Hiraheishi Vol 3 Capítulo 3: La Batalla de los Soldados

La batalla entre los soldados y la Crazy Goat fue fascinante, la fuerza de los soldados fue enorme.  Muchos soldados podían usar magia, también había Magos de apoyo, pero los que estaban al frente confiaban principalmente en su fuerza.

Si tengo que comparar está batalla con la nuestra la diferencia es clara, la Crazy Goat estaba siendo totalmente presionada.

Los soldados que eran dirigidos por una mujer con una enorme espada agotaron al monstruo sin sufrir daños, su intención era privar al Monstruo de su Poder Mágico. Si lo piensas detenidamente era la acción más sensata. Es cierto que el monstruo tiene un tamaño impresionante, pero para lograr resistir su propio peso necesita usar una gran cantidad de Maná.

Los soldados tomaron el control de la lucha, y los movimientos de la Crazy Goat comenzaron a ser inestables.

 

– Esta es la diferencia cuando se trata de profesionales…

 

Dijo Nord mientras suspiraba.

 

– Si, si se trata de fuerza individual, los estudiantes de la Universidad Mágica no se quedan detrás, pero si sumamos técnica y experiencia, la diferencia es clara.

 

Los movimientos de los soldados se definían de acuerdo a los movimientos y habilidades del enemigo, parecía que ellos estaban conscientes de cada movimiento del contrincante.

Cuando la Crazy Goat se dio cuenta que atacar con sus pezuñas no funcionaba tomo la decisión de cambiar de táctica y preparo la misma magia que uso con nosotros, se preparó para lanzar rayos.

A diferencia de nosotros, los soldados no crearon sus propios muros, varios Magos desde la parte de atrás crearon un solo muro que protegía a los del frente.

Ellos se movían como un solo organismo, la confianza entre camaradas estaba clara. Privada de sus habilidades, la Crazy Goat perdió toda oportunidad de ganar, solo podía aguantar inútilmente, con el tiempo como era de esperarse, se agotó.

Cuando llego a su límite extendió su cuello, este movimiento alerto a la Capitana que no dudo en dar órdenes a los soldados.

 

– ¡Todos, retrocedan!

 

Después de la orden todos los soldados retrocedieron.

 

– ¿Que está tramando?

 

Tris miró inquisitivamente a la mujer mientras esta tomaba en una posición de ataque.

Empezó a concentrar magia en la espada.

 

– Ella es… ¡Una Guerrera Mágica!

 

Para poder realizar un ataque cercano es necesario que el usuario sea realmente fuerte.  Esta mujer, al igual que mi padre, Allen Serias, tenía talento.

En respuesta a la magia de la mujer, la espada soltó un brillo rojo y apareció una fuerte onda de choque.  Al darse cuenta del peligro de la espada, la Crazy Goat pensó en escapar, pero ya era demasiado tarde. La espada brilló aun más y se movió tan rápido que no podía ser vista.

Hubo un sonido cortante.

Por un instante hubo un silencio antinatural, después de lo cual apareció una línea roja en el cuello de la cabra, y luego, con un sonido distintivo, la cabeza se separó del cuerpo.

La cabeza cayó al suelo, y después de un tiempo el cuerpo se derrumbó.

Un golpe limpio.

 

– Ella es como tu padre…

 

Dijo Nord, a lo que asentí.

 

– Sí… Es por eso que quería ser un soldado, tal como mi padre…

 

Esta decisión me siguió hasta el castillo del Señor de los Demonios.  Admirados, miramos a la Crazy Goat decapitada, a los soldados jubilosos y a la mujer que dio el golpe final. Los chicos, la llamaron y saludaron con la mano a lo que la mujer se dio la vuelta.

Al vernos ella nos llamó, parecía que tenía algo que decirnos, con su llamado nos acercamos a los soldados.

 

♦ ♦ ♦

 

– ¡¿Están bien?! ¡¿Nadie fue herido?!

 

Cuando nos acercamos fue lo primero que pregunto la Capitana mostrándose preocupada.

Nos miramos los unos a los otros, nos aseguramos de que nadie salió herido y, como el jefe del grupo, respondí.

 

– Parece que nadie está herido, parece que nos salvaron… No… Definitivamente nos salvaron.

 

La mujer se río.

 

– Llegue a ver cómo se enfrentaban a su enemigo, puedo ver el valor que tienen como guerreros. La Crazy Goat no es un monstruo difícil, pero fue uno del Bosque Demoníaco. Suelen ser tres veces más fuertes, además… Este parece ser el líder de una manada… Ustedes, siendo estudiantes de tercer año, deben estar locos… En fin… ¡Excelente trabajo! ¿Todos están de acuerdo conmigo?

 

La última parte lo dijo mientras daba la vuelta y se dirigía a los soldados, que asintieron a su pregunta.

En total había 15 personas, dos o tres eran Magos.

Por lo general, que hubiera un Mago en una formación era toda una rareza, considerando la presencia de más de uno como una multitud. Al ser el Bosque Demoníaco un lugar peligroso, el gobierno tuvo que enviar una cantidad significativa de Magos.

En otras Fortalezas del reino no había tantos Magos en sus filas, pero al menos podían contar con un mínimo de 10.

Cuando la mujer termino de elogiarnos los soldados que la acompañaban también dieron sus opiniones, para nosotros fue humillante. Es cierto que lo intentamos lo mejor que pudimos, pero no encontramos la oportunidad de dar el golpe decisivo.

Si hubiera usado la magia de Naklur hubiera un resultado diferente, pero todavía no había sido extendido, así que su uso está restringido a situaciones de peligro extremo.

No pensé que fuera necesario usarlo en esta ocasión, incluso calcule que sería más práctico huir de la Crazy Goat. Además, practique tanto la magia antigua que llegue a pensar que podía hacerlo solo con eso…

La sensación de resentimiento podía sentirse en el ambiente, pero la mujer al darse cuenta se encogió de hombros.

 

– Bien, lo que podían hacer en ese caso es poco, pero ahora que tienen la experiencia de ver cómo lo combatimos podrán hacer algo la próxima vez…

 

Cuando termino de decir eso pensé.

Mientras luchamos, fuimos evaluados.

Desde nuestra llegada, he hablado con Nord, Tris y Phi sobre lo importante que es pensar durante una batalla, solo puede existir la victoria o la derrota. Por el bien de lograr la victoria se debe considerar cuidadosamente cada movimiento.

Esto se convirtió en nuestro hábito y, cuando vimos pelear a los soldados, pudimos confirmar una vez más la exactitud de las reflexiones.

Usar las peculiaridades de la Crazy Goat en nuestro beneficio, lograr debilitarlo y acabarlo, con estudiar su comportamiento hubiera bastado para que nosotros también pudiéramos hacerlo.

Pero, peleamos a nuestra manera. Después de pensar sobre nuestra pelea, las decisiones que tomamos fueron estúpidas.

 

– Solo necesitábamos que uno de nosotros creara un escudo mientras que el resto atacaba las piernas para poder ganar, tal como lo hicieron los soldados.

 

Al decir esto, la mujer asintió.

 

– Hmmm… Bien podría ser que hubiera resultado, sin embargo, ustedes son inusuales. Cuando escuchamos que niños vendrían al Bosque Demoníaco pensamos que serían niños petulantes que subestiman el Bosque Demoníaco, y al verlos… Son interesantes… Sus carruajes están listos, bienvenidos al Bosque Demoníaco.

 

Ellos sabían que éramos estudiantes de la Universidad Mágica y sabían nuestros números, teniendo en cuenta el lugar donde estamos ellos vinieron a nuestro encuentro. Cuando la mujer termino de hablar, carruajes llegaban a nuestra posición.

 

– ¿Por qué están viniendo?

 

Fue la pregunta de Phi, a lo que la Guerrera Mágica respondió con una sonrisa.

 

– Para llevar a la Crazy Goat, la carne de monstruo es deliciosa. Para poder conseguir este manjar es necesario poseer cierta cantidad de fuerza, con la fuerza necesaria es posible comer este tipo de comida en el Bosque Demoníaco.

 

Esto también se aplica a nosotros, si queremos estar aquí tenemos que tener la fuerza y el conocimiento necesario para conseguir nuestra propia comida.

 

– Perdonen, pero esto tomara un tiempo, regresaremos cuando terminemos de cortar a la Crazy Goat.

– No te preocupes, honestamente nunca vi una Crazy Goat y me gustaría ver como la cortan.

 

En el pueblo de Taros y en las cercanías no habían Crazy Goat, nunca los vi y estaba realmente interesado. La especialidad de mi madre era cocinar monstruos, bajo su influencia cocinar también se volvió uno de mis pasatiempos.

En mi vida anterior no pude darme cuenta de este hecho, pero, habiéndolo probado fue realmente fascinante.

Conociendo mis pasatiempos, los muchachos no objetaron demasiado, incluso dijeron que querían verlo. La Guerrera Mágica rio con entusiasmo.

 

– Ja, ja, ja, en verdad eres gracioso… ¿Y los que están adentro son como tú?

– No entiendo muy bien de lo que estás hablando, pero todos son de mi pueblo natal… Creo que somos un tanto iguales.

 

Después de esa respuesta, la mujer asintió y continuó haciendo preguntas.

 

– ¿Cuál es el nombre de tu pueblo?

– El nombre de mi pueblo es Taros.

– Taros… Taros, ¿el mismo de donde viene Allen?

 

Una reacción tan increíble me hizo asentir con incredulidad.

 

– Si, Allen es mi padre, ¿por qué?

– ¡Eres el hijo de Allen!, si todo es divertido, tal vez deberíamos presentarnos.

– Lo siento, también nos olvidamos por completo, soy John, este es Nord, ella Tris y la de allá… Phi.

 

Presente a todos mientras asentían para demostrar quienes eran. La mujer asintió en respuesta, miró cuidadosamente a todos y repitió los nombres para recordar, luego estrecho la mano de cada uno.

 

– Estoy feliz de conocerte, por un tiempo viviremos juntos, confió en ustedes, mi nombre es Ellis, Ellis Surpritz… Bueno será más fácil que me reconozcan si les digo como me llaman, Princesa de la Espada, Ellis.

 

Al escuchar esto, abrí los ojos con asombro.

Princesa de la Espada, Ellis.

Ya escuché este nombre, la directora de la Universidad Mágica, Naklur, habló sobre ella.

En el torneo… Luego de que Naklur fuera excomulgada de la comunidad científica, el torneo donde ella recibió coraje, mi padre luchó contra la espada de una mujer.

Esa mujer era la princesa de la Espada, Ellis.

Nunca escuche de mi padre que ella está sirviendo en el Bosque Demoníaco, tal como es mi padre simplemente no vio razón para decírmelo.

No, no es esa la razón, en mi anterior vida nunca escuche su nombre entre los que fallecieron. Algo cambio en algún momento y ahora ella está aquí, si más adelante pregunto es posible que pueda entender.

Nunca pensé en encontrarla en este lugar.

Mirando mi rostro sorprendido, ella sonrió.

 

-Sí… No pensé que estarías tan sorprendido, parece que Allen y tú no tienen la misma naturaleza…

 

Cierto, en este momento mi padre también debería encontrarse aquí, teniendo en cuenta eso le pregunte por su ubicación a Ellis resultando que se encuentra con otros caballeros en otra área. Esto también es algo diferente a lo que paso en mi otra vida.

 

– Bien, discutiremos esto en otro momento, ve que pronto empezaremos a cortar al Crazy Goat.

 

Seguí a Ellis, mientras Nord y los demás estaban atrás.

 

(Alphard: Pues aquí estamos… Bueno en realidad lo tendría que publicar el miercoles pero solo publico Domingos. Si me disculpan, tengo que publicar 4 capítulos de Neet)

Índice