces! En esta batalla final, debemos… ¿eh?» Heng había terminado de hablar y sacado su aerodeslizador cuando sintió un repentino dolor en su pecho. Una flecha de luz lo había atravesado, mientras clon Yanwei estaba detrás de él con una expresión en blanco. Faltaba uno de sus brazos, pero el brazo restante tiraba de un arco de luz estacionado en el aire. Cada tirón enviaría otra flecha, y con unos pocos silbidos, cuatro o cinco agujeros gigantes se formaron en Heng…

La Luz del Alma verde en el cuerpo de Heng destelló y se activó, regenerando los enormes agujeros. Era solo que la velocidad se ralentizó a medida que se curaban. Cuando solo quedaban dos, su Luz del Alma se agotó y ya no pudo sanarse. Escupió una gran bocanada de sangre, simultáneamente girando su cabeza con lentitud hacia clon Yanwei.

Todos los demás estaban aturdidos. Los ataques de clon Yanwei habían sido demasiado abruptos y rápidos, sin el menor presagio. Había atacado repentinamente cuando Heng sacó el aerodeslizador. No pudieron ver claramente el ataque, y mucho menos detenerlo. En este momento, Wangxia soltó un rugido cuando comenzó a crear bombas mientras Cheng Xiao volteaba su cuerpo hacia ella.

«No… no la maten, por favor… Déjenme hacerlo.» Heng escupió otro bocado de sangre, tosiendo también algunos trozos de sus órganos internos. Se tambaleó paso a paso hacia  clon Yanwei, mientras ella misma parecía estar luchando con algo, todo su cuerpo temblando. El arco de luz se iluminaría, oscurecería, se iluminaría y oscurecería nuevamente. Sus ojos estaban en blanco, pero no era por desbloquear la limitación genética ni por ceguera. En general parecía más como si estuviera siendo controlada, excepto que las lágrimas salieron lentamente de esos ojos en blanco.

«Está bien, todo ha terminado… No llores…» Heng finalmente llegó al lado de clon Yanwei y suavemente le secó las lágrimas. Sonrió gentilmente mientras recogió el Arco Sirius.

«Lo siento. Quería vivir junto contigo, pero el control sobre ti es una gran amenaza para mis camaradas. Ya no me quedan fuerzas para luchar. Moriré pronto. Entonces… muramos juntos. No estoy huyendo, no es cobardía. Simplemente no quiero dormir solo en la oscuridad, ni quiero que duermas sola. Ven conmigo, mi amor… Realmente me gustas. Si hubiera sabido del coraje en ese entonces, tendríamos… Todo ya no puede volver a esos hermosos días, pero, en mis recuerdos aún veo esa sonrisa tuya. Los recordaré para siempre…» Heng también estaba derramando lágrimas, mientras colocaba la cuerda del arco Sirius alrededor de sus cuellos. Puso suavemente sus labios sobre los de ella, y la cuerda se soltó abruptamente; las cabezas volaron por el aire, besándose y tocándose.

Aparte de las pocas flechas iniciales, la controlada clon Yanwei no disparó otra flecha hasta su muerte, como si el control fuera solo eso…

Yanwei había estado observando en silencio a Heng y su clon. Cuando ambos murieron, ella se arrastró silenciosamente a su lado. Su herida ni siquiera le permitió caminar, y simplemente arrastrarse a esta distancia reabrió las heridas en su cuerpo. Sin embargo, esta mujer tenía extrañamente una gran sonrisa en su rostro, llena de felicidad.

Todos observaron el evento en silencio, hasta que tres personas los sobrevolaron de repente en sus aerodeslizadores. Wangxia dio un grito, dirigiendo la atención del resto a los tres.

Los recién llegados eran dos hombres y una mujer, ninguno del Equipo China. Apareciendo aquí y con aerodeslizadores, había un ochenta por ciento de probabilidades de que fueran del Equipo Diablo. El Equipo China no sabía lo poderosos que eran, pero definitivamente estaban relacionados con la traición de clon Yanwei para que vinieran tan pronto como ocurrió.

«¡No es bueno! ¡Hay un usuario de fuerza psíquica!»

Wangxia sintió que su mente caía en el caos, mientras se formaba el pensamiento de matar a todos a su alrededor. Se apresuró a estabilizar su mente mientras soltaba un rugido. Cheng Xiao y Liu Yu todavía estaban bien, pero una espada larga se manifestó repentinamente en la mano de Juntian cuando se lanzó hacia Wangxia.

Wangxia no usó sus bombas, y con un movimiento hacia adelante y un empujón, liberó a Juntian de su espada larga y lo noqueó con un golpe de palma en la cabeza.

En ese momento, los otros tres habían llegado por encima del Equipo China. Aparte de la mujer en el medio que no se movió, los otros dos hombres saltaron de sus aerodeslizadores y aterrizaron por separado a la izquierda y la derecha del Equipo China.

Los dos eran chinos. Uno parecía ser de sangre mixta, y todos sus músculos se hincharon, haciéndolo parecer un culturista occidental. El otro tenía una piel ligeramente oscura y era tan delgado como un mono. Parecía que era del área del sudeste asiático. Sus ojos estaban en blanco y no sabían si estaba siendo controlado o si había desbloqueado la limitación genética.

Wangxia y Cheng Xiao intercambiaron una mirada, determinando qué oponente tomaría cada uno. Cheng Xiao era un combatiente cuerpo a cuerpo, por lo que corrió hacia el hombre musculoso. Wangxia pertenecía a la categoría de ataques a gran escala de medio rango, e inmediatamente reunió la explosiva Energía Demoniaca en sus palmas, gritando. «¡Liu Yu! ¡Invoca a Obelisk!» Lanzó una bomba hacia el hombre delgado con un gesto de su mano. El hombre delgado estaba inexpresivo, permitiendo que la bomba invisible se le acercara. De hecho, extendió una mano para agarrar la bomba, y la bomba fácilmente le voló la mano y el brazo con un fuerte estallido, mientras volvía irreconocible el resto de su cuerpo. Su cuerpo se derrumbó hacia adelante, el repentino desarrollo hizo que Wangxia se congelara. Había pensado que alguien del Equipo Diablo tendría algunos trucos. Y sin embargo, ¿con una sola bomba pudo lidiar con él? ¿Era broma?

En efecto, era una broma… El brazo arrancado del hombre delgado comenzó a retorcerse en el suelo, antes de crecer. Pronto, se convirtió en un trozo de carne de uno o dos metros de largo. Hubo un sonido de rasgadura a medida que pinzas de insectos lo abrieron, y una hormiga gigante salió del interior. Aparte de esta hormiga, el resto de los trozos destrozados del hombre comenzaron a retorcerse y crecer, formando docenas de cientos de trozos de carne de diferentes tamaños. Cuando apareció la gran hormiga, aparecieron continuamente docenas a cientos de insectos con formas extrañas, todos aberrantes que se escabullían de los trozos de carne.

Wangxia estaba bien. Era un soldado después de todo y tenía una mentalidad fuerte. Pero contrario a él, Liu Yu era solo un chico normal, e inmediatamente gritó de miedo. Si Wangxia no estuviera frente a él, no habría podido resistirse a huir. Aun así, no pudo concentrarse en invocar a Obelisk.

«… ¡Liu Yu! Cálmate. Ahora eres un guerrero y este es el Reino de Dios. Eres un guerrero del Equipo China, ¡no importa lo joven que seas! Así que, ¡lucha!» Wangxia no se dio la vuelta, diciendo en voz baja.

Liu Yu respiró hondo, sosteniendo en silencio la carta en su mano. Enfocó su mente en invocar a Obelisk. Aunque todavía había un terror en su corazón que no podía reprimir, las palabras de Wangxia parecieron llevar una extraña magia en ellas, permitiéndole calmarse en el último momento y finalmente logrando invocar a Obelisk.

Wangxia ya había usado grandes cantidades de bombas para deshacerse de estos insectos, pero como se esperaba, tenían un poder sorprendente. Su exoesqueleto exterior estaba hecho de un material desconocido que las bombas no podían estallar, y a lo sumo solo serían levantados docenas de metros en el aire. Inmediatamente voltearían sus cuerpos y correrían hacia Wangxia al aterrizar. Parecía que iban a destrozar al grupo de Wangxia.

(No hay más remedio que usar las bombas nucleares en miniatura. Pero están tan cerca…)

Wangxia dijo en voz alta. «¡Cúbranse todos! ¡Estoy a punto de usar una bomba nuclear en miniatura! ¡Liu Yu! ¡Usa a Obelisk para protegernos!» La bomba nuclear en miniatura ya estaba siendo controlada para que volara en la distancia, mientras que un gigante humanoide de metal se inclinaba para protegerlos. Cuando un destello blanco apareció, el área fue envuelta en las ondas de choque de una explosión…

La mejora de las bombas de Wangxia no se consideraba poderosa en circunstancias normales. Quizás aquellos que habían desbloqueado un alto nivel de la limitación genética podrían utilizarlo a un nivel muy alto. Podrían ser capaces de inducir una explosión simplemente haciendo un ruido, o ser capaces de desencadenar explosiones solo con apuntar con sus dedos. Sin embargo, alguien que haya desbloqueado ese nivel de la limitación genética no se preocuparía por una mejora como esta.

Sin embargo, el Dominador de Bombas de Wangxia difería de las mejoras normales ya que tenía a Xuan. Grandes cantidades de poderosas bombas fueron creadas y así se encontró uno de los mejores usos del Dominador de Bombas; controlar las bombas ya existentes. Podía aumentar su poder, controlar libremente el tiempo y la ubicación de la explosión. Después de obtener las bombas nucleares en miniatura de alta tecnología de Starship Troopers, había alcanzado los límites de poder bajo la cuarta etapa en términos de ataques a gran escala de media distancia.

Ahora, habían tres del Equipo Diablo atacando. Un usuario de fuerza psíquica como apoyo, mientras que la fuerza de los otros dos no estaba clara. Sin embargo, de los presentes en el Equipo China, había dos novatos con un poder insignificante, el estilo de lucha de Wangxia no era adecuado para un combate cuerpo a cuerpo, mientras que Cheng Xiao acababa de tener una dura batalla, su poder de combate seguramente se redujo considerablemente. En cuanto a Heng…

Si Heng no hubiera muerto, una victoria contra estos tres estaría prácticamente en la bolsa.  Ni siquiera necesitaría el Disparo Explosivo de seis flechas. Solo dos o tres no eran algo que estos tres pudieran manejar. No se podía negar que la llegada de estos tres fue demasiada coincidencia.

Cuando la bomba nuclear en miniatura de Wangxia estalló junto al hombre insecto, violentas ondas de choque asaltaron el área. Como las dos partes estaban demasiado cerca, la bomba nuclear en miniatura seguramente afectaría también al Equipo China. Incluso si Obelisk los protegía de las ondas de choque, la ráfaga resultante aún los alejaría.

Los primeros en ser golpeado fueron los cadáveres de Heng y clon Yanwei. Ambos cadáveres fueron enviados a volar. Antes de que alguien pudiera responder, fueron despedazados por la enorme fuerza, carne y sangre se derramaron en el aire. La Yanwei original fue alcanzada por las ondas de choque y la ráfaga también. Sin embargo, su suerte era buena, ya que Cheng Xiao con un salto y giro de su cuerpo llegó a su lado en segundos, protegiéndola en su abrazo. Los dos llegaron a cien metros antes de estrellarse contra el suelo. Si no hubieran sido personas del Reino de Dios con una constitución sobrehumana, el impacto los habría convertido en una mancha sangrienta.

Antes de que pudiera levantarse, Cheng Xiao escupió bocanadas de sangre negra llenas con trozos de carne. Su rostro era inquietantemente verde, pero Yanwei a quien había protegido no estaba demasiado herida. Parecía que todo lo que había sufrido fue una simple caída. Se apresuró a dejar el abrazo de Cheng Xiao, preguntando ansiosamente. «¿Por qué me salvaste? ¿No puedes ver que quiero morir? Heng está muerto, ¿entonces qué sentido tiene vivir sola? Y esta es la batalla final. Solo los arrastraré a todos.”

«Idiota… No te salvé para quedarme contigo. No tengo interés en tocar a la chica de otra persona…» Cheng Xiao se rió entre dientes, sangre fresca saliendo de su boca continuamente. También había muchos rastros de sangre en su nariz, pero este hombre seguía sonriendo alegremente como siempre, diciendo. «Solo tengo una creencia… No puedo permitir que una mujer muera delante de mí, siempre y cuando… no sea una enemiga, jaja…» Cheng Xiao se levantó del suelo, poniéndose de pie. No le importó que la sangre fluyera más rápido de su nariz.

Limpiándosela, continuó. «Lo entiendo. Cada persona tiene su propio pasado. Ya sea tu odio hacia Heng, la cobardía de Heng, la falta de sentido común y sentimientos de Xuan, o la rabia y la desesperación clon Zheng, todos lo tienen. Yo también… Por eso no dejaré que ninguna mujer muera delante de mí. Si quieres morir, al menos espera a que yo muera primero antes de hacerlo…» Se echó a reír cuando terminó de hablar.

Al mismo tiempo, la bomba nuclear en miniatura de Wangxia fue realmente muy efectiva. Ese hombre delgado con su expresión en blanco había sido completamente destrozado sin que quedara un mínimo de él. Un cráter con docenas de metros alrededor de donde había estado se formó. Había muerto al instante. El exoesqueleto de los insectos era muy duro. Más de diez de los insectos más grandes fueron asesinados por las ondas de choque, pero sus exoesqueletos permanecieron. No parecía de metal, y no se sabía cómo un material tan robusto podía ser hecho de carne humana.

El otro de sangre mixta parecía completamente bien ya que había estado más lejos. Las ondas de choque y la ráfaga no pudieron moverlo, y de repente lanzó un aullido hacia el cielo cuando terminó. Todo su cuerpo se duplicó en tamaño, su piel se oscureció y todo su cabello se alargó. En segundos, se convirtió en un hombre lobo con pelaje color ceniza.

«Gah, ¿un hombre lobo otra vez?» Los que estaban alrededor murmuraron internamente. ¿Era la mejora del hombre lobo realmente tan popular en el Reino de Dios? El Equipo China se encontró con uno cuando se enfrentó al Equipo India, Kampa obtuvo la mejora también más tarde, y ahora el Equipo Diablo inesperadamente tenía a otro. Solo… ¿este hombre era fuerte?

Cuando la transformación del hombre de sangre mixta terminó, atacó primero a Cheng Xiao y a Yanwei. Los dos estaban gravemente heridos, mientras que los tres del grupo de Wangxia estaban prácticamente en perfecto estado. Junto con ese gigantesco Obelisk de aspecto opresivo, naturalmente eligió terminar con los dos lesionados y débiles. A pesar de estar siendo controlado, aún tenía sus instintos básicos.

El hombre lobo cruzó más de cien metros en uno o dos segundos, su garra golpeando repentinamente hacía cabeza de Cheng Xiao. La velocidad y poder detrás fueron realmente impactantes. No era simplemente cien veces más fuerte que Kampa. Tenía que haber desbloqueado al menos la tercera etapa. Incluso en el Equipo Diablo, él sería parte de la fuerza de combate principal.

Cheng Xiao no se atrevió a ir de frente contra la abrumadora velocidad y fuerza del hombre lobo. Saltó en el aire, ya estando en la espalda del hombre lobo cuando golpeó con sus garras. La sangre brotó de su cuerpo cuando Nanto Suicho Ken se usó para atacar en el instante en que saltó. Sin embargo, este ataque que era suficiente para atravesar el metal, solo sacó unas pocas gotas de sangre. Ni siquiera logró cortar a través de los músculos, solo la piel.

El hombre lobo aceptó el ataque sin ni siquiera volver la cabeza. Pateó hacia atrás, su enorme poder y velocidad funcionando perfectamente juntos. ¿Cómo podría Cheng Xiao que acababa de aterrizar el resistir esto? La patada lo mandó rodando por el suelo, y su cuerpo emitió sonidos de craqueo; sus huesos claramente rotos.

Este intercambio pasó en un abrir y cerrar de ojos, y el lejano Wangxia finalmente respondió. No se atrevió a usar bombas nucleares en miniatura en este hombre lobo, solo gritó. «¡LIU YU! ¡Haz que Obelisk ayude a Cheng Xiao!»

Pero Liu Yu no le respondió. En cambio, miró en otra dirección con una cara llena de terror. Había numerosos insectos corriendo hacia Wangxia y él…

Aunque los insectos habían resultado heridos por estar en el centro de la explosión, seguían siendo insectos que no mueren fácilmente. Incontables insectos más pequeños habían sobrevivido a la explosión y perseguían persistentemente al grupo de Wangxia como si hubieran jurado destruirlos.

Aunque fueron descritos como más pequeños, incluso estos insectos tenían más de docenas de centímetros, como una mantis de medio metro. Definitivamente era el tipo que podía desgarrar el metal. También había un mosquito de medio metro con las alas arrancadas. Su largo hocico parecía una espada afilada. No se parecía en nada a algo que era para chupar sangre. Al ser pinchados por él se abriría un agujero del tamaño de una palma por el que podrías ver a través.

Cuando Wangxia vio venir a estos insectos, impotentemente les lanzó una bomba. Las ondas de choque solamente pudieron enviarlos a volar y no exterminarlos. Estos insectos eran muy difíciles de tratar.

Sin embargo, no fue sorprendente. Cuanto más poderosa es una habilidad, mayores son sus restricciones. Ese hombre obviamente usó su cuerpo como un catalizador para invocar a estos insectos. Dicho de manera desagradable, este hombre no tenía mucha carne en sus huesos. Era delgado y pequeño, y aunque se convirtiera en un esqueleto y usara toda su carne para crear insectos, no podría crear un ejército. Si se encontrara con alguien en la cuarta etapa, esa persona necesitaría un golpe por cada insecto y él pronto no tendría más carne para invocarlos. Por lo tanto, esta habilidad era básicamente una habilidad para hundir al enemigo junto contigo mismo.

Afortunadamente, Wangxia había usado la bomba nuclear en miniatura a tiempo, o habría invocado incluso más insectos. Para estos miembros del Equipo China sin un alto poder de combate, sería un infierno de insectos.

Liu Yu apretó sus dientes y envió a Obelisk hacia el enjambre de insectos al ver que las bombas de Wangxia no eran efectivas. El enorme humanoide metálico cruzó decenas de metros con un paso y llegó al enjambre en dos. Aplastó a una cucaracha debajo de su pie, pero inesperadamente, el insecto de inmediato continuó arrastrándose hacia adelante tan pronto como el Obelisco levantó su pie, excepto que era mucho más lento que antes. Realmente era una de las criaturas más resistentes para que esta enorme fuerza no lo matara. Wangxia y Liu Yu estaban atados y no podían pensar en un método para matarlos.

«¡WANGXIA! ¡Lanza una bomba nuclear!» el cercano Cheng Xiao de repente gritó. Al mismo tiempo, salió volando por la pata del hombre lobo, y cuatro laceraciones lo suficientemente profundas como para ver el hueso se abrieron en su pectoral derecho. No obstante, se levantó de un salto cuando cayó al suelo, como si todo lo que recibió las veces que fue mandado a volar fueran solo heridas superficiales. Siguió anclando al hombre lobo, impidiéndole acercarse a Yanwei quien estaba débilmente en el suelo.

El hombre lobo parecía haber perdido los estribos. Cuando Cheng Xiao saltó de nuevo, no levantó la pata para atacar, sino que abrió su feroz boca para morder Cheng Xiao. Era mucho más lento que sus garras e intentó apartarse del camino; fue como si un martillo gigante se estrellara contra su mente, volviendo nebulosa su conciencia. No pudo realizar el salto, y los dientes del hombre lobo se hundieron en su estómago, arrancándole las tripas en el proceso.

«¡MALDICIÓN! Ese usuario de fuerza psíquica es demasiado problemático… ¡Wangxia! ¡Si aún no lo haces, no podré morir en paz!» Cheng Xiao escupió otro bocado de sangre, sintiendo la fuerza abandonando gradualmente su cuerpo mientras comenzaba a maldecir.

Wangxia observaba con los ojos inyectados en sangre. Deseaba tanto, tanto poder lanzar algunas bombas y vaporizar a este hombre lobo, pero Cheng Xiao y Yanwei todavía estaban cerca. Si arrojara una bomba nuclear…

«Wangxia, hazlo… ¿Recuerdas lo que dijimos antes de esta batalla final? Tenemos que ganarla. Creo que Yanwei igual tiene la determinación de morir. También ha perdonado a Heng, por lo que su fuerza de voluntad no puede ser más baja que la nuestra, ¿verdad? ¡Hazlo!» la voz de Cheng Xiao era ronca. Prácticamente se desgarraba la garganta para gritar, mientras que Wangxia finalmente sacó una bomba nuclear en miniatura. Puso su habilidad en ella, manipulándola para volar hacia Cheng Xiao y el hombre lobo.

Y Cheng Xiao finalmente reveló esa sonrisa suya de rufián.

«En serio, eso no es como tú, Wangxia… Adiós, mi camarada.»

«… Adiós, mi camarada.» Wangxia rugió al desencadenar una explosión. La luz en ese instante fue similar a la de un sol cuando envolvió el espacio alrededor de Cheng Xiao. Las ondas de choque y la ráfaga siguieron, el polvo volando por cientos de metros. En cuanto a los tres de adentro… ni siquiera quedaban sus huesos

Las enormes ondas de choque continuaron propagándose, y Liu Yu, que estaba al lado de Wangxia, no podía dejar de llorar. Todavía era solo un niño. Quizás, podía enfrentar las varias películas de terror y situaciones peligrosas, y las diversas situaciones de vida o muerte. Pero frente a los sacrificios y muertes de sus camaradas, todo lo que pudo hacer fue llorar.

«No llores… Liu Yu, eres miembro del Equipo China. Te convertirás en un poderoso guerrero y verdaderamente valiente en el futuro, así que recuerda… ¡El Equipo China seguramente se convertirá en el equipo más fuerte del Reino de Dios! Somos los miembros del equipo más fuerte, así que nunca avergüences las palabras ‘Equipo China’. No lo dudes ni siquiera ante la muerte.»

Wangxia giró la cabeza para mirar al enjambre que se acercaba mientras hablaba. Bajo los pasos implacables de Obelisk, solo quedaban alrededor de una docena. Sin embargo, todavía eran suficientes para matarlos. A medida que se agotaba la fuerza psíquica de Liu Yu, Obelisk se convirtió de nuevo en una carta. Ya no había ninguna obstrucción entre los tres y el enjambre, y Wangxia sacó continuamente dos armas nucleares en miniatura. No podía usar más por el momento. Estaban actualmente en grave peligro.

«¡El Equipo China debe ganar! ¡Tiene que ganar, incluso si muero!» Wangxia de repente levantó la cabeza, con una expresión fría y resuelta en su rostro. A su vez, avanzó hacia el enjambre, bombas nucleares en miniatura girando a su alrededor. Nadie sabía lo que intentaba hacer.

(El movimiento final de mi Dominador de Bombas es convertirme en una bomba gigante. Si lo hago junto con estas armas nucleares en miniatura, el poder no será menos que una bomba de hidrógeno real. Pero si lo hago, Liu Yu y Juntian definitivamente morirán… Lo siento. Les estoy arrastrando junto a mí para ayudar al Equipo China a ganar. Lo siento, mis camaradas.)

Wangxia rechinó los dientes y estaba a punto de arremeter contra el enjambre cuando la pequeña figura de una niña apareció de pronto dentro del enjambre antes de que pudiera dar unos pasos. Los dos insectos delanteros fueron repentinamente divididos en dos, mientras que la chica no se detuvo, parpadeando continuamente en cada lugar donde había un insecto. El enjambre contra el que los tres estaban indefensos fue fácilmente exterminado por ella.

La chica giró lentamente la cabeza cuando se deshizo de esos insectos. Era Yingkong, solo que su expresión era ligeramente extraña, parecía ser mucho más fría que antes. Su rostro incluso parecía un poco translúcido, aunque no podrías notarlo si no te centrabas en él.

«… Voy a ayudar a Zheng. Todos ustedes hagan guardia aquí. No dejen que nadie los moleste. Wangxia… eres bueno.» Yingkong le miró profundamente y pareció suspirar. De pronto desapareció, y Wangxia ni siquiera sabía cómo se había movido. Al momento, la cabeza de esa usuaria de fuerza psíquica fue enviada volando hacia el cielo, mientras su cuerpo caía del aire completamente muerto.

«¿Qué pasó? ¿Qué quiso decir Yingkong? ¿Y por qué se veía tan extraña?» Wangxia finalmente suspiró aliviado, manteniendo las armas nucleares en miniatura flotando a su alrededor. Sin embargo, estaba lleno de dudas ya que la aparición y desaparición de Yingkong había sido demasiado brusca. Incluso sus palabras habían sido extrañas, y Wangxia no podía entender lo que había querido decir.

Los tres del Equipo Diablo estaban muertos. Pese a que solo quedaban Wangxia y dos novatos, habían barrido el campo de batalla principal. Ya no debería de haber nadie molestando a los dos Zhengs en un corto plazo. Lo que venía ahora, los tres carecían de la capacidad para influir en ello. Su misión estaba casi completa, y todo lo que quedaba era esperar la conclusión de la batalla, ya fuera la victoria o la derrota…

No mucho después, Lin Juntian despertó después de quedar inconsciente. No sabía lo que estaba pasando, hasta que Liu Yu se lo contó. Se sumergió en el silencio, lamentando la pérdida de sus camaradas. Todos eran del Equipo China, y él solo era un novato, débil y sin la convicción de volverse fuerte. Se podía decir que era el más débil en el Equipo China, incluso más débil que Liu Yu. Al ver morir a tanta gente poderosa, había un sentimiento en su corazón que no podía describir. Era difícil de soportar junto con una sensación de impotencia; hubiera preferido seguir inconsciente y no haber despertado.

«No lo pienses demasiado. No muchos de los que ingresan al reino tienen superpoderes, técnicas especiales o son expertos en artes marciales. La gran mayoría de los que entraron se fortalecieron paso a paso de ser débiles, volviéndose más fuertes más fuertes por el bien de seguir viviendo. Así que no necesitas considerarte demasiado débil. Más bien, eres demasiado inexperto…» Wangxia palmeó el hombro de Juntian.

Juntian no volvió la cabeza y de repente preguntó. «Wangxia, ¿por qué te volviste fuerte? ¿Por el Equipo China? Eso suena un poco infantil…»

«¿Infantil? No, no lo encuentro así en absoluto.» Wangxia miró al cielo, diciendo al cabo de un tiempo. «Es solo que si el Equipo China gana, tendremos la oportunidad de llevar las cosas que obtuvimos del Reino de Dios al mundo real, ya sean técnicas, mejoras, diversos datos genéticos, tecnologías o magia. De esa manera, nuestro país se volverá fuerte… Por eso me hice fuerte.»

Juntian le dirigió una mirada de asombro. No había admiración en su rostro, sino más bien, desdén. Solo continuó después de una larga pausa. “¿Por el país? Eso es aún más…»

«¿Es así?» Wangxia dijo, pero no discutió sobre eso. Solo sacó un cigarrillo, encendiéndolo silenciosamente.

La atmósfera se volvió silenciosa otra vez, antes de que Liu Yu dijera. «Hermano mayor Juntian, también tengo la convicción de ser más fuerte ahora. Orgullo. ¡El orgullo del Equipo China siendo el más fuerte! Trabajaré duro para convertirme en alguien digno de esto. Aunque no sé cuánto tiempo tomará, ¡creo que puedo hacerlo!»

Juntian se volvió aún más silencioso al escuchar esto. No dijo nada, solo bajó la cabeza en silencio, contemplando algo.

A pesar de todo, el silencio no duró mucho cuando un rugido viajó desde la distancia. Sacudió los cielos, como si algún tipo de monstruo hubiera aparecido. Y la dirección era exactamente donde Yinglong había detonado su divinidad naciente. Los tres se sorprendieron de inmediato, y Wangxia miró el campo de batalla de los Zhengs. Enseguida trajo a los otros dos al cielo, volando rápidamente hacia el lugar de donde provenía el rugido.

Poco después, vieron la fuente del ruido. Era un enorme gigante de docenas de metros en tamaño. Había más de diez alas en su espalda, y su cuerpo era de un rojo purpúreo. Un Campo A.T. podía verse débilmente a su alrededor. El EVA se había regenerado nuevamente, el poderoso ataque de Yinglong forzó a este monstruo con una tasa de sincronización del 400% y una Luz del Alma infinita a que permaneciera quieto durante más de diez minutos. El cuerpo que originalmente podía regenerarse al instante todavía no había regresado a una condición perfecta, y su velocidad era mucho más lenta. Ya no dependía del Campo A.T. para levitar en el cielo, sino que caminaba hacia el campo de batalla de Zheng paso a paso.

«¿Este es el monstruo contra el que Yinglong estaba peleando? Realmente se ve impactante. El terreno de aquí ha sido nivelado por tantos kilómetros a la redonda. Esas dos explosiones fueron realmente aterradoras. No pensé que aun así no sería capaz de matar a este monstruo.» La expresión de Wangxia estaba seria mientras miraba al EVA. Solo basándose en sus sentidos, podía sentir instintivamente lo terrorífico que era este EVA. Era el instinto de un ser vivo, como si un conejo se encontrara con un lobo, o una hormiga a su depredador.

«Liu Yu, ¿aún puedes invocar a Obelisk?» Wangxia le preguntó inmediatamente a Liu Yu.

El pequeño chico negó con la cabeza. «No puedo. Mi fuerza psíquica se agotó cuando lo invoqué contra el Equipo Celestial y la batalla de hace rato.»

«¿Es así?» Wangia negó con la cabeza mientras sonreía amargamente. Luego le preguntó a Juntian. «¿Y tú? ¿Puedes crear hidrógeno?»

Juntian también negó con la cabeza mientras sonreía con amargura. «No. Lo hice antes dependiendo de Tengyi para materializar el hidrógeno. Por no hablar de los átomos y las moléculas, ni siquiera puedo materializar cosas a escala nanométrica. A lo sumo, lo más pequeño que puedo hacer son milímetros.»

«¿Eso tampoco, entonces?» Wangxia suspiró internamente.

Mientras hablaban, el originalmente lento EVA había ganado velocidad, y el Campo A.T. en su cuerpo se hizo más obvio. El EVA con una Luz del Alma infinita se hacía cada vez más fuerte a medida que pasaba el tiempo. Mientras se diera el tiempo suficiente, recuperarse a su máximo estado antes de luchar contra Zheng no era imposible.

Esto era obvio para Wangxia también. Podía ver que el EVA se hacía cada vez más rápido, y que su Campo A.T. se hacía más y más fuerte. Inmediatamente manipuló una bomba nuclear en miniatura para que explotara en su área. Una enorme nube en forma de hongo se elevó, mientras que los tres permanecieron en el cielo sin ser afectados por ella. Cuando el polvo se asentó, el EVA permaneció ileso, e incluso parecía estar levantando la cabeza y mirando a los tres.

«Sin efecto. No, allí está. La Luz del Alma obviamente se debilitó mucho y su velocidad disminuyó. Si lo golpeamos con suficiente poder de fuego, podremos romper su Luz del Alma y destruir su cuerpo.» murmuró Wangxia. Justo cuando estaba a punto de usar una bomba nuclear en miniatura, la debilidad repentinamente inundó su cuerpo y casi se cayó del aerodeslizador. Varias batallas consecutivas, especialmente la poderosa bomba contra Adam casi lo había matado. También había usado algunas bombas nucleares en miniatura después de eso. El actual él ya no tenía ninguna fuerza sobrante para luchar contra el EVA.

«¡Maldita sea! ¿Cómo podría fallar en este momento tan importante? ¿Cómo podría dejar que un monstruo como tú interfiera en la batalla decisiva de Zheng?» Wangxia maldijo, e inmediatamente sacó todas las bombas nucleares en miniatura de su bolsa dimensional sin si quiera dudarlo, así como un lanzador de bombas nucleares en miniatura. Dijo en voz alta. «Las personas no deberían morir por retener su orina, ¿verdad? ¡Aunque no pueda aumentar el poder, te enterraré con los números!» mientras hablaba, un misil nuclear en miniatura ya estaba siendo disparado hacia el EVA.

Hubo una fuerte explosión. Wangxia no se detuvo mientras continuamente disparaba misiles nucleares en miniatura contra el EVA. Una serie de explosiones resonaron cuando más de diez cráteres se abrieron en el suelo. Incluso sin el Dominador de Bombas para aumentar el poder, las bombas nucleares en miniatura aún eran poderosas, y las detonaciones consecutivas hicieron que las nubes de hongo que se elevaban hacia el cielo nunca cesaran. Wangxia solo se detuvo cuando le quedó la última bomba nuclear en miniatura, mirando hacía el polvo.

Después de un momento, el polvo se asentó y el EVA adentro había perdido la mitad de su cuerpo, el Campo A.T. se había debilitado tanto que ya no se podía ver. Sin embargo, el cuerpo continuó retorciéndose y regenerándose. No podría moverse durante los próximos diez minutos. Liu Yu y Juntian suspiraron de alivio cuando vieron esto, y Liu Yu dijo apresuradamente. “Hermano mayor Wangxia, dispárale la última bomba nuclear en miniatura. Parece que ya está terminado. Incluso si la última bomba no lo mata, lo dañará aún más. Podemos alargar más el tiempo, entonces…”

«No… no.»

La expresión de Wangxia era de agonía. «¿Y qué si explotamos a ese EVA con esta bomba nuclear, si se terminará regenerando después? ¿Qué otros métodos tenemos en contra de eso? No, no hay nada, así que esta última bomba es para mí…»

«Juntian, encuentras mi pensamiento infantil, ¿verdad? Entonces déjame decírtelo ahora… ¡Incluso si muero, mis creencias nunca cambiarán! ¡Esta es la convicción con la que vivo, con la que lucho! ¡NUNCA cambiará!» Wangxia miró seriamente a Juntian. Terminado de hablar, abrazó la bomba y dirigió el aerodeslizador hacia el EVA a pesar de los gritos de los otros dos…

«¡MONSTRUO! ¡Con mi cuerpo como una bomba, quiero ver si puedes soportar esta última explosión!»

… Por siempre, lo que ocupa el puesto más alto en mi corazón y es lo más hermoso para mí es esa bandera roja con cinco estrellas. La bufanda roja que solía usar era una esquina de esa bandera…

… Así que me uní al ejército. Quería dedicar mi cuerpo a la patria que amaba, la patria que me crió…

No sé cuándo, pero todos a mi alrededor cambiaron lentamente. Dejaron el ejército uno por uno. ¿Fue ese auge económico? ¿O la realidad de que todo el mundo desprecia el patriotismo?

Una vez… fui a la Plaza de Tiananmén. Allí se erige el Monumento a los Héroes del Pueblo. Era tan espléndida, tan gloriosa puesta contra el sol naciente. Lo saludé…. Pero los jóvenes se rieron de mí. ¿Será que mi perseverancia ya no es tan importante hoy en día?

Una vez… juré a la bandera. Quería usar mi sangre caliente para regarla, defenderla con mi vida. Pero el declive de los funcionarios, las disputas en el gobierno, el trasfondo del ejército… ¿Puedo realmente hacer realidad mi voto algún día?

Mi madre… Su cabello ya es blanco, ¡pero aún cree que su hijo es un héroe! ¿Puedo cambiar este país? ¿Puedo realmente convertirme en un héroe?

Equipo China… mientras Zheng, ese hombre amable, gane, definitivamente podrá traer la tecnología y el poder del reino al mundo real con la ayuda de Xuan. Aunque ese país ya esté lleno de inmundicia, aunque muchos de sus habitantes hayan empezado a corromperse….

Soldados…. Para mí, que siempre he sido uno, ¡nunca antes había estado tan decidido! Mi convicción, mi valor, mi vida. Por el bien de mi amada patria, no me rendiré aunque muera… Incluso si muchos en este país ya han sido corrompidos… Aun así… Yo…

¡Yo, Wangxia, nunca seré corrompido!

Hubo un fuerte estallido cuando se produjo una explosión con incluso más poder que una bomba de hidrógeno, envolviendo al EVA en su interior…


Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos


El carácter Xia(侠) en Wangxia significa ‘héroe’.


No esperaba subirlo tan pronto, pero también es bueno, ¿cierto? Ya el próximo será el capítulo final de Terror Infinity, pero con mucha suerte no será lo último que se vea de ella…


 

 

Índice