Saint salariiman — Capitulo 177 : Premonición

Para cuando dejé de copiar todo lo que había investigado, el día ya se había vuelto completamente oscuro.

«A las dos, gracias por su arduo trabajo. Pararemos aquí por hoy y cenaremos»

«»Bien»»

Después de responder, Nadia levantó ambas manos y las estiró mientras Lydia se derrumbaba sobre el escritorio.

Los archivos que llevé eran más de 50 en total, pero los libros que tenían información útil eran todos los que recogí usando mi intuición.

La información que obtuve no fue recolectada en un solo lugar, sino que fue encontrada aquí y allá en fragmentos y piezas, por lo que tomó una tremenda cantidad de tiempo.

«Es molesto ir a la taberna, ¿así que está bien si cenamos en las habitaciones?»

«»Está bien»»

Es lo mismo sin importar dónde comamos y las dos aceptaron inmediatamente después de que les di la sugerencia.

«Por ahora, devolvamos los libros a sus lugares originales. Sería problemático que ellos encontraran un problema con nosotros luego»

«No creo que lleguen tan lejos, pero está bien»

«Es tan triste ser odiado incondicionalmente a pesar de no haber hecho nada malo»

«Sí. Bueno, piensa en ello como si estuvieras haciendo el trabajo de una bibliotecaria. Hagámoslo lo mejor posible y luego sacaré agua de miel para nuestra comida»

«Vamos a ordenar rápidamente»

«Ahora estoy motivada»

Desde que limpiaron felizmente, yo también empecé a ordenar.

Guardé temporalmente todos los pergaminos de los que resumían la información.

Como no quería que nadie se quejara del trabajo, las dos se tomaron la molestia de buscarlo.

Como usamos la cabeza después de mucho tiempo, decidí comer algo con volumen para la cena de hoy.

No nos encontramos con nadie en el camino hasta que nuestras habitaciones y los sonidos de nuestros pasos resonaron muy fuerte, así que el pasillo era un poco espeluznante por la noche.

Afortunadamente, las luces estaban encendidas, así que no sentí miedo.

«¿Ustedes dos lo sienten?»

«Sí. Son tres»

«Mi magia ya está preparada para lanzarse»

Inmediatamente después de salir del Archivo Mágico, los poderes mágicos que se suponía que estaban cerca parpadeaban y desaparecían, pero no podían ocultar algo crucial, sus presencias.

Mientras caminaba, continué la conversación.

«Como no percibo ningún tipo de malicia en ellos, básicamente no me importa ignorarlos. ¿Qué opinan ustedes dos?»

«No hay problema. El entrenamiento duró sólo dos meses, pero me sorprende el nivel de habilidad que obtuviste»

«Algo así no debería ser un problema. Podría ser una orden de Orford-san para monitorearnos»

Las dos no estaban nerviosas y parecía que podían lidiar con ello en cualquier momento.

«Entonces, básicamente los ignoraré… oh, ya hemos llegado»

Vi la habitación que se me asignó y sucedió cuando estaba a punto de abrir la puerta de la habitación.

«Er, disculpe. ¿Son ustedes dos por casualidad Nadia y Lydia de la casa del vizconde Bacray?»

Una mujer de los tres individuos que vimos nos llamó.

Las dos que estaban detrás de ella también eran mujeres y parecía que seguían a la mujer que hablaba.

Los tres parecían tener unos 20 años de edad.

«Elinas-sama de la casa de Meinrich Earl, tanto tiempo sin vernos»

«Elinas-sama, cuánto tiempo sin vernos»

Parecía que era una conocida de las dos mientras se inclinaban respetuosamente, pero yo la saludé con sólo un asentimiento.

Tal vez eso les disgustó ya que las dos ayudantes que estaban detrás querían expresar sus quejas, pero Elinas las detuvo con su mano.

«¿Por qué han venido aquí?»

Ella sólo hablaba con ellas dos sin siquiera mirarme, pero supongo que ese era probablemente el comportamiento de los nobles.

Me di cuenta de que estaba demasiado obsesionada con el elitismo y carecía de prudencia.

A juzgar por la conversación, probablemente era una dama de la clase noble del Principado de Blange.

Si viniera del Principado de Blange, sería una noble que posee el poder de pedir una audiencia con el rey, pero una casa de conde podría ser una excelente casa que se erige por encima de las demás.

«Estamos estudiando varios temas junto a Luciel-sama que nos salvó la vida»

«Además, ya hemos abandonado el país y ahora somos aventureras. Y lo que es más importante, he llegado a saber por primera vez lo grosero que es Elinas-sama»

Las dos estaban enfadados con la mujer que me ignoró.

La mujer y sus seguidoras se endurecieron por completo, ya que no esperaban que las dos dijeran esas palabras.

Ella estaba un poco nerviosa cuando las llamó antes, así que tal vez las llamó cuando las vio porque estaba impaciente por no haber sido capaz de producir resultados en el Gremio Mágico?

Después de pensar hasta ese momento, las dos seguidoras probablemente se comportarían imprudentemente…. y para evitarlo, la mujer agarró las manos de sus seguidoras.

Y era difícil de creer, pero se disculpó por lo que pasó antes.

«… Por favor, perdóname por mi grosería. Soy Elinas Meinrich, la segunda hija de Ricarus von Meinrich, el señor feudal de la región noreste del Principado de Blange»

Ella realizó un saludo con una elegante reverencia sosteniendo ambos extremos de su falda.

«…Eso es muy amable de tu parte. Soy Luciel, de la sede de la Iglesia de las Naciones Aliadas de Saint Schull.

También me presenté e hice una simple reverencia, pero vi que sus expresiones se endurecían después de hacerlo.

Además, eran las tres.

«… ¿Están bien?»

«Qui, quizás, eres ese Luciel-sama que alcanzó el rango de Sanador de clase S por primera vez en décadas?»

«Bueno, sí. Pero ahora mismo sólo tengo 21 años»

Después de mi respuesta, parecía que incluso las dos seguidoras que tenían los brazos sostenidos desde hace poco también estaban emocionadas y me preguntaron.

«¿Ese Luciel-sama que logró el título de Dragon Slayer a pesar de ser un Sanador?»

Sólo esa frase me hizo daño mental. Estaba inquieto y no tenía ni idea de cómo llegó ese apodo a Blange, pero tenía demasiado miedo de preguntar.

«¿Viniste a Nelldal a sanar a alguien?»

«… No, aunque he aprendido magia de atributo sagrado, tengo la aptitud para otros atributos, así que preparé la oportunidad de estudiar magia en Nelldal»

En vez de eso, me gustaría que mencionaran más los apodos.

Pero mis pensamientos no llegaron a ellas.

«¡Esta bien! Luciel-sama, ¿te gustaría cenar juntos a nosotras en nuestro comedor?»

Elinas se ofreció como si fuera una buena idea.

Pero para nosotros, que habíamos leído libros continuamente durante todo el día, este alto nivel de energía era …. doloroso.

Además, era concebible que fuera una trampa.

«Es un honor ser invitado por una hija de la familia Earl. Gracias. Sin embargo, lo siento, pero acabamos de llegar hoy, así que tenemos mucho trabajo por hacer. Entonces, ¿está bien si comemos cuando nos hayamos establecido?»

Por eso rechacé su oferta esta vez.

Era difícil ver cómo sus rostros encantadas se desanimaban poco a poco, pero yo endurecí mi corazón.

«Entiendo. Si ese es el caso, te invitaré otro día. Nadia, Lydia, tomémonos nuestro tiempo para hablar la próxima vez»

Elinas dijo eso y se fue por el pasillo.

Pero no podía oír ningún sonido de pisadas, así que probablemente era su equipo o estaban usando magia.

«Bueno, entonces, tendremos nuestra comida, así que pasen»

«… Eso fue angustioso. Desde que Elinas-sama ha sido llamada una genio desde nuestro tiempo como nobles»

«Comparado con el Dios malvado, no era para nada aterradora»

Tal vez se sentía presionada porque es conocida como una genio maga. Pero me preocupaba por qué Lydia la comparaba con el Dios Malvado.

«Es probable que no pueda venir aquí sin el permiso de su clase, por lo que podría estar cargando con las expectativas de su país. Además de eso, Lydia, ¿por qué comparaste al Dios Malvado con ella?»

… La conocí una vez cuando mi trabajo de usuaria espíritual se manifestó, pero se rió de mí diciendo: «No puedes lanzar magia sin rogarle a los Espíritus, así que no me gusta»

«Hm. Entendido. Perdón por hacerte recordar recuerdos desagradables»

Entonces, abrí la cerradura de la habitación y entré.

La habitación estaba muy oscura, pero cuando presioné el interruptor, las herramientas de iluminación se encendieron todas a la vez y se iluminaron.

Mientras me sentía emocionado como si hubiera regresado a mi mundo anterior con la presencia de objetos como un interruptor que puede atenuar las luces, comencé a preparar la comida.

Aunque se trata de sacar los platos y servirlos en porciones…

Mientras comíamos, les dije el horario previsto para mañana.

«Comencemos nuestro día mañana organizando el comedor. Practicaremos magia cuando terminemos con eso. Por la tarde, continuaremos con lo que hemos hecho hoy, escudriñaremos la información del Archivo Mágico y recopilaremos información útil»

«»…Sí»»

Preocupado por sus respuestas distraídas, les pregunté más.

«¿Se sienten mal en alguna parte? ¿O desea cambiar el horario?»

Pero la razón de su distracción era una razón más particular.

«Luciel-sama, esta agua miel es extraña»

«No puedo aceptar que esto sea agua miel.»

Parecía que Nadia y Lydia tenían quejas sobre el agua miel.

«…¿Qué quieres decir? Esto es agua miel por lo que yo sé»

Entonces, las dos empezaron a temblar.

No conozco otra agua miel que no sea esa, así que no tuve más remedio que quedarme perplejo.

«¿Sabes hasta dónde llega el valor de algo así? ¿Qué pasa con esta deliciosidad?»

«Siento un poder mágico desbordante. Esto no es agua miel en absoluto»

Las dos se quedaron mirando las tazas vacías que contenían el agua miel sin moverse.

«… ¿Quieren más?»

«¡Sí, por favor!»

Entonces, las dos me dieron un sermón interminable sobre lo valiosa que era el agua miel que les ofrecí hace un momento.

Para que esta cantidad de eventos ocurrieran en el primer día que llegué a Nelldal, preveía que a partir de mañana tendrían lugar más eventos y no tendría otra opción que verme arrastrado a ellos, así que caí en un estado de ánimo melancólico.


Nota del autor:

Gracias por leer.


Traductor: Hamlet


 

Índice