Dragón Egg Capitulo 199: La Guerra contra las Hormigas Rojas

Reincarnated as a Dragon’s Egg Let’s Aim to Be the Strongest

 

199 – La Guerra contra las Hormigas Rojas

 

Dejamos el nido de las Hormigas Rojas. Adofu había estado observando atentamente la entrada desde el momento en que nos separamos. Al verme, se me acercó rápidamente.

 

— ¿Ya terminaste? Eso fue bastante rápido, ¿no? (Adofu)

 

¡No, es peligroso acercase justo ahora! ¡Ya que las Hormigas Rojas están viniendo desde atrás!

 

Usando gestos, le dije rápidamente que no viniera aquí. Adofu dejo de moverse, arrugando sus cejas con una expresión de sospecha.

 

En el momento siguiente, un enjambre de Hormigas Rojas emergió después de mí. La expresión facial de Adofu se retorció aún más.

 

“Pefu”

{Cosas cambiaron… debemos ir inmediatamente} (Conejo Bola)

 

Asintiendo con vacilación mientras me miraba desde la distancia, Adofu repentinamente se distanció. Me pregunto cómo se ha tomado Adofu la situación esta vez. Probablemente nunca hubiera pensado que me engañaron al final de las negociaciones, y que me convirtieron en un soldado para las peleas entre las Hormigas Rojas.

 

Después de dejar el nido, me uní a las tropas de las Hormigas Rojas. Bueno, entonces, guíenme inmediatamente.

 

Cuando se estima el número de hormigas rojas, hay unas treinta, ¿no es así? Me estremecería si fuéramos enemigos, pero en este momento es tranquilizador considerarlas más o menos aliadas. Es un poder de pelea equivalente a treinta Dragones de Roca Inferior, que pueden destruir un pueblo.

 

¿Son realmente aliadas? No es una trampa, ¿verdad? Si fuera a recibir un ataque de pinzas, no podría escapar sin daños.

 

{…Ahora de las Hormigas Rojas, no puedo sentir hostilidad.} (Conejo Bola)

 

El Conejo Bola respondió calmadamente a mis dudas. Incluso si no puedes leer los pensamientos de la Reina, puedes leer los de sus subordinados. Si hubiera algo mal, el Conejo Bola seguramente lo diría, y no tendría sentido preguntarlo ahora. Pero, aunque la situación haya salido bien no hace mucho, sigo en guardia.

 

Además, también existe la posibilidad de que, como una contramedida para [Telepatía], la Reina pudo haberles mentido a sus subordinados. No, ese no puede ser el caso. Lo estoy sobre pensando. Incluso si la Reina fuera a engañarme hasta ese punto, no podría hacer que sus subordinados se movieran eficientemente.

 

Pero, aun así, incluso hay conflictos entre los nidos de Hormigas Rojas… me pregunto si es algo territorial, ¿no es así? Un poco como “Oh, el hijo de tu casa está cazando en nuestro territorio.” Quizás, también el hecho de que haya derrotado al Ciempiés Gigante ha causado que el balance de poder en el desierto caiga en desorden.

 

Después de haber marchado por unas pocas horas, dos Hormigas Rojas se separaron del enjambre y corrieron hacia adelante. Las otras Hormigas Rojas no parecen prestarle atención a esto. Pensando que tal vez sería mejor que yo también los siguiera, me apresuré a seguirlas, solo para que una Hormiga Roja, ligeramente más grande en la vanguardia que parecía tener la posición de comandante, gritó “¡Kucha! ¡Kucha!” a mí. Al parecer debo quedarme aquí. Las hormigas Rojas seguramente tienen su propia manera de hacer las cosas. Ya que tengo pocas razones para ir en contra de eso, supongo que estaré obedientemente de acuerdo con ello.

 

Después de que ni siquiera hubiera pasado una hora, las dos Hormigas Rojas regresaron. Se acercan a la Hormiga Roja Comandante y tienen alguna clase de conversación. Al parecer estaban haciendo reconocimiento. Tan grande como soy, seguramente no soy apto para eso.

 

Conejo Bola, ¿entiendes de lo que están hablando?

 

{No entiendo bien… cosas como la formación y el ataque.} (Conejo Bola)

 

…Hmm, no sé nada sobre las tácticas de ataque de las Hormigas Rojas. ¿Estaremos bien?

No existe tal cosa como la coordinación entre nosotros, e incluso, en este momento, todavía no puedo distinguir entre aliado y enemigo. Todas son Hormigas Rojas. Podrían al menos dibujar alguna clase de marca en sus espaldas para que pueda diferenciarlas entre ellas. Me preguntó si puedo hacer eso con algo como feromonas. Las Hormigas Rojas podrían ser capaces de diferenciar los rasgos distintivos en sus rostros.

 

La Hormiga Roja comandante se me acerca. Al parecer tenía alguna clase de negocio conmigo.

 

“¡Kucha, Kucha!”

 

Por favor, Conejo Bola.

 

{No entiendo bien… pide que sea más fácil de entender.} (Conejo Bola)

 

Eh… Hay veces en las que incluso el Conejo Bola no puede entender, huh… O ¿Ha dicho algo extraño?

 

La Hormiga Roja comandante dibujó un circulo con sus patas delanteras, y apuntó hacia el con sus piernas, como si quisiera decir “¿Entiendes?”

 

“Guoh…”

 

Lo siento, realmente no lo entiendo…

 

“Kucha…”

 

La Hormigas Roja Comandante gritó asombrada, entonces añadió un dibujo de una hormiga que asoma su cabeza fuera del círculo. ¿Es el nido de las hormigas Rojas?

 

“¿Kucha?”

 

“Guo”

 

Indicando que comprendía, rugí suavemente.

 

Otra vez, la Hormiga Roja comandante movió sus piernas delanteras, añadiendo líneas y todo eso alrededor del círculo. Un poco alejado, dibuja una serie de círculos y algo parecido a un dragón.

 

Al parecer me están instruyendo sobre como atacar. Los varios círculos parecen ser mis Hormigas Rojas aliadas.

 

Desde ahí, dibujó muchas flechas. Creo, esta es la ruta en la que nos dispersaremos y atacaremos.

 

Incline mi cabeza cuando fue añadido un triángulo, rehízo el boceto del dragón, pensando que era difícil de entender. No, no es eso. Entiendo la idea, pero me parece que los triángulos representan a la Hormigas Rojas enemigas.

 

Nos dividiremos en líneas frontales y traseras, y el primer ataque vendrá desde el frente. Durante ese momento, la línea frontal se dividirá en tres grupos separados. Después de eso, las Hormigas Rojas enemigas saldrán del nido. Entonces la retaguardia se infiltrará en el nido mientras las Hormigas Rojas enemigas son atacadas y atraídas por nuestra línea frontal.

 

No hay más instrucciones en particular después de esto. Tal vez piense que está bien enviar unas pocas unidades y luego movernos a nuestra propia discreción, ¿ya que es demasiado difícil anticipar cualquier movimiento desde ahí? O tal vez en realidad no sabe cómo utilizarme. Bueno, si ese es el caso, me moveré de acuerdo a mi propia discreción.

 

Tengo miedo de aplastar por error a una camarada, pero es bueno que pueda diferenciarlas con [Telepatía]… o eso espero.

 

Soy parte de las líneas frontales en el centro. Parece estar bien que la parte trasera solo consista en cinco unidades. Me pregunto que podrán hacer cinco Hormigas Rojas, pero supongo que las Hormigas Rojas tienen su propio estilo de combate.

 

Sin embargo, con toda esa información siendo comunicada con gritos, supongo que no se puede evitar que el Conejo Bola no pudiera traducir todo esto. Es posible que hayan transmitido el nombre de la estrategia.

 

Después de haber avanzado más, nos detuvimos. Parece que el nido de las hormigas enemigas ya está muy cerca. Cinco Hormigas Rojas se fueron apresuradamente a alguna parte. Lo más probable es que la unidad trasera haya tomado una desviación.

 

“¡Kucha!”

 

Después de unos diez minutos, la Hormiga Roja comandante soltó un grito. Al oír esto, las otras Hormigas Rojas se volvieron frenéticas.

 

“¡Kucha!” “¡Kucha!”

“¡Kucha!”

 

Sin demora, avanzaron a una velocidad que no se podía comparar con la de unos momentos antes. Habiendo quedado atrás por un instante, rápidamente seguí a las Hormigas Rojas.

 

Después de avanzar un poco, un amplio agujero rojo en el suelo quedo a la vista. No hay error, este es el nido de las Hormigas Rojas.

 

Al acercarse, las Hormigas enemigas comenzaron a salir a borbotones del agujero. Una, luego tres, después aparecieron cuatro… y para reportar la situación, una Hormiga Roja regresó al interior del nido.


Rachidor: Creo que de todas las criaturas que han aparecido hasta ahora en la serie, las hormigas pueden llegar a ser las mas peligrosas, son muchas, son fuertes, se preocupan por sus compañeras e incluso pueden crear estrategias.

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya

Índice